IMG-LOGO

Biografía

Gérard Simon

Gérard Simon

Gérard Simon

Filmografía
L'homme qui rit

2012 | L'homme qui rit

Tímidos anónimos

2010 | Les émotifs anonymes

Angélique es una mujer joven que tiene un problema patológico de timidez y acude regularmente a una terapia de grupo de Tímidos Anónimos. Encontrará trabajo en una empresa chocolatera, donde el jefe, Jean-René, parece ser bastante arisco y comportarse secamente. En realidad, tiene el mismo problema que Angélique con respecto al trato con la gente, e incluso más acentuado. Sin embargo, ambos se sentirán atraídos el uno por el otro. Angélique comenzará a trabajar de comercial, aunque en realidad ella es una experta creadora de chocolate, que sabe el secreto para fabricar el mejor chocolate del mundo. Amable y divertida comedia francesa que se ve como un cuento o fábula sobre la búsqueda de la felicidad por parte de personas de gran corazón que se sienten hiper vulnerables e inseguros ante el futuro. El aire de la comedia es ingenuo y tierno, plagado de momentos cómicos, más o menos logrados, pero siempre agradables, ofrecidos en la mayoría de las ocasiones por las ocurrencias del actor belga Benoît Poelvoorde (Nada que declarar), que está empezando a convertirse en un pazguato cómico que aquí recuerda a una especie de Woody Allen de habla francesa, también por esas surrealistas terapias con el psicólogo. La película está dirigida con ritmo por Jean-Pierre Améris, quien entregó hace años la estupenda La vida y que ahora desde luego demuestra que sigue siendo un cineasta optimista y con ganas de alegrar el personal. Salvo algún detalle burdo que no viene muy a cuento, el conjunto es muy bondadoso y ligero. Ayuda la expresividad de la dulce Isabelle Carré, que compone un personaje totalmente angelical, como dice su mismo nombre.

5/10
Una amistad inolvidable

2007 | Le Renard et l'enfant

Una niña sigue a un zorro por el bosque y la visión del animal le deja tan deslumbrada que decide ir a buscarlo todos los días con la intención de hacerse su amiga. El director Luc Jacquet, que recibió un Oscar en 2006 por El viaje del emperador, sorprende con un nuevo título donde la naturaleza vuelve a ser la protagonista. El director se basa en una experiencia autobiográfica, y a través de una pelirroja niña que vive en una casita junto al recodo de un río, el espectador se hace partícipe de la aventura de la pequeña y su afán por acercarse a un zorro rojo que vive en el bosque. Jacquet ya demostró su amor por la naturaleza y los animales en su película anterior donde los protagonistas eran unos magníficos pingüinos; y en esta ocasión regresa al género mezclando documental y drama. La cinta, especialmente indicada para los niños, enseña a amar la naturaleza con sus peligros y su belleza; y a respetar la libertad de los animales y su entorno natural.

5/10
Tenemos un problema gordo

2005 | Boudu

Sorprende que Gérard Jugnot se aparte de la línea entrañable y familiar de Los chicos del coro, protagonizada por él, que le consagró a nivel internacional. Es lo que ocurre con esta comedia, basada en una obra teatral, Boudu sauvé des eaux, de René Fauchois, que dio lugar a Boudu salvado de las aguas, elegante comedia de Jean Renoir. El mismo texto, adaptado a Estados Unidos, sirvió de base a Paul Mazursky para Un loco suelto en Hollywood. La nueva versión no se aparta demasiado de esos dos títulos. Christian, propietario de una galería de arte en Aix-en-Provence, salva a un vagabundo a punto de morir ahogado. Pero éste, Boudou, es un maleducado que se instala en su  casa, y se aprovecha de la situación, amenazando con decir a la esposa de Christian que tiene una amante. Adapta la obra Philippe Lopes-Curval, colaborador habitual de Jugnot, pues escribió Los chicos del coro y Monsieur Batignole. Pero justo el guión es el principal problema de la cinta. Por un lado, muchos gags son tan groseros que recuerdan al cine de los hermanos Farrelly. Por otro, muchos elementos no acaban de encajar, pues si el personaje de Gérard Depardieu es tan soez, ¿cómo es posible que pueda seducir fácilmente a cuanta mujer se pone a tiro? Por cierto, los que tienen “un problema gordo” son los cineastas franceses, que últimamente sólo parecen capaces de filmar comedias poco ambiciosas, con desigual fortuna.

2/10
Fanfan la Tulipe

2003 | Fanfan la Tulipe

Reinado de Luis XV, en la Francia del siglo XVIII. El mujeriego Fanfan huye de un grupo de campesinos a los que no ha hecho mucha gracia pillarle con la hija de uno de ellos. Consigue librarse de la persecución gracias a que topa con los encargados de reclutar soldados: así, se alista ‘voluntariamente’ en el ejército. Mientras va con los otros reclutas a Aquitania, la bella hija del sargento lee el futuro a Fanfan, y le vaticina que se convertirá en oficial, y que terminará casándose con la hija del rey. Cuando Fanfan impide que una banda de forajidos asalte la carroza donde viaja la joven princesa, se convence de que la profecía puede ser cierta. El director francés Luc Besson (Juana de Arco) vuelve a ejercer como productor y guionista en una cinta dirigida por Gérard Krawczyk, con quien hizo lo propio en la saga de Taxi y Wasabi. En esta ocasión, el dúo versiona con holgado presupuesto una conocida novela de aventuras, escrita en el siglo XIX por Paul Meurice. Las abundantes secuencias de acción están enlazadas con un tono satírico-cómico, que parodia el cine clásico de aventuras.

5/10
Monsieur Batignole

2002 | Monsieur Batignole

Edmond Batignole es el dueño de una tienda de ultramarinos que trata de llevar una vida normal en la Francia ocupada por los alemanes en 1942. Su futuro yerno, Pierre, colaboracionista de los nazis, le consigue trabajos extras, como organizar banquetes para oficiales. Incluso logra que Batignole y su familia puedan quedarse en la amplia residencia de sus vecinos, los Bernstein, unos judíos capturados. A ese lugar regresa con la esperanza de reencontrarse con sus padres, Simon, el pequeño de los Bernstein, que ha logrado escapar. A regañadientes, Batignole accede a esconderle, pero después acabará cogiéndole cariño y jugándose el tipo para ayudarle a huir, a él y a sus dos primas. En Los chicos del coro, Gérard Jugnot interpretaba a un conserje que acababa siendo un auténtico padre para los niños desamparados. El éxito de aquella excelente película propicia que llegue a nuestro país esta agradable tragicomedia, en que Jugnot interpreta a un 'padrazo' parecido (aunque inicialmente su personaje va a lo suyo, acaba transformándose), y en la que también ejerce como director. En cierta medida, recuerda a La vida es bella, que usaba la comedia para denunciar la tragedia histórica del holocausto, y que también estaba tratada con mucha humanidad. Sin llegar al nivel de la obra de Benigni, y aunque le falta originalidad, Jugnot consigue una convincente reconstrucción de la época, y logra hacer muy cercano a su personaje con su trabajo interpretativo. También es obligado mencionar el trabajo del expresivo Jules Sitruk, el niño que interpreta a Simon.

6/10
La pasión del rey

2000 | Le roi danse

Música barroca y fastuosidad versallesca. El belga Gérard Corbiau entrega otra de sus películas de época donde la pasión por la música se entrelaza con el drama. Situada en la época del rey sol, o sea, el francés Luis XIV, describe intrigas palaciegas, a la vez que el monarca absoluta cultiva su pasión por la danza apoyando al genio italiano de baja condición social Gianbattista Lulli para todo lo que se refiere a música en la corte.

5/10
Toulouse Lautrec

1998 | Lautrec

Biopic del célebre pintor Henri de Toulouse-Lautrec (1864-1901), de familia noble, con una limitación física en sus cortas piernas, autor de conocidos cuadros coloristas y cartelería, con el gran motivo de inspiración del local parisino que hizo celebre el can-can, o sea, el Moulin Rouge. Roger Planchon firma el guión y dirige, y entrega un cuadro biográfico de luces y sombras algo incoherente, lo que no es justificable aludiendo a la propia incoherencia vital de Toulouse-Lautrec. Verdaderamente, no resiste la comparación con el film que John Huston dirigió en 1952.Así, se quiere pintar la vida alegre y desinhibida, libre de cortapisas, frente a encorsetamientos de la gente bien pensante, o reglas academicistas de cómo debe ser el arte. Pero esto no quita para que el estilo vital del protagonista sea autodestructivo, lo que le aleja de sus seres queridos. La paradoja del film de Planchon es que cae en el academicismo que Toulouse-Lautrec y sus seguidores critican. Y algunos pasajes e ideas parecen metidos con calzador: la aparición de Vincent Van Gogh, para darnos cuenta de su suicidio muy poco después, o su incursión en ambientes lésbicos, como vendiendo a un auténtico adelantado, abanderado de los derechos homosexuales. Cansa un poco el esforzado trabajo de Régis Roger componiendo al pintor, jovial y atormentado, mucho más entonadas asoman Elsa Zylberstein como su celosa amante o Anémone -papel que le valió una nominación al César- como su piadosa y atenta madre.

4/10

Últimos tráilers y vídeos