IMG-LOGO

Biografía

Chad L. Coleman

Chad L. Coleman

53 años

Chad L. Coleman

Nació el 06 de Septiembre de 1966 en Richmond, Virginia, EE.UU.
Filmografía
The Walking Dead (5ª temporada)

2014 | The Walking Dead | Serie TV

Rick Grimes se refugia en la Iglesia del padre Gabriel Strokes, junto con el grupo de supervivientes en el que está integrado. Los caníbales atacan el lugar, pero Rick consigue reducirlos, con ayuda de Michonne, Sasha y Abraham. Bob –que había sido secuestrado por los antropófagos– muere, por lo que le entierran en las afueras. Pero los caminantes continúan acechando. Al frente de la serie de zombies, Scott M. Gimple consigue mantener la tensión, y cautiva al público gracias a la humanidad de los personajes. Se incorpora al reparto regular Seth Giliam como el padre Gabriel.

6/10
The Walking Dead (4ª temporada)

2013 | The Walking Dead | Serie TV

Rick no quiere continuar siendo el líder del grupo de supervivientes de la prisión, por lo que se nombra un comité. Éste decide aislar a los afectados por una enfermedad que hace estragos. Carol asesina a sangre fría a varias personas infectadas, mientras mientras Tyreese, Daryl, Michonne y Bob se dirigen a un lugar a buscar medicamentos para salvar a los enfermos. La cuarta temporada de la serie de zombies estrenó como productor ejecutivo y máximo responsable a Scott M. Gimple. Éste consiguió mantener el buen nivel de la temporada inmediatamente anterior, que empezaba a remontar tras un bache creativo considerable.

6/10
The Walking Dead (3ª temporada)

2012 | The Walking Dead | Serie TV

Tras abandonar la granja de Hershel, el grupo de supervivientes de los zombis, liderado por Rick, llegará a una enorme prisión abandonada, tomada por los zombis. Sin embargo, si se acaba con los muertos vivientes que hay dentro, supone un lugar seguro para formar un campamento. Así lo hacen. Por otra parte, Andrea y Michonne llegarán a un pequeño pueblo sitiado, Woodbury, en donde una pequeña comunidad de personas mantiene a raya a los zombis. El jefe es llamado "el gobernador" y pronto hará buenas migas con Andrea... Esta tercera temporada de The Walking Dead mejora con respecto a la anterior, debido sobre todo a que hay un mayor movimiento de los protagonistas, que se desplazan varias veces. Sin embargo, el punto fuerte de la temporada es que los zombis serán un peligro añadido pues la verdadera amenaza la supondrá el llamado Gobernador (espléndido David Morrissey), quien tiene más de un secreto. Por lo demás, habrá muertes sorprendentes y mucha, mucha acción.

6/10
Cómo acabar con tu jefe

2011 | Horrible Bosses

Nick está a las órdenes de un psicópata, que le hace trabajar duro para un supuesto ascenso que después no le da, le impide visitar a su abuela moribunda, e incluso le obliga a beber un vaso de whisky añejo a primera hora de la mañana. Su amigo Dale, ayudante de una dentista, es acosado sexualmente por su jefa. Y el tercer miembro del ‘grupete’, Kurt, contable de profesión, tiene como nuevo superior a un adicto a la cocaína que está a punto de soltar incontroladamente los residuos tóxicos que genera la compañía, para ahorrarse el dinero que cuesta deshacerse de ellos de forma segura. Tras una conversación en un bar de copas, y después de recibir el asesoramiento de un peligroso  ex convicto, los tres llegan a la conclusión de que deben planear el asesinato de sus respectivos jefes. Comedia concebida como vehículo de lucimiento de tres grandes estrellas de la televisión americana, menos conocidos en el resto del mundo. Se trata de Charlie Day (protagonista de la serie Colgados en Filadelfia), Jason Bateman (conocido allí sobre todo por Arrested Development) y Jason Sudeikis (uno de los cómicos de mayor éxito de los últimos años en Saturday Night Live). En gran medida sigue el patrón de ‘tres amiguetes en apuros’ de la exitosa Resacón en las Vegas, con la que comparte el recurso continuo a los chistes desagradables. La diferencia es que el guión no está tan inspirado, y que se excede en zafiedad más de lo predecible, en algún diálogo sobre pederastia e incesto de bastante mal gusto. Las situaciones y personajes son absurdos y poco creíbles, y en algunos casos funcionan por la calidad de los secundarios, como Kevin Spacey, capaz de sacar adelante ‘lo que le echen’, Jennifer Aniston, eficaz a pesar de exhibir más palmito de lo acostumbrado, Colin Farrell con un exceso de maquillaje, o el camaleónico Jamie Foxx. Son lo único que se salva en un subproducto menor, tan prescindible como la cinta Como en casa en ningún sitio, el anterior trabajo cinematográfico del realizador Seth Gordon.

4/10
The Green Hornet

2011 | The Green Hornet

Adaptación al cine de las aventuras de “El avispón verde”, personaje creado en 1930 para un serial radiofónico por George W. Trendle y Fran Striker. Uno de los grandes impulsores del proyecto es el actor Seth Rogen –protagonista, guionista y productor ejecutivo–, que se declara seguidor del personaje, popular sobre todo en los 60, cuando dio lugar a una serie televisiva con Van Williams y Bruce Lee en su primer papel estadounidense, y cuyas peripecias en algún episodio se entrecruzaron con la serie de Batman de aquel momento. De hecho, el personaje tiene bastantes similitudes con el Hombre Murciélago. Britt Reid es un rico heredero cuyo padre posee un imperio de la comunicación. A la muerte de éste, intima con Kato, empleado de su padre dotado de una asombrosa habilidad para desarrollar aparatos tecnológicos y para el combate cuerpo a cuerpo. Gracias a un vehículo sofisticado dotado de asombrosos adelantos, creado por Kato, y con éste como ayudante, Britt Reid adoptará la identidad del enmascarado Avispón Verde, y tratará de pararle los pies a Benjamin Chudnofsky, el cabecilla del hampa local. Sorprende que se haya encargado de esta cinta el iconoclasta Michel Gondry, autor de la película de culto Olvídate de mí, que se ha olvidado en cierta medida de su estilo surrealista habitual, para filmar una producción de superhéroes que salvo por su lenguaje malsonante va dirigida al público familiar, y de hecho gustará sobre todo a los más jóvenes.   Gondry hace gala de su solvente imaginación visual en las secuencias de acción, en una cinta repleta de golpes de humor en la que se agradecen algunas transgresiones de las reglas del género superheroico, tan recurrido últimamente: en esta ocasión, el sidekick o compañero del héroe es realmente el que sabe hacer las cosas, y el protagonista se presenta como villano, para librarse de las conjuras de los otros delincuentes contra él. Divertirá a los que entren predispuestos a pasarlo bien, y sepan pasar por alto que todo les sonará de otras películas, y que el reparto es desigual. Si bien Christoph Waltz se luce de nuevo en el registro de villano paródico que tanta gloria le dio en Malditos bastardos, y algunos secundarios son excelentes, como Tom Wilkinson o Edward James Olmos, Cameron Diaz se queda en mera comparsa femenina, y el protagonista, Seth Rogen, no queda tan bien aquí como en comedietas ligeras estilo Lío embarazoso.

5/10
The Wire (Bajo escucha) (4ª temporada)

2006 | The Wire | Serie TV

Polis y criminales en las calles de Baltimore. David Simon demuestra una enorme habilidad para seguir desarrollando tramas criminales, con un magnífico perfilado de los numerosos personajes, estamos ante un auténtico mosaico humano, donde ninguno de los retratados queda reducido al cliché, todos tienen complejidad psicológica, algo tremendamente meritorio. La 4ª temporada de esta serie policial sobre los trapicheos en la calle de los narcotraficantes y el esfuerzo policial por detenerlos se centra en 4 adolescentes afroamericanos, a los que toca sobrevivir en unas calles infestadas de droga, un entorno cruel donde la vida no tiene ningún valor, los chicos son completamente prescindibles. Así, se presta la máxima atención al sistema educativo, que falla a los chicos de los bajos fondos, impidiendo que se haga realidad en ellos el sueño americano. En los esfuerzos para ofrecer recursos a los chicos jóvenes, muy dañados por su entorno familiar y del barriol, cobran importancia dos antiguos policías: Roland 'Prez' Pryzbylewski da ahora clases en un instituto, y sus buenas intenciones para enseñar matemáticas chocan con la escasa motivación de sus alumnos; mientras que Howard 'Bunny' Colvin, que como jefe de policía ya hizo un singular experimento haciendo la vista gorda sobre determinados punto de venta de droga, para reducir la tasa de criminalidad, ahora en el sistema escolar se suma a un experimento de un estudioso universitario para dar clases especiales a los alumnos más conflictivos. Además, la serie sigue desarrollando todos los temas de la lucha política y la corrupción, en torno a los esfuerzos del concejal 'Tommy' Carcetti en su lucha por la alcaldía de la ciudad. Se trata de alguien idealista, pero con el handicap de su piel blanca y de la tozuda realidad, es difícil cambiar hábitos y modos de hacer muy arraigados en Baltimore. En el desarrollo de la serie hay riesgos como el de conceder menos espacio a Jimmy McNulty, quien ahora como oficial de a pie, preocupado por su familia, lleva una vida más sana, y ha abandonado su afición al alcohol, y sus pretensiones de resolver los problemas de la ciudad él solito. En los episodios hay momentos muy dramáticos, por ejemplo con Bubbles que trata de sacar del hoyo a un joven al que mira casi como a un hijo, o la radical transformación de un adolescente, buen chaval inicialmente, en despiadodo criminal. Ciertos descubrimientos macabros relacionados con las luchas de bandas por tener el control de la distribución de las drogas son impactantes.

8/10
The Wire (Bajo escucha) (3ª temporada)

2004 | The Wire | Serie TV

La serie creada por David Simon sigue la tónica habitual de calidad en su tercera entrega, tomándose su tiempo en ir poniendo las piezas sobre el tablero de una trama compleja sobre el trabajo policial en la degradada Baltimore, donde impera el tráfico de drogas y la delincuencia, y en que los políticos piensan más en su poltrona que en la meta primordial de mejorar la vida de los ciudadanos, de mayoría negra. Temas de calado, incluido el propio sentido del trabajo –Jimmy McNulty obligado a preguntarse que está haciendo con su vida, sólo centrado en su trabajo policial y en relaciones sexuales sin compromiso–, conviven con la evolución de los personajes, todos muy bien perfilados, en una sociedad corrupta donde resulta difícil llevar una vida más o menos normal. Jimmy McNulty decide iniciar su propia investigación, para aclarar si D’Angelo Barksdale se suicidó realmente en la cárcel o fue un asesinato propiciado por su entorno, que temía que testificara contra ellos. En las calles, sigue la guerra de bandas, por lo que el comandante Rawls y el comisionado Ervin H. Burrell presionan a los agentes de policía para que extremen la vigilancia. Por otro lado, el carismático traficante Omar Little sigue planeando meticulosamente sus golpes. La tercera temporada de esta prestigiosa serie policiaca se centra en las actuaciones de los líderes políticos de la ciudad de Baltimore, con respecto a la corrupción, el tráfico de drogas y la violencia callejera. También muestra a Stringer, un gángster que busca la honorabilidad invirtiendo en negocios inmobiliarios utilizando el dinero del narcotráfico. Y aborda con ingenio la idea del comisario Colvin, a punto de jubilarse, de obligar a los traficantes a operar en tres áreas muy delimitadas –Hamsterdam apodan a esta zona franca los camellos–, lo que viene a ser una especie de legalización controlada de las drogas, por supuesto a espalda de sus superiores, y que obtiene resultados espectaculares en el descenso de la criminalidad. En lo relativo a las radioescuchas, rebosa ingenio el modo en que abordan lo que parece un obstáculo insuperable a la hora de pinchar los teléfonos, el que sean desechables y sean renovados cada 15 días. Entre los actores que se incorporan destaca Aidan Gillen (hijo de Helen Mirren en En el nombre del hijo) como el ambicioso político que acaricia postularse a la alcaldía Tommy Carcetti.

8/10

Últimos tráilers y vídeos