IMG-LOGO

Biografía

Paul Girard Smith

Paul Girard Smith

Paul Girard Smith

Filmografía
Here We Go Again

1942 | Here We Go Again

Una producción RKO que cuenta la disparatada historia de un matrimonio de estrellas radiofónicas, Fibber y Molly, que planean vivir una segunda luna de miel después de veinte años de casados. Cuando llegan al lugar donde pasaron su noche de bodas se encuentran con que el hotel ya no existe, y que nada es como habían imaginado. La película es un homenaje a la radio, y por su trama pasan voces conocidas de la época como el ventrílocuo Edgard Bergen y sus muñecos Charlie y Mortimer, así como la orquesta de Ray Noble. El film tuvo después cierta fama cuando se supo que se rodó en el mismo decorado de El cuarto mandamiento.

3/10
Bienvenido al regimiento

1941 | You're in the Army Now

Jeeter y Breezy son dos vendedores de aspiradoras que acaban en la armada por una serie de avatares del destino. Ni que decir tiene que ninguno de los dos pega ni con cola en el barco, pero hacen lo que pueden por salir adelante y por sacar partido de la situación, faltaría más. Jane Wyman -la malvada Angela Channing en Falcon Crest- interpreta a la hija del superior de los dos nuevos reclutas. La joven se acabará convirtiendo en pieza clave de la historia ya que los nuevos se fijan en ella para conseguir que salgan bien los chanchullos que se traen entre manos.

4/10
Tanks a Million

1941 | Tanks a Million

Primera entrega de la serie protagonizada por William Tracy, como un ingenuo sargento. Edward Ward fue nominado al Oscar a la mejor banda sonora dramática.

4/10
Jóvenes enamoradas

1936 | Ladies in Love

Atrevida propuesta de la Fox, que después repetiría en cierta forma tanto con Tres ratones ciegos (1938) –también con Loretta Young en su reparto– como con el clásico Cómo casarse con un millonario (1953). O sea, de cómo tres jovencitas –Loretta Young, Janet Gaynor y Constance Bennett– deciden arreglar sus vidas para siempre buscando maridos ricos. El enredo está servido cuando la primera de ellas seduce a un aristócrata (Tyrone Power), con la mala fortuna de que ya está comprometido. Así que, desesperada, decide suicidarse con veneno, pero la dosis – ciertamente menor– es bebida por error por su amiga Gaynor, que es atendida por un atractivo doctor (Don Ameche), del que se enamora. Al tiempo que Bennett hace caer en sus redes amorosas a un hombre de negocios de mediana edad (Wilfrid Lawson).

5/10
One Hour Late

1934 | One Hour Late

Una historia de Dorothy Parker –novelista y cronista habitual de cotilleos de las estrellas–, que en realidad se limita a una pequeña anécdota donde tres personas quedan atrapadas en el ascensor de un rascacielos: una secretaria que flirtea con su jefe, su celoso novio que sospecha de ella y la esposa del mencionado jefe. Allí saldrán a la luz bastantes trapos sucios, siempre en un amable tono de comedia. Su reparto no es especialmente relevante ya que los tres personajes centrales están interpretados por Joe Morrison –célebre por su condición de barítono en programas de radio y que aquí aprovecha para cantar uno de sus grandes éxitos "The Last Roundup"– y las actrices secundarias Helen Twelvetrees y Gail Patrick.

3/10
Marinero en tierra

1933 | Son of a Sailor

Nueva comedia al servicio del actor Joe E. Brown, esta vez convertido en un torpe y simpático marinero –adicto a las bromas y a las chicas–, que solo busca días libres de permiso. Sin embargo, una serie de enredos le llevará a bordo de un barco donde deberá hacer frente a una compleja misión de espionaje, esencial para la Marina de los Estados Unidos. El film parte de un guión original de Alfred A. Cohn y Paul Girard Smith y cuenta con diálogos añadidos de Ernest Pagano y H.M. Walker, siendo producida por Warner Bros con el consiguiente éxito de público que seguía impenitentemente las andanzas de Brown. La película fue la cuarta colaboración entre el cómico y el director Lloyd Bacon tras El tigre del ring, ¡Hola, bombero! y You Said a Mouthful.

4/10
¡Ay, que me caigo!

1930 | Feet First

Divertida película de la etapa sonora de Harold Lloyd. El film presenta tres tramos bien determinados. En el primero Harold es un joven dependiente de una zapatería que hace un curso por correspondencia para ganar en personalidad cara a tratar mejor a la clientela y prosperar. Más tarde, en la segunda parte, Harold se cuela en un barco donde viaje un magnate fabricante de zapatos, que le toma por un colega; él mantiene esa ficción, mientras trata de conquistar a la chica de sus sueños, a la que toma por hija del citado magnate, cuando únicamente es su secretaria; finalmente, tercer tramo, tenemos a Harold salvando mil y un obstáculos para entregar a tiempo una carta que le supondría al fabricante de zapatos un negocio redondo, y a nuestro héroe el reconocimiento de su valía. Los tres actos del film ofrecen momentos muy hilarantes. Cuando mejor funcionan los gags es cuando son puramente visuales, como cuando en el barco Harold intenta recuperar todos los ejemplares de una publicación, que incluye una fotografía suya bastante comprometedora. El tercer acto del film viene a ser como un “más difícil todavía” con respecto a El hombre mosca, pues de nuevo tenemos a Harold metido en líos, al ir a parar al andamio de un gran edificio, donde se verá obligado a resistir hasta llegar a la azotea. El actor filma él mismo sus arriesgadas escenas.

6/10
Welcome Danger

1929 | Welcome Danger

El joven hijo de un mítico jefe de la policía marcha a San Francisco dispuesto a poner al servicio de la ley sus aptitudes, que parecen estar en los genes. En el camino tiene tiempo de conocer a la chica de sus sueños.De los primeros títulos sonoros de Harold Lloyd. El genial actor cómico se las arregla mejor con los gags visuales, que con los que implican el uso del sonido, pero eso no quita para que el conjunto desprenda su inconfundible sentido del humor. Por ejemplo, cuando no reconoce a la chica amada vestida con un mono con pinta hombruna, o cuando le da por hacer un registro de las huellas digitales de toda la ciudad. Aunque el hilo conductor de la trama es algo elemental, una excusa para encadenar gags, entre los que destaca el de molestar a una vaca para conseguir el abrazo tierno de la joven por la que bebe los vientos.

6/10
El boxeador

1926 | Battling Butler

Un millonario se enamora de una joven y quiere casarse con ella, pero la familia de la chica le desprecia por ser un tipo escuálido. Para ganarse su respeto se hace pasar por un boxeador que tiene su mismo nombre. El plan da resultado hasta que se anuncia un combate del verdadero boxeador. El millonario tiene que empezar a entrenarse para no ser descubierto. Contando con menos medios de los acostumbrados, el genial humor de Keaton sobresalió también en esta película. Algunos de los gags son desternillantes.

6/10
Bienvenido al regimiento

1941 | You're in the Army Now

Jeeter y Breezy son dos vendedores de aspiradoras que acaban en la armada por una serie de avatares del destino. Ni que decir tiene que ninguno de los dos pega ni con cola en el barco, pero hacen lo que pueden por salir adelante y por sacar partido de la situación, faltaría más. Jane Wyman -la malvada Angela Channing en Falcon Crest- interpreta a la hija del superior de los dos nuevos reclutas. La joven se acabará convirtiendo en pieza clave de la historia ya que los nuevos se fijan en ella para conseguir que salgan bien los chanchullos que se traen entre manos.

4/10

Últimos tráilers y vídeos