IMG-LOGO

Biografía

Carlos Portaluppi

Carlos Portaluppi

Carlos Portaluppi

Filmografía
Verdades verdaderas. La vida de Estela

2011 | Verdades verdaderas. La vida de Estela

En 1976, un Golpe de Estado de las Fuerzas Armadas desalojó al Gobierno constitucional argentino, y una política de terror y avasallamiento de los derechos humanos se instaló en el poder. En pocos años, esta política desembocó en una espiral de violencia oculta y silenciosa que asesinó a 30.000 ciudadanos de toda edad y condición social. Se los mal llamó desaparecidos, y había entre ellos pequeños de corta edad y criaturas en proceso de gestación que vieron la luz en las cárceles de la dictadura militar y que fueron robados por sus mismos secuestradores que los anotaron como hijos propios

Antes

2010 | Before

El devenir familiar, las formas de la amistad, el noviazgo, la vida nocturna, la tragedia, el exilio y la economía se funden en el relato, que conduce al protagonista a recorrer todo un proceso emocional. Dos estaciones –el invierno y el verano– marcan pasado y presente en un juego de contrastes que desemboca en vaivenes temporales, donde la felicidad y el desamparo diagraman un pequeño laberinto, y donde las situaciones van escalando, constantemente, hacia la violencia y la desesperación. Esta ópera prima en solitario de Daniel Gimelberg –tras dirigir Hotel Room conjuntamente con el catalán Cesc Gay– apuesta a perfilar el retrato generacional de los jóvenes de fines del siglo XX, cuando cierta desorientación marcaba el pulso de la escena.

¿Quién dice que es fácil?

2007 | ¿Quién dice que es fácil?

Aldo regenta un lavadero de coches. Es un tipo puntilloso, al que le gusta tener todo bajo control, y que se hagan las cosas como él cree que deben hacerse. Por ejemplo, nunca dejará a sus empleados marcharse antes de la hora aunque llueva a mares, motivo por el cual es poco probable que nadie traiga a lavar su automóvil. Contiguo a su casa, Aldo tiene un piso que desea alquilar. Y aparece en escena Andrea, una fotógrafa guapa y desinhibida. Se convertirá en inquilina, y su carácter no puede ser más opuesto al de Aldo. Entre que ella anda "buscando guerra" y él es bastante tímido, tendrán enseguida un escarceo sexual: pero él tiene un problema, y es que no puede controlarlo todo, pues tiene eyaculación precoz. Decepcionante comedia del tándem Juan Taratuto-Diego Peretti, que funcionó razonablemente en No sos vos, soy yo. Tal vez por partir de material ajeno -el guión es de Pablo Solarz (Historias mínimas), aunque los títulos de crédito conceden a Taratuto y Peretti el papel de adaptadores del diálogo- y por un tonto afán de modernidad de dudoso gusto, el caso es que el film nunca logra funcionar. Tiene a su favor la gracia natural de Diego Peretti -cada vez más en su rol de "Woody Allen argentino"-, que al principio promete, pero la estructura narrativa tiene agujeros por todas partes, y la historia se estanca enseguida. Como trama alocada todo queda en la promiscuidad de ella -está embarazada y no sabe quién es el padre de la criatura ni le importa-, en el complejo de él por su "problemilla", que pretende arreglar con ayuda de su madura asistenta, y en ocurrencias como la del deseo de Andrea de parir en casa, porque es más natural, lo que propicia la presencia secundaria de Guillermo Toledo como médico naturalista. La subtrama del padre viudo no aporta nada en su equívoco mensaje, y los amigos de Aldo con los que juega al scalextric o su abogado-psiquiatra son presencias que podrían haber dado mucho más juego humorístico.

3/10
Las manos

2006 | Las manos

El padre Mariano es un cura que tiene la capacidad de sanar con sus manos. Vive en la más completa humildad y lucha junto a sus feligreses para construir una iglesia, cosa que acaban haciendo con sus propias manos. Su “milagroso” don, obliga al padre a Mariano a vivir en continua tensión con aquellos que dudan de su capacidad, al igual que con las altas esferas de poder, tanto eclesiástico como político. Peculiar drama, bastante irregular, donde se presenta a la Iglesia como institución autoritaria y poco comprensiva ante el poco ortodoxo caso del padre Mariano, con el clásico y simplista esquema de enfrentamiento entre jerarquía y bases populares.

3/10
Whisky Romeo Zulu

2004 | Whisky Romeo Zulu

Insólita película argentina que reconstruye los meses previos al accidente que tuvo lugar el 31 de agosto de 1999 en Buenos Aires, cuando un Boeing 737 de la empresa LAPA impactó contra un terraplén en el momento del despegue, provocando la muerte de 67 personas. El estrambótico título se refiere a la matrícula del avión, WRZ, Whisky Romeo Zulú, según los códigos de transmisión aérea. El film está escrito, dirigido y protagonizado por Enrique Piñeyro, actor de películas como Esperando al mesías, que antes de dedicarse al cine se licenció en Medicina y ejerció como piloto en LAPA. Acabó dejando esta compañía tras denunciar públicamente en los medios de comunicación que la empresa descuidaba reiteradamente las normas de seguridad, y que un accidente era inevitable. “Rodar una película era el vehículo más exacto para transmitir la bronca, la indignación y la impotencia que sentí cuando vi las imágenes de la tragedia en la televisión”, comenta el cineasta. Piñeyro es un director y guionista con poca experiencia, por lo que comete algunos errores de novato, incluyendo momentos prescindibles, como la voz en off que lee una carta de amor adolescente, exageradamente cursi, o algún que otro flashback innecesario y cansino de la juventud del protagonista. También lastra ligeramente el film el hecho de que dedica demasiado tiempo a una historia de amor que le sirve para hablar del fin de la inocencia, pero que en el fondo tiene una importancia muy secundaria. Sobre todo, juega en su contra que Piñeyro sólo desarrolla su punto de vista de los acontecimientos, mostrándose excesivamente parcial, salvo en los títulos de crédito finales, donde incluye imágenes testimoniales, procedentes de la televisión, con declaraciones de los responsables de la compañía, que por cierto, resultan surrealistas y estrambóticas. Estas imágenes son paradójicamente lo más interesante del film, lo que da que pensar que a Piñeyro le hubiera ido mejor si en lugar de un reconstrucción dramática hubiera apostado por rodar un documental a lo Michael Moore. En cualquier caso, se trata de una esforzada e interesante opera prima, muy bien interpretada, que resulta bastante ilustrativa sobre el caso. Denuncia la corrupción y la incompetencia en un ámbito, la navegación aérea, en el que se juega con la vida de miles de personas. Su apología de la responsabilidad en el trabajo es bastante acertada.

5/10
Ay, Juancito

2004 | Ay, Juancito

Biopic de Juan Duarte, el hermano de Eva Perón, centrado en sus relaciones con las actrices Elina Colomer y Fanny Navarro. Correcta producción, cuenta con un reparto impecable. Quizás acabe siendo demasiado localista, poco atractiva para el público no argentino.

4/10
Herencia

2001 | Herencia

Peter, un joven alemán, recala en Buenos Aires en busca de la chica a la que ama, y de la que no tiene noticias desde hace un año. Hambriento y sin dinero, pide ayuda a Olinda, Oli para los amigos, una mujer madura, desencantada con el restaurante que regenta. Oli se siente identificada con Peter por la similitud entre sus vidas, pues ella es de origen italiano y llegó a Argentina sin un duro, por lo que termina contratándole como camarero. Debut de Paula Hernández, que había trabajado como ayudante de dirección de Eduardo Mignogna, y que nos habla de la soledad, y de la esperanza en el futuro. Con una gran sencillez narrativa, consigue dibujar personajes entrañables y conmover al espectador.

6/10

Últimos tráilers y vídeos