IMG-LOGO

Biografía

Bob Goldthwait

Bob Goldthwait

Bob Goldthwait

Filmografía
Los fantasmas atacan al jefe

1988 | Scrooged

Frank Cross (Bill Murray) es un insensible tirano del mundo de la comunicación. No le ha sido fácil escalar hasta su posición, pero una vez que se ha convertido en el presidente más joven de una compañía de televisión, ha olvidado cualquier escrúpulo. Es un déspota, un egoísta, un cínico y un ruín. Todos lo saben, pero nadie puede hacerle frente. Sólo sus fantasmas más cercanos pueden darle una buena lección. Tres divertidos seres espectrales que le harán recapacitar en su forma de ser. Tanto que recupera al amor de su vida (Karen Allen) y, en un tono decididamente alegre, se pone a cantar con todo el reparto "Put a Little Love in Your Heart". Versión megamoderna, optimista y divertida del clásico "Cuento de Navidad", escrito por Charles Dickens. El cine fue muy proclive a llevar esta deliciosa historia a la pantalla, y desde los primeros tiempos se rodaron versiones en Inglaterra (1901 y 1908), Estados Unidos (1910 y 1912) e Italia (1910). Así hasta llegar a las versiones sonoras, acaso la más célebre de todas ellas fuese el musical Muchas gracias, Mr. Scrooge (1970). El personaje interpretado por el histriónico Bill Murray le viene como anillo al dedo. Llena de situaciones cómicas y excéntricas, con persecuciones y desternillantes luchas entre el mundo real y el de los espíritus. Nominada al Oscar por el maquillaje de Tom Burman y Bari Dreiband-Burman. Sorprendente en todo momento.

5/10
Un verano loco

1986 | One Crazy Summer

Alocada comedia de unos juveniles Demi Moore y John Cusack. Éste da vida a un creador de cómics, que se dispone a disfrutar del verano con un amigo. En el camino a su destino ayudan a una joven que está siendo molestada por unos pandilleros. No sólo la ayudarán en esto, sino que tendrán que echarle una mano para que la casa de su abuelo no acabe siendo propiedad de unos desaprensivos que quieren hacerse con ella. A diferencias de otras películas destinadas al público adolescente, ésta no toma como norma la zafiedad, sino que trata de discurrir algún que otro gag inteligente. Están bien traídos los dibujos tipo 'cartoon', y Bob Goldthwait compone un personaje que hace reír.

5/10
Los perros dormidos mienten

2006 | Sleeping Dogs Lie

Film estadounidense recorrido por aires gamberretes, donde la inmadura aquí es una especie de Bridget Jones ‘retorcidilla’ –Melinda Page Hamilton parece una fotocopia de Renée Zellweger–, que tras la apariencia de una vida perfecta –un novio estupendo que le quiere, unos padres que le adoran...– esconde un pecado de juventud, un secreto inconfensable que le avergüenza. Y asaltan a Amy las dudas acerca de si debería compartir aquello con su amado. El desconocido Bobcat Goldthwait cuenta su historia con soltura, aunque la premisa sobre la que asienta el edificio narrativo es bastante tramposa: nadie está obligado a contar un secreto, si no afecta en justicia, de modo relevante, a la otra persona. Y de hecho la resolución del film es contradictoria, parece apostar por una ‘sana vida de mentiras’ para la construcción de una relación sólida: se pasa del no contar algo que no tiene por qué saber el otro a engañarle descaradamente. Quizá por lo dicho hasta el momento este film parece encuadrable en el concepto ‘dramón’. Más certero sería calificarla de tragicomedia, pues salpica la historia un humor grueso, que eleva un grado las cotas de zafiedad alcanzadas por los hermanos Farrelly en su célebre Algo pasa con Mary, al proponer bromas sexuales en torno a la zoofilia de dudosísimo gusto. También se explota en clave de comedia a los padres de Amy, en una variación más ‘audaz’ de lo visto en títulos como Los padres de ella.

4/10
Los perros dormidos mienten

2006 | Sleeping Dogs Lie

Film estadounidense recorrido por aires gamberretes, donde la inmadura aquí es una especie de Bridget Jones ‘retorcidilla’ –Melinda Page Hamilton parece una fotocopia de Renée Zellweger–, que tras la apariencia de una vida perfecta –un novio estupendo que le quiere, unos padres que le adoran...– esconde un pecado de juventud, un secreto inconfensable que le avergüenza. Y asaltan a Amy las dudas acerca de si debería compartir aquello con su amado. El desconocido Bobcat Goldthwait cuenta su historia con soltura, aunque la premisa sobre la que asienta el edificio narrativo es bastante tramposa: nadie está obligado a contar un secreto, si no afecta en justicia, de modo relevante, a la otra persona. Y de hecho la resolución del film es contradictoria, parece apostar por una ‘sana vida de mentiras’ para la construcción de una relación sólida: se pasa del no contar algo que no tiene por qué saber el otro a engañarle descaradamente. Quizá por lo dicho hasta el momento este film parece encuadrable en el concepto ‘dramón’. Más certero sería calificarla de tragicomedia, pues salpica la historia un humor grueso, que eleva un grado las cotas de zafiedad alcanzadas por los hermanos Farrelly en su célebre Algo pasa con Mary, al proponer bromas sexuales en torno a la zoofilia de dudosísimo gusto. También se explota en clave de comedia a los padres de Amy, en una variación más ‘audaz’ de lo visto en títulos como Los padres de ella.

4/10

Últimos tráilers y vídeos