IMG-LOGO

Biografía

Blake Lively

Blake Lively

32 años

Blake Lively

Nació el 25 de Agosto de 1987 en Tarzana, California, EE.UU.

Actriz de moda

06 Junio 2011

No sólo es uno de los rostros más populares de la televisión, sino que Blake Lively es además la actriz más imitada en su forma de vestir. Triunfa en televisión con Gossip Girl, pero también le queda tiempo para hacer papeles en películas, cada vez de mayor calidad.

Nacida el 25 de agosto de 1987, en Los Ángeles, Blake Christina Lively es hija de los actores Ernie y Elaine Lively. Desde que era prácticamente un bebé se puede decir que acudía a clases de interpretación, en concreto a las que asistían sus padres, que preferían llevarla consigo, porque no querían dejársela a una niñera.

Debutó a los 11 años, cuando su padre la reclutó para el film Sandman, dirigido por él. A continuación no tenía muy claro si dedicarse a la interpretación, pero su hermano estaba convencido de su valía y le convenció para que se presentara a varios castings. Finalmente fue escogida para un papel en Uno para todas, donde era una de las protagonistas, cuatro amigas que al acabar sus estudios en el instituto, se compran unos pantalones que usarán por turnos para no perder la conexión entre ellas.

Protagonizó con Justin Long la comedia juvenil Accepted (Admitido), e interpretó algún que otro papel secundario. Pero su carrera cambió por completo en 2007, cuando fue elegida para interpretar a la elegante y popular Serena van der Woodsen, en el drama juvenil Gossip Girl. No sólo se convirtió en una gran estrella catódica, sino también en una especie de fenómeno de masas que marca tendencia en el mundo de la moda con sus vestidos.

Mientras sigue rodando la serie, Lively se ha mantenido muy activa en el cine. Rodó Uno para todas 2, y tenía un papel breve en New York, I Love You. La crítica coincidió en resaltar que interpretó uno de sus mejores papeles en La vida privada de Pippa Lee, donde interpretaba en su juventud al personaje de Robin Wright. También llamaba la atención en The Town, ciudad de ladrones, donde era la joven hermana de Jeremy Renner, ex novia del personaje de Ben Affleck.

La fiebre que desata Blake Lively es tan grande, que le han dado el papel principal en Green Lantern (Linterna Verde), una gran superproducción. interpreta a Carol Ferris, de quien el superhéroe protagonista está enamorado desde que era un niño.

Tras salir con el actor Kelly Blatz, amigo desde la infancia, mantuvo una relación con Penn Badgley, uno de sus compañeros en Gossip Girl. Después de romper con él, se rumoreó que podría haber mantenido un romance con Leonardo DiCaprio.

Filmografía
El ritmo de la venganza

2019 | The Rhythm Section

Tras la muerte de toda su familia en accidente de avión, Stephanie se ha dejado ir y abandonada a la prostitución está sumida en un agujero negro. Un día un cliente le dice que el avión siniestrado no explotó por casualidad: fue un atentado terrorista y los resposnables siguen tan campantes por la ciudad. La mujer tardará tiempo en asumir tal noticia. Hasta que decide vengarse y para ello contactará con un ex agente del MI6. La norteamericana Reed Morano, directora de algunos capítulos de El cuento de la criada o de películas singulares como ¿Estamos solos?, es la responsable de este thriller de acción y espionaje cuyos planteamientos corren a la par al de otras películas con puntos similares, entre ellas Gorrión rojo, Matar o morir o Anna. Se trata de mostrar cómo una mujer que ha sufrido una situación traumática decide transformarse en una vengadora contundente y decidida. El ámbito en que lo hace varía; puede ser dentro de una organización de espionaje en el marco de la guerra fría, actuar por su cuenta o, como en caso de El ritmo de la venganza, a raíz de una trama de terrorismo internacional. Dentro de lo que cabe, en este caso la evolución de la protagonista, Stephanie, es más verosímil que en otros, pues aquí nunca deja de ser alguien vulnerable y llevar a término sus planes no será nunca fácil. En este sentido cobra importancia la primera parte del film, el entrenamiento propiamente dicho (competente Jude Law) y la concienciación de la operación que ha decidido llevar a cabo. Pero, lamentablemente, más tarde la película no está a la altura. La culpa la tiene el inconsistente guión, que ni siquiera dibuja un desarrollo comprensible, sino que introduce varios personajes de los apenas se sabe nada y que sólo sirven para desconcertar. Y la protagonista parece tener una varita mágica. Falla, pues, lo más importante. Lo mejor que se puede decir de El ritmo de la venganza es que es medianamente entretenida y que ofrece algunos momentos de acción muy realistas, peleas crudas o una espectacular persecución automovilística rodada con gran pericia. También se salva la composición de Blake Lively, quien transmite estupendamente al principio una desoladora desorientación para ir cogiendo soltura hacia el final, aunque nunca deje de ser ella misma. Pese a estar ambientada en Londres, Escocia, Madrid, Tánger, Nueva York y Marsella, el rodaje tuvo lugar en su mayor parte en España (Madrid, Cádiz, Almería) y se agradece también que no se meta la pata burdamente con cuestiones, digamos, culturales.

5/10
Un pequeño favor

2018 | A Simple Favor

A la joven viuda Stephanie Smothers se le da muy bien ejercer como madre perfecta, e incluso saca tiempo para su blog, donde enseña a elaborar deliciosas recetas. Inicia una amistad con Emily Nelson, la madre del mejor amigo de su hijo, una mujer que parece su némesis, pues no muestra ningún interés por la cocina, viste siempre con ropa sofisticada, tiene un carácter grosero, abusa del alcohol y descuida a su retoño. Un día Emily pide ayuda a Stephanie, porque una emergencia le retiene en el trabajo, así que necesita que se quede con su niño hasta que regrese. Aunque pasan varios días, no acude a recogerle… Paul Feig se ha especializado en comedias femeninas, como La boda de mi mejor amiga, su mejor trabajo, o la decepcionante en cierta medida Cazafantasmas. Ahora combina el género con el thriller en una adaptación de la novela homónima de Darcey Bell, muy influida por Perdida, llevada al cine por David Fincher, aunque con una visión ácida de la vida en los suburbios que recuerda a series como Mujeres desesperadas y Big Little Lies. Pese a que abusa de giros supuestamente sorprendentes, sobre todo en el segmento final, cuando el metraje se alarga innecesariamente, la trama de intriga funciona bastante bien, al recuperar el viejo esquema de las películas de situación rutinaria (en este caso, la madre que como tantas otras pide que recojan a su chaval), que deriva en un peligro inesperado. También tiene un par de hallazgos que harán reír al espectador, pero al final acaba adentrándose en el terreno fácil de la grosería, como en lo referente al apodo que recibe la protagonista tras desvelar una turbia historia de incesto. En cuanto a las interpretaciones, Anna Kendrick sobreactúa hasta resultar desesperante, pero a veces demuestra su vis cómica. Funciona muy bien en pantalla el contraste de su físico con el de Blake Lively, mucho mejor como actriz, componiendo un personaje que recuerda a las viejas divas de la gran pantalla, como Greta Garbo.

5/10
All I See Is You

2016 | All I See Is You

Infierno azul

2016 | The Shallows

Un Tiburón para el nuevo milenio. Jaume Collet-Serra sigue a buen paso su exitosa carrera en Hollywood, y ahora nos ofrece un thriller terrorífico y desasosegante con escualo y chica surfista en apuros, cuyo ritmo no decae en ningún momento. Nancy es una joven estudiante de medicina, que no ha superado la muerte de su madre debido a un cáncer. A modo de terapia se ha ido a la playa solitaria y de difícil acceso en México, donde la fallecida hacía surf en su juventud, dispuesta a relajarse y a encontrarse a ella misma. Pero tras coger olas y saludar a un par de surferos, lo que se va a encontrar es a un tiburón muy enfadado que le obliga a tratar de sobrevivir a sus dentelladas en el islote pasajero que surge en medio del océano, a 200 metros de la orilla, cuando baja la marea. En apenas hora y media, y gracias a un inteligente y medido guión de Anthony Jaswinski, bien trasladado a la pantalla por el director con su habitual colaborador en la fotografía –el también español Flavio Martínez Labiano–, sufrimos con Blake Lively, que tiene el mérito de aguantar el tipo estando presente en prácticamente toda la narración, gozando al principio, sufriendo después. Los elementos que aderezan la narración –la llegada a la playa con el conductor que interpreta el camaleónico Óscar Jaenada, los dos surferos, el recurso al teléfono, cierto borracho, una gaviota, las medusas...– están muy bien introducidos, y el impactante desenlace tiene fuerza.

6/10
Café Society

2016 | Café Society

Bobby Dorfman es un joven judío neoyorquino que parte hacia Hollywood en los años 30 en busca de una vida mejor. Busca paradójicamente liberarse de sus padres, su hermana casada con un comunista y su hermano gángster, pues acude a otro pariente, su tío Phil, célebre agente de las estrellas de cine. La idea es que le dé algún trabajillo, aunque sea como chico de los recados. Phil le coloca bajo la tutela de su secretaria Vonnie, de la que enseguida se enamora. Pero ella tiene novio, e incluso cuando rompe con él, surgirán nuevos obstáculos, el destino puede ser muy irónico. Es ya un lugar común decirlo, pero repitámoslo, Woody Allen nunca defrauda. Aunque eso sí, uno le pone el listón tan alto, que en el film que nos ocupa cabe decir: esperábamos más. Su Café Society se encuadra en sus películas "serias", aunque siempre haya espacio para las bromas, en esta caso negras o agridulces, como las que propicia un gángster que nos hace pensar en Balas sobre Broadway. Siguiendo la vena filosófica pesimista de la que ya hiciera gala con profesor de la materia incluido en Irrational Man, el director y guionista nos viene a decir que no es posible la felicidad plena, que las oportunidades vienen y van, que la vida consiste en elecciones, aunque no es lo mismo una Veronica que otra Veronica, las dos mujeres principales en la vida de Bobby. Anhelamos una vida auténtica, pero no sabemos lo que es eso, y con frecuencia en el camino nos dejamos llevar sin más, por lo que nos ocurre, no somos tan dueños de nuestras decisiones como creemos. El desencanto impregna el film, que muestra sobre todo a tres personajes, Bobby, Vonnie y Phil, agitados cada uno por el amor, el trabajo, lo que quieren hacer en sus vidas, y que sin duda acaban ejerciendo su libertad, pero lo que han hecho no les deja satisfechos (aunque intuimos que de haber seguido otros derroteros, tampoco su felicidad habría estado garantizada). De modo que Allen traza con habilidad el arco vital de este trío, mientras coloca un telón de fondo de glamour hollywoodiense, y de gángsteres neoyorquinos, quizá algo forzado, pero que ayuda a sostener el entramado, y hacer el trago amargo en que consiste el film más llevadero. Como es habitual, el cineasta acierta con sus actores, Jesse Eisenberg y Steve Carell –los alter ego de Allen, sobre todo el primero, pero también el segundo–, más las chicas, Kristen Stewart y Blake Lively, y los numerosos y eficaces secundarios.

6/10
El secreto de Adaline

2015 | The Age of Adaline

Adeline Bowman nació a comienzos del siglo XX. Guapa, se enamoró, tuvo una niña, pero su marido murió. Viajando en automóvil, sin haber cumplido aún los 30 años, sufre un accidente en el que muere durante un par de minutos, lo que coincide con una conjunción de elementos tal que, al ser reanimada, adquiere un inesperado don: no envejece, parece que el tiempo no pasa para ella. Lejos de verlo como una bendición, se trata de una situación que no sabe cómo manejar, y tras una mala experiencia con una agencia gubernamental, ha decidido ocultar su condición, que sólo conoce su hija. Ella vive una vida dolorosa, en la que no se puede implicar emocionalmente con los demás, y en que cambia de identidad cada diez años para no despertar sospechas entre los que conviven con ella y podrían detectar que en ella el tiempo no hace mella. Las cosas se complican cuando conoce a Ellis, un joven encantador que se enamora de ella –Jennie, para él–, y que no está dispuesto a dejar escapar su presa. Con su toque fantástico de ciencia ficción, cine romántico en estado puro, que contiene más de un momento empalagoso cercano a la bobería. Se nota que uno de los que firman el guión es J. Mills Goodloe, que adaptó Lo mejor de mí, una de las novelas del especialista Nicholas Sparks, que sin duda ha creado escuela fílmica y en papel. A los incondicionales les gustará el film. El resto tendrán problemas para enganchar y suspender su incredulidad. El arranque tiene su punto de intríngulis, y la protagonista Blake Lively desprende un encanto especial, da el tipo de mujer que podría haber vivido en cualquier momento del siglo XX y XXI, cierta cualidad intemporal. La pena es que una vez establecido lo que hay, el desconocido director Lee Toland Krieger y su equipo de guionistas no tienen muy claro lo que desean contar o cómo van a mantener el interés del espectador. Nos instalamos en un bucle, amar o no amar, huir o no huir, contar la verdad o no contar la verdad, he ahí los dilemas. Algunos personajes tienen poca riqueza, como la de la hija, pura excusa para que en algún momento Adeline pueda hablar con alguien de lo que le pasa, el otro recurso es una voz en off omnisciente que tampoco está introducida con demasiada habilidad. Y el novio, más allá de ser un guaperas filántropo muy buena persona, carece de carisma, Michiel Huisman no sabe qué hacer con él. Para cuando llega un momento de sorpresa, con la aparición de Harrison Ford luciendo perilla, el desconcierto y el cúmulo de casualidades son tales, que aquello se acerca peligrosamente a lo risible.

4/10
Salvajes, de Oliver Stone

2012 | Savages

Adaptación de una novela del descarnado Don Winslow sobre el narcotráfico mexicano, a cargo de Oliver Stone. Ambos han coescrito el guión adaptado de Salvajes con Shane Salerno, que creó con Winslow la serie UC: Undercover. O, diminutivo de Ophelia, comparte vida sexual con el botánico Ben y el ex soldado de élite Chon, que se dedican a cultivar marihuana de excelente calidad gracias a unas semillas importadas de Afganistán. Los dos intentan llevar su negocio sin enfrentarse con nadie en la medida de lo posible. Pero Elena, conocida como "La Reina", cabecilla de un cartel mexicano de la droga, desea asociarse con ellos por la fama que ha adquirido su 'hierba'. Los chicos se niegan, lo que equivale a toda una declaración de guerra. El veterano Oliver Stone vuelve a demostrar que es un maestro de la narrativa cinematográfica. Como siempre, logra que su obra tenga una factura muy rompedora y moderna, a base de intercalar alguna secuencia en blanco y negro, primerísimos primeros planos de objetos, secuencias con un montaje ultraveloz y cámara manual de vez en cuando. Hasta la banda sonora, que incluye algún rap latino de tono combativo, parece lo último de lo último. En Salvajes brilla sobre todo el secundario Benicio del Toro, como psicópata implacable que disfruta haciendo daño a sus víctimas. También cumplen otros actores de primera en interpretaciones de reparto, como John Travolta, Demián Bichir, una Salma Hayek en un registro desconocido como 'madrina' mafiosa, y un Emile Hirsch en un trabajo que sabe a poco por su brevedad. En cuanto a los roles principales, Stone se los ha dado a jóvenes actores que empiezan a despuntar, con un aceptable trabajo de Aaron Johnson (Kick-Ass. Listo para machacar) y Taylor Kitsch (Battleship), mientras que Blake Lively (Gossip Girl) se esfuerza, pero pronto queda de manifiesto que le han asignado un personaje florero. Es curioso que se compare la relación a tres bandas de los protagonistas con la que se establecía en Dos hombres y un destino, que adquiría un enorme romanticismo, mientras que ésta parece basarse en el sexo puro y duro, ya sea frío o lleno de afecto. Con una actriz menos despampanante en el papel, el 'ménage à trois' no resultaría creíble. Gran ilustrador de los mecanismos del poder, Stone había tratado este tema en el ámbito económico (Wall Street), político (JFK) y militar (Platoon). En Salvajes hace lo propio con el submundo de los carteles de la droga. El cineasta, que defiende públicamente la legalización de la marihuana, había mostrado su permisividad con las drogas en cierta medida en películas como Asesinos natos y The Doors. En Salvajes escamotea las consecuencias negativas de la adicción, mientras que la voz en off del personaje de Blake Lively no para de soltar parrafadas sobre las virtudes de la misma. La conclusión viene a ser que todo el mundo puede ser feliz salvo que se meta en líos con narcotraficantes sin escrúpulos. La 'sorpresa' del final recuerda a las secuencias más irreales de Asesinos natos, resulta un tanto decepcionante y en cierta medida da al traste con la sensación de realismo.

5/10
Gossip Girl (6ª temporada)

2012 | Gossip Girl | Serie TV

El amor entre Chuck y Blair queda aplazado hasta que él pueda vencer a su padre, que le ha birlado los negocios y se ha camelado a Lily. Por su parte, Blair intenta triunfar en el mundo de la moda, como presidenta de Diseños Waldorf, y Serena se ha enamorado de Steven, aunque la hija de éste –enamorada de Nate, no lo aprueba. Por otro lado, Bart Bass invierte dinero en The Spectator, la empresa de Nate, que pasa por apuros económicos. Y Rufus y Ivy siguen enamorados... Mientras, Dan continúa elaborando su estrategia de escribir diferentes capítulos sobre la verdad de la élite de Manhattan, pese a que eso conlleve hablar mal de todos sus amigos. La serie se agotaba y no daba para más. Si la quinta temporada se volvió un puro aburrimiento, debido a que los personajes daban tumbos amorosos únicamente para alargar la historia, aquí el "resucitado" Bart Bass es el rey de la función, gracias a su duelo a muerte con su hijo Chuck. Esto aporta cierta intriga, pero ciertamente el único interés de esta última temporada de Gossip Girl estriba en cuál iba a ser el final. Tan sólo hay diez episodios (en lugar de los más de veinte de las anteriores temporadas), muestra clara de que era imposible alargar más el culebrón.

4/10
Green Lantern (Linterna Verde)

2011 | Green Lantern

Linterna Verde es uno de los personajes más importantes de la editorial DC, aunque para los no lectores de comics no es tan conocido como Batman y Supermán, los pesos pesados de la compañía. El primer Linterna Verde fue creado por Bill Finger y Martin Nodell en 1940, aunque su encarnación más conocida, el piloto de pruebas Hal Jordan nació en 1959 de la mano de John Broome y Gil Kane. Con tanta cinta de superhéroes que se estrena, era bastante predecible que tarde o temprano llegara a las pantallas la adaptación al cine. Los Linterna Verde son un cuerpo de paz formado por diferentes vigilantes, de planetas y razas distintos, que patrullan cada uno su cuadrante del universo, con ayuda de un anillo de poder que le confiere extraordinarios poderes. Uno de ellos está a punto de morir en el Planeta Tierra tras ser perseguido por el amenazador Parallax, un ser que pone en peligro la paz cósmica. El anillo del Linterna Verde elige un sustituto y vuela hasta él. Éste resulta ser Hal Jordan, un piloto de pruebas que debe encontrar la valentía suficiente para derrotar a Parallax. Aporta muy poco al género, ya que repite todos los tópicos sin darles ninguna vuelta de tuerca: existe un tipo que repentinamente adquiere poderes asombrosos y una gran responsabilidad, se ha enamorado de una mujer a la que debe conquistar, tiene que hacer frente a su némesis... El mercado está tan abarrotado que resulta difícil encontrar elementos originales. Además, juega en contra de esta cinta su abuso de los escenarios virtuales y los efectos digitales por ordenador, pues algunos pasajes parecen de animación, y resulta difícil aceptar la mezcla con personajes humanos. Sin embargo, tiene un buen reparto, ya que Ryan Reynolds le da cierta humanidad a su personaje y resulta tener buen 'feeling' con la joven Blake Lively (Gossip Girl). El film tiene secundarios de altura como Tim Robbins y Mark Strong, desconocido como uno de los Linterna Verde. Aunque no llega a la altura de otros de sus films, Martin Campbell (007 Casino Royale, La máscara del Zorro) dirige con el suficiente pulso. El tema central es el miedo, y la capacidad humana para sobreponerse a él y lograr sus objetivos.

4/10
Hick

2011 | Hick

Gossip Girl (5ª temporada)

2011 | Gossip Girl | Serie TV

Mientras trabaja como asistente de producción en cine en Hollywood, Serena comete un error al intentar impresionar a su nueva jefa. Mientras, Chuck se cita con una actriz mientras trata de superar que Blair está a punto de casarse. Ésta ha pasado todo el verano en Mónaco planeando su boda con Louis, pero ambos vuelven a Nueva York. Quinta temporada de la serie juvenil, que cuenta con Elizabeth Hurley como estrella invitada.

4/10
The Town, ciudad de ladrones

2010 | The Town

Charlestown, Boston. Una barriada, criadero innegable de criminalidad. De ahí ha salido la banda que lidera Doug, especializada en el asalto de bancos y furgones blindados pertrechados con máscaras. Jem, recién salido de la cárcel y miembro del grupo, es como un hermano para Doug, pero su confinamiento ha desatado su vena más violenta y asocial. Lo que aflora sin tapujos en su último golpe, donde hiere gravemente al subdirector del banco y toma como rehén a Claire, directora de la entidad. Tras liberarla se dan cuenta del error cometido, pues esta mujer vive en su barrio y podría tal vez identificarles. Doug asumirá la tarea de comprobar que Claire no puede aportar ninguna pista al FBI sobre la banda, pero no cuenta con que se va a enamorar de ella. Lo que le empuja aún más en serio en la idea que le ronda de abandonar su carrera delictiva. Adaptación de una novela de Chuck Hogan, cuyo nombre puede sonar porque firmó junto a Guillermo del Toro la novela de terror Nocturna. Se trata de una agilísima película perteneciente al subgénero de robos y atracos, cuyo oscuro guión sabe conjugar la ejecución de los distintos golpes con la perfecta definición de los personajes, una auténtica golosina para los actores. Ben Affleck no sólo dirige y coescribe el guión –tareas que aunó en la valiosa Adiós pequeña adiós–, sino que asume el papel protagonista de tipo cansado de la vida delictiva, que trata de salir de la charca inmunda donde se encuentra enfangado, en busca de redención y algo parecido a la normalidad. Se trata de un personaje rico en matices, también en lo referente a la ausencia materna en su vida, que marcó la distancia con el padre; y su reflexión final, servida con voz en off, tiene muchísima enjundia. Pero hay más roles de interés. Sobresalen los del brutal Jem, encarnado por Jeremy Renner (En tierra hostil), que da miedo, pero que es humano, sobre todo en su sentido de la lealtad; el de Rebecca Hall, muy bien como mujer con el canguelo en el cuerpo, y que cree descubrir el amor; y el de Jon Hamm (que debe su popularidad a la serie televisiva Mad Men), como antagonista sabueso del FBI. Hasta las brevísimas pero intensas composiciones de Chris Cooper y Pete Postlethwaite son de las que dejan huella. Estamos ante una película muy violenta, pero en la que es preciso reconocer su sólida dirección de las escenas de acción, con persecuciones automovilísticas brillantes y atracos impactantes. Se trata desde luego de una historia de género, con personajes arquetípicos, pero donde junto a la idea de que el entorno te puede empujar a no hacer lo correcto, aletea también la de que la libertad puede llevarte a sacar cabeza y cuerpo del fango; aunque, claro está, hay que pagar un precio.

6/10
Gossip Girl (4ª temporada)

2010 | Gossip Girl | Serie TV

Los jóvenes protagonistas de este drama juvenil siguen enamorándose, odiándose y viviendo una vida a todo tren envidiada por muchos. Arranca la cuarta temporada a caballo entre París y Nueva York. Ellas gastándose todo el dinero que pueden en zapatos de Louboutin y modelitos de Carolina Herrera. Ellos volviendo de un verano saltando de cama en cama o apareciendo después de estar a punto de perder la vida. Lo bueno para quien salió finalmente del peliagudo trance, para Chuck, es que regresa con una nueva chica agarrada al brazo... El trance de Nate será diferente, debe afrontar su posible paternidad. Y cómo, las cuitas amorosas de Serena y Blair estarán omnipresentes. La primera duda a la hora de elegir entre Dan y Nate, la segunda se replanteará su relación con Chuck. Las maledicencias, los malentendidos, las manipulaciones y los engaños no tardarán en hacer acto de presencia en las relaciones de estos chicos tan guapos y divinos. La Reina Cotilla va a tener carnaza que ofrecer en su blog. Empezar la temporada en una ciudad como París es toda una declaración de intenciones. La capital francesa es la ciudad del amor y el reino de la moda. Vamos, a pelo para que en unos cuantos capítulos Serena y Blair estén en su salsa. Pero el cambio de ubicación no evita que estemos ante un más de lo mismo de anteriores temporadas, ante unas vidas de lujo y glamour, de poses de maniquí, en las que no cabe ya un mínimo de originalidad. El sabor se conoce, no es dulce tampoco, y más bien se huele la tostada. Además de igual. Si se trata de enredar el culebrón, de meter por aquí una violación, la venta de una gran corporación, unos cuantos amoríos de ida y vuelta, no pasa nada, los guionistas son conscientes (al menos todavía) que los bellos rostros y los curvilíneos cuerpos de sus protagonistas lo aguantan todo. Ellos son estrellas y su luz no se apaga entre los millones de seguidores en todo el orbe. Es verdad que han traído rostros nuevos al circo, como el de la guapísima Katie Cassidy, y hay cameos aparentemente bien calzados como el de Ivanka Trump, hija del archimillonario Donald, pero incluso esta aparición esporádica, por la propia imagen que transmite la susodicha, es contraproducente y tiene la consecuencia de querer apagar un fuego con gasolina. Y es que los diálogos de los protagonistas suenan a repetidos, por no decir cargados de superficialidad, y la expresión de los sentimientos en cada uno de ellos a estas alturas no se la cree nadie. Es lo que tiene estirar la vanidad por capítulos, el chicle (rosa) se rompe, la credibilidad es igual a cero. Salvemos de la quema a Reina Cotilla, por su rango regio y su afilada lengua cuando narra lo que escribe en su blog. A ella le perdonamos los chismes porque para eso está. Y quizá también porque se mantiene anónima.

5/10
La vida privada de Pippa Lee

2009 | The Private Lives of Pippa Lee

Pippa se ha trasladado a vivir con Herb, su marido, a una zona residencial donde domina la gente mayor. El propio Herb, editor, es ya un anciano, que saca bastantes años a su esposa. Mujer complaciente, Pippa trata de agradar siempre a las personas de su entorno. Pero no siempre ha sido así. Mientras somos testigos de su evolución en la actualidad, sucesivos flash-backs nos la muestran primero niña con su neurótica madre, influencia mayor que la del padre, pastor de una iglesia cristiana. Y siguen esas "vidas privadas", que incluyen la estancia, siendo una jovencita, en casa de su tía lesbiana Kate, con la curiosa influencia de la compañera fotógrafa de piso, de gustos sadomasoquistas, o la entrada en su existencia de Herb, en una época en que se atiborraba a pastillas. Rebecca Miller, guionista, directora y autora de la novela "Las vidas privadas de Pippa Lee" –por uno de esos caprichos incomprensibles, la distribuidora española ha singularizado "las vidas privadas"– entrega una historia que gira alrededor de Pippa Lee, con elementos tragicómicos de gran patetismo, que recuerdan a las películas de Noah Baumbach (Una historia de Brooklyn, Margot y la boda), por citar ejemplos recientes en que se describen familias desestructuradas y personajes egocéntricos, y al mismo tiempo con buena cabeza. El hecho de que la protagonista sea sonámbula se convierte en metáfora de tantos "ejemplares" humanos que andan por la vida con los ojos cerrados, sin vivir la vida plenamente. Miller maneja bien la compleja estructura argumental, pero lo que nos entrega resulta bastante deprimente. Pinta gracias a un atinado reparto –estupendos Robin Wright Penn y Alan Arkin– una variada galería de personajes, donde llama la atención el desequilibrio dominante, se echa en falta alguien medianamente normal. Los momentos fuertes, sobre todo la muerte, sirven para el acercamiento catártico, pero queda la duda al espectador de si tal efecto tendrá su prolongación en el tiempo.

6/10
Gossip Girl (3ª temporada)

2009 | Gossip Girl | Serie TV

Se esconde tras el anonimato y actúa con inusual agudeza en su hábitat natural, la red, para regocijo de los muchos que la siguen. Los chismes de Reina Cotilla, la anónima y famosa blogger e hilo conductor de este drama juvenil, vuelven a desnudar los amores, escándalos y secretos de sus protagonistas favoritos: la élite adolescente del barrio Upper East Side en Nueva York. Aunque ahora están más creciditos (quién lo diría) y cambiarán sus vidas de forma radical al dejar la mayoría de ellos el instituto para comenzar sus estudios universitarios. Dan, Vanessa y Blair estudiarán en la Universidad de Nueva York, mientras Serena, que llega de una misteriosa aventura europea, decide esconder sus cuitas en la Universidad de Brown. Esta tercera temporada será especialmente difícil para la joven protagonista, que al fin descubre quién es su padre. Por su parte, Nate regresará de su aventura veraniega acompañado de una atractiva joven con la que mantiene una relación que provocará más de un disgusto a la familia de ambos. Mientras tanto, en la vida de los “adultos”, el padre de Dan y la madre de Serena, Rufus (Matthew Settle) y Lily (Kelly Rutherford), intentan superar sus problemas matrimoniales. Tributaria de series de corte adolescente como Sensación de vivir y Melrose Place, el desarrollo de las historias que se van sucediendo en torno a los protagonistas no debiera de sorprender a nadie. Ya en la primera temporada la línea quedaba perfectamente trazada: frivolidad a galope de un Ferrari, fiestas sin freno ni control exclusivas para niños de papá e “ilustrativas” jornadas de shopping a golpe de talonario. A vivir que son dos días. Por supuesto todo este lujo con los rostros más guapos y lozanos de la high society neoyorquina (aunque siempre está el que reniega de todo ello con la nariz tapada, pero sólo un poquito), que todo debe estar bien presentado, con lazo de 10.000 dólares incluido. Y entre estas “nimiedades” se entrecruzan amores, desencuentros, traiciones, corazones “partíos”, sexo y a cambiar de “churri” como de calcetín que somos jóvenes. Precisamente, entre los jóvenes lo emocional tira, y tira mucho, los productores de la serie lo saben tan bien como que las vidas a todo rabo y perfumadas por el dinero, venden. El mundo real es anodino. Aceptada la trampa de Gossip Girl, no se pueden discutir ciertas habilidades (trucos) para acabar aceptando pulpo como animal de compañía. La voz en off de la bloguera está bien traída, dejando siempre una aguda introducción a los conflictos en forma de bomba con la mecha recién encendida – ‘… y sin embargo nada explota sin un fusible’- que acaba de tener su efecto en los protagonistas. Salvando las distancias, recuerda un poco la actividad “cotillona” de Danny De Vito en L.A. Confidential. De la misma manera nos hace recordar a otra película –y también a una cierta distancia- el personaje de Chuck Bass (Ed Westwick), una especie de Vizconde de Valmont en Las amistades peligrosas que desde su arrogancia y poder le gusta apostar fuerte en el juego del sexo, con ese afán de dominar sentimientos ajenos a pesar del riesgo a que como un boomerang se vuelva contra su propia persona. También está correctamente significado la influencia de internet en el ambiente cotidiano de glamour y riqueza donde se mueven los personajes, y cómo el gran medio de comunicación de nuestro tiempo incide en algunos aspectos íntimos de sus vidas. Al cabo Gossip Girl es un gran artificio, minuciosamente pergeñado por sus creadores quienes conocen bien las tendencias actuales más sofisticadas –el mundo de la moda tiene también su peso, con unos chicos ataviados divinos de la muerte- y que logran como prestidigitadores hacer de la banalidad de oropel un número sumamente eficaz. Somos libres de ser engañados.

5/10
Gossip Girl (2ª temporada)

2008 | Gossip Girl | Serie TV

Último año de instituto para Serena y sus amigos. Cuando acaban las vacaciones de verano, Blair llega al instituto con James, su nuevo novio. Éste resulta ser en realidad un lord inglés. A lo largo del curso, Serena, Blair, Dan, Vanessa y los demás, deben conseguir que les acepten en la universidad. Más capítulos de la serie de moda entre el público juvenil.

6/10
Uno para todas 2

2008 | The Sisterhood of the Traveling Pants 2

Secuela de Uno para todas en la que repiten las cuatro protagonistas del título original, entre las que se incluyen las televisivas Alexis Bledel de Las chicas Gilmore y America Ferrera de Betty. En esta nueva cinta los pantalones vaqueros de la marca Levi’s que comparten las cuatro amigas, vuelven a ser el nexo de unión entre las cuatro historias. Si en la película original, las chicas estaban a punto de terminar el instituto, en ésta se preparan para pasar su primer verano como universitarias. A Carmen la da por el teatro, Lena se enamora nuevamente, Tibby consolida su relación y Bridget viaja hasta una excavación arqueológica.

4/10
Elvis and Anabelle

2007 | Elvis and Anabelle

La guapa Anabelle se va a presentar al concurso de Miss Texas. Sin embargo, durante el proceso del concurso Anabelle morirá trágicamente. por su parte, Elvis es un joven amargado que vive en la zona y que trabaja en la funeraria. Quizá su salvación esté en Anabelle cuando esta resucite milagrosamente... Drama romanticón, con elementos fantásticos y atmósfera mágica sureña, cuyo gran atractivo es la presencia de un espléndido reparto de veteranos. Protagoniza la estupenda Blake Lively, que luce palmito en un papel tipo bella durmiente que realizó justo antes de convertirse en estrella gracias a la serie Gossip Girl.

5/10
Gossip Girl

2007 | Gossip Girl | Serie TV

Serena van der Woodsen está de vuelta en la escuela preuniversitaria del Upper East Side de Manhattan, donde fue la alumna más popular. La noticia aparece en Gossip Girl, popular blog de internet, escrito por un desconocido. Su amiga Blair teme que con el regreso de Serena peligre su recién adquirida popularidad y la relación con su novio, un acaudalado joven. Nadie se explica el motivo del regreso de Serena. Esta serie sobre adolescentes se ha convertido en todo un fenómeno de masas. Se basa en una serie de novelas de Cecily von Ziegesar. Describe a jóvenes de clase alta, que llevan una vida increíblemente frívola y dan una gran importancia a la moda, por lo que la serie se ha convertido en un escaparate de tendencias. Esto parece que ha conectado con el público más joven, que al parecer sigue la serie también para ver los últimos ‘modelitos’.

6/10
Simon Says

2006 | Simon Says

Rutinaria película de psicópata asesino con chicas que lucen modelitos y algo más... El guión no tiene ni pies ni cabeza y la historia se centra en un grupo de jovencitos y jovencitas que se topan en un bosque con un tipo que juega a "Simon dice"... Poco a poco se verán sometidos a una peligrosa espiral de violencia y los cadáveres empezarán a aparecer. Protagonizada por el inquietantante Crispin Glover (Willard), la película está llena de torturas y muertes muy sangrientas. En un papel secundario se puede ver a Blake Lively mucho antes de hacerse famosa con Gossip Girl. La rubia actriz está acompañada de sus hermanastras mayores Robyn y Lori.

3/10
Accepted (Admitido)

2006 | Accepted

Bartleby ha acabado en el instituto. Debería ir a la Universidad, pero como era un estudiante mediocre, las ocho universidades en las que ha intentado entrar le han rechazado. Si sus padres se enteran, será una tragedia, por lo que pone en marcha un complejo plan para engañarles. Para ello, alquila un psiquiátrico abandonado, en el que cuelga un cartel que avisa de que es una universidad. Con eso, es capaz de convencer a sus padres de que estudia en la ilustre South Harmon Institute of Technology (S.H.I.T.). Pero corre el rumor de que en esta universidad admiten a todo tipo de estudiantes, por lo que se presentan decenas de candidatos que pretenden matricularse. Fue John Landis quien popularizó las comedias estudiantiles subidas de tono, con Desmadre a la Americana. Tras American Pie, que actualizaba el esquema, llega la enésima repetición de los mismos tópicos: fiestas salvajes, chicos más interesados en el sexo que en estudiar. Pero a pesar de alguna secuencia subida de tono, el guión es menos grosero y un poco más inteligente que otras comedias similares. 

4/10
Uno para todas

2005 | The Sisterhood Of The Travelling Pants

Cuatro amigas del alma acaban de terminar el instituto y sus vidas tomarán previsiblemente rumbos diferentes. Pero antes de que esto ocurra, se van una tarde ‘de trapitos’ y descubren unos maravillosos pantalones vaqueros que, sorprendentemente, a las cuatro les sientan fenomenal. Y eso que el físico de cada una es distinto. Convencidas de que esto es una especie de señal de la especial conexión entre ellas, se compran los pantalones, con idea de que usarlo por turnos durante un período de tiempo, para a continuación enviarlo a la siguiente de la lista. Película femenina y pelín sensiblera, que toma la excusa de unos pantalones Levi’s, una publicidad nada encubierta, para describir los problemas sentimentales y familiares de las chicas. Una peli agradable, aunque previsible en exceso.

4/10

Últimos tráilers y vídeos