IMG-LOGO

Biografía

Robert Bolt

Robert Bolt

70 años ()

Robert Bolt

Nació el 15 de Agosto de 1924 en Sale, Cheshire, Inglaterra, Reino Unido
Falleció el 20 de Febrero de 1995 en Petersfield, Hampshire, Inglaterra, Reino Unido

Premios: 2 Oscar

Oscar
1967

Ganador de 1 premio

Oscar
1966

Ganador de 1 premio

Filmografía
Un hombre para la eternidad (1988)

1988 | A Man for All Seasons

La misión

1986 | The Mission

La misión de Roland Joffé se ha convertido en un auténtico clásico moderno. Producción del británico David Puttnam, de cuya mano han salido títulos como Los duelistas, El expreso de medianoche, Carros de fuego y Los gritos del silencio (esta última dirigida en 1984 también por Joffé), narra con aplomo una de las gestas españolas en el nuevo mundo: la evangelización de los indios guaraníes, llevada a cabo por los jesuitas en las conocidas reducciones. Estas instituciones donde el evangelio se diría hecho realidad, junto al hermosísimo paisaje (increíbles las cataratas de Iguazú, fotografiadas con pericia por el oscarizado Chris Menges), parecen restituirnos al paraíso perdido. Pero cuestiones políticas de diversa índole podrían dar al traste con todo. La historia, escrita por Robert Bolt (Lawrence de Arabia, Doctor Zhivago, Un hombre para la eternidad), transcurre en el siglo XVIII, cuando España y Portugal han llegado a un acuerdo político, plasmado en el Tratado de Madrid, para gestionar sus colonias americanas. Una consecuencia “colateral” de tal tratado es que los jesuitas, que tienen una misión en tierras de los guaraníes, en Brasil, deberían abandonar el lugar. Pero el padre Gabriel (Jeremy Irons), que esta al frente de la misión, se resiste a dejar a esas almas que tiene encomendadas. Contará con la ayuda de los otros padres, entre los que destaca Rodrigo Mendoza (Robert De Niro), un antiguo traficante de esclavos, que está tratando de redimirse de su pasado disoluto. La película da un magnífico ejemplo de lo que se ha dado en llamar inculturación. Para transmitir a los indígenas la fe cristiana, el padre Gabriel se sirve de la música, y gracias a su oboe logra comunicar con ellos. A este respecto la música del genial Ennio Morricone se revela memorable, con temas hermosísimos, incluido el Ave María guaraní. Para Joffé, que trabajó codo con codo con Bolt, cuyo estado de salud entonces era delicado, la cosa está clara: “Sentí que había algo muy hermoso en aquello que los seres humanos pueden compartir, y aquello se convirtió en la raíz de la historia para mí”. Una de las cosas que mejor funcionan en el film es la diferencia de caracteres entre el padre Gabriel, apóstol convencido de la no violencia y del poder de la oración, y Rodrigo, que debido a su pasado guerrero es partidario de no quedarse de brazos cruzados y combatir la injusticia. Además de a Irons y De Niro, pueden verse en el reparto a unos entonces jovencísimos Liam Neeson y Aidan Quinn.

8/10
Motín a bordo

1984 | The Bounty

Mel Gibson emula a Clark Gable y Marlon Brando, enfrentándose al tiránico capitán Bligh. Tercera versión sobre el famoso motín a bordo de "La Bounty". Apasionantes aventuras en alta mar.

5/10
Lady Caroline Lamb

1972 | Lady Caroline Lamb

En el siglo XIX, Caroline Lamb fue una escritora de la alta sociedad casada con Will, un joven político al que no amaba. Su matrimonio desde el principio fue mal y fruto de la relación nacieron tres hijos que fallecieron. El escándalo comienza cuando Caroline inicia una relación con el elegante poeta Lord Byron. Película biográfica sobre la escritora del título dirigida por el fantástico guionista Robert Bolt (La misión). Sarah Miles (La hija de Ryan) y Richard Chamberlain (Los tres mosqueteros (1973)) son la pareja de amantes.

4/10
La hija de Ryan

1970 | Ryan's Daughter

Obra capital de David Lean, que logra conjugar rayando la perfección el intimismo de sus primeros filmes (Breve encuentro) con el aspecto grandioso de los últimos (Doctor Zhivago). Cuenta para ello con una maravilloso historia urdida por Robert Bolt, el autor de la obra teatral Un hombre para la eternidad y de su adaptación al cine, que unió su destino creativo con Lean en los míticos títulos Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago. La trama, completamente original, está situada en la Irlanda bajo dominio inglés de 1917. Allí el paisaje (el mar, el cielo, las nubes, los acantilados, el viento) es como un personaje más, de subyugante belleza. Rose Ryan, la hija del tabernero del pueblo, es una jovencita romántica e ingenua, enamorada de un viudo casi cincuentón, Charles Shaughnessy, con el que se acaba casando. Pero la llegada al lugar de Dorian, un oficial británico que se recupera de una depresión, desata una pasión amorosa e incontrolable en Rose. Consumado el adulterio, cuando revolucionarios republicanos del IRA sean entregados a los británicos, las sospechas de la traición recaerán sobre Rose, pues su aventura con el inglés es la comidilla del pueblo. Asevera Lean: “La historia trata de las partes más oscuras de nuestra naturaleza, muchas indefinidas. Es muy, muy delgada la línea bajo la superficie que nos separa del salvaje y oscuro lado de nuestra naturaleza.” Aunque inicialmente Bolt se inspiró en Madame Bovary de Gustave Flaubert, enseguida los cauces narrativos se volvieron completamente originales. Guionista y director saben plasmar los complejos sentimientos de los personajes, e integrarlos plenamente en el entorno natural donde nacen. Tienen la suerte también de contar con un reparto espléndido, donde destaca la protagonista, Sarah Miles, que era la esposa de Bolt. Robert Mitchum acomete un papel inesperado en él, el del viudo engañado, y John Mills, que da vida al ‘tonto del pueblo’ se llevó a casa un merecido Oscar. Como su personaje era mudo, el actor tuvo la idea de recibir el premio sin decir una palabra, únicamente inclinando la cabeza a modo de agradecimiento. Para el film se construyó expresamente el pueblo de Kirrary, en la península de Dingle, con todos sus elementos: la taberna, la escuela, las casas, la iglesia… Y una vez finalizado el film se demolieron estos decorados.

7/10
Un hombre para la eternidad

1966 | A Man For All Seasons

Obra maestra de Fred Zinnemann, galardonada con 6 Oscar. La historia de Tomas Moro y su martirio a manos de Enrique VIII es un monumento a  lo más sagrado del hombre: su conciencia. Excepcional trabajo de Paul Scofield, que ganó el Oscar.

9/10
Doctor Zhivago

1965 | Doctor Zhivago

Megahistoria de amor romántico bajo el manto de la revolución soviética. El médico poeta Yuri Zhivago se casa con Tonia, pero conoce a una muchacha llamada Lara Antipova. Ésta se encuentra esclavizada económicamente por un tal Komarovsky, de principios poco éticos. Mientras, la revolución comunista triunfa en Rusia. Pasan los años... Impresionante e inolvidable epopeya de David Lean, parte de ella rodada en Soria. Algunos pasajes son estremecedores, como la llegada de Zhivago medio muerto y el hallazgo de la llave, los lobos en la dacha de Varykino, el impactante final... Reparto estelar en el que sobresale Julie Christie y el inconmensurable Alec Guinness. Guión de altura firmado por Robert Bolt y música para el recuerdo de Maurice Jarre. Grandeza clásica con cinco Oscar.

8/10
Lawrence de Arabia

1962 | Lawrence of Arabia

“Exceptuando una brevísima introducción sólo hemos tratado sobre los dos años que pasó en el desierto… De hecho, fueron toda su vida. Espero que hayamos creado a un héroe excepcional”. Así se expresaba Sir David Lean al hablar de la mítica figura de Thomas Edward Lawrence, el joven oficial del Imperio Británico que en la Primera Guerra Mundial lideró la lucha de las tribus árabes contra los turcos. La película se centra en sus diversas relaciones con varios jefes árabes (el príncipe Feisal, Sherif Ali, Auda abi Tayi) y en las conquistas de las ciudades de Aqaba y Damasco. Ya en la introducción de que habla Lean, cuando aún Lawrence no ha recibido su misión, se revela su indomable carácter: Lawrence apaga una cerilla con los dedos con asombrosa tranquilidad, y, al imitarle, un compañero se queja: “¡maldita sea, cómo duele!”. Lawrence sonríe y le dice: “¡Por supuesto que duele!… El truco está en no pensar que duele”. Así retrata el director inglés a su protagonista, un tipo extraño que hacía gala de una desmedida ambición y una temeraria seguridad en sí mismo para llevar a cabo cualquier empresa. La película es el resultado de la primera colaboración entre el guionista Robert Bolt (Doctor Zhivago, La Misión) y el realizador David Lean. Bolt escribió su aventura en el desierto a partir de las memorias que el propio Lawrence narró en su libro “Los siete pilares de la sabiduría”, pero dibujó el carácter del héroe según él mismo lo concebió. Al metódico Lean tocó sacar lustre al extensísimo guión. Experto en contar historias íntimistas y en dotar a sus personajes de una enorme riqueza interior, el director de Breve encuentro hizo algo que parecía imposible: trazar con profunda meticulosidad los caracteres de los personajes y conseguir a la vez una epopeya grandiosa de las hazañas de Lawrence y de la campaña británica en Oriente Medio. La factura visual de la película es inolvidable. Es famosa la elipsis inicial en la que Lean parte del fuego de un fósforo en una habitación de El Cairo para trasladarnos al rojo sol del desierto. Las imágenes que siguen son de una belleza estremecedora, una sucesión de planos panorámicos inigualables donde vemos dos figuritas que avanzan parsimoniosas por un inmenso mar de arena. El desierto se convierte así en el eje de la película, con su hechizo, pureza –“prefiero el desierto porque es limpio”, dice Lawrence–, su inmensidad y su carácter indómito. Para interpretar al protagonista David Lean había pensado en Albert Finney, pero fue Katharine Hepburn quien aconsejó al productor Sam Spiegel que contrataran a Peter O'Toole, un actor shakespeariano de 27 años sin apenas experiencia en cine. La caracterización de O'Toole es insuperable. Su mirada azul de alimaña despreciativa dota al personaje de una ambigüedad psicológica que permanece en la memoria de todos. Nunca sabemos a ciencia cierta cómo es realmente Lawrence, y ahí está su magia. O'Toole se convertiría en estrella de modo fulgurante y seguiría fomentando ese mismo perfil enigmático en otras películas como Lord Jim o Becket. El resto del reparto es igualmente soberbio. A este respecto dijo David Lean: “En una ocasión el difunto Álex Korda me dijo: ‘Si consigues una buena historia y dos buenos personajes tienes la mitad del trabajo hecho. Si consigues tres buenos personajes tienes mucha suerte. Si consigues cuatro puedes ponerte de rodillas’. Y nosotros teníamos mucho más de cuatro”. La película logró 7 Oscar.

9/10
Un hombre para la eternidad (1988)

1988 | A Man for All Seasons

Un hombre para la eternidad

1966 | A Man For All Seasons

Obra maestra de Fred Zinnemann, galardonada con 6 Oscar. La historia de Tomas Moro y su martirio a manos de Enrique VIII es un monumento a  lo más sagrado del hombre: su conciencia. Excepcional trabajo de Paul Scofield, que ganó el Oscar.

9/10
Lady Caroline Lamb

1972 | Lady Caroline Lamb

En el siglo XIX, Caroline Lamb fue una escritora de la alta sociedad casada con Will, un joven político al que no amaba. Su matrimonio desde el principio fue mal y fruto de la relación nacieron tres hijos que fallecieron. El escándalo comienza cuando Caroline inicia una relación con el elegante poeta Lord Byron. Película biográfica sobre la escritora del título dirigida por el fantástico guionista Robert Bolt (La misión). Sarah Miles (La hija de Ryan) y Richard Chamberlain (Los tres mosqueteros (1973)) son la pareja de amantes.

4/10

Últimos tráilers y vídeos