IMG-LOGO

Biografía

Geoff Barrow

Geoff Barrow

Geoff Barrow

Filmografía
Devs

2020 | Devs

La acción tiene lugar en las inmediaciones de San Francisco. Lily trabaja como ingeniera informática, al igual que su pareja, Sergei, en Amaya, gigante tecnológico dirigido por Forest, un misterioso gurú. De la noche a la mañana, a él le asignan a Devs, un proyecto ultrasecreto, del que no podrá revelar ningún detalle, ni siquiera a la mujer con la que comparte su vida. Pero el primer día de trabajo, Sergei no regresa, y la compañía enseñará a Lily unas imágenes que muestran cómo se ha inmolado, rociándose de gasolina y prendiéndose fuego. Ella misma puede contemplar el escenario donde ocurrió la tragedia. Mientras trata de recomponerse, la programadora piensa que la están engañando, así que se propone descubrir la verdad. El novelista británico Alex Garland tuvo su primer contacto con el cine cuando adaptó su novela La playa el realizador Danny Boyle, a quien después le escribió el film de ciencia ficción Sunshine. Tras firmar el guión adaptado de uno de los mejores títulos del género en las últimas décadas, Nunca me abandones, a partir de la novela de Kazuo Ishiguro, debutó como realizador con la convincente Ex Machina. Ahora tiene su primer contacto con la televisión, al frente de una serie de ocho capítulos que firma como libretista y realizador. En principio, tiene una trama cerrada, así que no parece muy factible que vaya a tener más temporadas, a pesar de que ha arrasado. Técnicamente, Dev está bastante mimada, con una estética estilizada, y música de cariz cercano a lo experimental. Cuenta con actores sorprendentes, sobre todo la japonesa Sonoya Mizuno, actriz fetiche de Garland, y Nick Offerman (El fundador). Atrapa desde el principio, por su tono de thriller, incluso a quienes sus referencias a física cuántica y a las teorías del multiverso les resulten por completo incomprensibles, y aunque en su arranque pueda parecer demasiado fría, al final el motor de la trama son las emociones humanas. Como los mejores exponentes del género, da que pensar sobre diferentes cuestiones, aunque conviene que el espectador las descubra por sí mismo, cualquier detalle sería desvelar demasiado. Pero se puede adelantar que sobre todo plantea el viejo debate entre libre albedrío y determinismo, sobre el poder y el carácter pseudomesiánico de las figuras revolucionarias que triunfan al frente de grandes corporaciones, y especialmente en torno a la eterna aspiración del ser humano a usar la ciencia para superar de forma definitiva los límites de las leyes de la naturaleza.

6/10
Luce

2019 | Luce

Hanna

2019 | Hanna | Serie TV

Año 2003, algún lugar remoto de Rumanía. Una intrépida pareja orquesta un plan en la noche para irrumpir en las instalaciones de lo que parece un hospital, y llevar a una niña recién nacida, su hija. Descubiertos sufren una persecución a resultas de la cual la madre muere. Años después la adolescente Hanna vive aislada con su padre Erik en un remoto bosque, donde le ha enseñado prácticas de supervivencia y autodefensa. Pero vivir así no es natural, ella siente necesidad de saber qué hay más allá de los confines de lo que ha sido su hogar, relacionarse con otras personas, descubrir un amor más allá del filial, tener amigos. Y su padre nunca ha sido claro acerca de por qué hay una gente “mala” que quiere matarles. David Farr, que firmó con Seth Lochhead el guión de Hanna, entretenida película dirigida por el eficaz Joe Wright, expande la idea de ese film con una serie que ayuda a profundizar en los temas planteados, a la vez que ofrece un dinámico thriller, repleto de espectacular acción. Se mantiene la idea de organización secreta que manipula genéticamente a personas por nacer, para mejorar sus aptitudes y convertirlas en potenciales agentes y soldados terriblemente letales. Y se ahonda sobre todo en las necesidades afectivas y de pertenencia a una familia y a una comunidad. A tal efecto funciona muy bien la relación que Hanna establece con una chica de su edad, Sophie, de vacaciones en Marruecos con su familia, que presenta rasgos de desestructuración; lo que invita a preguntarse en qué familia hay más problemas, en la extrañísima de Hanna, con padre taciturno que desvela poco a la joven de su pasado a la vez que le proporciona una peculiar educación, o la de Sophie, con padres que se pelean constantemente e chica adolescente que va a su aire, con ganas de fiesta, ligues e insatisfacción contante. La desconocida Esme Creed-Miles toma el relevo de Saoirse Ronan como chica de aspecto frágil e inofensivo, pero que demuestra poder cuidarse ella solita tras la preparación recibida de su padre, mientras que Mireille Enos y Joel Kinnaman son los que asumen los roles que Cate Blanchett y Eric Bana hacían en el original.

7/10
Aniquilación

2018 | Annihilation

Lena esta triste. Bióloga experta en genética y ex soldado, y muy enamorada de Kane, su marido militar, padece la ausencia de éste desde que partió en misión secreta hace más de un año. De pronto reaparece, pero se comporta de modo extraño, y enseguida sufre un colapso y pierde el sentido. Entonces le es revelado el motivo de su ausencia: debía explorar con otros soldados una zona de exclusión en que está teniendo lugar un extraño fenómeno, auténtica aberración de la naturaleza, que supone un peligro para todo el planeta. En continua expansión, en ese lugar las células sufren extrañas mutaciones al estilo de las que producen el cáncer, y están dando lugar a híbridos de vegetales, animales y personas, verdaderos monstruos. Un grupo de científicas que incluye a Lena toma el relevo de la primera expedición, para tratar de averiguar qué está ocurriendo. Adaptación de una novela de ciencia ficción de Jeff VanderMeer, a cargo del especialista Alex Garland, que brilló en su debut tras la cámara Ex machina, y compuesto los libretos de filmes interesantes como Sunshine y Nunca me abandones. Su segundo título como director resulta estimable y sugerente, como parábola acerca de la condición humana y su tendencia a autoinfligirse daño, pero no alcanza el estado de gracia de su predecesora. Funciona razonablemente la estructura de dobles flash-backs del guión, el relato de Lena de vuelta de su segunda expedición, y los recuerdos de la feliz vida conyugal con Kane, mientras la protagonista, una correcta Natalie Portman, se adentra en el misterio. Y Garland sabe crear tensión, con escenas de sustos que demuestran cierta imaginación, y alguna sorpresa argumental, sobre todo en el desenlace. Además, el diseño visual es atractivo, sobre todo en lo relativo a los híbridos. La pega principal estriba en que la mayoría de los personajes se encuentran bastante desdibujados, y algunos momentos muy autoconscientes de solemnidad -Lena entre lucecitas estilo 2001, sin palabras, un buen rato-, que siguen la estela de títulos recientes como La llegada, están algo pasados de rosca.

6/10
Free Fire

2016 | Free Fire

Un auténtico ejercicio de estilo unisituacional, que parece homenejear a cierto cine de serie B con abundantes disparos y violencia, se podría pensar por ejemplo en John Woo, aunque sin su ralentí, aquí la acción y la violencia se montan de un modo más crudo, no se busca esa estilización que otros denominan glorificación. La trama no puede ser más sencilla. Encuentro nocturno en unos solitarios almacenes. Se trata de una operación de compra de armas, que debería discurrir sin más problemas, entrega de la mercancía, pago a tocateja. Pero chocan los caracteres de los egocéntricos personajes, no hay respeto y sí mucha desconfianza, de modo que empiezan los tiros y el emboscamiento de unos y otros donde pueden, con sus heridas de guerra, y el intento de sobrevivir. A Ben Wheatley le va como anillo al dedo el adjetivo de "estiloso". En títulos como A Field in England (en blanco y negro, en la Inglaterra del siglo XVIII) o High-Rise (futurista y delirante cinta de anticipación) prueba su versatilidad en ese capítulo del aspecto formal del film, pero a cambio le falta una verdadera introspección en los personajes, aunque, como en el caso que nos ocupa, se rodea de actores tan competentes como la oscarizada Brie Larson. El film cuenta con la producción ejecutiva de Martin Scorsese, que quizá se ha sentido atraído por la mezcla de dinámica y seca violencia con humor negro algo disparatado. Pero al resultado le falta un hervor.

5/10
Ex Machina

2014 | Ex Machina

Alan Turing, pionero de la inteligencia artificial, sostenía que si una máquina llegaba a ser lo suficientemente avanzada, sus actuaciones difícilmente serían distinguibles de las humanas. Poco después de Descifrando Enigma, biopic del matemático británico, desembarca en las pantallas Ex Machina, un film de ciencia ficción que desarrolla sus hipótesis, en cierta medida inquietantes. El joven pero valioso programador Caleb resulta elegido para realizar una importante tarea en la megacorporación para la que trabaja. Debe trasladarse hasta la remota y sofisticada residencia de Nathan, máximo responsable de la compañía, donde evaluará mediante el test de Turing a Ava, robot dotada de la inteligencia artificial más potente jamás creada. Ex Machina supone el debut como realizador del británico Alex Garland, escritor asociado a la filmografía de su compatriota Danny Boyle, que adaptó su novela La playa, y contó con él como guionista para 28 días después y Sunshine. No sólo en esta última Garland ha destacado en el terreno de la ciencia ficción, pues también fue el responsable del libreto de la notable Nunca me abandones, que versionaba la novela de Kazuo Ishiguro. La enésima revisión del mito de Prometeo engancha desde el principio, y cuenta con una cuidada estética, sugerente en su frialdad, lo que choca con otros guionistas reconvertidos en realizadores, que descuidan la parte visual. Lo mismo sucede con el reparto, muy bien escogido. Básicamente, tres son los actores que copan la mayor parte de la función, el guatemalteco Oscar Isaac, ideal para interpretar a un despótico científico con rasgos del dr. Frankenstein, el irlandés Domhnall Gleeson, demostrando que su eficaz trabajo en títulos como Una cuestión de tiempo no han sido fruto de la casualidad, y la sueca Alicia Vinkander, protagonista femenina de Un asunto real, que aúna atractivo físico con talento. Sin embargo, Garland fracasa un poco en su terreno, el desarrollo del guión, pues se alarga demasiado en algunos fragmentos. En otras ocasiones, los giros son demasiado previsibles. Además, su discurso en torno a la hipotética superación del ser humano por la máquina, y cómo éstas podrían seducir emocionalmente, se queda finalmente en lo ya visto en otros títulos como Metropolis, Blade Runner o Her. Lo mejor, sus advertencias en torno a lo que puede hacer una empresa surgida de un revolucionario buscador, que no duda en usar para sus fines los datos que ha registrado de sus usuarios. Y que conste que el film no nombra explícitamente a nadie.

6/10
Exit Through the Gift Shop

2010 | Exit Through the Gift Shop

Sorprendente e hilarante documental, que en cierto momento toma derroteros inesperados. Arranca con un tipo tapado con un pasamontañas, el graffitero artista urbano de identidad desconocida que se hace llamar Banksy, cuyas creaciones han despertado interés por todo el mundo, con abundantes titulares en la prensa. Cuenta Bansky cómo se ha convertido en director de una película que nace con las grabaciones en vídeo del empresario francés de ropa de segunda mano Thirry Guetta. El tipo tiene una afición desmedida a grabarlo todo con la cámara, y a partir de cierto momento en que conoce al artista urbano Invaders, así llamado porque sus mosaicos se inspiran en el famoso videojuego electrónico, decide rodar y rodar las creaciones de todos los graffiteros y similares que se ponen al alcance de su objetivo. A todos les cuenta que va a rodar un documental, aunque la realidad es que Guetta acumula cintas y cintas sin orden ni concierto. Cierto día le llega la oportunidad de conocer al graffitero más mítico del planeta: Banksy. Así, de entrada, el tema se diría que sólo puede interesar a los que consideran un arte esas efímeras obras urbanas de la contracultura, de las que los graffiti son un exponente máximo. Pero lo cierto es que el film de Banky despierta el interés por estas creaciones, por el ingenio y modo de llamar la atención que hay detrás, por ejemplo como forma de protestar por la construcción del muro de Gaza. Pero es que además, a medida que avanza la narración, no se evitan las incómodas preguntas sobre los intereses comerciales en el arte moderno, o lo fácilmente que se cuelga la etiqueta “arte” a cualquier cosa, en cuanto tiene repercusión mediática. Todo ello se plantea de modo ágil, con una inteligente mezcla de seriedad y sentido del humor, que invita a pensar que este mundo nuestro, está loco, loco, loco.

7/10

Últimos tráilers y vídeos