Amparo Rivelles - Biografía - decine21
IMG-LOGO

Biografía

Amparo Rivelles

Amparo Rivelles

88 años

Amparo Rivelles

Nació el 11 Febrero 1925 en Madrid, España
Falleció el 07 Noviembre 2013 en Madrid, España

Premios: 1 Goya

Dar en el clavo

10 Diciembre 2011

De estirpe comiquera, Amparo Rivelles lleva la actuación en las venas. Hermosa, tremendamente natural, adecuada para el drama y la comedia, ha brillado en teatro y cine, en España y México. De su presencia en las pantallas destaca sin suda su etapa en Cifesa.

Amparo Rivelles nació en Madrid el 11 de febrero de 1925 en el seno de una familia de actores, su padre Rafael Rivelles, y su madre María Fernanda Ladrón de Guevara, tenían, lo que se dice, tablas, y ella admiró siempre su talento interpretativo. Hasta el punto de que cuando en una entrevista en Radiocinema, en 1943, le preguntaron sus preferencias actorales, aseguraba que ambos eran los mejores intérpretes del momento. Amparito -sólo más tarde sería doña Amparo-, aseguraba también por entonces que “tanto el teatro como el cine me encantan”, aunque en aquella ocasión se decantaba por el segundo. En la amplia familia de cómicos de la que forma parte, a Amparo también le unen lazos con Carlos Larrañaga -hijo del segundo marido de su madre, Pedro Larrañaga-, Amparo Larrañaga y Luis Merlo. Está claro que Amparo desarrolló su propio talento actoral alrededor de la compañía teatral de sus padres -pronto quedaría olvidada la idea de estudiar para abogada-, y ello facilitó su debut en el cine a una edad muy temprana, con quince años estuvo en Mary Juana (Armando Vidal, 1940). Aunque consta ya antes su presencia en los escenarios de teatro en 1936 con “Nuestra Natacha”.

Enseguida Cifesa fija la atención en la incipiente actriz, y se convertirá en presencia habitual en sus producciones, primero con papeles pequeños como en Alma de Dios (Ignacio F. Iquino, 1941), según la obra de Carlos Arniches, pero pronto irá teniendo personajes de más enjundia en las adaptaciones de otras comedias teatrales como Los ladrones somos gente honrada (1942) y Eloísa está debajo de un almendro (1943), de Enrique Jardiel Poncela; también en Malvaloca (1942), según la obra de Joaquín Álvarez Quintero, donde con 17 años debía aparentar ser una mujer de 35. Brilla además a las órdenes de Juan de Orduña en la graciosa Deliciosamente tontos (1943). Un director que sabe aprovechar todo su talento es Rafael Gil, que no sólo hace reír con Eloísa, sino que amplía el arco de la actriz, quien intriga con su misteriosa mujer de El clavo (1944), que adapta a Pedro Ruiz de Alarcón, emociona con el drama La fe (1947), donde el texto de Armando Palacio Valdés sirve para mostrar las dudas vocacionales de una mujer que ha hecho planes para ingresar en un convento, y se mueve en una trama propia de novela negra en La calle sin sol (1948), a partir de un texto de Miguel Mihura. De hecho Rivelles asegura que Gil, Juan de Orduña y Luis Lucia son los directores con los que mejor conectó.

Rivelles es sinónimo indiscutible de calidad interpretativa en los escenarios y en la pantalla, y está presente en adaptaciones cinematográficas de los autores más prestigiosos de la época. Es el caso de De mujer a mujer (Luis Lucia, 1950), que parte de un texto de Jacinto Benavente, o La herida luminosa (1956), que adapta una obra Josep Maria de Segarra; aunque no faltan los clásicos como Fuenteovejuna (1947), la obra de Lope de Vega. También será considerada ideal para encarnar a personajes históricos, de modo que protagoniza Eugenia de Montijo (1944), La duquesa de Benamejí (1947), La leona de Castilla (1951) y es la reina Isabel la Católica en Alba de América (1951). De estos títulos la actriz recordaría que no le gustaba vestir de época, y que a pesar de pretender ser superproducciones, se notaba la escasez de medios.

En 1957 le proponen ir a México a hacer teatro durante seis semanas: “Mi meta era probar fortuna, cambiar de ambiente, sentirme más independiente, comprobar si podía o no podía yo sola”, explicó en entrevista al diario “Abc” en 1974. Aquello se convertirá en 18 años al otro lado del charco, donde además de actuar en los escenarios, hace películas -empezando por Los hijos del divorcio (1958) y llegando hasta La madrastra (1974)- y telenovelas -Pecado mortal (1960), La leona (1961), Sor Juana Inés de la Cruz (1962), La hiena (1973)...-, que no han quedado demasiado indelebles en el recuerdo más allá de las fronteras mexicanas, pero que demuestran que el trabajo nunca le falta. También tuvo ocasión de trabajar dos años en Cuba, antes de que estallara la revolución castrista.

Tuvo una hija con veintiseis años, sin estar casada, a la que llamó como a la abuela, María Fernanda. Cuando le preguntaban por el progenitor, decía: “¿El padre, dice? No. La tuve yo, no el padre.” Declaraba por entonces que prefería amor sin matrimonio, que matrimonio sin amor, y aunque ha confesado haber estado enamorada varias veces, nunca pronunció el “sí quiero”. Sobre su condición de madre soltera explicaba: “tuve suerte, claro, porque nunca recibí ni un desprecio, ni una mala cara de nadie, al contrarío, todo el mundo me paraba por la calle. ¡Ay, Amparito, nos han dicho que tiene usted una niña preciosa, ¿cómo se llama?”. El caso es que su retoña la hizo abuela muy pronto, con 49 años.

De regreso a España hace La Coquito (1977) con Pedro Masó, poca cosa. Lo más llamativo de su filmografía a partir de entonces es Hay que deshacer la casa (José Luis García Sánchez, 1986), que le da un Goya, y Esquilache (Josefina Molina, 1989). También son destacables sus papeles en dos series televisivas literarias de prestigio, Los gozos y las sombras (1982), que adapta a Gonzalo Torrente Ballester, y La Regenta (1995), según la obra de Leopoldo Alas Clarín.

Representó “La duda” en teatro en 2006, versión de “El abuelo” de Benito Pérez Galdós, ocasión que aprovechó para decir adiós a la actividad profesional, y tras recibir la medalla de honor del Círculo de Escritores Cinematográficos ese mismo año, vive un tranquilo retiro.

Goya
1987

Ganador de 1 premio

Filmografía
La Regenta

1995 | La Regenta | Serie TV

6/10
Esquilache

1989 | Esquilache

4/10
Hay que deshacer la casa

1986 | Hay que deshacer la casa

4/10
Los gozos y las sombras

1981 | Los gozos y las sombras | Serie TV

La Coquito

1977 | La Coquito

3/10
La playa vacía

1977 | La playa vacía

3/10
El amor que yo te di

1960 | El amor que yo te di

4/10
Un ángel tuvo la culpa

1960 | Un ángel tuvo la culpa

5/10
El esqueleto de la señora Morales

1960 | El esqueleto de la señora Morales

6/10
El batallón de las sombras

1959 | El batallón de las sombras

5/10
La herida luminosa

1956 | La herida luminosa

7/10
3 citas con el destino

1954 | 3 citas con el destino

5/10
La leona de Castilla

1951 | La leona de Castilla

5/10
Alba de América

1951 | Alba de América

5/10
De mujer a mujer

1950 | De mujer a mujer

5/10
La duquesa de Benamejí

1949 | La duquesa de Benamejí

5/10
Sabela de Cambados

1949 | Sabela de Cambados

Si te hubieses casado conmigo

1948 | Si te hubieses casado conmigo

4/10
La calle sin sol

1948 | La calle sin sol

5/10
La fe

1947 | La fe

6/10
Fuenteovejuna (1947)

1947 | Fuenteovejuna

5/10
Angustia

1947 | Angustia

5/10
María de los Reyes

1947 | María de los Reyes

4/10
Eugenia de Montijo

1944 | Eugenia de Montijo

5/10
El clavo

1944 | El clavo

8/10
Un caballero famoso

1943 | Un caballero famoso

5/10
Deliciosamente tontos

1943 | Deliciosamente tontos

5/10
Eloísa está debajo de un almendro

1943 | Eloísa está debajo de un almendro

8/10
Malvaloca

1942 | Malvaloca

5/10