IMG-LOGO

Biografía

Leora Dana

Leora Dana

60 años ()

Leora Dana

Nació el 01 de Abril de 1923 en Nueva York, EE.UU.
Falleció el 13 de Diciembre de 1983 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
El pozo del infierno

1983 | Amityville 3-D

Un matrimonio se muda con sus hijos a una misteriosa casa. Nada más llegar su hija muere en un accidente, después de lo cual su madre comienza a ver el fantasma de su pequeña atrapado en la casa. Al igual que sucede en Poltergeist, en esta cinta también se recurre a un experto en temas paranormales para que ayude a la familia. Pero esta película no es comparable a Poltergeist, donde una niña y su casa también eran las protagonistas de la historia. Da la sensación de que El pozo del infierno, nacida un año después que la que dirigió Tobe Hooper, responde al éxito que ésta cosechó.

3/10
Después del amor

1982 | Shoot the Moon

Intenso drama dirigido con buena mano por Alan Parker (El expreso de medianoche), que profundiza en la honda desolación que provoca el divorcio. Tras 15 años de matrimonio, la pareja formada por George y Faith se separa, dejándoles a ellos y a sus cuatro hijos en una situación devastadora. Los dos intentarán seguir con sus vidas por su lado, pero el dolor y los celos lo harán muy difícil. Gran guión de Bo Goldman, y estupendas actuaciones de Albert Finney (Dos en la carretera) y Diane Keaton (Rojos), por las que ambos fueron nominados a los Globos de Oro.

6/10
Dos hombres contra el Oeste

1971 | Wild Rovers

Uno de los westerns más nostálgicos, bellos y atípicos de la historia del cine, seguramente porque su director y guionista no era un especialista en el género y ofreció una visión diferente de ese mundo. Cuenta la amistad entre el veterano Ross Bodine (William Holden) y el impulsivo joven Frank Post (Ryan O'Neal), que son contratados para conducir una partida de ganado. Viendo sus pocas perspectivas de futuro, deciden atracar un banco. Pronto se verán perseguidos sin descanso por los hombres del ranchero Buckman (Karl Malden). Filmada en las localizaciones naturales de las montañas de Utah, el metraje del film fue aligerado en 25 minutos. La crítica no fue nada magnánima con la cinta –criticando su acercamiento al cine violento de Peckinpah–, pero hoy en día es una obra a reivindicar.

7/10
Tora! Tora! Tora!

1970 | Tora! Tora! Tora!

Recreación histórica de los prolegómenos y los tejemanejes diplomáticos y militares que dieron como resultado el histórico ataque japonés a Pearl Harbor la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. El film se compone de dos historias paralelas, según se trate de la perspectiva japonesa o la norteamericana. La parte yanqui fue rodada por el director Richard Fleischer, mientras que la nipona corrió a cargo de dos pesos pesados del cine del imperio del sol naciente. Pesa excesivamente en la película la cantidad de personajes, correspondientes a altos mandos del ejército, cuya importancia o situación en el organigrama militar queda algo difusa en ambos bandos. Y tampoco le hace mucho favor a la fluidez de la historia que se detenga demasiado en cuestiones, digamos, de despacho, llamadas telefónicas, entrevistas diplomáticas, cartas, etc. Pero hay que reconocer que cuando llega el día fatídico la película crece en intensidad y su resultado es excelente. Resulta escalofriante y bella la escena aérea que recoge los escuadrones japoneses volando hacia Pearl Harbor al amanecer. En general, todo el ataque está bastante logrado. Por otra parte, el film deja bien claro que el éxito de aquella empresa se debió a una serie imperdonable de negligencias y frivolidades por parte del ejército norteamericano. En cuanto al reparto, destacan E.G. Marshall y Martin Balsam por un lado, y un muy convincente So Yamamura, por otro. De todas formas, da la sensación de que muchos actores han sido infrautilizados, sobre todo el gran Joseph Cotten, quien apenas pronuncia tres frases. Para la posteridad quedan esas históricas palabras que dijo el vicealmirante Isoroku Yamamoto tras ser informado el éxito de la misión por él comandada: "Temo que todo lo que hemos hecho ha sido despertar a un gigante dormido y obligarlo a tomar una terrible resolución".

6/10
Cambio de hábito

1969 | Change of Habit

Amable película donde Elvis Presley compone a un médico que trabaja en una barriada popular, y que recibe ayuda de tres monjas enfermeras, que ocultan su condición de religiosas no llevando el hábito, para poder hacer su trabajo sin sufrir determinados prejuicios.

5/10
El estrangulador de Boston

1968 | The Boston Strangler

Recreación de los trágicos sucesos reales que tuvieron lugar en la ciudad de Boston entre 1962 y 1964. Trece mujeres fueron horriblemente estranguladas por Robert de Salva. Cuando la policía consiguió detenerle, se descubrió que era un fontanero felizmente casado que llevaba una vida aparentemente normal. Era conocido con el macabro nombre de El Patito, debido a que sólo tenía tres dedos en una mano. El filme sigue la aparición de los primeros cadáveres y como varios policías expertos llevaron a cabo la investigación. En un principio cuentan con pocas pistas, pero este hecho no les desanima. Un gran elenco de primeras figuras protagonizan este terrible relato de Richard Fleischer (Veinte mil leguas de viaje submarino). Tony Curtis (Con faldas y a lo loco) y Henry Fonda (Las uvas de la ira) eran dos nombres míticos, y demostraron con este trabajo que se encontraban en plena forma y aún darían mucho de qué hablar en el futuro. Junto a ellos, un secundario de lujo, el reputado George Kennedy. Ambos reconstruyen de forma realista los métodos de investigación que utilizó la policía para dar con el terrible asesino. Los asesinos en serie han protagonizado infinidad de películas, debido al terror que causan en el público, puesto que saben que se trata de una amenaza real. Cuando un filme recrea sucesos históricos, como en este caso, produce más pánico aún.

7/10
El grupo

1966 | The Group

Los avatares de ocho mujeres de posición acomodada, compañeras de universidad, desde que se gradúan a mediados de los años 30, hasta los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial. Una de ellas, a través de cartas mecanografiadas, da noticias de las otras a todas, manteniendo la unión, también fomentada en diversos encuentros. Sidney Lumet pinta los altibajos sentimentales de estas féminas a partir de la novela de Mary McMarthy, bien apoyado en el apañado reparto. La idea es dibujar una época en que se apunta a la emancipación femenina. De modo que junto a los matrimonios de algunas de las protagonistas, con sus crisis conyugales y la vivencia de la maternidad, somos testigos de su acceso a la vida profesional -en el mundo editorial, en un hospital, en unos grandes almacenes...-, o cómo una puede mirar con cierto aire de superioridad a un hombre que se escuda en el psicoanálisis para no dar estabilidad a su relación; también en un caso se apunta a una relación lésbica. Hay cohesión en el conjunto, aunque el mundo de estas mujeres aparece limitado e infeliz. Ellas se pliegan a convenciones y rutinas, a la vez que se liberan de unas, caen en otras. Este tono gris acaba contagiando la narración, que no emociona salvo en contadas ocasiones.

5/10
Nido de águilas

1963 | A Gathering of Eagles

Romance en mitad de la guerra fría. El coronel norteamericano Jim Caldwell, al frente del Comando Estratégico del Aire, debe hacer frente tanto a sus ocupaciones en el ejército como a su recién estrenada vida conyugal con una civil británica, que no sabe mucho de la vida militar. Aunque las escenas aéreas están rodadas con cierta destreza, la historia no deja de ser sencilla y algo aséptica. Junto a Rock Hudson protagoniza la historia la atractiva actriz sudafricana Mary Peach, de irregular carrera artística –más centrada en la televisión– y cuya última aparición en pantalla fue a los 60 años en La Isla de las Cabezas Cortadas (1995).A destacar la banda sonora de Jerry Goldsmith, en uno de sus primeros trabajos. Robert L. Bratton fue candidato al Oscar por los mejores efectos de sonido.

4/10
Cenizas bajo el sol

1958 | Kings Go Forth

Segunda Guerra Mundial. El ejército americano lleva a cabo la liberación de Francia. El teniente Sam Loggins, de humilde condición, pasa unos días disfrutando de la belleza de la Riviera. Allí conoce a Monique una dulce joven de madre americana, de la que enseguida se enamora. Está dispuesto a pasar por encima de prejuicios raciales, pues se entera de que su padre era negro, algo que en ella no se nota. Pero cuando le presenta a uno de sus hombres, el 'guaperas' cabo Britt Harris, Monique cae rendida a sus pies, le cautiva con su aspecto, su formación universitaria, su conocimiento del mundo. Sam está dispuesto a dejar el campo libre a Britt, pensando siempre en la felicidad de su amada. Pero puede que se equivoque.Adaptación de una novela de Joe David Brown, Delmer Daves evita que se convierta en una película convencional de escenas bélicas y amores desgarrados en triángulo. Tiene la suerte de contar con un gran reparto, donde brillan Frank Sinatra como el hombre de buen corazón, siempre sacrificado, y Tony Curtis como el galán caradura e incorregible; por supuesto, Natalie Wood está radiante como francoamericana. Es buena la fotografía en blanco y negro, pero resulta un recurso facilón y reiterativo el uso de la voz en off de Loggins.

6/10
Como un torrente

1958 | Some Came Running

Dave (Frank Sinatra) es un escritor de poca monta y veterano del ejército que vuelve al hogar tras mucho tiempo de ausencia. Regresa en compañía de la prostituta Ginnie (Shirley MacLaine) y en su pueblo natal debe enfrentarse de nuevo a todo aquello que dejó atrás. También tendrá oportunidad de conocer a Gwen, una educada profesora, y a Bama (Dean Martin), un jugador borrachín. Está considerado uno de los mejores films de Vincente Minnelli (Un americano en París), y cuenta con un plantel de actores de lo mejorcito de la época: Frank Sinatra convence en su papel de escritor sin éxito, junto a la siempre adorable Shirley MacLaine en un papel perfecto para ella. Completa el triángulo un Dean Martin en el rol de perdedor alcohólico. Tres personajes que se complementan y que juntos aprenden a plantar cara a un pasado que no pueden corregir, pero que observan un futuro que pueden mejorar. MacLaine fue nominada al Oscar a la mejor actriz en una ceremonia que competía contra Susan Hayward, Deborah Kerr, Elizabeth Taylor y Rosalind Russell, ni más ni menos. La estatuilla recayó finalmente en Hayward, por Quiero vivir.

7/10
El tren de las 3:10 (1957)

1957 | 3:10 to Yuma

Glenn Ford interpreta a Ben Wade, un astuto forajido que es perseguido por la ley. No sin esfuerzo, los agentes federales consiguen dar caza y reducir a Wade. Lo envían directamente a la prisión de Yuma, donde debe celebrarse su juicio. Sin tiempo que perder, su pandilla de fieles secuaces ya está preparando el rescate. Las cosas discurren demasiado tranquilas y las autoridades sospechan que Wade y su banda traman algo. Todos le temen, y nadie se atreve a conducir a Wade hasta la ciudad. Por este motivo, las autoridades se ven obligadas a ofrecer una recompensa a quien traiga a Wade a Yuma sano y salvo. Así aparece el decidido granjero Dan Evans, interpretado por Van Heflin, al que le hace falta el dinero para salvar su terreno. Evans hará lo que sea por cumplir su tarea. Un entretenido western que tiene un planteamiento original. Dirigido con eficacia por uno de los renovadores del género en los años 50, Delmer Daves. Artífice de Flecha rota (1950), el primer western de la historia del cine donde los indios no son los malos, sino seres humanos que luchan por conservar su territorio. El tren de las 3:10 cuenta con el estilo personal de Daves, que da mucha importancia al interior de los personajes y añade cierto lirismo a los áridos paisajes del oeste norteamericano.

7/10

Últimos tráilers y vídeos