IMG-LOGO

Biografía

Laz Alonso

Laz Alonso

Laz Alonso

Filmografía
The Boys

2019 | The Boys | Serie TV

Serie creada por el trío compuesto por Eric Kripke, Evan Goldberg y el actor de comedia Seth Rogen, a partir del cómic homónimo de Garth Ennis y Darick Robertson, que observa el universo de los superhéroes, supuestos salvadores desinteresados del mundo, con mirada cínica y gamberra. Porque la todopoderosa corporación Vought tiene en plantilla a los mejores tipos con superpoderes del planeta, bajo su ala se encuentra la élite de “Los 7” liderados por Patriota, además de otros superhéroes con menos caché, cuyos servicios se venden a ciudades o a la policía a precio de oro. Una auténtica máquina de ganar dinero, donde no es parte pequeña el merchandising, las películas que Hollywood hace inspirado en sus hazañas, y en general, todo lo que tiene que ver con los derechos de imagen. La desilusión de Annie January, o sea, Starlight, superheroína rubita e ingenua, va a ser mayúscula cuando recién fichada, uno de sus compañeros del que estuvo enamorada siendo niña, prácticamente la fuerza a mantener relaciones sexuales. Además Huguie queda consternado cuando su novia muere accidentalmente, el rapidísimo A-Train la atropella en una loca carrera, y no muestra ningún arrepentimiento por tal desgracia. De modo que acabará asociándose con Billy Butcher, un ex agente del FBI que tiene tirria a estos superhéroes de pacotilla que van a su bola, ambos acabarán teniendo en su poder a Translúcido, un hombre invisible obseso sexual. La idea de hacer parodia o sátira a partir de los superhéroes, no es nueva, en España tenemos Superlópez, y Pixar hizo la maravilla de Los increíbles. Ya en un tono más vulgar, está Kick-Ass, con la que The Boys está claramente emparentada, al menos en lo relativo a chistes soeces y bromas escatológicas. La serie presenta un tono oscuro y brutal, con el que puede resultar difícil empatizar; habrá una minoría que sí, reirá las gracias, pero muchos de los seguidores de Los Vengadores pueden sentirse molestos de verse reflejados en la idiotez de los fans que piden hacerse un selfie con Patriota, y que alimentan una gallina de los huevos de oro yendo a ver cualquier película con personajes con superpoderes y mallas, más si son de los universos DC o Marvel. En el reparto tenemos muchos actores veintañeros no superconocidos, como Jack Quaid, el pobre diablo que trabaja en una tienda de informática, cuya novia muere por culpa de A-Train, o Erin Moriarty, vista en Captain Fantastic, De la India a París en un armario de Ikea e incluso en una serie Marvel, Jessica Jones. En el apartado veterano destacan Elisabeth Shue, que estuvo en la fallida y algo subida de tono versión de Paul Verhoeven de “El hombre invisible” en El hombre sin sombra , y Karl Urban, que se paseó en Thor: Ragnarok, además de ser Eomer en El Señor de los Anillos.

5/10
Traffik

2018 | Traffik

La batalla del año

2013 | Battle of the Year

Un magnate del hip hop está decidido a lograr que el equipo de Estados Unidos de esta disciplina se proclame campeona mundial en la llamada “Batalla del año”, competición que tiene lugar en Francia y en donde se darán cita todos los grandes equipos. Para hacer su sueño posible decide contratar a su viejo colega Jason Blake, quien hace años triunfó como entrenador de baloncesto pero que una tragedia familiar le ha llevado al hundimiento vital y profesional. El director Benson Lee lleva a cabo su particular historia de ficción basada en su propio documental Planet B-Boy, en donde narraba las andanzas de cinco bailarines que buscaban competir en La batalla del año. En este caso recrea la misma idea pero bajo el marco de una historia que responde a las constantes de este tipo de filmes, en donde las relaciones entre compañeros, las dudas y forcejeos con el entrenador, los altibajos anímicos o las luchas por dejar de lado los “egos” y darlo todo por el equipo forman parte de cualquier argumento. La batalla del año sigue así con la tradición de una serie de películas de baile moderno, callejero, cuyo mayor exponente es quizá Step Up. Pero aquí hay poco trabajo de guión, todo discurre por lugares comunes y los caracteres están apenas esbozados (algunos, como el de la coreógrafa son alucinantemente superficiales), mientras que los diálogos y charlas de superación suenan a mil veces vistas y oídas. Se salva, es cierto, el trabajo del “perdido” Josh Holloway, que hace un uso correcto de su carisma. Y, por supuesto, para los amantes del ritmo y las piruetas imposibles se tratará de un ejercicio visual muy entretenido.

4/10
Deception

2012 | Deception | Serie TV

Dos familias y una boda

2011 | Jumping the Broom

Sabrina Watson (Paula Patton, Precious) y Jason Taylor (Laz Alonso, Fast Furious) están hechos el uno para el otro. Pero desgraciadamente, sus respectivas familias forman una combinación desastrosa. La Sra. Watson (Angela Bassett, Green Lantern) representa a la flor y nata de la sociedad tal como la refleja su mansión de la zona exclusiva de Martha's Vineyard. En cambio, la madre de Jason (Loretta Devine, Death at a Funeral) nacida y criada en Brooklyn, parece totalmente fuera de lugar. Cuando las dos familias se reúnen para la boda de Jason y Sabrina, queda claro que cada una tiene sus propias costumbres... y sus secretos.

Ex convictos

2011 | Breakout Kings | Serie TV

Para poder cazar a convictos fugados, Duchamp y Zancanelli buscan entre los reclusos a aquellos que tienen más historial de intentos de fuga y pueden ser mejores a la hora de ayudarles a rastrear la pista de otros convictos que han huido de prisión. El grupo seleccionado, a cambio de sus servicios, será trasladado a una prisión de “mínima” seguridad y todos verán sus sentencias reducidas un mes por cada preso que consigan capturar y devolver a la cárcel. Sin embargo, si alguno de ellos intenta aprovecharse de la situación para escapar, volverá a la cárcel original y su sentencia se duplicará en tiempo.

Perros de paja (Straw Dogs)

2011 | Straw Dogs

Revisión de la novela "The Siege of Trencher's Farm", de Gordon Williams, que ya dio lugar a una de las películas más conocidas y duras de Sam Peckinpah. Toma el testigo como realizador Rod Lurie, responsable de La última fortaleza y Candidata al poder. El principal cambio con respecto al film precedente es el escenario donde transcurre la acción, ya que se sustituye Gran Bretaña por el sur estadounidense, con sus jugadores de fútbol americano, entrenadores, música country, etc. El protagonista pasa de ser astrofísico a guionista de cine, aunque sigue llamándose David Sumner. Se mantiene en líneas generales el mismo esquema, pues Sumner se traslada con su mujer, Amy, actriz que ha aparecido en una conocida serie televisiva, al pueblo natal de ésta tras la muerte de su padre. Los Sumner pretenden quedarse allí una temporada mientras arreglan la casa familiar, tarea para la que han contratado a Charlie, un ex novio de Amy, al frente de un pequeño equipo. Pero el reservado guionista, necesitado de soledad para trabajar en un guión sobre una película acerca de la batalla de Stalingrado, no acaba de encajar con unos vecinos que piensan que les mira por encima del hombro. Además, Charlie sigue sintiéndose atraído por Amy... Todo esto, más la desaparición de la hija del entrenador, desencadenará la tragedia... Peckinpah era más hábil para utilizar el fuera de campo de cara a contar cómo la tensión iba en aumento, hasta que explotaba la violencia. De esa forma, su relato se hacía más fluido y creíble. También se apoyaba bastante el film en la elaborada construcción del personaje central que realizaba Dustin Hoffman, genial como intelectual poco agraciado físicamente que parece sentirte acomplejado por su carácter débil e impotente para proteger lo suyo. Aunque James Marsden hace lo que puede, obviamente no es lo mismo. En la nueva cinta quedan numerosos cabos sueltos. De repente, los carpinteros resulta que han ahorcado brutalmente al gato. ¿Son trabajadores o una panda de psicópatas? No se entiende por qué los protagonistas ante la marcada hostilidad que sufren en el lugar siguen permaneciendo allí. Y luego, de repente, una trama secundaria desencadena un auténtico baño de sangre por pura casualidad, y el personaje de Marsden pasa de ser un inútil que no sabe ni ponerle el seguro a la escopeta, a comportarse como un Terminator. Por lo demás, Kate Bosworth (Superman Returns) sin ser Susan George realiza un trabajo aceptable, el joven Alexander Skarsgård da el tipo, y la factura técnica es correcta.

4/10
Jugada perfecta

2010 | Just Wright

Leslie, una magnífica fisioterapeuta, se ha convertido en la mejor amiga de la estrella de baloncesto de la NBA Scott, a quien está ayudando a recuperarse de una lesión. Pero a medida que continúa el trato entre ambos, ella se enamora perdidamente de su paciente. Película con telón de fondo deportivo y desarrollo sentimental más que previsible, no la salva la espontaneidad de su protagonista Queen Latifah, ni los esfuerzos del rapero Common.

3/10
Fast & Furious. Aún más rápido

2009 | Fast & Furious

La carrera de Vin Diesel pegó un gran acelerón con A todo gas, de 2001, un insustancial pero aparatoso espectáculo de acción, que apasionó sobre todo a los espectadores jóvenes. Con la vista puesta en otros proyectos que pudieran darle proyección en otros sectores del público, Diesel rechazó rodar la secuela, A todo gas 2, y se limitó a hacer un cameo en A todo gas. Tokyo Race, la tercera parte. En su lugar, decidió decantarse por títulos como Un canguro superduro, Declaradme culpable y Babylon, que no tuvieron la repercusión esperada, por lo que en la práctica han supuesto un frenazo para las aspiraciones de Diesel. Necesitado de público, el neoyorquino se ha apresurado a volver a subirse en marcha a la saga automovilística, en una cuarta parte que le reúne con el resto del tándem original: Paul Walker, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster. De nuevo, Diesel vuelve a meterse en la piel del ex convicto Dominic Toretto, que comete espectaculares robos, y se refugia de la policía en una cabaña junto a la playa, en Santo Domingo. Pero un día recibe la noticia de que Letty, su novia, ha sido violentamente asesinada en Los Ángeles. Decide volver allí –a pesar de que corre el riesgo de ser inmediatamente detenido–, y rápidamente averigua que los culpables son los hombres de un narcotraficante que pasa drogas a Estados Unidos a través de la frontera con México. Persigue también al mismo narcotraficante el agente Brian O’Conner, que en el pasado dejó escapar a Toretto. Repite como director el taiwanés Justin Lin, responsable de la entrega anterior, preocupado sobre todo por lograr un ritmo frenético y que la película vaya ‘a todo gas’. Se luce en un par de espectaculares secuencias automovilísticas, como el robo del principio y una angustiosa persecución final en unos túneles, muy influida por los videojuegos de acción. Por lo demás, los actores cumplen, a pesar de que sus personajes están desdibujados, y el film ofrece lo que se esperan sus potenciales espectadores, los apasionados de los coches de lujo ‘tuneados’. Uno de los momentos supuestamente más dramáticos y emotivos, cuando Toretto acude a visitar la tumba de su novia Letty, resulta involuntariamente hilarante para los espectadores españoles, por el nombre completo de la fallecida, que aparece en la lápida. Posiblemente para el guionista no hace alusión a ningún personaje público que él conozca.

4/10
Avatar: Edición especial

2009 | Avatar

Edición especial de la película más taquillera de todos los tiempos. La "nueva" película incluye 8 minutos más de metraje. Un gancho muy típico para seguir recolectando dinero. Quien quiera ver qué ocurre en esos casi 10 minutos, tendrá que acudir al cine para volver a disfrutar de Avatar en 3D. Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la natureleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Avatar

2009 | Avatar

Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la naturaleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Miracle at St. Anna

2008 | Miracle at St. Anna

Stomp the Yard: Ritmo salvaje

2007 | Stomp the Yard

Simplicísima película sobre la vida de DJ, un joven algo conflictivo que, tras la muerte trágica de su hermano, se ve obligado a abandonar Los Angeles y entrar en la universidad de Atlanta de la mano de sus tíos. Allí caerá en la cuenta de la importancia que tienen las diversas "fraternidades", sociedades que históricamente se enfrentan entre sí por medio de un extraño baile: el stepping. DJ se fijará en la guapa April, a la sazón novia de uno de los líderes del step. Decidido a conseguirla ingresará en una de las fraternidades con el objetivo de ganar el campeonato mundial de step. El guión es muy poquita cosa, tan poco elaborado que resulta de una ingenuidad asombrosa, aunque es bien intencionado y contiene ideas positivas de fondo. Pero, a la postre, lo único interesante del film es el descubrimiento del step, un baile frenético practicado por la comunidad afroamericana de Estados Unidos, que consiste en hacer movimientos muy rápidos, rítmicos y acompasados, y producir sonidos golpeándose las diferentes partes del cuerpo. Y también resulta curioso que sea utilizado como arma personal, como herramienta de batalla, en lugar de los puños o las pistolas. El realizador Sylvain White parece estar únicamente al servicio de los números de baile, que dirige con estilo visual próximo al videoclip.

3/10
Vaya Navidades

2007 | This Christmas

Los Whitfield son una familia afroamericana de clase media, que se dispone a reunirse por Navidad, tras cuatro años de separación, con motivo de tan señaladas fechas. Todos acuden en tropel a Los Ángeles, a casa de Ma’dere, la matriarca, que vive con un nuevo novio. Los asistentes han traído consigo los más complejos problemas, que rápidamente salen a relucir. Tragicomedia navideña protagonizada por Delroy Lindo (El núcleo) y otros actores afroamericanos. Estamos ante una historia sencilla, de reencuentro familiar que trata problemas de gran actualidad, adecuada para las fechas navideñas que se acercan.

4/10
Captivity

2006 | Captivity

Como es bien sabido, el británico Roland Joffé dirigió dos de las grandes películas de los 80, Los gritos del silencio y La misión, ambas producidas por su compatriota David Puttnam. No les ha acompañado la suerte en su carrera por separado. Mientras que Puttnam lleva años retirado de las pantallas, Joffé ha sido relegado a subproductos indignos de su talento, situación que desgraciadamente se repite en la industria, cuando un realizador solvente tiene la mala suerte de conocer el fracaso. El cineasta ha ido de mal en peor con títulos como Creadores de sombra, La ciudad de la alegría, La letra escarlata y Vatel. Finalmente, toca fondo con esta insólita coproducción ruso-estadounidense. Jennifer, una famosa modelo de pasarela, se despierta en una habitación oscura, sin ningún recuerdo de cómo ha llegado allí. Descubre un aparato televisivo, donde se proyectan imágenes que la muestran a ella, siendo raptada por un desconocido e introducida en una furgoneta. No muy lejos de allí, los detectives Bettiger y Disantos investigan su desaparición, pero apenas tienen pistas de lo ocurrido. El punto de partida, sin ser original, podría haber dado lugar a un thriller convencional y tópico, pero efectivo, a medio camino entre El silencio de los corderos y la reciente Saw. Por desgracia, el reparto es muy irregular. Se defiende la atractiva Elisa Cuthbert, que se está encasillando tras saltar a la fama con la serie 24, siempre secuestrada por terroristas, ansiosos de presionar a su padre. Pero está secundada por actores de tercera regional, como la pareja de policías, dos tipos que en todo momento parecen a punto de echarse a reír. Lo peor es que a Joffé le han dado un guión poco verosímil, con más agujeros que un queso de gruyere, coescrito por Larry Cohen, autor del libreto de Cellular. Son tan graves los defectos, que resultaría difícil ocultarlos con secuencias de suspense, como algún realizador ha logrado en el pasado. Joffé parece poco motivado, de manera que la película va acumulando despropósitos hasta perder el tono de thriller, por falta de coherencia o por tirar de recursos fáciles. Por ejemplo, la protagonista descubre quién es el secuestrador porque ha dejado a su alcance un álbum de fotos donde aparece con sus víctimas. Un cristal al parecer tintado de negro, permite entablar una conversación, rayando letras en la pintura, lo que curiosamente se puede hacer por los dos lados. Se lleva la palma el momento en que los dos policías ven un partido en casa del supuesto culpable, y al cambiar de canal durante la publicidad descubren el circuito cerrado de televisión por el que éste vigila a la secuestrada.

2/10
El día de los muertos (2005)

2005 | All Souls Day

Una joven pareja sufre un accidente de automóvil cerca de una pequeña ciudad mexicana. Hallazgos como el de una mujer torturada, y la necesidad de pernoctar, justo en la noche de los difuntos, no resultan muy agradables. Y menos agradable es que los muertos vuelvan a la vida, en plan ‘zombi’. Peli de miedo, con algunos momentos que invitan a la risa… sin querer. En el reparto se puede reconocer fugazmente a Ellie Cornell, que ya sabe un rato de las cosas que ocurren en noches como la descrita, pues intervino en Halloween 4 y Halloween 5.

3/10
Actos desesperados

2000 | Disappearing Acts

Oh, la fuerza del amor es irresistible y tal. Sino, que se lo digan a Franklin, empleado de la construcción, que está algo desengañado de las mujeres y no quiere enamorarse de ninguna de las maneras. Pero cuando se cruza en su camino Zora, una loca de la música, la pasión se dispara. Adaptación de una novela de la escritora afroamericana Terry McMillan, de quien también se han llevado al cine Esperando un respiro y Cómo Stela recuperó la marcha. En el reparto destaca Wesley Snipes, que por una vez deja de repartir patadas a diestro y siniestro para hacer un papel de corte dramático.

3/10

Últimos tráilers y vídeos