IMG-LOGO

Biografía

Katsumi Yanagishima

Katsumi Yanagishima

Katsumi Yanagishima

Filmografía
Retratos del más allá

2008 | Shutter

Ben, fotógrafo de moda, se casa con Jane, su novia, con la que tiene previsto trasladarse a Tokio, donde le han ofrecido el trabajo ideal. Pero mientras viajan en coche durante la luna de miel, aparece en medio de la carretera una mujer a la que atropellan. Curiosamente, después del accidente, no aparece la víctima por ningún lado. Ni la policía, ni los paramédicos dan con ella. Los recién casados intentan seguir con su vida, pero una vez en Japón descubren imágenes, que parecen salidas del más allá, en las fotos que se han hecho durante el viaje de novios. Otro remake estadounidense de uno de los éxitos del terror oriental, si bien la principal novedad es que esta vez se versiona una cinta tailandesa, no japonesa, como viene siendo habitual. Sí que es japonés el director, Masayuki Ochiai, que ha trasladado la acción a su país. El tal Masayuki se luce a la hora de rodar eficaces sustos y compone una atmósfera sugerente, sin echar mano del recurso facilón de exagerar los elementos truculentos. También tiene la suerte de que Joshua Jackson (Dawson crece) y Rachael Taylor (secundaria de Transformers) resultan ser una pareja más convincente de lo que cabía esperar. Por todo esto, su trabajo no deja mal sabor de boca, a pesar de que tanta repetición del esquema de The Ring (El círculo) empieza a resultar cansina.

4/10
Glory to the Filmmaker!

2007 | Kantoku · Banzai!

Takeshi Kitano es un tipo curioso, eso nadie lo duda. Capaz de hacer obras de arte llenas de sensibilidad, como Dolls o El verano de Kikujiro, pero también con las excentricidades del genio, capaz de entregar productos excesivamente singulares. La faceta cómica de Kitano es conocida, pues así comenzó su carrera y en Japón es un personaje de renombre gracias a su propio programa televisivo. Muestra de ese hacer 'diferente fue Takeshis', su anterior película, pero ésta que nos ocupa, Glory to the Filmmaker!, también podría encuadrarse en el género "interioridades del creador". Kitano se interpreta a sí mismo en esta especie de revisión ficticia de su propio mundo creativo, en el que como era de esperar se burla de sí mismo. Narra los problemas creativos de un realizador ('alter ego' del porpio Kitano) que prueba continuamente con diferentes géneros, desde el terror al drama pasando por la ciencia ficción, sin encontrar ninguno que le deje satisfecho.

4/10
El grito 2

2006 | The Grudge 2

El grito era la versión americana de La maldición (Grudge), una cinta de terror japonesa de sustos eficaces, que compensaban su escaso argumento. En contra de lo que pudiera parecer, El grito 2 no es un remake de La maldición 2, la secuela japonesa. Takashi Shimizu, responsable de todas las películas de la saga, ha declarado que no hubiera aceptado dirigir una nueva entrega si no se basaba en un guión inédito. Vaya lío, ¿no? Además, existe otra película titulada en España La maldición (Cursed), de Wes Craven que no tiene nada que ver. En cualquier caso, Shimizu ha concebido la película para que la puedan ver espectadores que desconozcan las entregas anteriores. La actriz principal de El grito era Sarah Michelle Gellar, apreciada por los aficionados al cine fantástico, por su trabajo en la serie Buffy, la cazavampiros. La actriz retoma a Karen, su personaje, que esta vez no es la protagonista, sino su hermana Aubrey, encarnada por Amber Tamblyn. La tal Aubrey viaja a Tokio, para ayudar a Karen, poco después de enterarse de que permanece convaleciente en un hospital, tras un incendio que ella misma provocó, en el que murió su novio. A su llegada a la capital japonesa, Aubrey conoce a Eason, un reportero que se pone en contacto con ella para advertirle de que su hermana está amenazada por fuerzas sobrenaturales. También existe una segunda línea argumental paralela, que sigue los pasos de Allison. Ésta es una estudiante estadounidense en Tokio, que se aventura con sus amigas en la casa quemada por Karen, donde ocurrieron sucesos paranormales. Como era de esperar, Shimizu se copia a sí mismo una vez más. Fiel a su estilo, compone escenas de cierta tensión, a pesar de que el guión es tan simple y repetitivo que resulta bastante cansino.

3/10
Takeshis'

2005 | Takeshis'

El japonés Takeshi Kitano entrega su película más onírica y surrealista, y aunque se sitúa entre las menos redondas de su filmografía, contiene elementos interesantes, que valorarán positivamente los muchos incondicionales del autor de El verano de Kikujiro. Kitano se interpreta a sí mismo, durante uno de sus rodajes, y a un curioso perdedor que aspira a un papel en una de sus películas. Este ultimo, empieza a fantasear imaginando que le pasan cosas parecidas a las que ha visto en las películas, mezcladas con elementos de su propia vida. Muchos guiños autobiográficos son difíciles de interpretar para alguien que no conozca al detalle la biografía de Kitano, marcado por su doble imagen pública. Primero alcanzó notoriedad como ‘Beat’ Takeshi, actor y presentador del concurso “Humor amarillo”. Así las cosas, le costó que le tomaran en serio en su faceta de Takeshi Kitano, cineasta con pretensiones que se consagró con el León de Oro en Venecia por Hana-Bi. Esto explicaría en cierta medida que en este film encarne a dos personajes distintos. Si bien el conjunto es irregular, contiene momentos gloriosos, como el impagable casting en que se intenta escoger a un actor que interprete a un cocinero con malas pulgas. Funcionan bien las parodias que realiza Kitano de la violencia exagerada de sus películas. También resulta sugerente algún momento delirante que recuerda a David Lynch, como la del hombre que avanza por la carretera en un indeterminado vehículo. No faltan constantes del cine del director nipón, como cuando sus protagonistas se relajan jugando en la playa.

5/10
Zatoichi

2003 | Zatoichi

Zatoichi es un ciego vagabundo que llega a un pequeño pueblo dominado por el sanguinario Ginzo, que tiene en el experto samurái Hattori a su más fiel lugarteniente. Allí, Zatoichi comienza a ganarse la vida de masajista y pasa sus ratos libres en el bar o en la casa de juegos. Sin embargo, bajo su existencia normal, Zatoichi es también un samurái magistral, capaz de manejar su katana con perfección asombrosa. Un día que se encuentra divirtiéndose con su simpático amigo Shinkishi, conoce a dos misteriosas geishas que esconden un violento secreto: han llegado hasta allí para vengar al asesinato de toda su familia. Para lograr su objetivo sólo cuentan con un misterioso nombre: Kuchinawa. El oficio de Takeshi Kitano está más que probado con películas violentas como Hana-Bi, Sonatine, Brother o las más “pacíficas” El verano de Kikujiro y Dolls. Ahora nos traslada al Japón del siglo XIX con una historia clásica de samuráis y una simpática galería de personajes, entre los que él se reserva el papel principal. Abundan los planos llenos de belleza –le encanta la lluvia– con atractivos movimientos de cámara (travellings circulares, ralentización…). También se muestra Kitano impecable a la hora del montaje –obra suya, como también el guión–, donde se adivina una meticulosa supresión de planos al mostrar las cruentas luchas cuerpo a cuerpo. Y aunque la sangre sale a veces a borbotones, Kitano sorprende con gags y escenas de enorme comicidad, hasta el sorprendente plano final. Mucho Kitano.

7/10
Dolls

2002 | Dolls

Magistral poema poético del nipón Takeshi Kitano, que abandona momentáneamente las tramas violentas que le han hecho famoso, como Hana-Bi y Sonatine. Aquí, empezando con una imagen de marionetas tradicionales japonesas, cambia las tornas y las convierte en titiriteros que narran tres historias de amor entrelazadas: la de una pareja de vagabundos que recorre las calles unida por una cuerda; la de un gángster envejecido, que acude a un parque donde en una ocasión dejó plantada a una joven; y la de una estrella de la canción pop, con el rostro desfigurado por un accidente, que recibe la atención de un fervoroso fan. Kitano, que esta vez no actúa en el film, conmueve con una narración fatalista de imágenes maravillosas y música que llega al corazón. Pasa sin brusquedades de una narración a otra, y logra convencernos de que lo relatados es, verdaderamente, una historia única, la eterna búsqueda del amor, que todos ansiamos.

7/10
Go

2001 | Go

Sugihara es un joven coreano que se traslada a vivir a Japón con su padre, un boxeador retirado. Allí, los compañeros de su nuevo instituto le descalifican llamándole "coreano". Aún así, encontrará el amor de su vida, cuando conoce a una enigmática muchacha. Mezcla de drama y acción donde prima la historia de amor, entre habitantes de dos países que a lo largo de la historia han vivido terribles guerras e invasiones. Este canto a la tolerancia, del prolífico Isao Yukisada, de quien no se había estrenado nada en España, arrasó en los premios de la Academia de Japón, los Oscar nipones, pues obtuvo ocho de los principales galardones.

6/10
Battle Royale

2000 | Batoru rowaiaru

El futuro. En Japón la violencia en las aulas está descontrolada por completo. Para solucionar el problema, el autoritario gobierno pone en marcha una dudosa iniciativa denominada Battle Royale. Cada año, una clase es elegida al azar, y sus miembros son enviados a una isla, donde deben luchar entre ellos hasta que sólo uno sobreviva. El septuagenario autor de numerosas películas de yakuzas de serie B de los 70, y responsable de las secuencias japonesas de Tora, Tora, Tora, Kinji Fukasaku, dirige esta violenta cinta de acción de bajo presupuesto, que a pesar de todo obtuvo una gran aceptación en su país de origen. Sin duda, contribuyó a este éxito que uno de los papeles principales lo interprete el popular Takeshi Kitano, director y protagonista de cintas como Hana-Bi.

4/10
Brother

2000 | Brother

Yamamoto es un violento miembro de una banda Yakuza, la mafia japonesa, que se ve obligado a salir por piernas de Japón y establecerse en Los Angeles, EE.UU. Allí encuentra a su hermano, traficante de drogas. Y a un ritmo vertiginoso, con unos modos capaces de espantar a cualquiera, forma una banda muy poderosa. El director y actor de culto japonés Takeshi Kitano firma otra película de inusitada violencia, después de su film “tierno” El verano de Kikujiro. De un modo muy dinámico, cuenta la historia de ascenso y caída de un mafioso, salpicada a ratos por su particular sentido del humor. El desenlace es memorable.

7/10
El verano de Kikujiro

1999 | Kikujiro No Natsu

Kikujiro parece un tipo violento y de mal carácter. Pero su corazón comenzarán a exteriorizarse cuando su mujer casi le obliga a que se lleve unos días de vacaciones al niño Masao, nieto de una vecina. El pequeño ha descubierto que su padre murió en accidente, y que su madre le abandonó; en casa de la abuela encontró la dirección y fotografía de su madre, y pide a Kikujiro que le ayude a buscarla... El film describe el acercamiento entre los dos personajes, casi una relación entre padre e hijo. Y lo hace con muchísimo humor y no poca poesía. Takeshi Kitano abandona momentáneamente el mundo de violencia que caracterizaba Flores de fuego o Sonatine. Para la gente que encuentran en el camino, y que se unen a los dos protagonistas, el director dice haber inspirado en el clásico El mago de Oz.

8/10
Sonatine

1993 | Sonatine

Un grupo de Yakuzas debe pasar un tiempo fuera de la ciudad acusado de haber matado a un pez gordo. Mientras se dedican a disfrutar de ese retiro como si fueran vacaciones de verano, su jefe planea una violenta venganza.

7/10
Boiling Point

1990 | 3-4x jugatsu

Un antiguo miembro de la Yakuza llamado Uehara, algo majareta y ya retirado, recibe la visita de dos jóvenes jugadores de béisbol que han sufrido molestias por parte de la mafia local. Uehara aprovecha para pagar la deuda pendiente con la Yakuza y acompaña a los chicos hasta Tokio.

4/10

Últimos tráilers y vídeos