IMG-LOGO

Biografía

Michael Gladis

Michael Gladis

Michael Gladis

Filmografía
Penny Dreadful: City of Angels

2020 | Penny Dreadful: City of Angels

Spin-off de Penny Dreadful, donde la acción pasa del Londres victoriano a Los Ángeles, en 1938. Al detective Tiago Vega le denigran e incluso insultan los otros policías del departamento por su origen mexicano. Sólo acepta ser su compañero Lewis Michener, que no juzga a nadie por su raza. Ambos investigan quién asesinó a cuatro individuos cuyos cadáveres aparecieron maquillados como la Santa Muerte, deidad del folclore a la que rinde devoción María, madre del propio Vega. Todo indica que John Logan, creador de la serie, ha utilizado la marca de su gran éxito Penny Dreadful por razones de marketing, pues esta heredera no tiene (al menos en los capítulos iniciales) conexiones aparentes con el original, más allá de la presencia del actor Rory Kinnear, pero que aquí ya no interpreta al monstruo de Frankenstein, sino a un doctor nazi, o del elemento sobrenatural que propicia la aparición de la Santa Muerte (Lorenza Izzo) y su hermana Magda, personaje de Natalie Dormer. Pero ni siquiera la narración tiene el mismo tono, allí literario, plagado de referencias a novelas británicas del siglo XIX, con un lenguaje rebuscado, y aquí más directo, que trae a la mente más bien a la novela negra estadounidense, y la fotografía gótica y oscura deja lugar a otra mucho más luminosa. De hecho, se parece más a otras dos series que se han estrenado un poco antes, como Hunters, y La conjura contra América, pues como en aquellas se habla de la presencia del nacionalsocialismo en Estados Unidos, y de cómo el racismo puede extenderse con facilidad entre la población, buscando el paralelismo con la presidencia de Trump. El español Paco Cabezas, que ya había dirigido cuatro capítulos de la predecesora, aquí se ocupa de los dos primeros, marcando el estilo que se seguirá a continuación, con un ritmo dinámico, y luciéndose en secuencias visualmente poderosas como la de la policía desalojando a chicanos para construir una autopista, donde el personaje central, Vega, se debate entre su deber y la fidelidad a su familia. Buen trabajo interpretando a este personaje del poco conocido Daniel Zovatto (Here and Now), aunque no se quedan atrás en demostración de talento el citado Kinnear, en un registro de villano, la veterana Adriana Barraza (María), Nathan Lane (el íntegro Michener) y sobre todo Dormer, pues convierte a su demoníaca Magda, capaz de transformarse, en el más carismático de la ficción.

6/10
Terminator: Génesis

2015 | Terminator: Genisys

Terminada –al menos de momento– su andadura política, tras haber gobernado el estado de California, Arnold Schwarzenegger ha decidido retomar en serio su carrera actoral, y nada mejor para ello que la recuperación de una de sus sagas más exitosas, la del cyborg Terminator. Sobre todo tras la ausencia del actor en la última entrega, Terminator Salvation, que no acabó de dejar un completo buen sabor en la boca de los fans, pese a contar con un protagonista tan solvente como Christian Bale en el papel de John Connor. Alan Taylor –forjado en las series televisivas, ha intervenido activamente en Los Soprano, Sexo en Nueva York y Juego de tronos, y ha demostrado su capacidad de manejar una megaproducción fílmica de superhéroes como Thor: El mundo oscuro– se pone tras la cámara, manejando un guión de Patrick Lussier y Laeta Kalogridis, otro par de recién llegados a las historias postapocalípticas de robots. El resultado es digno, aunque no memorable. En el haber del film hay que poner el cuidado esfuerzo por entregar una historia que se inserta bien en el universo Terminator, alguno dirá que hasta excesivamente, la palabra “refrito” para describirlo es tentadora, aunque otros muchos agradecerán los numerosos guiños a las películas previas y especialmente a las dos primeras firmadas por James Cameron. En el año 2029 los rebeldes capitaneados por John Connor están a punto de vencer a las máquinas de Skynet. Pero antes de tomar el núcleo, logran enviar un Terminator a 1984 con la meta de que Sarah Connor nunca conciba a John. Para desbaratar tal plan y proteger a su madre, el propio John envía a ese año al sargento Kyle Reese, ignorante de que le toca engendrar a su remitente. Pero lejos de encontrar a una damisela en apuros ignorante de su destino, se encuentra con otra línea temporal en la que Sarah sabe ya mucho del peligro de los Terminators, y del papel que le toca jugar en el futuro para evitar el triunfo de las máquinas, y tal vez, el día del juicio del holocausto nuclear. Conviene no desvelar demasiado de lo que sigue en la trama de Terminator: Génesis, pues uno de los placeres del film para el iniciado consiste en detectar las menciones a las anteriores entregas, con indudables nuevas y sorpresivas vueltas de tuerca a lo ya conocido, aunque en alguna ocasión esos planteamientos de guión pueden parecer algo pasados de rosca, un tanto artificiosos; en tales sorpresas se puede hablar de juego de espejos e imágenes invertidas con respecto a los hilos argumentales originales, y si Cameron rizó el rizo con Schwarzenegger en su segundo film, aquí acaba dando la impresión de que el destino que nos creamos con nuestras decisiones personales libres, al que tanto se alude, puede llegar a ser ser algo caprichoso. No faltan los elementos inevitables en todo film Terminator que se precie, o sea, una ilustración inicial del desastre que asola la Tierra, los viajes temporales en cueros, bastante púdicos, y las paradojas y desvíos que resultan de moverse hacia el pasado y el futuro. Todo aderezado con mucha acción y buenos efectos visuales, llevando más lejos ciertos planteamientos de las películas previas. Quizá el guión flojea algo en el dibujo de los personajes. Uno puede perdonar ciertas incoherencias argumentales, como de qué importa que Sarah y Kyle deban impedir con su presencia la puesta en marcha en 2017 del proyecto en la red de redes Génesis, teniendo a un Terminator que podía ocuparse él solito de la cuestión. Pero Emilia Clarke parece una Sarah Connor adolescente poco carismática, y Jai Courtney –que ya se apuntó, de modo no supermemorable, a otra saga con actor que ya peina sus escasas canas, Bruce Willis, en La jungla. Un buen día para morir– compone a un soldado de escaso tirón; mientras que el policía de J.K. Simmons se aproxima peligrosamente a la caricatura; al final es el necesariamente monolítico y rocoso Schwarzenegger el que está mejor, componiendo a su Terminator con corazoncito.

6/10
Sin Salida (Not Safe for Work)

2014 | Not Safe for Work

Una de esas películas a las que le va como anillo al dedo el adjetivo de "fallida". Y es una pena, porque su arranque resulta muy prometedor, pues se nos habla de una poderosa industria farmacéutica y del suicidio de un testigo que iba a declarar contra ella, por comercializar un fármaco a pesar del conocimiento de sus perniciosos efectos secundarios. De ahí saltamos a un despacho de abogados donde Tom, procurador haciendo méritos, es despedido sin contemplaciones. Pero quizá salve el día cuando se queda encerrado en la oficina, donde un matón de la mafia quiere hacer desaparecer pruebas que comprometen a su jefe en un juicio. Joe Johnston es un director apañado, que se ha adentrado con profesionalidad en los mundos de Capitán América y Parque Jurásico, pero aquí maneja una historia que da para rodar escenas de persecución e intriga desasosegantes, pero en el marco de una trama con más agujeros que un queso gruyere. De hecho el desenlace para improvisado, como si no hubiera una forma coherente de concluir, y se haya finalmente optado por una especie de broma barata. La breve duración de la cinta, y lo esquemático de los personajes, incluido el protagonista de Max Minghella, invitan a especular sobre posibles problemas de producción que han derivado en un montaje que trata de salvar los muebles, y poco más.

4/10
Los juegos del Desmadre

2013 | Knights of Badassdom

Cuando a Joe, aspirante a cantante, le deja su novia, sus amigos Eric y Hung deciden llevárselo a pasar un fin de semana de rol en vivo. Y es que Eric y Hung son frikis de las historias fantásticas y junto con otros muchos pirados participan a menudo en aventuras campestres, en donde juegan a batallas, hechizos, luchas con monstruos, etc. Pero, esta vez, un extraño conjuro que pronuncia Eric con un libro mágico se hace realidad, y en medio de la fiesta todos los participantes se verán atacados por una criatura demoniaca. Barata y a ratos divertida parodia de las películas de aventuras fantásticas de toda la vida, al estilo El señor de los Anillos, Dragones y mazmorras o Juego de tronos. De hecho, es gracioso ver a Peter Dinklage (por ejemplo), reírse de sí mismo como caballero con armadura... La película reúne a unos cuantos actores conocidos y la historia tiene el ritmo requerido. Sin embargo, todo es tan friki, tan amateur y tan disparatado que acaba por tener poca gracia.

3/10
Mad Men (4ª temporada)

2010 | Mad Men (4ª Season) | Serie TV

Después de divorciarse de Betty, Don Drapper no maneja bien su nueva vida de “soltero”; alejado de sus hijos, con los que no podrá compartir la Navidad, sus nuevas relaciones sentimentales parecen poco consistentes. Ella se ha casado con el político Henry Francis, y sus rasgos de mujer dominante e insatisfecha, incapaz de conectar con los niños, se acentúan. La nueva empresa publicitaria Sterling Cooper Draper Pryce tiene que esforzarse por conseguir nuevas cuentas y mantener a sus clientes; lo que no es sencillo, una crisis pondrá en peligro la recién creada compañía. Cuarta temporada de Mad Men, la exitosa serie televisiva creada por Matthew Weiner que pinta el día a día de un compañía publicitaria en los Estados Unidos de los años 60. Continúan las características de las otras temporadas, o sea guiones y personajes sólidos para pintar un mundo profesional profundamente machista, donde las mujeres pugnan por sobresalir, consiguiéndolo sólo hasta cierta punto. Los actores se han hecho con sus personajes, y parecen asumirlos con la facilidad con que la mano se adapta a un guante. Y sigue presente cierta mirada desesperanzada del ser humano, que lleva el egoísmo en sus genes, las motivaciones son inmediatas y algo efímeras, sólo la paternidad o una ternura muchas veces efímera, o un gesto de lealtad y reconocimiento, suavizan la omnipresente mirada de los personajes al propio ombligo. No obstante resulta obligado reconocer la calidad de la serie, y el esfuerzo por insuflar de cierta complejidad a los comportamientos cuestionables, ya sea la infidelidad, el acoso sexual, el aborto, la ocultación de información a los otros socios, etc. Y para los empresarios y creativos del mundo de la publicidad parece una serie de obligado visionado, resulta muy sugerente ver a los personajes presentando sus ideas, creando y planificando campañas.

6/10
Mad Men (3ª temporada)

2009 | Mad Men (3ª Season) | Serie TV

Don Draper se entera accidentalmente de un secreto de la vida personal de Salvatore durante un viaje de negocios a Baltimore. Y Don tendrá que adaptarse a los cambios de la empresa, tras la llegada del nuevo responsable financiero, Lane Pryce, y su secretario, John Hooker, que imponen nuevos métodos de trabajo. Tercera entrega de la serie más premiada del momento, gracias a su mirada ácida al mundo empresarial y de la publicidad en los años 60, donde abundan los comportamientos egoístas que sólo consideran el bienestar personal. Se incorporan al elenco Jared Harris (Medidas extraordinarias) y Ryan Cartwright (Bones). Uno de los puntos de interés es el embarazo de Betty, el descubrimiento de cierto secreto de su esposo y la consiguiente crisis conyugal. También los cambios empresariales dan lugar a un desenlace que anuncia cambios importantes para la cuarta temporada.

6/10
Mad Men (2ª temporada)

2008 | Mad Men (2ª Season) | Serie TV

Segunda temporada de las andanzas en los 60 de los publicistas de Sterling Cooper Advertising, a cuyo equipo creativo se ha sumado una mujer, Peggy. Continúa la mirada vitriólica de Matthew Weiner a una época y unas personas que, bajo la fachada de ‘todo es perfecto’, ocultan un buen cúmulo de frustraciones. Así, van a acentuarse los problemas matrimoniales de Don y Betty, y un miembro del staff va a ‘salir del armario’. También están presentes elementos de la época, como la crisis de los misiles de Cuba. Esta apasionante segunda temporada logró hacerse con 10 nominaciones a los premios Emmy, entre ellos el de mejor serie dramática.

6/10
Mad Men

2007 | Mad Men | Serie TV

Lo más importante son las ventas. Eso lo saben a la perfección en Sterling Cooper Advertising, una puntera empresa de publicidad. Primera temporada de esta original serie, creada por Matthew Weiner, que hace un retrato del día a día en una empresa de publicidad de los años 60, con sus manipulaciones, sus prejuicios sexuales, sus escándalos, etc. En aquella época se produjo un despegue de este sector y los creativos se convirtieron en estrellas de la noche a la mañana. Guiones trabajados y reparto desconocido.

6/10

Últimos tráilers y vídeos