IMG-LOGO

Biografía

Ian Baker

Ian Baker

Ian Baker

Filmografía
Lecciones de amor

2013 | Words and Pictures

Jack Marcus imparte clases en una escuela de élite de Nueva Inglaterra, donde trata de transmitir su entusiasmo por la gramática a sus alumnos. Un día comienza a trabajar en la institución Dina Delsanto, prestigiosa pintora con problemas de salud que ante el pasmo de Marcus reivindica el mayor poder de comunicación de la imagen sobre la palabra. Se trata exactamente de la tesis contraria a la que divulga él en sus clases, lo que provoca el inicio de una guerra. Todo conduce a ver Lecciones de amor sin excesiva motivación, por su estreno tardío y sin demasiada notoriedad en España, por la irregular carrera del realizador Fred Schepisi (Seis grados de separación, La casa Rusia) y sobre todo por la insulsa traducción al español del título original, Words and Pictures, más adecuado a la realidad del film y sobre todo más sugerente. El guión no inventa la pólvora y tiene algún altibajo, por ejemplo los problemas con el alcohol del personaje masculino apenas aportan nada. Por su parte, el realizador no es capaz de lucirse demasiado, con una puesta en escena demasiado academicista. Pero el film tiene algunos hallazgos, se desarrolla con inteligencia y realiza una apología de la cultura, y de todas las artes, que elevan por sí solas el espíritu o se pueden complementar. En cualquier caso, aumentan notablemente la calidad de Lecciones de amor los protagonistas, que le sacan jugo a personajes con encanto, una Juliette Binoche inspirada, que demuestra su brillantez para el género cómico, y un Clive Owen que demuestra que ha sido injustamente olvidado en los últimos años.

5/10
El foco de la tempestad

2011 | The Eye of the Storm

La muerte está cerca de la anciana Elizabeth Hunter, rodeada de enfermeras que le prestan mil cuidados, y con la mente lúcida sólo a ratos, mientras se mueve entre ensoñaciones del pasado, conatos de romances no resueltos, y recuerdos de algo parecido a la felicidad. Junto a ella acuden sus dos hijos adultos, que llevan una vida insatisfactoria. Basil es un autor de teatro, irremediable mujeriego, que en su regreso al hogar de antaño llega a añorar algo parecido a la inocencia infantil. Mientras que su hermana Mary tiene el título de princesa, pero en un rasgo de lucidez reconocerá la insípido de su frívola existencia, y quizá inicie la reconciliación con su madre por ciertos hechos nunca perdonados. El veterano director australiano Fred Schepisi adapta una obra de su compatriota y Premio Nobel de Literatura Patrick White, que ofrece una visión desencantada del ser humano, caracterizado por sus miserias y que fácilmente se deja llevar por las pulsiones más primarias, sin pensar en las repercusiones que tal comportamiento puede tener en los otros. Hay pues una disección nada complaciente de ciertas clases sociales que dejan pasar la vida sin saber dejar huella del modo que verdaderamente importa. En cualquier caso el cuadro es parcial, los trazos demasiado impresionistas, y domina un pesimismo suavizado con una leve ironía, que viene a decir que los seres humanos somos incorregibles. Lo mejor del film son los actores, y si bien Charlotte Rampling como anciana ida está un pelín pasad de rosa, Geoffrey Rush y Judy Davis demuestran de sobras sus grandes dotes interpretativas. Alexandra Schepisi, hija del director, no pasa de correcta, aunque tiene ocasión de probar que sabe llorar con ocasión de una escena de hallazgo de cadáver algo truculenta.

4/10
Sigo como Dios

2007 | Evan Almighty

Secuela de Como Dios, una divertida comedia protagonizada en su día por Jim Carrey, que no quiso repetir en esta ocasión, cediendo el testigo a Steve Carell. Éste interpretaba en aquella un papel secundario, el presentador televisivo Evan Baxter, aquí ascendido a protagonista de la función. Evan deja su trabajo en la pequeña pantalla cuando le entran inquietudes políticas, se presenta a las elecciones al Congreso, y puesto que resulta elegido, se muda con su mujer y sus tres hijos a una urbanización cercana a Washington, a donde llega con ganas de cambiar el mundo. Sus sueños filantrópicos chocan frontalmente con los planes del ambicioso congresista Long, que le enreda para que apoye una ley injusta y antiecológica, de la que piensa sacar una buena tajada. Aunque Evan tiene un poco dejada de lado la religión, por pura desidia, un día se anima a rezar para pedir ayuda divina. Poco después, recibe la inesperada visita del mismo Dios, que le pide que construya un arca, como hiciera en tiempos bíblicos Noé, para recoger una pareja de cada especie animal, con el fin de que sobrevivan a un nuevo Diluvio Universal. La vecindad le toma por loco, y su familia no sabe si apoyarle o no. Quizás es de rigor señalar el defecto que tiene esta película desde el punto de vista estrictamente financiero, en lo relativo al planteamiento de producción. Sigo como Dios ha costado la friolera de 175 millones de dólares, convirtiéndose en la comedia más cara de la historia, un disparate de inversión porque no se puede gastar un presupuesto similar al de Misión imposible III, en un film de corto alcance, al servicio de Steve Carell, cada vez más en alza pero que no tiene ni de lejos el tirón de Tom Cruise. Y aunque el film fue número uno en la taquilla americana, no llegó a recaudar lo que se esperaba. Por contra, desde el punto de vista cinematográfico y creativo, todo es bastante distinto. El principal acierto de los guionistas es que no pretenden copiar al milímetro la primera parte, como hacen casi todas las secuelas, sino que se aventuran a seguir otros derroteros. Repite como director Tom Shadyac, que vuelve a acercarse al tono del cine de Frank Capra, una opción apropiada teniendo en cuenta que el argumento es una comedia celestial cercana a ¡Qué bello es vivir!, con elementos que parecen sacados de Caballero sin espada. Al igual que Capra, Shadyac no duda en introducir moralejas valiosas, en torno a la unidad familiar, al valor del servicio a los demás, y sobre todo a la aceptación de los designios divinos. Shadyac acumula gags efectivos, no recurre nunca al humor grueso, tan de moda últimamente, y sus referencias al Génesis de la Biblia y a la religión son tan positivas como divertidas. Además, el amplísimo presupuesto se nota en los eficaces efectos especiales y en una secuencia final catastrofista que sin alcanzar la espectacularidad de El día de mañana, está bien realizada. Steve Carell demostró que podía contenerse en la estupenda Pequeña Miss Sunshine, y en esta ocasión vuelve a la comedia histriónica, con una interpretación divertida que recuerda más a su trabajo en la serie The Office. Además, está muy bien secundado por Lauren Graham, la actriz de Las chicas Gilmore, que encarna a su mujer, y sobre todo por Morgan Freeman, la mejor elección que podían haber hecho para encarnar a Dios, y que aprovecha que tiene las mejores frases del guión.

5/10
Empire Falls

2005 | Empire Falls | Serie TV

Empire Falls es un pueblo de Estados Unidos del medio Oeste dominado por la rica cacique Francine Whiting, una dama con el corazón de hielo. A modo de culebrón, seguimos la vida de sus habitantes, gente de clase alta y gente de clase media baja, las relaciones entre ellos, los problemas familiares, el pasado y el incierto porvenir, son la base del argumento de esta miniserie llena de rostros conocidos y grandes actores de Hollywood.El eje central de la trama lo da Miles, el personaje de Ed Harris, que lleva 25 años regentando un restaurante, propiedad de Francine. Su esposa Janine le he pedido el divorcio, para casarse con Walt, un tipo mayor que ella, que regenta un gimnasio. Tick, la hija de Miles y Janine, es una adolescente sensible, con habilidad para la pintura. Rompió con un novio insoportable, y se muestra atenta con el rarito John, objeto de las burlas de los compañeros de clase. Hay más subtramas, hilos narrativos propiciados por distintos personajes -el poli resentido, el padre de Miles...-, pero sobre todo pesan sucesos del pasado que conciernen a los padres de Miles, secretos sepultados por el tiempo, que implicaron una relación inapropiada, ya que implicaba a uno de los pesos pesados de la clase alta de Empire Falls, y a una mujer de condición más modesta. Dirige Fred Schepisi (Seis grados de separación, El genio del amor), basándose en una novela de Richard Russo. Este autor parece haber tenido una especial relación con Paul Newman, ya que el actor que aquí, además de tener un pequeño papel, es productor ejecutivo, intervino en el film que adaptaba otra novela de Russo, Ni un pelo de tonto, además de en Al caer el sol, cuyo guión firmaba el escritor. El papel de villana sin fisuras es para la esposa de Newman, Joanne Woodward, estupenda en el trabajo con el que ha cerrado su carrera de actriz.

6/10
Japanese Story

2003 | Japanese Story

Sandy es una geóloga australiana que recibe un encargo incómodo de su jefe. Deberá acompañar en su inspección a Hiromitsu, un japonés que viene enviado por una importante empresa con la intención de hacerse con la tecnología geológica diseñada por Sandy. Para llevarlo a cabo, ella deberá acompañar al japonés a través de los desiertos más extremos de Australia. El extranjero ignora los peligros que pueden acontecer en esas desoladas tierras. Minimalista y tristona película australiana que cuenta con el protagonismo absoluto de Toni Collette (Un niño grande), que hace una sentida composición de Sandy. Durante la mayor parte del metraje somos espectadores de la insólita relación que se establece entre los dos personajes, mudos y distantes, imposibles de compenetrarse en un principio, pero que poco a poco se sentirán extrañamente atraídos. El paisaje duro, agreste, desolador de las extensas tierras australianas se comporta como un personaje más, implacable, y está bellamente fotografiado. Sin embargo, el conjunto de la historia es desigual y deja un amargo sabor de boca.

5/10
Cosas de familia

2003 | It Runs In The Family

Alex es un prestigioso abogado de mediana edad que intenta reconvertirse en político. Pero tiene dificultades de comunicación con su padre –también abogado, que fundó el bufete en el que trabaja–, y con sus hijos, pues el mayor trafica con drogas y el pequeño no le habla. Tres generaciones de una familia de actores, unidas en la misma película. El veterano Kirk Douglas, recuperado parcialmente de una apoplejía que le dejó casi inválido durante unos años, filma su película número 86 con 86 años. Comparte cartel con su ex mujer, Diana, el hijo de ambos, Michael Douglas, de prestigio reconocido, y su nieto, Cameron, hijo de Michael, un veinteañero rompedor que podría dar que hablar en el futuro. Juntos imprimen un inusitado realismo a un guión ligero, que acumula demasiadas secuencias inconexas. El responsable de que el proyecto se llevara a cabo fue Michael, que se puso al frente de la producción tras los atentados del 11 de septiembre, que le dieron pie a reflexionar sobre la importancia de la unidad familiar. Decidió trabajar en la misma película que su padre, tomando como modelo la superior En el estanque dorado, que emparejaba a Henry Fonda con su hija Jane.

4/10
La reina de los condenados

2002 | The Queen Of Damned

Se podría decir que se trata de una secuela de Entrevista con el vampiro, aunque la novela homónima de Anne Rice en la que se basa en realidad supone la tercera parte. El irlandés Stuart Townsend, expulsado del rodaje de El señor del los anillos por sus ataques de divismo (interpretaba a Aragorn), era sin duda el actor idóneo para sustituir a Tom Cruise en el papel del egocéntrico vampiro Lestat. No contento con publicar sus memorias, Lestat decide convertirse en estrella del rock, para convertirse en un ídolo a escala mundial y divulgar su condición de chupasangres a los cuatro vientos. A los otros vampiros, que siempre han intentado vivir discretamente entre los humanos, no les sienta nada bien que uno de ellos se convierta en figura pública, así que deciden exterminarlo durante uno de sus conciertos, al que también acudirá Akasha, la madre de todos los vampiros, atraída por su música. La cantante Aaliyah, trágicamente fallecida en accidente de tráfico al poco de terminar el rodaje, Vincent Pérez y Lena Olin destacan en el reparto de este film rodado en Australia, país natal del director Michael Rymer (Juego de confidencias).

4/10
Criaturas feroces

1997 | Fierce Creatures

Secuela de Un pez llamado Wanda, una original y desternillante película que tuvo un impresionante éxito comercial. Con el mismo cóctel que su antecesora (un poco de enredo, un poco de sexo y mucha guasa) esta película consigue busca seducir al espectador. Un despiadado hombre de negocios (Kevin Kline) adquiere un zoológico británico. Está decidido a que su nueva adquisición le llene los bolsillos de beneficios y para ello envía a su libertino hijo Vince (Kline también) y a Willa (Jamie Lee Curtis), una ejecutiva liberal, para que pongan su negocio a punto. Pero el director del zoo ha llevado a cabo ya sus propios planes para que el público acuda: cambiar los animales afables por criaturas feroces. Las cosas tomarán un giro inesperado cuando los guardianes del zoo organicen una increíble revolución para salvar a los peludos animales. Se trata de una comedia rabiosamente divertida, con un humor tendente a veces al absurdo y unos diálogos llenos de chispa. Destaca la inestimable presencia de un actor cuya categoría empieza a reconocerse cada vez más: Kevin Kline.

5/10
Cámara sellada

1996 | The Chamber

Correcta adaptación de la novela de John Grisham sobre un joven abogado que intenta salvar a su abuelo de la cámara de gas. Cuando quedan tan sólo 28 días para la ejecución, Adam Hall (Chris O'Donnell) se dispone a reconstruir los hechos hasta llegar al crimen por el que Sam (Gene Hackman) fue condenado. El guión de William Goldman y Chris Reese articula con brillantez este alegato contra el racismo y la pena de muerte; pero la puesta es escena de James Foley –Glengarry Glen Ross (Éxito a cualquier precio)– ralentiza en exceso la acción.

6/10
El genio del amor

1994 | I.Q.

Walters es un mecánico de coches de Princeton, en el estado de Nueva Jersey. Además es muy aficionado a los experimentos científicos. Un día conoce a una bonita chica llamada Catherine (Meg Ryan), que resulta ser sobrina del científico Albert Einstein. Walters no puede menos que enamorarse con locura de ella. El problema es que Catherine está prometida desde hace tiempo con un aburrido y serio inglés. Como a Einstein no le gusta el inglés, y por el contrario le cae muy bien el simpático Walters, decide ayudar a éste para que conquiste a su sobrina. Antes deberá disuadir al inglés de sus intenciones, para lo que contará con la estimable ayuda de un grupo de alocados científicos. Una divertida comedia protagonizada por la reina de las comedias románticas de los años 90, la dulce Meg Ryan, denominada en varias ocasiones la Novia de América. Tim Robbins da vida a un joven espabilado y de buen corazón. Walter Matthau completa una interpretación divertidísima y convincente. Muy agradable para pasar un buen rato, original y repleta de situaciones tan geniales como disparatadas.

5/10
Seis grados de separación

1993 | Six Degrees of Separation

Ouisa (Stockard Channing) y Fland (Donald Sutherland) Kittredge, un matrimonio de la alta sociedad neoyorkina, ven sacudidas sus aburridas vidas cuando Paul (Will Smith), un joven negro, irrumpe en su casa: acaba de ser víctima de un atraco. El chico, encantador y educadísimo, asegura que su padre es el actor Sidney Poitier y que ha sido compañero de estudios de sus hijos. Los Kittredge aceptan su historia, lo que les proporciona una velada encantadora y una insólita aventura. Fred Schepisi lleva a la pantalla una obra teatral de John Guare, convertida en guión por el propio autor. Cuenta con un espléndido diseño de producción de Patrizia Von Brandenstein y un magnífico reparto, en el que destaca Stockard Channing, actriz que también interpretó el papel en los escenarios de Broadway. La historia es una crítica caústica a las clases altas y acomodadas de vidas languidecientes. La aparición del misterioso personaje de Paul —¿un farsante?, ¿un loco?, ¿un desgraciado?—, que ha visitado con el mismo cuento a distintas amistades de los Kittredge, alimenta sus conversaciones e introduce un elemento nuevo en sus existencias, capaz de darles un poco de sentido. La historia tiene una estructura original y compleja, donde se entrelazan la asistencia a reuniones de sociedad con las nuevas noticias de las indagaciones sobre Paul. El arranque es bueno y trata de contraponer la previsible vida del matrimonio protagonista con el riesgo que introduce Paul. Ello viene simbolizado por un supuesto cuadro de Kandinsky, que tiene la peculiaridad de estar pintado por ambos lados: uno tiene elementos geométricos ordenados, el otro muestra la espontaneidad y el caos. A pesar de todo, la historia no supera cierto desequilibrio, pues la elegancia y sofisticación algo insulsas del relato se quiebran con elementos escabrosos —homosexualidad— y trágicos, traídos sin demasiada justificación. Al final queda una idea —romper la rutina de una vida previsible—, que se presenta de un modo ambiguo, como si ello fuera una especie de desafío a Dios.

6/10
Todo el mundo gana

1990 | Everybody Wins

Un hombre es juzgado en una pequeña ciudad de Connecticut por un asesinato que no ha cometido. Una desconocida contrata a un famoso detective para demostrar su inocencia, y tras las primeras investigaciones, descubre una compleja trama de corrupción. Además, según comienza a conocer la verdadera identidad de su cliente, relacionada con el mundo de la prostitución, también comienza a enamorarse de ella. Espeso y cínico thriller, al que falta el necesario ritmo. Cuenta con dos actores de primera como protagonistas: Nick Nolte (Aflicción) y Debra Winger (El cielo protector). Y el guión es obra del prestigioso dramaturgo Arthur Miller, basado en su propia obra de teatro. Pero el escritor no pasaba por su mejor momento, todo resulta demasiado retorcido y opaco, con personajes poco atractivos y motivaciones a las que falta nitidez.

4/10
La casa Rusia

1990 | The Russia House

Barley Blair es un editor inglés que viaja a Rusia por órdenes de la CIA, para informarse sobre un importante manuscrito científico. En Moscú deberá entablar relaciones con Katya Orlova, una guapa distribuidora rusa, y comprobar e informarse sobre estos documentos confidenciales que poseen una relevancia mundial. El film está basado en la novela de John le Carré, autor de célebres títulos como 'El espía que surgió del frío, 'El jardinero fiel', o 'El topo'; muchos de los cuales se han llevado también al cine. Hay una gran puesta en escena, gracias en parte, por la elección de actores. Sean Connery da la talla como un vividor que se introduce en una intrincada trama de espionaje, muy al estilo de su James Bond; y Michelle Pfeiffer, como una bella y valiente mujer. La historia engancha y da tiempo para que surja el amor entre ambos personajes. Además, Ian Baker regala al espectador las mejores imágenes de Rusia. Entre el reparto destaca la presencia de Roy Scheider (Tiburón) o John Mahoney (Las dos caras de la verdad).

6/10
The Punisher (Vengador)

1989 | The Punisher

Cuando el ex agente de policía Frank Castle sufre el asesinato de toda su familia, decide no descansar hasta aniquilar a los culpables. Sobrevive escondido en las alcantarillas e irá despachando a cuantos mafiosos campean por la sociedad. Antes de que el célebre personaje de Marvel Cómics fuera interpretado por Thomas Jane y Ray Stevenson, ya se metió en la piel del violento justiciero el corpulento Dolph Lundgren, sólo cuatro años después de que saltara a la fama con Rocky IV. La película ofrece lo que se espera, un guión sencillito y bastante acción.

4/10
Un grito en la oscuridad

1988 | A Cry In The Dark

En esta película, Meryl Streep logró una de sus 13 nominaciones al Oscar como Lindy, una madre cuyo bebé desaparece durante la noche raptada por un perro salvaje. Después ha de enfrentarse a un juicio por culpa de los tribunales y los medios de comunicación.

4/10
Roxanne

1987 | Roxanne

Adaptación moderna de la obra clásica "Cyrano de Bergerac" de Edmund Rostand. C.D. (Steve Martin) es un jefe de bomberos de una pequeña ciudad que está locamente enamorado de Roxanne (Daryl Hannah), una chica muy guapa y brillante astrónoma. Sin embargo, C.D. tiene un problema insoluble para obtener el amor de su adorable amada: su descomunal nariz. Roxanne se enamora entretanto de Chris, un apuesto bombero. Sin embargo, él no tiene la delicadeza necesaria para tratar a Roxanne y C.D. le propone que sea él quien le escriba las cartas de amor dirigidas a ella. En sus misivas, C.D. dará cuenta de sus más ardientes deseos y expresará sus sentimientos más íntimos. Original película, a caballo entre la comedia, el melodrama y el romanticismo, y en la que Steve Martin, autor también del guión, muestra una envidiable capacidad de caracterización.

4/10
Plenty

1985 | Plenty

Susan Traherne es una mujer que estuvo colaborando con la resistencia en la Segunda Guerra Mundial, y pasaba información secreta a unos hombres que en algún momento fueron héroes. Pasado el tiempo, Susan lleva una vida llena de recuerdos pero en la que intenta hacerse aún su propio hueco. Film independiente de Fred Schepisi (La casa Rusia) que se basaba en una obra de David Hare. Está protagonizado por Meryl Streep, con la que el director volvió a contar para Un grito en la oscuridad. La actriz había dado ya muestras de que era una intérprete de altura y se encontraba en un buen momento de su carrera. En la cinta sale acompañada de Sam Neill, Ian McKellen o el cantante Sting.

5/10
Barbarosa

1982 | Barbarosa

Barbarosa es un forajido que huye por el oeste dejando los cadáveres de cuantos hombres le salen al paso para asesinarle. Sus hazañas se han convertido en leyenda. Junto con un joven al que también persiguen por haber matado a un hombre en una reyerta correrá peligrosas aventuras siempre entre la vida y la muerte. Interesante western con ritmo logrado y que cuenta con un protagonista carismático, interpretado por el también cantante Willie Nelson.

5/10

Últimos tráilers y vídeos