IMG-LOGO

Biografía

Ellen Geer

Ellen Geer

Ellen Geer

Filmografía
Unlovable

2018 | Unlovable

La extraña pareja, otra vez

1998 | The Odd Couple II

Secuela de La extraña pareja, rodada nada menos que 30 años antes. Los inefables Jack Lemmon y Walter Matthau retoman sus antiguos personajes de Felix y Oscar y se lo hacen pasar bomba al espectador. Los veteranos actores estaban al final de sus carreras. Si antiguamente se trataba de compartir piso, ahora la cosa estriba en compartir un coche de viaje a California, en donde tendrá lugar la boda entre el hijo de Felix y la hija de Oscar... La convivencia entre ambos será un disparate.

5/10
My Town

1986 | My Town

Lucas Wheeler es el descendiente de los fundadores de un pequeño pueblo en Ohio. Los años han pasado y a Wheeler se le ocurre que el diminuto lugar puede ser perfecto para que las personas que quieran tener una segunda oportunidad y empezar de cero, puedan hacerlo. Todo un reto para la comunidad. Esta producción para la pequeña pantalla –originalmente dentro de la serie Disneylandia. El mágico mundo del color– fue dirigida por Gwen Arner, procedente de series de televisión como Dallas, Dinastía y Falcon Crest.

4/10
Creator

1985 | Creator

Un científico educa a una estudiante a su estilo, al mismo tiempo que trata de clonar a su esposa muerta. Insustancial comedia que apenas tiene interés, a pesar del esfuerzo de Peter O'Toole y Mariel Hemingway, la pareja de protagonistas, que están acompañados por un puñado de actores muy competentes.

4/10
El carnaval de las tinieblas

1983 | Something Wicked This Way Comes

Adaptación de la novela homónima de Ray Bradbury, a cargo del mismo autor, y bajo la batuta de Jack Clayton. El director ya había explorado parcialmente el mundo de la infancia en ¡Suspense!, basada en ‘Otra vuelta de tuerca’, el célebre relato fantasmagórico de Henry James, además de producir el Moby Dick de John Huston, cuyo guión, basado en Herman Melville, firmó Bradbury. Única novela larga del famoso escritor de ciencia ficción, su título alude a una frase del 'Macbeth' de Shakespeare, y su origen se remontaba al relato ‘Black Ferris’, de 1948. Bradbury firmó el guión, desechando uno previo del mismísimo Stephen King. La película narra la llegada a un pueblo, en los años 30, de una siniestra feria de atracciones que promete hacer realidad los anhelos más ocultos de los lugareños: el guión decía hablar de “las terribles necesidades del corazón humano”, y producida por Disney, la película entroncaba con los tramos más oscuros de Blancanieves y los siete enanitos y Pinocho. Dos niños, amigos íntimos, padecían problemas en sus respectivas familias: uno por la ausencia paterna, otro por un padre casi sexagenario, con el que no acababa de conectar. Con correrías no muy diferentes a las que vivió el propio Bradbury en su infancia, y que narró en El vino del estío, situaba su historia con un sentido tono nostálgico en el Illinois de los años 50, en el mes de octubre, una época de colores otoñales bien atrapados por la cámara de Stephen H. Burum. Se trataba de una historia con niños pero con cierto tono adulto, que parece entroncar, en parte, con filmes como Cuenta conmigo, La fuerza de la ilusión, Matar a un ruiseñor e, incluso, E.T., el extraterrestre. Y los pasajes en una biblioteca recuerdan en amor de Bradbury por los libros, manifestado en Fahrenheit 451, que vaticinaba un futuro poco halagüeño donde los libros estaban proscritos. El rodaje padeció algunos contratiempos, pese a lo cual, con el paso del tiempo, se ha convertido en título de culto, y eso que el resultado final irregular es evidente. La tibia acogida en pases previos condujo a efectuar cambios, y los efectos especiales en 1983 no estaban aún maduros. Disney, volcada en la producción de Tron, sólo permitió el trabajo del especialista Lee Dyer una vez terminado ese film. Además, se cambió la partitura original de Georges Delerue por una del entonces primerizo James Horner. Jack Clayton describió la experiencia con Disney como “una tortura”, en parte por sus problemas de salud, y porque tuvo que rebajar el tono oscuro del film, que aun así era notable tras las modificaciones.

5/10
Cumpleaños sangriento

1981 | Bloody Birthday

Tres niños de un pueblo nacen el mismo día, justo cuando está teniendo lugar un eclipse de sol. Diez años después, en vísperas del cumpleaños del trío, deciden empezar a matar a los adultos: primero los padres de uno de ellos y luego, uno por uno a los vecinos. Ochentera película de terror que el paso de los años no ha dañado demasiado, si se obvia la explicación científica de que por confluencias astrales en su nacimiento la conciencia y el arrepentimiento de los niños ha desaparecido. Pero el punto fuerte es que la causa del terror no se se basa tanto en la intriga o las truculentas muertes (alguna hay, como la de la flecha), sino en el hecho de que sean unos niños con cara de no haber roto un plato los que comenten los horrendos crímenes. Un poco como sucedía con la española ¿Quién puede matar a un niño? Los chavales hacen creíble estas situaciones cuando sonríen y matan como si fuera un juego, aunque bien saben que no lo es.

5/10
Kotch

1971 | Kotch

Joseph, apodado ‘Kotch’, vive con su hijo y su nuera, pero el matrimonio está planeando que el anciano se vaya y viva en otro lado. Ante esto, Kotch decide marcharse por su propio pie y en su huida se encuentra con Erica, una asistenta del hogar que trabajó en casa de su hijo. Erica está sola y embarazada, pero cuenta con la compañía de Kotch, el cual siente por primera vez que alguien le necesita. Lacrimógena película que habla del afecto que surge entre un anciano desvinculado del núcleo familiar y una joven embarazada. Jack Lemmon dirigió su primera y única película contando con su amigo Walter Matthau como el protagonista de la historia. No hay que olvidar que Lemmon y Matthau protagonizaron juntos diversas comedias inolvidables, como La extraña pareja, En bandeja de plata o Primera plana. El film abandera la idea de que no siempre los lazos biológicos son los que crean las familias sino el amor, el cariño, la comprensión y el respeto. Gran trabajo de Matthau que optó al Oscar al mejor actor por su papel de Kotch.

5/10
Harold y Maude

1971 | Harold and Maude

Harold es un joven de 20 años perteneciente a una familia acomodada pero con unos padres que no le hacen demasiado caso. El muchacho tiene una gran obsesión con la muerte, incluso juega a inventarse suicidios. Un día en un funeral, conoce a Maude una anciana simpática y buena que no para de pensar que el fin de sus días está cerca. Estos dos personajes tan dispares traban amistad y se dedican a hablar sobre la vida y la muerte, iniciándose entre ellos una relación muy especial hasta el punto de que Harold se enamora de Maude. El peculiar Hal Ashby dirige esta también atípica historia de amor entre dos seres bastante raritos que se quieren tal y como son. El humor llena toda la cinta y hace de esta película una divertida y maravillosa historia, donde se expone la idea de que la vida está llena de grandes cosas y que hay que saber aprovecharla antes de que se acabe. Le acompaña una música estupenda a cargo de Cat Stevens, y cuenta con un guión original y excelente, considerado muy avanzado para su tiempo. El desenlace es genial e inolvidable. Ruth Gordon y Bud Cort protagonizan el relato; dos actores que no volvieron a destacar en el panorama cinematográfico. A pesar de todo, ella estuvo trabajando hasta el final de su vida, ya que murió a los 89 años.

6/10

Últimos tráilers y vídeos