IMG-LOGO

Biografía

Enrique Villén

Enrique Villén

Enrique Villén

Filmografía
La pequeña Suiza

2019 | La pequeña Suiza

El pueblecito de Tellería es un pequeño enclave castellano en tierras vascas, algo que la mayoría de los lugareños quiere cambiar: su sueño es convertirse en vascos de hecho y de derecho. Pero el día indicado para ello reciben un jarro de agua fría: su petición oficial ha sido rechazada. Sin embargo, ¿y si Tellería es en realidad un pueblo de origen suizo? Es lo que vendrán a pensar las fuerzas vivas cuando en los subterráneos de la iglesia se descubre por casualidad la tumba de Guillermo Tell. Ni cortos ni perezosos ahora los habitantes de Tellería emprenderán el camino para convertirse en el cantón suizo número 27. Vulgar comedieta española que coge el testigo de Ocho apellidos vascos y aledaños para rizar el rizo en torno a los regionalismos. Hay que reconocer que el peregrino punto de partida tiene cierta gracia: que un pueblecito del País Vasco reivindique su pertenencia helvética. El argumento del guionista y director Kepa Sojo (El síndrome de Svensson) sirve lógicamente para estirar el tema de las diferencias regionales –vascos, castellanos, suizos, ¿qué más da?–, con alguna ocurrencia simpática, como la de esos dos vecinos siempre enfrentados (el vasco y el castellano) que ahora harán causa común contra la idea de ser suizos y terminarán siendo inseparables. Y funciona el personaje de Ramón Barea cuando rinde su homenaje berlanguiano al más ilustre de los alcaldes de España, el José Isbert de Bienvenido Mister Marshall. Otros tópicos agotan por lo chusco, como el del cura vendiendo armas y comportándose en la mesa como un cerdo. La clara idea de fondo de que los extremismos nacionalistas son ridículos es elogiable, pero en conjunto La pequeña Suiza es fallida. Todo es tontorrón y ligero hasta el exceso, hay poca gracia e inspiración en los gags y prácticamente ningún actor parece creerse lo que está haciendo, especialmente quizá las dos actrices de mayor lustre, unas desubicadas Ingrid García Jonsson y Maggie Civantos. Por su parte, Secun de la Rosa está totalmente pasado de vueltas como cura, y Jon Plazaola resulta muy, muy soso. Se salvan algo de la quema los irascibles y exagerados Kándido Uranga y Enrique Villén. Mientras que la presencia de actores como Karra Elejalde o Antonio Resines no pasa del simple cameo.

3/10
El nudo

2019 | El nudo | Serie TV

Daniel (Oriol Tarrason) es operado de urgencia. Ha sufrido un accidente de coche. Sigue vivo pero en muy mal estado. A la espera de noticias, su madre, Miriam (Luisa Gavasa), y Rebeca (Cristina Plazas), su esposa, empiezan a hacer llamadas a allegados para comunicar la situación. Entre ellos, a Sergio, marido de Cristina, su mejor amiga. Rebeca nunca imaginó que detrás de una llamada de emergencia descubriría que su esposo Daniel no solo ha quedado en coma por un accidente de tráfico, sino que una mujer desconocida viajaba junto a él desapareciendo sin dejar rastro. Lo que no podría esperar es que este accidente salpicase tanto su vida como las de Sergio y Cristina.

Los Rodríguez y el más allá

2018 | Los Rodríguez y el más allá

Con sus padres y sus dos hermanas, Nicolás acude a visitar a su abuela, interna en una residencia, aquejada de Alzheimer. En un momento dado, la anciana se las ingenia para quedarse a solas con el niño, con el fin de entregarle antes de perder por completo la cabeza un paquete que sólo puede abrir cuando tenga quince años. El chico no puede resistirse a la tentación, por lo que descubre que contiene una extraña moneda y un enigmático mensaje, grabado en una antigua cinta de vídeo VHS por el abuelo, fallecido años atrás. Tercer largometraje como director y guionista de Paco Arango, que tras dos gratas comedias dramáticas, Maktub y Lo que de verdad importa, retoma el tono infantil, el humor surrealista, los elementos fantásticos y la abundancia de efectos especiales de ¡Ala…Dina!, la serie televisiva con la que inició su singladura audiovisual, tras una larga carrera como cantante. Parece un producto concebido sobre todo para el público infantil, con un tono amable y un guión sin muchas pretensiones, al quizás se pueda reprochar que con una reescritura podría haber interesado más al público adulto. Esto no quiere decir que quien mantenga su niño interior no disfrute con una sonrisa, también porque parte de la recaudación va destinada a la labor solidaria para ayudar a los jóvenes enfermos de cáncer, como ocurría con los anteriores trabajos de su autor. Gracias a este encomiable objetivo, se ha conseguido atraer para los papeles secundarios al tenor Plácido Domingo (el abuelo) y a conocidos actores como Macarena Gómez o Santiago Segura. De cara a lograr tirón internacional, el reparto principal combina a estrellas de diversas nacionalidades, como la británica Geraldine Chaplin, la mexicana Mariana Treviño, y el español Edu Soto, que triunfó como El Neng de Castefa, en un popular show televisivo. Todos ellos ofrecen actuaciones acorde con el disparatado argumento, así como los niños, que tienen más presencia que los adultos, sobre todo el debutante Rodrigo Simón Prida o María Blanco (finalista en Masterchef Junior). Encierra un mensaje para los más jóvenes que advierte del valor de los familiares pese a que puedan tener sus rarezas, como todo hijo de vecino.

5/10
Conducta animal

2018 | Conducta animal

Las aventuras de Moriana

2015 | La aventuras de Moriana

Magdalena es desahuciada con sus tres hijos. Les lanza un mensaje: siempre mirar hacia delante ante la adversidad. Decide montar un restaurante trayendo a suegros, madre y hermanos para que formen parte del proyecto. No funciona. Una vuelta más de tuerca, Magda tiene otra idea: hacer una película.

Olmos y Robles

2015 | Olmos y Robles | Serie TV

Simpática serie televisiva española, que combina la intriga policia con la comedia costumbrista. La idea, al estilo de las buddy movies policiales americanas, juega al contraste entre dos guardias civiles muy diferentes, que colaborarán juntos en la resolución de casos. Olmos es un cabo de pueblo en Azcaray, en La Rioja, que contempla con pena como sus superiores han decidido echar el cierre a su cuartel. Mientras que Robles es un sofisticado teniente del cuerpo de operaciones especiales, que colabora con la Interpol. Tras diversas peripecias relacionadas con el asesinato de varios mercenarios, siguiendo un esquema relacionado con los infantes de Carrión, la extraña pareja acaba trabajando codo con codo. Aunque el guaperas Rubén Cortada es algo limitado actoralmente, sirve de contrapunto a Pepe Viyuela, en una composición al estilo Filemón que hizo para Javier Fesser como el personaje de cómic. Tiene gracia la presencia coral de los distintos personajes del pueblo, con algunos guiños a Luis García Berlanga. También se subraya el elemento humano y de camaradería frente a la fría tecnología y los aires ridículos de superioridad.

6/10
Bendita calamidad

2015 | Bendita calamidad

Comedia de humor blanco y tipismos aragoneses, se ve con agrado dentro de su modestia. Sigue a los hermanos Fayo, Anselmo y Ricardo, que regentan sin demasiado éxito un bar en Zaragoza. Ahogados por las deudas, y amenazados por el mafioso que les concedió un préstamo, siguen el disparatado consejo de su abogado, consistente en secuestrar a un constructor con turbios negocios inmobiliarios en Tarazona, aprovechando el barullo de la fiesta del Cipotegato. Tan torpes son que en su lugar secuestran al obispo Ramiro, al que ocultan en la sierral Moncayo, mientras simulan ser terroristas yihadistas. La película, sacada adelante con entusiasmo por Gaizka Urresti a través de su propia productora, sigue la estela de cintas amables que ha marcado la exitosa Ocho apellidos vascos. Jorge Asín y Nacho Rubio componen una pareja fraterna que emula, salvando las distancias, el modelo Quijote-Sancho, mientras que Luis Varela –que sustituyó al fallecido y previsto Álex Angulo– imprime sensatez y calma al prelado secuestrado. Está un poco traida por los pelos la subtrama del tesoro de la catedral, y la inclusión del personaje de la intrépida periodista televisiva, y se nota que el director es primerizo, pero se trata de un digno entretenimiento, que hasta homenajea a Paco Martínez Soria, referente claro del humor aragonés.

4/10
Mi gran noche

2015 | Mi gran noche

El cine de de Álex de la Iglesia podría describirse como una larga broma gamberra que no cesa, al menos en lo que se refiere a sus películas más claramente adscritas al género de la comedia. Y en este terreno alcanzó su cota más alta hace ya veinte años, con El día de la bestia. Luego ha entregado títulos con destellos, buenas ideas no perfectamente resueltas. Mi gran noche hace pensar en Muertos de risa, aquella película sobre dos cómicos televisivos que se llevan fatal. Aquí tenemos un programa para la pequeña pantalla, un canal está grabando en octubre su programa especial de fin de año, para el que cuenta con un divo de la vieja escuela, Alphonso –el cantante Raphael que ha aceptado el envite de De la Iglesia de ofrecer una versión pasada de rosca de sí mismo–, y con una estrella juvenil emergente, Adanne. Además seguimos las andanzas de múltiples personajes, algunos ligados a los dos citados por cuestiones de paternidad, otros son los figurantes del programa, en especial el parado José, que ha encandilado a una joven guapísima por misteriosas razones, y que está pendiente de su algo extravagante madre. En las proximidades del programa, en clave de crisis, protestan trabajadores despedidos, mientras el sinvergüenza productor televisivo piensa sólo en llenar su bolsillo. El director da muestras de una gran pericia técnica en su manejo de un reparto coral y en el endiablado ritmo de la narración, aunque de vez en cuando uno tiene la sensación de estar en medio de un confuso barullo. En cualquier caso los chistes orquestados con su coguionista habitual Jorge Guerricaechevarría no son la repanocha en lo que a gracia se refiere, quizá por su diverso tono, algunos de física brutalidad, otros de tipo sexual, o de guerra de sexos. Hay muchas referencias cinematográficas, la más clara es la espuma de jabón que remite a El guateque de Peter Sellers, una cinta bastante más lograda, o las menciones no nuevas a La guerra de las galaxias y a Darth Vader. Sólo ver a Mario Casas con su pelucón, a Raphael estando, o Terele Pávez con su cruz de Caravaca produce hilaridad, pero esto no basta para armar una buena película.

4/10
Operasiones espesiales

2014 | Operasiones espesiales

El busto íbero más valioso del país está en peligro y a Tonico el Munisipal le encomiendan la dura misión, para la cual acude a su antiguo mentor, Pepe el Ofisial, reclutando a un peculiar grupo de élite. Pepe el Ofisial, se encargará de dirigir la operación más importante de su vida.

Prim, el asesinato de la calle del Turco

2014 | Prim, el asesinato de la calle del Turco

El general Prim es el presidente de un gobierno provisional en España. El 27 de diciembre de 1870, la berlina en la que Prim se traslada desde el Palacio de las Cortes hasta su domicilio es interceptada en la calle del Turco y una decena de hombres armados disparan contra el general. Prim llega mal herido a su casa y oficialmente muere 72 horas más tarde. Esforzado telefilm sobre uno de los magnicidios españoles de mayor relieve, producido por TVE y rodado en Madrid, Aranjuez y Alcalá de Henares. El director Miguel Bardem (Incautos) cuenta con algunos rostros conocidos que dan algo de empaque a un producto claramente menor, aunque de cierto interés.

4/10
El clavo de oro

2014 | El clavo de oro

En un pueblo español hace más de veinte años que no se representa "El clavo de oro", una tradición de Semana Santa que ha sido prohibida por el arzobispado. Ahora, va a volver a representarse, con la condición de que no haya apedreamiento de Judas. Un director de ceremonias y su ayudante, procedentes de Barcelona, se presentan para preparar el evento. Pronto empezarán a morir algunos de los participantes. Discreto telefilm español que aúna comedia y thriller con poco acierto, en medio de una peregrina historia costumbrista de la España rural. Tanto el guión –tópica en su aspecto religioso y criminal– como lo esperpéntico de algunas secuencias dejan mucho que desear y restan interés al conjunto, aunque algunos gags tengan cierta gracia. Llaman la atención las deficientes interpretaciones, exageradas, aunque se salvan Juanjo Artero y Emilio Gutiérrez Caba.

3/10
Clara no es nombre de mujer

2013 | Clara no es nombre de mujer

Jorge, un boticario atractivo que ya ha cumplido los cuarenta, lleva una vida que él considera válida y cómoda, pero que, en realidad, resulta mucho más cómoda y menos válida de lo que él había pensado. Está casado desde hace años con Ruth, su novia de la Facultad, pero ella no le quiere como se merece, por lo que Jorge se refugia en sus amigos y en su querida moto.

Para Elisa

2013 | Para Elisa

Subir una escalera, entrar en el tercero izquierda, avanzar por un pasillo acompañada de una dulce melodía infantil, tomar un té con pastas y conocer a una inocente niña a la que cuidar puede ser el principio de una tarde cualquiera para una joven estudiante universitaria. Pero si al atravesar el umbral de esa puerta te adentras en la boca del mal, en la casa de Diamantina, en el salón de juegos de Elisa, y tú, la joven estudiante, te conviertes en el juguete de una desequilibrada, entonces ya no es una tarde cualquiera, es la última tarde...

Viral

2013 | Viral

Debut en el largometraje del argentino residente en Madrid Lucas Figueroa, hasta la fecha autor de diversos cortometrajes. Uno de ellos, Porque hay cosas que no se olvidan, estuvo nominado al Goya en esa categoría en 2009. Necesitado de dinero para que no echen a su padre de la residencia de ancianos, Raúl Núñez, un veinteañero que se dedica a los efectos digitales, resulta elegido para participar en el concurso "El Friki de la FNAC". Deberá permanecer encerrado en el edificio de la tienda a la que alude el título del mismo durante una semana, y ganará si consigue 100.000 fans en su página de Facebook. Pronto, se siente atraído por una cajera, al tiempo que un vigilante de seguridad le advierte de una presencia fantasmal en el lugar. Ciertamente, el cine español tiene que aprender mucho de las superproducciones americanas en cuanto a las posibilidades del 'product placement' para ayudar en la financiación. Pero Viral se pasa en descaro, y acaba siendo un anuncio de 90 minutos de FNAC, la cadena de grandes almacenes especializada en cultura. Se repite continuamente el nombre de la tienda, los personajes de Pablo Rivero y Aura Garrido casi no se quitan el chaleco de la casa, y una aparición del presentador Maxim Huerta parece concebida para hablar de su libro "Una tienda en París" previo pago de una módica cantidad. La trama de Viral resulta un tanto pueril, y acaba resultando demasiado evidente que se nombren o aparezcan continuamente conceptos de moda: redes sociales, tablets, frikis, etc., para ganarse al público juvenil, al que también va dirigida la canción central de la banda sonora, del grupo Auryn, de moda entre ese sector. Además, 'roba' demasiado de cintas como La terminal, [Rec] y Tesis, y algunos gags parecen sacados de un episodio de Física o Química. Por su parte, el reparto es desastroso, salvo por la aparición del siempre excelente Pedro Casablanc, hasta ahora un tanto desaprovechado por el cine, que otorga algo de entidad, a las secuencias en las que aparece. También tiene cierta gracia el acento andaluz cerrado de Miguel Ángel Muñoz. Es una pena, pues Figueroa demuestra un gran talento para la puesta en escena, con algunos momentos imaginativos, como la llegada a la tienda del protagonista, en un plano secuencia que sigue su periplo en bicicleta. Además, algunos gags derrochan alguna simpatía, y al menos en su arranque logra cierto suspense.

4/10
Ni pies ni cabeza

2012 | Ni pies ni cabeza

Ni pies ni cabeza: Dos torpes guardias civiles, Kiko y Castro, encuentran durante una patrulla rutinaria en el monte un cuerpo sin vida al que han cortado los pies y la cabeza. Después de varias pesquisas descubren que se trata de un destacado miembro del sindicato, mal visto por los altos mandos. Para resolver el caso escogen a Elías, un agente con poca experiencia que con la ayuda de Conda, la médico forense, y de los patosos agentes que descubrieron el cadáver, investigarán el caso. ¿Conseguirán resolverlo?

Holmes & Watson. Madrid Days

2012 | Holmes & Watson. Madrid Days

Sherlock Holmes ha dado mucho juego en la pantalla. En Asesinato por decreto se mezclaban sus peripecias con las de Jack el destripador. Este célebre asesino es una pieza fundamental de Holmes & Watson. Madrid Days, que como su mismo título indica también tiene como eje fundamental la visita del personaje creado por Sir Arthur Conan Doyle a la capital de la España. Holmes & Watson. Madrid Days presenta a un maduro Sherlock Holmes que mantiene un romance con Irene Adler, una conocida actriz casada. El detective tiene sueños recurrentes con unos crímenes acontecidos en Madrid, que imitan al dedillo los que cometió Jack el destripador en Londres, y cuyo autor empieza a ser conocido como Juanito el Charcutero. En compañía de Watson, que deja en casa a su amada esposa, se traslada al lugar de los hechos, donde conocerá a relevantes personajes de la época a los que sonsacar datos sobre lo ocurrido. Dos tipos de público se sentirán atraídos a priori por una versión de José Luis Garci de las andanzas de Sherlock Holmes: los incondicionales del asturiano y los forofos del personaje. Los primeros saldrán más satisfechos que los segundos, ya que desde el contemplativo arranque queda claro que estamos ante una película de autor, para bien o para mal. Holmes & Watson. Madrid Days viene a ser sobre todo una inmersión en la época, que se detiene para que los personajes conversen detenidamente tomándose su tiempo sobre el cocido de Lhardi, o en torno al Palacio de Cristal, del Palacio del Buen Retiro. Así, los dos protagonistas tienen la función de extranjeros que sirven al director para describir desde su punto de vista los ambientes que le parecen significativos. Por contra, en Holmes & Watson. Madrid Days saben a poco los pasajes típicamente de Sherlock Holmes, que en ocasiones contadas realiza una de sus brillantes deducciones (cuando conoce al periodista encarnado por Víctor Clavijo) o conversa con la señora Hudson. Como tiene por costumbre, José Luis Garci se ha rodeado de ilustres colaboradores, entre los que destaca el fotógrafo Javier Palacios, autor de Casual Days, que sorprende con sus pictóricos planos de época. Por su parte, el propio José Luis Garci firma el montaje, que pretende ser lo más pausado posible, y ha coescrito el guión con su esposa, Andrea Tenuta, y la poco conocida María Sanromán, a partir de una idea desarrollada por el director con el crítico y Fiscal General del Estado Eduardo Torres-Dulce. Siempre ha destacado el realizador por su excelente mano con los actores. En esta ocasión destaca un sobresaliente trabajo de Gary Piquer, actor excepcional que ha demostrado su enorme valía en títulos como Mal día para pescar y Aunque tú no lo sepas, y que hasta ahora ha sido muy desaprovechado. Su Holmes resulta muy sentido, pero por desgracia desentona con el resto del reparto por su acento, que no tienen los otros actores que interpretan a británicos, incluyendo a su inseparable Watson –un José Luis García Pérez estupendo, más espontáneo–. Tampoco se entiende mucho que se haya tomado la opción de que las escenas en las que supuestamente hablan en su lengua natal o interaccionan con compatriotas se hayan interpretado en español, y sin embargo, de repente, se ponen a conversar en genuino inglés con el redactor de prensa. Por lo demás, resultan convincentes actores muy de Garci como Enrique Villén, Juan Calot, Manuel Tejada y hasta el inevitable diplomático Inocencio Arias. Sorprenden agradablemente Belén López, el citado Víctor Clavijo, y las dos principales chicas [Rec], Manuela Velasco y Leticia Dolera, ambas muy por encima de sus interpretaciones precedentes. De todo el reparto femenino sobresale Macarena Gómez, una actriz muy natural con mucha fuerza, que encarna a una cabaretera. Además, Carlos Hipólito, presente en varias cintas 'garcianas' anteriores, realiza una pequeña colaboración como el escritor Benito Pérez Galdós. También es digno de mención que el realizador logre sacarle partido al cómico malo del dúo Cruz y Raya Juan Muñoz, y hasta al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que para asombro de propios y extraños al menos no desentona significativamente como su ilustre antepasado Isaac Albéniz, a pesar de que incluso interviene en un breve diálogo.

5/10
Torrente 4: Lethal Crisis (Crisis letal)

2011 | Torrente 4: Lethal Crisis (Crisis letal)

Cuarta entrega de las andanzas del cutrepolicía José Luis Torrente. Desconsolado por la muerte de El Fary, y tras pifiarla en una boda de alto copete como vigilante de seguridad, Torrente es requerido para cometer un asesinato a sangre fría. Le ayudará en la tarea el más bien retrasado Rin Rin, pero algo no sale como debía, y Torrente acaba con sus huesos en la cárcel. Allí tendrá que hacerse respetar, mientras piensa un plan de fuga inspirado en la peli de Stallone Evasión o victoria. La verdad es que contar la trama de una película de Torrente es lo de menos. La nueva entrega sigue la estela de los filmes anteriores, o sea, Santiago Segura ofrece más humor zafio y chabacano, buscando la complicidad del espectador, cultivando su marca de fábrica de “amiguete” que te puede hacer pasar un buen rato. De nuevo se trae a “famosetes” donde lo más sorprendente es el hecho de que lo sean –los fichajes estelares son sin duda Kiko Rivera “Paquirrín”, Belén Esteban y David Fernández “Chiquiliquatre”–, más el cantante David Bisbal, y la ristra de cómicos presentadores que puedan ayudar a la promoción, o sea, El Gran Wyoming, Florentino Fernández, Andreu Buenafuente y Pablo Motos, más otros que andan un poquillo perdidos, Fernando Esteso y Andrés Pajares. Es curioso ver de nuevo a Tony Leblanc, un actor que contribuye a dignificar la película, tarea que se diría imposible, cuando aparece en escena. Por supuesto, Segura tiene una gracia natural, pero eso da para unos cuantos chistes que bien podían formar parte de un espectáculo en directo de club nocturno, y punto. Como en los otros filmes, abusa de las escenas de sexo, y de las bromas guarras. En cuanto a su pretensión de ser políticamente incorrecto, podría debatirse mucho sobre el tema. Por supuesto, Segura se permite bromas racistas en la medida que se perdonan –Torrente es así, ya se sabe–, pero no hay demasiada audacia transgresora contra el “establisment”, no nos engañemos. Reservemos unas palabras finales para el 3D, técnica cuyo uso en el film sólo puede calificarse de tomadura de pelo, mera excusa para incrementar el precio de la entrada y hacer caja. La “genialidad” del guionista, director y protagonista se limita a que en un par de ocasiones Torrente vomita hacia la pantalla, y a aprovechar burdamente el efecto tridimensional, por ejemplo para tener a un fiero perro un poquito más cerca. ¿Oportunismo? Sí, no hay más que ver otra muestra del mismo, el absurdo título de la película. Pero lo cierto es que Segura no engaña a nadie, es el público el que responde al tirón del marketing, y le ríe (medianamente) sus ocurrencias.

1/10
Maktub

2011 | Maktub

Algo en el hogar de Manolo no marcha bien. Casado con Beatriz y con dos hijos, las relaciones familiares se han ido deteriorando progresivamente. Cercana la Navidad, tal situación podría cambiar por el encuentro inesperado de Manolo con Antonio, un chaval que padece cáncer, hijo de madre soltera, Mari Luz. Con su liante desparpajo, Antonio logra enredar a Manolo para que le preste un poco de su afecto y tiempo, y esta posibilidad de ayudar al prójimo tendrá un efecto contagioso en todo su entorno. Una grata sorpresa. Esta película familiar con formato de cuento navideño, escrita y dirigida por Paco Arango, hasta ahora curtido con la creación de las series televisivas ¡Ala... Dina! y El inquilino, tiene la nada desdeñable virtud de funcionar. Porque no es tan sencillo manejar los recursos típicos -y por tanto, manidos- de este tipo de filmes, con idea de divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos del espectador, y lograrlo. Arango alcanza el deseado equilibrio entre comedia y drama, y propone una fábula con enseñanzas sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos ni empachos de la muerte, la trascendencia, el amor, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Y en singular mezcla de géneros, hasta se permite una sorpresa final casi de thriller o “cuento asombroso”, que ciertamente se ve venir, pero que está eficazmente entregada. Hay un acierto completo en el casting, Arango tiene a un grupo de actores que se mueven bien en un terreno donde deben a la vez provocar risas y mover a la reflexión por sus distintas encrucijadas, qué grandes son Aitana Sánchez Gijón, Amparo Baró, Goya Tolelo, Mariví Bilbao, Enrique Villén, Rosa María Sardà, e incluso sólo cabe calificar de inteligente el fichar al popular “perdido” Jorge García como inmigrante mexicano repartidor de comida rápida. Diego Peretti es perfecto para el buscado efecto tragicómico, da el tipo de hombre agobiado que a la vez nos hace reír. El resto de adultos, muy bien escogido, cumple sobradamente. Puestos a destacar un actor -y todos los chavales están muy bien-, se lleva la palma el joven debutante Andoni Hernández, el chico enfermo, que compone un personaje clave con la solidez de todo un profesional.

6/10
Plaza de España

2011 | Plaza de España | Serie TV

Año 1936, guerra civil española, el pequeño pueblo de Villaseca en el frente de Guadarrama. Un grupo de soldados del bando de los alzados ocupa el lugar con idea de abastecerse con los bienes de un marqués local. Ignora el coronel que comanda la expedición que el marqués ha fallecido hace unos meses, y que unos lugareños han arramblado con sus propiedades, hasta el punto de que le suplantan. Está al cabo de la calle el soldado Sebastián, que resulta ser de Villaseca, y que a su pesar se convierte en cómplice de los farsantes. Telecomedia hispana que trata de dar una visión amable de los años de la guerra fraticida española, sin hacer demasiada sangre con ninguno de los bandos, aunque las bromas para ridiculizar posturas abundan sobre todo a la hora de mirar a los nacionales, también con alguna broma irreverente. Hay quien ha hablado de tono berlanguiano, pero no se detecta tanta “mala leche”, el tono es más cercano a las comedias de la Ealing, la famosa productora inglesa. La trama prometía más diversión, pero aun así algunos gags tienen gracia.

4/10
El asesinato de Carrero Blanco

2011 | El asesinato de Carrero Blanco | Serie TV

Miniserie, dirigida por Miguel Bardem, que reconstruye todos los detalles que rodearon el atentado: la actividad de los etarras en Madrid y las pesquisas policiales. El punto central de la narración gira en torno a los pasos que dieron los etarras para hacer estallar la bomba.

El gran Vázquez

2010 | El gran Vázquez

Manuel Vázquez fue uno de los muchos dibujantes que semanalmente debían llenar las páginas de la docena de tebeos que la editorial Bruguera publicaba en los años 50 y sucesivos. Suyas son creaciones como las hermanas Gilda, Anacleto agente secreto, la familia Cebolleta, Angelito, la familia Churumbel, la abuelita Paz, e incluso el tío Vázquez, personaje que era el propio dibujante.Este film de Óscar Aibar recrea la vida de Vázquez con tono nostálgico, y trazos que beben de la tradición de la picaresca española, el Lazarillo de Tormes y compañía. Porque el protagonista es un artista sin ínfulas de tal, a quien persiguen de continuo los acreedores, y que mantiene relaciones simultáneas con varias mujeres, de las que nacen familias que no se conocen entre ellas, y que ignoran la existencia de la otras. El film acumula gags de las triquiñuelas de Vázquez para vivir a cuerpo de rey en un hotel de lujo, o para engatusar a su jefe de Bruguera para conseguir un poco más de dinero. No faltan las situaciones que hipotéticamente habrían dado pie al nacimiento de uno u otro personaje de su producción comiquera, ni el encuentro con colegas como Francisco Ibáñez, el creador de Mortadelo. O alguna breve animación, las hermanas Gilda o Anacleto hablarían con su autor. De entrada el film despierta simpatía, y en su sencillo discurrir narrativo, con el envoltorio visual y musical, parece querer emular al cine de Jacques Tati. Pero no es lo mismo. Le falta garra a Óscar Aibar -que ya abordó el mundo del cómic, en este caso 'underground' en Atolladero-, se queda en simple y correcto cine comercial, que deja fuera cualquier intención moralizante, el personaje simpático y canalla es como es, no se le juzga, “genio y figura hasta la sepultura” podríamos decir con el refrán. Y aunque Santiago Segura parezca un acierto de casting, por su imagen de amiguete pícaro, se trata de un actor de registros limitados, que lo confía todo a su innegable espontaneidad, y se revela incapaz de transmitir patetismo cuando el guión lo exige.

4/10
La huella del crimen 3: El secuestro de Anabel

2010 | La huella del crimen 3: El secuestro de Anabel

Telefilm que recrea la tristemente célebre historia de Anabel Segura, una joven que fue secuestrada mientras hacía footing por su urbanización de La Moraleja, en Madrid, en 1993. El secuestro de Anabel Segura forma parte de la tercera temporada de una serie creada por Pedro Costa, llamada "La huella del crimen", que quiere narrar casos policiales famosos sucedidos en España.

4/10
Sangre de mayo

2008 | Sangre de mayo

En el bicentenario de la guerra de la independencia en España, José Luis Garci entrega una película que recrea los acontecimientos en torno al Madrid de 1808, tomando libremente como base literaria dos de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós: “La corte de Carlos IV” y “El 19 de marzo y el 2 de mayo”. La ideas es ofrecer un amplio fresco de época, con multitud de personajes, una fórmula que ya abordó el cineasta en Tiovivo c. 1950. El hilo conductor del relato es Gabriel, un joven de condición modesta, muy enamorado de Inés. El mozo ejerce de chico de los recados de una actriz, pero su deseo es prosperar para poder casarse con suficientes medios económicos. Por ello acepta entrar al servicio de una marquesa, lo que le sirve para estar al cabo de la calle de las intrigas en palacio, con los manejos políticos del ministro Godoy cerca de la reina, ante la ineptitud de Carlos IV, y las maniobras del bando liberal y afrancesado que apoyan al hijo del rey, Fernando, como supuesto adalid de sus ideas. Los vaivenes de su corazón, y el descubrimiento de cómo la codicia en política puede destruir el espíritu de los hombres, le llevarán a intentar una nueva profesión, como cajista de una imprenta. Entretanto Inés se queda huérfana, y su tío fraile no puede atenderla, de modo que son sus dos tíos solterones, él y ella, los que la adoptan, pero haciéndola trabajar como una mula, y recluyéndola, mientras el primero la pretende en matrimonio. Por supuesto su amado Gabriel no lo va a permitir. El guión de Garci y Horacio Valcárcel adopta la óptica galdosiana al presentar variopintos personajes, ricos y plebeyos, reales y ficticios, que aparecen en primer término sobre el telón de fondo de los hechos históricos, como el motín de Aranjuez, la invasión napoleónica, y la resistencia heroica de la gente de a pie, con la ironía, subrayada, de que se rechazaba un atropello para entregar el trono a un rey que no lo merecía. Y subyace la idea de que el hombre contemporáneo debe aprender de los aciertos y errores del pasado. Aunque la trama amorosa tiene un aire excesivamente folletinesco, en líneas generales funciona, y sirve para casar los dramas singulares con el que padece toda una nación. El film cuenta con una buena recreación de época, donde se muestra el “skyline” de entonces con cierta gracia, y las escenas de acción, como la carga de los mamelucos, son más que dignas. Eso sí, Garci no evita caer en la tentación de recrear el cuadro de “Los fusilamientos del 2 de mayo”, algo mil veces visto y que parecía que el cineasta estaba evitando de intento, ofreciendo un tiro de cámara distinto de esos sucesos. El director sabe contenerse un tanto en las parrafadas de sabor literario a las que tan aficionado es; resulta inteligente incluir una al comienzo, mientras discurren los títulos de crédito, y luego la cosa se deja puntualmente a la boca de algunos personajes, como el del autor de teatro. El reparto está bien escogido, aunque al ser sus personajes muy sencillos, definidos con rasgos elementales, no tiene excesiva ocasión de lucimiento.

6/10
Plutón B.R.B. Nero

2008 | Plutón B.R.B. Nero | Serie TV

Serie de humor que teóricamente parodia a las películas de ciencia ficción y que sin embargo abusa hasta la exageración del chiste fácil y chabacano, haciendo honor al lamentable humor español de ínfima calidad. Se trata de una creación del director Álex de la Iglesia, quien también ha escrito y dirigido casi todos los capítulos, estrenados en la segunda cadena de Televisión Española. La trama cuenta la búsqueda de un planeta habitable, pues la Tierra se ha convertido en un lugar desastroso. La misión corre a cargo de la nave Plutón BRB Nero ('putón verbenero' ja, ja), comandada por el capitán Valladares. Dentro de la nave todo son tonterías y diálogos surrealistas y absurdos. Entre la tripulación se encuentran el capitán, su lugarteniente, una androide científica, un mecánico, otro androide de baja tecnología y un asqueroso extraterrestre llamado Roswell, interpretado por Enrique Villén, y que quizá es lo único destacable de esta casposa y fallida serie completamente desdeñable.

2/10
El síndrome de Ulises

2007 | El síndrome de Ulises | Serie TV

Ulises Gaytán de Arzuaga es un joven médico que ha estudiado en EE.UU. Tras concluir un máster que ha realizado allí, regresa a España, para dirigir la clínica de su familia. Pero resulta que su padre se ha fugado con una paciente, llevándose una gran suma de dinero.Miguel Ángel Muñoz (Un paso adelante) protagoniza esta telecomedia española de temática médica. El título hace referencia al síndrome que sufren los emigrantes cuando se afincan en un nuevo lugar.

4/10
Luz de domingo

2007 | Luz de domingo

Película “de entonces”, rodada en Asturias, parsimoniosa… Con bonita música y reconstrucción de época, cuidada fotografía, literaria voz en off del narrador … Muy de Garci, vamos, pero más entonado que en otras ocasiones, en las que llega a hacerse cargante. Adapta libremente una obra de Ramón Pérez de Ayala –el guión es de José Luis Garci y su colaborador habitual, Horacio Valcárcel–, y transcurre a principios del siglo XX, en el pueblecito asturiano de Cenciella, al que acaba de llegar el joven Urbano, que se incorpora a su puesto de secretario del ayuntamiento. Pronto quedará prendado de una moza de buen ver, Estrella, que vive con su abuelo Joaco. Pero al tiempo se verá enredado en las cacicadas del alcalde Atila, y las tropelías de sus tres soberbios hijos, que desean hacerse con una finca de Joaco. Los enfrentamientos llegarán a una situación límite y terrible cuando Urbano y Estrella, ya prometidos, son atacados en el bosque por el cuarteto más un quinto matón. Aunque al abuelo le hierve la sangre por lo ocurrido, la respuesta de Urbano a la agresión desconcertará a propios y extraños. El cineasta asturiano saca a pasear su cinefilia y su nostalgia, como es habitual en él, con el arranque de la romería, un evento festivo que recuerda a la saga de El padrino, que tiene su continuidad en los modos “padrinescos” del alcalde, muy bien interpretado por Carlos Larrañaga; también se ve esto en las postales neoyorquinas, con ese final junto a la Estatua de la Libertad –que contrasta con la imagen gris de España a la que ha llegado, oh, horror… ¡Franco!–, o en los diálogos costumbristas, algunos muy simpáticos, otros más artificiales. La película, a pesar de esa insistencia en “la luz del domingo”, tiene sus momentos duros y hasta desagradables, pero se agradece cierta contención y estilo en pasajes como el de la violación, o el clímax en la puerta de la iglesia. Y se agradece que se planteen temas de cierta entidad, como el perdón, la venganza, la justicia y la paciencia, la generosidad al acoger una nueva vida, la magnanimidad que no se deja reconcomer por el rencor, el reconocimiento de la virtud del prójimo… No faltan además críticas al cainita carácter español, a través del personaje de Andrea Tenuta. Como ya ha hecho Garci en otros títulos de su filmografía, aquí ofrece una variada galería de personajes, los lugareños de Cenciella, bien perfilados; y hay que reconocer que los actores están muy bien, desde los jóvenes enamorados, Álex González y Paula Echevarría, que dan muy bien el tipo de un amor puro, pasando por el músico Manuel Galiana, el abuelo Alfredo Landa, la viuda de Kiti Manver, el médico Fernando Guillén Cuervo, además del citado Larrañaga y de una pléyade de tipos, figurantes o con un par de frases, que cumplen perfectamente.

6/10
Siete mesas de billar francés

2007 | Siete mesas de billar francés

Gracia Querejeta ha demostrado ya en su filmografía una capacidad de abordar historias y situaciones de interés humano. La película que nos ocupa no es perfecta, pero se mira con simpatía y está muy por encima de la media del cine español. Aunque es un drama, contiene muchos puntos de humor que la suavizan. Pero si uno trata de analizar con un poquito de rigor el guión de Gracia y de David Planell, hay demasiados excesos, lo que no ha impedido el premio al mejor guión en el Festival de San Sebastián. El crudo resumen del punto de partida –el mismo día que se le muere su padre, Ángela descubre que su marido policía es un corrupto, y encima tenía un hijo con otra mujer– suena a increíble culebrón. Quizá la virtud de la directora es “colar” esto y otros puntos, para llevarnos a la decisión de Ángela de trasladarse a Madrid con su hijo, y poner a punto el negocio en decadencia que regentaba su padre, un salón de billares; para revitalizar aquello Ángela decide formar un equipo de billar, que con sus esperados triunfos atraiga a los clientes. Lo integrarán viejos amigos de la familia, y ayuda a Ángela Charo, la mujer que vivía con su padre, a la que nunca llegó a proponer matrimonio. La película despliega una serie de personajes más o menos entrañables –Evelin, la empleada hondureña, Antonio, el dueño de una zapatería, enamorado de toda la vida de Charo, “El tuerto”, Jacinto y su sobrino Fele, el niño…–, y se aplica un esquema propicio para el enfoque “culebrón” y que viene “al pelo” en una película de billar: la jugada a tres bandas, la sombra del padre muerto rebota y afecta a las vidas de Ángela, Charo y Antonio. Un reparto ajustado hace el resto –están muy bien Maribel Verdú y Blanca Portillo, esta considera mejor actriz en San Sebastián–, una partida apañada, aunque se nota demasiado que lo del billar es una excusa, poco nos importan las habilidades de los personajes con el taco.

6/10
Ekipo Ja

2006 | Ekipo Ja

Juan Muñoz, componente junto con José Mota del dúo humorístico Cruz y Raya, debutó como cineasta con ¡Ja me maaten..!, donde interpretaba al protagonista, Juan de Dios, el típico gitano humilde, pero honrado. Ahora retoma al personaje en esta secuela, que continúa en la línea de acumulación de tópicos sobre la raza calé. Esta vez, Juan de Dios se muda con su prole a una mansión elegante de un barrio de categoría, cuya propiedad ha obtenido al llegar a un acuerdo con unos mafiosos rusos. Estos mafiosos intentan arrebatar a Juan de Dios un pequeño cofre que contiene un singular objeto mágico, también codiciado por una decadente marquesa. Como las últimas entregas de Torrente, el brazo tonto de la ley, el guión es una excusa para una sucesión de gags chabacanos y cameos supuestamente graciosos de famosos, entre ellos, cómo no, Santiago Segura (el único que provoca media sonrisa). Juan Muñoz es un humorista resultón en la pequeña pantalla, con sus imitaciones de personajes reconocibles de la sociedad española, en sketchs de corta duración. Pero ni el memorable Mr. Bean salió airoso de reconvertir su show en un largometraje de cine.

1/10
El penalti más largo del mundo

2005 | El penalti más largo del mundo

Fernando, treintañero gris que trabaja como reponedor en un supermercado, ejerce como portero suplente de un equipo de fútbol de tercera regional. Por sus características físicas, poco atléticas, el  entrenador no le ha sacado a jugar ni un sólo minuto en toda la temporada, a punto de terminar. Su equipo se proclamará campeón, si gana el último partido. Pero en el último minuto, el portero titular se lesiona, y el árbitro pita penalti en contra. En las manos de Fernando está la posibilidad de parar el balón y convertirse en un héroe, pero un grupo de hinchas indignados invade el campo. El árbitro retrasa el lanzamiento una semana, pero los jugadores tienen que ser los mismos, incluido el portero...  Durante esos siete días, Fernando se hará querer: por ejemplo, conseguirá que salga con él Cecilia, hija del entrenador, y la chica de sus sueños. Ganador del Goya al actor revelación por Días de fútbol, Fernando Tejero cambia la portería del bloque de edificios de la serie Aquí no hay quien viva por la de un campo de fútbol de barrio. Supone el segundo trabajo, tras Hombres felices, del cineasta madrileño Roberto Santiago. Él mismo se ha encargado del guión, basado en un relato corto hilarante del argentino Osvaldo Soriano, y que ha cortado a la medida del protagonista, cuya espontaneidad y gracia natural mueven por sí mismas a la risa. Esta circunstancia, ciertos toques de cine social, un par de situaciones ingeniosas (la comida con el jefe, o la secuencia en la que Cecilia acaba en la nevera), y el hecho de que evite casi siempre el sendero fácil del humor zafio, imperante en el actual cine español, permiten pasar por alto que el argumento es sencillo, y más ligero que el aire.

5/10
Ninette

2005 | Ninette

La efémeride del centenario de Miguel Mihura (1905-1977) sirve a José Luis Garci para pergeñar su último film, que aúna dos obras del dramaturgo madrileño: "Ninette y un señor de Murcia" y "Ninette, Modas de París". Allí se nos cuenta cómo Andrés, un provinciano señor de Murcia, visita a su amigo Armando en París en los años 50. La idea es disfrutar de los encantos de la capital francesa, echar una canita al aire. Pero la cosa no empieza muy bien cuando Armando le dice a su amigo que no ha podido encontrarle alojamiento en un hotel, que deberá dormir en casa de una familia de exilidados españoles. La contrariedad deja de serlo cuando Andrés conoce a la hija única de la familia, la encantadora y afrancesada Ninette, un auténtico bomboncito. Al tramo francés seguirá otro en tierras hispanas, con la pareja ya casada y regentando un establecimiento de objetos píos. Diversión muy nuestra, con gags de buena ley. Quizá pueda pensarse que la trama se ha quedado algo rancia, y Garci no logra imprimir al film el necesario ritmo vertiginoso de comedia alocada que está pidiendo a gritos. Pero Mihura es mucho Mihura, y dicho sea para los despistados, no estamos hablando de toros. Garci maneja el texto de uno de los autores teatrales más desternillantes de la literatura hispana, y colaborador en guiones como el de la impagable Bienvenido Mr. Marshall. Coartada cultural, que sirve como contrapunto a lo más publicitado del film, la consigna “Muestra a Elsa Pataky como nunca antes se la ha visto”, o sea, en cueros. A Pataky se la ha llegado a definir por este film como la “Marilyn española”, lo que tal vez sea excesivo: aunque hace un notable trabajo interpretativo, su acento ‘fgansés’ carga un poco. Más en su sitio está Carlos Hipólito, y la gran sorpresa del film, Enrique Villén, como el leal amigo del ‘señor de Murcia’.

4/10
Crimen ferpecto

2004 | Crimen ferpecto

Rafael es un joven vendedor mujeriego, que aspira a convertirse en jefe de planta de unos grandes almacenes. Pero su principal rival, el veterano don Antonio factura más que él, y le usurpa el puesto. Durante un forcejeo con don Antonio, que pretende despedirle, Rafael acaba asesinándole accidentalmente. Así que tiene que acceder a los deseos de Lourdes, una subordinada que físicamente es poco agraciada, que ha sido testigo del desafortunado suceso y que le chantajea con contárselo a la policía, si no contrae matrimonio con ella. Álex de la Iglesia recupera el humor negro y cínico, su marca de fábrica en comedias como El día de la bestia y La comunidad, y lo mezcla con una trama de suspense que homenajea al maestro Hitchcock, a cuyo Crimen perfecto se alude en el título. De arranque inmejorable en lo que se refiere al duelo de vendedores, posteriormente sufre alguna  caída de ritmo, y el guión es un tanto alocado y rutinario. Pero la actriz Mónica Cervera es todo un descubrimiento.

4/10
Platillos volantes

2003 | Platillos volantes

Tragicomedia que parte de hechos reales, dos hombres que se suicidaron a principios de los 70 en Cataluña, dejando una enigmática nota: “Los extraterrestres nos llaman”. A partir de ahí, mediante un flash-back, se reconstruye con tono tragicómico lo que pudo llevarles a acabar con sus vidas. Juan es un adolescente frustrado que conoce a José, un experto en el tema, convencido del montaje de una conspiración gubernamental para ocultar la existencia de extraterrestres.

3/10
El robo más grande jamás contado

2002 | El robo más grande jamás contado

Lucas, conocido irónicamente como 'el Santo', es un ladrón de medio pelo, que sobrevive a base de pequeños robos que le hacen acabar en la cárcel cada dos por tres. Mientras, su mujer Lucy, que trabaja como stripper en un club, le espera paciente en casa. Pero Lucas quiere dar su gran golpe y ser el centro de atención de los medios, así que monta su propia banda de cacos, a cual más peculiar, con la intención de robar el mismísimo 'Guernica', que se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid. Comedia muy castiza, donde lo mejor es el protagonismo de un Resines con mucha cara. Se podría decir que el director Daniel Monzón quería parodiar los típicos filmes sobre atracos, y gracias a un buen elenco de actores españoles consigue llevar a buen puerto una cinta entretenida y algo extravagante que no daba para mucho más.

3/10
No somos nadie

2002 | No somos nadie

Salva, un mendigo sin escrúpulos, se hace pasar por el nuevo Mesías, para enriquecerse. Los medios de comunicación le siguen el juego para que suban las audiencias.  El actor Jordi Mollà debuta como realizador de largometrajos con esta fallida crítica a los abusos de los reality shows televisivos. Acaba siendo un auténtico despropósito, sin demasiado interés.

1/10
Los lunes al sol

2002 | Los lunes al sol

Una ciudad portuaria innombrada, en Galicia. Tiempos de recesión. Los astilleros que daban trabajo a un buen número de gente han cerrado. Un grupo de amigos se vio afectado. Uno de ellos se apaña bastante bien regentando un bar. Otro trabaja de guardia jurado. El resto ha pasado a engrosar las listas de parados. Y con ese panorama a cuestas sobreviven y se reúnen con frecuencia en el bar, y allí ríen y lloran, tratan de llevar la situación lo mejor posible. Lo que a veces no es fácil. Fernando León de Aranoa maneja junto a Ignacio del Moral un guión aparentemente invertebrado, con diálogos plenos de naturalidad, dichos por un reparto perfecto, en el que destaca Javier Bardem, uno de los grandes del actual cine español. Y consigue transmitir emociones sencillas con enorme fuerza. Como el mismo León decía recientemente, hablando de sus hábitos de espectador, (“Veo de todo, producciones de fuera, de aquí. Al final, con lo que me quedo, es con la sensación de que me han echado un poco de luz sobre algo, sobre la vida, sobre el amor, la sociedad... Me gusta la sensación de montaña rusa en el cine, sentarme y que me manejen.”), él procura hacer lo mismo contando historias con las que el espectador conecta inmediatamente. Apenas ocurre nada en esta película galardonada con 5 Goyas, incluidos los de mejor película, director y actor principal. Pero tras la aparente levedad de una vida cotidiana y reconocible se nos habla de los rígidos mecanismos de una sociedad insolidaria, incapaz de dar trabajo a las personas de cierta edad, que socava los lazos más sagrados, que aboca a los más débiles a la salida en falso. Nadie tiene la culpa y todos tienen la culpa. La falta de ocupación laboral se revela mal gravísimo, no sólo por las carencias económicas que comporta, sino porque el hombre que no trabaja deja de ser hombre: su dignidad se ve gravemente afectada. Elevando la reflexión, se llega a decir que “Dios no cree en los hombres”. Esa culpabilización divina conduce sin remedio a la desesperación. Evita León los didactismos fáciles que llevan a condenar a personas e instituciones, pero deja su film un regusto de amargura y derrotismo, como si el actual estado de cosas fuera inalterable. Al final queda sólo un vago sentido de la lealtad para jugarlo todo a la carta de la supervivencia.

6/10
Arderás conmigo

2002 | Arderás conmigo

Laura, una joven tímida, de misteriosa belleza, inicia una apasionada relación con uno de sus alumnos, un adolescente marginal llamado Israel. El joven empieza a frecuentar la decadente mansión en la que Laura vive con sus abuelos, Irene y Luis, con el propósito de aprovecharse de ella. En el transcurso de esos encuentros clandestinos, Luis descubre a los amantes y la violencia estalla, revelando inesperadamente los oscuros secretos que se esconden en la casa, y conduciendo la relación de la pareja a un juego cada vez más peligroso, en el que ya no se sabe quién utiliza y quién es utilizado, en el que Israel acaba siendo un instrumento de la venganza de Laura, que les arrastra a todos hacia la destrucción.

Tuno negro

2001 | Tuno negro

Salamanca. La tuna. Estudio a tope, y buen rollo. Hasta que aparece un asesino psicópata al que le da por matar a la gente embutido en traje de tuno. Como el chico es muy moderno, escoge a sus víctimas por internet. Dos jóvenes y noveles directores, Pedro L. Barbero y Vicente J. Martín, firman una nueva muestra de Scream a la española.

4/10
La mujer de mi vida

2001 | La mujer de mi vida

El especialista en comedias desenfadadas Antonio del Real (Cha-cha-chá) sitúa la acción en el mundillo que mejor conoce, el del cine español. Cuando está a punto de recibir un Goya, un productor (Emilio Gutiérrez Caba) recibe una llamada desesperada de su amigo Enrique (José Sancho), un actor deprimido por haber caído en el olvido. Lo mejor del film es sin duda el ajustado reparto.

4/10
¡Ja me maaten...!

2000 | ¡Ja me maaten...!

Juan de Dios. Un gitano humilde pero honrado. Pero, vaya, un grupo terrorista oriental secuestra a su padre, en el marco de una importante conferencia internacional que va a tener lugar en Marbella. Comedia española en la que pueden verse las gracias de Juan Antonio Muñoz, uno de los componentes del célebre dúo cómico “Cruz y Raya”.

2/10
La comunidad

2000 | La comunidad

Buena pregunta: ¿para qué? ¿Para ayudarse y hacerse amistades? Según esta delirante comedia negra de Álex de la Iglesia la respuesta es ‘no’. Los vecinos pueden ser terribles, y más si anda de por medio una fortuna en billetes, escondida bajo el suelo del piso de uno de los inquilinos. Por una serie de circunstancias, el inquilino en cuestión fallece. Y Julia, que vende pisos por cuenta de una inmobiliaria, descubre el botín. Su intención es quedárselo, pero todo el vecindario se pondrá en pie de guerra para impedirlo. De la Iglesia recupera un pulso que parecía algo mortecino desde que dirigiera El día de la bestia. Esta película deudora de El quimérico inquilino de Roman Polanski resulta bastante divertida, con personajes desternillantes como esa especie de retrasado mental que se viste de Darth Vader. La escena de la fiesta de bienvenida a Julia, que le organizan los vecinos, tiene un rato de gracia. El director asegura que la peli tiene “suspense, terror y acción. Lo que pasa es que no puedo evitar sentir una atracción irresistible por la comedia. Creo que la risa le da profundidad al drama.” La peli se llevó 3 Goya, y Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en San Sebastián.

5/10
Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero

2000 | Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero

Adaptación de la exitosa novela de Martín Casariego, con guión de sus hermanos Antón y Nicolás. La dirección corre a cargo del desigual Antonio del Real (Cha-Cha-Cha). Con el inicio de un nuevo curso en el instituto llega el amor para Juan, quien rápidamente se enamora de Sara, una chica recién llegada. Lo malo es que su timidez le impide decírselo a nadie, sobre todo a la interesada. Pero los días pasan y hay que tomar una decisión.

4/10
La mujer más fea del mundo

1999 | La mujer más fea del mundo

El futuro. España es una república federal. Lola Otero, la mujer más fea del mundo, fue criada por una monja ciega. Conocedora de lo que es el desprecio, la humillación y los fracasos amorosos, se somete a una complicada operación para convertirse en una hermosísima chica. El film, curiosa mezcolanza de esperpento, romanticismo y gore, sacude sin piedad al mundo de las top model y las pasarelas. Los efectos especiales y ambientación están cuidadísimos, aunque la pretendida reflexión de Miguel Bardem sobre la belleza interior se queda un pelín en la superficie. La peli supone el descubrimiento de una nueva actriz, Elia Galera.

4/10
Barrio

1998 | Barrio

Rai, Javi, Manu. Tres chavales en un barrio de Madrid. Verano. No hay perspectiva de unas felices vacaciones. Los tres se quedan en casa, soportando la canícula madrileña. No pasa nada especial. Son amigos, pasan mucho rato juntos, charlan. Les vemos con sus frágiles familias; en trabajos eventuales, como el de "repartidor de pizzas sin moto"; en pequeñas aventuras; soñando con ganar el sorteo de un viaje a la playa. La ilusión de los tres es escapar de algunas de las perspectivas que ofrece el barrio: desempleo, droga, delincuencia, desintegración familiar. Concha de Plata en San Sebastián. 3 Goya: actriz revelación (Marieta Orozco) dirección, guión. Los premios avalan el segundo largo de Fernando León de Aranoa. Una historia ágil; unos hábiles diálogos, bien pensados, pero que saben a espontaneidad; una buenas interpretaciones. El film interesa y, como sucedía en la estupenda Familia, el director insiste en el tema de la búsqueda de la felicidad. En esta ocasión quizá, con tonos algo sombríos. La metáfora de los barrotes del puente de la M-40 (autovía de circunvalación de Madrid) es muy expresiva.

8/10
El crimen del cine Oriente

1997 | El crimen del cine Oriente

Intenso drama criminal dirigido por Pedro Costa, con guión de Manolo Marinero, Pedro Costa y Javier Tomeo. La historia se centra en el personaje de María (Anabel Alonso), que fue expulsada de la casa paterna tras quedar embarazada. Desde entonces ha deambulado por la ciudad viviendo como sirvienta, pero con lo único que sueña es con poder regresar con su hija. Un día, María se refugia en el cine Oriente huyendo de la lluvia y allí conoce al dueño, Salvador, un hombre amargado que había querido ser torero y la Guerra Civil truncó sus expectativas. Entre los dos surge una relación inmediata, pero ojalá no se hubieran conocido... Melodrama criminal con grandes interpretaciones y cuya principal característica es la presencia de un guión muy bien trabado (está basado en hechos reales) junto con una ambientación muy lograda. Para incondicionales de los crímenes truculentos.

4/10
La casa de los líos

1996 | La casa de los líos | Serie TV

Arturo Valdés es un maduro caballero que ha vivido toda su vida a lo grande. Intenta montar todo tipo de negocios supuestamente rompedores para enriquecerse, con la ayuda de sus estrambóticos ayudantes. Pero éstos no suelen salir nada bien. El veterano Arturo Fernández protagonizó esta producción televisiva, muy en la línea de las obras teatrales que el actor suele interpretar en los escenarios. Argumentos disparatados e interpretaciones exageradas marcan esta serie, que fue respaldada masivamente por el público.

4/10
Libertarias

1995 | Libertarias

El 19 de julio de 1936, en Barcelona, María (Ariadna Gil), una joven novicia aterrorizada por la violencia que ha desatado la guerra, huye de su convento. Va a parar a un prostíbulo, donde un grupo de milicianas anarquistas irrumpen con el fin de reclutar a las mujeres para la revolución. María no tiene otro camino que unirse a ellas, y pronto pasa a ser la protegida de Pilar (Ana Belén). Así se forma un curioso y variopinto grupo de milicianas, que partirán hacia el frente de Aragón. Pronto se darán cuenta de que en la guerra no sirve su entusiasmo idealista. Al principio de la Guerra Civil la gente creía en la prosperidad y en el buen fin de la revolución anarquista. Los personajes de la película transmiten esta idea, y tratan de reflejar los probables valores del anarquismo, la valentía de las mujeres guerrilleras, y la supervivencia por encima de todo del amor, la amistad, la libertad y la solidaridad. Una ambiciosa producción española, con escenas espectaculares y un plantel artístico de lujo, en la que Vicente Aranda no esconde tampoco su tendencia partidista, su odio a la religión y su rechazo de cualquier norma moral.

3/10

Últimos tráilers y vídeos