IMG-LOGO

Biografía

James Whitmore

James Whitmore

87 años ()

James Whitmore

Nació el 01 de Octubre de 1921 en White Plains, New York, EE.UU.
Falleció el 06 de Febrero de 2009 en Malibu, California, EE.UU.

El bibliotecario de ‘Cadena perpetua’

09 Febrero 2009

El prolífico actor secundario James Whitmore –dos veces nominado al Oscar– ha fallecido el 6 de febrero en su casa de Malibú (California) a los 87 años de edad. Whitmore padecía cáncer de pulmón desde hace algún tiempo. Los cinéfilos le recordarán especialmente por su papel en Cadena perpetua, donde era el viejo bibliotecario, incapaz de adaptarse a la vida fuera de la prisión. El director de esta cinta, Frank Darabont, realizó unas emotivas declaraciones tras enterarse de su fallecimiento: “Era una leyenda viva, un icono para todos nosotros. No nos podíamos creer que estuviera en el reparto. Pero cuando llegó al plató y alguien le llamó señor Whitmore, respondió con un gruñido delicioso: Demonios, hijo, llámame Jim”.

Nacido en 1921, en White Plains (Nueva York), James Whitmore fue un gran deportista durante su juventud. Ganó una beca deportiva, en la universidad de Yale, y todo presagiaba que haría carrera en el fútbol americano. Pero dos lesiones seguidas dieron al traste con sus aspiraciones. Tras graduarse en Yale, ingresó en el ejército durante la II Guerra Mundial. Fue enviado al Pacífico, donde en el curso de un combate estuvo a punto de morir por culpa de la disentería.

De regreso a casa, decidió convertirse en actor, a pesar de la oposición inicial de sus padres, estrictos metodistas, que no veían con buenos ojos que su hijo se integrara en el frívolo mundillo del espectáculo. Debutó en el cine con un importante papel en Relato criminal, junto a Glenn Ford. Poco después interpretó Fuego en la nieve, con la que obtuvo el Globo de Oro y una infructuosa candidatura al Oscar. Optaría a una segunda estatuilla en 1975, por Give’em Hell Harry. Fue una candidatura excepcional, ya que ha sido la única vez en la que alguien haya optado a este galardón por una película interpretada sólo por él. Encarnaba al presidente Harry Truman, en un monólogo con el que también obtuvo un gran éxito en el teatro. No fue el único show que hizo en los escenarios en solitario, pues también encarnó a Theodore Roosevelt y Will Rogers, en monólogos similares que tuvieron una gran aceptación.

En 1947, James Whitmore se casó con Nancy Mygatt, con la que tuvo tres hijos. Tras el divorcio se unió a la actriz Audra Lindley, con la que apareció en varias obras de teatro. Posteriormente también estuvo unido a la también actriz Noreen Nash. En cine realizó una gran interpretación como el militar protagonista de La humanidad en peligro, todo un clásico de la serie B, en el que unas gigantescas hormigas están a punto de acabar con la civilización. Apareció –casi siempre en papeles breves– en más de un centenar de series y películas como La jungla del asfalto, El planeta de los simios (1968), Brigada homicida, Tora, Tora, Tora, La furia de los siete magníficos, etc. A las órdenes de Frank Darabont no sólo interpretó la citada Cadena perpetua, sino que también era uno de los secundarios de The Majestic. Estuvo al pie del cañón hasta prácticamente el final de su vida, pues su último trabajo fue un episodio de CSI: Las Vegas, de 2007.

Filmografía
The Majestic

2001 | The Majestic

Sobre el guionista Peter Appleton se cierne la sombra de una sospecha: el Comité de Actividades Antiamericanas investiga su posible pasado comunista. Deprimido, sufre un accidente; y sin memoria, la gente de un pueblo le toma por un desaparecido durante la II Guerra Mundial. Magnífico film de Frank Darabont (Cadena perpetua, La milla verde), un poco a lo Frank Capra, donde el “prota”, Jim Carrey, halla una nueva vida.

6/10
The Relic

1997 | The Relic

Margo Green (Penelope Ann Miller) es una joven y audaz biológa que trabaja en el Museo de Historia Natural. En ese lugar reina un ambiente apacible y se pueden ver los animales pretéritos más fascinantes. Sin embargo, Margo se ve obligada inesperadamente a trabajar junto al teniente D'Agosta (Tom Sizemore) para resolver una enigmática cadena de crímenes atroces que se están cometiendo en el edificio. Gracias a las revolucionarias técnicas biológicas manejadas por la doctora Green tendrán alguna posibilidad de dar caza al asesino. Pero la mitología antigua, las leyendas y las supersticiones van a ser un imponente obstáculo en la búsqueda del ser que se esconde a sus miradas. Notable película de suspense y terror con formidables secuencias de acción. Penelope Ann Miller (La sombra, Atrapado por su pasado) da vida con gran aficacia a la doctora, y los secuendarios están en su sitio. Sobresaltos continuos, misterio, leyenda y pánico contiene esta película dirigida con pulso sobresaliente por el especialista Peter Hyams.

4/10
Cadena perpetua

1994 | The Shawshank Redemption

Acusado del asesinato de su mujer y su amante, Andy Dufresne es enviado a prisión de por vida. A partir de un relato de Stephen King, Frank Darabont debutó con este extraordinario drama carcelario, que huye de los efectismos para centrarse en temas como la amistad y la esperanza. Tim Robbins compone un protagonista muy humano y atractivo, y Morgan Freeman le secunda a la perfección mimetizándose en su mejor amigo entre rejas. Algunas escenas son memorables, como las de la cerveza en el tejado o el momento en que Dufresne "regala" unos momentos de música clásica a los presos. Son momentos en que la verdadera libertad humana, esa que nadie te puede quitar, grita poderosamente. Nominada para 7 Oscar, la película tuvo la desgracia de que ese año Forrest Gump lo acaparara todo.

9/10
Loca

1987 | Nuts

Adaptación de una obra teatral de Tom Topor que sirve al lucimiento de su protagonista, la diva Barbra Streisand. Cuenta cómo una joven de clase social alta se dedica a la prostitución de lujo; cuando está con un cliente, lo mata y es acusada de asesinato. Para salvarla, sus padres desean que el abogado utilice el argumento de enajenación mental, algo por lo que ella no está dispuesta a pasar.Martin Ritt es un director más que competente, por lo que logra sacar adelante este típico drama judicial, en que la acusada acaba convertida en acusadora de una sociedad hipócrita, que trata de ocultar su podredumbre con un sistema legal no siempre justo. Aunque la temática es sórdida, Ritt se mantiene dentro de los márgenes de una cierta elegancia.

5/10
The Golden Honeymoon

1980 | The Golden Honeymoon

Charley Tate, un maduro individuo, decide llevarse a su esposa Lucy de viaje a Florida. El motivo es celebrar el 50 aniversario de la boda. Predecible producción televisiva, que cuenta con el atractivo de que la protagonista es la veterana Teresa Wright. Otro grande, Henry Fonda, se interpreta a sí mismo en la introducción.

6/10
El primer pecado mortal

1980 | The Firts Deadly Sin

Un inspector de la policía de  Nueva York anda tras la pista de un peligroso asesino en serie que está poniendo en jaque a toda la ciudad. Lo primero es tener claro que, efectivamente, detrás de las víctimas hay un nexo común. Un thriller no demasiado afortunado, de hecho la pobre Faye Dunaway tuvo que colgar con una nominación al Razzie a la peor actriz.

4/10
The Word

1978 | The Word | Serie TV

Thriller seudoteológico, a propósito del hallazgo de un manuscrito que podría tener la misma categoría que los cuatro evangelios, pues su autoría correspondería al apóstol Santiago. La idea es jugar con la intriga y la crisis de fe del protagonista, pero todo suena a más falso que Judas.

3/10
El huevo de la serpiente

1977 | The Serpent's Egg

La única película rodada en inglés por el sueco Ingmar Bergman, propiciada por una acusación de evasión de impuestos en su país. Produjo la cinta Dino de Laurentiis, y además de contar con su musa Liv Ullmann, tuvo como protagonista al conocido actor de Kung Fu David Carradine. Hay una magnífica reconstrucción de la época, con una puesta de escena berlinesa algo fantasmagórica. La trama se sitúa en 1923, en el Berlín de entreguerras, cuando Abel Rosenberg, al volver a la pensión donde se aloja con su hermano Max, descubre que éste se ha pegado un tiro. Debe buscar entonces a su cuñada Manuela, que se había separado de Max, para comunicarle la noticia. En tiempos los tres trabajaron en un número circense de trapecio, pero en la actualidad Manuela actúa por las noches en un cabaret.El film arroja una mirada a la Alemania deprimida por la derrota de la Primera Guerra Mundial, decadente con sus diversiones nocturnas y azotada por una crisis económica galopante, caldo de cultivo del nazismo, que empieza a dar sus primeras señales de vida. Y el resultado es desigual. Inicialmente Bergman logra crear la deseada atmósfera de un país sin rumbo, donde pueden nacer actitudes como los prejuicios antisemitas que advierte el protagonista. Pero luego se alarga en exceso en seguir los errantes derroteros de Abel, que sufre el acoso de la policía, que sospecha que tal vez pudiera haber asesinado a su hermano. Hay un par de pasajes sugerentes: la conversación de Manuela con un sacerdote católico, donde a la angustiosa petición de ayuda de ella, responde él con una no menos angustiosa admisión de impotencia y dificultad para orientar a los otros; y las escenas de películas filmadas sobre experimentos que recuerdan que, cuando se deja a un lado la dignidad irrepetible de la persona humana, se pueden llevar a cabo las mayores aberraciones.Sobre la acogida de crítica y público, el director admitía hablando de la película: “Es supervital. Como si hubiese tomado anabolizantes. Pero la vitalidad es una fuerza superficial. Y debajo está el fracaso.” Decía Bergman que le interesaba “el equilibro entre caos y orden”, hacia donde se movía Alemania, pero que en el guión se había equivocado porque “el motivo del mirón es completamente incompatible con la historia de los dos artistas”. En efecto, uno de los momentos más desconcertantes y gratuitos del film ocurre cuando el protagonista acude a un prostíbulo y contempla la actividad sexual de un hombre con dos fulanas.

5/10
Give 'em Hell, Harry!

1975 | Give 'em Hell, Harry!

James Whitmore interpreta al presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, protagonista de hechos políticos como la lucha contra el comunismo en 1947 o la aprobación del plan Marshall. Steve Binder y Peter H. Hunt dirigen esta biografía que nominó a los Oscar a Whitmore en la categoría de mejor actor en 1976.

4/10
Indios (La última batalla)

1975 | I Will Fight No More Forever

El indio Joseph no ve con buenas intenciones la orden que recibe del gobierno estadounidense, según la cual debe abandonar sus tierras. La guerra vuelve a asomarse a la puerta. Western que pone el énfasis en alejarse del maniqueísmo que ve a los indios como los enemigos de la civilización. Aunque no tien estrellas al uso, los actores son buenos intérpretes.

5/10
La policía detiene, la ley juzga

1973 | La polizia incrimina la legge assolve

El comisario Belli es un joven policía dedicado a temas de narcotráfico. En esta misión tiene que arrestar a un miembro de una organización criminal y para ello entra en contacto con un capo.

Chato, el apache

1972 | Chato's Land

Atípico western que toma como referencia el personaje real de Chato, un jefe mezcalero que se enfrentaría al célebre jefe apache Gerónimo. El film transcurre en 1873. Chato vive tranquilamente tras las guerras indias, cuando es provocado por un sheriff. Ello le lleva a sacar a la luz su violento carácter, asesinando a dicho sheriff en defensa propia. A partir de ese momento será perseguido sin piedad por el hombre blanco que no duda en mostrarse tanto o más salvaje que el propio indio violando a su esposa. Rodado en localizaciones de Almería y con enérgicas dosis de acción, sobresalen sus tres actores principales: Charles Bronson como un estoico Chato, Jack Palance y James Whitmore.

6/10
Tora! Tora! Tora!

1970 | Tora! Tora! Tora!

Recreación histórica de los prolegómenos y los tejemanejes diplomáticos y militares que dieron como resultado el histórico ataque japonés a Pearl Harbor la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. El film se compone de dos historias paralelas, según se trate de la perspectiva japonesa o la norteamericana. La parte yanqui fue rodada por el director Richard Fleischer, mientras que la nipona corrió a cargo de dos pesos pesados del cine del imperio del sol naciente. Pesa excesivamente en la película la cantidad de personajes, correspondientes a altos mandos del ejército, cuya importancia o situación en el organigrama militar queda algo difusa en ambos bandos. Y tampoco le hace mucho favor a la fluidez de la historia que se detenga demasiado en cuestiones, digamos, de despacho, llamadas telefónicas, entrevistas diplomáticas, cartas, etc. Pero hay que reconocer que cuando llega el día fatídico la película crece en intensidad y su resultado es excelente. Resulta escalofriante y bella la escena aérea que recoge los escuadrones japoneses volando hacia Pearl Harbor al amanecer. En general, todo el ataque está bastante logrado. Por otra parte, el film deja bien claro que el éxito de aquella empresa se debió a una serie imperdonable de negligencias y frivolidades por parte del ejército norteamericano. En cuanto al reparto, destacan E.G. Marshall y Martin Balsam por un lado, y un muy convincente So Yamamura, por otro. De todas formas, da la sensación de que muchos actores han sido infrautilizados, sobre todo el gran Joseph Cotten, quien apenas pronuncia tres frases. Para la posteridad quedan esas históricas palabras que dijo el vicealmirante Isoroku Yamamoto tras ser informado el éxito de la misión por él comandada: "Temo que todo lo que hemos hecho ha sido despertar a un gigante dormido y obligarlo a tomar una terrible resolución".

6/10
La furia de los siete magníficos

1969 | Guns of the Magnificent Seven

Tercer remake de Los siete samuráis de Kurosawa, que no cuenta con ninguno de los intérpretes que protagonizaron las secuelas anteriores; el director retoma el personaje de Chris -el único superviviente de la última aventura-, aunque esta vez encarnado por George Kennedy. Un coronel sin piedad ni escrúpulos (Michael Ansara) tiene secuestrado a un líder revolucionario mejicano. Los siete magníficos emprenderán su rescate. Por lo demás la historia es la misma que en otras entregas de Los siete magníficos.

4/10
Brigada homicida

1968 | Madigan

Vigoroso thriller dirigido por Don Siegel y rodado en las calles de Nueva York. Allí, en su barrio hispano, el detective Madigan fracasa en su intento de detener a un sospechoso, lo que le hace recibir un ultimátum del jefe de policía que le da 72 horas para que cumpla con su deber. En este tiempo asistimos a la vida familiar de Madigan, a punto de romperse porque la esposa de éste le echa en cara que dedique más tiempo a su trabajo que a ella misma. Adaptación de la novela "The Commissioner", de Richard Dougherty, que, además de contar las acciones policiales hacía hincapié en los problemas íntimos de sus agentes, entre ellos el detective Madigan (Richard Widmark) y el jefe de policía encarnado por Henry Fonda que mantiene un romance con una mujer casada (Susan Clark, 35 años más joven que el actor). Su inesperado final causó bastante impacto en su época.

7/10
El planeta de los simios (1968)

1968 | Planet of the Apes

Cámara subjetiva. Una nave se estrella sobre un planeta desconocido. El espectador cree que él mismo está cayendo. Sin necesidad de los modernos efectos, sin tener que integrar una maqueta del vehículo al escenario, y de forma barata, pero imaginativa, Franklin J. Schaffner iniciaba uno de los mejores filmes de ciencia ficción de todos los tiempos. Cuando los tres tripulantes salen al exterior, no se imaginan lo que van a encontrar. El lugar está habitado por simios que han evolucionado más que los seres humanos, a los que utilizan como esclavos. Es inevitable mencionar uno de los finales más sorprendentes jamás rodados, lo que no debe ser leído por algún lector que no haya disfrutado de la película. Como dicen los anglosajones: cuidado, “spoiler”. Cuando el astronauta George Taylor, interpretado por el mítico Charlton Heston, descubre la estatua de la libertad medio enterrada en la arena, constata algo terrorífico. No están en otro planeta, sino en la Tierra, en un futuro en el que ha ocurrido algo, probablemente una explosión atómica, que ha hecho retroceder en la evolución al ser humano. Este mensaje fue la verdadera clave del éxito de la cinta, en plena era de neurosis nuclear, pues provocó un tremendo impacto e hizo reflexionar a los espectadores sobre los peligros de la carrera de armamento. Convertido en un escritor de éxito con El puente sobre el río Kwai, sobre todo desde su memorable adaptación cinematográfica, el francés Pierre Boulle decidió crear una novela completamente diferente. Probó fortuna en la ciencia ficción, género que estaba experimentando un gran auge, sobre todo en Estados Unidos. Y le salió bien la jugada, pues desde que el libro se publicó en 1963, encabezó las listas de los más vendidos. El creador de la mítica serie televisiva En los límites de la realidad, Rod Serling, recibió el encargo de convertir la novela en guión, por parte de una compañía pequeña, la modesta King Brothers. Por desgracia, esta productora no podía financiar un argumento que incluía toda una ciudad futurista habitada por simios. El proyecto se habría ido al traste de no ser por el interés de uno de los ejecutivos de Fox, Arthur P. Jacobs, que sin embargo no pudo convencer a sus jefes porque la película iba a salir demasiado cara. Fue el guionista Serling el que tuvo una idea que solucionó la situación. Se le ocurrió reescribir el guión alejándose de la trama original, que tendría lugar en una aldea prehistórica, y los simios utilizarían caballos, en lugar de sofisticados prototipos. Además, para entonces, la historia había encandilado a una estrella, Charlton Heston, y a un director de moda, Franklin J. Schaffner, lo que terminó de convencer a los mandamases de Fox. Aún así, no les gustaban los diálogos de Rob Serling, así que le encargaron reescribirlo todo a Michael Wilson, un monstruo de los guiones, autor de Lawrence de Arabia y El puente sobre el río Kwai. Acompañaron a Heston dos actores que se hicieron populares interpretando a sendos simios buenos. Roddy McDowall era Cornelius, mientras que Kim Hunter (Un tranvía llamado deseo) encarnaba a la encantadora Zyra. Antes de cada día de rodaje, tenían que someterse a una intensa sesión de maquillaje.

8/10
El reparto

1968 | The Split

Un criminal recluta a varios especialistas para llevar a cabo un gran golpe que lleva planeando desde hace tiempo. El objetivo está claro: robar el botín conseguido con la venta de todas las entradas de fútbol de un famoso estadio de Los Ángeles. El problema comienza con el reparto del premio. Regular retrato sobre la avaricia humana. La película trata con un tono dramático un tema muchas veces tocado en el cine: el poder del dinero y su capacidad de romper relaciones, tanto en gente inocente como en culpables. En el reparto encontramos a actores como Jim Brown, Diahann Carroll y Gene Hackman.

5/10
El oeste loco

1967 | Waterhole Three

Cole (James Coburn) es un pistolero con más cara que espalda. No va por ahí vengándose de malvados forajidos, o enfrentándose a cuatreros, sino que le gusta vaguear y vivir la vida. Dos de sus aficiones favoritas se le ponen a tiro, casi sin pretenderlo. Descubre que hay un cargamento de oro enterrado en un cuartel del ejército federal, y a la vez se encapricha de una atractiva rubia, que resulta ser la hija del sheriff. Ningún problema es insalvable para Cole, porque está empeñado en hacerse con el oro y conseguir a la chica. ¿Cómo lo hará ? Sobre todo con mucho humor. Una divertida combinación de comedia y western, que cuenta con el atractivo del brillante James Coburn. Situaciones disparatadas que provocan la risa. Producida por un experto en comedias que rozan lo absurdo: Blake Edwards.

4/10
Chuka

1967 | Chuka

Mientras los indios asedian un fuerte del oeste, un grupo de personas intentan resisitir. Entre los individuos se encuentra Chuka, un valiente vaquero, la joven Verónica, un conductor de diligencias, y varios soldados comandados por el atormentado coronel Stuart Valois. Más que entretenido western de Gordon Douglas, basado en la novela homónima de Richard Jessup. Además de acción, aporta interesantes elementos psicológicos que dan un plus a la trama. Cuenta con un acertado reparto encabezado por el cowboy Rod Taylor (El tiempo en sus manos), el coronel John Mills (La hija de Ryan), que vive en perpetuo estado de sufrimiento por un suceso del pasado, o su fiel sargento Ernest Borgnine (Doce del patíbulo).

6/10
¿Quién es esa chica?

1960 | Who Was That Lady?

Divertida comedia de enredo de George Sidney, aunque no llegue al grado de sofisticación de los mejores títulos clásicos del género. En ella dos amigos (Tony Curtis y Dean Martin), un catedrático de química y un guionista de televisión, simulan ser espías para evitar los celos de la esposa del primero (Janet Leigh), que besó a una atractiva alumna.

5/10
The Restless Years

1958 | The Restless Years

Drama basado en una obra teatral de Patricia Joudry, con ciertos parecidos a la película Vidas borrascosas, producida un año antes. Narra cómo afecta a las limitadas mentes de una pequeña comunidad un romance mal visto. La protagonista es Melinda, una hija ilegítima que vive con una madre neurótica que está cerca de perder la estabilidad mental. Melinda se enamorará de Will, un joven recién llegado, y tal relación no podrá evitar las habladurías de la gente. Hay un reparto bien escogido para llegar al fondo de la historia con convicción. Destaca Teresa Wright (La sombra de una duda) en el papel de la desequilibrada madre.

5/10
La profundidad del mar

1958 | The Deep Six

Alec Austen es un cuáquero americano que, a pesar de sus convicciones pacifistas, es enviado a la Marina durante la Segunda Guerra Mundial. Allí se gana las antipatías y recelos de sus compañeros cuando se niega a abrir fuego contra un avión que él piensa puede ser de los aliados. Para evitar que le califiquen de cobarde, Alec se presenta como voluntario a una misión casi suicida: el rescate de un grupo de pilotos norteamericanos en una isla dominada por los japoneses. Drama bélico con Alan Ladd bastante despistado en el papel, según una novela de Martin Dibner, filmada en un pobre Warnercolor y con una más que notable banda sonora de David Buttolph.

4/10
Crimen en las calles

1956 | Crime in the Streets

Los “Hornests” es una banda de delincuentes juveniles que operan en las calles sin importarles demasiado la presencia de la policía. Su líder es el inestable Frankie. Cuando un miembro de su banda es arrestado, decide asesinar al vecino que le denunció. El hermano de Frankie, un buen muchacho llamado Richie, se entera de sus planes y se lo comunica a un asistente social, que intentará hacer todo lo posible para que un nuevo crimen no tiña de nuevo de sangre las calles. Dinámico film con una trepidante partitura de jazz de Franz Waxman, que cuenta con un gran pulso narrativo y un magnífico reparto con John Cassavetes, Sal Mineo y James Withmore al frente. El film supuso también el debut como actor de Mark Rydell, quien después se convertiría en un sólido director con títulos como La zorra (1968), La rosa (1979), En el estanque dorado (1981) y Entre dos amores (1994).

7/10
La historia de Eddy Duchin

1956 | The Eddy Duchin Story

Eddie Duchin (Tyrone Power) es un joven y prometedor pianista que está preparado para saltar a la fama. Gracias a la ayuda de una bella mujer, Marjorie Oelrics (Kim Novak), logra alcanzar un éxito sonado. Pronto es conocido en los círculos más importantes de la esfera musical, y su nombre ya suena como uno de los grandes pianistas de música ligera. Eddie y Marjorie se enamoran y se casan. Su vida está llena de felicidad, pero la tragedia llega cuando Marjorie muere tras dar a luz a su hijo Peter. Eddie se sume en la más profunda tristeza, pero debe comenzar una intensa gira de conciertos. Le acompaña su amigo y manager Lou Sherwood (James Whitmore), que trata de sacarle a flote. Eddie decide dejar a su hijo con los tíos de Marjorie. Un tiempo después, durante los años de la guerra, Duchin tendrá que enfrentarse a los tíos de Marjorie para recuperar a su hijo. Un tremendo drama animado por un excelente fondo musical, compuesto por George Duning. Protagonizada por el malogrado Tyrone Power, que sólo vivió 44 años y le llegó la muerte dos años después de rodar esta película, en Madrid. Fue el galán más destacado de Hollywood durante la preguerra, con películas como Chicago (1937), Tierra de audaces (1939) o El signo del Zorro (1940).

6/10
The McConnell Story

1955 | The McConnell Story

Heroica y patriótica biografía del capitán del ejército de los Estados Unidos Joseph McConnell, toda una leyenda en los cuarteles de su país. Durante la Segunda Guerra Mundial fue enviado al cuerpo médico, pero él tomó lecciones privadas de vuelo hasta convertirse en un líder de la aviación, logrando derribar numerosos aviones enemigos. Años después participó en la guerra de Corea, donde de nuevo se convirtió en todo un mito al obtener 16 victorias aéreas. Falleció en un accidente mientras probaba un nuevo modelo de avión. Acompañando a Alan Ladd (como McConnell) está June Allyson, actriz que ya tenía práctica en "biopics" de personajes famosos muertos en accidente de aviación, puesto que fue la esposa de Glenn Miller (James Stewart) en Música y lágrimas (1953).

4/10
Más allá de las lágrimas

1955 | Battle Cry

II Guerra Mundial. En 1942 la situación bélica entre Estados Unidos y Japón pasa por un momento álgido. En una academia militar norteamericana, un grupo de jóvenes reclutas se preparan para ser marines. Pero la instrucción es muy dura para ellos y las condiciones excesivamente agobiantes. Cada uno sólo podrá aguantar gracias a sus recuerdos y a mantener viva la esperanza. Enorme reparto coral para este sobrio y notable drama bélico, dirigido por un realizador que sabía entretener como pocos, Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas).

6/10
Desierto salvaje

1955 | The Last Frontier

Tres tramperos son atacados por los indios, a resultas de lo cual se quedan sin las pieles duramente conseguidas a lo largo del año. No tienen más remedio que acudir a un fuerte y conseguir trabajo como exploradores. Pero el coronel que está al mando es un hombre resentido y de cabeza dura, y encima uno de los tramperos se ha enamorado de su esposa, que se siente sola. La guerra de celos está servida. No es éste uno de los mejores westerns de Anthony Mann, pero la frontera y el triángulo amoroso son temas con las suficiente fuerza para sostener el film. Las escenas de combate con los indios están muy bien resueltas.

5/10
Retaguardia

1954 | The Command

Basada en la novela de James Warner Bellah, se trata de un western en el que un oficial médico (Guy Madison) es forzado a tomar el mando de una compañía tras la muerte de su superior. Sin saber muy bien cómo llevar la estrategia de combate, debe librar una decisiva batalla contra los indios. Así que no le queda otro remedio que improvisar. El filme se rodó en dos versiones: para copias en Cinemascope y para ser proyectada en el formato 3D. Hay que recordar que desde 1952 se intentó lanzar dicho formato, que consistía en la proyección de dos filmes simultáneos para que el espectador, con unas gafas especiales, tuviese la sensación de relieve. Así, tras el también western Hondo (1952), llegaría la célebre Los crímenes del museo de cera (1953). El sistema nunca llegó a cuajar.

4/10
La humanidad en peligro

1954 | Them!

Unos policías encuentran en un desierto de Estados Unidos a una niña sola en estado de shock y descubren que la caravana donde vivía con su familia está completamente destrozada. Además, en los alrededores se están realizando unos experimentos atómicos y los científicos llegan a la conclusión de que la radiación está afectando a las hormigas. Las consecuencias son que los insectos comienzan a crecer hasta tamaños gigantescos y se dirigen hacia la ciudad para saciar su apetito. En la civilización, sembrarán el caos y el terror allá por donde pasan, y las autoridades competentes lucharán contra la amenaza. Cinta fantástica de terror al estilo de King Kong (1933) o Godzilla (Japón bajo el terror del monstruo), cuyo mayor reclamo es colocar a un monstruo enorme haciendo estragos entre la población. Este cine se puso de moda en los 50. La humanidad en peligro está dirigida por Gordon Douglas, protagonizada por James Whitmore y con música de Bronislau Kaper. Cuenta con aceptables efectos especiales (nominados al Oscar), con buenas recreaciones de las hormigas gigantes y, sobre todo, con mucha acción.

6/10
The Girl Who Had Everything

1953 | The Girl Who Had Everything

Jean es hija de un prestigioso abogado que se enamora de Victor, uno de los clientes de su padre. El acusado es un personaje misterioso que tiene extrañas amistades. El abogado quiere alejar a su hija de esa relación pero ella, que está algo consentida, insiste en continuar con él, cosa que le traerá problemas. Remake de la película Un alma libre de 1931, protagonizada por Cark Gable y Norma Shearer. La versión de Richard Thorpe (Ivanhoe) no llega a la altura.

4/10
Todos los hermanos eran valientes

1953 | All the Brothers Were Valiant

Joel y Mark son hermanos y marineros. Su trabajo les lleva a vivir una y mil aventuras, en una de las cuales los dos se enamoran perdidamente de la joven Priscilla. La lucha entre los dos serán encarnizada, sobre todo porque aunque uno de ellos es honrado y bondadoso, el otro no aparenta ser tan trigo limpio. Película de aventuras con un importante mensaje final sobre la redención y la capacidad de cambio. Los distintos avatares por los que pasan los protagonistas sirven para poner de manifiesto la importancia del amor entre hermanos por encima de cualquier otra cosa.

4/10
Bésame, Kate

1953 | Kiss me Kate

Adaptación cinematográfica del conocido musical teatral escrito por Bella y Samuel Spewack –basándose en el clásico de Shakespeare “La fierecilla domada”– con canciones de Cole Porter, y convertido en otro de los muchos musicales a todo color realizados en la época dorada de la Metro Goldwyn Mayer. Filmado en el formato 3D, el colorista espectáculo mantiene un gran ritmo de comedia, esta vez con entusiastas interpretaciones de la pareja Howard Keel y Kathryn Grayson, y una trama centrada en el mundo de los gángsteres. La banda sonora musical adaptada de André Previn y Saul Chaplin fue candidata a la estatuilla. Previn fue un colaborador habitual del director Sidney en títulos como Pepe (1960) y Chica sin barreras (1966).

6/10
El gran secreto

1952 | Above and Beyond

Película basada en la vida del coronel Paul W. Tibbets, responsable del Enola Gay, el avión desde el que se lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima. El militar se siente afortunado de haber sido él el elegido para poner punto y final al conflicto mundial armado. Es consciente de que la bomba que lanzará tendrá una capacidad destructiva nunca vista hasta ahora. Aún así, no vacila ante su misión. Lo que sí le pasa factura es el hecho de formar parte de un plan tan secreto donde todos los ojos miran hacia él.

4/10
It's a Big Country

1951 | It's a Big Country

Glorificación del pueblo norteamericano que parte de un título original bastante significativo: “Es un Gran País”. A través de diversos episodios, dirigidos por diferentes directores, vamos conociendo la realidad de Norteamérica y cómo consiguió aglutinar 48 Estados (en el tiempo de la realización de la película) y acoger a emigrantes de todas las nacionalidades conformando los poderosos Estados Unidos. Entre sus historias, que pasan de la comedia al drama, encontramos realidades sociales, culturales, políticas, raciales y religiosas, siempre con un halo patriótico y de superación personal que a veces son complicadas de asimilar. Lo mejor es su extenso y conocido reparto, con Gary Cooper como un cowboy de Texas, Fredric March en el papel de un estricto padre italiano, Van Johnson como un reverendo, y Janet Leigh y Gene Kelly como dos emigrantes llamados nada menos que Szabo e Icarus Xenophon.

4/10
Please Believe Me

1950 | Please Believe Me

Una hermosa joven de Londres, llamada Alison Kirbe, recibe un telegrama procedente de Texas en el que se le comunica que ha heredado un enorme rancho en ese territorio de Estados Unidos. Tras arreglar los papeles sale en barco hacia Norteamérica para reclamar su herencia. Pero tres hombres han tomado un desmedido interés en la joven tras enterarse de su halagüeño futuro. Simpática y poco trascendente comedia romántica protagonizada por la pelirroja Deborah Kerr. Dirige Norman Taurog, especializado en filmes sobre jóvenes, como Las aventuras de Tom Sawyer o la tierna La ciudad de los muchachos.

4/10
The Next Voice You Hear…

1950 | The Next Voice You Hear…

Tragicomedia de buenas intenciones y claro espíritu familiar, con un discurso en el que se intenta recalcar muchas de las cosas negativas –y positivas– de la sociedad americana en un momento crucial de su historia. Todo comienza a suceder cuando, a las 20:30 de un día cualquiera, el mismísimo Creador habla en el programa radiofónico de Joe Smith, que emite desde una humilde emisora situada en un suburbio de Los Ángeles. Sus mensajes están llenos de esperanza, y la gente comienza a tener fe en sus palabras. Aunque surge una duda: ¿será el auténtico Dios quien habla?. La producción corre a cargo de Dory Schary (1905-1980), guionista que había ganado un Oscar por Forja de hombres en 1938, pasando después a jefe de producción de la RKO (1945-1948) y la Metro de 1948 hasta 1956.

5/10
Jinetes rebeldes

1950 | The Outriders

Tres soldados confederados atracan un tren que traslada una gran cantidad de oro. Sin embargo, el convoy será atacado por los indios, de manera que los asaltantes se convertirán en defensores del tren y de sus ocupantes. Entretenido western de serie B, con buenas dosis de acción y bastante romance. Protagoniza el especialista Joel McCrea (Duelo en la Alta Sierra).

5/10
La jungla de asfalto

1950 | The Asphalte Jungle

John Huston vuelve a dejar grabado su nombre con letras de oro en la historia del cine con este magnífico clásico del cine negro. La jungla de asfalto es la historia de un robo, pero sobre todo es el retrato de una galería de tipos humanos. Grabados quedan en nuestra memoria el eficaz Dr., Riedenschneider, el pistolero, su insegura novia, el abogado Emmerich,carente de escrúpulos, su alcoholizada esposa y su seductora sobrina. La jungla de asfalto narra el "golpe" a una importante joyería, planeado por el Doctor Riedenschneider y perpetrado por una serie de profesionales. El robo no debería presentar problemas, pero una excesiva ambición lleva al hombre que financia la operación, el abogado Alonzo Emmerich, a tratar de apoderarse de todo el botín. A través de unas excelentes interpretaciones, Huston sabe hacer un elaborado retrato de los personajes que intervienen en esta trama argumental, sin menoscabar la acción de la misma. Destaca una breve pero inolvidable aparición de Marilyn Monroe, antes de convertirse en estrella, como jovencísima amante del abogado Emmerich.

8/10
Relato criminal

1949 | The Undercover Man

El prestigioso agente del tesoro Frank Warren (Glenn Ford), se encarga de poner en jaque al Gran Jefe, un mafioso que encabeza una peligrosa banda criminal; y lo hace investigando sus libros contables. A Frank le ayuda su compañero George Pappas (James Whitmore). Pero su tarea no es sencilla. Cada vez se ven más involucrados en el caso, y su vida empieza a pender de un hilo. Sus investigaciones están levantando una polvareda inesperada, pues nadie se atreve a hablar, y un sargento implicado se suicida. El guión de Sydney Boehm está basado en las declaraciones reales de Frank J. Wilson, un ex jefe del Servicio Secreto de los Estados Unidos, y se inspira en el modo auténtico en que se pudo detener al tristemente célebre Al Capone. El ingenioso director Joseph H. Lewis comenzó como un artesano de películas de serie B. Sus mejores películas son Mi nombre es Julia Ross (1945) y El demonio de las armas (1950). Aquí imprime un ágil ritmo a la narración y logra que la intriga vaya en aumento, mientras plantea los temas del miedo a hablar de los testigos, y la tentación de los servidores de la ley de tirar la toalla o sucumbir a la corrupción. La interpretación del prolífico y sobrio Glenn Ford es muy eficaz, y también destaca Barry Kelley como el cínico abogado de los gángsteres.

7/10
Fuego en la nieve

1949 | Battleground

Este guión lo adquirió el productor Dory Schary cuando era Jefe de Producción en la RKO. Cuando esta compañía fue comprada por el magnate Howard Hughes, Schary se marchó a la Metro llevándose consigo el proyecto. Su argumento está basado en la División 101 aerotransportada, que batalló en Bastogne (Bélgica) durante la Segunda Guerra Mundial. En diciembre de 1944, una sección de esta unidad recibió una dura instrucción en campamentos franceses antes de ser enviados al frente. Durante la célebre Batalla de las Ardenas, una patrulla de la 101 recibe la orden de detectar comandos enemigos infiltrados en sus tropas. El film, conocido como “la locura de Schary” debido a que nadie confiaba en que saliese bien parado, consiguió dos Oscar al mejor guión (Robert Pirosh) y fotografía en blanco y negro (Paul Vogel), siendo nominada también en los apartados de mejor película, director, actor secundario para James Whitmore y montaje (John Dunning). Rodada íntegramente en estudio, sus escenas realistas y la tensión acumulada en sus imágenes la convierten en uno de los hitos del género.

8/10

Últimos tráilers y vídeos