IMG-LOGO

Biografía

Vyto Ruginis

Vyto Ruginis

Vyto Ruginis

Filmografía
Moneyball

2011 | Moneyball

"Resulta difícil no enamorarse del béisbol", dice el personaje de Brad Pitt hacia el final del metraje de este film. Los que no estén de acuerdo con esta afirmación, que abundan más fuera de los Estados Unidos, convendrán en que Hollywood ha sido capaz a lo largo de los años de producir buenas películas sobre esta disciplina deportiva, capaces de convencer a los no apasionados de los bates que ni siquiera entienden las reglas, desde la legendaria El orgullo de los yankees hasta títulos como El mejor o Campo de sueños. Moneyball se centra en la hazaña real de Billy Beane, manager de los Athletics de Oakland, equipo condenado al fracaso porque su presupuesto está a años luz de los grandes clubes, en un sistema injusto donde el poder económico lo marca todo. Con ayuda de Peter Brand, un joven licenciado en Economía por Yale, pone en marcha un sistema innovador para fichar a jugadores infravalorados por su comportamiento, su estética, o prejuicios variopintos, pero que anotan muchas más carreras que otros que cobran un dinero exorbitante. Gracias a eso el equipo va a sorprender bastante a los aficionados y periodistas... Estamos ante un film más difícil de lo que parece a simple vista. Por un lado, se basa en un libro de Michael Lewis, "Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game", que no es una novela, y que si bien documenta al milímetro la gesta de Beane, es más un estudio con muchos datos sobre el mercado del béisbol. Además, la historia real no se presta a priori a rodar un título convencional sobre este deporte, pues no va sobre un jugador o un entrenador, que es lo típico, sino básicamente sobre la persona que realiza los fichajes. Así las cosas, era todo un reto para dos de los pesos pesados de los guiones de la actualidad, Steven Zaillian y Aaron Sorkin –de nuevo emparejados tras Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres–, que junto con el debutante Stan Chervin, han logrado una justa nominación al Oscar al guión adaptado. Su trabajo es modélico, sobre todo porque se centran en explicar bastante bien para el público de toda condición en qué consistían básicamente las maniobras del manager de los Athletics, y además logran dar emoción a las negociaciones. No muestran ningún partido de continuo hasta que llega el momento decisivo, ya que el personaje real tenía la norma de no ver jugar a su equipo. En esencia, se ciñen al esquema del cine deportivo sobre superación personal (equipo en crisis remonta a base de trabajo), al tiempo que le dan un aire de bastante frescura. Bennett Miller, director que llevaba seis años de inactividad desde que dio la campanada con Truman Capote, aprovecha un buen guión en torno a la importancia del elemento humano, frente a la frialdad de los métodos científicos, y hace gala de una puesta en escena clásica que funciona a la perfección. El film, técnicamente impecable, ha logrado otras cinco candidaturas indiscutibles en las categorías de película, edición, mezcla de sonido, actor (Brad Pitt) y secundario (Jonah Hill). En su línea, Pitt resulta bastante creíble como el personaje central, un tipo con gran capacidad de riesgo que consagra su vida a su trabajo excepto por los ratos que pasa con su pequeña hija. Sorprende más, por ser su primer papel realmente serio, Jonah Hill, ideal para encarnar a un friqui prodigio de los números. Quizás están un tanto desaprovechados Philip Seymour Hoffman y Robin Wright, por su reducida presencia.

7/10
La última corrida

2004 | The Last Run

Un chico que trabaja como contable descubre que su novia le engaña con su mejor amigo. Éste es un hombre bastante mujeriego, a pesar de que está prometido. Comedia dramática y picante en la que cobran mayor importancia los elementos románticos. Amy Adams y Fred Savage forman una correcta pareja protagonista.

4/10
El precio de la gloria

2004 | Capital City

Película para televisión de serie B que cuenta una historia ambientada en el mundo de la política, con filtraciones y atentados. Lo mejor sin duda es el nutrido reparto de actores conocidos, con secundarios de renombre como Peter Fonda en el papel del presidente Bridgewater, Mary Steenburgen o Katharine Ross.

5/10
Última sospecha

2001 | The Glass House

Ruby y Rhett, de 16 y 11 años, pierden a sus padres en un accidente de automóvil. Terrible. Pero no hay problema, había un matrimonio sin hijos, muy majetes, autorizados como tutores en su testamento. Al principio estos padres adoptivos parecen la bomba. Tienen una casa superchula, toda de cristal, y al chaval le traen la Play 2 y la Gameboy, para que juegue hasta hartarse. Pero en fin, al final resulta que la madre es yonki y el padre anda liado con unos mafiosos. Y hasta puede que el accidente no fuera tal. Thriller más o menos inquietante, en que se sacrifica la lógica en aras del suspense. El debutante Daniel Sackheim tiene entre manos un guión de Wesley Strick, especialista en thrillers como El cabo del miedo o Análisis final.  Aquí se las hace pasar canutas a los jóvenes protagonistas, entre los que destaca Leelee Sobieski.

4/10
A todo gas

2001 | The Fast And The Furious

Brian (Paul Walker) es un poli loco del motor. Le encantan los bólidos y él mismo tiene un “buga” preparado por él que no tira nada mal. Por las noches se une a un grupo de gente como él a los que les encanta correr con sus coches por las calles de Los Angeles. Pero lo hace por trabajo, no por placer. Pues busca a unos ladrones que pertenecen a ese mundillo de la velocidad. Pronto se hace amigo de Dominic Toretto (Vin Diesel). Lo malo es que quizá esté relacionado con el caso que investiga. Carreras a todo trapo. La emoción de los motores puestos al límite, con sonido ensordecedor, la adrenalina disparada y la música a tope. Y por su fuera poca cosa, también hay tiempo para enamorarse. Rob Cohen, que ya filmó con Sylvester Stallone automóviles destrozados en Pánico en el túnel es el responsable de la cinta.

5/10
Backflash

2001 | Backflash

Ray está aburrido de su vida anodina y decide hacer un viaje. Justo en ese momento se cruza en su vida Harley, una joven atractiva que ha robado dos millones de dólares a la mafia y desea salir del país. Rutinaria película de acción, con su dosis de intriga y drama, que cuenta una historia de planteamiento muy tópico. Al menos, resulta atractiva la pareja protagonista, a menudo secundarios en sus filmografías, Jennifer Esposito (Blue Bloods) y Robert Patrick, el famoso T-1000 de Terminator 2.

4/10
Broken Arrow (Alerta Nuclear)

1996 | Broken Arrow

Vic Deakins es un piloto renegado. Aunque su compañero, Riley Hale, no lo sabe, se propone robar dos cabezas nucleares durante un vuelo de rutina. Cuando sobrevuelan una zona desierta, Deakins estrella el avión ante la mirada atónica de Hale. Después, sus compinches aparecen para transportar el botín. Cuando descubre la verdad, Hale intenta recuperar la peligrosa mercancía antes de que la hagan estallar, pero está solo ante el grupo de terroristas. Excelentes interpretaciones, tanto de Christian Slater, el perfecto héroe, como de John Travolta como malvado, en uno de sus primeros papeles tras su recuperación del tirón de público por su participación en el filme de Quentin Tarantino Pulp Fiction. La tensión dramática que consiguen ambos actores es una de las principales bazas del filme. Tras rodar varios títulos de culto como The Killer, el realizador de Hong Kong John Woo obtuvo numerosos admiradores declarados en Estados Unidos, entre ellos nombres prestigiosos de Hollywood como Quentin Tarantino o Robert Rodriguez. Todos ellos le apoyaron en el salto de su carrera a Estados Unidos, donde tras el éxito de Blanco humano, protagonizada por Jean-Claude Van Damme, rodó este título que se inscribe en el cine de más pura acción en el que Woo es un especialista.

5/10
Descending Angel

1990 | Descending Angel

Thriller televisivo cuya trama sigue las investigaciones de una joven de origen rumano, llamada Irina, acerca de la historia de su padre, del cual sospecha que tuvo un pasado nazi. El argumento recuerda a La caja de música. Aunque acusa demasiado su factura televisiva, resulta interesante y el suspense está logrado. Destaca la poderosa presencia del veterano George C. Scott (Patton) y de la bella Diane Lane (Cotton Club).

4/10

Últimos tráilers y vídeos