IMG-LOGO

Biografía

Rachel Roberts (II)

Rachel Roberts (II)

42 años

Rachel Roberts (II)

Nació el 08 de Abril de 1978 en Vancouver, British Columbia, Canadá
Filmografía
Anon

2018 | Anon

En el futuro la policía puede acceder en directo –recibe la información en su retina– a todas las biografías de los ciudadanos, así como investigar en los archivos personales de cada individuo, en lo que se llama aquí la conciencia ocular (todo lo que ve). Cuando se producen una serie de asesinatos, sin que la mirada de la víctima hayan podido captar al asesino, el inspector Sal Frieland empieza a sospechar de una intrigante mujer anónima de la que se desconocen sus datos. Las películas de Andrew Niccol siempre cuentan con planteamientos muy sugerentes, la mayoría de las veces referentes al inquietante futuro que nos espera. En este caso hace hincapié a la falta de intimidad, cuando toda la vida de las personas permanece custodiada en archivos a los que pueden acceder la autoridades –aquí, los policías–, cual si fueran el gran hermano de Orwell. Nada de lo que los ciudadanos hacen queda oculto. De ese modo los culpables de los crímenes quedan fácilmente expuestos, pero, por contra, el derecho a la intimidad desaparece. Con una puesta en escena bastante minimalista, Niccol centra la historia de Anon en la persecución de la chica sin nombre por parte del inspector Frieland. Interesa la investigación policial, intriga la sospechosa, pero el resultado general adolece también de falta de ritmo y quizá se echa de menos algo más de sofisticacion en el desarrollo de los hechos, se pasa superficialmente sobre ellos al igual que sobre los personajes. Ya sólo el modo en que se topa con la chica el detective resulta bastante burda. También desdice un poco de la imaginación del cineasta la llamativa insistencia en imágenes sexuales, algo poco usual en él. Los actores cumplen con sus papeles, aunque Clive Owen tampoco es un dechado de matices. Lo mejor es sin duda el planteamiento de fondo futurista, que invita a una profunda reflexión.

5/10
In Time

2011 | In Time

Un futuro indeterminado. Los avances en ingeniería genética han detenido el envejecimiento del ser humano, a partir de los 25 años las personas no cambian su juvenil aspecto. Sólo hay un pequeño inconveniente: cuando se alcanza esa edad, uno dispone de un año más de vida, y para lograr el sueño de vivir eternamente en este mundo hay que hacer acopio de tiempo, el bien más preciado, que ha sustituido al dinero en el mercado, cualquier transacción implica el pago con tiempo. De modo que hay millonarios de tiempo, que llevan viviendo desde quién sabe cuándo, y parias que conducen sus tristes existencias en los ghettos viviendo al día, a veces apurando su tiempo hasta el límite, en que consiguen in extremis ganar unas pocas horas de vida adicional. Uno de éstos últimos es Will Salas, destinado a poner patas arriba un mundo profundamente injusto. Como creador de originales fábulas de corte fantástico y ciencia ficción, más pegadas al mundo de lo real de lo que podría pensarse a simple vista, Andrew Niccol no tiene quizá parangón en el cine actual. A él se deben las tramas de títulos como Gattaca, El show de Truman y S1m0ne. En In Time también es muy sugerente su propuesta de una sociedad distópica, en que a las tradicionales desigualdades sociales basadas en la acumulación de bienes y el acceso a la cultura, se suma el hecho de que los ricos pueden vivir para siempre, o casi, mientras que los pobres tienen los días más contados que nunca. Esta posibilidad de alcanzar la eternidad en este mundo es cuestionada a través del personaje de Sylvia, hija de un millonario: aunque se le prometa una vida sin fin, ella es consciente de que hay vidas que no son vida, encerrarse en el propio cascarón del egoísmo sin interactuar con los demás, arriesgarse, comprometerse, no merece la pena. Niccol, guionista, productor y director, logra un film entretenido, con abundantes dosis de acción, con un esquema de persecución donde el tozudo guardián del tiempo Leon, interpretado por Cillyan Murphy, compone un personaje policíaco en la línea del de Tommy Lee Jones en El fugitivo. Pese a todo, y más tratándose de un film de Niccol, la sensación que puede experimentar el espectador es la de que le han colocado la miel en los labios, pero no le han dejado saborearla. Da la impresión de que la trama daba para más, y que al final se tira por el camino fácil del espectáculo un poco hueco, con Justin Timberlake y Amanda Seyfried en plan “Bonnie & Clyde” a lo Robin Hood. Para entendernos, a este film, pese a la brillantez e ingenio de algunos pasajes, le pasa un poco lo que a La isla, que plantea interrogantes éticos, pero enseguida los deja de lado para emprender fórmulas más rutinarias. Parafraseando al film, podríamos decir que a la postre Niccol no arriesga el todo por el todo.

6/10
FlashForward

2009 | FlashForward | Serie TV

Un día cualquiera, la población mundial pierde el conocimiento durante algo más de dos minutos. Durante ese tiempo, todos pueden ver lo que les estará ocurriendo seis meses después, el 29 de abril de 2010. Mark Benford, agente del FBI es el encargado de investigar lo ocurrido junto con su compañero Demetri Noh, y el resto de su equipo. La principal fuente de información de Benford es su propia visión del futuro, pues se vio a sí mismo mirando el tablón donde coloca los principales puntos de su investigación. El equipo de Benford también pone en marcha Moisaic Collective, una base de datos que recopila las visiones de diferentes usuarios. Brannon Braga, guionista de series como 24, y David S. Goyer, guionista de Blade, son los creadores de esta serie, basada en la novela homónima del canadiense Robert J. Sawyer, experto en ciencia ficción. Tras una temporada en dique seco –sus películas han pasado casi desapercibidas desde que estrenó El mercader de Venecia, en 2004–, Joseph Fiennes (el agente Benford) recuperó su tirón, debido a la excelente acogida que tuvieron los primeros episodios de la serie. Sin embargo, la cosa se fue desinflando y dejó de emitirse tras el capítulo 22.

6/10
S1m0ne

2002 | S1m0ne

Viktor Taransky. Un director de cine con ínfulas de autor. En su día fue candidato al Oscar, pero el pobre en la actualidad hace lo que puede, que no es mucho. Va dando tumbos sin que su ex mujer, presidente de un gran estudio cinematográfico, le conceda muchas oportunidades. Hasta que un día aparece en su vida un informático al que parecen faltarle un par de tornillos. El tipo, antes de morir, confía a Taransky un sofisticado programa de software gracias al cual podrá dar vida a Simone, una actriz virtual, que conquista al público y a la crítica. Todo el mundo anda loco por esta hermosa y sensible actriz, pero nadie, excepto Taransky, sabe que la chica se reduce, en realidad, a un puñado de bits. Andrew Niccol repite el tema, brillamente entonado en su sobresaliente guión de El show de Truman, del creador apegado a su criatura, que trata de manejar a su entojo, y que finalmente escapa a su control. Aquí tenemos a un director que, a modo de moderno doctor Frankenstein, dedica toda su obra a una excepcional actriz. Lo que tiene efectos inesperados, pues llega un momento en que el público parecer adorar más a Simone que a su excéntrico y ególatra director; y éste debe “hacer el pino” en un disimulo constante, para que nadie descubra su superchería. Niccol advierte nuevamente de los peligros de una sociedad deshumanizada (tema central en Gattaca), incapaz de distinguir a las personas de sus sucedáneos, y que aplaude una película horrorosa, hecha para destrozar a su actriz (Soy una cerda, genial título para el debut en la dirección de Simone). La crítica social está combinada con un afilado sentido del humor, que da lugar a gags muy hilarantes, e incluso con un giro insospechado en el último tramo de la historia. De este modo, Niccol se pregunta: «¿Qué importa si los famosos son reales o no? De todas formas, nuestra cultura de la fama es incapaz de percibir la diferencia. Nuestra capacidad para fabricar fraudes es superior a nuestra capacidad para detectarlos.» En el reparto destaca Al Pacino como el director que vive sólo para sí mismo, y Catherine Keener como su antigua mujer.

6/10

Últimos tráilers y vídeos