IMG-LOGO

Biografía

Bill Duke

Bill Duke

77 años

Bill Duke

Nació el 26 de Febrero de 1943 en Poughkeepsie, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
High Flying Bird

2019 | High Flying Bird

Steven Soderbergh es uno de los cineastas más prolíficos de la actualidad, que acomete y ejecuta proyectos como rosquillas sin apenas despeinarse. En esta ocasión se apunta por primera vez a una producción de Netflix, que incluso es citada en la trama, y que describe la trastienda de la industria deportiva, los tejemanejes que explotan las cualidades atléticas de los jugadores y la adhesión de los fans a su equipo para obtener pingües beneficios. Gran amante de los desafíos tecnológicos, Soderbergh supera esta vez con brillantez la limitación de rodar el entero film con un... ¡iPhone!, lo que pasará inadvertido para el espectador no avisado, más allá de algunos planos generales con objetivos cortos, de los que podrá interrogarse acerca de su singular aspecto. Al parecer, el cineasta tuvo la cinta montada sólo 3 horas después de terminar de rodar el último plano. El film, entreverado de breves pasajes en blanco y negro donde jugadores de baloncesto auténtico explican a cámara sus primeras experiencias en la NBA como principiantes, transcurre durante apenas 72 horas, en que la liga está viviendo un "lockout" o huelga, que paraliza todos los partidos. Seguimos los pasos de un prestigioso agente de jugadores, Ray Burke, cuyo representado y recién incorporado a la liga en el último "draft", Erik Scott, se ha endeudado hasta las cejas pensando que pronto iba a ganar el dinero propio de una estrella. Con asombrosa clarividencia, hablando con unos y otros, incluida la madre de un jugador y pariente al que introdujo en la NBA tiempo atrás, se moverá como pez en el agua siguiendo aquel dicho de "a río revuelto, ganancia de pescadores". Estamos ante un film ágil, con vertiginosos diálogos, parte del guión escrito por Tarell Alvin McCraney, que también aportó su buen hacer a la oscarizada Moonlight. Aunque esas frases rápidas incluyen tecnicismos y situaciones en las que puede perdere el no familiarizado con el negocio del baloncesto en Estados Unidos, el film tiene algo que atrapa. Entre las ideas que conceden consistencia al film, se encuentra la de la cuestión racial, la del mercado que puede matar algo tan bello como la competición deportiva, o las nuevas formas de difusión y comunicación, redes sociales, vídeos virales, streaming, que lo están cambiando todo. El reparto está compuesto por actores no demasiado conocidos pero que demuestran un muy buen hacer, empezando por el protagonista, hilo conductor de la trama, André Holland.

6/10
Mandy

2018 | Mandy

El leñador Red Miller vive alejado del mundo en una cabaña al lado de lago con Mandy, tendera a la que ama locamente. Pero un fatídico día llega hasta su refugio el majara Jeremiah, con los acólitos moteros de la secta hippie que lidera, que tras raptar a Mandy y dejar maniatado a Red, acaban quemándola viva. Éste se tomará la revancha por su mano. Indescriptible film de venganzas con el que Nicolas Cage logra el mérito de descender aún más peldaños en su carrera, ya de por sí en horas bajas. Supone el segundo trabajo como realizador tras la desconocida Beyond the Black Rainbow, de Panos Cosmatos, hijo de George P. Cosmatos, autor de Rambo. Ha cosechado el premio a la mejor dirección en el Festival de Cine de Sitges, mientras que en el más serio Sundance el film pasó desapercibido. A través de imágenes psicodélicas que abusan de una sobresaturación de colores, Mandy rinde tributo a numerosos discos, comics y películas de serie B, sobre todo de los 70 y 80. Mediante un tono tan pretencioso como pseudomístico, acaba aburriendo a las ovejas, pues parece que el realizador trata de crear poesía, cuando en realidad se limita a repetir un argumento hipertrillado, y a abusar de los excesos violentos, y de diálogos supuestamente profundos, en torno a Dios y el mal en el mundo, pero en realidad delirantes, no se sabe si creados bajo los efectos del LSD. Tras una primera parte demencial, de ritmo cansino, el tramo final –al que el espectador llega ya bastante agotado– únicamente consiste en una sucesión de asesinatos ‘gore’, que no crean ningún tipo de tensión. El surrealismo lisérgico de la propuesta se acentúa aún más por intervalos animados que traen a la mente producciones olvidadas como Heavy Metal, y por la interpretación del reparto, que dado que tiene a su cargo a personajes extremos ha optado por la sobreinterpretación. Pero ninguno de los actores llega a desfasar tanto como Nicolas Cage, que se consagra como el rey del desmadre, no parece ni de lejos el mismo que ganara el Oscar por Leaving Las Vegas. Sólo se salva la banda sonora del gran Jóhann Jóhannsson, quizás no a la altura de otros de sus trabajos, como La llegada o La teoría del todo, pero que sin duda demuestra una enorme versatilidad. Ha sido capaz de adaptarse a una propuesta tan salvaje, a base de guitarras eléctricas, sin perder su sello personal.

1/10
Black Lightning

2018 | Black Lightning | Serie TV

Tierra del mal

2014 | Bad Country

Bud Carter, detective de Baton Rouge, se entromete en una banda de criminales y desenmascara a su principal asesino, Jesse Weiland. Carter convencerá entonces a Weiland para que le haga de confidente. Y cuando ambos se convierten en objetivos de los crimnales, Carter y Weiland unirán fuerzas para acabar de una vez por todas con la principal mafia del sur. Thriller criminal con escenas de acción y la tensión policial habitual en una investigación, que ofrece un guión sencillo pero bien desarrollado. El resultado es potente, violento y más o menos entretenido, aunque en ocasiones el ritmo sea un tanto cansino. Incluye intensos papeles para el reparto, con muchos rostros conocidos, en especial los de Matt Dillon y Willem Dafoe, que encarnan a Weiland y Carter respectivamente.

5/10
La partícula de Dios

2011 | The Big Bang

El detective privado Ned Cruz se encuentra esposado y ensangrentado. Tres policías le acosan a preguntas acerca de por qué él está siempre allí donde los cadáveres abundan. Cruz comenzará a narrar la historia que recuerda, la cual tiene que ver con un cliente, peligroso ex convicto, que le encargó buscar a su novia, una tal Lexie Persimmon. Cine negro que quiere beber de los clásicos, especialmente literarios al estilo Hammett y Chandler. Antonio Banderas encarna al detective antihéroe, un tipo acostumbrado a llevarse los golpes y a aceptar todo tipo de trabajitos turbios encargados por gente más turbia todavía. El director Tony Krantz nos mete en atmósfera rápido, con el protagonista en la comisaría, contando una historia a la pasma, voz en off que se mezcla con la narración visual de los hechos, chistes a lo Marlowe –“a parte de un espejo no habrás visto en tu vida nada más estúpido”–, claroscuros continuos, colores hipersaturados  un poco al estilo viñeta, en un Los Angeles que parece fantasmal, con neones por doquier y violencia bruta, antros depravados y tugurios malolientes y, por supuesto, con las chicas de turno, misteriosas y seductoras. De todas formas La partícula de Dios cojea debido sobre todo a la historia, que comienza bien pero se va desarrollando por derroteros muy peregrinos, hasta desembocar en una trama tecnológica bastante estrafalaria que viene muy poco a cuento. Además se abusa en exceso del recurso a la voz en off y la puesta en escena, aunque con planos de gran belleza fotográfica, es la mayoría de las veces demasiado manida, artificial, de manera que hay un cierto toque de irrealidad que no le hace ningún bien al resultado. Por lo demás, aparte del protagonismo de Antonio Banderas, es llamativa la presencia de un variado plantel de intérpretes de primera categoría, aunque quizá estén poco aprovechados porque sus personajes son caricaturescos, enormemente tópicos.

4/10
Henry's Crime

2010 | Henry's Crime

Yellow

2006 | Yellow

Amaryllis Campos, una joven portorriqueña, emigra a Estados Unidos, para triunfar como bailarina. Pero allí se ve obligada a trabajar en un local de strip-tease. Roselyn Sánchez (Hora punta 2) protagoniza un drama en la línea de Flashdance.

3/10
X-Men 3: La decisión final

2006 | X-Men: The Last Stand

En esta ocasión, Warren Worthington II, heredero de un imperio financiero, descubre que su hijo, Warren Worthington III, oculta un temible secreto. Resulta que el chico desarrolla unas alas similares a las de los ángeles. Pasa el tiempo, y los laboratorios farmacéuticos que pertenecen a los Worthington logran encontrar un remedio para eliminar las mutaciones genéticas. Una simple inyección convierte a un mutante en un hombre normal. El temible Magneto desconfía de las supuestas buenas intenciones de los inventores del remedio. Convencido de que los mutantes deben enfrentarse a la humanidad, Magneto piensa que es una ofensa que traten de despojar a los suyos de sus habilidades excepcionales. Por esta razón, Magneto reúne a un ejército para destruir a los inventores de la inyección, aunque topa con la oposición de los X-Men, los pupilos de Xavier, que sueñan con la convivencia pacífica entre hombres y mutantes. Al mismo tiempo, los X-Men investigan la extraña reaparición de Jean Grey, una de sus más veteranas componentes, que supuestamente murió ahogada para salvar a sus compañeros. Tercera entrega de las aventuras del profesor Xavier y sus alumnos mutantes. Brett Ratner toma el relevo, después de que el director de las anteriores, Bryan Singer, abandonara el proyecto con el fin de dirigir Superman Returns, otra película de superhéroes muy distinta. Aunque se toma muchas libertades con respecto al cómic original, Ratner realiza una digna secuela, con espectaculares enfrentamientos entre ambos bandos de mutantes, como la que transcurre en un puente, aquellas en las que Jean Grey demuestra su poder telekinético o el ataque del temible Juggernaut. Tanta acción aparece convenientemente aderezada por temas de cierto calado, que ya aparecían en las anteriores entregas de la saga, como son la discriminación, los prejuicios sociales y la falta de ética en las innovaciones científicas. El desenlace parece dar a entender que se trata del colofón final a la saga de los mutantes, aunque es necesario ver la película hasta después de los títulos de crédito, para descubrir una sorpresa final.

7/10
Seguridad Nacional

2003 | National Security

Earl Montgomery es un aspirante a policía con buenas aptitudes. Sin embargo tiene un pequeño problemilla: se le va la olla de modo asombroso. Tras ser rechazado, comienza a trabajar de vigilante en “Seguridad Nacional” (con silbatos en lugar de pistolas, y tal y tal). El tipo hace la vida imposible a un nervioso poli que, más tarde, pierde su trabajo y comienza a trabajar con Montgomery: juntos se llevan a matar, pero también descubren una trama criminal con corrupción policial. Martin Lawrence (El caballero negro) es un tipo con gracia, aunque puede llegar a ser pesado. No para en toda la película de decir paridas y, claro, uno acaba riéndose, también gracias a un convincente Steve Zahn en el papel del gafado compañero al que le caen todos los golpes. Se trata en cualquier caso de una peli de acción, un poco tontaina pero bien rodada por Dennis Dugan (Un papá genial).

4/10
Herida abierta

2001 | Exit Wounds

Tras robar cincuenta kilos de heroína de la cámara de seguridad de la comisaría, el gánster más poderoso de Detroit llega a la conclusión de que todos los policías de la ciudad son corruptos. Hasta que Steven Seagal le convence de lo contrario a guantazo limpio. Ya sin su coleta, el duro especialista en artes marciales recuperó su posición en las taquillas gracias a la conjunción de los talentos del inefable productor de Matrix y Arma letal, Joel Silver (que dice que "el tema de la película es hacer lo adecuado en la peor situación") y del director Andrzej Bartkowiak (Romeo debe morir). La acción a todo trapo está servida.

5/10
Payback

1999 | Payback

"Se acabó lo del buen chico", rezaba la publicidad de la película. Cierto. Mel Gibson se cansó de aparentar ser buena persona en sus filmes. Aunque muchas veces ha dado a sus personajes un toque alocado y salvaje (en Arma letal y Mad Max, sin ir más lejos), siempre era, de alguna manera, "el bueno". Pero en Payback es, sin duda, un antihéroe. Guiado por el afán de venganza (contra su socio en un robo: le traicionó y le dio por muerto, y, encima, se acostó con su mujer), su particular sentido de justicia le pide una sola cosa: que le paguen los 70.000 dólares (ni uno más), su parte en el robo que se torció. El film presenta tipos clásicos del cine negro, bien perfilados aun los que tienen poca presencia. La subtrama romántica (matrimonio con final trágico, un toma y daca con una leal amiga, prostituta) está bien definida, con su toque fatalista. Una novedad en la película es la ironía con que se dibujan las perversiones sexuales. El personaje de Resnick (el socio que traicionó a Porter) es aficionado a las prácticas sadomasoquistas, y este extremo se ridiculiza, se convierte en gag; aunque casi se acaba resbalando hasta el morbo, motivo de chanza. Y es que Payback cae a veces en el exceso. Exceso en la violencia (la escena de tortura), en la banda de mafiosos chinos (parecen salidos de un cómic barato), en la "monometa" de Porter (recuperar su dinero).

6/10
Dos pájaros a tiro

1990 | Bird on a Wire

Rick Jarmin (Mel Gibson) vive una existencia muy agitada, en la que ha cometido tremendos errores. Tras haber sido testigo de un asesinato, se acogió a un programa federal que, para protegerle, le ha asignado una nueva identidad y una nueva vida. Así lleva algún tiempo, hasta que su ex novia Marianne (Goldie Hawn), empeñada en encontrarle, da con él, a pesar de todos sus esfuerzos por evitarlo. Al mismo tiempo, sus enemigos también consiguen encontrarle, por lo que inician una persecución de la que la pareja consigue escapar por los pelos. Una divertida pareja protagonista encabeza este ameno filme, mezcla de acción y humor. Mel Gibson (Arma Letal) ya era todo un experto en el género, así como Goldie Hawn (Loca evasión). Está bien realizada por John Badham (Juegos de guerra).

6/10
Calle sin retorno

1989 | Sans espoir de retour

La película que cierra la filmografía de Samuel Fuller no es la más estimulante de entre las que hizo. Irónicamente, narra la decadencia de un cantante pop, enamorado de una bailarina, al que un novio celoso raja el cuello, lo que le hace deprimirse hasta caer en el vicio del alcohol.

5/10
Acción Jackson

1988 | Acción Jackson

Acción policial a raudales, como apunta el mote del protagonista, un violento detective, que a punto estuvo de causar graves lesiones a un criminal. Éste, para vengarse, orquesta un plan acorde con esa violencia. Mata a su propia esposa, a la que no aprecia demasiado, como cabe imaginarse, y planta su cadáver en el apartamento del policía. Película de serie B, de trama tosca y abundante violencia. En el reparto, una Sharon Stone que no dejaba indiferente a la cámara.

3/10
Depredador

1987 | Predator

Dutch Schaefer es el jefe de una unidad de élite cuya misión consiste en buscar a un grupo de rehenes que han sido capturados por unos guerrilleros en las selvas hispanoamericanas. Al principio todo parece una misión rutinaria. El escuadrón descubre el campamento de la guerrilla y los cadáveres del grupo que habían venido a buscar. Tras derrotar a los guerrilleros, destruyen todo para no dejar pruebas de su presencia allí y se llevan consigo a una mujer prisionera. Sin embargo, inexplicablemente van siendo asesinados todos los miembros de la unidad. Poco a poco, Schaefer comprende que están siendo perseguidos por un extraño ser, probablemente de origen alienígena, y que va a resultar mucho más difícil de combatir que cualquier enemigo al que se haya enfrentado anteriormente. Para colmo, va armado con una sofisticada tecnología que le permite ver incluso en la oscuridad. Tras el éxito de Commando, el productor Joel Silver volvió a contratar a Schwarzenegger y consiguió un impacto mayor en la taquilla, en gran parte gracias al buen hacer del realizador John McTiernan, un experto en cine de acción que ha hecho títulos como La jungla de cristal. También influyeron los renovadores efectos especiales y la cuidada partitura de Alan Silvestri. El guión de Jim Thomas y John Thomas, mezcla a partes iguales el terror con el cine de acción. Todo ello contribuyó a que Schwarzenegger se consagrara como la más taquillera estrella del cine de acción. Junto a él se puede ver a Carl Weathers, conocido por su papel de amigo de Rocky.

6/10
American Gigolo

1980 | American Gigolo

Julian Kay (Richard Gere) es un atractivo joven, amable, educado y culto, que vende su compañía y su presencia a cualquier mujer adinerada de Palm Springs. Es un auténtico "gigoló" que se encuentra a gusto ejerciendo su dudosa profesión. Pero su vida se complica cuando, en una de sus citas, se ve implicado en un asesinato sucedido en extrañas circunstancias. Las principales sospechas recaen sobre Julian, y su forma de ganarse la vida no le ayuda a demostrar su inocencia. Se trata de una película subidita de tono, que lanzó al estrellato a Richard Gere. Interpreta un personaje que parece hecho a su medida, calculador, audaz, e independiente. La trama cuenta con todos los ingredientes de un buen thriller. A la vez que mantiene la emoción, su director Paul Schrader trata de sumergirse en la compleja personalidad de un gigoló. A pesar de la truculencia del planteamiento, gustará a los superfans de Richard Gere.

6/10
Separados por accidente

2009 | Not Easily Broken

Dave y Clarice Johnson forman un matrimonio feliz. Pero el destino pone a prueba su amor, cuando un accidente de coche deja gravemente herida a Clarice, que tiene que someterse a un largo perído de rehabilitación para poder volver a andar. Mientras ella se recupera, Dave intima con Julie, una amiga con un hijo adolescente, por la que se sentirá muy atraído. Morris Chestnut (Brigada 49) y Taraji P. Henson (la madre adoptiva del protagonista en El curioso caso de Benjamin Button) protagonizan este lacrimógeno drama sobre la infidelidad matrimonial.

4/10
Hampones

1997 | Hoodlum

Corre el año 1934 en el neoyorkino barrio de Harlem. El crack de la bolsa de 5 años atrás ha afectado mucho al barrio: gente honrada ha perdido todos sus ahorros. Para conseguir dinero, la gente confía en las apuestas, controladas por la mafia. Se cruzarán las vidas de tres importantes gángsters: Bumpy (magnífico Laurence Fishburne), que poco a poco asciende en el escalafón del hampa; Dutch Schultz, el holandés, de temperamento agresivo (un eficaz Tim Roth); y Lucky Luciano, de origen italiano (al que presta su encanto Andy García). La película está inspirada en hechos reales. Ellsworth "Bumpy" Johnson (1906-1968) fue un importante gángster negro, que en la década de los 30 hizo de Harlem un lugar imprescindible en el "negocio" del juego y las apuestas clandestinas. El film resiste bien la comparación con títulos clásicos del cine de gángsters: Chicago, años 30, Scarface, el terror del hampa, Los intocables de Eliot Ness... Hay una magnífica reconstrucción de época, que transmite el típico glamour de este tipo de títulos: trajes, sombreros, armas, automóviles... Y una fotografía que retrotrae perfectamente a los años 30. La trama interesa, y abundan los tiros y crueldad típicos en este tipo de films. El reparto se revela acertadísimo.

5/10
En busca del sueño americano

1996 | America's Dream

Dos individuos se enfrentan a la intolerancia y prejuicios de su comunidad para conquistar sus sueños. Alegato antirracista protagonizado por dos grandes actores de color: Wesley Snipes (Demolition Man, El pasajero 57) y Danny Glover (Arma Letal, Sin perdón). Se trata de un melodrama compuesto por varios segmentos, con algunos toques de humor.

4/10
Sister Act 2: De vuelta al convento

1993 | Sister Act 2: Back In The Habit

La histriónica actriz Whoopi Goldberg, reina de la comedia de los 90 y ganadora de un Oscar por su sobresaliente trabajo en Ghost, vuelve a meterse dentro de un hábito en esta continuación de la aclamada Sister Act: Una monja de cuidado. En este caso Deloris (Whoopi Goldberg) decide volver al convento para dar clase de música a unos indisciplinados alumnos que hacen la vida imposible a las bondadosas monjitas. La chispeante Deloris navegará de nuevo entre la religión y los ritmos de locura para intentar convertir a los infernales niños en un adorable coro de gospel. Prepárese para desgañitarse de risa ante las ocurrencias de la Goldberg. Un guión bien urdido y una soberbia interpretación avalan este desternillante film.

5/10
La cara sucia de la ley

1992 | Deep Cover

Russell Stevens (Lawrence Fishburne) es un policía de armas tomar. Se crió en un ambiente criminal. Su padre era un atracador y un drogadicto, y murió asesinado ante sus ojos. A pesar de todo, Russell decidió enfrentarse a la delincuencia, y se puso del lado de la ley. Tiene entre manos una arriesgada misión, en la que debe infiltrarse en la peligrosa organización de Antón Gallegos, un poderoso traficante de droga de Los Angeles. Pero una vez dentro del grupo de delincuentes, Russell tendrá que luchar también contra sí mismo y contra su turbulento interior. Una película de acción policial, en la que todo gira a disposición del lucimiento de Lawrence Fishburne. Se aprovecha de los clichés más utilizados del género. Dirige el cineasta de color Bill Duke.

4/10
Falcon Crest

1981 | Falcon Crest | Serie TV

Tras la muerte de Jason Gioberti, su hijo Chase se hace cargo de sus viñedos, en el valle californiano de Tuscany. Su llegada desata una lucha por el control vinícola de la zona con su tía, la maquiavélica Angela Channing, dispuesta a todo para boicotear a Chase. Al mismo tiempo, Lance, nieto de Angela, y Cole, hijo de Chase, se disputan el amor de la misma mujer, Melissa Agretti, una rica heredera. Una de las series legendarias de los 80, que contó con un gran trabajo de la veterana Jane Wyman, cuyo personaje, Angela Channing, se convirtió en un símbolo de la maldad absoluta, en la cultura popular. La serie, que tuvo nueve temporadas en total, también hizo popular a Lorenzo Lamas.

5/10

Últimos tráilers y vídeos