IMG-LOGO

Biografía

Tony Hale

Tony Hale

49 años

Tony Hale

Nació el 30 de Septiembre de 1970 en West Point, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Nine Days

2020 | Nine Days

To The Stars

2019 | To The Stars

Con amor, Simon

2018 | Love, Simon

Simon Spier, estudiante de secundaria de Atlanta, no ha dado a conocer su homosexualidad, ni a sus padres, Emily y Jack, ni a su pequeña hermana, Nora, ni a sus inseparables amigos, Nick, Leah y la recién llegada Abby. Pero empieza a intercambiar mails anónimos con un compañero del instituto que ha confesado ser gay en un blog online. En la biblioteca pública, otro chico, Martin, lee por accidente los correos, cada vez más íntimos, circunstancia que aprovecha para chantajear a Simon, de cara a que le ayude a conquistar a Abby. Adaptación de la novela “Simon vs. the Homo Sapiens Agenda”, de Becky Albertalli, dirigida por Greg Berlanti, asociado sobre todo a series televisivas como Everwood, Arrow y The Flash. Ha sido bien recibida por la comunidad LGBT, pues supone un paso más allá en la ‘normalización’ del cine de homosexuales, pues un gran estudio, Fox, ha colocado a uno como protagonista de lo que vendría a ser la típica comedia romántica para adolescentes. Recuerda sobre todo a las películas sobre inadaptados dirigidas por John Hughes en los 80, como La chica de rosa, y El club de los cinco, donde los protagonistas buscaban su propia identidad, aquí con un personaje central que tendría una sexualidad diferente. Por tanto, Con amor, Simon, hereda los defectos de éstas, básicamente propensión al ‘sentimentalismo’ facilón, ligereza premeditada, tópicos a mansalva y exceso de giros, a veces poco creíbles (¿hace falta extorsionar al protagonista para recibir su ayuda, no resultaría más eficaz pedírselo?). Pero también las virtudes, como personajes con una enorme capacidad para que el público más joven se sienta identificado (casi todos chicos en busca del amor de su vida) o tratamiento de temas de actualidad, en este caso el lado oscuro de las redes sociales. Hasta sus detractores reconocerán que tiene un buen reparto, encabezado por el joven Nick Robinson, que triunfó con Jurassic World. Le apoyan nuevos valores y los veteranos Josh Duhamel (padre con arco de evolución amplio) y Jennifer Garner, a la que le corresponde un discurso materno de apoyo total a su hijo, en lo que coincide con el de Call Me By Your Name. Está muy bien resuelto el número musical, que da pie a una escena surrealista.

4/10
15:17 Tren a París

2018 | The 15:17 to Paris

Clint Eastwood sigue su línea ascendente de contar historias esperanzadoras sobre el heroismo cotidiano de las personas corrientes, que empezó a incoar con Gran Torino, una trama de redención. Como en Sully, parte de un caso real, el valeroso comportamiento de tres amigos -Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone- de turismo por Europa en agosto de 2015, y que a bordo del tren que les llevaba a París se enfrentaron a Ayoub El-Khazzani, un terrorista yihadista armado hasta los dientes, que pretendía ejecutar una matanza entre los pasajeros. Y rizando el rizo, ha querido que fueran ellos mismos, sin ninguna experiencia interpretativa previa, quienes compusieran sus propios personajes, algo que también han hecho otros pasajeros. Suena a audacia loca, pero la fórmula funciona, los tres resultan muy naturales ante la cámara. El octogenario director no se ha roto la cabeza, está claro que su objetivo no era otro que el de recordar una preciosa página de heroicidad a cargo de tipos normales, de ésas que engrandecen a los seres humanos, donde con cierto sentido providencialista, se viene a decir que hay que saber estar donde a uno le corresponde, y hacer algo, lo que haya que hacer, aunque cueste. No hay que confundir la sencillez con la simpleza, e Eastwood se inclina por la primera entregando una película tremendamente eficaz en lo que pretende. El film parte del libro que publicaron los héroes, con la ayuda de un escritor profesional, y el guión lo ha compuesto, siguiendo la línea de los actores no estelares, una completa desconocida, que responde al nombre de Dorothy Blyskal. Y el planteamiento resulta bastante minimalista, pues unos planos iniciales que nos anticipan el ataque del tren, van seguidos de flash-backs sobre la infancia de Anthony, Alek y Spencer, su entorno familiar y escolar, y el modo en que se forja la amistad. Y a esto se suma la normalidad absoluta de los días previos al atentado, en que simplemente disfrutan de sus vacaciones, en Roma, Venecia, Berlín –el punto donde se reúnen los tres– y Amsterdam. Tenemos así simplemente, pero en realidad no es poco, a unos buenos amigos pasándolo bien, gastando bromas, disfrutando del arte y la fiesta, ayudando a las personas mayores. Es la humanidad que nunca deberíamos perder, lo que nos hace buenas personas, y que nos equipa para las pruebas que depara la vida, viene a decir Eastwood, quien de nuevo, con unos sencillos mimbres, sabe filmar con poderío. Aunque el enfrentamiento con el terrorista en sí, sea breve, está rodado con gran fuerza y meticulosidad, perfectamente montado, sin artificios musicales o ralentíes que no vengan a cuento, la veteranía de un gran cineasta es un grado, y reducir al atacante y ayudar a los heridos, es todo una en esa inspirada escena.

7/10
Transformers: El último caballero

2017 | Transformers: The Last Knight

Nueva entrega de la cacharrera saga de los autobots y los decepticons, de la que podríamos ofrecer la versión larga y la versión breve de la trama. Como la película, en su línea habitual, dura dos horas y media que se hacen larguísimas, parece que nosotros deberíamos evitar ese defecto en estas líneas, así que diremos simplemente, que los malvados decepticons, comandados por Quintessa, desean hacerse con un poderoso báculo que estuvo en manos del mago Merlín, y tal vez de paso, o algo así, destruir la Tierra. Algo que deberán evitar el hercúleo y desaseado Cade Yeager, la profe despampanante Vivian, sir Edmund Burton, la huerfanita hispana Izabella, y un montón de robots de los buenos. Si empezamos hablando de lo más positivo del film, toca mencionar unos efectos visuales que cada vez se superan más a sí mismo, los transformers tienen cada vez más personalidad y movimientos naturales; el robot Cogman, que es descrito como una especie de C3PO, así nadie puede acusarles de plagio; y un Anthony Hopkins que se toma muy en serio su papel, lo que tiene bastante mérito. Sobre el guión, pesa la acumulación de elementos sin demasiada conexión –chavales que parecen salidos de Stranger Things, el castillo británico, el rey Arturo, un atentado ¡contra los nazis!, el ligoteo con la profe, la madre y las tías de la profe, los militares, el científico, Cuba, qué bonita es Cuba...–, y el clímax en que hay que evitar la destrucción casi parece un remake no confeso de la película Armageddon del propio Michael Bay. Por lo demás tenemos los defectos que por desgracia se nos han hecho más familiares en los filmes que siguieron al original. O sea, cansinas e interminables peleas, planos de duración infinitesimal –y eso que Bay se contiene un poco–, explicaciones más o menos míticas sobre los objetos y circunstancias que propician la trama. La idea de arrancar en tiempos del rey Arturo podía haber dado juego, pero bromas tontas como decirnos que Merlín es un borrachín, impiden que nos podamos tomar la cosa demasiado en serio. De modo que sí, tenemos escenas de batallas de gran lienzo, de esas que parecen tener su inspiración en El Señor de los Anillos, pero falta el aliento épico, no basta el recurso fácil a la banda sonora, como curiosamente se nos dice de modo explícito, en uno de los chistes más graciosos del film. Aunque bien podríamos decir, citando el adagio latino, cuya traducción dejo al lector, "excusatio non petita, accusatio manifesta".

4/10
Yoga Hosers

2016 | Yoga Hosers

American Ultra

2015 | American Ultra

En un pequeño pueblo viven dos jovenzuelos enamorados, Mike y Phoebe. Pero algo no anda bien en sus vidas, porretas empedernidos se sienten un poco atrapados en ese lugar debido a los ataques de pánico que sufre Mike, que busca el momento oportuno para pedirle matrimonio a Phoebe. Una noche mientras dibuja un tebeo de su invención en la solitaria tienda de carretera que regenta, Mike observa cómo dos tipos están manipulando su coche. Cuando se acerca y éstos se preparan para atacarle, Mike reacciona como una auténtico experto en la lucha cuerpo a cuerpo. Para su segunda película como director el londinense Nima Nourizadeh ha partido de un guión de Max Landis, responsable del libreto de Chronicle, film de bajo presupuesto con el que se dio a conocer. Entre los dos entregan una película que, por su concepción, tiene mucho de gamberrada, pese que cuenta una historia bastante sencilla que se desarrolla muy linealmente, por terrenos previsibles. El argumento central parece una mezcla entre las películas de Jason Bourne (experimento con agente desmemoriado de la CIA que hay que eliminar) y las escenas de acción y la puesta en escena de filmes friquis al estilo Kick-Ass. Listos para machacar. El resultado es medianamente entretenido, de humorada desfasada, aunque también excesivamente simple, paródico, leve. Hay que reconocer que el arranque tiene cierta gracia. Esa pareja de colgados fumetas, tan unidos, que parecen un cero a la izquierda y cuya vida cambia de la noche a la mañana en cuanto una mujer se acerca a Mike y le susurra una ristra de palabras, mantra mágico que despertará al superagente dormido en el interior del porrero. Pero a partir de ese punto la linealidad y el buscado aire comiquero y estrafalario rebajan la factura a volátil producto de consumo. Jesse Eisenberg y Kristen Stewart vuelven a compartir film tras Adventureland y las cosas no han cambiado demasiado: él sigue pareciendo un eterno adolescente, aunque justo es reconocer que es la mar de adecuado para el rayante papel protagonista, mientras que el rol de ella es mucho más soso y convencional, poco relevante.

5/10
Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas

2015 | Alvin and the Chipmunks: The Road Chip

Cuarta entrega de las aventuras de Alvin y sus amigos roedores Simon y Theodore, y su “papá” humano Dave (Jason Lee). Esta vez, ante la perspectiva de que Dave haya encontrado el amor de su vida en Samantha –una joven doctora con un hijo inaguantable– las tres ardillas están desoladas, porque piensan que Dave va a abandonarlas y emprender otra vida con su nueva familia humana. Decididas a impedir una posible boda, viajan entonces hasta Florida, en donde él va a declararse. Les acompañará el antipático hijo de Samantha y además serán perseguidos por un agente del FBI. Poco aporta esta nueva película sobre las ardillas parlantes. Dirige la función Walt Becker, especializado en productos del mismo jaez como demuestran sus comedias Cerdos salvajes y Dos canguros muy maduros. Lógicamente, en el caso de Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas se trata un film más familiar y lo disfrutarán especialmente los más pequeños. Poco importa la simpleza del guión, ya que se trata únicamente de hacer reír a la chiquillada y entretenerla con chistes y aventuras narradas a buen ritmo, también con inclusión de las consabidas escenas musicales. La presencia del agente pazguato (buena aportación del actor Tony Hale) ofrece quizá los mejores momentos, y su personaje sirve a la perfección para ser el objeto de mofa de las marchosas ardillas. Pero, en general, salvo algunos gags más meritorios –sobre todo los homenajes a Psicosis, Matrix o a los spaghetti westerns– el conjunto no tiene el punch de los otros filmes. Destaca, eso sí, la calidad de la animación, eficazmente simbiotizada con la imagen real.

4/10
Cuerpos especiales

2013 | The Heat

Nueva comedia del realizador Paul Feig tras el bombazo obtenido con La boda de mi mejor amiga. Recupera como una de las protagonistas a Melissa McCarthy, que dio la campanada con aquel film hasta el punto de lograr una candidatura al Oscar a la mejor secundaria, todo un hito para una comedia grosera en esa línea. En Cuerpos especiales la actriz se empareja con Sandra Bullock, que en busca de nuevos caminos para su carrera, el mismo año de la magistral Gravity rueda esta comedia que poco tiene que ver con sus papeles de modosita en comedias dulces. Cuerpos especiales sigue los pasos de Sarah Ashburn (Bullock) agente del FBI con un talento especial para encontrar dónde ocultan los narcotraficantes las drogas. Para encerrar a un peligroso capo, debe unir sus fuerzas con Shannon Mullins (McCarthy), agente de policía de Boston extremadamente malhablada que no duda en usar métodos brutales y desagradables si es necesario para encerrar a los delincuentes. No llega a la altura del anterior trabajo de Feig, aunque en realidad Cuerpos especiales se apoya en la misma seña de identidad: el lenguaje grosero típico de las películas masculinas en boca de mujeres. Lo cierto es que McCarthy tiene gracia natural, y arranca sonrisas con frases extremadamente burras y porque su personaje se comporta como un hombre 'chuleta' de un film de serie B de tres al cuarto. También Bullock sabe hacer reír, como queda demostrado en la secuencia del bar en que ambas acaban borrachas. Cuando en ese momento del film, ejecutan un alocado baile al unísono, queda de manifiesto que las dos actrices pueden provocar carcajadas sin necesidad de diálogos divertidos. Pero el guión de Katie Dippold, procedente de las series MADtv y Parks and Recreation, apenas tiene entidad. Además, dura 117 minutos, un metraje a todas luces excesivo para una comedieta alocada, por lo que acaba haciéndose extremadamente interminable. Y sus golpes de humor negro a veces llegan a resultar desagradables, especialmente una sangrienta traqueotomía. En cualquier caso, Cuerpos especiales ha conectado con el público hasta el punto de que ya se anuncia la secuela.

4/10
Veep

2012 | Veep | Serie TV

Ácida sátira de la política estadounidense a cuento de Selina Meyer, senadora que tuvo aspiraciones para convertirse en presidenta de los Estados Unidos, pero a la que ha tocado conformarse con la vicepresidencia. Desde esa posición trata de sacar adelante sus proyectos políticas, como una ley antifilibusterismo o la promoción del empleo limpio, pero tropieza con dificultades, en parte por un presidente al que nunca se nos muestra, pero que la ningunea con ocasión o sin ella. Armando Iannucci (In the Loop) demuestra talento a la hora de reírse del cinismo, postura demasiado frecuente en una dedicación profesional que supuestamente debía ser de servicio público. Encuentra en Julia Louis-Dreyfus a la actriz perfecta para soltar las frases rápidas y agudas de su personaje, una oportunista con hija adolescente y un ligue que podría durar poco. Alrededor pulula su equipo de ayudantes y el enlace con la Casa Blanca, que da pie a situaciones y apuros que producen inevitablemente la risa, como la visita a un establecimiento donde sirven helados de yogurt, para conectar con las personas corrientes. La crisis de un posible embarazo, y los dardos a los medios de comunicación, también dan mucho juego.

6/10
Not That Funny

2012 | Not That Funny

Stefan es un tipo sencillo, soltero, que se gana la vida haciendo "chapuzas a domicilio", y que tiene alquilada una habitación a la anciana Toogey, que enviudó recientemente. La llegada de su encantadora nieta Hayley despierta la veta amorosa de Stefan, aunque ella viene acompañada de su petulante jefe, que también la pretende. Escuchando a hurtadillas dcir a Hayley que el hombre que la hará feliz es el que sepa hacerla reír, Stefan, que se considera bastante soso, tratará de aprender a decir cosas graciosas. Todo para conquistar a su chica. Debut en el largometraje de ficción de Lauralee Farrer. Aunque Not That Funny se esfuerza por ser una película humana y de buenos sentimientos, donde se subraya la belleza de las cosas sencillas, más allá de tontas ambiciones, lo cierto es que su trama es muy elemental y reiterativa, no existe la necesaria progresión. De modo que entre abundantes baladas melosas e intercambios entre los dos protagonistas, más la complicidad de la anciana y de un amigo de Stefan, transcurre lánguidamente esta comedia romántica con actores correctitos, sin que apenas surja algo parecido a la emoción.

4/10
Happythankyoumoreplease

2010 | Happythankyoumoreplease

Sam es un joven neoyorquino de veintimuchos, de aire bohemio, eterno aspirante a escritor. Su mejor amiga es Annie, sensible y vulnerable, de hechuras hippis, y que trabaja en cuestiones sociales en una empresa. Y Mary Catherine es su otra gran amiga, pintora de talento, la cual está pasando por un momento crítico en su relación con Charlie, que sueña con mudarse a Los Ángeles. Los tres personajes llevan vidas afectivas inestables y se sienten insatisfechos vitalmente... Pero la llegada de otras personas a sus vidas va a provocar giros inesperados. Deliciosa muestra de cine independiente estadounidense. Fresco, tragicómico, romántico y ¡optimista! Las tres historias se entrelazan mínimamente, pero con tan pasmosa naturalidad que no parece que estemos viendo tres vidas separadas, sino una instantánea genuina de la vida neoyorquina y de sus gentes. Retrata el guión ese estado de desorientación tan habitual entre los jóvenes cercanos de los 30, tipos y tipas soñadores, pero con una seria carencia vital: la de ser incapaces de sentirse satisfechos por mucho que tengan, por mucho que les quieran... El film quiere hacer ver que quizá el problema no está fuera, sino dentro de cada persona, en su voluntad y su decisión de acoger la vida con sentido positivo, de sumar en lugar de restar, de aceptar ser amados, y de quererse a sí mismos en el buen sentido para poder ser felices y dar felicidad  a los demás. En definitiva, ese es el sentido del "Happy-Thank You-More-Please" de que habla el título. Un buen lema vital. Por otra parte, hay un rebosante amor por la ciudad de Nueva York, cuya preferencia es explícita especialmente respecto a su rivalidad con Los Ángeles, la metrópolis derrotada. Es en este aspecto donde aumenta más y más el parecido con el mejor cine de Woody Allen, pues complementa a la perfección el esmerado y entrañable retrato de los personajes, con sus diálogos, nada sofisticados, con sus limitaciones y mezquindades. Pero de todas maneras no hay asomo aquí del cinismo alleniano, más bien lo contrario. Hay alegría y romanticismo. Es una gran sorpresa, pues, la llegada de Josh Radnor, célebre gracias a su personaje de Ted Mosby en la serie Cómo conocí a vuestra madre. Era reconocida su faceta como actor, pero Radnor hace un debut ejemplar tras las cámaras y demuestra un manejo notable en las distancias cortas y también en la economía natural al retratar las relaciones personales. Silencios, miradas, sonrisas que suenan a auténticas. La película no es, claro está, una obra maestra. La historia de la pintora y su enamorado no funciona tan bien como las otras, y el horizonte de los personajes puede resultar algo limitado. Sin embargo, el resultado es como una lluvia refrescante en medio del panorama desolador de tantas películas. Hay magnetismo en el protagonista y Kate Mara está radiante como Mississippi (atención a la canción que se marca). También destaca la bella Malin Akerman (Watchmen) con un look muy poco convencional.

7/10
Quemando ruedas

2009 | The Goods: Live Hard, Sell Hard

Comedia alocada que narra las aventuras de una serie de tipos desmadrados que tienen que vender en un fin de semana 200 coches usados. El equipo está comandado por el charlatán Don ready (Jeremy Piven), el cual regenta un concesionario de automóviles de segunda mano. Cualquier cosa les valdrá a estos tipos para lograr su fin... El director Neal Brennan ofrece poco más que risas, sexo y momentos surrealistas. Entre el reparto se puede ver a dos componentes de la saga de Resacón en Las Vegas, tales como Ed Helms y Ken Jeong.

4/10
¡Porque lo digo yo!

2007 | Because I Said So

Suele decirse que el mayor pecado que puede cometer una película es provocar el aburrimiento. En el caso de la comedia, tal pecado sólo puede considerarse como mortal. Y en él cae de modo flagrante este supuesto film romántico y de enredo que tiene muy, pero que muy poca gracia. La cosa va de Daphne, una madre cerca de los sesenta, viuda y con tres hijas; dos de ellas ya se han casado, pero Milly no acaba de encontrar a su media naranja. Daphne no confía mucho en la habilidad de su hija para ello, de modo que decide echarle una mano sin comunicárselo, poniendo un anuncio en internet, para a continuación entrevistar a potenciales pretendientes. Aunque la mayoría son más raros que un perro verde, aparece un arquitecto apuesto y ricachón que parece el candidato ideal; pero el caso es que un guitarrista del hotel donde Daphne veía a los posibles novios no ha perdido detalle, y él mismo decide dar un impulso a su “candidatura”, aunque ella le haya rechazado de antemano. Con estos mimbres cualquiera de los maestros de antaño (Ernst Lubitsch, Billy Wilder, Preston Sturges…) habría urdido una comedia divertida y sofisticada, con su punto de malicia. Pero Michael Lehmann no se acerca ni a la suela de los zapatos de ninguno de ellos; el guión que maneja es torpe hasta extremos insospechados, y el reparto encabezado por Diane Keaton y Mandy Moore poco puede hacer para salvar la función. Así las cosas, lo más interesante es el análisis sociológico –poco alentador, todo hay que decirlo– que cabe hacer a partir de la película, donde entre otras lindezas tenemos: 1) personajes femeninos que hablan de sexo sin recato alguno; 2) niño repipi hablando de penes y vaginas; 3) anciana madre que se mete en páginas de sexo de internet, y cuyo mayor trauma, como confiesa emotivamente a su hija soltera, es que nunca tuvo un orgasmo con su marido; 4) chica saliendo y acostándose con dos hombres, que se autojustifica porque aquello le vino sin buscarlo; 5) perro obsesionado con el sexo, también; 6) anciano, padre de un pretendiente de Milly, que se lía con su madre la primera vez que se encuentran; 7) ración de sexo antes de casarse, olé, olé… La cosa da idea de en qué mundo infeliz viven algunos.

3/10
¡Vaya vacaciones!

2006 | RV

Agobiado porque el ritmo de la vida moderna apenas le deja disfrutar de su familia, Bob Munro planea unas vacaciones en Hawaii. Pero finalmente resulta que su jefe le necesita para una reunión en Colorado. Munro oculta ese dato a sus familiares, y en vez de ir a la prevista Hawaii, les convence para pasar unos días en autocaravana, viajando por todo el país. Así trabajará en secreto en un informe para su jefe. Barry Sonnenfeld demostró su talento con películas como La familia Addams, Men in Black o Cómo conquistar Hollywood. En esta ocasión parte de un guión más sencillo, sin pretensiones, pero que defiende de forma positiva la necesidad de la comunicación familiar. Robin Williams se luce en algunos momentos cómicos, como cuando imita el habla barriobajera para defender a su hijo.

5/10
Arrested Development

2003 | Arrested Development | Serie TV

Michael Bluth, viudo con un chico adolescente, se entera de que su padre ha sido detenido por malversación de fondos. Michael tratará de sacar adelante el negocio de su familia. Fresca comedia, ganadora de cinco premios Emmy, creada entre otros por Ron Howard, director de Una mente maravillosa.

5/10

Últimos tráilers y vídeos