IMG-LOGO

Biografía

Barry Fitzgerald

Barry Fitzgerald

72 años ()

Barry Fitzgerald

Nació el 10 de Marzo de 1888 en Dublín, Irlanda
Falleció el 14 de Enero de 1961 en Dublín, Irlanda

Premios: 1 Oscar

Oscar
1945

Ganador de 1 premio

Filmografía
Banquete de bodas

1956 | The Catered Affair

Los jóvenes Ralph y Jane se van a casar, y rápidamente lo anuncian a la familia. Agnes, la madre de Jane, ve la oportunidad para montar a su hija la boda del año, a pesar de que no tienen recursos suficientes. Amable comedia de Richard Brooks con un reparto de altura. Bette Davis (La loba, Eva al desnudo) es la fémina que lleva la voz cantante y desea darle a su hija la mejor fiesta de todos los tiempos. Le acompaña el simpático Ernest Borgnine, como el padre apocado que intenta ahorrar para conseguir una licencia de taxi, y una dulce Debbie Reynolds que ya había destacado en Cantando bajo la lluvia.

4/10
Ésta es la noche

1954 | Happy Ever After

El alcalde de Rathberney, una localidad de Irlanda, es asesinado. Le sucede un pariente lejano que está dispuesto a limpiar la ciudad de delincuentes. Pero algunas personas se sienten perjudicadas por sus métodos, por lo que deciden eliminarle. Comedia que cuenta con una sugerente ambientación irlandesa, y el guión, a base de equívocos, está resuelto con cierta brillantez.  

5/10
El hombre tranquilo

1952 | The Quiet Man

Una de las obras maestras indiscutibles de John Ford, y canto de amor a Irlanda, la tierra de sus ancestros. El hombre tranquilo cuenta el regreso a tierras irlandesas del ex boxeador Sean Thornton, que desea dejar atrás su traumático pasado en Estados Unidos, y establecerse así en Inisfree, el lugar de los orígenes familiares, para vivir en paz. Enseguida echa el ojo a una temperamental pelirroja, Mary Kate Danaher, con quien querría casarse, pero las diferencias con su hermano Will por cuestiones de tierras parecen abocar al fracaso las posibilidades de que tal matrimonio se celebre algún día. El inimitable Ford sabe dotar la historia de El hombre tranquilo de una importante carga sentimental, sin hacerse en ningún momento cargante ni empalagoso. Su profundo y suave sentido del humor se hace presente en mil y un detalles, subrayados por el narrador, el católico padre Lonergan (perfecto Ward Bond), que mantiene una cordial rivalidad con el pastor anglicano. Son memorables la escena de amor en la vieja capilla una noche de lluviosa tormenta, y las peleas, especialmente la que tiene lugar en el prado. Y hay momentos realmente divertidos, como cuando el personaje de Michaleen Oge Flynn exclama: "¡Homérico!" tras echar un vistazo a la casa de Thornton... Durante todo el film, Ford homenajea la vida familiar, hogareña hasta el extremo, pintándola de modo idílico, pero aportando también buenas dosis de realidad. John Wayne y Maureen O'Hara hicieron una pareja magnífica, y John Ford ganó justamente el Oscar al mejor director; y además del premio a la fotografía, el film recabó otras cinco nominaciones a la estatuilla dorada.

10/10
Silver City (1951)

1951 | Silver City

Larkin es un experto en minas, que harto de sus jefes, deja su trabajo y se instala en una pequeña población. No podrá evitar toparse con... ¡una mina de plata! que está en la propiedad de un granjero. Como además Larkin se enamora de la hija del granjero, pues claro, se enfrentará con los malos de turno que codician el vil metal. Western de serie B architípico, está protagonizado por el siempre eficaz Edmond O'Brien, mientras que la belleza de turno corresponde a Yvonne De Carlo.

4/10
Top o' the Morning

1949 | Top o' the Morning

Comedia musical habitual de la Paramount, con una de sus grandes estrellas desde los años 30: Bing Crosby. Éste, había renovado tres años antes con dicha compañía con un monumental contrato que le mantuvo ligado a la productora hasta 1952. No en vano acabaría convertido en el segundo actor más taquillero de todos los tiempos tras John Wayne. Sin embargo, ni éste título ni los posteriores –Mr. Music y Sólo para tí– fueron demasiado bien en taquilla, por lo que se comenzó a hablar de un posible declive en su carrera. Aquí, Crosby encarna a un agente de seguros que viaja hasta Irlanda para descubrir un robo, enamorándose de la hija del jefe de policía local, que no es otro que Barry Fitzgerald, magnífico actor de carácter irlandés que ya había trabajado junto al cantante en Por distintos caminos (1947).

5/10
A rienda suelta (1949)

1949 | The Story of Seabiscuit

Shirley Temple, ya crecidita, encarna a una irlandesa que acude con su tío (Barry Fitzgerald) a una carrera de caballos, y acaba enamorada de un jockey (Lon McCallister) que monta a un animal llamado Seabiscuit. El problema es que ella está todavía conmocionada por la muerte de su hermano –que también era jockey– y duda si comprometerse con el joven. Aunque se trata de un drama romántico a la medida de la estrella, el caballo del que se habla en el film existió realmente. De hecho, Seabiscuit (1933-1947) fue un caballo campeón que superó graves dificultades para llegar al triunfo final, siendo su vida relatada en el film Seabiscuit (2003), que incluso consiguió varias nominaciones al Oscar.

5/10
The Sainted Sisters

1948 | The Sainted Sisters

Las hermanas del título original son Letty y Jane Stanton, que acaban de estafar 25.000 dólares a un millonario de Nueva York y por eso se han visto obligadas a escapar de la ciudad rumbo a Canadá. Por el camino sufren una terrible tormenta y se ven obligadas a refugiarse en casa de un peculiar individuo. Comedia sin mayores pretensiones según la obra teatral de Elisa Bialk –no en vano casi toda su acción se desarrolla en una casa–, y que cuenta con un curioso cuarteto protagonista: Veronica Lake y Joan Caulfield como las mencionadas hermanas, Barry Fitzgerald como el hombre que logra que vayan por el camino correcto, y un secundario llamado George Reeves, que años después acabaría siendo tremendamente popular con su serial titulado Las aventuras de Superman.

5/10
La ciudad desnuda

1948 | The Naked City

Jean Dexter, una atractiva rubia que trabajaba como modelo, aparece muerta en su apartamento. Investigan el caso Dan Muldoon y Jimmy Halloran, dos policías del departamento de Homicidios. Interrogan en primer lugar a Frank Niles, un amigo de la víctima que en teoría tiene coartada, pero miente descaradamente en su testimonio. Pronto descubrirán que los sospechosos están relacionados con una serie de robos en apartamentos.  Uno de los grandes trabajos de Jules Dassin, que usó un estilo muy cercano al documental, pues filmó en las calles de Nueva York (como posteriormente rodaría Noche en la ciudad en Londres), en contraste con la mayoría de películas de la época, que se rodaban en estudio. Se lleva la palma el elaborado y dinámico clímax final, una larga cacería del presunto culpable. Consiguió dos Oscar, relativos a la mejor fotografía en blanco y negro y al montaje.

7/10
Por distintos caminos

1947 | Welcome Stranger

Especie de traslación de Siguiendo mi camino (uno de los grandes éxitos que Crosby acababa de realizar para la RKO) del mundo del sacerdocio al de la medicina. Manteniéndose similares actitudes, esta vez la Paramount quiso sacar provecho de la situación presentando a su máxima estrella como un doctor que, con sus dotes cantarinas, logra salvar a toda una comunidad. Sin embargo el resultado no fue el esperado y el film pasó algo desapercibido. Crosby interpreta bellas canciones como “My Heart Is a Hobo”, de sus compositores habituales Johnny Burke y James Van Heusen, acompañado de un competente reparto que reúne a Barry Fitzgerald como el doctor de la comarca y Joan Caufield (que había trabajado con él en Cielo azul) como la chica de turno.

4/10
Variety Girl

1947 | Variety Girl

Simpatiquísima comedia musical, de argumento bastante peculiar, que a través de una historia de ficción cuenta la iniciativa solidaria de unos cuantos productores de la Paramount, que crearon obras benéficas para criar y educar a niños huérfanos. Así se nos cuenta la historia de Catherine Brown (Mary Hatcher), una joven que de niña fue abandonada en un cine y tras ser cuidada y criada por unos padres adoptivos, viaja a Hollywood al cabo de los años en busca de una oportunidad. La película acaba derivando en una comedia musical agradable y alocada, con números cómico-musicales bastante originales, como el que tiene lugar en la fiesta o la escena en que varios actores doblan una divertida película de dibujos animados. Variety Girl reúne, como si de una familia se tratara (la Paramount Pictures), a numerosas estrellas del Hollywood de la época, que aparecen en cameos o pequeñas escenas, a menudo humorísticas.

6/10
California

1946 | California

Western que cuenta la historia de cómo California se convirtió en un nuevo Estado de la Unión en 1848, con todos los tópicos posibles como la carrera por el oro y la construcción del ferrocarril. En su argumento romántico, Barbara Stanwyck –en su primera película en color– encarna a la amante de un político corrupto que es expulsada de la ciudad con muy malos modales por parte de las mujeres respetables del lugar. Rodado en exteriores naturales, lo cierto es que el ambiente de trabajo fue bastante áspero cuando Stanwyck exigió al director, John Farrow (padre de Mia Farrow) y con fama de déspota, que se disculpase ante un actor al que había maltratado verbalmente. Por supuesto, ni que decir tiene que ni director y actriz volvieron a dirigirse la palabra durante el resto del film. En su reparto destaca Anthony Quinn haciendo de mexicano.

5/10
Two Years Before the Mast

1946 | Two Years Before the Mast

Película que procede de un libro del mismo título que supuso todo un acontecimiento cuando se publicó en 1840. Su autor era un estudiante de Harvard llamado Richard Henry Dana Jr., y está basado en las experiencias vividas durante una travesía en barco como marinero desde el Cabo de Hornos hasta California. En este diario relataba las pésimas condiciones de higiene de los marineros, así como el trato sádico e inhumano de los oficiales al mando. Algo que se observa en el film cuando el marinero protagonista (Alan Ladd) es fustigado salvajemente por el capitán (Howard Da Silva, como un impresionante malvado). El largometraje está claramente influenciado por Rebelión a bordo (1935), incluyendo la insubordinación de Ladd ante los desmanes del capitán.

6/10
Revolución en alta mar

1946 | Two Years Before the Mast

Diez negritos (1945)

1945 | And Then There Were None

Brillante adaptación de la que es seguramente la mejor y más popular novela de Agatha Christie. Diez personas son convocadas en una isla lejos del mundanal ruido, y son asesinadas una a una siguiendo la letra de una canción infantil; son víctimas de un desconocido que asegura que todos son responsables de algún crimen en el pasado. Reparto de campanillas, gran dirección de René Clair, y por supuesto, sorpresa mayúscula en la resolución de la trama. Aunque pueda parecer algo artificioso el planteamiento, Clair maneja bien el sentido del humor con determinados personajes -una rigorista mujer, el médico alcohólico, el juez cínico, los criados-, en la pareja enamorada es más tópico. Destaca la escena de arranque en la barca, sin palabras, puro cine mudo, donde el director alcanzó gran brillantez sin necesidad de diálogos.

6/10
Un corazón en peligro

1944 | None But the Lonely Heart

Melodrama que tiene lugar en los ambientes marginales de Inglaterra, poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Allí, el joven Ernie busca ganar dinero a toda costa, aunque sea entrando de lleno en la delincuencia. Cuando regresa a su hogar descubre que su madre trafica con objetos robados para poder subsistir. Basada en una novela de Richard Llewellyn, se trata de una producción RKO donde Cary Grant recibió una nominación al Oscar por su dramática aportación al personaje, mientras que Ethel Barrymore consiguió la estatuilla como actriz secundaria al encarnar a su esforzada madre. Igualmente fueron candidatos de la Academia Constantine Bakaleinikoff y Hanns Eisler por la banda sonora y Roland Gross al mejor montaje.

6/10
Siguiendo mi camino

1944 | Going My Way

Un joven sacerdote llega a la iglesia de St. Dominic. El padre OMalley (Crosby) choca con la rigidez del padre Fitzgibbon (Barry Fitzgerald). A pesar de sus diferencias OMalley sabe inspirar a sus vecinos e incluso al otro religioso un nuevo modo de entender la vida y abrir sus corazones. Bing Crosby obtuvo un oscar por su interpretación de sacerdote en este fabuloso musical dirigido por el magistral Leo McCarey (Tú y yo), uno de los mejores directores del Hollywood clásico. Además, la película obtuvo otros siete galardones, incluyendo Mejor Película y Mejor Director.

7/10
Mi encantadora esposa

1943 | The Amazing Mrs. Holliday

Tras diversas peripecias Ruth, una joven misionera, arriva a San Francisco desde China con un grupo de ocho niños huérfanos. Durante el viaje conoció a un anciano comodoro, que le prometió asistir a los chicos en la adversidad. Fallecido en un naufragio, y con una parentela egoísta a la que los niños les importa un rábano, Ruth acepta el juego que le propone Timothy, ayudante del comodoro, según el cual ella es la viuda del fallecido, pues se habría casado en el barco. En realidad todo es una farsa para asegurar el bienestar de los críos, pues de este modo Ruth se convierte en heredera. Pronto a la joven le acometerán los remordimientos, y más cuando conoce a Tom, nieto del difunto, un buen hombre del que se enamora. Historia repleta de buenos sentimientos, y vehículo de lucimiento para Deanna Durbin, encantadora y bella como siempre, que tiene espacio en el metraje para varias canciones. Pero más allá de las tópicas escenas tiernas con los niños, el film incluye abundante material de enredo, y dos momentos de comedia antológicos: aquel en que ella trata de tomarse la guinda de un apetitoso postre, entre la expectación del mayordomo y el resto de los comensales, puro `slapstick´; y el de la confusión que se produce en la estación de tren.

6/10
Qué verde era mi valle

1941 | How Green Was my Valley

Recuerdos de infancia. Huw niño, en la zona minera de Gales, donde su familia trabaja duro para salir adelante. Un film conmoveor, ganador de 5 Oscar incluido el de mejor película, que demuestra que John Ford bordaba otros géneros además de western.

8/10
El lobo de mar (1941)

1941 | The Sea Wolf

Dos náufragos -una mujer perseguida por la justicia y un joven novelista- son recogidos en alta mar por el capitán Wolf Larsen, un viejo marinero que gobierna su barco con mano de hierro. Al pasar los días los dos protagonistas se dan cuenta de su verdadera situación: son prisioneros del temible capitán Larsen en un barco y con una tripulación que dirige a su antojo. Basada en el relato de Jack London, Michael Curtiz (Casablanca) dirige este film que reúne elementos del cine de aventuras y de misterio. Edward G. Robinson interpreta a este lobo de mar, en una de sus más logradas caracterizaciones; le acompañan en el reparto Ida Lupino y John Garfield. Adereza las imágenes una magnífica partitura musical a cargo de Erich Wolfgang Korngold (Robin de los bosques). La película obtuvo una nominación a los Oscar en la categoría de mejores efectos especiales.

6/10
El tesoro de Tarzán

1941 | Tarzan's Secret Treasure

Una expedición científica descubre oro en el territorio de Tarzán. Los malvados Medford y Vandermeer secuestran a Jane y a Boy para conseguir que el rey de la selva les indique la situación exacta del dorado metal. Nueva entrega de la saga y otra aventura para disfrutar en familia.

5/10
Hombres intrépidos

1940 | The Long Voyage Home

En plena Segunda Guerra Mundial un grupo de marinos se disponen a regresar a casa. Viajan en el Glencairn, un viejo y sucio carguero británico, después de haber recogido una carga de explosivos desde Baltimore a Londres. Con la guerra a sus espaldas y los submarinos alemanes acechándoles, la tripulación estará intranquila y siempre alerta por si sus enemigos, la mercancía o el propio mar, les juega una mala pasada. John Ford realiza una gran película que estuvo nominada a los Oscar. Lejos de parecer heroica y exaltar el patriotismo americano, (tan propio de esos años), el director plantea una situación muy real. Un grupo de hombres que viven el tormento de la guerra, que viajan con miedo e incertidumbre pensando que cada viaje puede ser el último, y que su único deseo es volver a casa. Destaca la fotografía, también nominada, a cargo de Gregg Toland (Ciudadano Kane). Además, el reparto es de primera, comenzando por ese gran 'hombre intrépido', que no es otro que John Wayne. Thomas Mitchell y Barry Fitzgerald le acompañan, entre otros.

6/10
The Dawn Patrol

1938 | The Dawn Patrol

El mayor Brand comanda un equipo de pilotos durante la Primera Guerra Mundial. Son jóvenes e inexpertos y en su opinión las cosas no se están haciendo como deben, pero es el ejército y no le queda más remedio que acatar las órdenes que le dan. Cada vez lleva peor la obediencia ciega y comienza a actuar por su cuenta cuando conoce a un capitán que le respalda. No aparece en los títulos de crédito, pero Howard Hawks contribuyó a la creación de esta historia. Nada raro por otra parte, si se tiene en cuenta lo aficionado que era a los aviones y a filmarlos en sus películas.

6/10
La fiera de mi niña

1938 | Bringing Up Baby

¿Alguien puede imaginar un argumento más disparatado que un antropólogo tímido y una dama de la alta sociedad absolutamente loca buscando un leopardo perdido al que tienen que cantar una canción absurda para que no les ataque? Y sin embargo, Howard Hawks consigue exponer esta historia con una naturalidad y realismo sorprendentes, en el máximo exponente de la llamada "screwball comedy", es decir la comedia enloquecida. La gestación del proyecto no pudo empezar con mejor pie, pues los guionistas, Hagar Wilde y Dudley Nichols, conectaron especialmente y por lo visto se sintieron especialmente inspirados durante el proceso de escritura. Tanto es así que acabaron rellenando un guión de doscientas dos páginas, lo que habría derivado en tres horas y veinte minutos, por lo que lógicamente, hubo que recortar. Dudley Nichols, guionista de La diligencia, y otros títulos de John Ford, declaró que se había inspirado en la relación que el propio Ford había tenido con la actriz Katharine Hepburn, durante el rodaje de María Estuardo. El guión encandiló al director Howard Hawks y a la actriz Katharine Hepburn, que fueron quienes convencieron a los directivos de RKO de que dieran luz verde al proyecto. Y es que precisamente, un guión de hierro es la principal característica de la "screwball comedy", que acumula personajes variopintos y estrafalarios cuyas relaciones e interacciones derivan en direcciones inesperadas. La fiera de mi niña es un ejemplo de ágiles e ingeniosos diálogos y de secundarios inolvidables, por eso es uno de los grandes exponentes del género, con otros títulos como la hilarante Ser o no ser, del maestro Lubitsch. Por desgracia, ésta no es la tónica dominante en la comedia moderna. Como es bien sabido, el film está protagonizado por el apocado y despistado paleontólogo David Huxley, a punto de acabar la reconstrucción de un esqueleto de brontosaurio, en el museo para el que trabaja. A punto de casarse con su secretaria, un día David acude a jugar al golf con el abogado de una anciana millonaria, posible mecenas del museo. Durante el partido, David conocerá a Susan Vance, atractiva muchacha de la alta sociedad que le abolla el coche, y a partir de ese momento le manipula de forma caprichosa, llegando a embaucarle para cuidar a un leopardo que atiende al nombre de Baby. Katharine Hepburn tenía un especial interés en protagonizar el film, pues hasta ese momento la estrella de dramones como Mujercitas apenas había rodado comedias, excepto algún título como La gran aventura de Silvia, junto a Cary Grant. Cuando empezó los ensayos, sacaba de quicio al director, porque en todo momento se prodigaba en muecas y gestos supuestamente graciosos. Hawks se tomó mucho tiempo convenciéndola de que la comedia se debe tomar muy en serio, porque para hacer reir, los actores deben comportarse con naturalidad y seriedad. Para ayudarla a ensayar, contrató a un equipo de actores, veteranos del vodevil. Más experiencia en comedia tenía el protagonista masculino, Cary Grant, que se movía como pez en el agua en el género, estaba considerado una estrella de la comedia y acababa de triunfar en las taquillas con La pícara puritana, del especialista Leo McCarey. Hawks quedó tan contento con su trabajo, que volvería a contratarle para otros títulos inolvidables: Sólo los ángeles tienen alas, Luna nueva (1940), La novia era él y Me siento rejuvenecer. La influencia de La fiera de mi niña en las comedias posteriores es tan grande que casi podemos hablar de un subgénero de películas que imitan al milímetro el esquema del argumento. Sirvan como ejemplo varias películas de chica loca y hombre tímido. Por ejemplo, algunas del propio Hawks, como Gran bola de fuego y Su juego favorito, pero también otras más recientes, como Algo salvaje, Cita a ciegas y la única imitación reconocida, ¿Qué me pasa, doctor?, homenaje sentido del cinéfilo Peter Bogdanovich a la "screwball comedy". En una entrevista de Bogdanovich con Howard Hawks, éste último le agradece el tributo, pero también le dedica un pequeño reproche. “Tu único error ha sido reconocer abiertamente que me has copiado la idea a mí. Yo he quedado como el inventor de todo esto porque nunca le he contado a nadie a quien le copié yo la idea”, respondía el siempre ingenioso Hawks.

9/10
Ebb Tide

1937 | Ebb Tide

Tercera adaptación cinematográfica de esta conocida novela de Robert Louis Stevenson tras las versiones homónimas de 1915 y 1922. Ahora se rodó con sonido, siendo además una de las primeras producciones de la Paramount en color. Gracias a que su trama ocurre en los mares del Sur, el technicolor pudo ser aprovechado al máximo por la fotografía de Leo Tover y Ray Rennahan, ambientada con un score melódico y sentimental de Victor Young. La historia es de la de tres codiciosos marineros – Ray Milland, Oskar Homolka y Barry Fitzgerald– que llegan a una isla del Pacífico controlada por un fanático religioso (Lloyd Nolan) que guarda enormes tesoros. En 1947 volvería a ser llevada a la pantalla con el título de Adventure Island.

5/10
La Osa Mayor y las estrellas

1936 | The Plough and the Stars

Basada en la obra de teatro de Sean O'Casey, convertida en guión cinematográfico por el gran Dudley Nichols. Nueva aproximación de John Ford a sus raíces irlandesas tras El delator (1935), para contar los sucesos ocurridos en el Dublín de 1916 con el levantamiento del pueblo contra la dominación inglesa. El director no quedó nada contento con el resultado final del film, ya que éste fue modificado por parte de la RKO, que añadió escenas adicionales filmadas por otro director y convirtió a la pareja protagonista en amantes en lugar de matrimonio. Además, Stanwyck y Preston Foster tuvieron que volver a grabar sus diálogos debido a que su esforzado acento irlandés acababa por resultar incomprensible para el público.

4/10
Juno and the Paycock

1930 | Juno and the Paycock

Una familia irlandesa se entera de que va a recibir una herencia importante. En esta película menor del genio inglés, Hitchcock adaptó una obra de Sean O'Casey que había tenido un gran éxito, y que ponía sobre el tapete el tema de la corrupción.

5/10

Últimos tráilers y vídeos