IMG-LOGO

Biografía

Edmond O'Brien

Edmond O'Brien

69 años ()

Edmond O'Brien

Nació el 10 de Septiembre de 1915 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 09 de Mayo de 1985 en Inglewood, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Oscar
1955

Ganador de 1 premio

Filmografía
Al otro lado del viento

2018 | The Other Side of the Wind

Una película que Orson Welles no pudo terminar y estrenar en las salas de cine, se presenta de modo acabado 33 años después de su muerte, gracias al apoyo de muchas personas, instituciones y empresas, entre otros destacan los nombres de Frank Marshall y Peter Bogdanovich –estudioso y amigo de Welles, firmó un libro sobre él a partir de sus conversaciones–, éste además actor de una obra que ha permanecido en el limbo durante décadas. Una plataforma como Netflix facilita la difusión masiva de una película que tiene la vitola del genio Welles, lo que no impide que sea de arduo visionado, su complejidad no hace previsible que el gran público acceda a ella. Incluso, sin dudar de la ambición de la propuesta, se plantean muchas preguntas para el amante del cine de este gran cineasta: ¿de verdad es ésta la película que pretendía su director? Y en caso de serlo, ¿es una película lograda? Cuando uno ve cómo se ha vendido el film, y las ganas de Welles que había entre los cinéfilos, vienen a la cabeza J.R.R. Tolkien con su genial trilogía de “El Señor de los Anillos” –el equivalente, para entendernos, a Ciudadano Kane, en literatura fantástica–, y los posteriores esfuerzos de los custodios de su legado por publicar cualquier papel que hubiera dejado escrito el autor sobre la Tierra Media y alrededores, que por supuesto no están a la altura de la que es su obra maestra. En efecto, Al otro lado del viento es una película valiosa, especialmente para estudiosos, con momentos muy logrados, y gozosos pasajes estéticos, como esa persecución con un extraño juego de sombras que reinventa la secuencia del laberinto de espejos de La dama de Shanghai. Pero no es memorable. La película documenta el supuesto último día de trabajo del mítico director de cine Jake Hannaford, que ha sufrido un accidente mortal de automóvil tras acudir a una fiesta donde se ha proyectado con diversas interrupciones un copión con imágenes de su nueva película. De modo que la trama discurre fragmentadamente entre el material filmado de esa fiesta, por distintas personas y con distintos formatos, y la propia película en la que Hannaford estaba trabajando, donde un hombre y una mujer se persiguen sin que sepamos por qué, gran parte del metraje completamente desnudos. La película de Orson Welles, con la metáfora del título, “el otro lado del viento”, está coescrita con la croata Oja Kodar, también actriz y su amante, lo que no deja de ser otra circunstancia singular. Y se plantea como una reflexión acerca del oficio de cineasta, no exenta de ambigüedad y de un punto de ironía en torno al cine de autor, también en lo relativo a la relación con los actores, productores, técnicos. Ahí, Welles parece sentirse a gusto con un personaje director-actor, John Huston, encarnando a Hannaford, con rasgos viriles a lo Ernest Hemingway, incluido el gusto por las armas de fuego y las peleas con los puños desnudos. No podemos olvidar que su film se está gestando en el nuevo Hollywood de los 70, con jóvenes barbudos admiradores del cine europeo, de hecho entre los asistentes a la fiesta del film se encuentran personalidades como Claude Chabrol, uno de los cineastas emblemáticos de la nouvelle vague. Y tras esa especie de argumento sesudo pero también hueco, representativo del célebre antiargumento para representar el vacío existencial, que han manejado directores como Michelangelo Antonioni, o el erotismo rampante –aunque haciendo un habilidoso uso del bloqueo–, que podría hacer pensar en Bernardo Bertolucci o Ingmar Bergman, parece adivinarse a un Welles burlón y ambiguo, un Harry Lime de carne y hueso, el mismo que aleteaba detrás de Fraude, donde no se sabía dónde empezaba el arte y terminaba la falsificación; curiosamente en este film también tuvo parte creativa Kodar.

6/10
Lucky Luciano

1973 | Lucky Luciano

Una mirada al célebre gángster Lucky Luciano, sobre todo en lo referente a su deportación a Italia desde Estados Unidos, lugar desde el que controla un lucrativo negocio de narcotráfico. Francesco Rosi intenta repetir la jugada que tan bien le saliera en Salvatore Giuliano, pero su retrato del mafioso repatriado de Yanquilandia se antoja más frío y menos interesante que el de ese siciliano, a pesar del esfuerzo actoral de Gian Maria Volonté. Hay pasajes rodados con estilo, pero el film no resiste la comparación la saga casi contemporánea del "padrino" Francis Ford Coppola.

5/10
¿No es espantoso?

1973 | Isn't It Shocking?

Telefilm de terror dirigido por John Badham (Fiebre del sábado noche), con un sorprendente Alan Alda a la cabeza del reparto. La historia cuenta cómo un sheriff de un pequeño pueblo se tiene que enfrentar a las extrañas muertes de ancianos que están teniendo lugar. Al ponerse tras la pista encontrará un macabro misterio. El protagonista está acompañado de solventes secundarios, como Ruth Gordon (Harold y Maude) y Edmond O'Brien (Forajidos).

5/10
Los forajidos

1970 | The Intruders

Dos bandas de célebres forajidos –las de Jesse James y Bob Younger– llegan a una ciudad del oeste. Allí se enfrentan a un sheriff que ha perdido sus habilidades como pistolero. Entretenido telefilm dirigido con pulso por William A. Graham (El fugitivo). En un papel secundario aparece un jovencito Harrison Ford en la que fue una de sus primeras películas donde aparece acreditado.

5/10
Grupo salvaje

1969 | The Wild Bunch

1911. La era del lejano Oeste llega a su fin. Pike Bishop (William Holden) atraca un banco con su banda. Pero unos cazarrecompensas, liderados por Deke Thornton (Robert Ryan), antiguo socio de Pike, les han tendido una emboscada. Los hombres de Pike aprovechan un desfile para escudarse tras ciudadanos inocentes. La situación provoca una masacre, pero Pike y otros cuatro forajidos emprenden la huida. La obra cumbre de Sam Peckinpah, donde muestra su turbia visión de un mundo lleno de auténticos depredadores salvajes, en el que resulta difícil sobrevivir. Sus protagonistas son tipos desagradables, capaces de provocar una matanza de inocentes para abrirse camino. Pero el director es capaz de mostrar su punto de vista, y les otorga rasgos de humanidad y ciertos valores, como la lealtad. Así, el espectador llega a empatizar en mayor o menor medida con ellos, sobre todo en comparación con los siniestros cazarrecompensas a las órdenes del ferrocarril, o con el despiadado general Mapache, todos ellos inmorales.

8/10
The Doomsday Flight

1966 | The Doomsday Flight

Intriga en forma de thriller dramático producido para la televisión, muy propio de finales de los años 60 y principios de los 70 del pasado siglo. La trama gira en torno a la angustia provocada por la colocación de una bomba en un avión. Protagoniza con empaque Jack Lord (Agente 007 contra el Dr. No), quien está acompañado de algunos nombres conocidos de la época dorada de Hollywood, como Van Johnson o Edmond O'Brien.

5/10
Viaje alucinante

1966 | Fantastic Voyage

Clásico de ciencia ficción, con Raquel Welch. Plantea la hazaña de unos científicos que, para practicar una operación, reducen sus tamaños y viajan al interior del cuerpo del paciente.

4/10
Synanon

1965 | Synanon

Bienintencionada pero fallida película de Richard Quine, que trata de advertir de las nefastas consecuencias de la adicción a las drogas. Sigue a Zankie, un joven recién llegado al centro de desintoxicación Synanon. El film sigue sus esfuerzos para desengancharse, junto al de los otros internos. El film está rodado en el auténtico centro de Synanon, en Santa Mónica, pero la autenticidad pierde por las excesivas y obvias intenciones didácticas de la cinta.

4/10
Sylvia

1965 | Sylvia

La joven poetisa Sylvia West se compromete con Frederic Summers, excéntrico millonario obsesionado porque su esposa no le ame por su dinero. Decide poner a prueba a su novio, dándole un cheque. El resultado no le acaba de convencer, por lo que contrata a Alan Maklin, detective privado, para que averigüe quién es Sylvia.  Correcto drama, aunque sorprende la cantidad de contenido sexual para la época. Cuenta con un ajustado reparto.

4/10
Río Conchos

1964 | Rio Conchos

Western que sigue el esquema de "cumplir una misión". Un capitán del ejército debe recuperar un cargamento de rifles robado, de modo que forma un singular grupo de búsqueda, integrado, además de por él mismo, por un ex soldado del Sur que desea vengarse de los apaches que mataron a su familia, un sargento negro y un ladrón de poca monta mexicano. Sus indagaciones les llevan a un recóndito lugar donde un antiguo oficial sureño ha montado una especie de increíble campamento desde el cual espera ganar esa guerra de secesión, cuyas heridas continúan abiertas, y que su bando perdió. Un entretenido film del artesano Gordon Douglas, en cuya trama introduce la cuestión del racismo. Llama la atención la violencia que impregna la cinta, con escenas tan vistosas como la de tres hombres del grupo arrastrados por el suelo tirados por caballos mientras padecen la tortura de los apaches. No obstante, hay una india con corazón, a la que conmueve por ejemplo el hallazgo de un bebé en una granja arrasada por los suyos.

6/10
Siete días de mayo

1964 | Seven Days in May

Notable relato político, donde se plantea que un grupo de militares, desencantados por cómo se están haciendo las cosas en el país y por el temor a que los soviéticos acaben por tomar el control de la situación, organicen un golpe de estado en Estados Unidos. Para ello han creado en secreto una base de operaciones en Texas, y el general Scott ha programado la toma de todo el control para dentro de siete días. Es el tiempo que tiene el actual presidente del país para evitarlo. Rodada en plena guerra fría, la cinta está basada en la novela de Fletcher Knebel y Charles W. Bailey II, y narrada en clave de trepidante suspense por parte de un especialista en el tema como es John Frankenheimer (recuérdese su memorable El mensajero del miedo (1962)). Todas las gestiones y entrevistas con altos mandos militares para confirmar lo que parece estar ocurriendo se sirven con gran habilidad, a lo que ayuda la partitura de Jerry Goldsmith. Cuenta con un reparto de lujo, donde sobresale el trío protagonista: Kirk Douglas inusualmente serio como militar que destapa la conspiración; Burt Lancaster como el general que se cree investido para salvar a su país con un golpe de mano; y Fredric March como el presidente cuyo mandato es cuestionado y que se erigen en firme defenso de la constitución. Pero también están bien los secundarios, como Ava Gardner y Edmond O'Brien, éste nominado al Oscar, al igual que la dirección artística de Cary Odell y Edward G. Boyle.

8/10
El carnaval de la muerte

1964 | The Hanged Man

Adaptación de una novela de Dorothy B. Hughes, producida a través de un canal de televisión, medio en el que el director Don Siegel realizó algunos de sus trabajos durante los años 60. Su reparto resulta bastante interesante al contar con Robert Culp, Vera Miles y Edmond O'Brien. Dicha novela ya había sido llevada al cine en 1947 con el título de Ride the Pink Horse, dirigida por Robert Montgomery. En su trama, un hombre está dispuesto a cualquier cosa para vengar el asesinato de su mejor amigo. Por ello se lía en Nueva Orleáns con una bella mujer, casada con un político corrupto. Una compleja trama que sirvió para que este telefilm se exhibiera en algunos países en salas de cine.

5/10
El hombre de Alcatraz

1962 | Birdman of Alcatraz

Robert Stroud (Burt Lancaster) tiene que cumplir una condena de 43 años en la temible cárcel de Alcatraz por un doble asesinato que cometió cuando era joven y violento. Allí, durante uno de sus paseos, encuentra a un pájarto herido, y este pequeño acontecimiento cambiará su vida. Obtiene un permiso especial para cuidar pájaros y estudiar ornitología, y después de algunos años de deidcación se convierte en uno de los mejores especialistas del mundo. La película es un retrato de un tipo inquieto e impulsivo que se ve forzado al asesinato por motivos de defensa propia, pero que va cambiando su actitud durante el encierro. Burt Lancaster completa una interpretación majestuosa, por la que estuvo nominado al Oscar. También lo estuvieron Telly Savalas, al mejor secundario, y Thelma Ritter, a la mejor secundaria. Es mencionable también la actuación de Karl Malden. A pesar de su larga duración, mantiene la intensidad, y es una aguda reflexión sobre la libertad y la esperanza en el ser humano. Basada en la novela biográfica de Thomas E. Gaddis. La música es del genial Elmer Berstein.

7/10
El día más largo

1962 | The Longest Day

El 6 de junio de 1944 las tropas aliadas desembarcan en Francia, lo que marca el principio del fin de la guerra, al terminar con la hegemonía de las tropas alemanas. En el famoso ataque participaron tres millones de hombres, 11.000 aviones y 4.000 barcos, lo que supuso la mayor operación militar hasta la fecha. Una de las mayores superproducciones de la historia del cine, lo que se nota sobre todo en el amplio reparto, que incluye a casi todas las más grandes estrellas -en especial masculinos, debido a los pocos papeles de mujeres que exigía la historia-. Así, aparecen incluso en papeles mínimos nombres como Richard Burton, Sean Connery, Mel Ferrer, Henry Fonda, Peter Lawford, Roddy McDowall, Robert Mitchum, Robert Wagner y John Wayne. La dirección se repartió por localizaciones y, así, Ken Annakin fue el encargado de todos los exteriores británicos, Andrew Marton el de los norteamericanos y Bernhard Wicki todas aquellas que ocurrían en Alemania. De este modo, cada sección de película, dependiendo de los distintos escenarios, tiene un estilo propio, lo que supone uno de los principales hallazgos del film. Además, probablemente lo más interesante es la cuidada reproducción de los sucesos históricos, bien condensados en los 114 minutos de metraje. El guión es del novelista Cornelius Ryan, basado en su propia novela. El filme ganó dos premios Oscar en el año 1962, en las categorías de Mejores Efectos Especiales y Mejor Fotografía.

6/10
El hombre que mató a Liberty Valance

1962 | The Man Who Shot Liberty Valance

En El hombre que mató a Liberty Valance, James Stewart interpreta a un abogado que resulta herido tras el ataque a una diligencia. Es un hombre con convicciones, y jura atrapar al forajido responsable del robo. Pero él es un ciudadano civilizado que no entiende de pistolas, y necesita la ayuda de alguien al que no le cueste apretar el gatillo. El hombre adecuado es un forzudo, tan bravucón como implacable con los puños y con el revólver. El problema es que el malvado se llama Liberty Valance (Lee Marvin), y es uno de los más temidos del Oeste. La atractiva mujer interpretada por Vera Miles creará un conflicto entre el torpe Stewart y el duro Wayne. Aunque al principio no fue elogiada por la crítica ni considerada por el público, El hombre que mató a Liberty Valance se ha convertido en uno de los títulos más significativos del maestro del western, John Ford. Su tono crepuscular, el contraste entre salvaje oeste y civilización, el explicar cómo se forjan las leyendas, configura una historia de rara belleza. Otras de las películas de Ford convertidas ya en hitos del cine son La diligencia (1939), El hombre tranquilo (1952) o Centauros del desierto (1956). Es una película cumbre absoluta, que cuenta con un magnífico reparto de especialistas en el género. Tiene tensión, mezcla de emociones y, sobre todo, el brillante retrato de unos personajes peculiares y atractivos que Ford hacía como nadie.

10/10
El gran impostor

1960 | The Great Impostor

Ferdinand es un joven apuesto que se hace pasar por diferentes personas mediante disfraces y engaños para ir ascendiendo económicamente. De este modo llega a ser un monje, un marino o, incluso, un cirujano. Amable comedia con un Tony Curtis (La carrera del siglo) seductor a la par que listillo buscavidas, que de paso se liga a una guapa moza entre artimañas y juegos.

4/10
Infierno bajo las aguas

1959 | Up Periscope

Película perteneciente al subgénero bélico de títulos de submarinos. En plena Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, el teniente Braden se las promete muy felices en el terreno amoroso, ha conocido a la chica de sus sueños. Pero se lleva un pequeño chasco cuando se entera de que ella aceptaba que la cortejara, mientras le evaluaba para el Departamento de Marina, para una delicada misión: ser transportada por un submarino a una isla bajo control japonés, para hacerse, sin que se enteren con sus códigos de comunicación. El comandante del submarino, Stevenson, tiene sus propios problemas, pues perdió a un hombre en su última misión, por atarse a las ordenanzas y no salir a la superficie en busca de auxilio. Ahora ha perdido la confianza de la tripulación. Entretenido film bélico. Resulta bastante previsible, pero contiene las clásicas escenas resultonas de suspense, en que el submarino debe estar en completo silencio para no ser detectado por el enemigo; también hay emoción en las secuencias del robo del código, bien llevadas por Gordon Douglas, artesano hollywoodiense conocido por La humanidad en peligro. Protagoniza el film James Garner, en la cota de su popularidad por la serie televisiva Maverick, y está bien secundado por el veterano Edmon O'Brien, que tiene un aire a lo Humphrey Bogart en grueso.

5/10
Grandes horizontes

1957 | The Big Land

Western sin demasiadas pretensiones sobre la construcción de una línea de ferrocarril entre el Río Grande y Kansas City, en un claro homenaje a los pioneros del tren, que tantos problemas tuvieron que solventar debido a la extensión del país, tal y como indica su título original The Big Land (“La gran tierra”). Alan Ladd es Chad Morgan, un hombre decidido y con miras de progreso que convence a los granjeros de Kansas para que le ayuden a habilitar una línea ferroviaria y así evitar cruzar en barco. Algo que no es del agrado de los que hacen negocio con dichos viajes a través del río. El reparto es lo más interesante, con Virginia Mayo como chica del salón y Anthony Caruso como el malo. En un breve papel debuta David Ladd, hijo en la vida real de Alan y la también actriz Sue Carol. Produce el propio Alan Ladd a través de su compañía Jaguar.

4/10
A Cry in the Night

1956 | A Cry in the Night

Un psicópata (Raymond Burr) que tiene como afición matar animalitos, también ataca a jóvenes parejas en una zona reservada de la ciudad. Un día secuestra a una chica (Natalie Wood) y la esconde en su apartamento. Como el padre de la muchacha es un inspector de policía (Edmond O’Brien), se inicia una frenética búsqueda donde se utilizan métodos no del todo legales. Adaptación de la novela de suspense de Whit Masterson, de quien el cine también adaptaría en 1958 otra de sus novelas más destacadas y que el genio de Orson Welles llevó a su terreno en Sed de Mal. Natalie Wood destaca entre el resto del reparto en un año bastante bueno para ella, ya que también intervino en el western Centauros del desierto.

5/10
Traidor a su patria

1956 | The Rack

Panfletario título acerca de la guerra de Corea, que procedía de un telefilm escrito un año antes por Rod Serling (creador de la célebre serie En los límites de la realidad). Tras pasar dos años en una cárcel norcoreana, un capitán del ejército norteamericano regresa a su país siendo juzgado en un tribunal militar acusado de colaborar con el enemigo. Durante el proceso vamos conociendo los antecedentes familiares del oficial –con un hermano muerto en la guerra y un padre considerado un héroe en el ejército–, y cómo le lavaron el cerebro hasta renegar de su patria. Esforzada actuación de Paul Newman como el torturado capitán, acompañado de veteranos como Edmond O'Brien y Walter Pidgeon y de una joven promesa como Lee Marvin.

5/10
Día D, 6 de junio

1956 | D-Day, the Six of June

Durante los días precedentes al famoso Desembarco de Normandía -plan aliado para que sus tropas se adentraran en Europa durante la Segunda Guerra Mundial-, una bella mujer que está casada con un oficial británico destinado en África, se enamora de un oficial americano que está en Londres junto con sus tropas. Poco después, los dos hombres coinciden en el campo de batalla, y entre los dos se establece una relación de compañerismo, debido a que tienen que hacer frente a durísimas situaciones de peligro. A partir de ese momento, se siente obligado a terminar su relación con la mujer, pero se encuentra demasiado enamorado de ella. Robert Taylor, uno de los actores más recordados del Hollywood clásico por sus trabajos en filmes como Caravana de mujeres y Operación Cowboy, es el protagonista absoluto de este filme, que mezcla los sucesos históricos con escenas de acción y una lograda historia sentimental. El reputado realizador Henry Koster (El invisible Harvey) consigue un ritmo trepidante, a la vez que un entretenido cocktail de géneros, que satisfará a los espectadores. El secreto reside probablemente en el cuidadoso guión, coescrito por Ivan Moffat y Harry Brown, que se basaron en una exitosa novela de Lionel Shapiro.

5/10
Una rubia en la cumbre

1956 | The Girl Can't Help It

Un gángster pide a un agente musical, que haga de su chica una estrella. Pero aunque Jerri es una rubia despampanante hay un problemilla: la voz no le acompaña. Jayne Mansfield es la chica de marras, en uno de sus papeles más memorables. El film destaca por sus animadas canciones , y la presencia de cantantes tan conocidos como The Platters. Dirige el especialista Frank Tashlin, famoso por sus trabajos con Jerry Lewis y Dean Martin, y que también dirigió a Mansfiel en Una mujer de cuidado.

5/10
El blues de Pete Kelly

1955 | Pete Kelly's Blues

Pete Kelly tiene una banda de blues con la que ameniza las veladas de los locales. Un día un mafioso encargado de la industria musical de la ciudad se pone en contacto con él para negociar los conciertos. El film es una mezcla de cine negro y musical, y acierta del todo gracias al elaborado guión, unos buenos actores y la puesta en escena. Jack Webb dirige y protagoniza esta cinta, donde Peggy Lee fue nominada al Oscar como mejor actriz. Entre el reparto aparecen otros rostros conocidos, como Janet Leigh o Lee Marvin, y una aparición fugaz de una jovencita Jayne Mansfield.

5/10
La condesa descalza

1954 | The Barefoot Contessa

El magnate productor cinematográfico Kirk Edwards (Warren Stevens), el guionista y director Harry Dawes (Humphrey Bogart) y el experto en relaciones públicas Oscar Muldoon (Edmond O'Brien), descubren una noche en un tablado flamenco de Madrid a María (Ava Gardner), una bailaora gitana. María se convertirá en una estrella de Hollywood y cambiará su apellido, Vargas, por el de Damata, pero añora su vida pasada, en la que se sentía segura caminando descalza sobre la suciedad, porque de niña no tenía zapatos. Durante una estancia en la Costa Azul, conoce al conde Torlato-Favrini, que le propone matrimonio. El guión, escrito por el director Joseph L. Mankiewicz, fue nominado por la Academia de Hollywood, que concedió un Oscar como actor secundario a Edmond O'Brien. Como en Eva al desnudo, el relato se estructura a partir de una ceremonia que se desarrolla en el presente, y mediante sucesivos flash backs con voces en off de los distintos personajes relacionados con la protagonista, Mankiewicz recompone y cuenta la vida de María. Una película de contenido denso, altamente dramático, con unos personajes muy interesantes que señalan continuas referencias al mundo del cine. Curiosamente, el papel de Ava Gardner tendrá una conexión con la vida real de la propia actriz cuando, separada de Frank Sinatra, estableció su residencia en España.

8/10
El bígamo

1953 | The Bigamist

Harry vive en San Francisco y como representante comercial debe viajar mucho. Está casado con Eve y ambos están intentando adoptar un bebé. Mr. Jordan, director de la agencia de adopción, comienza a hacer una serie de averiguaciones y sospecha de Harry, el cual guarda un secreto. Pronto descubre que éste tiene en Los Angeles una segunda esposa y un bebé. Por medio de flashbacks, Harry le cuenta al agente de adopción cómo llegó a esos dos matrimonios. Ida Lupino dirige e interpreta este drama de cine negro. A la directora le gustaba tratar temas controvertidos para la sociedad de la época, como demuestra en esta película. Dirigió también con gran maestría El autoestopista.

6/10
China Venture

1953 | China Venture

Su acción se sitúa al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1944, cuando el capitán Reardon debe situarse al frente de una peligrosa misión: el rescate de los pilotos supervivientes de un avión, que se ha estrellado en territorio chino. En una operación contrarreloj, Reardon debe evitar a los soldados japoneses y penetrar en un territorio desconocido. Primer largometraje en que Lee Strasberg aparecía en los títulos de crédito como actor de una película. Casi no hace falta recordar que el nombre de Strasberg (1901-1982), dio origen a toda una clase de interpretación que marcó a una generación de actores, que incluye a Marlon Brando y James Dean.

4/10
Julio César

1953 | Julius Caesar

En el año 44 antes de Cristo, Julio César posee el poder de la República Romana, después de haber ganado en la batalla de Farsalia. Casio, que teme que el gobierno acabe en dictadura, planea una conspiración contra el emperador, e instiga a los senadores para asesinarle. Mientras tanto, un adivino ciego advierte a Julio César del peligro que corre, pero éste no está solo, pues cuenta con la ayuda de Marco Antonio. Superproducción histórica dirigida por Joseph L. Mankiewicz y basada en la inmortal obra teatral de William Shakespeare, que optó a los Oscar como mejor película, mejor música, mejor fotografía y mejor actor (Marlon Brando). La película cuenta con un brillante guión, diálogos espléndidos (el discurso de Marco Antonio a cargo de Brando es verdaderamente memorable), magníficos decorados y la interpretación de grandísimos actores, sobre todo británicos. La dirección de actores, que corrió a cargo de Cedric Gibbons, ganó un merecido Oscar.

7/10
El autoestopista

1952 | The Hitch-Hiker

Dos tipos se han ido de juerguecilla a México asegurando a sus esposas que salían a pescar. En mala hora, pues les va a tomar como rehenes un prófugo de la justicia, que ha tomado la costumbre de hacer autostop en su huida; mientras quien le conduce le es útil, conserva la vida, pero en cuanto sospecha que la policía está tras su pista, liquida a su víctima y vuelve a ejercer de autostopista. La trama discurre entre la tensa relación del secuestrador con sus rehenes, y la colaboración de la policía estadounidense y mexicana, gracias a la cual se va estrechando el cerco sobre el fugitivo. Sobria muestra de cine negro con aire de serie B, servida por la actriz Ida Lupino, que aquí ejerce de coguionista -con su marido Collier Young, con quien hizo ocho filmes con su compañía The Filmmakers- y directora. Basada en hechos reales, destaca la composición de Edmond O'Brien de un personaje que raya en la paranoia.

6/10
Denver y Río Grande

1952 | Denver and Rio Grande

El actor Edmond O'Brien (El hombre que mató a Liberty Valance) encabeza el reparto de este western que narra las vicisitudes de la construcción del ferrocarril en el oeste. O'Brien da vida a Vesser, que es el principal responsable de la construcción de la línea ferroviaria que desea unir Denver y Río Grande. Sin embargo, él y sus hombres encontrarán muchas dificultades, entre ellas la oposición de un grupo violento que quiere sabotear el proyecto. Entre el reparto destaca la presencia del imponente Sterling Hayden (Johnny Guitar).

5/10
The Turning Point

1952 | The Turning Point

Adaptación de la obra de Horace McCoy “Storm in the City”, que sigue los parámetros de la mejor tradición de cine negro. El abogado John Conroy (Edmond O'Brien) y su amigo, el periodista Jerry McKibbon (William Holden), intentan conseguir pruebas suficientes para atrapar al peligroso jefe de una organización criminal. Narrada con vigor, en un estilo seco y casi documental por las calles de Los Ángeles, posee un acelerado ritmo de creciente tensión. Contiene momentos dignos de tener en cuenta, como la secuencia del incendio provocado por el gángster, donde mueren incluso niños, y la persecución en un recinto de boxeo.

7/10
El vaquero y la pelirroja

1951 | The Redhead and the Cowboy

Durante la Guerra de Secesión americana, una mujer debe llevar un mensaje a un soldado del sur. En su camino se cruzará con un hombre que ha sido atacado equivocadamente y, también por error, ella cree que ése es el hombre a quien tiene que dar su legado. El carismático Glenn Ford interpreta al vaquero en esta entretenida película. La pelirroja no es otra que la atractiva Rhonda Fleming (Ligeramente escarlata).

5/10
La senda de la guerra

1951 | Warpath

Vickers perdió a su mujer a manos de unos asesinos. Cuando encuentra a uno de ellos, éste le confiesa antes de morir que sus cómplices se unieron a la caballería. Vickers decidirá ser reclutado para vengarse. Pero la lealtad al servicio militar le generará dudas. Lo mejor de este entretenido western es la presencia del siempre competente e intenso Edmond O'Brien (El hombre que mató a Liberty Valance).

5/10
Silver City (1951)

1951 | Silver City

Larkin es un experto en minas, que harto de sus jefes, deja su trabajo y se instala en una pequeña población. No podrá evitar toparse con... ¡una mina de plata! que está en la propiedad de un granjero. Como además Larkin se enamora de la hija del granjero, pues claro, se enfrentará con los malos de turno que codician el vil metal. Western de serie B architípico, está protagonizado por el siempre eficaz Edmond O'Brien, mientras que la belleza de turno corresponde a Yvonne De Carlo.

4/10
Backfire

1950 | Backfire

Tras pasar una temporada en un hospital de veteranos debido a las heridas de la guerra, Bob Corey decide buscar a su antiguo camarada Steve. Cuando le encuentra, éste acaba de verse involucrado en un crimen, siendo acusado del mismo. En compañía de una enfermera de la que se ha enamorado en el hospital, Steve intentará averiguar la verdad de lo sucedido. Producción de Warner Bros que intenta emular su mejor época del cine negro, en una elaborada historia con final sorpresa incluido. A destacar su reparto con Edmond O'Brien, Virginia Mayo y el cantante Gordon MacRae. Además, significó una nueva colaboración entre la actriz sueca Viveca Lindfors y el director Vincent Sherman tras El burlador de Castilla (1948).

6/10
Con las horas contadas

1950 | D.O.A.

Original muestra de cine negro, con un arranque intrigante del protagonista, Edmond O'Brien, recorriendo los largos pasillos de una comisaría para entrar en una oficina y denunciar un asesinato: el suyo. A partir de ahí arranca un largo flash-back en que vemos al notario Frank Bigelow, con dudas amorosas relativas a su devota secretaria Paula, y que para aclararse toma unas minivacaciones en San Francisco, en busca de un poco de jarana. El caso es que se ve sumergido en una enmarañada madeja de crímenes, donde él ingiere sin saberlo un bebraje con iridio, motivo por el cual no hay tratamiento posible, morirá en unos días. Antes averiguará quién es el culpable de todo lo ocurrido. Rudolph Maté es uno de esos magníficos profesionales del Hollywood clásico, que aquí entrega una película vibrante, donde O'Brien no desmerece del mejor Humphrey Bogart. El film conjuga la intriga con un sentido del humor irónico que funciona muy bien, y una subtrama romántica, que pese a no ser perfecta, resulta la mar de agradable. Son magníficas las escenas de persecución urbana, y la partitura de Dimitri Tiomkin.

6/10
Al rojo vivo

1949 | White Heat

La policía se ha propuesto atrapar al criminal más peligroso del momento. Cody Jarrett es un legendario delincuente, astuto, violento e irreductible. Su último trabajo ha sido robar el botín de un tren, tras asesinar a los maquinistas. Con la bofia pisándole los talones, Cody decide entregarse como parte de su coartada. Uno de los mejores trabajos de James Cagney, inmenso en los excesos de su personaje (complejo de Edipo y migrañas incluidas). Raoul Walsh filma quizá su película más violenta, una joya del género negro, con un inolvidable clímax final.

8/10
Por el amor de Mary

1948 | For the Love of Mary

Deliciosa comedia de enredo, y una de las últimas películas de Deanna Durbin. Mary, para poner tierra de por medio ante las proposiciones de Manning, un pretendiente, ayudante del fiscal en Washington, deja su trabajo de telefonista del Tribunal Supremo, y empieza a realizar idéntica función en la Casa Blanca. Allí tiene que sortear la insistencia de Paxton, un pelmazo que llama con insistencia para pedir conversar con el presidente acerca de un asunto de peces. Como Manning sigue queriendo salir con Mary, ésta se las arregla para que Paxton sea su acompañante en una fiesta; pero el presidente, sabedor de que Mary necesitaba compañía, ha pedido a un teniente de Marina que sea su escolta para la ocasión. Los tres hombres acabarán interesados sentimentalmente por ella. El guión de Oscar Brodney presenta una solidez asombrosa, con personajes bien perfilados, y diálgos repletos de ingenio. El ritmo agilísimo se advierte en los pasajes en que Alice atiende las llamadas en la centralita, o en el modo en que los distintos galanes masculinos se pisan unos a otros por hacerse con sus favores. Hay ingenio además en el dibujo de los secundarios, ya sean los jueces del Supremo, un grupo de abuelillos que recuerdan a los enciclopedistas de Bola de fuego, o Gustaf, el dueño del restaurante que desea la nacionalidad americana. Tiene mucha gracia el modo en que se introduce uno de los números musicales de la Durbin, en que interpreta un aria de "El barbero de Sevilla", con bigote improvisado e impresionante chapuzón.

8/10
Another Part of the Forest

1948 | Another Part of the Forest

Basada en una obra teatral de Lillian Hellman, el film es una precuela de La loba (1941), ya que recoge a los protagonistas de ésta –los Hubbard– veinte años antes. Concretamente en los años posteriores a la Guerra Civil norteamericana, cuando la familia domina económicamente la pequeña ciudad sureña donde residen. Sin embargo, los odios generados por la contienda harán que se ponga en duda la participación moral del patriarca familiar en el conflicto. Sobre todo cuando el hijo mayor descubre que su padre hizo tratos con los Confederados. Sin alcanzar el nivel de su predecesora, la película tuvo excelentes críticas en su momento sobre todo por la interpretación del quinteto familiar protagonista: Fredric March (el padre), Florence Eldridge (su esposa) y Dan Duryea, Edmond O'Brien y Ann Blyth como los hijos.

6/10
Escuadrón de combate

1948 | Fighter Squadron

Segunda Guerra Mundial, una base aérea americana en Inglaterra. Un piloto tiene dificultades con su sargento, un tipo la mar de autoritario. Cuando es promovido, quien era su superior, pasa a ser un subalterno. Lidiar con este personaje llega a hacerse tan arduo como combatir al enemigo. Apañado film bélico de Raoul Walsh, rodado en technicolor y con buenas secuencias en el aire. Cansa un poco, pero tiene a un gran cineasta de acción tras la cámara, y la rivalidad que vertebra la trama están bien desarrollada.

5/10
Vive hoy para mañana

1948 | An Act of Murder

Drama judicial no estrenado en su momento en España debido a que en el mismo se debate el controvertido tema de la eutanasia. Basada en la novela "The Mills of God", de Ernst Lothar, en el film se analiza el comportamiento de Calvin Cooke, un juez con fama de implacable que descubre que su esposa padece una enfermedad terminal. Para evitar el sufrimiento de su amada decide acabar con la vida de ambos despeñándose por un barranco. Sin embargo, Calvin sobrevive y ha de enfrentarse a un proceso de asesinato del que es declarado inocente. Este hecho marcará para siempre su vida y, una vez restablecido en su puesto, comienza sentir cierta compasión por los acusados. Un duro melodrama social que cuenta con una gran interpretación de Fredric March como el atormentado juez. La película también es conocida con el título original de "Live Today for Tomorrow".

8/10
Doble vida

1947 | A Double Life

Anthony (Ronald Colman) es un actor que interpreta a Otelo. Su pareja en los escenarios lo fue también en la vida real y aunque llevan divorciados casi dos años, Anthony no puede evitar sentir celos. Se cree tanto su papel que siente la necesidad de cometer un crimen al igual que el personaje de Shakespeare. George Cukor dirige este drama ganador del Oscar al mejor actor (Colman) y mejor música (Miklós Rózsa).

6/10
Forajidos

1946 | The Killers

Dos asesinos profesionales llegan a un pueblecito del medio oeste americano. Buscan a un individuo conocido como “el sueco”. Aunque a éste le avisan de la llegada de los asesinos, decide quedarse a esperar su destino. Esta obra maestra del 'film noir', basada en un relato de Ernest Hemingway, habría pasado a la historia sólo porque supuso del debut de Burt Lancaster y uno de los primeros papeles acreditados de la incomparable Ava Gardner. Fascinante estructura a base de los puntos de vista de diversos personajes, en flash-backs que van dosificando la intriga.

7/10
Cita en los cielos

1944 | Winged Victory

Francky, Pinky y Allan están alistados en las fuerzas armadas y sueñan con convertirse en pilotos. Uno de ellos, Frankie, vivirá una historia de amor en plena guerra con Helen, una bella joven. Lon McCallister y Jeanne Crain (Carta a tres esposas) protagonizan a la pareja enamorada en este drama romántico dirigido por George Cukor. Entre el reparto aparece una debutante Judy Holliday.

6/10
Mi encantadora esposa

1943 | The Amazing Mrs. Holliday

Tras diversas peripecias Ruth, una joven misionera, arriva a San Francisco desde China con un grupo de ocho niños huérfanos. Durante el viaje conoció a un anciano comodoro, que le prometió asistir a los chicos en la adversidad. Fallecido en un naufragio, y con una parentela egoísta a la que los niños les importa un rábano, Ruth acepta el juego que le propone Timothy, ayudante del comodoro, según el cual ella es la viuda del fallecido, pues se habría casado en el barco. En realidad todo es una farsa para asegurar el bienestar de los críos, pues de este modo Ruth se convierte en heredera. Pronto a la joven le acometerán los remordimientos, y más cuando conoce a Tom, nieto del difunto, un buen hombre del que se enamora. Historia repleta de buenos sentimientos, y vehículo de lucimiento para Deanna Durbin, encantadora y bella como siempre, que tiene espacio en el metraje para varias canciones. Pero más allá de las tópicas escenas tiernas con los niños, el film incluye abundante material de enredo, y dos momentos de comedia antológicos: aquel en que ella trata de tomarse la guinda de un apetitoso postre, entre la expectación del mayordomo y el resto de los comensales, puro `slapstick´; y el de la confusión que se produce en la estación de tren.

6/10
Powder Town

1942 | Powder Town

Película basada en una novela de Max Brand, que transcurre en la Segunda Guerra Mundial –de hecho, el film está rodado en plena contienda–, cuando unos agentes nazis secuestran a un científico con idea de que les ayude en sus experimentos. Para que no escape, se le asigna un peculiar guardián. Cine de espías con aires patrióticos que, sin embargo, a diferencia de otras tramas similares, está tratado en tono de comedia. Si bien no acaba de funcionar en ninguna dirección concreta. Producida por la RKO, fue reduciendo gastos de producción hasta quedar reducida a la serie B. A pesar de todo destaquemos el solvente reparto, con Edmond O'Brien como el científico y Victor McLaglen como su guardián.

4/10
Esmeralda, la zíngara

1939 | The Hunchback of Notre Dame

Adaptación de la obra de Víctor Hugo "Nuestra Señora de París". Cuenta el triste sino del feo y deforme jorobado Quasimodo, que en el siglo XV vive en el campanario de la catedral de Notre Dame, resignado a rehuir de este modo las burlas de la gente normal. Sin embargo, este campanero, sirviente del arcediano Frollo, que le recogió siendo niño, tiene un gran corazón. Y va a sentir un amor puro por la bellísima gitana Esmeralda, una reacción muy distinta a la de Frollo, que ve cómo se le despiertan las pasiones más bajas. Con un meritorio maquillaje, Charles Laughton encarna de modo vivísimo el drama interior de Quasimodo, hermoso sólo por dentro, que no puede dejar de lamentarse, "¿Por qué no me hiciste de piedra, como a él?", mirando a las gárgolas. Dieterle transmite al film la atmósfera tenebrosa propia del movimiento expresionista alemán en el que se formó.

6/10

Últimos tráilers y vídeos