IMG-LOGO

Biografía

Matthew Lillard

Matthew Lillard

50 años

Matthew Lillard

Nació el 24 de Enero de 1970 en Lansing, Michigan, EE.UU.
Filmografía
Twin Peaks (3ª temporada)

2017 | Twin Peaks | Serie TV

Al final de la segunda temporada de Twin Peaks, serie que revolucionó la televisión, el espírituestrenaida real ese tiempo televaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo.revolucionaron la telev de Laura Palmer le decía al agente Cooper “nos veremos dentro de 25 años”. Transcurrido en la vida real ese tiempo se estrena la tercera, que tiene de nuevo al frente a sus creadores, Mark Frost y David Lynch. Ambos escriben los guiones, mientras que el segundo dirige los 18 capítulos, tras más de una década retirado de la ficción dramática, porque después de Inland Empire, de 2006, se ha dedicado en exclusiva a los documentales. Han recuperado a la mayoría de actores originales, y a parte del equipo técnico, por ejemplo al compositor Angelo Badalamenti. La onírica trama de la nueva entrega se despliega en tres escenarios distintos. En Nueva York, un muchacho ha sido reclutado por un millonario para vigilar en todo momento una inquietante caja de cristal, de gran tamaño, donde se espera que algo aparezca. El agente Cooper ha sido dado por desaparecido, aunque en realidad permanece atrapado en la Logia Negra, escenario de sus alucinaciones del pasado, donde conversa con peculiares personajes, como el gigante, el hombre manco y la propia Palmer. Mientras su doppelganger –el doble malvado al que llaman Mr. C– se pasea por el mundo real con aspecto amenazador, reclutando a dos compinches en Dakota del Sur. Allí, la policía detiene a Bill Hastings, director de un instituto, por el asesinato de Ruth Davenport, una mujer que ha aparecido decapitada, y aunque no recuerda haber sido el culpable, sí que soñó con la escena del crimen. Por último, en la localidad de Twin Peaks, el jefe de policía Hawk recibe una llamada de la mujer del leño. Le comunica un enigmático mensaje del madero en cuestión, que le aconseja buscar algo escondido, relacionado con Cooper. La madre de Laura Palmer ha sucumbido al alcoholismo. Jacoby pone en pie una misteriosa construcción en el bosque. En 1990, los primeros episodios cautivaron al público a nivel masivo porque aparentemente mantenían el realismo, pese a sus elementos fantásticos. La serie acabó retirándose de la programación porque sólo una minoría continuaba enganchada, en parte por la bajada de calidad, pero también porque sus tramas se volvieron cada vez más delirantes, únicamente asequibles a los apasionados del director de Terciopelo azul. Para el ‘revival’ se podría esperar que Lynch y Frost buscaran de nuevo llegar al máximo número de espectadores, y sin embargo, han tomado el camino contrario, cerrando filas. El nuevo material sólo convencerá a los ya apasionados, o a una nueva generación de seriéfilos de mentalidad muy abierta. Su trama resulta críptica y hasta difícil de describir incluso para quienes tengan fresco lo ocurrido hasta ahora, por lo que resulta impensable que capte a neófitos. A veces se tiene la sensación de que se contemplan secuencias aisladas, con la única función de inquietar al espectador, pero que no aportan gran cosa a nivel narrativo. Se diría que el ya maduro David Lynch se homenajea a sí mismo, como si hubiera rodado su testamento audiovisual. Esto incluye imágenes que parecen sacadas de su etapa como director de videocreación, de enorme potencia, gracias también a una estudiada utilización de los sonidos o los silencios. En el amplio reparto destaca de nuevo Kyle MacLachlan, su actor fetiche, en un papel doble, y algún recién llegado como Matthew Lillard, el desorientado acusado del crimen. Por lo demás nadie desentona, cada actor consigue que su personaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo. Si el Twin Peaks de antaño no se parecía a ningún otro producto televisivo, la nueva tanda de capítulos logra la misma hazaña. Poco tiene que ver con ninguna de las numerosas series que triunfan en la actualidad.

6/10
Bosch (2ª temporada)

2016 | Bosch | Serie TV

Segunda temporada de la serie televisiva basada en el personaje novelesco de Michael Connelly, el agudo y temperamental detective de la policía de Los Ángeles Harry Bosch. Tras la resolución de su último caso y una suspensión temporal por agredir a un compañero, Harry se reincorpora al tajo. Le toca investigar la muerte violenta de un director de películas pornográficas, caso que colisiona con otro federal de mayor envergadura, que tiene todos los visos de estar relacionado con el terrorismo. El se centrará en su caso de asesinato, lo que le lleva a Las Vegas y le pone en una situación desagradable, cuando descubre un vínculo entre el asesinado y su propia ex mujer, Eleanor Wish, que vive con su hija adolescente Maddie y su nuevo marido en esa ciudad, trabajando en el mundo de los casinos. Como telón de fondo se encuentra la campaña para elegir al nuevo alcalde de Los Ángeles, que busca el apoyo el director adjunto de la policía, Irvin Irving, Por otro lado, su hijo policía intenta labrarse una carrera propia tratando de infiltrarse en una red chanchullera dentro del propio cuerpo policia. De nuevo al estilo de The Wire nos sumergimos en el mundo de las investigaciones policías, a menudo sórdido, con comportamientos nada ejemplares, por supuesto entre la delincuencia, pero también al chocar intereses entre unos y otros policías. Titus Welliver sigue demostrando que ha interiorizado bien su personaje de detective duro, que trata de mantener vivos los vínculos con su familia, sobre todo con su hija. Y resultan creíbles los pasos que da, con su compañero del alma Jerry Edgar, y bajo las órdenes de la teniente Grace Billets, con la que se entiende bien. Los personajes y sus conflictos son perfectos para introducir un poco de humanidad ante crímenes y explotaciones de las personas degradantes, con palizas frecuentes y clubes de alterne donde las mujeres son simple objeto. Por otro lado, el showrunner Eric Ellis Overmyer sabe trenzar bien los distintos hilos narrativos y ramificaciones del caso, que capítulo a capítulo logran crecer en interés hasta su desenlace. Un puñado de competentes directores y un reparto bien escogido, y que lo hacen bien, redondean el buen resultado final.

7/10
The Bridge (2ª temporada)

2014 | The Bridge | Serie TV

The Bridge

2013 | The Bridge | Serie TV

El cadáver de una mujer aparece partido por la mitad en el puente fronterizo de El Paso, que separa Estados Unidos de México. Mejor dicho, aparecen dos mitades, superior e inferior, de los cadáveres de dos mujeres, macabramente presentadas, con las que el asesino intenta enviar un mensaje, pues una corresponde a una jueza americana partidaria de la mano dura contra la inmigración, la otra a una de las muchas chicas mexicanas que suelen desaparecer en Juárez. Dos policías muy distintos deberán colaborar en la resolución del caso, que apunta a un siniestro serial killer: por parte de Estados Unidos la inspectora Sonia North, soltera, inteligente y capaz, pero bastante asocial, no es precisamente una relaciones públicas profesional; por parte de México el inspector Marcos Ruiz, tipo algo cachazudo y con bastante sentido común, aunque de vida familiar ajetreada, pues impenitente mujeriego, tiene tres hijos y ha pasado por dos matrimonios. Adaptación americana de Bron, una exitosa serie escandinava, está claro que de los países nórdicos europeos está surgiendo una literatura y un cine que aprovecha sórdidos asesinatos e investigaciones sociales para poner en solfa con inteligencia las supuestamente avanzadas sociedades del bienestar, y el modelo es trasladable a otros países occidentales. Lo hemos visto en los casos de Wallander, Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres y The Killing, y lo volvemos ahora a constatar con The Bridge, que tiene la feliz idea de situar la trama original en la frontera de EE.UU. y México -sin duda una geografía de más contrastes que la que ofrecen Suecia y Dinamarca-, siguiendo la tradición de historias fronterizas de tanta raigambre en América, y poniendo sobre el tapete temas de tanta actualidad como la inmigración ilegal, los cárteles, la corrupción policial, la explotación de mujeres, la alta criminalidad, etc. El episodio piloto lo dirige con buen tino el mexicano Gerardo Naranjo, está claro que el responsable de Miss Bala es garantía de cierto realismo a la hora de esquivar tópicos sobre su país. De modo que en una hora se sientan las bases de una trama intrigante -presentación de los policías en el puente, el tipo que retiene a una mexicana, el tipo que muere de un infarto y su desengañada viuda, el coche bomba...-, y existe muy buena química a la hora de juntar caracteres policiales contrapuestos, encarnados por dos estupendos actores, la alemana Diane Kruger y el mexicano Demián Bichir. La pena es que una trama prometedora por combinar cuestiones de hondo calado como el drama de la inmigración con las convenciones del thriller y los dramas personales decae un poco cuando los responsables de la serie optan por seguir un camino muy trillado, el de la motivación de la venganza. De todos modos está por encima de la media, y el reparto es excelente.

5/10
Regreso a la isla de Nim

2013 | Return to Nim's Island

Edmund desea regresar a la maravillosa Isla de Nim y para conseguirlo se embarcara en un viaje con un grupo de desconocidos marineros. Por otro lado, Nim y su padre están en serios apuros, ya que una empresa desea comprar la isla para convertirla en una atracción y solo podrán salvarla si logran probar que existen tres especies en peligro de extinción viviendo en ella. Pero los problemas no cesan y cuando Edmund logra llegar a la isla se da cuenta de que sus acompañantes únicamente desean capturar a animales para venderlos. Nim y Edmund deberán ayudar a los animales al mismo tiempo que buscan a los tres raros especímenes. Segunda y más discreta parte de la aventura que comenzó con La isla de Nim, con diferentes actores en el reparto. Es una historia familiar sobre amistad y cooperación con el medio ambiente. En este caso, Bindi Irwin, hija del famoso “cazador de cocodrilos” Steve Irwin, desempeña el papel protagonista, en sustitución de Abigail Breslin.

4/10
Golpe de efecto

2012 | Trouble with the Curve

Gus es un veterano ojeador de béisbol, con un talento natural para descubrir buenos jugadores. Pero se hace mayor, empieza a tener problemas con su vista que oculta, y hay quien piensa que debería tomar el camino de la jubilación. Viudo, tiene una única hija, Mickey, brillante abogada a un paso de lograr ser socia de su bufete. Sin embargo no es feliz, pesa en su ánimo la desconexión con su brusco progenitor, no consigue el ansiado acercamiento por mucho que lo intenta. Pasar con él unos días en Carolina del Norte, donde debe ver -es un decir, debido al problema de sus ojos- las posibilidades de un prometedor bateador, podría ser la ocasión de recuperar el tiempo perdido. Cuatro años después de protagonizar y dirigir Gran Torino, Clint Eastwood vuelve al campo de la actuación en Golpe de efecto con un papel a su medida y dos debutantes en sus respectivos campos, el guionista Randy Brown y el director Robert Lorenz, este último con una carrera largamente ligada al cineasta, como ayudante de dirección y productor en la compañía Malpaso. Lo hace con un drama deportivo donde el béisbol es importante, para empezar con el título -en el original “Trouble with the Curve”, o sea, “Problemas con los lanzamientos curvos”-, un juego de palabras que alude a las dificultades en las relaciones con los otros, sobre todo cuando se trata de cuestiones peliagudas, por no saber ponerse en su lugar y a su altura, intentar entenderles, en definitiva, y hacerse entender. En algunos aspectos la trama es políticamente incorrecta para la cultura dominante, pues exalta la veteranía frente a la juventud arrogante, las oportunidades en la tercera edad, o hace bromas con ciertas comidas que bastantes “expertos” considerarían poco saludables. De todos modos, que nadie piense que Golpe de efecto es una película autocomplaciente con la ancianidad, pues muestra cómo manías y rarezas se acentúan, y entre los jóvenes no deja de mostrar algunos muy válidos, como el hijo de la encargada del motel donde se hospedan Gus y Mickey. Pero sobre todo lo que domina en Golpe de efecto es la idea de que en esta vida, por muy modernos y tecnológicos que seamos, hay que saber ver en los demás personas. De modo que está muy bien que se pueda formar un equipo o pensar en un fichaje manejando las facilidades que dan las herramientas informáticas, de cruce de estadísticas, etcétera, pero sin olvidar que un jugador puede estar fallando por algo tan elemental como la añoranza de la familia, tener a los padres muy lejos. Una idea que también asomaba en la muy celebrada Moneyball, que no hay que ver como la otra cara de la moneda, en realidad ambas cintas coinciden en el planteamiento personalista, frente a la prepotencia despiadada que sólo busca eficacia, resultados, trepar. Es verdad que algunos elementos del entramado dramático puede resultar algo forzados, pero el conjunto de Golpe de efecto funciona muy bien gracias a unos personajes perfectamente perfilados, y a un acierto completo en el reparto. Brilla sobremanera Amy Adams como la hija, logra que nos convenzamos de que además de abogada es una experta en béisbol -de tal palo, tal astilla-, entendemos sus inseguridades con los más íntimos -su novio oficial que le mete presión, su padre que nunca quiere hablar de lo que les separa, el joven ojeador que le empieza a gustar...-, que conviven con naturalidad con su enorme desenvoltura en el bufete o en un garito nocturno, mostrándose cortante o desafiante según aconsejan las circunstancias. Y hay química en su relación con un Clint Eastwood que no tiene que esforzarse demasiado para bordarlo, y con el ojeador al que da vida Justin Timberlake, una relación bien trazada casi siempre, con cierta sutileza. Otros secundarios -John Goodman, Matthew Lillard, Robert Patrick...- dan lustre a una cinta rebosante de humanidad, que muestra con optimismo de fondo lo mejor y lo peor de jóvenes y ancianos, tema muy eastwoodiano, muy malpasiano...

6/10
Los descendientes

2011 | The Descendants

Hawai es algo más que un lugar de playas paradisíacas. Las desgracias ocurren como en cualquier otro sitio, y Matt King, abogado inmobiliario demasiado absorto en su trabajo, está sufriendo una de ellas. Padre de dos hijas –la jovencita Alex y la pequeña Scottie–, la esposa y madre, Elizabeth, está en coma irreversible tras un accidente acuático. No hay esperanzas de recuperación, sólo queda desenchufar la respiración asistida, y cuidarla hasta que muera. Si sobrellevar algo así ya es difícil, todavía lo es más cuando Matt se entera por Alex que Elizabeth le engañaba. Debe encajar y gestionar esta dolorosa noticia, con la asunción en serio de su responsabilidad de padre de familia y la culminación de la venta una importante propiedad familiar en una de las islas, de la que él es único depositario, y que le enraiza con la tierra y sus antepasados nativos. Magnífica traslación a la pantalla de la novela homónima de Kaui Hart Hemmings, con guión del director, Alexander Payne, respaldado por el dúo de actores reconvertidos a guionistas que conforman Nat Faxon y Jim Rash. Se trata de una historia profundamente humana, de personajes muy bien perfilados, interpretados por un reparto sensacional donde brilla con luz propia George Clooney, perfecto en su rol de hombre corriente sobrepasado por los acontecimientos, pero también Shailene Woodley como su hija mayor, que aguanta sin titubeos los planos compartidos con la popular estrella. La niña Amara Miller es muy natural, y Nick Krause atrapa la idea de su rol, de atolondrado medio novio de Alex. Hay otros personajes con menos minutos en pantalla, pero con peso específico en la historia, y actores como Robert Forster, Judy Greer y Beau Bridges los bordan. También sale airoso Matthew Lillard en un papel difícil, su existencia y relación con Elizabeth son las que encauzan la tragedia en una dirección determinada. A Alexander Payne (A propósito de Schmidt, Entre copas) parece que le gusta estructurar sus películas en torno a un viaje o desplazamiento que no sólo es físico sino también, y sobre todo, emocional. Y aquí se apoya bien en una selección musical exótica hawaiana, que da el “mood” adecuado a lo que se cuenta. El cineasta arranca su historia con una familia en descomposición, con un futuro no demasiado prometedor, para mostrar cómo de lo que parece y es malo –el accidente, la infidelidad...­– puede surgir algo bueno –de la aceptación de la situación se pasa al conocimiento, la comprensión, el perdón, el amor en suma...– que tal vez ayude a recomponer lo que parecía irremisiblemente perdido. Con un esquema inteligente –etapas en el camino que incluyen la visita a amigos y familiares, y el hurgar en las heridas recién descubiertas–, y una feliz imbricación de la cuestión inmobiliaria –que invita a pensar en la tierra como algo más que una oportunidad de convertirse en millonario–, entrega una película que roza la perfección, donde a los momentos propicios para las lágrimas sabe darles, cuando conviene, algunos desahogos humorísticos muy de agradecer.

8/10
Scooby-Doo! Miedo en el campamento

2010 | Scooby-Doo! Camp Scare

Scooby-Doo y sus amigos están pasando sus vacaciones de verano en un campamento y deciden contar historias por la noche junto al fuego. El problema es que cada vez que cuentan una historia los personajes cobran vida.

American Summer

2009 | American Summer

Un joven limpiapiscinas y su amigo, un jardinero, recalan en una lujosa mansión vacía. Deciden convertirla en un hogar para prostitutas. Aburrida comedia de adolescentes gamberros con muy poco atractivo, a pesar de los esfuerzos del reparto.

3/10
En el nombre del rey

2007 | In the Name of the King: A Dungeon Siege Tale

Granjero, como todo el mundo le conoce, es un humilde campesino que vive de la tierra junto a su mujer Solana y su hijo Zeph. Cuando el ejército de krugs, liderados por el malvado Galian, asesina a parte de su familia y secuestra a su esposa, Granjero decidirá acabar con ellos y luchar al lado del ejército real. Los krugs no son humanos, son bestias que están manipuladas por Galian, un poderoso mago que pretende hacerse con el reino, no sin antes acabar con el estúpido y ambicioso sobrino del rey, y ganarse la confianza de Muriella, hija del mago real Merick. El alemán Uwe Boll (House of the Dead) deja a un lado el género de terror para rodar esta cinta épica, mezcla de aventuras con tintes fantásticos que se basa en el videojuego Dungeon Siege. La historia seduce nada más empezar el metraje, gracias a la acción, prácticamente presente a lo largo de toda la película, y que hará las delicias de los incondicionales. El protagonista Jason Statham (Transporter), da muestras, nuevamente, de que es un actor de acción que no desaprovecha la oportunidad de regalar numeritos acrobáticos, a pesar de que su personaje no es de guerrero, sino el de un simple campesino. Pero con carácter, eso sí. Su rostro no cambia ni cuando le dice ‘te quiero’ a su mujer, encarnada por una bella Claire Forlani (¿Conoces a Joe Black?). Las luchas con espadas y flechas, o cuerpo a cuerpo entre humanos y krugs son lo más llamativo del film, escenas que recuerdan bastante a la saga de El Señor de los Anillos, al igual que la aparición de personajes secundarios que se alían con los buenos, o la introducción de elementos mágico-fantásticos. En cuanto a roles, el villano aparece interpretado por un Ray Liotta (Uno de los nuestros) algo contenido, y para hacer del rey, Boll ha confiado en Burt Reynolds (Los caraduras), que no exprime su personaje tanto como debiera. Destacan en roles secundarios, Ron Perlman (Hellboy), Leelee Sobieski (Juana de Arco), Matthew Lillard (Alguien como tú), en un papel nada agradecido, y John Rhys-Davies, el célebre enano Gimli de la trilogía de J.R.R. Tolkien. Por otro lado, durante la trama hay momentos para mostrar unos personajes movidos por el honor, el orgullo y el amor por la familia y la búsqueda de sus raíces, que representan la parte más emotiva y sirven para dar un respiro entre tanta batalla. No obstante, y a pesar de empezar la película con buen ritmo, éste flojea en cierta manera, hacia la segunda mitad, y precipita en un final algo predecible.

5/10
Los amigos del novio

2006 | The Groomsmen

El padre de la novia, El hijo de la novia, La madre del novio y ahora… Los amigos del novio. El novio es Paulie, periodista que ha superado la treintena, a punto de casarse con Sue, a la que ha dejado embarazada. A pocos días de la boda, Paulie pasa mucho tiempo con sus amigos, y rehace el conjunto musical con el que interpretaban rock años atrás. La pandilla la componen Jimbo, su hermano mayor, que tiene problemas con su novia de toda la vida, por un problema que se resiste a contar; Mike, solterón incapaz de aceptar que su pareja le ha dejado porque sigue obsesionado con sus cromos de béisbol; T.C., acaba de regresar tras haberles abandonado sin despedirse y que resulta ser homosexual; y Dez, el más maduro, casado y satisfecho con sus hijos. Escrita, dirigida y protagonizada por Edward Burns, el film sorprenderá poco a quien haya visto sus trabajos anteriores, como Los hermanos McMullen. El cineasta sigue empeñado en describir personajes corrientes de Queens, a los que cuesta comprometerse; un tema, el de treintañeros en proceso de maduración, recurrente en el cine actual. Pero Burns rueda con un estilo personal, dando prioridad a los diálogos, se rodea de actores de calidad, y su historia es sólida.

6/10
La puntuación perfecta

2004 | The Perfect Score

No sólo en España hay selectividad. Los americanitos también deben pasar una prueba de acceso a la universidad, de cuya puntuación depende que entren en el lugar de su elección. Y un grupo de estudiantes variopintos han tenido tan mala pata en el examen, que les toca presentarse a la repesca. Todos están de acuerdo en lo injusto de la cuestión: hay mucho listillo capaz de arrasar en un test, pero que luego no tiene aptitud ninguna para estudiar arquitectura, derecho o lo que se tercie. Pertrechados de esta excusa para apaciguar su conciencia, deciden entrar clandestinamente en el edificio donde se custodia el examen, para saber las preguntas de antemano. Pero tal idea no es tan fácil de llevar a la práctica. Nueva película de estudiantes de instituto, donde el aire de comedieta se combina con la buscada emoción de los preparativos del robo. Por supuesto cada estudiante es muy distinto, y presenta diferentes razones para acometer el robo: el jugador de basket no muy espabilado, la empollona cuyos padres no le entienden, el freak de la informática algo salido, la chica ‘outsider’… El film cita expresamente El club de los cinco, y en efecto, la deuda con la película de John Hughes, es más que evidente.

5/10
Scooby-Doo 2: Desatado

2004 | Monsters Unleashed

Vuelve la estrambótica pandilla de Misterios S.A., compuesta por el machista Fred, el alocado Shaggy, la inteligente Velma, la coqueta Daphne y Scooby Doo, el perro detective más miedoso del mundo. Ahora, bajo la influencia de la dicharachera reportera Heather Jasper-Howe, tendrán que desenmascarar al villano anónimo que ha sembrado el terror en la ciudad de Coolsville, gracias a una maquina que da vida a una interminable lista de fantasmas… Los personajes de animación creados por los míticos William Hannah y Joseph Barbera repiten aventuras y divertidos efectos especiales en esta nueva entrega con actores reales de la mano de Raja Gosnell, quien ya dirigió la primera parte hace dos años con notable éxito. Ahora vuelve a destacar el estilo visual y el tratamiento digital del personaje de Scooby Doo. Y entre el nuevo reparto hay que hacer mención especial a la actriz Alicia Silverstone.

4/10
Obsesión (2004)

2004 | Wicker Park

Matthew es un ejecutivo, comprometido con su novia, y que está a punto de viajar al extranjero. Pero en la reunión previa a su partida, que tiene lugar en un bar, cree ver a Lisa, una mujer de la cual se enamoró perdidamente dos años atrás, antes de que ella desapareciera sin dejar rastro. Los recuerdos y la duda le reconcomen, por lo que ocultamente decide quedarse en tierra y buscar a Lisa. Pero encontrarla le resulta sumamente complicado: es como si algo se interpusiera entre ellos, lo cual, por otra parte, hace que su la búsqueda se convierta para Matthew en una verdadera obsesión. Singular remake de la película francesa Flash-Back, rodada en 1996, con protagonismo de Vincent Cassel. Aunque se trata de una película romántica, su principio desconcertante, y su intrincada estructura narrativa la convierten en thriller en toda regla. McGuigan (El misterio de Wells) hace alarde de un montaje muy elaborado, para construir finalmente un puzzle cuyas piezas van del presente al pasado, y viceversa, durante todo el metraje. Josh Hartnett está convincente como el preocupado protagonista y, además de la cada vez más en alza Diane Kruger, destaca Rose Byrne, que hizo el papel de Briseida en Troya.

5/10
De perdidos al río

2004 | Withouth a Paddle

Tres amiguetes de la infancia se reúnen tras la muerte del cuarto miembro del grupo. Deciden llevar a cabo el proyecto con el que llevan soñando toda la vida: recuperar un tesoro perdido en los bosques de Oregón. El director de Little Nicky y Mr. Deeds se separa por una vez del actor Adam Sandler, sin renunciar al mismo estilo de humor alocado, en esta revisión de Los Goonies, pero más crecidos. Los protagonistas tienen cierto tirón entre la juventud estadounidense, pues Seth Green era uno de los protagonistas de Buffy, la cazavampiros y a Matthew Lillard se le ha visto en Scream y Scooby Doo.

6/10
Los Teleñecos en Navidad

2002 | It's a Very Merry Muppet Christmas Movie

Dios encarga a un ángel que ayude a la rana Gustavo, deprimio por el cierre del teatro de los Teleñecos. Cuenta con las apariciones de estrellas como David Arquette, Joan Cusack y Whoopi Goldberg y las actuaciones especiales de Matthew Lillard, William H. Macy, entre otras...Una hilarante versión de Qué bello es vivir de Capra.

5/10
Scooby-Doo

2002 | Scooby-Doo

Creado por Hanna y Barbera, Scooby-Doo es uno de los perros más populares de la pequeña pantalla. Ahora, gracias a las modernas técnicas digitales, ha sido posible que este personaje de dibujos animados comparta la pantalla con actores de carne y hueso. De hecho, el perro recreado por ordenador resulta impresionante, lo que ayuda a que el aspecto visual de la película sea exactamente igual al de la serie de animación. Scooby-Doo y sus amigos, que dedican su vida a resolver misterios aparentemente sobrenaturales, se reúnen en un nuevo parque temático en el que inesperadamente aparecen sobrecogedores fantasmas. Acompañan al carismático can jóvenes estrellas como Freddy Prinze Jr. o Sarah Michelle Gellar, y Rowan Atkinson, el mismísimo Mr. Bean.

4/10
Finder's Fee

2001 | Finder's Fee

Tepper se encuentra una cartera en medio de la calle. En su interior contiene un billete de lotería. Tras hacer una llamada, Tepper descubre que ha sido premiado con una enorme cantidad de dinero. Rutinario drama, sobre personajes perdedores que a pesar de su previsible argumento cuenta con actores competentes.

4/10
13 fantasmas

2001 | Thir13en Ghosts

Tras la muerte en extrañas circunstancias del extravagante científico Cyrus Kriticos, su sobrino Arthur, que ha perdido a su mujer en un incendio, hereda su impresionante mansión. Cuando se traslada a vivir allí con sus dos hijos, un parapsicológo le advierte de la presencia de doce fantasmas, atrapados por su tío con objeto de realizar un antiguo ritual. Estos espectros sólo se pueden ver con ayuda de unas gafas. Nueva versión, con modernos efectos especiales, de la película homónima de William Castle, director especializado en serie B que se distinguía por sus inventos para promocionar las películas. Para esta ocasión, inventó unas gafas que permitían ver a los fantasmas. Hace tres años, el productor Joel Silver y el director Robert Zemeckis fundaron una productora llamada Dark Castle. Hasta la fecha, la compañía ha producido House on Haunted Hill, otro 'remake' del mismo director, y el título que nos ocupa, que supone el debut como realizador de Steve Beck, director de efectos especiales de Indiana Jones y la última cruzada. Del reparto destaca F. Murray Abraham.

4/10
Trabajos de amor perdidos

2000 | Love's Labour's Lost

Kenneth Branagh muestra audacia al adaptar esta obra de Shakespeare porque: 1) Es una comedia menor, poco conocida; 2) La ha convertido en un musical que transcurre en el siglo XX, con el peligro de que puristas e historiadores se tiren de los pelos; y 3) Ese musical bebe en los clásicos del género, por lo que puede sonar anticuado para el espectador joven. Pues bien, Branagh juega bien sus bazas: cree en lo que hace y ama el material que tiene entre manos. El film sigue la pista a un grupo formado por el rey de Navarra y tres consejeros, que han jurado solemnemente no tratar con mujeres durante tres años, para dedicarse a fondo al estudio de los asuntos de su país. Esta idea mínima, que conecta con la inmortal Bola de fuego de Howard Hawks, es suficiente para urdir un enredo repleto de frases brillantes, y en el que Branagh logra una especie de milagro: las canciones, todas existentes previamente y muy conocidas, encajan; no desentonan con el texto de la obra original. Tenemos un puñado de buenas interpretaciones en un film sin protagonistas absolutos. Quizá destaca en el conjunto Timothy Spall, en el papel de gracioso español. Los actores no son profesionales de la música y la danza. Pero se aplican a la tarea lo mejor que saben, y no salen mal parados. Quizá porque Branagh no pierde de vista que, lo que más le interesa, es el texto de Shakespeare. Con todas las audacias formales que se quieran, pero siempre al servicio de la historia original.

6/10
Wing Commander

1999 | Wing Commander

Año 2564. La Tierra es gobernada por una Confederación, a punto de entrar en guerra con los Kilrathi, unos terribles y feos extraterrestres. El propósito de estos alienígenas es conquistar nuestro planeta. Un escuadrón de naves, mandadas por tres jóvenes e intrépidos pilotos, deben hacer frente a la invasión. El film, plagado de efectos especiales, conecta en más de un punto con Starship Troopers de Paul Verhoeven.

5/10
Alguien como tú

1998 | She’s All That

Instituto de niños pijos. Final de curso. Dos amigos hacen una apuesta: Zack deberá llevar al baile de graduación a la chica que Dean indique. La escogida es Laney, que tiene fama de ser bastante rarita. Pero tras su aspecto de “patito feo” se esconde, cómo no, una chica de fábula. Las comedias de adolescentes están de moda. Con sus temas habituales: sexualidad precoz, gamberradas de aúpa, sueños románticos… Un guión presentable, algunos momentos divertidos (impagable el “ay, dame un chicle, que me apesta el aliento a coca cola light”), un par de sorpresas... El reparto lo componen una serie de jóvenes más o menos desconocidos, que seguro que darán que hablar.

5/10
Sin límite

1998 | Without Limits

Steve Prefontaine fue un joven corredor que desde muy joven destacó como un gran atleta. En la Universidad de Oregón entrenó con Bill Bowerman, uno de los que fueron fundadores de Nike, y su espíritu y lucha le sirvieron siempre para superarse y ser el mejor. Ganó varios títulos nacionales y se clasificó para los Juegos Olímpicos de Múnich. Biopic del célebre atleta convertido en todo un ídolo de masas, donde se hace un repaso de lo que fue su carrera deportiva hasta su triste final. Robert Towne dirige a Billy Crudup, que se pone muy correctamente en la piel del deportista, y a Donald Sutherland, que fue nominado al Globo de Oro por su papel del entrenador. El film transmite de buen modo el carisma de Prefontaine y su ansia de superación, y tiene momentos de verdadera emotividad. Destacan los rostros de Monica Potter (Patch Adams), Jeremy Sisto (Tormenta blanca) y Billy Burke (Brigada 49), entre otros.

5/10
Dead Man's Curve

1998 | Dead Man's Curve

Dead Man´s Curve

Scream

1996 | Scream

Un peligroso psicópata aterroriza a los adolescentes de una pequeña población norteamericana. Con una inteligencia inusual y un macabro sentido del humor, perpetra una serie de asesinatos en serie sin que la policía pueda hacer nada para evitarlo. Todo el mundo es sospechoso de ser el misterioso asesino enmascarado. Wes Craven dirige este film, auténtico hito en el género de terror, que generó dos secuelas e inspiró al menos a una quincena de films (Sé lo que hicisteis el último verano, Destino final, Leyenda urbana.....) Un brillante grupo de jovenes y guapos actores encabeza el reparto entre los que destacan David Arquette, Neve Campbell (Juegos Salvajes), Courteney Cox y Matthew Lillard. Craven consigue, con el guión de Kevin Williamson, elaborar una renovación del género, dándole un toque que aleja a la película de los films de terror protagonizado por adolescentes de los años ochenta (Viernes 13, Pesadilla en Elm Street), a los que, sin embargo, homenajea.

6/10
Hackers: piratas informáticos

1995 | Hackers

Como a los once años ya era un genio de la informática y causó estragos al entrar en los códigos secretos de las finanzas de Wall Street, a Dave Murphy se le prohibió utilizar de nuevo un ordenador hasta que no cumpliese la mayoría de edad. Al llegar ese día, Dave organiza un equipo de “hackers” para descubrir todos los entresijos del complejo mundo de internet. Pero en sus manejos con las redes se topan con una peligrosa organización que amenaza la paz mundial. Entretenida historia de adolescentes, que supuso el segundo largometraje del británico Iain Softley, quien había dirigido anteriormente Backbeat (1994), un estupendo film sobre Los Beatles. Después del triángulo amoroso Las alas de la paloma (1997), realizó otras discretas películas en Estados Unidos, como K-Pax (2001) y La llave del mal (2005).

5/10
Amor loco

1995 | Mad Love

La vida de Matt (Chris O'Donnell), un joven a punto de entrar en la universidad, sufre un vuelco cuando irrumpe en su vida Casey (Drew Barrymore), una chica algo estrafalaria de la que se enamora perdidamente. Debido a las dificultades que ponen los padres de ella en la relación, y a un diálogo poco fluído con el padre de él, se fugan en una huida hacia adelante, sin rumbo fijo. Matt deberá enfrentarse a un serio dilema, cuando descubra signos evidentes de desequilibrio mental en Casey. A Antonia Bird parece que le gustan las historias con personajes faltos de equilibrio: así lo demostró en Sacerdote, película escándalo por el denigrante dibujo que hace del sacerdocio católico. Precisamente al film que se comenta le falta, como a su personaje femenino, equilibrio. Una típica historia amorosa se convierte en un road-movie que enseguida se estanca, y al que hay que añadir episodios que nada aportan a la trama principal. Así, hasta llegar a un final escasamente convincente. La pareja protagonista se esfuerza en sus papeles, pero el resto, sobre todo los padres, se reducen a personajes algo borrosos, endebles. La directora no evita en alguna ocasión el fácil recurso al erotismo.

4/10
Los asesinatos de mamá

1994 | Serial Mom

Disparatada comedia de humor negro que narra las andanzas de Bervely Sutphin, una, en principio encantadora madre de dos hijos estudiantes y con un marido dentista, pero que tras esta apariencia normal y anodina se oculta una peligrosa psicópata que no duda en acudir al asesinato para resolver la más nimia contrariedad que puede plantearse en la vida diaria. John Waters dirige esta ácida de comedia que le sirve para poner en solfa el modo de vida de la típica familia norteamericana de clase media alta, así como hacernos llegar su especial visión de la vida Excelente reparto encabezado por una ya madura Kathleen Turner (La guerra de los Rose, Tras el corazon verde) y, Sam Waterston (El gran Gatsby).

5/10
Los Ghoulies van a la universidad

1991 | Ghoulies III: Ghoulies Go to College

Fat Kid Rules the World

2012 | Fat Kid Rules the World

Últimos tráilers y vídeos