IMG-LOGO

Biografía

Amparo Rivelles

Amparo Rivelles

88 años ()

Amparo Rivelles

Nació el 11 de Febrero de 1925 en Madrid, España
Falleció el 07 de Noviembre de 2013 en Madrid, España

Premios: 1 Goya

Dar en el clavo

10 Diciembre 2011

De estirpe comiquera, Amparo Rivelles lleva la actuación en las venas. Hermosa, tremendamente natural, adecuada para el drama y la comedia, ha brillado en teatro y cine, en España y México. De su presencia en las pantallas destaca sin suda su etapa en Cifesa.

Amparo Rivelles nació en Madrid el 11 de febrero de 1925 en el seno de una familia de actores, su padre Rafael Rivelles, y su madre María Fernanda Ladrón de Guevara, tenían, lo que se dice, tablas, y ella admiró siempre su talento interpretativo. Hasta el punto de que cuando en una entrevista en Radiocinema, en 1943, le preguntaron sus preferencias actorales, aseguraba que ambos eran los mejores intérpretes del momento. Amparito -sólo más tarde sería doña Amparo-, aseguraba también por entonces que “tanto el teatro como el cine me encantan”, aunque en aquella ocasión se decantaba por el segundo. En la amplia familia de cómicos de la que forma parte, a Amparo también le unen lazos con Carlos Larrañaga -hijo del segundo marido de su madre, Pedro Larrañaga-, Amparo Larrañaga y Luis Merlo. Está claro que Amparo desarrolló su propio talento actoral alrededor de la compañía teatral de sus padres -pronto quedaría olvidada la idea de estudiar para abogada-, y ello facilitó su debut en el cine a una edad muy temprana, con quince años estuvo en Mary Juana (Armando Vidal, 1940). Aunque consta ya antes su presencia en los escenarios de teatro en 1936 con “Nuestra Natacha”.

Enseguida Cifesa fija la atención en la incipiente actriz, y se convertirá en presencia habitual en sus producciones, primero con papeles pequeños como en Alma de Dios (Ignacio F. Iquino, 1941), según la obra de Carlos Arniches, pero pronto irá teniendo personajes de más enjundia en las adaptaciones de otras comedias teatrales como Los ladrones somos gente honrada (1942) y Eloísa está debajo de un almendro (1943), de Enrique Jardiel Poncela; también en Malvaloca (1942), según la obra de Joaquín Álvarez Quintero, donde con 17 años debía aparentar ser una mujer de 35. Brilla además a las órdenes de Juan de Orduña en la graciosa Deliciosamente tontos (1943). Un director que sabe aprovechar todo su talento es Rafael Gil, que no sólo hace reír con Eloísa, sino que amplía el arco de la actriz, quien intriga con su misteriosa mujer de El clavo (1944), que adapta a Pedro Ruiz de Alarcón, emociona con el drama La fe (1947), donde el texto de Armando Palacio Valdés sirve para mostrar las dudas vocacionales de una mujer que ha hecho planes para ingresar en un convento, y se mueve en una trama propia de novela negra en La calle sin sol (1948), a partir de un texto de Miguel Mihura. De hecho Rivelles asegura que Gil, Juan de Orduña y Luis Lucia son los directores con los que mejor conectó.

Rivelles es sinónimo indiscutible de calidad interpretativa en los escenarios y en la pantalla, y está presente en adaptaciones cinematográficas de los autores más prestigiosos de la época. Es el caso de De mujer a mujer (Luis Lucia, 1950), que parte de un texto de Jacinto Benavente, o La herida luminosa (1956), que adapta una obra Josep Maria de Segarra; aunque no faltan los clásicos como Fuenteovejuna (1947), la obra de Lope de Vega. También será considerada ideal para encarnar a personajes históricos, de modo que protagoniza Eugenia de Montijo (1944), La duquesa de Benamejí (1947), La leona de Castilla (1951) y es la reina Isabel la Católica en Alba de América (1951). De estos títulos la actriz recordaría que no le gustaba vestir de época, y que a pesar de pretender ser superproducciones, se notaba la escasez de medios.

En 1957 le proponen ir a México a hacer teatro durante seis semanas: “Mi meta era probar fortuna, cambiar de ambiente, sentirme más independiente, comprobar si podía o no podía yo sola”, explicó en entrevista al diario “Abc” en 1974. Aquello se convertirá en 18 años al otro lado del charco, donde además de actuar en los escenarios, hace películas -empezando por Los hijos del divorcio (1958) y llegando hasta La madrastra (1974)- y telenovelas -Pecado mortal (1960), La leona (1961), Sor Juana Inés de la Cruz (1962), La hiena (1973)...-, que no han quedado demasiado indelebles en el recuerdo más allá de las fronteras mexicanas, pero que demuestran que el trabajo nunca le falta. También tuvo ocasión de trabajar dos años en Cuba, antes de que estallara la revolución castrista.

Tuvo una hija con veintiseis años, sin estar casada, a la que llamó como a la abuela, María Fernanda. Cuando le preguntaban por el progenitor, decía: “¿El padre, dice? No. La tuve yo, no el padre.” Declaraba por entonces que prefería amor sin matrimonio, que matrimonio sin amor, y aunque ha confesado haber estado enamorada varias veces, nunca pronunció el “sí quiero”. Sobre su condición de madre soltera explicaba: “tuve suerte, claro, porque nunca recibí ni un desprecio, ni una mala cara de nadie, al contrarío, todo el mundo me paraba por la calle. ¡Ay, Amparito, nos han dicho que tiene usted una niña preciosa, ¿cómo se llama?”. El caso es que su retoña la hizo abuela muy pronto, con 49 años.

De regreso a España hace La Coquito (1977) con Pedro Masó, poca cosa. Lo más llamativo de su filmografía a partir de entonces es Hay que deshacer la casa (José Luis García Sánchez, 1986), que le da un Goya, y Esquilache (Josefina Molina, 1989). También son destacables sus papeles en dos series televisivas literarias de prestigio, Los gozos y las sombras (1982), que adapta a Gonzalo Torrente Ballester, y La Regenta (1995), según la obra de Leopoldo Alas Clarín.

Representó “La duda” en teatro en 2006, versión de “El abuelo” de Benito Pérez Galdós, ocasión que aprovechó para decir adiós a la actividad profesional, y tras recibir la medalla de honor del Círculo de Escritores Cinematográficos ese mismo año, vive un tranquilo retiro.

Goya
1987

Ganador de 1 premio

Filmografía
La Regenta

1995 | La Regenta | Serie TV

Adaptación de la obra de Leopoldo Alas Clarín. Fresco de la España del XIX en torno al conflicto de unas agitadas almas en la ciudad de Vetusta, espejo de tradición, ambición e hipocresía. La historia se centra en Ana Ozores y su búsqueda de un amor imposible entre las solicitudes de un Don Juan  y su confesor.

6/10
Esquilache

1989 | Esquilache

Encomiable esfuerzo de Josefina Molina por ofrecer cine histórico, aunque se note en exceso la escasez de medios en las escenas de exteriores de la rebelión de las masas. El film cuenta el histórico motín contra Esquilache, el poderoso ministro de ideas ilustradas de Carlos III. Mientras regresa a Madrid tras producirse los primeros chispazos del motín, Esquilache recuerda sus esfuerzos reformistas, que cuentan con la aprobación del monarca, pero chocan con la oposición de muchos nobles y del populacho, que le ven como a un extranjero que no entiende las costumbres locales. La película ahonda en la idea de la histórica actitud de los españoles a ser autodestructivos, que les lleva a combatir iniciativas ideadas para favorecer el bien común, por una amalgama de envidia, ignorancia y orgullo. La narración se resiente de una estructura demasiado discursiva, donde suenan a tópicos algunos pasajes, sobre todo los de la relación de Esquilache con una sirvienta. Pero al menos sirve para que se luzcan los actores. Desde luego Fernando Fernán Gómez, protagonista absoluta, pero también Adolfo Marsillach como el rey, y Amparo Rivelles como la reina Madre.

4/10
Hay que deshacer la casa

1986 | Hay que deshacer la casa

Ana y Laura son dos hermanas que viven separadas desde hace mucho tiempo. Ana vive en París donde lleva una vida teóricamente moderna y bohemia. Por su parte, Laura reside en Madrid donde ha formado una familia de lo más burguesa. Ambas se reúnen en su Guadalajara natal donde tendrán que poner al día la herencia de sus padres. Este reencuentro estará lleno de recuerdos y de deseos para el futuro más inmediato. Las dos Amparos están estupendas, como siempre, en sus papeles protagonistas. La película está basada en la obra teatral homónima premiada con el Lope de Vega del autor Sebastián Junyet.

4/10
Los gozos y las sombras

1981 | Los gozos y las sombras | Serie TV

La Coquito

1977 | La Coquito

Madrid, años 20. La cupletista cubana Adela Portales, más conocida como 'La Coquito', revalida el éxito que tuvo en La Habana. Su madre acuerda su encuentro con hombres a cambio de importantes sumas de dinero. Uno de estos, Gonzalo, es un aristócrata que introduce a La Coquito en la alta sociedad. por su parte, Julio un joven estudiante, intenta conquistarla, pero al ser rechazado acaba montando un escándalo, en plena representación, cuando decide insultar a la cupletista y echarle en cara que se líe con hombres por dinero. Pedro Masó recuperó en los 70 para el cine el mundo del cuplé, tratado en muchas ocasiones por las películas de Sara Montiel. Pero Masó le da a la historia un tratamiento más subido de tono que las películas que toma como modelo. A pesar de la baja calidad del film, se salva algún número musical.

3/10
La playa vacía

1977 | La playa vacía

Victoria es una mujer madura que regenta un hotel de la playa. Al término de la temporada veraniega teme quedarse sola y llega a un acuerdo para que un joven, Pablo, la acompañe, aunque éste sigue teniendo relación con otras mujeres. Entonces llega al hotel, Gloria, una bióloga que conoce a Victoria y parece tener una turbia relación sexual con ella. Extraño film, que adapta un morboso texto teatral de Jaime Salom, con temas como el lesbianismo y la bisexualidad dentro de una trama poco atractiva. Protagoniza una insólita Amparo Rivelles.

3/10
Un ángel tuvo la culpa

1960 | Un ángel tuvo la culpa

Claudio es un hombre de buen corazón que acude a una sucursal bancaria, para ingresar un millón de pesetas. Descubre que el banco está cerrado y que tardará en abrir. Para entretenerse durante la espera, decide tomarse unas copas en un local donde se celebra una fiesta de cumpleaños. Tras emborracharse, comienza a repartir el dinero entre los asistentes. Luis Lucia (Zampo y yo) adapta en esta ocasión la obra teatral 'Milagros en la Plaza del Progreso', de Joaquín Calvo Sotelo. El film recuerda al cine de Frank Capra y cuenta con varios de los mejores actores españoles de la época.

5/10
El amor que yo te di

1960 | El amor que yo te di

Andrés y Norma, dos escurridizos ladrones de joyas se refugian en Palma de Mallorca después de robar un valiosísimo collar de esmeraldas. En la isla se hacen amigos de una joven que les pondrá en peligro. Amena mezcla de comedia e intriga que gana mucho gracias al excelente reparto.

4/10
El esqueleto de la señora Morales

1960 | El esqueleto de la señora Morales

Tras veinte años de convivencia terrible, un hombre, taxidermista de profesión, no aguanta más y decide asesinar a su esposa. La madrileña Amparo Rivelles interpreta a la víctima en esta película mexicana de gran prestigio, que mezcla con éxito la comedia y el terror, con guión del extremeño Luis Alcoriza. Protagoniza el actor mexicano Arturo de Córdova.

6/10
El batallón de las sombras

1959 | El batallón de las sombras

Las vicisitudes de un grupo de vecinos de un humilde edificio madrileño. Cada uno es de su padre y de su madre, pero todos luchan por salir adelante en este interesante drama de Manuel Mur Oti, coescrito con Manuel Tamayo. Grandísimo reparto coral.

5/10
La herida luminosa

1956 | La herida luminosa

Enrique Molinos es un médico especializado en cardiología que está casado con Isabel, una mujer de creencias religiosas muy arraigadas. Tienen un hijo, Ernesto, al cual ella anima todo lo que puede para que estudie sacerdocio, pero Enrique está en desacuerdo con ella, pues no entiende la rígida moral de su esposa. Además, Enrique le está siendo infiel a Isabel, y ella que lo sabe, opta por separarse de él secretamente sin que sus vecinos ni amigos lo sepan. El argentino Tulio Demicheli dirige este drama, basado en el libro de Josep María de Sagarra, donde muestra la hipocresía de algunas personas de una época, en la que se preocupaban más por aparentar de cara a los demás que la felicidad personal de cada uno.

7/10
3 citas con el destino

1954 | 3 citas con el destino

Película compuesta por tres episodios, unidos por una sortija, igual que en Seis destinos de Julian Duvivier servía de nexo un frac que pasaba de mano en mano. Aquí se contó con tres directores: Florián Rey, Fernando de Fuentes y León Klimovsky. El primer segmento corresponde a Rey, y contó con un guión de Miguel Mihura. Sigue a un marinero prendado de una muchacha, que va a sucumbir de un balazo de un tipo celoso. Los otros transcurren México y Argentina, y la crítica fue unánime al alabar el episodio de Klimovsky, deudor del cine de Alfred Hitchcock.

5/10
Alba de América

1951 | Alba de América

Drama histórico de Juan de Orduña producido por Cifesa y dedicado al descubrimiento de América. Describe con detalle la peripecia de Cristóbal Colón, que le llevó hasta un nuevo mundo.

5/10
La leona de Castilla

1951 | La leona de Castilla

Tras la revuelta de los comuneros en Castilla en época de Carlos V, son ejecutados Padilla, Bravo y Maldonado. María de Pachecho, la mujer de Padilla, no se quedará de brazos cruzados, y junto a su hijo planea venganza.Cuidada producción histórica de Cifesa. Juan de Orduña adapta la obra teatral de Francisco Villaespesa, con un reparto encabezado por Alfredo Mayo y Amparo Rivelles.

5/10
De mujer a mujer

1950 | De mujer a mujer

El día en que el feliz matrimonio de Luis e Isabel se disponen a celebrar el santo de ella y su hijita, ésta muere en un fatal accidente. La mujer enloquece y debe permanecer en un sanatorio sin que Luis pueda acercarse a ella, tendrá noticias a través de una enfermera.Adaptación de una obra de Jacinto Benavente a cargo del especialista en melodrama Luis Lucia, destacan las actrices Ampara Rivelles y Ana Mariscal, que justifican el título del film.

5/10
Sabela de Cambados

1949 | Sabela de Cambados

La duquesa de Benamejí

1949 | La duquesa de Benamejí

Unos bandoleros asaltan en Sierra Morena la diligencia en que viaja la duquesa de Benamejí. Ésta inicia un romance con el jefe de los forajidos, Lorenzo Gallardo, lo que despierta los celos de Rocío, una gitana. Mientras, el marqués de Peñaflores, capitán de los soldados enamorado de su prima la duquesa, persigue a los bandoleros. Rocío revela al marqués el refugio de Lorenzo... Esforzada adaptación de la obra teatral de los hermanos Machado, con eficaces actores. Una historia de pasiones y forajidos brillantemente ambientada.

5/10
La calle sin sol

1948 | La calle sin sol

Primero de los tres guiones que Miguel Mihura escribió para el director Rafael Gil junto a Una mujer cualquiera y ¡Viva lo imposible!. Todo un lujo si tenemos en cuenta que estamos hablando de una de las máximas figuras del teatro y el humor español, adaptado al cine en numerosas ocasiones (el último ejemplo es el de José Luis Garci en Ninette). Film que mezcla el cine negro con el melodrama y que tiene su acción en el Barrio Chino de Barcelona. Amparo Rivelles es una joven cuyo padre regenta un local, y allí conoce a un individuo de mala fama del que se enamora. Ella cree que puede ser un delincuente.

5/10
Si te hubieses casado conmigo

1948 | Si te hubieses casado conmigo

Un empresario y un escritor se han enamorado de la misma mujer. El segundo ha escrito una novela en la que describe cual sería la vida de Victoria con cada uno de ellos. Por su parte, ella pregunta a su alrededor por cuál se tiene que decantar: todos contestan que con el escritor. Amable comedia, de planteamiento sugerente, y con buenas interpretaciones.

4/10
La fe

1947 | La fe

Uno de los títulos más conocidos –y polémicos– de nuestra cinematografía. Rafael Gil y Antonio Abad Ojuel escribieron la adaptación de la obra “La fe”, de Armando Palacio Valdés. En ella, el padre Luis es un hombre de fe que cumple con su oficio en el pueblo de Peñascosa. Allí conoce a una bella joven llamada Marta, que parece bastante interesada en cuestiones religiosas, tanto es así que convence a Luis que la acompañe a un convento para ingresar como monja de clausura. Durante el camino paran en una posada y allí es donde Luis deberá poner a prueba su fe. Excelente interpretación del cuadro femenino de la cinta, Amparo Rivelles y Camino Garrigó, ambas consideradas mejores actrices principales y de reparto, respectivamente, por el Círculo de Escritores Cinematográficos. Mejor película del año para el Sindicato Nacional del Espectáculo.

6/10
Fuenteovejuna (1947)

1947 | Fuenteovejuna

Laurencia, vecina del pueblo de Fuenteovejunta, pretende ser feliz con Frondoso, el hombro del que se ha enamorado. Pero el despótico comendador del lugar la desea, lo que desencadenará la tragedia. Adaptación de la celebérrima obra teatral de Lope de Vega, con correctos actores.

5/10
Angustia

1947 | Angustia

Elena y Marcos se encuentran viviendo dificultades económicas y recurren a la tía de Elena para que les ayude. La mujer menosprecia de forma continua a Marcos y éste llegará a soñar que mata a la señora. Segunda película dirigida por el autor de Surcos, una de las cumbres del cine clásico español. La trama está bien llevada y sabe sembrar cierta inquietud.

5/10
María de los Reyes

1947 | María de los Reyes

César, un vividor con desmedida afición a las mujeres, viaja a París con el fin de desengañar a su hermano para que no se case con María de los Reyes, una caprichosa mujer. Pero es él quien acaba enamorándose de ella. Drama intrascendente pero con cierto encanto, que saca partido del talento de Amparo Rivelles, así como del resto del reparto.

4/10
Eugenia de Montijo

1944 | Eugenia de Montijo

Versión amable de la vida de Eugenia de Montijo, la esposa de Napoleón III. Hija de los condes de Montijo, inicia un viaje por Europa cuando descubre que el duque de Alba no es su pretendiente, como ella creía, sino que aspira a casarse con su hermana. Cuando pasa por París conocerá a Napoleón III, futuro emperador de Francia, que queda hechizado ante su belleza. Esforzadas interpretaciones de Amparo Rivelles y Fernando Rey. Supuso el debut en la pantalla, en un papel muy menor, de Tony Leblanc.

5/10
El clavo

1944 | El clavo

Un juez de un pueblo de Castilla coincide en una diligencia con una hermosa dama, a la que corteja. Aunque ella es una mujer misteriosa, que al principio le contesta con evasivas, acaban enamorándose. Se separarán con la promesa de volver a verse, pero una serie de fatalidades les separan, y no vuelven a verse. Él ocupara su plaza en un pueblo perdido, y allí se entretiene investigando el misterio de un cráneo encontrado en un cementerio con un clavo incrustado en su cerebro. Una de las películas españolas más aclamadas y reivindicadas por la crítica, llegándose a comparar su historia de amor con algunas del cine clásico norteamericano (Rebeca, Jennie...). Su tono onírico y su ambiente de cine negro, la convierten en un extraño ejemplo dentro del cine de su autor, que logra crear con autonomía propia un romance fantástico, obsesivo y desesperado. El propio Gil escribió el guión basándose en una novela corta de Pedro Antonio de Alarcón. Los actores están maravillosos, desde la pareja protagonista, Amparo Rivelles y Rafael Durán, hasta el grandísimo secundario Juan Pantaleón.

8/10
Eloísa está debajo de un almendro

1943 | Eloísa está debajo de un almendro

Uno de los títulos más representados en la historia del teatro español, procedente de la inteligencia de Enrique Jardiel Poncela, que consiguió una obra casi perfecta comenzando por su título. Rafael Gil cosechó un gran éxito en pantalla llevando el argumento a su terreno de cine social y personajes creíbles, mezclando la comedia con el cine negro en una fusión de contrastes ciertamente ingenioso. El Sindicato Nacional del Espectáculo la consideró la 4ª mejor película del año. Tras sus estudios en el extranjero, Fernando regresa a su casa. Allí tendrá que hacerse cargo de una misteriosa misión que, a través de una carta, le encomienda su difunto padre: encontrar al culpable de la muerte de su amante. En sus pesquisas, Fernando encontrará todo tipo de extraños tipos más cercanos a la locura que lo que él hubiese imaginado.

8/10
Deliciosamente tontos

1943 | Deliciosamente tontos

Graciosa y lograda comedia del gran Juan de Orduña (El último cuplé), en un intento de emular las grande comedias del Hollywood de la época. El reparto está perfecto. Un millonario cubano deja su fortuna al primer matrimonio que se celebre entre dos familias, los Acevedo y los Espinosa, antes de que se cumpla el centenario de muerte. En caso de que no haya enlace el dinero pasará al Estado. Nunca ha sido posible esa unión pues no había mujeres, pero ahora la familia Espinosa cuenta con Mary, y los Acevedo desean casar a Ernesto. Sin embargo ella se encuentra en Cuba y Ernesto envía a Mary la foto de su criado en lugar de la suya...

5/10
Un caballero famoso

1943 | Un caballero famoso

Eugenia, elegante dama andaluza, pasa largas temporadas en París. Pero de regreso a España conoce a Rafael, del que se enamora. La muchacha le hará romper con su novia, y le convence para que se haga torero. Una vez que se ha hecho famoso, Eugenia no siente lo mismo por él. Ameno melodrama que obtuvo éxito en su momento por la popularidad de la pareja protagonista en España.

5/10
Malvaloca

1942 | Malvaloca

Historia procedente de una obra escrita por los hermanos Álvarez Quintero, que ya había tenido una versión muda en 1926 con el mismo título dirigida por Benito Perojo. Además, tendría otro remake homónimo en 1954 dirigido por Ramón Torrado, con Paquita Rico de protagonista. Su trama es la de Rosita, conocida como 'Malvaloca' por su comportamiento algo disoluto con los hombres. Cuando se enamora de un fundidor asturiano llamado Leonardo, la gente comienza a murmurar sobre el pasado de la mujer. Tragicomedia que aúna folklore, romance y tradición popular, en una producción CIFESA de gran éxito en taquilla gracias a su pareja protagonista, Amparo Rivelles y Alfredo Mayo. Marquina consigue un buen ambiente, especialmente en la parte final de la cinta.

5/10

Últimos tráilers y vídeos