saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
High Flying Bird

High Flying Bird

High Flying Bird

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

High Flying Bird

En medio de una huelga de la NBA, el agente deportivo Ray Burke (André Holland) queda envuelto en un enfrentamiento entre la liga y los jugadores. Con su carrera en juego, Ray decide jugarse el todo por el todo e idear un plan audaz en solo 72 horas en las que podría aventajar a los más poderosos y cambiar las reglas para siempre. ¿Quién domina el juego y quién debería dominarlo?

Galería de imágenes

High Flying Bird
High Flying Bird
High Flying Bird
High Flying Bird
High Flying Bird
High Flying Bird

Crítica decine21.com

estrella
6
Límite 72 horas
Límite 72 horas

Steven Soderbergh es uno de los cineastas más prolíficos de la actualidad, que acomete y ejecuta proyectos como rosquillas sin apenas despeinarse. En esta ocasión se apunta por primera vez a una producción de Netflix, que incluso es citada en la trama, y que describe la trastienda de la industria deportiva, los tejemanejes que explotan las cualidades atléticas de los jugadores y la adhesión de los fans a su equipo para obtener pingües beneficios. Gran amante de los desafíos tecnológicos, Soderbergh supera esta vez con brillantez la limitación de rodar el entero film con un... ¡iPhone!, lo que pasará inadvertido para el espectador no avisado, más allá de algunos planos generales con objetivos cortos, de los que podrá interrogarse acerca de su singular aspecto. Al parecer, el cineasta tuvo la cinta montada sólo 3 horas después de terminar de rodar el último plano.

El film, entreverado de breves pasajes en blanco y negro donde jugadores de baloncesto auténtico explican a cámara sus primeras experiencias en la NBA como principiantes, transcurre durante apenas 72 horas, en que la liga está viviendo un "lockout" o huelga, que paraliza todos los partidos. Seguimos los pasos de un prestigioso agente de jugadores, Ray Burke, cuyo representado y recién incorporado a la liga en el último "draft", Erik Scott, se ha endeudado hasta las cejas pensando que pronto iba a ganar el dinero propio de una estrella. Con asombrosa clarividencia, hablando con unos y otros, incluida la madre de un jugador y pariente al que introdujo en la NBA tiempo atrás, se moverá como pez en el agua siguiendo aquel dicho de "a río revuelto, ganancia de pescadores".

Estamos ante un film ágil, con vertiginosos diálogos, parte del guión escrito por Tarell Alvin McCraney, que también aportó su buen hacer a la oscarizada Moonlight. Aunque esas frases rápidas incluyen tecnicismos y situaciones en las que puede perdere el no familiarizado con el negocio del baloncesto en Estados Unidos, el film tiene algo que atrapa. Entre las ideas que conceden consistencia al film, se encuentra la de la cuestión racial, la del mercado que puede matar algo tan bello como la competición deportiva, o las nuevas formas de difusión y comunicación, redes sociales, vídeos virales, streaming, que lo están cambiando todo. El reparto está compuesto por actores no demasiado conocidos pero que demuestran un muy buen hacer, empezando por el protagonista, hilo conductor de la trama, André Holland.

Plataformas digitales
Distribuye: Netflix
Extras: Español e inglés 5.1.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE