IMG-LOGO

Biografía

Deanna Durbin

Deanna Durbin

91 años ()

Deanna Durbin

Nació el 04 de Diciembre de 1921 en Winnipeg, Manitoba, Canadá
Falleció el 20 de Abril de 2013 en Neauphle-le-Château, Yvelines, Francia
Filmografía
Central Park

1948 | Up Central Park

Timothy y Rosie, padre e hija irlandeses, llegan a Estados Unidos, la tierra de las oportunidades. Pero se van a encontrar una Nueva York corrupta, donde el alcalde es un hombre de paja de Tweed, el hombre que verdaderamente controla la ciudad. Inicialmente, en su ingenuidad, no se dan cuenta de nada; es más, Tweed les cautiva ofreciéndole un trabajo a él, y la posibilidad de ver cumplido su sueño dorado de dedicarse a la ópera a ella. Pero John, un periodista que lleva años denunciando los abusos de Tweed, empezará a abrirles los ojos. Una de las últimas películas de Deanna Durbin, en que, aun siguiendo con su proverbial encanto, se le nota el paso de los años. Parte del escenario donde transcurre la acción es el Central Park neoyorquino del título, reconstruido en estudio. Por supuesto, la actriz cantar varios temas, incluido uno de una ópera de Verdi. Destaca el villano de la función, un Vincent Price encantador y cínico, y el alcalde, un perfecto Hobart Cavanaugh en la posición de divertido tonto útil.

6/10
Por el amor de Mary

1948 | For the Love of Mary

Deliciosa comedia de enredo, y una de las últimas películas de Deanna Durbin. Mary, para poner tierra de por medio ante las proposiciones de Manning, un pretendiente, ayudante del fiscal en Washington, deja su trabajo de telefonista del Tribunal Supremo, y empieza a realizar idéntica función en la Casa Blanca. Allí tiene que sortear la insistencia de Paxton, un pelmazo que llama con insistencia para pedir conversar con el presidente acerca de un asunto de peces. Como Manning sigue queriendo salir con Mary, ésta se las arregla para que Paxton sea su acompañante en una fiesta; pero el presidente, sabedor de que Mary necesitaba compañía, ha pedido a un teniente de Marina que sea su escolta para la ocasión. Los tres hombres acabarán interesados sentimentalmente por ella. El guión de Oscar Brodney presenta una solidez asombrosa, con personajes bien perfilados, y diálgos repletos de ingenio. El ritmo agilísimo se advierte en los pasajes en que Alice atiende las llamadas en la centralita, o en el modo en que los distintos galanes masculinos se pisan unos a otros por hacerse con sus favores. Hay ingenio además en el dibujo de los secundarios, ya sean los jueces del Supremo, un grupo de abuelillos que recuerdan a los enciclopedistas de Bola de fuego, o Gustaf, el dueño del restaurante que desea la nacionalidad americana. Tiene mucha gracia el modo en que se introduce uno de los números musicales de la Durbin, en que interpreta un aria de "El barbero de Sevilla", con bigote improvisado e impresionante chapuzón.

8/10
El diablillo ya es mujer

1947 | Something In The Wild

Una disc-jockey de radio recibe la visita de un petulante millonario. El tipo desea un arreglo monetario con ella, pues la ha confundido con su tía, que tuvo un romance con su abuelo en el pasado, y desea así evitar el escándalo. La joven, indignada por la propuesta de arreglo a base de talonario, no le saca del error. Divertida comedia de enredo de Deanna Durbin, donde no faltan las canciones, y un estupendo número de danza a cargo de Donald O’Connor.

5/10
Seré tuya

1947 | I'll Be Yours

Revisitación de la obra teatral de Ferenc Molnár, ya llevada al cine diez años antes por William Wyler, entonces con guión de Preston Sturges. En este caso se readapta el guión para Deanna Durbin, lo que incluye por supuesto las canciones de la actriz, una de ellas, "Granada", en español. Louise es una joven provinciana, que llega a la ciudad dispuesta a ganarse la vida. Acude por ello a un amigo de su padre, que le ofrece un trabajo de acomodadora. La amistad con un camarero húngaro le permite acudir a una fiesta, donde el anfitrión intenta seducirla. Ella se defiende afirmando que está casada, siempre con la complicidad de su amigo camarero, lo que provocará más de una divertida confusión. Aunque el film no tiene el mismo encanto que el de Wyler, se ve con simpatía, algo casi inevitable en la entera filmografía de la Durbin.

5/10
Su primera noche

1946 | Because of Him

Divertida comedia de enredo ambientada en el mundo del teatro. Kim es una joven camarera cuya mayor ilusión es triunfar como actriz en el escenario. Gracias a una ingeniosa artimaña, consigue que John Sheridan, el actor más célebre del momento, le firme una carta de recomendación. De modo que de la noche a la mañana, sin ninguna experiencia profesional, podría convertirse en gran actriz. Sólo hay un par de "peguillas": su "padrino" pronto va a descubrir que ha sido utilizado, y el autor de la obra teatral que debe representar Kim no cree que sea la actriz adecuada. Por supuesto, destacan la gracia natural y las canciones de Deanna Durbin, o la gran profesionalidad de Charles Laughton dando lecciones de interpretación. Pero también Franchot Tone en un papel poco agradecido, o secundarios como Donald Meek, genial como mayordomo de Laughton. Y, sobre todo, el guión está muy elaborado, y da pie a situaciones hilarantes por el supuesto intento de suicidio de Kim, o cuando está a punto de ser descubierta su superchería.

7/10
La dama del tren

1945 | Lady on a Train

Nikki, una joven aficionada a las novelas de misterio, contempla desde la ventanilla del tren que la lleva a Chicago un asesinato. Precisamente por su gusto por ese tipo de ficción literaria, la policía no le hace ningún caso. Entonces decide pedir ayuda a su escritor favorito del género. Entretenida combinación de suspense y comedia, con protagonismo absoluto para Deanna Durbin. Los guionistas se las arreglan por supuesto para incluir las canciones de la actriz, desde el villancillo "Blanca Navidad" -la trama transcurre en Navidad- hasta "Noche y día", de Cole Porter, esta última y otra canción propiciadas porque Nikki adopta la falta personalidad de la cantante de un club. El film contiene escenas muy hilarantes, a las que ayuda el excelente secundario Edward Everett Horton, como empleado ingenuo del padre de la protagonista. Dirige la cinta el que fue tercer y último esposo de Deanna Durbin, hasta su muerte, Charles David.

6/10
Feliz y enamorada

1944 | Can't Help Singing

En la época de los colonos, Caroline, la hija de un senador, decide dejar Washington en busca de su amado, teniente de caballería destinado en California. Un plan que a sus padres no les hace mucha gracia, pues creen que el teniente es un aventurero y un trepa...Única película de Deanna Durbin en color, y en un contexto de western nada habitual en la actriz. El film cuenta con los elementos típicos de sus otros trabajos: canciones (ya lo dice el título original, "no puedo evitar cantar", y la Durbin igual lo hace en una carreta que dándose un tonificante baño de espuma), deliciosa simpatía (el modo en que ella intenta mostrarse mundana, imitando el contoneo de dos mujerzuelas de la calle), buen humor (por ejemplo, en el par de pícaros que intentan desvalijar el baúl de viaje de Caroline), amor (el equivocado y el verdadero)...

6/10
Luz en el alma

1944 | Christmas Holiday

Cine negro del gran artesano Robert Siodmak, que aúna a dos leyendas del musical, Deanna Durbin y Gene Kelly, en un género con el que no se les asocia habitualmente. Jackie (Durbin) se casa con el sureño aristócrata Robert Monette (Kelly). Pero Robert ha heredado de su familia un carácter agresivo que conducirá muy pronto a Jackie a una mísera vida, lo que hace replantearse huir de su lado.

6/10
Mi encantadora esposa

1943 | The Amazing Mrs. Holliday

Tras diversas peripecias Ruth, una joven misionera, arriva a San Francisco desde China con un grupo de ocho niños huérfanos. Durante el viaje conoció a un anciano comodoro, que le prometió asistir a los chicos en la adversidad. Fallecido en un naufragio, y con una parentela egoísta a la que los niños les importa un rábano, Ruth acepta el juego que le propone Timothy, ayudante del comodoro, según el cual ella es la viuda del fallecido, pues se habría casado en el barco. En realidad todo es una farsa para asegurar el bienestar de los críos, pues de este modo Ruth se convierte en heredera. Pronto a la joven le acometerán los remordimientos, y más cuando conoce a Tom, nieto del difunto, un buen hombre del que se enamora. Historia repleta de buenos sentimientos, y vehículo de lucimiento para Deanna Durbin, encantadora y bella como siempre, que tiene espacio en el metraje para varias canciones. Pero más allá de las tópicas escenas tiernas con los niños, el film incluye abundante material de enredo, y dos momentos de comedia antológicos: aquel en que ella trata de tomarse la guinda de un apetitoso postre, entre la expectación del mayordomo y el resto de los comensales, puro `slapstick´; y el de la confusión que se produce en la estación de tren.

6/10
Lazos eternos

1943 | Hers to Hold

Esta película -tercera y última entrega de una saga iniciada con Tres diablillos y continuada por Su última diablura- de Deanna Durbin tiene dos partes claramente delimitadas y desiguales. La primera es una comedia fresca, en la que un piloto ingresado en un hospital aprovecha la visita de una señorita de la alta sociedad donante de sangre -Jenny, la hermana pequeña de las Craig- para hacerse pasar por médico y ligar con ella. Todo este tramo rezuma frescura por el enredo y las encantadoras interpretaciones de Durbin, Joseph Cotten y el amigo de éste, Gus Schilling. Luego -la película está rodada durante la Segunda Guerra Mundial- la cosa se convierte en propaganda lacrimógena no demasiado sutil, cara a concienciar a la población civil estadounidense acerca del esfuerzo bélico. Por supuesto, no faltan las canciones de la actriz, entre las que destaca la conmovedora oración por los soldados, que fue nominada al Oscar.

6/10
La hermanita del mayordomo

1943 | His Butler's Sister

Amable comedia donde Ann marcha a Nueva York, dispuesta a hacerse un hueco en el mundo de las revistas musicales de Broadway. Cree que podrá echarle una mano a su hermano Martin, a quien no ve desde hace tiempo, y del que tiene la idea de que se ha hecho millonario. En realidad, Martin se gana la vida modestamente como mayordomo. La buena noticia es que Charles, su señor, es productor de Broadway. Ann comenzará a trabajar allí como doncella, con idea de en algún momento probar sus dotes musicales. Por supuesto, surgirá también el amor. La pareja de guionistas Samuel Hoffenstein-Elizabeth Reinhardt, autores de los libretos de Laura y El pecado de Cluny Brown, entregan una trama ágil, que sabe llevar a buen puerto Frank Borzage. Especial gracia tiene la relación de Ann con las personas del servicio de su edificio, un grupo de mayordomos y criados que se disputan su amor. Entre ellos destaca Popoff (Akim Tamiroff), de origen ruso, que propicia que el magnífico chorro de voz de Deanna Durbin cante en su idioma. También resulta sobresaliente el clímax de la película, en que interpreta en inglés el aria "Nessun Dorma" de Puccini.

6/10
Mujercita

1941 | Nice Girl?

El profesor Oliver Dana, experto en dietética, tiene tres hijas estupendas, con las que vive en una pequeña población. La mediana, Piggy, sale con su novio de toda la vida, Don, pero lejos de ser un romántico, está obsesionado con su automóvil. Por eso no es de extrañar que la llegada de Richard, un joven colega de su padre, despierte su interés romántico. Una noche que deben pasar juntos tras varias peripecias, dispara los cotilleos, y la gente empieza a hablar escandalizada, y de que la cosa va a terminar en boda. Simpática y amable comedia, con equívocos varios propicios para el enredo y sus momentos para las lágrimas, no faltan las canciones de Deanna Durbin (muy emotiva la patriótica "Thank You America",de Bernie Grossman y Walter Jurmann). Tienen gracia escenas como la conversación de las tres hermanas en su dormitorio, que Richard escucha por culpa de unos indiscretos y delgadísimos tabiques. A destacar los secundarios, Walter Brennan y Helen Broderick, que encarnan a un talludito cartero y a la cocinera de los Dana.

6/10
Casi un ángel

1941 | It Started with Eve

Divertida comedia de enredo, con unos excelentes Deanna Durbin y Charles Laughton, que volverían a coincidir cinco años después en Su primera noche. Reynolds, el celebérrimo multimillonario, se está muriendo. Enterando de la noticia, su hijo acude corriendo al lecho de muerte, y el otro le manifiesta de conocer, antes de fallecer, a su novia Gloria. Como ésta está ilocalizable, el hijo lía a Anne, una pobre chica aspirante a cantante, pero que trabaja en la guardarropía de un hotel. El padre queda encantado, y el lío queda servido cuando se recupera milagrosamente. Han de mantener el engaño, pues cualquier sobresalto podría suponer una recaída, pero al mismo tiempo la novia verdadera no está nada contenta con semejante apaño. El film tiene momentos muy divertidos, gracias a un Laughton genial como anciano enfermo deseoso de fumar y beber, y a su fiel médico, interpretado por Walter Catlett. Pero por supuesto Durbin es la reina de la función, con sus canciones, pero también con momentos hilarantes, como la doble escena en la estación de tren, o la pelea con su "novio" y la reconciliación fingida ante el "suegro".

7/10
Ésta es la fecha

1940 | It's a Date

Comedia musical para mayor gloria de la operística Deanna Durbin, con la que muchos espectadores resoplaban cuando comenzaba a entonar sus inevitables canciones en mitad de la trama (en esta ocasión incluye extractos de "La Bohéme" y el "Ave María" de Schubert). Por supuesto, a pesar del guión de Norman Krasna y el buen hacer técnico del resto del equipo, el film es sobre todo aconsejable para seguidores impenitentes de dicha artista. La hija de una estrella de Broadway quiere ascender rápidamente al puesto de su progenitora, encontrando que la mejor forma para hacerlo es engatusar a un productor millonario de mediana edad a pesar de que éste es uno de los muchos pretendientes de su propia madre. Dicho argumento tuvo una nueva versión en 1950 con el título de Nancy Goes To Rio.

5/10
El primer amor

1939 | First Love

Revisión a la medida de Deanna Durbin del cuento de la Cenicienta. Connie es una joven huerfanita -sus padres han muerto en accidente- que después de graduarse en el instituto se va a vivir con sus tíos ricos. Ella está muy ilusionada por llegar a apreciar a estos parientes, pero cuando llega se encuentra a una familia absolutamente tronada: la madre es aficionada a la astrología, la hija una niña mimada insoportable que va detrás de un joven de buena posición, el hijo un cínico indolente y el padre, el más normal, parece haber tirado la toalla. En un ambiente hostil en que nadie le hace caso, encuentra el apoyo del servicio de la casa, que le echa una mano para que esté más guapa que nadie en un baile de la alta sociedad. Sólo tiene que tener cuidado para estar de vuelta... antes de la medianoche. Simpatiquísima comedia de enredo, con la Durbin más encantadora que nunca, y que canta en en español una versión de "Amapola", además de un aria de "M. Butterfly" de Puccini en inglés. Tienen gracia los trucos con el espejo, donde la protagonista se encara consigo misma cuando se viene abajo.

7/10
Su última diablura

1939 | Three Smart Girls Grow Up

Secuela de Los tres diablillos, donde las tres hermanas Craig son ya unas mujercitas. Y la mayor, Joan, anuncia su compromiso matrimonial con Richard. Lo que hace sufrir en secreto a Kay, la mediana, que también ama a Richard. Penny nota su dolor, y decide buscar un nuevo amor a Kay, atendiendo los "sabios" consejos del mayordomo Binns. Y piensa que un buen candidato es Harry, un compañero de la academia de música. Con lo que no cuenta es con que Harry se enamore de Joan; y al mismo tiempo, todos creen que Penny "Ratón" ama a Harry. El enredo está servido, y los padres de las chicas no se enteran de nada. Henry Koster retomó a los personajes del film citado tres años después, con todo el equipo casi al completo. Y logra una buena comedia romántica, con momentos divertidos basados en los planes de la sensible Penny para "arreglar" la vida amorosa de sus hermanas, y en el carácter de "ocupado y despistado hombre de negocios" del padre. Como no podía ser menos, Deanna Durbin se luce con su voz y sus canciones.

7/10
Mentirosilla

1938 | Mad About Music

Esta película acaparó 4 nominaciones, incluidas las de guión y música. Deanna Durbin interpreta a una joven hija de una actriz que va a un internado y se va ganando la admiración de sus compañeros al contar cosas maravillosas de su padre, historias que no responden con la realidad.

8/10
Reina a los 14 años

1938 | That Certain Age

Alice, una adolescente, prepara con unos amigos una representación musical. Pero sus ensayos en su casa de campo se ven turbados porque el padre de Alice, dueño de un periódico, ha invitado a Vincent, su mejor reportero a pasar el fin de semana, y le ha prometido paz y tranquilidad. Los chicos tratarán de hacerle la vida imposible para que se vaya, pero con lo que no cuentan es con que en Alice se despierte el amor por Vincent. Algo que no hace demasiada gracia a Ken, que la conoce desde crío, y está enamorado de ella. Simpática comedia de Deanna Durbin, sobre el clásico tema de la jovencita adolescente que se enamora, amor imposible, de un hombre de mayor edad, en este caso periodista intrépido que acaba de cubrir la guerra civil española. Además de agradables canciones hay momentos deliciosos, llenos de suave humor, como los trucos de supuesta casa encantada para echar a Vincent, o los intentos "sutiles" de los padres de Alice para disuadirle de su enamoramiento. Melvyn Douglas es el hombre apuesto que despierta el interés de la Durbin, mientras que otra estrella infantil, Jackie Cooper, aquí ya con 16 años, es su rival en amores. Y tiene su rato de gracia la presencia de la pequeña Juanita Quigley, que tenía 6 años cuando hizo el film.

6/10
Loca por la música

1937 | One Hundred Men and a Girl

Excelente comedia, digna del mejor Frank Capra. Parte de las dificultades de John Cardwell, músico que toca el trombón, para encontrar trabajo. Pese a las muchas gestiones que ha hecho para integrarse en la orquesta del célebre director sinfónico Leopold Stokowski, no acaba de tener una oportunidad. Para no tener que dar explicaciones a su casera, asegura ante su hija, la encantadora Patsy, que al fin Stokowski le ha contratado. No es cierto, pero cuando la chica descubre la verdad no se arredra. Llena de entusiasmo, recibe la promesa de la esposa de un mandamás de la radio que uno de sus programas patrocinará una orquesta compuesta exclusivamente por músicos en paro. No es consciente de que su `patrocinadora´ es una mujer frívola, capaz de prometer cualquier cosa para olvidarla al minuto siguiente. Aún no había cumplido dieciséis años Deanna Durbin cuando protagonizó este film de ritmo envidiable y repleto de buenos sentimientos. Henry Koster se sirve muy bien de la música, y la actriz no sólo interpreta algunas canciones compuestas para la ocasión, sino que da el do de pecho con un Aleluya de Mozart, y un fragmento de La Traviata de Verdi. Los momentos de enredo son magníficos, y los actores secundarios están perfectos en sus pequeños cometidos, incluido el auténtico director de orquesta Leopold Stokowski. Mientras que Adolphe Menjou sabe hacer muy humano el personaje del padre, compungido primero por haber engañado a su hija y por las penurias del desempleo. El clímax en la casa de Stokowki, cuando el músico escucha `cien razones´ para posponer un viaje que tenía planificado a Europa, es sencillamente apoteósico.

8/10
Tres diablillos

1936 | Three Smart Girls

Inicio de la saga de películas de las hermanas Craig, y lanzamiento estelar por parte de Universal de Deanna Durbin, que con sus 14 años cautivó al público por su rostro encantador, rebosante paradójicamente de inocencia y picardía, y por su voz única, prodigiosamente dotada para el canto. La trama arranca en Suiza, donde las tres hermanas Craig, Joan, Dorothy y Penny, viven con su madre Kay, lastimosamente divorciada de Judson desde hace diez años; la madre se lleva un disgusto terrible cuando se entera, por las páginas de sociedad, del compromiso de su ex marido con una joven. Las tres chicas, compadecidas, deciden viajar a Nueva York para arruinar el proyecto de boda y reunir a sus padres. En el camino, dos de las hermanas encontrarán también el amor. La película rebosa ingenua simpatía por todos sus poros, y realmente Deanna Durbin exhibe todas las cualidades propias de una estrella, ya sea cantando -genial su demostración cuando la detiene la policía-, saboteando -moviendo la cama para molestar a la novia de su padre- o mostrando ternura -ese delicioso momento compartido con el padre antes de acostarse-. Resulta demás muy divertido Mischa Auer en su papel de conde húngaro borrachín.

7/10
Every Sunday

1936 | Every Sunday

Simpático cortometraje de poco más de 10 minutos de duración, protagonizado por unas jovencísimas Judy Garland (Cita en St. Louis) y Deanna Durbin (Mentirosilla), cuando aún no eran estrellas, pues tenían 14 y 15 años respectivamente. La pequeñas actrices interpretan a dos cantantes que amenizan un espectáculo con orquesta en el templete de un parque. Sus espléndidos trabajos –los primeros que hicieron para el cine– sirvieron para que los grandes estudios se fijaran en ellas: mientras Louis Meyer se quedó prendado de Judy Garland, la risueña Deanna Durbin fichó por la Universal.

6/10

Últimos tráilers y vídeos