IMG-LOGO

Biografía

Niecy Nash

Niecy Nash

Niecy Nash

Filmografía
El sumiller

2020 | Uncorked

A Elijan le encantan los vinos, y le encantaría dedicarse profesionalmente a ellos como sumiller, pero tal idea choca frontalmente con los deseos de Louis, su padre, que da por hecho que el joven continuará con el negocio familiar, un asador en Memphis. Estimulado por Tanya, una chica a la que conoce en un establecimiento de bebidas espirituosas, pondrá los medios para hacer realidad sus sueños, incluso estudiando en París. Pero un drama familiar va a complicar las cosas. Prentice Penny escribe y dirige esta película enológica de personajes afroamericanos, un tanto cansina. No llega a apasionar, ni por el tema de los vinos, ni por el dilema del protagonista a la hora de decidir su futuro. Lo mejor son los actores, Courtney B. Vance y Mamoudou Athie, que dan vida a padre e hijo.

4/10
Así nos ven

2019 | When They See Us | Serie TV

Impactante miniserie basada en hechos reales, el caso de la corredora de Central Park, la ejecutiva de 28 años Trisha Meili, que fue brutalmente violada y apaleada la noche del 9 de abril de 1989, cuando hacía deporte en el parque. Los hechos crearon auténtica alarma social, y la presión por encontrar culpables a la mayor brevedad, llevó a la detención y condena de cinco adolescentes –los afroamericanos Yusef Salaam, Antron McCray, Kevin Richardson y Korey Wise, y el hispano Raymond Santana–, de los que previamente obtuvieron confesiones forzadas, y sin ningún otro tipo de prueba adicional. Compuesta de cuatro capítulos, en el primero se describe el ataque, las detenciones y los interrogatorios de la policía; el segundo se centra en los juicios, sobre todo en uno de ellos; el tercero muestra la vida de los chicos, ya adultos, después de salir de la cárcel; mientras que el cuarto, se centra en Korey Wise, al que le tocó la peor parte carcelaria, y en la aparición en 2001 de un preso convicto, Matías Reyes, que confiesa haber sido el agresor en Central Park. A Ava DuVernay se le dan mucho mejor las historias basadas en hechos reales que abordan los prejuicios raciales y la lucha por la igualdad –la impactante Selma, en torno a Martin Luther King–, que la fantasía –la desastrosa Un pliegue en el tiempo–. Tras el documental Enmienda XIII, donde denunciaba la persistencia de la segregación racial en el sistema penitenciario, en Así nos ven podría decirse que ejemplifica con un caso concreto los fallos del sistema legal, en que la opinión pública se alía con los prejuicios para dar por cierto lo que no está tan claro. Sobrecoge lo que nos muestra la directora y coguionista, pues en Yusef, Tron, Kevin, Korey y Ray nos muestra poco menos que unos pánfilos, que no pueden creerse lo que les pasa durante cerca de 18 horas en que no prueban bocado, una auténtica jornada de los horrores, en que la policía que les interroga les aprieta las clavijas para confesar lo que luego negarán, con la promesa de que así podrán irse a casa. Es cierto que en esta primera parte la apuesta es mostrar unos chavales que parecen la mar de ingenuos, lo que a efectos dramáticos tiene sin duda más impacto, pero que puede parecer exagerado, y quitar un poco de credibilidad; porque el corolario inevitable es pensar que la policía y el ministerio fiscal son unas personas insensibles y crueles que sólo buscan chivos expiatorios para irse a casa, o que sus prejuicios les vuelven absolutamente ciegos. En cualquier caso, a medida que avanza la narración, el conjunto se vuelve más consistente, y conocer las circunstancias familiares de cada uno de los acusados, o seguir las declaraciones en el tribunal, acreciente el interés, y contribuye a mostrar una realidad poliédrica, muy completa. Impacta la dificultad para retornar a la vida ordinaria una vez se ha obtenido la libertad condicional, haber estado en la cárcel impide a acceder a determinadas oportunidades laborales; por otro lado, mientras se ha estado entre rejas, el mundo no se detiene, y las cosas cambian, por ejemplo, el paisaje que se encuentra Raymond al volver a su casa, con nueva madrastra. No falta la crítica y mención a Donald Trump, por haber pedido en la época la pena de muerte para los culpables del crimen, que no se habría incluido seguramente de no ser en la actualidad el presidente de Estados Unidos. Asoma un puñado de actores conocidos en pequeños papeles –Vera Farmiga, Felicity Huffman, Famke Janssen...–, y en la producción figuran los nombres de Oprah Winfrey y Robert De Niro. Pero sobresalen los desconocidos actores que dan vida a los cinco de Central Park, en su versión adolescente y adulta, pues bordan sus composiciones, atrapan todo el terror y endurecimiento que propician su tremenda experiencia.

7/10
Una vida a lo grande

2017 | Downsizing

En un congreso de desarrollo sostenible el científico noruego Jorgen Asbjørnsen presenta un descubrimiento sensacional. La posibilidad de reducir a las personas de tamaño, que traerá consigo enormes ventajas a un planeta que parece estar recorriendo el camino hacia la destrucción: seres humanos en miniatura significa reducción del coste de vida, menor consumo de valiosos recursos naturales cada vez más escasos, reducción en la generación de residuos... Todo parecen ventajas, y pasados unos años empieza a haber por todo el mundo pequeñas ciudades con hombrecitos, varones y mujeres, empresas especializadas publicitan ampliamente el procedimiento de volverse pequeño. Paul Safranek, terapeuta ocupacional, se deja seducir por la posibilidad de ser reducido de tamaño junto a su esposa Audrey, la inversión merece la pena, pues quizá con sus ahorros podrán vivir ya el resto de sus vidas sin necesidad de trabajar, y en el caso de que lo hagan será sólo para estar entretenidos y ocupar el tiempo. Pero cuando se lanzan a la aventura, surgen los miedos y las sorpresas. Original y sugerente parábola de anticipación al futuro que puede aguardar a una humanidad demasiado narcisista, a cargo de Alexander Payne, que vuelve a trabajar en el guión con Jim Taylor, ambos firmaron antes los libretos de Election, A propósito de Schmidt y Entre copas. El tándem Payne-Taylor hace gala de un sabio conocimiento de las grandezas y limitaciones del ser humano con una trama que muestra que, incluso ante un escenario que a priori debería hacer la vida más fácil a las personas, siempre surgen los problemas y las malas prácticas, existe el peligro de la manipulación, el abuso de las tecnologías, y las desigualdades sociales no van a desaparecer por arte de magia, o aquí, mejor dicho, de ciencia. La mirada es inteligente y poliédrica, y las cuestiones planteadas muy sugerentes, aunque quizá no se ha logrado el completo equilibrio argumental, decididamente algunos pasajes son más brillantes que otros. La narración, de algún modo, nos ofrece el punto de vista de Paul, que se identifica con el del espectador –el papel le va al pelo a Matt Damon, con su pinta de buen chico despistado, un boy scout–, y va por tanto del estupor al conocimiento, y pasa por el acostumbramiento a una nueva situación que exige al final, el tamaño no importa, buscar el bien del prójimo como condición imprescindible para ser feliz. Y todo arranca de un modo muy atractivo y ágil, con la presentación del descubrimiento y su progresiva implantación social. La tendencia a convertirlo todo en moda pasajera, o la tentación de anhelar una vida ociosa y vacía, se pintan con habilidad, la crítica social es mordaz. También en lo referente a la escasa solidez actual de los lazos matrimoniales, que pueden ser muy frágiles. Existe un problema en varios momentos de cambio de tono, Payne se arriesga y no acaba de lograr que todo cuadre. Pero se agradece su audacia, que le lleva a evitar simplismos. Los avances científicos más vanguardistas se pueden usar para oprimir a las personas, los cínicos y los aprovechados existen en todas partes, y pese a todo tienen su corazoncito –Christoph Waltz y Udo Kier, pillos contrabandistas serbios–, y aunque está bien aspirar al ideal de una sociedad perfecta, hay que mirar las utopías con un sano escepticismo, que no cinismo. En tal sentido la introducción del atractivo personaje de la activista vietnamita Ngoc Lan Tran –la desconocida Hong Chau, que trabajó con Paul Thomas Anderson en Puro vicio– es un hallazgo, que supone todo un revulsivo en la vida del mediocre Paul, quien empieza a saborear la satisfacción de ayudar a los demás desinteresadamente. La puesta en escena se beneficia de unos muy buenos efectos visuales a la hora de mostrar a seres diminutos en el mundo de las personas normales.

6/10
Getting On

2013 | Getting On | Serie TV

El día a día de una planta geriátrica. Esta versión de una serie original de la BBC se compone de episodios que no llegan a la media hora, donde se presentan los últimos días de unos pacientes seniles, y las actitudes de sus cuidadores –médicos, enfermeras, resto del personal...–, que se han acostumbrado a una cierta rutina, que vuelve patéticas las situaciones terminales, resulta difícil saber si debemos reír o llorar. El resultado es un tanto desigual, falta un punto de emoción, al optar por una contenida humorada negra, y por un espectro de caracteres que va desde el histerismo de la directora interina, a la eficiencia de una auxiliar, pasando por el estupor de una recién llegada, que vive su primer día en el hospital un 4 de julio. Y si bien puede haber divertidos gags –la paciente que habla en una lengua oriental–, la gracia de otras cuestiones –las heces depositadas en un sillón– resulta disponible. De todos modos hay que reconocer la habilidad del desenlace del primer episodio, en que a una anciana le comunican que su hermana ha muerto; pero deja un regusto amargo la sarta de mentiras piadosas a la hora de explicarle cómo ocurrió.

5/10
G-Force: Licencia para espiar

2009 | G-Force

Los G-Force son un comando especial de agentes de la ley. Lo raro es que se trata de un comando formado por tres cobayas y un topo. Han sido entrenados por el gobierno y son tan efectivos o más que cualquier ser humano. El problema es que los fondos que les mantienen corren peligro, porque los nuevos jefes gubernamentales creen que los G-Force no sirven para nada. Esto sucede justo cuando el comando especial descubre un maquiavélico plan para acabar con el mundo. G-Force supone el debut como director del oscarizado y experto en efectos especiales Hoyt Yeatman. El debutante cuenta con el respaldo de Jerry Bruckheimer que ejerce como productor, en la que es su primera película en 3D. Y la verdad es que han echado el resto en el aspecto técnico, así que la película gana mucho cuando se ve en este formato. En cualquier caso, se trata de una cinta divertida, llena de acción y diversión, que gustará a todos los públicos. Es genial, especialmente, ver a los animales en acción. Y es que ellos son los auténticos protagonistas de la historia. Hechos por ordenador, son un auténtico lujo visual. Los movimientos precisos y casi ilimitados que realizan y las diferentes texturas que tienen los pelos que envuelven su cuerpo, los convierten en virguerías animadas. Aún así, no transmiten tanto sentimiento como otros personajes tipo WALL·E. Más allá de las modernidades –también presentes en el giro final que ofrece el guión–, G-Force cumple con los parámetros de este tipo de películas especialmente dirigidas a los más pequeños. El contenido moral abunda y ofrece lecciones valiosas como la importancia de la confianza en uno mismo y en los demás. En cuanto al reparto de carne y hueso, cabe destacar que Penélope Cruz ha seguido los pasos de su amigo Antonio Banderas y ha prestado su voz a Juárez, la atractiva y eficaz cobaya que forma parte del grupo.

5/10
Código negro

2007 | Code Name: The Cleaner

Jake, un tipo normal y corriente, se despierta una mañana, junto al cadáver de un agente del FBI y un maletín lleno de dinero. No recuerda cómo llegó allí, sólo que un misterioso asaltante le ha golpeado en la cabeza. De repente, se verá envuelto en una conspiración del gobierno, relacionada con los agentes encubiertos y mujeres fatales. Les Mayfield (Flubber y el profesor chiflado) dirige una comedia repleta de acción al servicio de Cedric the Entertainer, secundario de Reyes de la calle o Crueldad intolerable. Le acompañan la incombustible Lucy Liu y Nicollette Sheridan, popupar por su papel de Edie Britt, en Mujeres desesperadas.

4/10
¡Maderos 091!

2007 | Reno 911!: Miami

Llamar película a este ridículo disparate es ya hacerle un enorme favor. Un grupo de policías mastuerzos, idiotas y asquerosamente groseros, pertenecientes al Departamento del sheriff de Reno recibe una invitación para asistir a una convención en Miami. Allí, por cosas de la vida, serán los únicos polis que eluden la infección de un virus mortal, por lo que tendrán que encontrar el antídoto para salvar a sus colegas. Ésta es la tonta excusa para ofrecer, una detrás de otra, una variada muestra de estupideces, chistes verdes y ordinarieces de llamativo mal gusto, que más que hacer reír empujan al espectador a salirse de la sala por simple vergüenza ajena. Por lo visto la cosa proviene de una serie de televisión de éxito en Estados Unidos. Increíble. Resulta sorprendente que Danny DeVito, The Rock y Paul Rudd (éste en un papel más largo) se presten siquiera a aparecer unos segundos en una bazofia de tal calibre.

1/10
Cookie's Fortune

1999 | Cookie's Fortune

La anciana Cookie envejece con la sola compañía de Willis, su fiel críado de color, y su joven sobrina Emma. No le ayudan en cambio mucho las brujas de sus sobrinas Camille y Cora. Cookie decide suicidarse y dejar una nota; pero cuando Camille y Cora la encuentran muerta de un tiro, deciden ocultar la "vergüenza familiar" y simulan que se trata de un asesinato. Con el resultado de que Willis se convierte en el principal sospechoso. El veterano Robert Altman (El juego de Hollywood, Kansas City) plantea una comedia sencilla, de humor negro, con bastante chispa. Se ve que contando historias del Sur profundo se siente bastante a sus anchas. Con un reparto coral de primera magnitud (¿cuál es el secreto de Altman para conseguir comprometer a tantos buenos actores?) se cumple sobradamente el objetivo de despertar sonrisas.

6/10

Últimos tráilers y vídeos