IMG-LOGO

Biografía

Gérard Depardieu

Gérard Depardieu

71 años

Gérard Depardieu

Nació el 27 de Diciembre de 1948 en Châteauroux, Indre, Francia

Premios: 1 Festival de Cannes

Fuerza sensible

16 Diciembre 2005

Su rudo aspecto de hombre de Cromañón oculta una personalidad sensible a la manifestación creativa y artística. El actor no disimula una pasión por la vida unida indisolublemente a la de encarnar personajes con piel y corazón.

Nuestro Francisco de Quevedo hubiese desviado el objeto de su pluma si en vez de la nariz de Góngora se le hubiera cruzado la pegada a este ‘armario’ defectuoso de fábrica (no es precisamente una estatua griega). Con agudo verbo, a capa y a espada, no pudo defender mejor su apéndice nasal, aún mayor por obra y gracia de otro literato insigne, Edmond Rostand. En suerte, pardiez, que nos tocó el corazón declamando versos como un Cyrano de Bergerac (1991) de "perfil" inolvidable. Acaso oler buenos papeles es lo suyo, un sentido avivado entre el bouquet de sus viñedos de Anjou, como él, con denominación de origen francés (Chateroux, 1948);  quien sabe si también percibido entre la esencia de la Bouquet, o sea Carole, su amada, su Roxanne de ahora (él ya carga un divorcio).

Será porque su voluminosa naturaleza desprende virilidad por todos los poros que le propusieran tamaña impertinencia: ¿Quieres ser el amante de mi mujer? (1978). Aunque luego en clave de comedia su ego masculino se viera humillado en Adiós al macho (1978), y eso que antes fue destacado matón en Los rompepelotas (1974), punto de inflexión en su camino hacia el éxito. Su perfume de gloria (ya nacional) es de más de 35 años ante las cámaras. Ha inhalado todos los géneros y se ha encontrado especialmente cómodo en los trajes históricos (sin naftalina) de Rodin, Danton, Balzac, Vatel o Colón. Cualidades de actor pues, inmensas como su tamaño, para sudar los personajes, sentirlos en la piel y sacarles más brillo que la medalla de caballero de la Legión de Honor que le cuelga por sus servicios a la… pantalla, gran pantalla (sobre todo). ¿Más alzada la nariz desde entonces?

Al menos de su trabajo –“el cine es una labor de equipo”– nadie puede echar pestes. Tanto a las órdenes de directores consagrados (Truffaut, Resnais, Weir, Bertolucci..) como noveles (Pitof), ha dejado rastro de su absoluta profesionalidad – “si no muestras tu alma, la cámara te delata enseguida cuando no lo consigues”– . Campesino antifascista (Novecento, 1976), poli duro (Police 1985), idealista urbanita (El manantial de las colinas, 1986), padre en apuros (Mi padre. ¡Qué ligue!, 1991), minero oprimido (Germinal, 1993), tonto incauto (¡Que te calles!, 2003)… vamos, registros, los que le echen, al más puro estilo de su colega Robert De Niro, dejando aromas de alta escuela interpretativa. Complicado es olfatear su pista en más de 170 producciones de cine y televisión, rodadas en diversidad de países, no sólo como actor, sino también como productor y director (Tartufo, 1984). Manda narices que encima se lleve al huerto al público femenino con esa llamativa mezcla de salvaje atractivo y sensibilidad oculta, evidenciado tras el tierno ‘sin papeles’ de Matrimonio de conveniencia (1990), que le valió un Globo de Oro. Tío Oscar también llamó a su puerta con Cyrano, aunque es el César el galardón que ha entrado dos veces en su casa, justamente por aquella película y con El último metro (1980). Claro, también la estrella tiene ‘pecados’ que atufan a comercial en exceso (La máscara de hierro, 1988), por no decir que con algunos filmes la crítica casi contrae el moquillo (102 dálmatas, 2000). Lo cierto es que el interesado está vacunado de todo. Mucho más a raíz de que en una revista americana lo convirtieran de espectador a partícipe en la violación de una niña, cuando era un delincuente juvenil. Como en el pasado para salir de la calle, la interpretación fue nuevamente su vía de escape para tan mal trance. Tras una existencia de plena evolución artística pide ahora jubilación anticipada. Sea como fuere el expediente lo tiene cumplido, aunque a todos nos gustaría seguir disfrutando de este rebelde, romántico, vulnerable pero de atrevida figura. En olor de multitudes… ¡Gérard, qué grande eres!

Ganador de 1 premio

Filmografía
Thalasso

2019 | Thalasso

Hace cinco años el tándem Guillaume Nicloux-Michel Houellebecq hizo fortuna con la comedia satírica El secuestro de Michel Houellebecq, donde el célebre escritor políticamente incorrecto era supuestamente secuestrado por una singular banda, el presidente francés François Hollande veía en él un temible rival. Tal absurdo servía de coartada para criticar cuestiones de la actualidad política y social. Pues bien, la feliz pareja cinematográfica repite colaboración en Thalasso, de nuevo con aires de falsa realidad. La farsa transcurre en esta ocasión en un resort de talasoterapia, o para los que somos unos ignorantes en centros de relajación y salud de este tipo, en un balneario. Allí acude no muy convencido Michel Houellebecq, que abomina de las dietas y de la prohibición del tabaco y el vino. Aunque puede consolarse con la compañía de alguien inesperado, el actor Gérard Depardieu, que también pasa allí unos días, y al que no conocía. Entremedias recibe la llamada de uno de sus antiguos secuestradores, preocupado porque su madre octogenaria ha dejado a su progenitor, parece ser que han encontrado novio; y en efecto, aunque lo oculta, Michel ha recibido una llamada en que le daban cuentas de esta súbita decisión. El esquema es similar al de su predecesor, el film se inventa una excusa para reunir a sus personajes, y hacer bromas sobre la excesiva preocupación por la salud física, las instalaciones artísticas, los fans de los escritores, el cine y los famosos, los prejuicios raciales, los videntes. De algún modo Houellebecq se muestra natural haciendo de sí mismo, un poco al estilo Woody Allen, mostrando su estupor ante lo ocurre delante de sus ojos, o mintiendo torpemente sobre sus pitillos clandestinos, o a las preguntas que le hacen sus ex secuestradores. Se trata de un divertimento menor, que produce alguna que otra sonrisa y poco más.

5/10
Fahim

2019 | Fahim

Una película basada en sorprendentes hechos reales. Fahim es un chaval auténtico prodigio del ajedrez, en su cabeza puede ver las jugadas más sorprendentes, siempre con destellos de genialidad. Su padre, huyendo del régimen represivo que impera en Bangladesh, logra llegar con el pequeño a París, donde se esfuerza por lograr asilo político, con idea de traerse lo antes posible al resto de la familia. Lo que no es tan sencillo. En la espera, que podría terminar con su expulsión, lleva a Fahim a la escuela de ajedrez de Créteil. Allí le preparará para ser un campeón el maestro Sylvain Charpentier, lo que también le servirá a este para superar sus inseguridades, siempre le ha quedado la espina de no haber triunfado en el tablero en su juventud. Una de esas películas aleccionadoras, que se ve con sumo agrado. Se suma a otros filmes de chavales campeones de ajedrez, En busca de Bobby Fischer y Reina de Katwe, donde se recuerda que aunque es importante ser buen ajedrecista, aún más importante es ser buena persona. Pierre-François Martin-Laval, director y guionista, se muestra mucho más inspirado que en su fallido adaptación de la bande-dessinée de Gaston LaGaffe. Logra hacernos vibrar con los logros deportivos del protagonista, pero sobre todo con el aspecto humano: la relación con el profesor, y con la gerente del club, las vicisitudes del padre, que hace lo que puede para ganarse la vida, la relación de Fahim con los otros niños ajedrecistas, donde no falta el rival con mal ganar y mal perder, formado a imagen y semejanza de su maestro. Hacen muy buen tándem el niño Ahmed Assad y Gérard Depardieu, en un papel que parece hecho para él, y que compone casi con los ojos cerrados.

6/10
Enamorado de mi mujer

2018 | Amoureux de ma femme

Daniel, editor, y su mujer Isabelle, profesora, llevan casados veinte años, y disfrutan de una vida tranquila y ordenada. Invitarán a cenar a su casa a un íntimo amigo, Patrick, quien aprovechará la velada para presentar a su nueva novia, Emma. La situación es algo tensa, pues después de muchos años de matrimonio Patrick ha abandonado a su esposa, gran amiga de Isabelle. Sin embargo, la aparición de Emma les dejará gratamente impresionados. Es tan joven, bella y simpática que Daniel no podrá evitar fantasear con ella. Divertida comedia francesa, en algún momento tronchante, dirigida por el prestigioso actor Daniel Auteuil en la cuarta ocasión en que se sitúa tras las cámaras. La sencilla trama proviene de la obra teatral de Florian Zeller, quien se ocupa también de trasladar a la pantalla su libreto. El resultado lógicamente tiene mucho de teatral en sus planteamientos, los diálogo de una cena, pero expande sus posibilidades de producción gracias a las ensoñaciones del protagonista, quien da muestras de tener una disparatada imaginación y que traslada continuamente a los personajes a escenarios diversos, a veces tan exóticos como Venecia o Ibiza. El aire de fruslería cómica, de atontamiento amoroso y de juego con la irrealidad empareja este divertimento con el cine más ligero de Woody Allen, también por el acompañamiento de jazz y las crisis matrimoniales propias de la madurez. Aunque Auteuil podría haber evitado algunas imágenes poco elegantes en referencia a la seductora Emma, en general hay que reconocer que las idas de olla del protagonista son bastante graciosas, aunque son tantas que a mitad de metraje a veces es difícil situarse. En realidad es un vano aviso, ya que todo en Enamorado de mi mujer no es más que un alelado desparrame de la mente masculina. Los cuatro actores están estupendos, pero sobresalen un divertido Daniel Auteuil y en especial una sorprendente Adriana Ugarte, bella y seductora. La española firma uno de los mejores trabajos de su carrera.

6/10
Un sol interior

2017 | Un beau soleil intérieur

Isabelle vive insatisfecha, frustrada, triste. Se siente incompleta. Artista, divorciada, va dando tumbos afectivos a diestro y siniestro. Busca el amor, pero no lo encuentra. De flor en flor, mantiene relaciones esporádicas: un banquero, un actor, un colega, un tipo que se encuentra en una discoteca... Tragicomedia francesa que retrata con ligereza y toques de humor los vaivenes afectivos de una mujer de esas que presumiblemente se llaman modernas, tan bellas e independientes, tan parisinas, pero que busca al fin y al cabo lo mismo que todas las personas desde que el mundo es mundo. Es decir, el amor de verdad. Tras las cámaras se sitúa Claire Denis, directora de cierto caché que ha dirigido otras cintas sobre la condición femenina, como Una mujer en África, pero que nunca ha dado el gran salto. Aquí se queda de nuevo a medio camino, con una historia que bien podría haber sido una parábola sobre el amor, pero que no supera en ningún momento su mirada superficial. Y es que había quizá potencial en esta historia, en su desenvuelta y fresca puesta en escena, pero prácticamente estamos ante un "collage" de relaciones –algunas, como en el arranque, mostradas sexualmente con explicitud– sin un mínimo de recorrido interior. No hay desarrollo entre ellas, sino que una tras otra van sucediéndose sin grandes cambios. Llama en ese punto la atención el personaje protagonista, que a pesar de sus repetidos fracasos sigue insistiendo en su modo de enfocar la vida, de buscar el amor, dando muestras de una ingenuidad pasmosa, véase a tal efecto la escena final. Eso sí, qué suerte ha tenido Claire Denis al contar con Juliette Binoche. Omnipresente en el film, su trabajo es asombroso: cada plano, cada diálogo, cada gesto es una lección de interpretación. Algunas escenas, como la conversación en el estrado, en el restaurante con su amiga, etc., dan muestras de una versatilidad sin límites, su rostro lo dice todo, cambia en un segundo de la risa al llanto, de la sorpresa a la emoción, de la alegría a la tristeza. Un prodigio.

4/10
Sólo se vive una vez

2017 | Sólo se vive una vez

Leo (Peter Lanzani) lleva a cabo pequeñas estafas con ayuda de una amiga, quien seduce a tipos desprevenidos, mientras Leo graba los encuentros. Pero ambos se meterán en un buen lío cuando en plena faena unos gángsters aparecen en escena y exigen al “cliente” que firme la patente de un invento que les hará millonarios. Sin embargo, Leo se las apaña para escapar con el documento en su poder, por lo que será perseguido a muerte. Comedia de acción coproducida por Argentina y España que ofrece una disparatada aventura gansteril tan ligera como medianamente entretenida. Tras algunos trabajos para la televisión Federico Cueva debuta en el cine gracias al estrambótico guión de Sergio Esquenazi, que retrata a un grupo de personajes de lo más variopinto, para dar lugar a una historia que tiene mucho de esperpéntica. La mezcla entre judíos y cristianos da lugar, claro, a algunos gags que tienen su gracia, pero lamentablemente se acaba abandonando esa confusión inicial en pro de la acción. Además, lo inverosímil de muchas situaciones resta empaque al conjunto. Junto al buen ritmo de la historia, hay en Sólo se vive una vez un esfuerzo por entregar efectos especiales eficaces, aunque el exceso (esa querencia por las explosiones) tiene como consecuencia el remarcar que estamos muy cerca de la pura parodia. Esta sensación queda bien apuntalada por el caricaturesco retrato de los criminales, comenzando por un Gérard Depardieu de lo más rectilíneo, seguido por el graciosete Santiago Segura y subrayado sobre todo por un Hugo Silva totalmente desfasado, aunque siga demostrando que tiene talento innato para la comedia.

4/10
Los confines del mundo

2017 | Les confins du monde

Indochina, 1945. Robert Tassen, un joven soldado francés, es el único sobreviviente de una masacre en la que matan a su hermano delante de sus ojos. Cegado por la venganza, Robert emprende una búsqueda solitaria y secreta de los asesinos. Pero su encuentro con Maï, una joven de Indochina, echará por tierra su propósito.

Marseille

2016 | Marseille | Serie TV

Tras dos décadas al frente del ayuntamiento de Marsella, el alcalde Robert Taro se prepara para abandonar su cargo, pues su delfín, Lucas Barres, a quien ha preparado como poco más que hombre de paja, será quien le sustituya como cabeza de lista en las siguientes elecciones. Pero cuando anda detrás de la aprobación de su último proyecto, una operación urbanística que incluye la construcción de un casino que debería llevar turismo a mansalva a la ciudad, su pupilo le traiciona. Todo parece indicar que sigue los dictados de la mafia, así que el veterano político decidirá enfrentarse a él en las urnas. Se esperaba mucho de la primera producción europea de Netflix, pues traslada al viejo continente una historia de intrigas políticas y corrupción, muy en la línea de House of Cards, la producción estrella de la casa, con una historia de traición que hace pensar en Julio César asesinado por su hijo Bruto. Tiene al frente al veterano guionista de series galas Dan Franck, y a Florent Siri, realizador de Nido de avispas, entre otros filmes. Pero la compañía americana ha naufragado en la Costa Azul. La primera temporada de esta coproducción con Francia, compuesta por ocho episodios, resulta decepcionante, por su guión poco creíble, con personajes pastiches y giros de telenovela barata. Resultan cansinas algunas subtramas, sobre todo la relativa a los escarceos amorosos de la hija con sus dos amantes, metida con calzador para mostrar escenas subidas de tono, al igual que todas aquéllas en las que aparece la actriz Nadia Farès, en un ridículo personaje que se distingue por su obsesión por practicar el sexo en todas las localizaciones posibles. Los diálogos son nefastos, sobre todo los del alcalde, que repite todo el tiempo que ama “a Marsella más que a todas las cosas”, por si el espectador se resiste a quedarse con el dato. No consigue salvar a este personaje ni mucho menos un Gérard Depardieu que permanecería en el inconsciente colectivo como un buen actor si se hubiera retirado hace quince años. Aunque parece estar a un alto nivel cuando se le compara con su oponente, Benoît Magimel, que debería ser un Frank Underwood a la francesa, parece más bien una caricatura de político, su trabajo resulta muy artificioso.

4/10
El diván de Stalin

2016 | Le divan de Staline

En una casa secreta, Stalin, ya en avanzada edad, va a descansar unos días y un joven pintor, Danilov, presenta al dictador su proyecto artístico de un monumento póstumo a su gloria. Lidia, la amante de Stalin, ha seleccionado a Danilov y su trabajo entre otros artistas y ha sido la encargada de presentarle a Stalin. Para esta elección, también se juega la vida en este encuentro que para ella y Danilov es un juego de estafa, mentiras y terror.

Welcome to New York

2014 | Welcome to New York

El señor Devereaux es un hombre poderoso, ocupa un importante cargo político y maneja la economía en las altas esferas de la política internacional. Pero Devereaux es un esclavo de su ímpetu sexual, adicto compulsivo. Un día ataca a una trabajadora de un hotel en Nueva York y es acusado de violación. Abel Ferrara (Teniente corrupto) siempre ha sido un director controvertido, con gusto por llevar las cosas al límite y tendencia a escandalizar. Este film va en esa línea. Recrear el conocido "affaire" real de Dominique Strauss-Kahn (acusado de agresión sexual cuando era director del Fondo Monetario Internacional) podría haberse enfocado de muchos modos, pero desde luego el que elige Ferrara es fallido. Y no es solamente lo que se inventa o deja de inventarse, sino que la figura que hace de él es simplemente ridícula, tan extrema y escasa de humanidad que deja de ser creíble. El guión es de un ramplón que asusta (o produce risa, que es peor), el personaje es un chiste y el conjunto acaba por aburrir al más pintado. La película podría dividirse en tres partes: durante la primera media hora asistimos a las continuas y explícitas orgías del protagonista, las andanzas de un sexoadicto tremendamente animalesco. En este punto, el enorme y lipídico físico de Gérard Depardieu se presta mucho a alejarse de los seres racionales y hasta emite sonidos que bien podrían provenir de un oso. Luego asistimos a la rutinaria cadena policiaca a la que se ve sometido Devereaux tras ser detenido por violación. Por último, los encuentros con su mujer Simone (hay esfuerzo y oficio en el trabajo de Jacqueline Bisset) se concretan en diálogos de escaso interés en que ambos se reprochan la situación en la que han caído porque les impedirá llegar a lo más alto de la política francesa. No hay nada más en esta especie de ataque al mundo de la alta política internacional en la persona del que fue director del FMI. Ferrara entrega una película simplona, absolutamente prescindible, muy indecente en lo visual e intrascendente en cuanto a cualquier planteamiento de fondo.

2/10
Viktor

2014 | Viktor

Después de pasar siete años en prisión en su Francia natal por el robo de una obra de arte, Viktor Lambert, a quien da vida Gérard Depardieu vuelve a Moscú decidido a descubrir quién mató a su hijo Jeremy. Allí se reencontrará con viejas amistades y con su antigua novia, Elizabeth Hurley, quienes le acompañarán en la investigación.

United Passions

2014 | United Passions

La voz de la estepa

2014 | La voix des steppes

La vida de un niño llamado Anatole, que vive en la estepa de Kazajstán durante los años 60 con sus padres, arqueólogos de profesión. Tras ser testigo de la muerte de su hermano en un accidente, queda tan traumatizado que pierde la capacidad del habla hasta que conoce a Kazakh Eraly, el cual le enseñará a escuchar la naturaleza y su entorno, así como a volver a hablar.

Ipu el loco

2013 | A Farewell to Fools

Houba! Le Marsupilami et l'orchidée de Chicxulub

2012 | Houba! Le Marsupilami et l'orchidée de Chicxulub

L'homme qui rit

2012 | L'homme qui rit

Le grand soir

2012 | Le grand soir

Astérix y Obélix al servicio de su Majestad

2012 | Astérix et Obélix: Au Service de Sa Majesté

Cuarta entrega en imagen real de las aventuras de los inmortales personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo, tras Astérix y Obélix contra César, Astérix y Obélix: Misión Cleopatra y Astérix en los Juegos Olímpicos. Se encarga de la realización Laurent Tirard, cuyo trabajo más destacado hasta la fecha ha sido El pequeño Nicolás, esforzada adaptación de otra obra de Goscinny, en aquel caso un libro infantil. La trama de Astérix y Obélix al servicio de su majestad mezcla dos de los mejores álbumes originales de los personajes, "Astérix en Bretaña" y "Astérix y los normandos". Ante la invasión romana, la reina Cordelia de los bretones envía a su leal Buentórax en busca de ayuda a la irreductible aldea gala. Allí, Astérix le presta ayuda a Obélix, que debe lidiar con Gudúrix, su moderno sobrino de Lutecia. Mientras, los normandos deciden emprender un viaje para conocer el miedo, pues han escuchado que da alas a quien lo siente. En la línea de sus predecesoras, Astérix y Obélix al servicio de su majestad ofrece razonable diversión, sobre todo para un público muy joven. Algunos gags tienen gracia, especialmente la conversación de Astérix con Julio César. Pero todo resulta excesivamente irreal y grotesco. A los apasionados del material original les dolerán los abundantes cambios a peor con respecto a los comics. El incombustible Gérard Depardieu repite una vez más como Obélix, mientras que Edouard Baer (Pollo con ciruelas) debuta como Astérix, al que interpreta con menos gracia que sus predecesores, Christian Clavier y Clovis Cornillac. Les arropan grandes del cine francés, en papeles casi siempre pequeños. Destacan Catherine Deneuve (la reina Cordelia) y Fabrice Luchini (Julio César), aunque por la pantalla también desfilan figuras como Dany Boon, Jean Rochefort, Gérard Jugnot y los españoles Tristán Ulloa y Javivi.

4/10
La vida de Pi

2012 | Life of Pi

Un escritor necesitado de inspiración concierta por recomendación de un amigo suyo una entrevista en Canadá con Piscine Militor Patel, conocido abreviadamente como Pi. De origen indio, supuestamente Pi es dueño de una historia increíble sobre su propia vida, tan asombrosa que cualquiera que la escuche acaba creyendo necesariamente en Dios. Intrigado, el escritor escucha el sugestivo relato de Pi, cuya familia tenía un zoo en Pondicherry, en la India en los años 70. Su padre se ve obligado a desprenderse del negocio, y viaja con los suyos rumbo a Canadá, dispuesto a vender allí a los animales. Fatalmente el barco japonés en el que navegan naufraga, y Pi sobrevive en una barca con la única compañía de Richard Parker, que a pesar de tener un nombre tan humano se trata nada menos que de un fiero tigre. Inspirada y sensible adaptación de la novela de Yann Martel, que a priori parecía infilmable, sobre todo en lo referente a la odisea de Pi joven, en medio de las aguas del océano, conviviendo con un tigre y enfrentado a los elementos de la naturaleza. El guión de David Magee (que también escribió el libreto de Descubriendo Nunca Jamás, con la que tiene algunos puntos en común) se estructura alrededor de la entrevista que el escritor tiene con Pi, lo que da pie a un relato punteado con medida por la voz en off del protagonista adulto. Y Ang Lee insufla el relato de una increíble imaginería. Pi niño, Pi joven, Pi adulto. En Pondicherry, en el mar, en Canadá. En estas circunstancias y con distintos tonos conocemos la vida de Pi y la sabiduría que ha ido adquiriendo con el paso de los años. La parte de la infancia en India tiene algún momento humorístico –la explicación del nombre del protagonista–, pero también pasajes más reflexivos, ya sea el de la la educación a la hora de hablar de la peligrosidad del tigre, o los relativos a la atracción que Pi siente por las distintas religiones, ya sea el hinduismo familiar, el cristianismo del que charla con un sacerdote, o el islam que observa en una cercana mezquita. En efecto, la fe en Dios tiene gran importancia en toda la cinta, la búsqueda del Ser Supremo a quien todo debemos, y ello no con una visión simplona de que todo viene a ser lo mismo, o de que en el “supermercado religioso” hay que servirse lo que a uno más le apetece, sino subrayando el trato personal con la oración y el seguimiento del itinerario que uno piensa que debe seguir, en apertura a la verdad. También tiene peso en La vida de Pi la idea de la educación –familiar, proporcionada por personas sabias, de la propia experiencia vital, de tradiciones e historias transmitidas de unos a otros...–, representada singularmente por el personaje del padre, un referente expresamente mencionado por Pi, y de la que se sugiera una continuidad por la última escena en que vemos al protagonista con la familia que él mismo ha formado. Y otro acierto es no ceder a la tentación de convertir al tigre en algo distinto a lo que es, un majestuoso, hermoso y fiero animal. No, no tenemos por suerte un gato grande con rasgos casi humanos. Ang Lee experimenta por primera vez con el 3D, y como otros grandes directores –James Cameron, Martin Scorsese, Wim Wenders, Werner Herzog...– demuestra que se puede sacar partido creativo a este formato y a la tecnología digital. Las imágenes que vemos son de gran belleza de modo que muchos pasajes respiran un aliento poético que encaja muy bien con la idea omnipresente de que Dios juega un papel en la vida del ser humano. De tal modo que el espectador parece obligado a aceptar que, en La vida de Pi, las aguas, los animales, la isla, forman parte del mundo real, no tiene uno sensación de ser testigo pasivo de un cuentecillo de corte fantástico. La película no cuenta con actores conocidos, a excepción de Gérard Depardieu en un brevísimo papel. Pero los actores indios, empezando por el que soporta mayor peso, el debutante Suraj Sharma que encarna al juvenil Pi, están muy bien, se hacen entrañables. Uno está tentado de comparar La vida de Pi con Slumdog Millionaire, ambas películas manejan perfectamente historias indias que tienen detrás a grandes directores de otras culturas, aquí el taiwanés Ang Lee, en la otra el británico Danny Boyle. Y entrevista o interrogatorio sirven para contar el asombroso ingreso en la madurez de un joven indio.

7/10
Un baiser papillon

2011 | Un baiser papillon

L'autre Dumas

2010 | L'autre Dumas

Mis tardes con Margueritte

2010 | La tête en friche

El cineasta francés Jean Becker suma a su filmografía otra pequeña y grata película. Lo cierto es que este cineasta, hijo del también director Jacques Becker (París, bajos fondos), es un consumado especialista en ofrecer historias sencillas, llenas de humanidad, servidas con toques de humor y amor nada forzados. Así al menos lo hizo en filmes tan celebrados como La fortuna de vivir, Conversaciones con mi jardinero o Dejad de quererme. Germain es un hombretón iletrado, de gran corazón, que vive en un pequeño pueblo francés. Considerado por todos como un tonto, Germain se gana el pan con pequeños trabajos y los pocos ingresos que genera la venta de las hortalizas de su huerto. Mantiene una relación sentimental con Annette, una joven y dulce conductora de autobus, y duerme en una roulotte situada en el jardín de la casa de su madre, una mujer neurótica que odia a su hijo y que le ha hecho la vida imposible durante toda su vida. Aun así, su hijo la cuida como puede. Pero la vida anodina de Germain va a cambiar cuando conozca en el parque a Margueritte, una simpática, culta y lúcida anciana que enseñará al tosco Germain los gozos de leer buena literatura. Becker se basa en un libro de Marie-Sabine Roger para lograr una hermosa pieza cinematográfica, que desprende ternura por todos los poros. Destaca sin duda la mirada costumbrista y llena de cariño hacia la vida rural, sencilla, plagada de personajes ordinarios, todos ellos con sus carencias, sus pequeños anhelos, y sus amistades diarias de taberna. Y por supuesto, hay un gusto exquisito por las cosas más elevadas de la vida, por la literatura y el arte, y por esa magnanimidad humana capaz de abrir el corazón a la belleza y al amor inesperados, por muy inalcanzables que parezcan. Hay que aplaudir además a la encantadora veterana Gisèle Casadesus en el papel de Margueritte, y también la elección del protagonista, pues Gérard Depardieu interpreta como nadie a Germain, hombre muy bondadoso y sensible pero que ha sido víctima de una infancia sin amor.

6/10
Potiche, mujeres al poder

2010 | Potiche

Suzanne es lo que se dice una mujer “potiche”, es decir una mujer florero. Efectivamente, cualquiera diría que está de adorno en su casa, y sin embargo ella ha asumido ese papel con humor, porque en realidad es una mujer sin complejos, feliz a su modo, independiente y descomplicada a pesar de que su marido Robert es un personajillo miserable que la desprecia y le es infiel. Además, Robert regenta la fábrica de paraguas que da de comer a la familia gracias a ella, pues heredó la fábrica de su suegro. El matrimonio tiene dos hijos adultos que les quieren, pero que no entienden cómo su padre trata con tanta desidia a su madre y sobre todo cómo ella siempre ha aguantado sin replicar todos los caprichos y desprecios de su marido. Pero las cosas van a cambiar en la familia con motivo de una huelga de trabajadores en la fábrica, los cuales echan en cara al dueño su pésima gestión. Por motivos de salud Robert habrá de ausentarse y será entonces la accionista mayoritaria, Suzanne, la que asuma el mando... Por una vez François Ozon se olvida de sus típicos dramones sórdidos, de sus familias insanas y de sus personajes desesperanzados (Swimming Pool, 5x2, El tiempo que queda, etc.) y se lanza a la comedia frugal y amable, y lo hace con acierto, pues la historia se sigue con una sonrisa en los labios. Para desarrollar el guión, el propio Ozon ha adaptado la obra teatral de Pierre Barillet y Jean-Pierre Grédy y como resultado entrega una película muy francesa, esto es, repletita de diálogos y réplicas divertidas, y completamente asentada en la labor interpretativa de varias estrellas del cine francés. En verdad todo parece orquestado a la mayor gloria de la gran Catherine Deneuve (a la que ya pesan algo sus 67 años, todo hay que decirlo), quien parece sentirse muy cómoda con ese papel ambiguo de mujer pusilánime y superficial pero en realidad soberanamente independiente. Le da la réplica un siempre estupendo Fabrice Luchini (Confidencias muy íntimas), en uno de esos papeles llenos de comicidad que él clava tan bien, el de hombre patético que pretende aparentar más de lo que es. Por último, Gérard Depardieu cumple con oficio como el tercero en discordia.

5/10
Je n'ai rien oublié

2010 | Je n'ai rien oublié

Mammuth

2010 | Mammuth

Serge acaba de retirarse, pero cuando va a arreglar los trámites administrativos relativos a su pensión, descubre que en la mayoría de sus empleos su vida laboral no consta en el registro. Para conseguir recibir el dinero que le corresponde, Serge es animado por su mujer para emprender un viaje hacia los lugares donde tuvo sus primeros trabajos. A bordo de su vieja motocicleta "Mammoth" (que le valió el apodo de "Mamut") retomará el contacto con ex compañeros de trabajo y familiares a los que hacía mucho que no veía... Desigual tragicomedia francesa, que se diría que no acaba de encontrar el tono y que desconcierta con respecto al destino de la historia, a cuyo guión le falta aplomo... una idea clara y más segura que transmitir. La pareja formada por Benoît Delépine y Gustave de Kervern (Louise-Michel) rueda con imagen de grano duro y con profusión de primeros planos y cámara en movimiento. Con ese realismo narrativo ofrece una curiosísima 'road-movie' anclada a un pintoresco personaje que va encontrando frikis en cada etapa de su camino, y que inevitablemente se irá encontrando más y más a sí mismo y a su pasado. Sin embargo, al cabo de los minutos sus aventuras se estancan totalmente y acaban por transmitir muy poco al espectador. Casi todo resulta monótono, triste y vacío. Esto no es óbice para que haya humor negro y bastantes momentos de risa, pero reina ante todo la perplejidad, e incluso los momentos algo surrealistas, como las relaciones con la sobrina majara. De cualquier forma, aunque en ese cúmulo de escenas algunas son vergonzantes –como la que tiene lugar en casa del primo–, en general domina un cierto aire tierno –ese pasado trágico que acompaña a Mamut– y también patéticamente divertido –como el encuentro de los cuatro hombres en el restaurante–, aspectos que derivan absolutamente del sólido personaje principal, un perdedor como pocos. Gran contrapunto es la presencia de su mujer (grande Yolande Moreau, que impactó con Séraphine), que ofrece algunos de los momentos tragicómicos más logrados. De cualquier forma lo mejor del film es la labor taciturna de un inmenso Gérard Depardieu, a quien lo de “mamut” desde luego le viene al pelo, y también la soberbia partitura musical de Gaëtan Roussel.

4/10
Diamond 13

2009 | Diamant 13

Mat es un veterano policía que está de vuelta de todo. Vive sin interés pues piensa que ya no puede haber nada que le pueda sorprender. Nada más lejos de la realidad. Un buen amigo le propone dar un golpe. Es un juego de niños, malversar unos fondos, una fortuna garantizada para la jubilación. Para Mat no será fácil. Tendrá que elegir entre la lealtad a su amigo y a la vida que siempre ha llevado. La protagonista femenina es Asia Argento, hija del director italiano Dario Argento. Con su padre ha trabajado en múltiples ocasiones principalmente en películas de terror, género en el que su progenitor es todo un símbolo. 

4/10
Crónica de una mentira

2009 | À l'origine

La historia de Paul, un auténtico estafador que se presentaba como constructor de una carretera que debía atravesar varios pueblos de la Francia rural. Su 'modus vivendi' sufre un shock cuando conoce a una alcaldesa, hacia la que empieza a verse atraído.Ingenioso film, quizá demasiado largo, que compitió en Cannes y logró 11 nominaciones a los César.

6/10
Babylon

2008 | Babylon A.D.

Futuro más o menos próximo. El mundo es una especie de caos, con guerras por doquier, atentados a todas horas y detritus y contaminación más que abundantes. Hay drogas, religiones raritas, grandes corporaciones que hacen su agosto, y una situación de las fronteras no muy clara con países curiosos como Nueva Serbia. En este panorama se desenvuelve Thoorop, un duro mercenario que se vende al mejor postor. Y a él acude un tal Gorsky, que le encomienda llevar a Aurora, una joven de aspecto puro, a Nueva York, siempre acompañado de la hermana Rebecca, su “ángel guardián”; si acepta le concederán una nueva identidad, lo que le permitirá regresar al Canadá de sus ancestros. Pero, claro, correrá mil peligros, y descubrirá sucios intereses en torno a Aurora, pues la extraña gran sacerdotisa de los neolitas quiere manejarla a la chica a su antojo. El actor pasado a director Matthieu Kassovitz cada vez parece más despistado en la segunda faceta. Si obtuvo el aplauso de la crítica con El odio, y entregó un thriller razonable con Los ríos de color púrpura, luego perdió el norte en Gothika, y aquí filma un título donde la ciencia ficción tiene muy escaso interés (el tema de las seudorreligiones y de la escena internacional del futuro no son explotados convenientemente) y la acción mamporrera cansa un poco: no está mal el atentado del mercado, pero hay pasajes gratuitos como el del submarino o el de las motos de nieve, cuya función parece exclusivamente ocupar minutaje de la cinta. La estética de futuro cutre es deudora de Hijos de los hombres, pero la distancia que separa a uno y otro film es como la de la noche y el día. Vin Diesel se limita a poner cara de chico duro, capaz de soltar alguna lagrimita, mientras que da pena ver a actores de la talla de Gérard Depardieu, Charlotte Rampling y Michelle Yeoh estar ahí y poco más.

3/10
Los niños de Timpelbach

2008 | Les enfants de Timpelbach

Debut en el largo del francés Nicolas Bary, hasta ahora cortometrajista. También se ha encargado del guión, que adapta el libro infantil de Henry Winterfield. Al parecer, Bary es un apasionado del libro desde su infancia, y uno de sus cortos, Before, se inspiraba en este libro, aunque aún no tenía los derechos. La acción transcurre en el pueblo de Timpelbach, donde los niños están agrupados en dos pandillas. Los peores andan revolucionados últimamente, y no paran de llevar a cabo todo tipo de gamberradas, hasta el punto de que los padres se reúnen en asamblea para decidir si deben aplicarles un correctivo. Deciden abandonar el pueblo, y dejarles solos temporalmente, para que aprendan a valorarles. Los chicos son en principio muy felices al darse cuenta de que pueden vivir sin normas, pero enseguida se dan cuenta de que la pandilla de niños malvados tratará de controlar el pueblo. Además, los padres son apresados por un grupo de soldados cuando regresan. Bary narra la historia con gracia, y sus imágenes recuerdan a los cuentos infantiles y lejanamente al cine de Tim Burton. Sus reflexiones sobre la autoridad paterna están dirigidas al público más joven. Junto con un extenso reparto de jóvenes debutantes, aparecen consagrados secundarios franceses, en breves papeles, como Gérard Depardieu y Carole Bouquet.

5/10
Mesrine, parte 1: Instinto de muerte

2008 | L'instinct de mort

Película dividida en dos partes que cuenta las andanzas de Jacques Mesrine, un famoso y violento gángster francés, envuelto en espectaculares asaltos a bancos, y protagonista de sonadas fugas carcelarias. Esta primera parte se centra en los inicios del delincuente. Recién llegado de combatir en Argelia, Jacques no encuentra su sitio en la vida que había dejado en Francia. Poco a poco comienza a delinquir y a realizar "trabajos" ilegales de poca monta. Jean-François Richet –César como director– entrega sobre todo un vistoso ejercicio de estilo, repleto de dinamismo, donde la estructura episódica no resulta problemática, ayuda el arranque en Argelia, y la emboscada donde pierde la vida. Eso sí, los personajes son completamente inmorales, y parece clara la influencia de muchos títulos gangsteriles, aunque su falta de referentes morales y cierto sentido del humor la emparentan quizá con Bonnie and Clyde. Vincent Cassel logró el César por su cuidada interpretación del protagonista. Llama la atención la presencia de la española Elena Anaya como Sofía, la mujer del criminal francés que protagoniza la historia. Aunque se aborda esta parte "familiar", no consigue humanizar al personaje, tal vez porque la brutalidad es su característica más destacable, es incapaz de desarrollar relaciones estables movidas por el amor.

6/10
Astérix en los Juegos Olímpicos

2008 | Astérix aux jeux olympiques

Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.

4/10
La vida en rosa

2007 | La Môme

Hollywood ha sabido explotar la vida de grandes estrellas de la música estadounidense, como Ray Charles (Ray) y Johnny Cash (En la cuerda floja). En Europa ha habido músicos y cantantes legendarios, pero Édith Piaf, la musa de los existencialistas, era la candidata ideal para un buen biopic, y de hecho, Claude Lelouch recogió su romance con el boxeador Marcel Cerdan en su película Edith et Marcel. No es de extrañar el éxito de este nuevo acercamiento a su vida, sobre todo en Francia. Se explica porque sus canciones marcaron a toda una generación en los años 50, mientras que las posteriores todavía son capaces de reconocerlas. Además, la intérprete no tuvo precisamente una vida de color de rosa, como indica el título, sacado de uno de sus temas más famosos, sino que su existencia fue tan azarosa que parece salida de una novela de las hermanas Brontë o de Charles Dickens. Édith Giovanna Gassion (su verdadero nombre), nació en una calle parisina, según la leyenda debajo de una farola. Lo que es rigurosamente cierto es que sus padres, un acróbata y una cantante ambulante que vivían en la indigencia, se desentendieron de ella. Finalmente quedó al cuidado de su abuela paterna, que regentaba un prostíbulo, donde creció rodeada de depravación, como se muestra en la película, que acierta en los pasajes en los que describe la relación maternal con una de las meretrices, interpretada por Emmanuelle Seigner. A mediados de los años 30, la descubre cantando en la calle el gerente de un cabaret de moda, un tal Louis Leplée, breve papel con el que se luce Gérard Depardieu. Leplée la contrata para su local, y le sugirió que apareciera con el nombre artístico de ‘la môme piaf’ (la niña gorrión), por su baja estatura y porque su voz le recordaba a un pájaro cantor. Lo más destacable de la cinta es la interpretación de Marion Cotillard, secundaria de títulos como Big Fish, Largo domingo de noviazgo y Un buen año, que literalmente se transforma en Edith Piaf. Su trabajo es comparable al que le valió el Oscar al mejor actor a Jamie Foxx cuando interpretó al citado Ray Charles. Cotillard imita su patosa forma de andar, su aspecto frágil y hasta el gesto característico que hacía con la boca al cantar. Olivier Dahan se muestra como un director imaginativo en la lograda reconstrucción de la época, y por si fuera poco, resulta una gozada para el oído escuchar las mejores canciones de la protagonista en su versión original.

6/10
Chanson d'amour

2006 | Quand j'étais chanteur

"Alain Moreau y su orquesta" amenizan veladas en discotecas para gente ya algo talludita, acuden a restaurantes, residencias de ancianos... El alma del grupo es evidentemente Alain, que pone la voz, y muy conocido del público, aunque se diría que su época ya ha pasado. Alain es un hombre maduro, separado, aunque se lleva bien con la que fue su mujer, y trabaja con ella. Una noche en que actúan en el Aquarius, Alain se reencuentra con un viejo amigo, a quien acompaña una hermosa y joven mujer, Marion. Enseguida queda prendado de ella, y se la gana con su simpatía, aunque Marion rehúsa dar datos personales, se diría que algo le hace sufrir. Ello no obsta para que pasen la noche juntos, pero cuando al día siguiente Alain quiere retomar la relación, ella da a entender que lo suyo ha sido algo ocasional. Como Marion trabaja en una inmobiliaria, y Alain busca casa, acude a sus servicios, lo que le permite verla a menudo. Así se entera de que ella está separada y que tiene un hijo pequeño. El film escrito y dirigido por Xavier Giannoli presenta un buen pulso narrativo y una buena definición de personajes, y ello sin aspavientos ni sentimentalismos facilones. Si acaso se le puede reprochar la escasa progresión de la historia, un exceso regodeo en lo anodino de unas vidas vulgares e infelices, que no logran encontrar algo que les llene. La espina dorsal de la trama la constituye la idea de que la vida se puede vivir plenamente, si se huye de posturas fácilmente conformistas; algo que los personajes descubren paulatinamente. Giannoli sabe hacer un uso excelente de la música, y sus actores protagonistas están soberbios, tanto el inmenso Gérard Depardieu como la guapísima y sufriente Cécile de France.

6/10
Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10
¿Cuánto me amas?

2005 | Combien tu m'aimes?

Un tipo de aspecto gris llega a un bar de alterne asegurando que tiene un billete de lotería premiado. François se encapricha de Daniela, una hermosa prostituta, y hace un pacto para que viva una temporadita con él, a cambio de un buen pellizco de dinero. Ella pronto descubre que su benefactor tiene una enfermedad del corazón, y él acabará sumergido en el sórdido mundo de la noche parisina.   Bertrand Blier compone un film inclasificable, que alguien de lengua bífida podría tildar de desparrame mental, o de surrealismo delirante, según lo mire. Los actores, empezando por la morenaza Monica Bellucci, y siguiendo por el grandote  Gérard Depardieu o el desconcertado y desconcertante  Bernard Campan, son como muñecos de este peculiar guiñol.

3/10
... Y tan amigos

2005 | Je préfère qu'on reste amis

Agradable comedia típicamente francesa, con diálogos y situaciónes cotidianas, frescas y tragicómicas. La historia se centra en Claude Mendelbaum, un científico tímido, que vive presa de la hipocondria y de su poco atractivo. Además acaba de terminar la relación con su novia y se siente perdido. Las cosas cambiarán cuando conozca a Serge, un tipo que representa todo lo opuesto a él. La compenetración entre ambos será fantástica y Claude se propondrá conquistar a una mujer. Destaca el actor Gérard Depardieu.

4/10
Tenemos un problema gordo

2005 | Boudu

Sorprende que Gérard Jugnot se aparte de la línea entrañable y familiar de Los chicos del coro, protagonizada por él, que le consagró a nivel internacional. Es lo que ocurre con esta comedia, basada en una obra teatral, Boudu sauvé des eaux, de René Fauchois, que dio lugar a Boudu salvado de las aguas, elegante comedia de Jean Renoir. El mismo texto, adaptado a Estados Unidos, sirvió de base a Paul Mazursky para Un loco suelto en Hollywood. La nueva versión no se aparta demasiado de esos dos títulos. Christian, propietario de una galería de arte en Aix-en-Provence, salva a un vagabundo a punto de morir ahogado. Pero éste, Boudou, es un maleducado que se instala en su  casa, y se aprovecha de la situación, amenazando con decir a la esposa de Christian que tiene una amante. Adapta la obra Philippe Lopes-Curval, colaborador habitual de Jugnot, pues escribió Los chicos del coro y Monsieur Batignole. Pero justo el guión es el principal problema de la cinta. Por un lado, muchos gags son tan groseros que recuerdan al cine de los hermanos Farrelly. Por otro, muchos elementos no acaban de encajar, pues si el personaje de Gérard Depardieu es tan soez, ¿cómo es posible que pueda seducir fácilmente a cuanta mujer se pone a tiro? Por cierto, los que tienen “un problema gordo” son los cineastas franceses, que últimamente sólo parecen capaces de filmar comedias poco ambiciosas, con desigual fortuna.

2/10
Asuntos pendientes

2004 | 36 Quai des Orfèvres

Film policíaco que por su aire ‘casual’ bien podría haber sido rodado en los 70, dicho sea sin ningún ánimo peyorativo. Permite un duelo actoral entre  Daniel Auteuil y  Gérard Depardieu, aunque el mostacho que luce este último se nos antajo más falso que un ‘judas’ de plástico. Dos carismáticos policías parisinos, Leo y Denis, andan enfrentados por más de un motivo. No sólo aspiran ambos a suceder al actual jefe de la policía judicial, sino que rivalizan por la misma mujer. Al acudir al encuentro de una fuente, que podría ayudarle a desarticular una banda de delincuentes y ganar puntos para el ascenso, Leo es involucrado a su pesar en un crimen del que es testigo. Nadie tendría por qué saberlo, pero Denis observa todos sus pasos...

6/10
Otros tiempos

2004 | Les temps qui changent

Antoine viaja a Tánger a supervisar la construcción de un centro audiovisual, excusa para reencontrarse con su antiguo amor Cécile; ésta se casó con Nathan, médico judío con quien tuvo un hijo, Sami. Éste está con Nadia, que tiene un hijo de padre desconocido. Además está Aicha, hermana gemela de Nadia. Complejo cuadro de relaciones humanas, casi de culebrón, a cargo del director galo André Téchiné, quien usa en muchas escenas una nerviosa cámara en mano, quizá para subrayar la desorientación vital de los personajes. El film combina actores veteranos (Deneuve, Depardieu) con otros jóvenes (Melki, Azabal).

4/10
Tierra de pasiones

2004 | Nouvelle-France

Nueva Francia, a mediados del XVIII. Aunque podría llevar una vida acomodada, pues pertenece a una familia burguesa, François Le Gardeur ha elegido errar por el territorio americano y vivir con los indios. De paso por Québec, descubre que su padre ha fallecido y que estaba implicado en una trama de corrupción. En la ciudad conoce también a Marie-Loup, hija del molinero, de la que se enamora. Jean Beaudin, un prolífico director canadiense, filma una historia de amor en el contexto de los últimos días de la presencia francesa en el Nuevo Mundo. Se trata de una lujosa coproducción franco-anglo-canadiense, de inmejorable reparto internacional, basada en hechos reales.

5/10
La mujer mosquetero

2004 | La Femme Musketeer | Serie TV

Nueva historia de mosqueteros inspirada por las vibrantes novelas de Dumas, aunque inventada por la guionista Sandra Weintraub para la ocasión. Cuenta la historia de Valentine, hija de D’Artagnan, que desea seguir los espadachines pasos de su padre. Y lo hará en una oscura trama de chantaje al rey. Buen reparto en esta producción televisiva, donde el dato más curioso es que Michael York retoma su papel de D’Artagnan, que inmortalizó en los filmes de Richard Lester.

3/10
¡¡¡Caverrrrnicola!!!

2004 | RRRrrrr!!!

En la Prehistoria, la tribu de los Pelos Sucios descubre que uno de los suyos ha sido asesinado. Se trata del primer asesinato de la historia de la humanidad, y los sospechosos son los miembros de los Pelos Sucios, ansiosos por robar la fórmula del champú. Alain Chabat es un veterano actor francés, de origen argelino, autor del guión y la realización de Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, donde también interpretaba a Julio César. Aquí se une a Les Robins des Bois, un grupo de comediantes que vienen a ser los Martes y 13 franceses, con quienes ha coescrito esta comedia que ellos protagonizan. El humor surrealista y absurdo tipo Los visitantes, o las adaptaciones de Astérix, parece estar repleto de toques locales que fuera de Francia no se entienden demasiado.

2/10
Las últimas vacaciones

2004 | Last Holiday

Georgia Byrd siempre tuvo la ilusión de convertirse en reputada cocinera, pero se quedó en dependienta del departamento de vajillas, en unos grandes almacenes. Eso sí, es capaz de manejar los cuchillos y artículos de cocina que vende, con la elegancia de los más prestigiosos chefs. Cuando por un error, un médico le diagnostica un tumor cerebral, decide tomarse sus últimas vacaciones ‘a lo grande’, en un hotel de la República Checa, donde trabaja el chef al que más admira. La carismática Queen Latifah, que triunfó como secundaria de Chicago, protagoniza esta convencional comedia dirigida por Wayne Wang, realizador de Smoke y Blue in the Face. Asumidamente sencilla, apuesta por la capacidad de superación del ser humano.

5/10
Nathalie X

2003 | Nathalie...

Catherine está tan obsesionada con la posibilidad de que su marido Bernard le engañe, que prefiere tener bajo perfecto control la posible infidelidad. Así que contrata a una prostituta, Nathalie, para que seduzca a su esposo bajo una identidad supuesta. Y periódicamente queda con ella para que le cuente cómo va la relación y sus apetencias sexuales. Pronto caerá en la cuenta de que su control no es todo lo férreo que suponía. Película francesa hasta la médula, retorcida en lo que a su retrato de los engaños y ocurrencias conyugales se refiere. Cuenta con un buen reparto, y su final sorprendente da la vuelta a todo lo que hemos visto. Pero hasta llegar a él, hay un arduo camino para el espectador.

4/10
Wanted

2003 | Crime Spree

Unos delincuentes callejeros franceses da un golpe y tienen la mala suerte de que el tipo al que roban es un capo de la mafia de Chicago. A partir de entonces su vida se convierte en una pesadilla, con la mafia y el FBI siguiéndoles los talones. Discreto thriller con algo de humor y que cuenta con un reparto de lujo, que salva el conjunto.

4/10
Bon voyage

2003 | Bon voyage

Vodevil en la Francia de 1940. Con los nazis a las puertas de París, un variopinto grupo de personajes (una actriz, un ministro, un escritor y un científico con su joven colaboradora) coincide en un hotel de Burdeos. Jean-Paul Rappeneau, el director de la excelente Cyrano de Bergerac, adopta un tono alocado de comedia de persecución, pero no renuncia a criticar la actitud tomada en aquellos años por gran parte de las autoridades francesas. Y es que el colaboracionismo, representado por el divertido personaje de Gérard Depardieu, fue una lacra innegable de aquellos años.

6/10
Silencio pactado

2003 | Le pacte du silence

Un médico, sacerdote jesuita, investiga los síntomas de maltrato que presenta una de sus pacientes, una monja carmelita. La causa tiene que ver con su hermana, que vive en una localidad lejana. Dos reputados actores franceses, Depardieu y Bouchez, y la española Carmen Maura, protagonizan este thriller que reconstruye sucesos reales a partir de una novela de un tal Marcelle Bernstein.

4/10
¡Que te calles!

2003 | Tais-toi!

Dos ladrones unen sus fuerzas tras coincidir en la cárcel. Una vez fuera intentarán recuperar un botín escondido que uno de ellos robó al criminal que sedujo a su mujer. Ellos dos son Quentin, un tipejo bastante pesado que no para de hablar, y Ruby, un hombre totalmente diferente, que prácticamente no dice ni mú. El responsable de la divertidísima La cena de los idiotas escribe y dirige este simpático film, que no alcanza la altura de otras de sus comedias. Más allá de la trama, lo mejor de ¡Que te calles! es precisamente el difícil equilibrio de los caracteres opuestos encarnados por los actores Gérard Depardieu (Quentin) y Jean Reno (Ruby).

5/10
La ciudad de los fantasmas

2002 | City of Ghosts

En el sureste asiático, un joven timador busca a su jefe, que tras una estafa huyó dejándole en la estacada. La pista le lleva a Camboya, donde se enamora de una arqueóloga. Debut como director de Matt Dillon en la pantalla grande, pues ya dirigió un telefilm titulado Oz. Al actor se le ocurrió la idea durante unas vacaciones en Camboya, y coescribió el guión con el novelista Barry Gifford, autor de la novela en la que se basa Corazón Salvaje, de David Lynch.

4/10
Entre extraños

2002 | Between Strangers

Tres mujeres residentes en Toronto viven un punto de inflexión en sus vidas que les hará decidir sobre su futuro: Olivia es una madura ama de casa que vive una existencia triste como esposa de un hombre inválido y no puede reprimir su gran afición por el dibujo; Natalia es una fotógrafa con gran futuro que acaba de lograr su primera portada en una de las revistas más importantes del mundo; y Catherine es una violonchelista de éxito que ha abandonado a su marido y a su hija para enfrentarse a su padre, que acaba de salir de la cárcel. Las tres mujeres tiene en común un pasado doloroso que les atormenta a la vez que les interpela constantemente a tomar una drástica decisión sobre sus vidas. El hijo de Sophia Loren y Carlo Ponti escribe y dirige su primer largometraje con mano firme, estilo sobrio y entidad antropológica. Apoyado por un espléndido reparto de estrellas –donde brillan especialmente su madre y el británico Pete Postlethwaite–, Edoardo Ponti ofrece un pequeño drama coral, con montaje muy clásico y suavemente narrado bajo la música del polaco Zbigniew Preisner. A ritmo lento el espectador comprende poco a poco las tragedias interiores de que viven las tres protagonistas, hasta llegar a un sorprendente, sencillo y esperanzado desenlace.

6/10
Astérix y Obélix: Misión Cleopatra

2002 | Astérix & Obélix: Mission Cleopâtre

Año 52 antes de Cristo. Ante las fanfarronadas de Julio César sobre el esplendor de Roma, la orgullosa reina de Egipto, Cleopatra, le propone una apuesta singular: si es capaz de construirle un suntuoso palacio en menos de tres meses, César tendrá que reconocer que el pueblo egipcio es el más grande de todos. El arquitecto Numeróbix tendrá que recurrir al druida Panorámix y a su poción mágica, que llegará a la tierra de las pirámides acompañado de Astérix y Obélix; ya que si no termina la tarea a tiempo, será arrojado a los cocodrilos, Gérard Depardieu y Christian Clavier vuelven a encarnar a los irreductibles galos tras el éxito, de Astérix y Obélix contra César. Entre los recién llegados destaca la modelo y actriz Monica Bellucci como Cleopatra, y Jamel Debbouze, a quien los espectadores recordarán como el frutero de Amelie, como Numeróbix. La que ha sido la superproducción más cara del cine francés está dirigida por Alain Chabat, que también interpreta el personaje de Julio César.

4/10
Dina

2002 | I Am Dina

Noruega, 1860. La pequeña Dina desencadena un accidente en el lavadero que acaba con la vida de su madre. Repudiada por su padre, la chica queda al cuidado de unos sirvientes. Con el tiempo se ha convertido en una inadaptada, de personalidad psicótica, atormentada por el recuerdo de su madre y obsesionada con el sexo. El danés Ole Bornedal, autor de El vigilante nocturno, dirige y coescribe esta adaptación de una novela de la autora sueca Herbjorg Wassmo. La película es típicamente nórdica, al estilo bergmaniano: densa y opresiva, triste y algo desasosegante, de fotografía majestuosa. Lo mejor, la interpretación de Maria Bonnevie, la inquietante y extraña Dina.

4/10
Napoleón (2002)

2002 | Napoléon | Serie TV

Miniserie dividida en cuatro capítulos basada en la novela de Max Gallo y dirigida por Yves Simoneau, que cuenta una parte de la vida y el mandato político de Napoleón Bonaparte. Comienza en 1818, cuando un maduro general recuerda sus años de juventud y su encuentro con su amada Josephine, y a partir de ahí, la serie retrocede en el tiempo para contar los diferentes acontecimientos que le rodearon y los distintos personajes que influyeron en su gobierno. La serie, coproducida nada menos que por nueve países está protagonizada por Christian Clavier, en la piel de Napoleón, Isabella Rossellini, como Josephine, Gérard Depardieu, como el político Fouché y John Malkovich, como el ministro Tayllerand.

5/10
Competencia desleal

2001 | Concorrenza Sleale

Roma, años 30. Dos tiendas de ropa, pared con pared. Una la regenta Umberto al modo tradicional. La otra, más modesta, la lleva Leone, un espabilado judío. La competencia hace que no se lleven bien. Lo contrario a lo que ocurre entre los hijos. Los niños comparten travesuras, y los jóvenes son novios clandestinos. Ettore Scola pinta con trazos suaves, sin estridencias, los lazos que unen a los personajes. Describe la injusticia de las leyes raciales impuestas por el fascismo, y la sensación de impotencia que acomete al ciudadano corriente, que quisiera hacer algo pero no sabe qué. La evolución de las relaciones entre los cabezas de familia se presenta de modo creíble. Con tonos de comedia al principio, aunque pronto sobreviene el drama. Un poco al modo La vida es bella, pero sin llevar las cosas al extremo. Toda una parte de ignominia de la historia reciente aparece ante nuestros ojos sin amargura. Por eso nos emociona y hace pensar.

6/10
Vidocq

2001 | Vidocq

En el París prerrevolucionario de 1830 se encadena un triple asesinato. Pura rutina para Vidoq, el más afamado detective de Francia, si no fuera por la alta posición de las víctimas y la extraña forma en que se producen sus muertes. Cuando está a punto de atrapar al asesino, Vidocq pierde la vida en el intento. Mientras la ciudad llora tan gran pérdida, su mayor admirador, el periodista Etienne Boisset, trata de reconstruir sus últimos pasos. Así monta un puzzle de depravación inconcebible, tras el cual está el Alquimista, personaje legendario que cobra monstruosa realidad gracias a la sangre de jóvenes vírgenes. La primera escena ya avisa de emociones fuertes: lucha espectacular entre un enmascarado y su perseguidor. Aún no sabemos nada, aunque reconocemos a Gérard Depardieu, a la sazón Vidocq, antes de ser tragado por las llamas de un gigantesco horno… ¿Acaso no lo veremos más? Pitof no nos roba ese placer. Al contrario, nos lo devuelve una y otra vez con un conjunto de flashbacks, en una trama de muchos matices que va subiendo en intensidad. Ya inoculado en el espectador la intriga maquiavélica, no hay marcha atrás, la fuerza del film nos arrastra por truculentas vidas, por burdeles y fumaderos de opio, por las calles lúgubres de un París “fantástico”, enfatizado todo con el uso de la tecnología digital. Así, una acción trepidante, llena de ritmo entre pasado y presente, salpicada de contrapicados, cenitales, planos subjetivos, finísimo estilismo, claroscuros y demás brujerías fruto del alto conocimiento de las nuevas técnicas de Pitof, se pone al servicio de la historia para dejar boquiabierto al más pintado. Puesta en escena brillante que no oculta, sin embargo, una estructura narrativa lineal pensada para los más despistados, lo cual no quiere decir exenta de sorpresas. Por lo demás, el reparto cumple con lo encomendado en la función, destacándose, por inhabitual, una Inés Sastre de exótica oriental de pega.

5/10
Salir del armario

2001 | Le placard

Es un día festivo en la empresa del contable François Pignon. Aparentemente. Pues el mismo día en que van a hacerse una “foto de familia”, corre el rumor de que Pignon va a ser despedido. Él no puede creerlo. ¡Con la dedicación que ha puesto en su trabajo! Pero un vecino le da una idea para evitar lo peor: hacerse pasar por gay. Si su jefe cree que es homosexual, considerará políticamente incorrecto ponerle de patitas en la calle. Y así conservará el empleo. Dicho y hecho, el truco es un éxito. Y no sólo eso, ahora todo el mundo empieza a tomarle en consideración, y hasta puede que sea promocionado. Crítica a través del humor de cierta cultura empresarial. Francis Veber evita juzgar la homosexualidad (quien busque aquí un alegato por la causa, se equivoca), centrándose en cambio en destapar la hipocresía que antaño discriminaba y ahora concede trato de favor. Veber ya logró que nos destenilláramos de risa con La cena de los idiotas. El truco a la hora de perfilar a Pignon, explica el director y guionista, ha sido “no interpretar al personaje, es decir, que siga siendo el hombrecillo discreto que ha sido siempre. De hecho, son los demás los que empiezan a mirarle de forma diferente.” Si Daniel Auteuil destaca en el papel protagonista, merece llamar la atención sobre Gérard Depardieu, que interpreta a un machote brutal, que poco a poco descubre en su interior una inesperada sensibilidad.

4/10
Los Miserables (2000)

2000 | Les Misérables | Serie TV

Miniserie de cuatro capítulos basada en la célebre novela de Victor Hugo que tantas versiones ha dado la gran pantalla. En la Francia pobre del siglo XIX, Jean Valjean, un hombre sencillo es detenido por robar un panecillo, delito por el que será perseguido injustamente. Su gran enemigo, Javert irá tras él como su sombra para asegurarse de que cumple el castigo. Dentro del elenco de actores, casi todos franceses como Gérard Depardieu, destaca el norteamericano John Malkovich, al que no se le dan mal los papeles de cínico y canalla.

5/10
102 Dálmatas

2000 | 102 Dalmatians

Cruella De Vil ha salido de la cárcel tras prometer que nunca, repito, nunca, volverá a pensar en algo que tenga que ver con pieles de animales. Pero la carne es débil... de modo que Cruella va a trazar un plan de acción con el diseñador de moda Jean-Pierre Le Pelt para hacerse un magnífico abrigo de piel de dálmata. Esta divertida secuela de 101 dálmatas cuento con un reparto que rebosa talento. Además de Glenn Close, se incorpora al nuevo film Gérard Depardieu, que nos emocionó hace años con Cyrano de Bergerac. Los múltiples animales (los perros y el loro Bocazas) requirieron los servicios del entrenador especialista Gary Gero. Y además se crearon por ordenador modelos de la perrita Blanquita, cuyas manchas negras en el modelo real fueron borradas digitalmente. Por cierto que el director  Kevin Lima, frente al viejo dicho cinematográfico “nunca trabajes con animales o niños”, asegura que “volvería a hacer las dos cosas”. Pues nada, ánimo, chavalote.

4/10
Vatel

2000 | Vatel

Estamos en pleno siglo XVIII, prolegómenos de la Revolución Francesa. François Vatel es el nombre del maestro de ceremonias del Príncipe de Condé, un noble francés que se encuentra arruinado y pretende conseguir el favor del rey. Para lograr sus propósitos, invita al monarca y a su séquito para disfrutar una temporada de fiestas en su castillo de Chantilly. Los fastos serán obra de Vatel. Pero con la llegada del rey, vendrá también una bella mujer, Anne de Montausier (Uma Thurman), que desatará pasiones y odios en la corte. Roland Joffé es un estilista de la imagen y lo demuestra en esta producción llena de colorido e intrigas palaciegas, un auténtico regalo para los sentidos basado en hechos reales. Gérard Depardieu encarna a la perfección a Vatel, un hombre leal a su señor, a su trabajo y a su honor; y Tim Roth, fiel a su imagen, se mete en la piel del libertino marqués de Lauzun. Una película de época de exquisito gusto, con música y coreografía del más alto nivel.

6/10
Astérix y Obélix contra César

1999 | Astérix et Obélix contre César

Año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos... excepto una pequeña aldea que resiste ahora y siempre al invasor. Allí conviven los dos grandes amigos, el guerrero Astérix, y el fabricante de menhires Obélix. Abraracúrcix es el jefe del pueblo, y Panorámix el sabio druida que prepara una poción mágica que hace a los galos invencibles frente a los romanos. Esta versión de personajes reales de Astérix apuesta por dirigirse a un público primordialmente infantil. Así ha tomado elementos de varios álbumes (El adivino, La hoz de oro...), e intenta recrear personajes y decorados del cómic. El esfuerzo es considerable, sobre todo en el apartado de los efectos especiales, donde podemos reír ante los efectos de la poción mágica, con los romanos volando por los aires. El mejor logro para captar las esencias del humor inteligente de Astérix se encuentra en el personaje de Roberto Benigni, y en un par de gags aislados que tienen como protagonista a Bruto, el hijo del César. También vale la pena destacar los esfuerzos de Gérard Depardieu por meterse en la piel del entrañable Obélix.

4/10
El hombre de la máscara de hierro

1998 | The Man in the Iron Mask

En 1698 un misterioso prisionero ingresó en la prisión parisina de La Bastilla, oculto su rostro tras una máscara. Falleció en 1703. Hasta aquí, la historia. Más allá, la leyenda. Leyenda que imaginó a un malvado Luis XIV que mantenía a su hermano gemelo encarcelado. Así evitaba que le disputara el trono. El relato de Randall Wallace (guionista oscarizado por Braveheart, que debuta en la dirección) combina elementos de Alejandro Dumas con otros novedosos. Presenta a Luis XIV caprichoso, cruel y mujeriego, reverso de Philippe, su hermano gemelo, que conserva una inocencia no estropeada por los años de reclusión. Leonardo DiCaprio hace el doble papel con increíble soltura. No le ha hecho mella la posible esquizofrenia de encarnar a la vez a un héroe y a un villano. Los cuatro mosqueteros que sirven al rey tienen una edad, notan el paso de los años. Estos personajes crepusculares recuerdan a la Robin y Marian, donde Sean Connery encarnaba a un Robin Hood con canas. Tienen sus manías, achaques y secretos. Como dice Wallace, “no están en su mejor momento. Les embarga el desencanto y el cinismo, y les agobian sus problemas personales. Pero sienten el impulso de volver a la pasión por el honor”. En la tradición de las aventuras de capa y espada, abunda la acción. Magnífica la carga final de los mosqueteros en defensa de su verdadero rey, y la emocionante escena del baile. E imponente el marco de los auténticos castillos franceses de Fontainebleau, Vaux-Le Vicomte y Manoir du Logis.

6/10
XXL (1997)

1997 | XXL

Alain Berrebi, que posee una tienda de ropa en el barrio judío, está a punto de casarse con Arlette Stern. El padre de Ariette se entera de que ha muerto el hombre que le ayudó a escapar de los nazis. Tras el funeral, el hijo del fallecido inicia una relación con Arlette. Comedia de escasos vuelos, que se salva parcialmente por su excelente reparto, encabezado por Gérard Depardieu.

4/10
Bogus

1996 | Bogus

Albert queda huérfano cuando su madre, artista en un espectáculo de magia, muere en accidente de automóvil. La única pariente cercana que le queda es Harriet, la hermanastra negra de su madre, solterona adicta al trabajo, que no sabe nada de niños. Ayudará a Albert a sobrellevar su nueva situación Bogus, un personaje surgido de su imaginación.Comedia familiar, sus resultados son algo irregulares. Es una pena, tratándose de un film con un director veterano (Norman Jewison) y dos probados actores de comedia (Whoopie Goldberg y Gérard Depardieu). Aunque se apela con acierto a la generosidad y al sacrificio en las relaciones familiares, la visión de la fantasía como recurso escapista de los problemas resulta algo equívoca, sólo aceptable en un film infantil, que no debe ser tomado demasiado en serio.

3/10
Hamlet (1996)

1996 | Hamlet

El cineasta y actor británico Kenneth Branagh (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Trabajos de amor perdidos filmó una de las mejores adaptaciones de la celebérrima obra de Shakespeare, sobre la venganza. El texto había sido llevado al cine anteriormente por directores como Laurence Olivier y Franco Zeffirelli. Branagh corrió el enorme riesgo de respetar casi al máximo el texto original, lo que se traduce en cuatro horas de metraje. La principal baza de Branagh es que siendo él mismo un actor excelente, es capaz de rodearse de los intérpretes más brillantes. Escoge significativos nombres del teatro inglés (Judi Dench, Derek Jacobi, John Gielgud), e incluso leyendas del cine americano (Charlton Heston, Jack Lemmon), a veces con interpretaciones breves, pero intensas. Él mismo borda el personaje que se ha reservado: el protagonista. Además, Branagh consigue darle dinamismo al texto teatral, mediante una utilización hábil de los recursos visuales. Destacan secuencias  como el encuentro de Hamlet con la figura fantasmagórica de su padre o el monólogo más célebre, el “ser o no ser”, que Branagh recita delante de un espejo.

7/10
Volver a vivir

1996 | Unhook the Stars

Mildred es una mujer madura. Viuda, sus hijos ya han abandonado el hogar. Uno se casó, la otra partió, cansada de continuas discusiones. A su existencia solitaria recién estrenada se le presenta una oportunidad inesperada, en forma de niño, para darse a los demás. Se trata de J.J., el hijo de Mónica —una vecina que necesita ayuda tras separarse del marido que la maltrataba—, a quien cuida, cuenta cuentos, da cultura, cuando la madre está ausente. Nick Cassavetes —que debuta como director— recupera el estilo de su padre John (Faces, Gloria, Una mujer bajo la influencia), genuino representante del cine underground americano de los 70, con personalidad propia. Aborda para ello una historia familiar e intimista, cuyo centro es Mildred, un personaje bordado por Gena Rowlands, su madre. En medio de la cotidianidad, ella se aferra a volver a vivir una nueva vida criando al pequeño J.J., descolgándose de las estrellas, como reza el título original. Aunque la situación de canguro no puede durar para siempre, se convierte en una experiencia que le ayuda a replantearse el modo de vivir el tiempo de vida que le queda. Historia sencilla, contada con sensibilidad y adecuado ritmo pausado, describe tipos humanos fácilmente identificables en la vida real. Y desliza en la pantalla, como sin darles demasiada importancia, pero dándosela, temas de peso, como el cuidado —amor, sacrificio, confianza— que precisan las relaciones familiares y con los amigos, las ventajas de una educación que completa las enseñanzas que se dan en la escuela, la posibilidad de que surja un amor en la madurez. Cassavetes ha apostado, con encomiable modestia, por una realización que no se hace notar, sin efectismos, completamente al servicio de la historia. Y dirige muy bien a los actores: sobre todo a la citada Rowlands, a Marisa Tomei, y al pequeño Jake Lloyd.

6/10
Agente secreto

1996 | The Secret Agent

Desde la segunda mitad del siglo XIX, varias oscuras organizaciones anarquistas comenzaron a conspirar en Europa contra los gobiernos. Estas organizaciones estaban formadas por personas idealistas, con fuertes convicciones y una fe en la utopía que hoy resulta difícil de comprender. La acción nos sitúa en Londres, año 1886. El agente secreto Verloe, al servicio del gobierno, tiene la misión de introducirse en uno de estos grupos. Una vez dentro, Verloe debe traicionarles, para que sus futuros atentados se vayan al traste. Pero poco a poco Verloe se siente atraído por la fuerte personalidad de los anarquistas. Una notable adaptación de la magnífica novela homónima de Joseph Conrad. Cuenta con un conjunto de intérpretes de excepción y está bien ambientada y narrada con destreza por Christopher Hampton, artífice de Carrington. La historia de este grupo de anarquistas interesa al espectador con mínimas inquietudes desde el principio. La composición musical corre a cargo del admirado Philip Glass.

6/10
Las cien y una noches

1995 | Les cents et une nuits

Monsieur Cinema (Michael Piccoli) es un anciano centenario, que vive solo en una enorma villa. Como la memoria empieza a jugarle malas pasadas, requiere los servicios de una joven que debe refrescar sus células grises, contándole historias de películas de todas las épocas y lugares. También vienen a visitarle personajes varios relacionados con el cine, estudiantes y empresarios sin escrúpulos. La película se concibió para celebrar el centenario del cine, pero Agnès Varda se excede en el metraje, es de esos trabajos donde el ejercicio más placentero es reconocer al desfile de actores que pululan por los fotogramas. Nostalgia para cinéfilos.

4/10
Elisa

1995 | Élisa

Seis años después de su debut en pantalla con Noce blanche, la actriz y cantante Vanessa Paradis regresaba al cine con un thriller erótico bastante caótico, cuya parte final es tan cansina como grotesca. Todo comienza cuando una mujer se suicida y su hija Elisa va a parar a un orfanato. Veinte años después, ésta se ha convertido en una atractiva chica que roba para poder sobrevivir. Cuando descubre donde se encuentra su padre, decide ir a buscarle con la intención de vengarse.  Al menos, entre tanto disparate y desnudos gratuitos, tenía una gran banda sonora, marcada por la memorable canción principal de Serge Gainsbourg que daba título al film, y donde también estaba el 'Caruso' a dúo de Lucio Dalla y Pavarotti, una canción de Brassens y el pegadizo 'Psyche Rock' de Michel Colombier; además de un inolvidable y evocador score original de Zbigniew Preisner.

3/10
Ángeles guardianes

1995 | Les anges gardiens

Antoine Carco, ex-detective y propietario de un club nocturno de París, viaja a Hong Kong para rescatar de la mafia al hijo de su difunto amigo. Una película que se construye a base de personajes antiheroicos que se ven en situaciones donde tienen que dar lo mejor de sí mismos. Todo ello sin renunciar a los gags cómicos. 

4/10
El coronel Chabert

1994 | Le Corônel Chabert

Basada en la célebre novela de Honoré de Balzac. Narra la historia de un hombre que llega a París afirmando ser el Coronel Chabert, que en su día fue declarado muerto en la batalla de Eylan. De ello hace diez años. Ahora que ha regresado, ve que lo ha perdido todo: posición, fortuna, e incluso su propia mujer, ahora casada con otro hombre. Incluso se le niega su propia identidad. Chabert está dispuesto a luchar para que se le reintegre todo aquello que ha perdido; así que comienza un complicado procedimiento legal. Estamos ante un magnífico film dirigido por Yves Angelo, que recoge integramente el espiríritu de la novela original. La recreación histórica de la Francia postnapoleónica está cuidadosamente elaborada. También destaca la oscura fotografía de Bernard Lutic, en consonancia con la historia de un hombre que, en definitiva regresa de la muerte. En el reparto destaca el siempre magistral Gérard Depardieu, quien asume el reto de dar vida a este enigmático personaje literario.

6/10
Pura formalidad

1994 | Una Pura formalità

La campiña francesa, una lluvia torrencial, un disparo. Un grupo de agentes detiene a un hombre y le conduce al cuartelillo; se sospecha que puede ser el autor de un crimen. El comisario local acude a interrogarle. Salta la sorpresa cuando se descubre que el preso es Onoff, famoso escritor, del que el policía se confiesa rendido admirador. Giuseppe Tornatore da un giro de 180 grados a su filmografía (Cinema Paradiso, Están todos bien), caracterizada por el tratamiento nostálgico de sus temas, y se enfrasca en una historia con toque intelectual, que se quiere claustrofóbica y desasosegadora. A este último fin ayuda una espléndida fotografía nocturna, que se permite algunos alardes de planos imposibles. El film arrastra con dificultades su condición unisituacional. El director se limita a dar vueltas una y otra vez a lo mismo —inocencia o culpabilidad, ¿puede un artista ser un asesino?—, sin aportar elementos que hagan avanzar la historia. Los actores aguantan el tirón con mayor o menor fortuna: Roman Polanski está muy bien, muy sobrio; Gérard Depardieu, algo perdido con su personaje.

4/10
Mi padre. ¡Qué ligue!

1994 | My Father the Hero

Da pena ver metidos al director de Eternamente joven, Steve Miner, y a un actorazo como Gérard Depardieu en una película tan tonta. Consuela poco pensar que el film francés de que es remake tampoco era muy allá. André, un hombre divorciado, se dispone a pasar unas vacaciones en una isla paradisíaca junto a su hija Nicole. Ésta, con catorce años, es toda una mujercita, y vivirá su primer romance. Para impresionar al chico que ama inventará la rocambolesca de que su padre es su maduro amante. A partir de ahí el enredo está listo para ser servido. Pero se hace de un modo torpe, en el que escasean las situaciones divertidas. Al final todo se reduce a una poco estimulante historia romántica de niño mono y niña mona con sabor tropical, incapaz de conmover al espectador mejor dispuesto. Depardieu, ante tal naufragio, hace lo que puede para sobrevivir. Atención a la fugaz aparición de Emma Thompson.

4/10
La machine

1994 | La machine

Marc, un psiquiatra dedicado a investigar el cerebro, inventa una máquina que le permite introducirse en la mente de sus pacientes para intentar su curación. Un experimento con un criminal psicópata no sale como debiera y se produce un intercambio de personalidades entre médico y enfermo. La línea argumental de la película remite a clásicos del género fantástico como El extraño caso del Dr. Jeckill y Mr. Hyde o La mosca. Con este último La machine comparte la idea de la máquina y el modo de narrarse la historia, en forma de confesión de relato increíble. La historia tiene un agradable sabor a serie B, aunque con mayores pretensiones por la presencia como protagonista de Gérard Depardieu. Pero La machine no acaba de funcionar. No da con su ritmo. A veces avanza enloquecida, otras parece que se estanca. Dupeyron ofrece situaciones rutinarias que apenas interesan, y sólo de vez en cuando desliza alguna sorpresa, como en la última parte del film. Aunque el director no ha querido abusar de la truculencia, no evita algunas secuencias desagradables, en las que mezcla violencia y sexo. La película no se adentra en grandes disquisiciones metafísicas, aunque Dupeyron asegure que "trata de una verdad eterna, el bien y el mal...". Pero sí apunta alguna idea acerca del cuerpo y el espíritu como constituyentes de la persona humana, y de la responsabilidad del segundo en la bondad o maldad de sus actos. Los personajes que retrata el film tienen su lado bueno y, sobre todo, ‑Dupeyron es pesimista‑ un lado oscuro en el que se cargan las tintas. El asesino tiene su parte de maldad, pero Marc, subido al pedestal de su orgullo científico y despreocupado de su familia, también.

4/10
Germinal

1993 | Germinal

Gigantesca superproducción basada en una de las obras cumbres de la literatura universal: la novela del mismo título, de Emile Zola. Estamos en tiempos del Segundo Imperio Francés. El joven Lantier se ve obligado a trabajar en la mina para salir adelante. Allí somos testigos de las condiciones infrahumanas en las que viven estos hombres: continuos accidentes de trabajo, muertes de compañeros dadas las precarias condiciones de seguridad en que realizan su trabajo, horarios infernales... Todos estos sucesos nos harán ser testigos de duros enfrentamientos entre las diversas clases sociales. Claude Berri dirige esta coprodución internacional, siendo el resultado un pulcro film, con una cuidadosa ambientación, que recoge perfectamente el estilo de vida de una época. Los actores son todos impresionantes, destacando un ya magistral Gérard Depardieu, en uno de los papeles que lo consagraron definitivamente. La película cuenta también con una buena fotografía y una gran banda sonora a cargo de Jean-Louis Roques.

6/10
Hélas pour moi

1993 | Hélas pour moi

La complicada historia de Raquel y Simon explorada desde los ojos de Klimt. El espectador tendrá que hacer un trabajo extra para seguir la propuesta narrativa de Godard que toma como inspiración el mito clásico de Alkmena y Anfitrión.

4/10
1492. La conquista del paraíso

1992 | 1492: Conquest Of Paradise

Esplendida Superproducción que narra la expedición y descubrimiento de America por Cristobal Colón, así como los inicios de su conquista y posterior colonización. Ridley Scott está al frente de la dirección de este film en el que destaca el esfuerzo por la reconstrucción y ambientación histórica de la España de los Reyes católicos, así como la dura vida y los peligros a los que se exponían estos descubridores y navegantes. Scott da al film un tono épico que queda resaltado por la espectacular banda sonora de Vangelis. Espléndidos vestuarios y decorados resaltados por un brillante fotografía contribuyen a dar solidez al film. Por último resaltar también un gran reparto,encabezado por Gérard Depardieu que da vida al genial Almirante, al que acompañan Sigourney Weaver como Isabel la Católica, Fernando Rey, Ángela Molina... Resalta la escena en la que Cristobal Colón pisa por primera vez la tierra de las américas, en la que Scott quiere hacer ver un paralelismo con las aventuras de los descubrimientos espaciales (en particular la llegada del hombre a la luna) que han tenido lugar en nuestro siglo.

5/10
Todas las mañanas del mundo

1991 | Tous les matins du monde

En pleno siglo XVII coexisten dos músicos de renombre. Uno es Sainte Colombre, un genial instrumentista que toca la viola de gamba y, alejado de la ciudad tras quedarse viudo, vive en una cabaña negándose constantemente a convertirse en compositor de la corte. Por otro lado está Marin Marais, un joven y ambicioso músico que desearía ser alumno de Colombe, pero que busca desesperadamente la forma de lograr la fama y el éxito. Preciosa película biográfica, ganadora de 7 premios César, que contrapone la belleza y el amor al arte por un lado, y, por otro, la utilización del mismo como manera de ascenso social. Protagonizan Jean-Pierre Marielle, Gérard Depardieu y Guillaume Depardieu, en el papel del joven Marin. Y cómo no, hay que destacar el excelente trabajo del compositor Jordi Savall, uno de los premiados con el César.

6/10
Mi padre, mi héroe

1991 | Mon père, ce héros

André, un padre divorciado, se va de vacaciones con su hija. Pero enseguida se da cuenta de que su 'pequeña' se ha convertido en toda una mujer, que se maquilla en exceso... Insulsa comedia para toda la familia con un exageradísimo Gérard Depardieu. El propio Depardieu protagonizó el remake americano, titulado Mi padre. ¡Qué ligue!.

4/10
Matrimonio de conveniencia

1990 | Green Card

Maravillosa comedia romántica al estilo Frank Capra y de la mano de uno de los directores más personales del cine actual, Peter Weir (El Club de los Poetas Muertos, Único testigo, El show de Truman). Los fantásticos actores Gérard Depardieu (Cyrano de Bergerac) y Andie MacDowell (Cuatro bodas y un funeral) hacen gala de una química en la pantalla al más viejo y puro estilo de Hollywood. Bronte, una tímida neoyorkina, y George, un inmigrante francés, deciden casarse por conveniencia. Pero la oficina de inmigración deciden investigar lo que sospechan es un fraude. Para salir del atolladero, Bronte y George vivirán un fin de semana como un matrimonio "normal", lo que dará lugar a situaciones divertidísimas, chispeantes y emotivas. Una comedia como las de antes, con unas interpretaciones magníficas, una sobria y cuidada dirección y una entrañable y sugerente música del autodidacta y fabuloso compositor Hans Zimmer.

7/10
Uranus

1990 | Uranus

Adaptación de la novela de Marcel Aymé, publicada en 1948 y que en su tiempo causó cierta conmoción y controversia al contar cómo muchos ciudadanos colaboraron con los nazis durante la invasión de Francia en la Segunda Guerra Mundial. Concretamente la acción se desarrolla en una pequeña localidad francesa cuando, tras la liberación aliada, comienzan a surgir diferentes rencillas entre sus habitantes ya que algunos de ellos (como el profesor Watrin) se mostraron bastante comprensivos con los alemanes. Esto provoca una serie de denuncias, rencillas y venganzas. Dirigida por el veterano Claude Berri –que acababa de reventar taquillas con El manantial de las colinas y La venganza de Manon–, tiene sus mejores bazas en la ambientación de la época (gracias a los decorados de Bernard Vesta) y en su reparto coral que incluye a Michel Blanc, Philippe Noiret, Gérard Depardieu y Michel Galabru, éste último candidato al César como mejor secundario.

5/10
Cyrano de Bergerac

1990 | Cyrano de Bergerac

El gascón más hábil, valiente y letrado ha nacido con una lacra contra la que no puede luchar: ¿es pobre?, ¿es innoble?, ¿es antipático?. No, ¡es feo! No hay nadie que maneje mejor la espada que Cyrano, tampoco tiene igual en el arte de la versificación, la oratoria o el galanteo. Y sin embargo, Cyrano es también un hombre quisquilloso y atormentado debido a un defecto físico del que se siente avergonzado: su descomunal nariz. Su desdicha llegará al máximo cuando renuncie al amor de Roxane y decida ayudar a su rival Christian a conseguir el favor de ella. Jean-Paul Rappeneau firma una nueva versión del clásico de Edmond Rostand, tras la protagonizada por José Ferrer en 1950. Desde el primer duelo en el teatro hasta su bello y agridulce final, la película está mimada en su puesta en escena, en su finísimo humor y en cada una de las rimas del guión, sin olvidar la monumental interpretación de Gérard Depardieu. El Globo de Oro logrado en 1991 no puede ser más certero... ¡Y al finalizar... os hiero!

7/10
Quiero ir a casa

1989 | I Want to Go Home

Joey Wellman, dibujante estadounidense de comics, acepta una invitación para ir a París a una exposición. Espera reunirse con su hija, Elsie, que estudia en la Sorbona. Pero su estancia no será fácil, sobre todo porque su hija se resiste a quedar con él. Uno de los más desconocidos trabajos del francés Alain Resnais, que explora el choque cultural entre su país y Estados Unidos. Obtuvo el galardón al mejor guión, y el premio Pasinetti a la mejor película en el Festival de Venecia.

5/10
La pasión de Camille Claudel

1988 | Camille Claudel

Camille (Isabelle Adjani) desde muy niña sintió gran pasión por el arte y en especial por la escultura a la que dedica gran parte de su vida. El escultor Auguste Rodin (Gérard Depardieu) fue su maestro y Camille se convirtió en su inspiración, su musa, y con el que inició una tormentosa relación protagonizada por las numerosas crisis y rupturas. La escultora tuvo una vida agitada sentimentalmente y lo reflejó en su obra, una vida en la que también echaba un pulso a su propia libertad en una sociedad que no se ajustaba a sus ideas. En sus últimos días vivió como una mendiga y finalmente fue internada en un psiquiátrico por sus problemas mentales. El film es la biografía de la escultura Camille Claudel, centrándose en la lucha interior de la artista y su relación con Rodin. La película consiguió varias nominaciones y premios, y Adjani logró con su gran interpretación ser nominada a los Oscar como mejor actriz.

6/10
Drôle d'endroit pour une rencontre

1988 | Drôle d'endroit pour une rencontre

Debut en el largo del francés François Dupeyron. Se nota su formación en el documental a la hora de narrar una historia muy minimalista, el encuentro en el área de descanso de una autopista de una mujer, que acaba de tener una violenta discusión con su marido, y un tipo cuyo automóvil ha sufrido una avería. La pareja protagonista es de lujo: Catherine Deneuve y Gérard Depardieu.

5/10
Bajo el sol de Satán

1987 | Sous le soleil de Satan

La película con la que Maurice Pialat ganó la Palma de Oro en Cannes. Adapta la atormentada obra de George Bernanos, que sigue a un sacerdote sumido en la desesperación, al que trata de ayudar un colega del clero. A pesar de que acude a la oración y la mortificación, el demonio acecha, con la forma humana de una adolescente. Se trata de una película simbólica, que reflexiona sobre las dificultades de ser fiel a las propias convicciones. Gran trabajo del trío actoral compuesto por Gérard Depardieu, Sandrine Bonnaire y el propio director.

6/10
El manantial de las colinas

1986 | Jean de Florette

Para regular su plantación de claveles, Ugolin desvía la fuente de Jean, un agricultor recién instalado en el pueblo. Este drama sobre la esperanza y la envidia es uno de los grandes títulos del cine francés, obra de Marcel Pagnol.

6/10
Dos fugitivos

1986 | Les Fugitifs

Jean Lucas es un hombre que acaba de salir de prisión tras cumplir condena durante cinco años. Decidido a comenzar una nueva vida junto a su hijita, tiene la mala suerte de acudir a un banco donde se produce un atraco. El ladrón coge a Lucas como rehén, y cuando llega la policía, ésta no puede dejar de sospechar que Lucas está metido en el ajo. El atracador logra escapar llevándose consigo a Lucas, y juntos se verán envueltos en una serie de enredos para escapar de la policía. Francis Veber, adepto a grandes comedias como La cena de los idiotas, dirige a un divertido Gérard Depardieu, que se encuentra en su salsa. Le acompaña Pierre Richard, que provoca también la carcajada en varias de sus escenas. Ambos actores ya habían coincidido en Los compadres, también con Veber. Dos nominaciones al premio César obtuvo esta película, donde destaca la música de Vladimir Cosma.

4/10
Fort Saganne

1984 | Fort Saganne

1911. Un joven teniente del ejército francés desea aventuras. Está lleno de ambiciones y de grandes gestas, y le acompaña el amor y su porte allá por donde pasa. Así que decide dejar su cuartel y marchar hacia el sur, hacia el Sahara, en donde correrá aventuras que tendrán mucho de sufrimiento, guerra, amor, muerte, libertad, placer, violencia, etc. El mundo que él quiere ensalzar. Extenso film de tres horas de duración, dirigido por el contemplativo realizador francés Alain Corneau (Todas las mañanas del mundo). La película cuenta a su favor con una gran elenco de actores franceses, de lo mejor de ese país, encabezados por el convincente protagonista Gérard Depardieu.

6/10
Los compadres

1983 | Les Compères

Un joven se ha escapado y su madre, desesperada, inicia su búsqueda, pero decide pedir ayuda a dos ex novios, y por ello, le dice a cada uno por separado que son el padre del muchacho. Divertida comedia llena de gags, con una pareja inmejorable: Gérard Depardieu y Pierre Richard. Ambos volverían a trabajar juntos en Dos fugitivos, también a las órdenes de Veber; y curiosamente con los mismos nombres de los personajes de esta película. El director Ivan Reitman dirigió un remake de este film en 1997, titulado Un lío padre con Robin Williams y Billy Crystal.

5/10
Danton

1983 | Danton

Tras la declaración de los derechos del hombre, llega el régimen del terror. Es la paradoja de la revolución francesa, que en teoría predica ‘liberté, egalité, fraternité’, pero deja tras de sí un reguero de sangre y cabezas cortadas. El film describe la época del dominio de Robespierre, y su choque con Danton, lo que da pie a un soberbio duelo actoral entre Wojciech Pszoniak y Gérard Depardieu. El cineasta polaco Andrzej Wajda no sólo atrapa con la cámara un pedazo de historia, sino que, rodando en 1983, está ofreciendo una parábola nada velada del movimiento Solidaridad y su choque con el comunismo.

6/10
El regreso de Martin Guerre

1982 | Le retour de Martin Guerre

La Edad Media. Martin Guerre vuelve a casa, pero el soldado está muy cambiado. Tanto, que algunos dudan de si es Martin Guerre de verdad. Intrigante film con Gérard Depardieu, tuvo un "remake" americano titulado Sommersby.

6/10
Le choix des armes

1981 | Le choix des armes

Dos presos que se acaban de escapar de la cárcel son víctimas de una emboscada que les prepara una banda rival. Uno de ellos es gravemente herido y le pide al otro que por favor lo lleve a casa de un ladrón que está ya retirado. Pero no puede cumplir su promesa porque muere a causa de las heridas. El superviviente decide ir igualmente a la casa en un tono amenazante, pues ha pensado que allí puede haber dinero para poder empezar una nueva vida. Gérard Depardieu interpreta al preso superviviente. Siempre es un gusto ver al actor francés interpretando a personajes excesivos. En este caso, su bruto ladrón tiene también su lado humano provocado por sus propias desgracias personales. Y Depardieu es perfecto para aglutinar rudeza y ternura.

4/10
La mujer de al lado

1981 | La femme d'à côté

Mathilde, que acaba de mudarse de barrio, se reencuentra con su antiguo amante Bernard. A la sorpresa puede que siga, quizá, en el rescoldo de ese amor, un renacimiento del afecto de antaño. Uno de los últimos trabajos de François Truffaut, pinta el amor con sobriedad y delicado intimismo. Grandes trabajos de Gérard Depardieu y Fanny Ardant, esta última nominada al César.

6/10
Je vous aime

1980 | Je vous aime

Alice decide invitar a su casa, para la cena de fin de año, a los cuatro hombres que ha amado a lo largo de su vida. Una vez que se reúne con ellos, rememora los mejores momentos del pasado. Uno de los trabajos más conocidos y exitosos de Claude Berri (Germinal, El manantial de las colinas), sobre la soledad y las relaciones amorosas.

4/10
Loulou

1980 | Loulou

Una mujer burguesa, aburrida con su mediocre vida, engaña a su marido con un desempleado con el que tiene abundante diversión en forma de sexo. ¿Pero qué pasa cuándo de tan frívola relación se engendra una criatura? ¿Es el aborto la solución? Maurice Pialat no es nada complaciente con los protagonistas de esta cinta, personajes egoístas atrapados en sus propias contradicciones. De modo que lejos de tontos 'buenismos', fustiga la violencia y la búsqueda del placer a toda costa, la falta de grandes ideales, pero sin moralinas, simplemente mostrando con objetividad vidas vacías. Hay un buen trabajo actoral del trío Isabelle Huppert, Gérard Depardieu y Guy Marchand.

5/10
El último metro

1980 | Le dernier métro

Ambientada durante la ocupación nazi de Paris, El último metro es un homenaje de François Truffaut al teatro (como ya hiciera con el cine en La noche americana). Esta vez lo hace a través de dos pesos pesados, como Gérard Depardieu y Catherine Deneuve, que encarnan a los protagonistas de una obra de teatro que ha sido escrita por el marido de ella, perseguido por los nazis. El film se centra en el intento por estrenar la función a toda costa, a pesar de las dificultades que atraviesa la ciudad. Una estética bitonal permanece durante toda la cinta. El fotógrafo Néstor Almendros utiliza colores realistas y naturales para mostrar el día a día de los protagonistas y, en cambio, cuando las escenas tienen lugar en el teatro, los colores adquieren matices pretendidamente artificiales. El film es además un bello homenaje al matrimonio y la fidelidad. Obtuvo una nominación al Oscar como mejor película extranjera.

7/10
Mi tío de América

1980 | Mon Oncle d'Amérique

6/10
El gran atasco

1979 | L'ingorgo - Una storia impossibile

Llega el verano y miles de italianos se montan en sus coches para ir de vacaciones. Esta película se desarrolla en la autovía que une Roma con Nápoles donde un grandísimo atasco deja a los viajeros atrapados durante horas. Conforme el tiempo pasa, el ánimo de las personas se va alterando. Toda una experiencia que hará sacar lo peor de cada uno. Película coral donde pasajeros y coches forman un todo en este pequeño microcosmos de la naturaleza humana. Llama la atención el reparto, cono nombres muy conocidos de los distintos países que participan en esta coproducción europea.

4/10
Adiós al macho

1978 | Ciao maschio

Lafayette es un técnico de teatro, que debe aguantar las burlas y abusos de varias actrices feministas de Nueva York. Un día que pasea por la playa encuentra a un bebé chimpancé en el interior de un gigantesco muñeco de King Kong. Tomará la sorprendente decisión de adoptar al animal como si fuera un ser humano. Una de las películas más disolventes y surrealistas de Marco Ferreri, que contó con la colaboración en el guión de Gérard Brach y Rafael Azcona. Explora el cambio de los roles sexuales tradicionales de hombre y mujer, con sus típicos excesos visuales.

4/10
La mujer zurda

1978 | Die Linkshändige Frau

Debut en la dirección del guionista Peter Handke, que adaptaba su propia novela. Handke ya había escrito para Wim Wenders El miedo del portero ante el penalti y Movimiento en falso (1975) antes de estrenarse con esta historia que narra el final de un matrimonio y cómo ambos cónyuges buscan nuevas aventuras sentimentales. Los Premios del Cine Alemán galardonaron a la película en la categoría de mejor montaje, responsabilidad de Peter Przygodda, colaborador imprescindible de directores del nuevo cine alemán como Wenders (En el curso del tiempo, 1976) y Reinhard Hauff (El cuchillo en la cabeza, 1978).

5/10
¿Quiere ser el amante de mi mujer?

1978 | Préparez vos mouchoirs

Raoul ve que su mujer está depresiva y como no sabe qué le pasa decide contratar a un desconocido para que sea su amante y así le saque de la depresión.

Novecento

1976 | Novecento

Impresionante fresco histórico que recorre la historia italiana del siglo XX a través de la historia de dos hombres que, naciendo el mismo día, pertenecen a clases sociales diferentes: Robert De Niro interpreta al hijo de un rico terrateniente y Gérard Depardieu al de uno de los obreros de su finca. Juntos vivirán experiencias sexuales en su juventud, los horrores de la Guerra en su madurez y seguirán discutiendo ya ancianos en uno de los finales más extravagantes que nunca ha tenido una película. Tan irregular como poderosa, esta producción de Alberto Grimaldi cuenta con un reparto excepcional que reúne a Dominique Sanda, Burt Lancaster, Sterling Hayden, Alida Valli, Stefania Sandrelli y Donald Sutherland, este último, en el papel de un fascista que deja boquiabierto a los espectadores cuando aplasta con su cabeza a un gato y luego despedaza a un niño. Debido a su exagerada duración la película fue estrenada en dos partes. La música de Ennio Morricone y la fotografía de Vittorio Storaro están cerca de la perfección.

8/10
Barocco

1976 | Barocco

Laure está enamorada de Samson, un boxeador de éxito que decide aceptar un combate amañado para escapar al extranjero. Sin embargo, un hombre asesina al boxeador y se enamora de Laure, quien lo acepta a cambio de que modifique su aspecto hasta que se parezca al hombre que ha matado. Una historia de amor extraña que explora las contradicciones que somos capaces de aceptar.

5/10
7 muertes por prescripción facultativa

1975 | Sept morts sur ordonnance

Los Brezé son los amos y señores de las clínicas de una comarca rural. Se sienten los reyes y abusan de los médicos que no pertenecen a su familia. De hecho, actúan como una auténtica mafia. Una vida infernal, que un ingenioso médico está dispuesto a cambiar. No quiere permitir que los Brezé arruinen la vida de todos los médicos que como él, trabajan en el lugar. Dadas las malas maneras de esta indeseable clan, el ocurrente médico desarrollará una peculiar idea para conseguir acabar con la competencia desleal. Curiosa película, principalmente por su argumento. La batalla contra el enemigo que comienza el doctor interpretado por Gérard Depardieu, no tiene desperdicio.

4/10
Stavisky

1974 | Stavisky...

Reconstrucción de la enigmática figura de Stavisky, un estafador que estuvo a punto de provocar la quiebra del Estado en la Francia de 1933. El hombre, un emigrante ruso, construyó todo un imperio en base a mentiras, empresas ficticias, fraudes, cambios de identidad y poder de convicción y seducción. Aunque en sus timos implicó a altas personalidades políticas y financieras del país, su figura se decantó más hacia el lado del héroe emprendedor que hacia el del delincuente. La película, con guión de Peter Fernández y Jorge Semprún, es una mezcla entre el cine intelectual de Resnais y el gamberro de Belmondo, en una explosiva mezcla muy criticada cuando se presentó en Cannes, ya que ciertos sectores acusaron a su director de venderse al cine comercial. En su reparto encontramos a Charles Boyer y a un joven Gérard Depardieu. Además, fue la primera banda sonora firmada por Stephen Sondheim.

6/10
Tres amigos, sus mujeres... y los otros

1974 | Vincent, François, Paul... et les autres

Drama sobre tres amigos –los que aparecen en su título original: Vincent (Yves Montand), François (Michel Piccoli) y Paul (Serge Reggiani)– que suelen reunirse cada fin de semana. Afectados por la crisis de la mediana edad, y con unas vidas que no les satisfacen, en su amistad intentan recuperar el tiempo perdido. Nostálgica revisión de las relaciones humanas a través de estos amigos a los que vemos en sus relaciones tanto con sus respectivas esposas (interpretadas por otros “pesos pesados” del cine galo, como Stéphane Audran y Marie Dubois) como con otros personajes, como un joven boxeador (encarnado por Gérard Depardieu). Una de las películas mejor consideradas de su director, con un reparto magnífico y diálogos bastante elaborados, sobre los que no estaría mal reflexionar.

7/10
El asesino (1972)

1972 | Le Tueur

Un criminal, Gassot, se fuga del psiquiátrico para reencontrarse con su hermano y, juntos, se refugian en Marsella. Allí, Gassot se enamora de un aprostituta y pretende empezar con ella una nueva vida. Mientras, la policía le sigue la pista y él, en vez de arrepentirse, comete nuevos homicidios que le conducen a un dramático final.

4/10
El clan de los marselleses

1972 | La Scoumoune

Una de las más conocidas películas de José Giovanni, quien adaptó su propia novela 'L´excommunié'. Para ello contó con una estrella como Belmondo al frente de un interesante reparto que completan Claudia Cardinale, Michel Constantin y un joven Gérard Depardieu. Anteriormente, dicha novela había sido llevada al cine por Jean Becker en 1961 con el titulo de Un tal La Roca. La acción comienza durante los años 30, donde Robert y su amigo Xavier están en prisión tras haber sido acusados de asesinato. Tras la Segunda Guerra Mundial consiguen salir de la cárcel con la labor de encontrar las bombas alemanas que están enterradas en las costas de Francia. Cuando Xavier es asesinado por una banda, Robert tomará cumplida venganza. Inolvidable y pegadizo tema principal a cargo de François de Roubaix.

7/10
El affaire Dominici

1972 | El affaire Dominici

A sus 75 años, Gaston Dominici asesina brutalmente a Sir Jack Drummond, su mujer y su hija, componentes de una familia inglesa que había acampado en sus tierras. El juicio tuvo repercusión internacional. Coproducción europea que recrea un terrible suceso real.

5/10
La voz de la estepa

2014 | La voix des steppes

La vida de un niño llamado Anatole, que vive en la estepa de Kazajstán durante los años 60 con sus padres, arqueólogos de profesión. Tras ser testigo de la muerte de su hermano en un accidente, queda tan traumatizado que pierde la capacidad del habla hasta que conoce a Kazakh Eraly, el cual le enseñará a escuchar la naturaleza y su entorno, así como a volver a hablar.

Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10

Últimos tráilers y vídeos