IMG-LOGO

Biografía

Raymond Chandler

Raymond Chandler

70 años ()

Raymond Chandler

Nació el 23 de Julio de 1888 en Chicago, Illinois, EE.UU.
Falleció el 26 de Marzo de 1959 en La Jolla, California, EE.UU.
Filmografía
Poodle Springs

1998 | Poodle Springs

Es poco sabido que el novelista Raymond Chandler murió dejando a medias una novela (la terminó Robert B. Parker) donde imaginaba a su investigador privado Philip Marlowe ya madurito, felizmente casado con una atractiva millonaria. Pese a todo, Marlowe seguía con su trabajo, hasta implicarse en un turbio caso de homicidio, cometido en las esferas de la alta sociedad. Esta adaptación cuenta con un guión de Tom Stoppard (ganador del Oscar por Shakespeare enamorado), que toca con habilidad todas las teclas del género detectivesco; y, a la vez, se toma con humor los achaques de la edad, y la entrada de Marlowe en un ambiente (grandes mansiones, camisetas hawaianas, negocios a gran escala, ancianos jubilados) que no es el suyo. James Caan es un estupendo Marlowe maduro, y Bob Rafelson, responsable de El cartero llama siempre dos veces y Sangre y vino, demuestra una vez más que sabe de qué va eso del cine negro.

5/10
Detective privado

1978 | The Big Sleep

El detective privado Philip Marlowe apareció por primera vez en la novela de Raymond Chandler "The Big Sleep" (1939). Después, esta misma obra quedaría convertida en un clásico del cine negro gracias a El sueño eterno (1946), donde sobresalía la pareja formada por Humphrey Bogart (aunque Chandler siempre quiso a Cary Grant para dar vida a su personaje) y Lauren Bacall (como la hija mayor de su cliente). A pesar de lo liosa de su trama, el ambiente sensual generado por la pareja y el ritmo impuesto por Hawks excusaba todos sus (numerosos) defectos de guión. Sin ninguna necesidad, se probó una nueva adaptación del libro en 1978 con Detective privado, siendo su reparto lo único interesante, ya que mostraba un desfile continuo de viejos conocidos (James Stewart, Sarah Miles, Edward Fox, Richard Boone y John Mills) cuya unión bien podía sumar casi los 300 años. Además, para aparentar algo innovador, se trasladó el escenario de la acción original (Los Ángeles) hasta Londres, sin que aún hoy conozcamos los motivos de tal ocurrencia. Robert Mitchum recuperaba al personaje tras haberlo encarnado tres años antes en Adiós, muñeca.

4/10
Adiós, muñeca

1975 | Farewell, My Lovely

Adaptación de una de las muchas novelas que Raymond Chandler escribió sobre el cínico detective Philip Marlowe. El resultado es una obra maestra que consigue crear el ambiente de los años 40 gracias a una magistral dirección artística de Dean Tavoularis (colaborador de Coppola), una fotografía atmosférica de John A. Alonzo y una sensual banda sonora de David Shire. Rodada en las localizaciones de Hollywood Boulevard descritas en su trama, cada plano guarda un trozo inenarrable del mejor cine negro en un tono poético digno de figurar en las antologías cinematográficas. Su reparto está a la altura con Robert Mitchum como Marlowe, acompañado de una sugerente Charlotte Rampling, John Ireland y Sylvia Miles (nominada al Oscar como mejor secundaria). Además aparece Sylvester Stallone, en un breve papel de matón. Marlowe es contratado para encontrar a una chica desaparecida, en una trama ya llevada al cine en 1942 como The Falcon Takes Over y dos años después como Historia de un detective. ¡Quién puede pensar ahora que Adiós, muñeca fue una de las primeras producciones de Jerry Bruckheimer!

7/10
Un largo adiós

1973 | The Long Goodbye

Adaptación del libro más maduro de Raymond Chandler sobre el detective Philip Marlowe. El cáustico Robert Altman contó con un guión de Leight Brackett, que había adaptado a Chandler en El sueño eterno.

5/10
Marlowe, detective muy privado

1969 | Marlowe

Más o menos lograda adaptación de una de las novelas negras del genio Raymond Chandler, protagonizadas por su más excepcional creación, el personaje del detective Marlowe. En este caso –como antes Humphrey Bogart, por ejemplo– es el actor James Garner quien se encarga en encarnar al detective. El guión es enrevesado y en él, el protagonista deberá encontrar al hermano de su cliente, una mujer llamada Orfamay. Pero se verá envuelto, claro está, en otros asuntos muy turbios, como el del chantaje a otra mujer o el del tráfico de drogas.

5/10
La dama del lago

1947 | Lady in the Lake

El detective Philip Marlowe busca a la esposa de un empresario. Robert Montgomery adaptó la novela de Raymond Chandler, protagonizada por el famoso detective. Lo novedoso era el uso de la cámara subjetiva durante todo el metraje, como si el espectador viera lo mismo que el protagonista. Se filmó en 1947, el mismo año en el que Delmer Daves usó la misma técnica, durante tres cuartos de hora de metraje, en La senda tenebrosa.

6/10
El sueño eterno

1946 | The Big Sleep

El detective Philip Marlowe es contratado por el General Sternwood para aclarar la súbita desaparición de su hombre de confianza. A partir de aquí Marlowe se ve envuelto en un auténtico laberinto salpicado de asesinatos, desapariciones, fotos comprometedoras, chantajistas y pistoleros. Humphrey Bogart y Lauren Bacall, probablemente la pareja más mítica de la historia del cine, protagonizan este apasionante "thriller", que es considerado en la actualidad un auténtico clásico del cine negro. Howard Hawks, basándose en un relato de Raymond Chandler adaptado por William Faulkner, dirige esta película en la que la acción y la intriga están acompañados de unos de los mejores diálogos plasmados en la gran pantalla. El siempre eficaz Max Steiner está a cargo de una excelente banda sonora, que realza el climax de la película. La celebre pareja protagonista se ve acompañada por unos excelentes actores secundarios, entre los que destacan Martha Vickers y Dorothy Malone.

7/10
Historia de un detective

1944 | Murder, My Sweet

Un duro sabueso, de afilada lengua, investiga el paradero de una mujer. Adaptación de un libro del personaje emblemático de Raymond Chandler, el detective Philip Marlowe. Lo que parece va a ser un trabajo rutinario –buscar a la chica de un matón recién salido de chirona–, se convierte en una complicada maraña donde no faltan asesinatos y mujeres fatales. Dick Powell pone cara a un Marlowe que también ha sido encarnado por Bogart, Gould y Caan.

7/10
The Falcon Takes Over

1942 | The Falcon Takes Over

Primera adaptación de una de las novelas de Raymond Chandler (concretamente de "Adiós, muñeca"), protagonizadas por el detective Philip Marlowe, cuatro años antes de la mucho más conocida El sueño eterno. Paradójicamente, en The Falcon Takes Over los personajes están cambiados y fueron ideados por Michael Arlen. Incluso el famoso detective toma el nombre de Gay Lawrence, denominado "El Halcón". El film, en realidad, forma parte de una saga de cuatro películas, de apenas una hora de duración, todas ellas con ese personaje ideado por Arlen y que está interpretado por George Sanders. La historia aquí es intrincada, como en las célebres novelas de Chandler, llena de personajes de carácter ambiguo y de mujeres atractivas y falsas. El protagonista deberá buscar a la novia de un matón que ha salido de la cárcel.

5/10
Extraños en un tren

1951 | Strangers on a Train

La película, basada en la novela de Patricia Highsmith, fue dirigida por Alfred Hitchcock en 1951. En ella un joven tenista profesional, que se encuentra viajando en un tren, se ve abordado por su compañero de viaje. Lo que en principio parece una inofensiva conversación, pronto se convierte en una revelación de confidencias, que incluye la proposición de realizar cada uno el asesinato que le gustaría cometer al otro. Nuestro protagonista no se lo toma en serio, pero sin saberlo se ha cruzado con un loco asesino que no parará hasta ver ejecutados sus siniestros planes. Alfred Hitchcock (Psicosis, Con la muerte en los talones...) vuelve a realizar una obra maestra del suspense. Para la adaptación del guión cuenta con el "savoir faire" de Raymond Chandler y Czenzi Ormonde. La película cuenta con escenas míticas, tales como el encuentro en el tren de los dos interpretes principales, y el asesinato de la mujer del protagonista, del que somos testigos a través del reflejo en las gafas de la víctima, que han caído en la hierba. Por supuesto, tampoco falta una breve aparición como figurante del siempre original "mago del suspense".

7/10
La dalia azul

1946 | The Blue Dahlia

Johnny vuelve a casa tras servir a la marina durante la Segunda Guerra Mundial. Y descubre que su esposa Helen está liada con Eddie, que regenta un club nocturno llamado La dalia azul. Cuando Helen aparece asesinada, Johnny se convierte en el principal sospechoso del crimen. Para probar su inocencia contará con la ayuda de Joyce, una enigmática mujer. Estupenda muestra de cine negro clásico, que contó con un guión original del maestro Raymond Chandler y que obtuvo una merecida nominación al Oscar. La menuda Veronica Lake, que ya era célebre por su sello de identidad –larga y peinada melena rubia–, da el tipo perfecto de fría mujer fatal.

6/10
Misterio en la noche

1945 | The Unseen

Un viudo (Joel McCrea), contrata a una institutriz (Gail Russell) para sus hijos, un voluntarioso chico y una impresionable niña. Su vivienda es vecina de una inhabitada casa de piedra que alberga un secreto relacionado con un asesinato... La película sigue a la similar Los Intrusos (1944), aunque sin la magia de ésta, también dirigida por Lewis Allen. Sin un gran arranque y desvaneciéndose en un final un tanto decepcionante, mantiene no obstante, una atmósfera envolvente de misterio y tensión y resulta bastante entretenida. McCrea y Russell están excelentes.

5/10
Perdición

1944 | Double Indemnity

El agente de seguros Walter Neff llega tambaleándose de noche a su oficina, herido. Ante un dictáfono, prepara una confesión de sus crímenes, destinada a Keyes, su jefe. Así arranca una de las obras maestrás indiscutibles del cine negro, basada en una novela corta de James M. Cain, convertida en guión por otro maestro del género, Raymond Chandler, y por el genial Billy Wilder. La historia sigue con un largo flash-back, que concluye con el encuentro de Keyes y Walter (que mantienen una suerte de relación paternofilial) con un recurso muy efectivo y visual: durante todo el metraje, Keyes está buscando cerillas para encender sus cigarros, lo que nos habla de una apertura, de que el personaje necesita a los otros a pesar de un lobo solitario; por ello, Wilder prescindió de la escena de la cámara de gas, que había supuesto un fuerte desembolso económico, para concluir con el momento en que Keyes que da fuego al malherido Walter. Entre medias, el cuerpo del film, tenemos a un agente de seguros que visita a un cliente para negociar una póliza de doble indemnización, que beneficiará a su esposa en caso de muerte. El encuentro con ésta, Phyllis Dietrichson, es 'mortal' de necesidad desde el principio. Ella es hermosa y seductora, coquetea con él descaradamente, en albornoz y con su tobillera. Su progresivo conocimiento hará que se conviertan en amantes, y Phyllys, 'mujer fatal', propondrá un crimen, que deberá parecer accidente, en un tren, para que puedan disfrutar del dinero del seguro. Pero matar no es tán fácil, y salir impune del crimen, menos. La escena en que ambos ocupan un automóvil, que no acaba de arrancar, es una de las muestras más expresivas de suspense que ha dado la historia del cine. Contaba Fred MacMurray sobre su filmación: “Yo lo hacía deprisa, y Billy [Wilder] repetía una y otra vez 'Haz que dure más, haz que dure más'; al final le grité: 'Por el amor de Dios, Billy, no puede sostenerse tanto tiempo', y él respondió de nuevo 'Haz que dure más'. Y tenía razón.” Y Wilder explicaba también: “Siempre he creído que la sorpresa  no es tan eficaz como el suspense”. Cain se basó en un suceso real que dio mucho que hablar en la prensa amarilla de la época: Ruth Snyder, logró convencer a un vendedor de corsés, Judd Gray, para que le ayudara a asesinar a su marido. Frente a la novela original, el guión de Chandler y Wilder añadió una segunda historia amorosa: Walter se ve atraída por Lola, la hijastra de Phyllis, lo que acentuará sus remordimientos por implicarse en una acción criminal. Y ya que era difícil hacer creíble que un tipo llegue al extremo de 'engatusar' a la hija del hombre que ha matado, se dio una mayor entidad a Keyes, verdaderamente 'llave' de la película, pues es el personaje que representa la integridad moral.

9/10
El porvenir es nuestro

1944 | And Now Tomorrow

Drama sobre doctores que proviene de una novela de Rachel Field, convertido en guión cinematográfico nada menos que por Frank Partos y Raymond Chandler, este último uno de los nombres indispensables de la novela negra. En ella, el doctor Merek Vance regresa a su ciudad natal después de muchos años y rememora los tiempos en que fue difícil salir adelante debido a la precariedad familiar. Allí, vuelve a encontrarse con algunas personas de clase alta a las que guarda cierto rencor. Ahora, el dilema está en que, gracias a un nuevo medicamento que posee, puede salvar a la hija de una de estas familias. Clásica producción del mejor Hollywood que cuenta con un equipo técnico de primera categoría incluyendo vestuario de Edith Head, música de Victor Young y dirección artística de Hans Dreier y Hal Pereira. Además de un reparto sobresaliente, con Loretta Young, Barry Sullivan, Alan Ladd y Susan Hayward. Estos últimos protagonizaron ese mismo año el corto de propaganda Skirmish on the Home Front, que, dirigido por Charles Brackett, relataba las virtudes del plan económico puesto en marcha por el Gobierno a causa de la guerra.

6/10

Últimos tráilers y vídeos