IMG-LOGO

Biografía

Earl Cameron

Earl Cameron

102 años ()

Earl Cameron

Nació el 08 de Agosto de 1917 en Pembroke, Bermudas
Falleció el 03 de Julio de 2020 en Kenilworth, Warwickshire, Reino Unido

Pionero entre los actores negros británicos

24 Julio 2006

Fue uno de los primeros actores negros de Reino Unido en desempeñar papeles de importancia en el cine y la televisión. Earl Cameron falleció el 3 de julio de 2020 a los 102 años "en la tranquilidad de su casa rodeado de su esposa y su familia", según ha explicado su agente.

Nacido el 8 de agosto de 1917, en Pemdroke (Islas Bermudas). Earlstom Jerusalem Cameron sirvió en su juventud en la Armada Británica. Después se estableció en Londres, donde tuvo muchas dificultades para encontrar empleo, así que tuvo que aceptar cualquiera que se le presentara. Por medio de un amigo, consiguió un papel en la obra teatral "Chu Chin Chow", donde le reclutaron porque su acento de las Bermudas sonaba igual que el estadounidense para el público británico. Debutó en el cine en 1951 con un breve papel en Pool of London.

A lo largo de seis décadas, Earl Cameron acumuló papeles secundarios en series, y largometrajes como Simba, la lucha contra el Mau-MauOdongoTarzán el justicieroOperación Trueno, que pertenece a la saga de James Bond, o La intérprete. Tras la muerte en 1994 de su primera esposa, Barbara Cameron, con la que tuvo seis hijos, se casó con Barbara Cameron, que le ha acompañado hasta el final. Pertenecía al bahaísmo, una minoritaria confesión religiosa.

Se despidió del cine tras una breve aparición en Origen (2010), de Christopher Nolan. En 2009 fue nombrado Comandante de la Orden del Imperio Británico.

Filmografía
Origen

2010 | Inception

Un futuro no muy lejano, en que se ha desarrollado una técnica que permite introducirse en los sueños ajenos. Y en su subconsciente la persona “asaltada” puede desvelar a sus “asaltantes” secretos ocultos, de valor lucrativo o que permiten su manipulación. Cobb lidera un grupo de “ladrones de sueños”, que desea dejar tal actividad. Pero acusado del asesinato de su mujer Mal, y alejado de sus dos hijitos en Estados Unidos, recibe de Saito, un hombre poderoso, una oferta que no puede rechazar: deberá sumergirse en la cabeza de Robert Fischer, heredero de un gran imperio económico, e implantar en su mente, como si fuera una idea propia -“origen”, o en inglés “inception”-, la liquidación del conglomerado que creó su padre; a cambio podrá reunirse con los suyos e iniciar una vida nueva. Con su equipo y la “arquitecta” de escenarios para los sueños Ariadne intentará una operación muy compleja, que podría dejar a todos en una especie de limbo.Christopher Nolan, guionista y director del film, prueba de nuevo -recuérdese que es el responsable de Memento, Insomnio (2002), El truco final y El caballero oscuro- que es uno de los cineastas más creativos de la actualidad. No necesita acudir al 3D -pero sí a los efectos visuales- para entregar una historia imaginativa, de increíbles cualidades hipnóticas, sólida en su compleja arquitectura narrativa, y, para qué negarlo, difícil de seguir. En tal sentido el mérito es lograr que el espectador no se pierda demasiado, entienda el meollo de la cuestión -la tentación de evitar la realidad entreteniéndose en otros mundos más atractivos pero no verdaderos, al estilo Matrix- y vibre con la inmersión en el mundo de los sueños en tres niveles, donde el riesgo de no despertar, y las soluciones improvisadas a los obstáculos que surgen, proporcionan muchas emociones. De modo que hasta los pasajes oscuros, más que indignar, animan debates sobre el significado de tal o cual pasaje, e invitan a revisar la cinta. O sea, hay decir que Nolan apela a la inteligencia del espectador, no subestima su capacidad de esforzarse por entender, algo muy agradecible en el mundo de filmes planos que habitualmente entrega Hollywood. Las imágenes son de gran belleza, los mundos que se pueden crear dentro de un sueño sencillamente deslumbran, verdaderamente se puede innovar y crear con los efectos especiales, véanse los momentos de no-gravedad, pura magia. Pero además Nolan acierta en la definición de personajes y conflictos, y en el atinadísimo reparto. El drama familiar de Cobb -Leonardo DiCaprio, en otra historia “mental” tras Shutter Island, con su trastornada esposa, Marion Cotillard, a la que no puede olvidar- se despliega con gran habilidad gracias al personaje de Ellen Page, una universitaria brillante que sabe adivinar lo que oculta a sus “compañeros de sueños”, o de su compañero de equipo interpretado por Joseph Gordon-Levitt. Hay espacio para la sorpresa, y el modo en que discurre el plan de “sembrar” en la cabeza de Fischer -bien, Cillian Murphy- conduce a un clímax espléndido, de inesperada poesía.

9/10
La intérprete

2005 | The Interpreter

Silvia Broome, una intérprete de origen africano que trabaja en la ONU, escucha una conversación en una lengua que poca gente conoce. Resulta que un micrófono se ha quedado encendido, y que dos tipos que lo ignoran hablan entre sí de un plan para asesinar al presidente de Matobo, un país africano. Silvia denuncia los hechos, y las autoridades asignan el caso al agente Tobin Keller. Años llevaba sin dirigir Sydney Pollack, autor de varios thrillers de primera, como son Los tres días del cóndor y La tapadera. Retomó el género en esta amena cinta para la que excepcionalmente le han dejaron rodar en la sede de la ONU. El punto de partida es mera excusa, pues el relato de las luchas de poder en un país inventado no está excesivamente desarrollado. Pero propicia escenas de gran tensión, como la que se desarrolla en casa de Silvia, o la magnífica del autobús. Además, Pollack denuncia la falta de cobertura mediática de algunos conflictos.

6/10
Operación Trueno

1965 | Thunderball

James Bond pasa unas vacaciones en la clínica Shrublands, cuando le informan de que el número dos de Spectra, Largo, ha robado dos cabezas nucleares. A menos que se le pague una desorbitada cantidad de dinero, Largo lanzará las bombas contra alguna ciudad británica o estadounidense. 007 viaja a Las Bahamas, donde se lía con Domino, ayudante de Largo que le ayudará en su investigación. El cuarto film de Bond es famoso por la larga batalla legal que iniciaron los guionistas Kevin McClory y Jack Whittingham, que llevaron a los tribunales a Ian Fleming, el creador de James Bond. McClory y Whittingham aseguraban que escribieron este film años atrás, cuando iba a ser el primer film de Bond, pero que posteriormente Fleming usó la trama para una de sus novelas. Finalmente, los tribunales dieron los derechos a McClory, y los productores Broccoli y Saltzman llegaron a un acuerdo con él, que ejercería de productor ejecutivo de este film, pero también podía a su vez producir su propia versión de la historia. McClory jugó muy bien sus cartas, pues aprovechó que poseía los derechos para impulsar años después Nunca digas nunca jamás, que tiene como base el mismo guión. Este film estaba protagonizado por Sean Connery, cuando Broccoli y Saltzman le habían sustituido por Roger Moore. La película supuso además el regreso a la dirección de Terence Young, que había dirigido Agente 007 contra el Dr. No y Desde Rusia con amor. Dio prioridad a las secuencias de acción en las que Bond utiliza sofisticados inventos del departamento M. Desde entonces, la saga se acerca al género fantástico, en un giro radical con respecto a los primeros títulos, que son más realistas. Aunque se alarga innecesariamente, sobre todo por la gran cantidad de secuencias submarinas, contiene secuencias memorables, como la escena de amor submarina entre Bond y Domino.

5/10
Fuego en las calles

1961 | Flame in the Streets

Jacko Palmer (John Mills) es el representante sindical de una fábrica de carpintería en la Inglaterra de la década de 1960. La fábrica está sumida en una auténtica revolución debido a que están a punto de nombrar capataz a Gabriel Gomez (Earl Cameron), un eficiente empleado de color. De ser así, la mayoría de obreros blancos estarían dispuestos a ir a la huelga e incluso a tomar represalias más serias. Por si la tensión laboral no fuera suficiente, la hija de Jacko, Kathie (Sylvia Syms), acaba de iniciar una relación con Peter (Johnny Sekka) un compañero de trabajo de color. La esposa de Jacko, Nell (Brenda De Banzie), se opone de inmediato a la relación iniciada por su hija, pero Jacko, pese a estar terriblemente confundido, intentará solucionar la situación familiar, así como apaciguar a toda la localidad...Nominada al Premio Bafta al Mejor Guión Británico en 1962 (Ted Willis, adaptando su obra teatral Hot Summer Night)

Tarzán el justiciero

1960 | Tarzan the Magnificent

Última película de Tarzán protagonizada por Gordon Scott, en ella vemos al hombre mono enfrentándose a una banda de atracadores de bancos, que matan en un asalto a un amigo suyo. Entretenida.

5/10
Odongo

1956 | Odongo

Steve Stratton es un cazador que vende animales a circos y zoológicos. Con el trabaja Odongo, un jovenzuelo nativo. Se unirá a ellos Pamela Muir, una veterinaria con la que Stratton no se siente a gusto. El cazador organizará una expedición para que la chica abandone, pero las cosas serán diferentes. Aventuras, drama y romance en tierras exóticas es lo que ofrece este discreto film rodado en los estudios Elstree de Inglaterra, con exteriores africanos. Destaca sin duda la presencia de la pelirroja Rhonda Fleming (La mujer del látigo).

5/10
Simba, la lucha contra el Mau-Mau

1955 | Simba

Descripción fidedigna de la cruenta rebelión de Mau Mau en la Kenia de 1955. Describe las penurias que sufre un granjero blanco por la brutal horda nacionalista, y los esfuerzos de un médico negro por ayudarle a él y a los suyos. En éstas descubrirá que su propio padre lidera el movimiento. Este film de Brian Desmond Hurst era posible en los años 50, al poco de suceder los hechos, ahora sería impensable por la evidente mala prensa del colonialismo, aunque lo que se cuente sea rigurosamente cierto. Destaca el trepidante ritmo, muy de cine de aventuras, y el trabajo protagonista de Dick Bogarde.

5/10
La gran esperanza

1955 | La grande speranza

Película que narra las aventuras que vivieron durante la Segunda Guerra Mundial un grupo de tripulante de un submarino italiano.

Emergency Call

1952 | Emergency Call

Los esfuerzos para lograr la sangre que necesita para una transfusión un chaval que ha sufrido un accidente. Una sencilla y apañada serie B.

4/10
There Is Another Sun

1951 | There Is Another Sun

Trama con triángulo amoroso, desarrollada con cierta ingenuidad, con el telón de fondo de un recinto ferial.

4/10

Últimos tráilers y vídeos