IMG-LOGO

Biografía

Paco Arango

Paco Arango

54 años

Paco Arango

Nació el 28 de Marzo de 1966 en México, México
Filmografía
Los Rodríguez y el más allá

2018 | Los Rodríguez y el más allá

Con sus padres y sus dos hermanas, Nicolás acude a visitar a su abuela, interna en una residencia, aquejada de Alzheimer. En un momento dado, la anciana se las ingenia para quedarse a solas con el niño, con el fin de entregarle antes de perder por completo la cabeza un paquete que sólo puede abrir cuando tenga quince años. El chico no puede resistirse a la tentación, por lo que descubre que contiene una extraña moneda y un enigmático mensaje, grabado en una antigua cinta de vídeo VHS por el abuelo, fallecido años atrás. Tercer largometraje como director y guionista de Paco Arango, que tras dos gratas comedias dramáticas, Maktub y Lo que de verdad importa, retoma el tono infantil, el humor surrealista, los elementos fantásticos y la abundancia de efectos especiales de ¡Ala…Dina!, la serie televisiva con la que inició su singladura audiovisual, tras una larga carrera como cantante. Parece un producto concebido sobre todo para el público infantil, con un tono amable y un guión sin muchas pretensiones, al quizás se pueda reprochar que con una reescritura podría haber interesado más al público adulto. Esto no quiere decir que quien mantenga su niño interior no disfrute con una sonrisa, también porque parte de la recaudación va destinada a la labor solidaria para ayudar a los jóvenes enfermos de cáncer, como ocurría con los anteriores trabajos de su autor. Gracias a este encomiable objetivo, se ha conseguido atraer para los papeles secundarios al tenor Plácido Domingo (el abuelo) y a conocidos actores como Macarena Gómez o Santiago Segura. De cara a lograr tirón internacional, el reparto principal combina a estrellas de diversas nacionalidades, como la británica Geraldine Chaplin, la mexicana Mariana Treviño, y el español Edu Soto, que triunfó como El Neng de Castefa, en un popular show televisivo. Todos ellos ofrecen actuaciones acorde con el disparatado argumento, así como los niños, que tienen más presencia que los adultos, sobre todo el debutante Rodrigo Simón Prida o María Blanco (finalista en Masterchef Junior). Encierra un mensaje para los más jóvenes que advierte del valor de los familiares pese a que puedan tener sus rarezas, como todo hijo de vecino.

5/10
Lo que de verdad importa

2016 | The Healer

Alec es un poco bala perdida. Tiene una empresa llamada The Healer (“el curandero”), dedicada a arreglar objetos eléctricos. Pero tanto su vida laboral como su vida privada son un desastre desde que su hermano gemelo murió de cáncer. Acumula relaciones sexuales esporádicas e importantes deudas económicas que le pueden costar muy caro. Sin embargo, su situación cambiará radicalmente el día conoce a un tío suyo del cual desconocía su existencia. Éste le hace una generosa oferta: pagar todas sus deudas si se compromete a vivir un año en el pueblo de sus ancestros, una pequeña localidad cerca de Halifax, en Nueva Escocia. Paco Arango, fundador y responsable de la Fundación Aladina, dedicada al cuidado de niños con cáncer, sorprendió satisfactoriamente en 2011 con su película Maktub, una film muy personal que lograba una simbiosis perfecta entre drama y comedia y que narraba la penosa situación de un niño con cáncer y lo que eso generaba alrededor. Cinco años después Arango vuelve sobre el mismo tema en Lo que de verdad importa, un proyecto de mayor envergadura, rodado en inglés en localizaciones de Nueva Escocia y con un reparto enteramente internacional, en donde destaca la presencia del veterano Jonathan Pryce. La recaudación en España, Italia, México y Estados Unidos irá destinada íntegramente a ayudar a niños enfermos. De nuevo Arango vuelve a centrar su guión en el terremoto interior que provoca en los adultos el cáncer infantil, capaz paradójicamente de sacar lo mejor de las personas. Como siempre en su cine, Arango imprime a la historia un sano optimismo, una mirada alegre en medio del sufrimiento, con matices importantes que escapan a la visión materialista de la vida, de claro componente cristiano. Tal enfoque aporta una visión ponderada de la existencia terrena como algo provisional, abierta a otras realidades, que él expresa con situaciones milagrosas o inexplicables que hacen su entrada en el mundo. En este caso, el toque sobrenatural viene introducido con el mágico don de curar del protagonista, un talento ofrecido por Dios como una herramienta para ayudar a los demás, tal y como se dice en el film. Aunque se trata de un film correcto y muy positivo, puede pesar que la trama propiamente dicha resulta sensiblera, con escenas idílicas y diálogos perfectamente diseñados, mientras que las situaciones cómicas o dramáticas parecen poco realistas, como en esa escena en que todo el pueblo está reunido en la iglesia o las que hacen referencia al policía. Quizá el problema es que el planteamiento de fondo, la existencia de curanderos ancestrales, no acaba de funcionar del todo y necesita una atmósfera de cuento. Dicho lo cual se agradece que se use tal hecho como una metáfora de la vida real, en la cual los curanderos no serían más que esas personas que dedican su vida y sus recursos a mejorar la vida de los niños enfermos. A tal efecto, Arango dedica emotivamente su película a Paul Newman (1925-2008), que puso en funcionamiento una iniciativa de campamentos infantiles de la cual se benefician anualmente miles de niños con cáncer. A esa labor encomiable brinda los títulos de crédito.

5/10
Maktub

2011 | Maktub

Algo en el hogar de Manolo no marcha bien. Casado con Beatriz y con dos hijos, las relaciones familiares se han ido deteriorando progresivamente. Cercana la Navidad, tal situación podría cambiar por el encuentro inesperado de Manolo con Antonio, un chaval que padece cáncer, hijo de madre soltera, Mari Luz. Con su liante desparpajo, Antonio logra enredar a Manolo para que le preste un poco de su afecto y tiempo, y esta posibilidad de ayudar al prójimo tendrá un efecto contagioso en todo su entorno. Una grata sorpresa. Esta película familiar con formato de cuento navideño, escrita y dirigida por Paco Arango, hasta ahora curtido con la creación de las series televisivas ¡Ala... Dina! y El inquilino, tiene la nada desdeñable virtud de funcionar. Porque no es tan sencillo manejar los recursos típicos -y por tanto, manidos- de este tipo de filmes, con idea de divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos del espectador, y lograrlo. Arango alcanza el deseado equilibrio entre comedia y drama, y propone una fábula con enseñanzas sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos ni empachos de la muerte, la trascendencia, el amor, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Y en singular mezcla de géneros, hasta se permite una sorpresa final casi de thriller o “cuento asombroso”, que ciertamente se ve venir, pero que está eficazmente entregada. Hay un acierto completo en el casting, Arango tiene a un grupo de actores que se mueven bien en un terreno donde deben a la vez provocar risas y mover a la reflexión por sus distintas encrucijadas, qué grandes son Aitana Sánchez Gijón, Amparo Baró, Goya Tolelo, Mariví Bilbao, Enrique Villén, Rosa María Sardà, e incluso sólo cabe calificar de inteligente el fichar al popular “perdido” Jorge García como inmigrante mexicano repartidor de comida rápida. Diego Peretti es perfecto para el buscado efecto tragicómico, da el tipo de hombre agobiado que a la vez nos hace reír. El resto de adultos, muy bien escogido, cumple sobradamente. Puestos a destacar un actor -y todos los chavales están muy bien-, se lleva la palma el joven debutante Andoni Hernández, el chico enfermo, que compone un personaje clave con la solidez de todo un profesional.

6/10
¡Ala... Dina!

2000 | ¡Ala... Dina! | Serie TV

Alocada serie de televisión española, de humor facilón y muy pobre, aunque eficaz, y que cuenta con el tirón de la humorista Paz Padilla. Narra las peripecias de Dina, una genia que ha permanecido encerrada en una botalla durante 500 años. Un día vuelve al mundo y se integra en la familia de un viudo llamado Tomás, que tiene dos hijos, Eva y Álvaro. Aunque a la genia le prohiben que haga uso de su poder, lo cierto es que Dina no puede resistirse y a las primeras de cambio... ¡zas!, superpoder al canto. Aunque tuvo cierto éxito, esta 'sitcom' contó con sólo dos temporadas. En la segunda el papel principal lo interpretó Miriam Díaz Aroca.

4/10
Los Rodríguez y el más allá

2018 | Los Rodríguez y el más allá

Con sus padres y sus dos hermanas, Nicolás acude a visitar a su abuela, interna en una residencia, aquejada de Alzheimer. En un momento dado, la anciana se las ingenia para quedarse a solas con el niño, con el fin de entregarle antes de perder por completo la cabeza un paquete que sólo puede abrir cuando tenga quince años. El chico no puede resistirse a la tentación, por lo que descubre que contiene una extraña moneda y un enigmático mensaje, grabado en una antigua cinta de vídeo VHS por el abuelo, fallecido años atrás. Tercer largometraje como director y guionista de Paco Arango, que tras dos gratas comedias dramáticas, Maktub y Lo que de verdad importa, retoma el tono infantil, el humor surrealista, los elementos fantásticos y la abundancia de efectos especiales de ¡Ala…Dina!, la serie televisiva con la que inició su singladura audiovisual, tras una larga carrera como cantante. Parece un producto concebido sobre todo para el público infantil, con un tono amable y un guión sin muchas pretensiones, al quizás se pueda reprochar que con una reescritura podría haber interesado más al público adulto. Esto no quiere decir que quien mantenga su niño interior no disfrute con una sonrisa, también porque parte de la recaudación va destinada a la labor solidaria para ayudar a los jóvenes enfermos de cáncer, como ocurría con los anteriores trabajos de su autor. Gracias a este encomiable objetivo, se ha conseguido atraer para los papeles secundarios al tenor Plácido Domingo (el abuelo) y a conocidos actores como Macarena Gómez o Santiago Segura. De cara a lograr tirón internacional, el reparto principal combina a estrellas de diversas nacionalidades, como la británica Geraldine Chaplin, la mexicana Mariana Treviño, y el español Edu Soto, que triunfó como El Neng de Castefa, en un popular show televisivo. Todos ellos ofrecen actuaciones acorde con el disparatado argumento, así como los niños, que tienen más presencia que los adultos, sobre todo el debutante Rodrigo Simón Prida o María Blanco (finalista en Masterchef Junior). Encierra un mensaje para los más jóvenes que advierte del valor de los familiares pese a que puedan tener sus rarezas, como todo hijo de vecino.

5/10
Lo que de verdad importa

2016 | The Healer

Alec es un poco bala perdida. Tiene una empresa llamada The Healer (“el curandero”), dedicada a arreglar objetos eléctricos. Pero tanto su vida laboral como su vida privada son un desastre desde que su hermano gemelo murió de cáncer. Acumula relaciones sexuales esporádicas e importantes deudas económicas que le pueden costar muy caro. Sin embargo, su situación cambiará radicalmente el día conoce a un tío suyo del cual desconocía su existencia. Éste le hace una generosa oferta: pagar todas sus deudas si se compromete a vivir un año en el pueblo de sus ancestros, una pequeña localidad cerca de Halifax, en Nueva Escocia. Paco Arango, fundador y responsable de la Fundación Aladina, dedicada al cuidado de niños con cáncer, sorprendió satisfactoriamente en 2011 con su película Maktub, una film muy personal que lograba una simbiosis perfecta entre drama y comedia y que narraba la penosa situación de un niño con cáncer y lo que eso generaba alrededor. Cinco años después Arango vuelve sobre el mismo tema en Lo que de verdad importa, un proyecto de mayor envergadura, rodado en inglés en localizaciones de Nueva Escocia y con un reparto enteramente internacional, en donde destaca la presencia del veterano Jonathan Pryce. La recaudación en España, Italia, México y Estados Unidos irá destinada íntegramente a ayudar a niños enfermos. De nuevo Arango vuelve a centrar su guión en el terremoto interior que provoca en los adultos el cáncer infantil, capaz paradójicamente de sacar lo mejor de las personas. Como siempre en su cine, Arango imprime a la historia un sano optimismo, una mirada alegre en medio del sufrimiento, con matices importantes que escapan a la visión materialista de la vida, de claro componente cristiano. Tal enfoque aporta una visión ponderada de la existencia terrena como algo provisional, abierta a otras realidades, que él expresa con situaciones milagrosas o inexplicables que hacen su entrada en el mundo. En este caso, el toque sobrenatural viene introducido con el mágico don de curar del protagonista, un talento ofrecido por Dios como una herramienta para ayudar a los demás, tal y como se dice en el film. Aunque se trata de un film correcto y muy positivo, puede pesar que la trama propiamente dicha resulta sensiblera, con escenas idílicas y diálogos perfectamente diseñados, mientras que las situaciones cómicas o dramáticas parecen poco realistas, como en esa escena en que todo el pueblo está reunido en la iglesia o las que hacen referencia al policía. Quizá el problema es que el planteamiento de fondo, la existencia de curanderos ancestrales, no acaba de funcionar del todo y necesita una atmósfera de cuento. Dicho lo cual se agradece que se use tal hecho como una metáfora de la vida real, en la cual los curanderos no serían más que esas personas que dedican su vida y sus recursos a mejorar la vida de los niños enfermos. A tal efecto, Arango dedica emotivamente su película a Paul Newman (1925-2008), que puso en funcionamiento una iniciativa de campamentos infantiles de la cual se benefician anualmente miles de niños con cáncer. A esa labor encomiable brinda los títulos de crédito.

5/10
Maktub

2011 | Maktub

Algo en el hogar de Manolo no marcha bien. Casado con Beatriz y con dos hijos, las relaciones familiares se han ido deteriorando progresivamente. Cercana la Navidad, tal situación podría cambiar por el encuentro inesperado de Manolo con Antonio, un chaval que padece cáncer, hijo de madre soltera, Mari Luz. Con su liante desparpajo, Antonio logra enredar a Manolo para que le preste un poco de su afecto y tiempo, y esta posibilidad de ayudar al prójimo tendrá un efecto contagioso en todo su entorno. Una grata sorpresa. Esta película familiar con formato de cuento navideño, escrita y dirigida por Paco Arango, hasta ahora curtido con la creación de las series televisivas ¡Ala... Dina! y El inquilino, tiene la nada desdeñable virtud de funcionar. Porque no es tan sencillo manejar los recursos típicos -y por tanto, manidos- de este tipo de filmes, con idea de divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos del espectador, y lograrlo. Arango alcanza el deseado equilibrio entre comedia y drama, y propone una fábula con enseñanzas sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos ni empachos de la muerte, la trascendencia, el amor, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Y en singular mezcla de géneros, hasta se permite una sorpresa final casi de thriller o “cuento asombroso”, que ciertamente se ve venir, pero que está eficazmente entregada. Hay un acierto completo en el casting, Arango tiene a un grupo de actores que se mueven bien en un terreno donde deben a la vez provocar risas y mover a la reflexión por sus distintas encrucijadas, qué grandes son Aitana Sánchez Gijón, Amparo Baró, Goya Tolelo, Mariví Bilbao, Enrique Villén, Rosa María Sardà, e incluso sólo cabe calificar de inteligente el fichar al popular “perdido” Jorge García como inmigrante mexicano repartidor de comida rápida. Diego Peretti es perfecto para el buscado efecto tragicómico, da el tipo de hombre agobiado que a la vez nos hace reír. El resto de adultos, muy bien escogido, cumple sobradamente. Puestos a destacar un actor -y todos los chavales están muy bien-, se lleva la palma el joven debutante Andoni Hernández, el chico enfermo, que compone un personaje clave con la solidez de todo un profesional.

6/10
¡Ala... Dina!

2000 | ¡Ala... Dina! | Serie TV

Alocada serie de televisión española, de humor facilón y muy pobre, aunque eficaz, y que cuenta con el tirón de la humorista Paz Padilla. Narra las peripecias de Dina, una genia que ha permanecido encerrada en una botalla durante 500 años. Un día vuelve al mundo y se integra en la familia de un viudo llamado Tomás, que tiene dos hijos, Eva y Álvaro. Aunque a la genia le prohiben que haga uso de su poder, lo cierto es que Dina no puede resistirse y a las primeras de cambio... ¡zas!, superpoder al canto. Aunque tuvo cierto éxito, esta 'sitcom' contó con sólo dos temporadas. En la segunda el papel principal lo interpretó Miriam Díaz Aroca.

4/10
¡Ala... Dina!

2000 | ¡Ala... Dina! | Serie TV

Alocada serie de televisión española, de humor facilón y muy pobre, aunque eficaz, y que cuenta con el tirón de la humorista Paz Padilla. Narra las peripecias de Dina, una genia que ha permanecido encerrada en una botalla durante 500 años. Un día vuelve al mundo y se integra en la familia de un viudo llamado Tomás, que tiene dos hijos, Eva y Álvaro. Aunque a la genia le prohiben que haga uso de su poder, lo cierto es que Dina no puede resistirse y a las primeras de cambio... ¡zas!, superpoder al canto. Aunque tuvo cierto éxito, esta 'sitcom' contó con sólo dos temporadas. En la segunda el papel principal lo interpretó Miriam Díaz Aroca.

4/10

Últimos tráilers y vídeos