IMG-LOGO

Biografía

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

42 años

Michelle Rodríguez

Nació el 12 de Julio de 1978 en San Antonio, Texas, EE.UU.

La chica luchadora

22 Marzo 2011

La texana Michelle Rodríguez parece totalmente especializada en interpretar a chicas problemáticas de armas tomar. Sorprende que no la haya llamado Sylvester Stallone para formar parte del elenco de tipos duros de Los mercenarios.

Nacida el 12 de julio de 1978 en Bexar County (Texas), Mayte Michelle Rodríguez pertenece a una familia de ascendencia portorriqueña-dominicana. Estuvo viviendo en Puerto Rico hasta los once años, con su madre, después de que ésta se divorciara del padre. De vuelta a Estados Unidos se estableció en Nueva Jersey.

Educada por su abuela materna como testigo de Jehová, desde muy joven decidió ser actriz. Cuando tenía 22 años se enteró de que se habían convocado audiciones para encontrar a la protagonista de la producción independiente Girlfight. La joven Michelle Rodríguez decidió presentarse por primera vez a una audición, con tan buena fortuna que fue escogida, aunque se presentaron más de 350 aspirantes.

La cinta dejó un buen sabor de boca, en gran parte por el extraordinario trabajo de Rodríguez, como Diana Guzmán, adolescente con problemas que decidía entrenar para convertirse en boxeadora.

Desde entonces se apuesta por ella para el género de acción. A todo gas fue un exitazo de taquilla, que le dio a conocer entre el gran público, y aunque evitó aparecer en la segunda y tercera entregas, recuperó a su personaje en Fast & Furious. Aún más rápido, la cuarta.

Casi todos sus papeles son de chica dura, en títulos como Resident Evil, junto a Milla Jovovich, y S.W.A.T.: Los hombres de Harrelson. Fue también una aguerrida policía, Ana Lucia Cortez, en Perdidos, una impetuosa piloto en Avatar, el superéxito de James Cameron, y una mexicana con un puesto de tacos que ayuda a sus compatriotas emigrantes, en Machete. Pero ella está contenta con su carrera. "No me gustan esas muchachas que se sientan a llorar y dicen: ‘Perdí el amor de mi vida’. Siento ganas de abofetearlas. Cuando me ofrecen un personaje débil, siento que no lo respeto", explica la actriz.

Rodríguez es una joven rebelde, con problemas con la justicia, muy similar al personaje que encarnó en su ópera prima. Ha tenido problemas legales por agredir a su compañera de cuarto, y en numerosas ocasiones por conducir rápido, al estilo de A todo gas.

Con su compañero en esta cinta, Vin Diesel, la actriz estuvo saliendo una temporada. También se la ha relacionado con los actores Colin Farrell y Olivier Martinez. Tiene pendiente de estreno Invasión a la Tierra, donde vuelve a ser una chica de armas tomar, la sargento de marines Elena Santos.

Para escapar del encasillamiento, la actriz tiene previsto promover sus propios proyectos. "La mayoría de las películas que me ofrecen son para el público masculino. La única forma de escapar de esto es escribiendo tus propias películas. Quiero empezar con algo para niños y luego con algo para mujeres", comenta la actriz, que trabaja en dos guiones. El film infantil es "una historia sobre la pureza, animales y niños", y el film femenino "una revisión de Bandits (1997), sobre cuatro chicas que se han fugado de la cárcel", comenta Rodriguez.

Filmografía
Fast & Furious 9

2021 | Fast & Furious 9

Dom Toretto (Vin Diesel) lleva una vida tranquila con Letty y su hijo, el pequeño Brian, pero saben que el peligro siempre acecha esa tranquilidad. Esta vez, esa amenaza obligará a Dom a enfrentarse a los pecados de su pasado si quiere salvar a aquellos que más quiere. El equipo se vuelve a reunir para impedir un complot a escala mundial, liderado por uno de los asesinos más peligrosos y mejor conductor a los que se han enfrentado; un hombre que además es el hermano desaparecido de Dom, Jakob.

Viudas

2018 | Widows

Chicago. Los cuatro criminales implicados en un audaz golpe, mueren carbonizados cuando se enfrentaban a la policía. Dos millones de dólares se han esfumado convirtiéndose en cenizas, y Jamal Manning, un gángster afroamericano que busca la honorabilidad postulándose a concejal de uno de los distritos más conflictivos de la ciudad, contaba con ellos para financiar su campaña, que le enfrenta a Jack Mulligan, hijo del concejal actual Tom, ambos pertenecientes a una saga familiar habitual en los círculos de poder municipales. Con uno de sus matones Jamal presiona a Veronica, viuda de Harry Rawlings, líder de la banda caída, para obtener su dinero. Junto a las otras tres viudas, y para escapar del lazo en que les dejaron atrapadas sus maridos muertos, retomarán los planes que había trazado Harry para ejecutar otro golpe que podría valerles cinco millones de dólares. Potente adaptación de la novela homónima de Lynda La Plante, que ya había sido adaptada como miniserie británica en 2002, de la mano de Geoffrey Sax. La nueva versión cuenta con la pluma de otra novelista con recientes y exitosas adaptaciones de su obra para cine y televisión, Gillian Flynn (Perdida, Heridas abiertas), que ha trabajado en el libreto con el director del film, Steve McQueen. Sorprende la solidez del guión, que depara muchas sorpresas inesperadas, perfectamente introducidas, y lo bien dibujados que están los personajes femeninos, esto sí que es empoderamiento de la mujer a través del thriller y el subgénero de las películas de robos, y no la convencional Ocean's 8. La película combina bien la intriga con los dramas personales, y los temas de fondo de la corrupción, el gangsterismo, la manipulación, las familias desestructuradas, las tragedias que a todos nos tocan en lo más hondo, a veces rompiéndonos el alma. Viola Davis, Michelle Rodriguez y Elizabeth Debicki encarnan muy bien lo que es la lucha por la supervivencia, y las tres tienen escenas de alto calado dramático. Aunque estamos ante uno de esos filmes que bien merecerían un premio a todo su reparto, están muy bien escogidos los actores para los roles de padre e hijo concejales, Robert Duvall y Colin Farrell, el cabecilla de los ladrones, Liam Neeson, el candidato negro Brian Tyree Henry, su hermano matón Daniel Kaluuya, la niñera peluquera reconvertida en conductora Cynthia Erivo, y aún podríamos citar a más, hasta las partes más pequeñas están tratadas con esmero.

7/10
Fast & Furious 8

2017 | The Fate of the Furious

Octava entrega de la adrenalítica saga automovilística, arranca a toda velocidad con Dom y Letty de luna de miel en La Habana, él disputando una espectacular carrera, ella señalándole lo buen padre que puede ser en el futuro. Pero una rubia, la enigmática y malvada hacker Cifra, se cruza en el camino con Dom, y algo tiene con lo que chantajear a éste, pues de pronto se pasa al bando de ella, en lo que parece una clara traición a su antiguo equipo y a los ideales nobles por los que venía luchando últimamente. De modo que Dom se enfrenta a sus antiguos amigos, e incluso a su esposa recién estrenada, en sucesivas acciones para robar artilugios relacionados con armamento nuclear. F. Gary Gray no es ajeno a las películas donde los coches, las carreras y las persecuciones, con un equipo de colegas bien conjuntado, forman parte del argumento, en 2003 entregó The Italian Job, cinta de robos y autos minis muy resultona. Ahora repite en el subgénero apuntándose a la franquicia FF, donde coincide además con dos actores de film que dirigió hace casi 15 años, Charlize Theron y Jason Statham, además de que el mismo año había trabajado con Vin Diesel en Diablo. Y entrega entretenimiento de primera división, sin más pretensiones. Aquí tenemos un guión bien orquestado por el guionista habitual desde la tercera entrega, Chris Morgan. La premisa es mostrar a Dom Toretto como inesperado rival de quienes eran más que sus amigos, una auténtica familia. Los motivos se mostrarán a medida que avanza la trama, y tienen su razón de ser. El reencuentro con antiguos personajes, y la aparición de algunos nuevos como Little Nobody, Scott Eastwood, la villana interpretada por Charlize Theron, y el casi cameo de lujo de Helen Mirren, mamá de unos de los habituales, está bien engarzada. Ritmo dinámico y sentido del humor están bien vertebrados con lo que es fundamental en una película "veloz y furiosa", o sea, espectaculares escenas de acción con automóviles en un vibrante "más difícil todavía". Y en este último aspecto, la película no defrauda. Desde el arranque en las calles de La Habana, tenemos la misión en unas instalaciones en Berlín que acaban implicando a un avión, y sobre todo, los pasajes en las calles de Nueva York y en una base de submarinos rusa, verdaderamente impactantes, todo un alarde de trabajo de especialistas y expertos en efectos especiales.

6/10
Milton's Secret

2016 | Milton's Secret

Dulce venganza

2016 | The Assignment

Un asesino a sueldo llamado Frank Kitchen es traicionado y secuestrado. Cuando despierta ve con horror que ha sido sometido a una operación quirúrgica y le han transformado en una mujer. No parará hasta vengarse de cada uno de los responsables, especialmente de la doctora que le operó, Rachel Jane. Curioso producto de acción con mucho aire de serie B, ambientación sódida y explicitud en violencia y sexo, con clara tendencia bizarra. El director Walter Hill narra con ritmo y montaje algo desordenado un guión que desde luego no puede ser más simple, basado exclusivamente en un ajuste de cuentas por mucho que se disfrace de cierta palabrería. Sorprende que haya contado con un apañado reparto, con Michelle Rodríguez y Sigourney Weaver a la cabeza.

3/10
Fast & Furious 7

2015 | Fast & Furious 7

A Toretto todo le va bien. Ha sido indultado por cooperar con la justicia y vive feliz con Letty, a la que había dado por muerta. Por su parte, Brian se ha convertido (¿quién lo iba a decir?) en un padre modélico, y hasta ha cambiado el coche de carreras por el monovolumen, por lo que su relación con Mia va viento en popa... Sus amiguetes Tej y Roman llevan una existencia a lo grande como auténticos playboys. Por desgracia, todo se va al traste con la entrada en escena de Deckard Shaw, un terrible psicópata que quiere liquidarles a todos porque les culpa de la muerte de su hermano. La séptima entrega de Fast and Furious ha hecho mucho ruido mediático, pues el actor Paul Walker fallecía trágicamente en accidente antes de finalizar el rodaje. Pero la colaboración de su hermano gemelo (con poco parecido físico a pesar de todo) y los sofisticados retoques digitales han posibilitado que se concluya la cinta, con el interés añadido de si se notará o no la ausencia del actor. Y lo cierto es que si no se conociera el terrible suceso, nadie se percataría demasiado. Logra resultar bastante emotiva la secuencia final, homenaje al fallecido actor y a su paso por la saga, casi el único trabajo por el que se le recuerda junto a Banderas de nuestros padres. Por lo demás, apenas se nota que el deseoso de adentrarse en nuevos caminos James Wan, especialista en filmes de terror como Saw y Expediente Warren, haya sustituido al responsable de las últimas entregas, Justin Lin, ocupado con la segunda temporada de True Detective y la nueva entrega de Star Trek. Y es que Fast & Furious 7 se parece mucho a la sexta parte, marcada por la sobredosis de secuencias de acción, que toman un cariz tan increíble que a menudo obligan a suspender la incredulidad, especialmente durante un doble salto en automóvil de una torre a otra de Abu Dabi... A pesar de todo, no decepcionará ni un ápice a los apasionados de la franquicia, pues ofrece coches envidiables, cuerpos danone, diálogos de pelis de matones, poses de tipos duros, elogios baratos de la amistad... Un Vin Diesel, resignado a que sólo da dinero en taquilla con esta saga, y el resto de habituales, que ya se conocen al dedillo a unos personajes que tampoco evolucionan en este capítulo especialmente, junto a la llegada de tipos duros como Jason Statham, y Kurt Russell a una franquicia donde ya estaban desde hace algún capítulo Dwayne Johnson y Gina Carano, da que pensar si Fast & Furious 7 no parece por momentos un sucedáneo de la reunión de superhéroes de acción vista en Los mercenarios.

5/10
Machete Kills

2013 | Machete Kills

3/10
Fast & Furious 6

2013 | Fast & Furious 6

Dom (Vin Diesel) vive "retirado" plácidamente con la poli brasileña Elena (Elsa Pataky). Ha sido tío, pues su hermana Mía (Jordana Brewster) ha tenido un hijo con Brian (Paul Walker). Pero la tranqulidad de su vida se va pique cuando un día se presenta el forzudo agente Hobbs (Dwayne Johnson) y pide ayuda a Dom para capturar a Shaw (Luke Evans), un peligroso criminal y ex militar que persigue un sofisticado mecanismo tecnológico. Para asegurarse de que Dom y su equipo le echarán una mano Hobbs le facilita pruebas de que su novia Letty (Michelle Rodríguez), dada por muerta hace tiempo, sigue viva, y forma parte de la banda de Shaw. Sexta entrega de la saga comenzada con A todo gas, que va camino de convertirse en una de las más extensas de la historia del cine. Como en la mayoría de ellas vuelve a estar detrás de las cámaras Justin Lin, quien sigue tirando de la madeja para tejer una tupida trama de acción, y más acción, y más acción. Sin embargo, esta vez se lía un poco con su interés de intentar "el más difícil todavía" y llega a rodar escenas cuyas imágenes producen carcajadas no precisamente deseadas –véase el salvamento en el aire–, más propias de cualquier película fantástica de superhéroes. Sin duda alguna el punto fuerte es la reaparición de Letty, interpretada por una malencarada Michelle Rodríguez que quizá nunca debió dejar la franquicia. Gracias a ella hay un acuciamiento en tomarse todo demasiado en serio, de modo que al conjunto le falta el sentido del humor de películas anteriores, y se acusa. Se dejan ver otros signos de decadencia en Fast & Furious 6, lo que no quita que se apunte la llegada de una próxima entrega. Pero en la que estamos se ha dejado más de lado la relación natural entre los personajes, sus historias. En la quinta parte, por ejemplo, tenían una evolución, algo cambiaba en cada uno, pero aquí sus roles son mucho más insípidos (especialmente los de los secundarios de la banda). Hay un exceso asimismo de poses, de diálogos enlatados típicos de película de malotes de tres al cuarto, etc. y en esto Vin Diesel está más exagerado que nunca. No basta que se diga que lo más importante sea la familia y bla bla bla. El problema de fondo está en que esta vez se dedican demasiados minutos a la acción y los motores, y el resto se desequilibra obligatoriamente. Y llegados a este punto hay que recalcar que por supuesto la trepidación es apabullante, brutal, desproporcionada sobre todo en la inacabable secuencia final.

4/10
Resident Evil: Venganza

2012 | Resident Evil: Retribution

Quinta entrega de la saga basada en el popular videojuego “Resident Evil”, de nuevo con el tándem Paul W.S. Anderson, director y guionista, y Milla Jovovich, protagonista, ambos marido y mujer en la vida real. Evidencia lo que cualquiera sabe, que las posibilidades peliculeras están más que agotadas, aunque siempre hay espectadores dispuestos a ver a la bella actriz ucraniana repartir patadas enfundada en ajustados trajes. En esta ocasión Alice despierta en Resident Evil: Venganza en una celda de la corporación Umbrella, en la famosa Colmena, que controla el ordenador de la Reina Roja. Pero un comando le permite escapar para salvar de nuevo al mundo de siniestros planes relacionados con la guerra bacteriológica. Eso sí, le toca moverse por escenarios simulados de Tokio, Nueva York, Moscú, etcétera, para pruebas de propagación de virus letales, y la respuesta de los humanos a los zombies infectados. Parte del programa es crear clones humanos para poder repetir dichas pruebas variando las condiciones de experimentación. En fin, no nos engañemos, la trama de Resident Evil: Venganza es lo de menos. Incluso es difícil entender qué significa el título, igual podían haber titulado la película “Resident Evil: La batalla final” o “Resident Evil: La nueva generación”, tanto da. Lo importante es repartir estopa, crear algunas escenas visualmente vistosas –las de los clones son las más llamativas, pero otras, especialmente el arranque, son puro videojuego, y nos la pasan dos veces, una para atrás, otra para adelante, eso es ahorro en tiempos de crisis–, usar el 3D para hacer más caja, e incluir a una niñita para que veamos desplegarse los sentimientos maternales de Alice. Para poco más da Resident Evil: Venganza, cuya principal ventaja es que se despacha en hora y media.

3/10
Invasión a la Tierra

2011 | Battle: Los Angeles

Michael, un curtido sargento de los marines, ha escogido para retirarse el mismo día en que está prevista una inofensiva lluvia de meteoritos. En realidad no es tan inofensiva, pues se trata de una invasión alienígena en toda regla de la Tierra, según una estrategia arrolladora que supone la ocupación de 20 ciudades clave. Una de ellas es Los Ángeles, donde se librará una batalla decisiva. Por supuesto que el hombre a punto de convertirse en ex marine no dejará a su país y a su planeta en la estacada. La película no engaña, da lo que promete, en la línea de Independence Day, pero sin el aire de comedia que recorría a veces, tontamente, el film de Roland Emmerich. Casi dos horas de acción trepidante, que recoge el heroico enfrentamiento de los marines a un enemigo que parece invencible, siguiendo su famoso lema de "semper fi", "siempre fieles". Sin duda que el montaje de las escenas con llamativos efectos visuales y sonoros, que maneja Jonathan Liebesman (La matanza de Texas: el origen), es vistoso y dinámico, pero tampoco ofrece nada nuevo. De modo que queda la trama humana, también bastante previsible. Realmente sólo hay un personaje medianamente dibujado, Michael, al que encarna un entonado Aaron Eckhart. Todo gira en torno a él, por el aura que le rodea de haber dejado morir a sus hombres en otras batallas, lo que hace que sea mal mirado, hasta que todos se dan cuenta de la pasta que está hecho, la pasta de los héroes. El resto de los personajes, militares y civiles, muy esquemáticos, o son dependientes de Michael, o están desaprovechados como el de la técnico militar a la que encarna Michelle Rodríguez.

4/10
Machete

2010 | Machete

Nueva travesura de Robert Rodriguez, que alarga su propio tráiler falso, que se pudo ver antes de su película Planet Terror, y que en Estados Unidos formaba parte del díptico Grindhouse. Rodriguez ha dirigido la cinta junto con Ethan Maniquis, colaborador habitual en la edición de sus películas. Otro asiduo de su cine, el ex presidiario Danny Trejo, el camarero de Abierto hasta el amanecer, asciende por primera vez a protagonista, en un personaje que sin duda le va al pelo, por su aspecto de tipo duro, como ya se pudo ver en el citado tráiler. Machete, ex agente federal mexicano incorruptible, se ha exiliado a Texas tras un enfrentamiento con Torrez, un poderoso narcotraficante. Un tipo le contrata para disparar al senador McLaughlin, un político que pretende tomar medidas drásticas para frenar la inmigración ilegal en la frontera con México. Pero cuando intenta disparar contra él, se da cuenta de que le han tendido una trampa. La intención de Rodriguez es homenajear al cine violento de serie B más cutre. Rueda así de forma premeditadamente torpe, los diálogos son absurdos aposta, los personajes no podrían ser más ridículos, incluye numerosos desnudos gratuitos, elementos de mal gusto e irreverentes a mansalva, y hasta la presencia de un actor tan malo como Steven Seagal se vuelve aquí un ingrediente supuestamente positivo de la broma. Sorprende la sobredosis de violencia, paródica pero bastante salvaje, pues el protagonista llega a usar los intestinos de uno de sus enemigos para salvarse. Se han prestado al juego grandes personalidades de Hollywood, como Robert De Niro, Jessica Alba, Michelle Rodríguez, un recuperado Don Johnson del que hace tiempo que no se sabe casi nada, e incluso la polémica Lindsay Lohan muy ligera de ropa en un papel absurdo. Los más friquis reconocerán entre los malos al legendario Tom Savini, encargado de los efectos especiales de Zombi, que suele salir también en las películas de Rodriguez. Todos aquellos que entren en el juego y no se tomen la película en serio lo pasarán más o menos bien, pues ofrece exactamente lo que promete. De fondo aporta una apología exagerada pero más o menos divertida de la identidad mexicana, y cierta crítica a la hipocresía en el ámbito de la inmigración, pues se restringe la entrada a individuos que después están realizando duros pero necesarios trabajos.

5/10
Perdidos (6ª temporada)

2010 | Lost | Serie TV

Llega a su fin una serie que ha hecho historia en la televisión. ¿Qué personajes sobrevivirán a los avatares que les depara el destino? En esta última temporada convergen dos realidades alternativas, sin nexo aparente de unión entre ellas. Por un lado, los personajes viajan de nuevo en el vuelo 815 de Oceanic Airlines, pues éste no se ha estrellado en la isla... En la otra realidad, los personajes han sobrevivido a la cegadora luz blanca que cerró la temporada anterior, y han saltado en el tiempo al presente. La desafortunada Juliet ha muerto y Sawyer culpa a Jack, mientras que John Locke podría no ser lo que parece.

5/10
Eager to Die

2010 | Eager to Die

Tras sufrir varios atentados, el gobierno obliga a una destacada y polémica estrella de la televisión a cambiar de identidad. Thriller futurista sin demasiado interés, salvo porque cuenta como protagonistas con Peter O'Toole y Michelle Rodríguez.

5/10
Fast & Furious. Aún más rápido

2009 | Fast & Furious

La carrera de Vin Diesel pegó un gran acelerón con A todo gas, de 2001, un insustancial pero aparatoso espectáculo de acción, que apasionó sobre todo a los espectadores jóvenes. Con la vista puesta en otros proyectos que pudieran darle proyección en otros sectores del público, Diesel rechazó rodar la secuela, A todo gas 2, y se limitó a hacer un cameo en A todo gas. Tokyo Race, la tercera parte. En su lugar, decidió decantarse por títulos como Un canguro superduro, Declaradme culpable y Babylon, que no tuvieron la repercusión esperada, por lo que en la práctica han supuesto un frenazo para las aspiraciones de Diesel. Necesitado de público, el neoyorquino se ha apresurado a volver a subirse en marcha a la saga automovilística, en una cuarta parte que le reúne con el resto del tándem original: Paul Walker, Michelle Rodríguez y Jordana Brewster. De nuevo, Diesel vuelve a meterse en la piel del ex convicto Dominic Toretto, que comete espectaculares robos, y se refugia de la policía en una cabaña junto a la playa, en Santo Domingo. Pero un día recibe la noticia de que Letty, su novia, ha sido violentamente asesinada en Los Ángeles. Decide volver allí –a pesar de que corre el riesgo de ser inmediatamente detenido–, y rápidamente averigua que los culpables son los hombres de un narcotraficante que pasa drogas a Estados Unidos a través de la frontera con México. Persigue también al mismo narcotraficante el agente Brian O’Conner, que en el pasado dejó escapar a Toretto. Repite como director el taiwanés Justin Lin, responsable de la entrega anterior, preocupado sobre todo por lograr un ritmo frenético y que la película vaya ‘a todo gas’. Se luce en un par de espectaculares secuencias automovilísticas, como el robo del principio y una angustiosa persecución final en unos túneles, muy influida por los videojuegos de acción. Por lo demás, los actores cumplen, a pesar de que sus personajes están desdibujados, y el film ofrece lo que se esperan sus potenciales espectadores, los apasionados de los coches de lujo ‘tuneados’. Uno de los momentos supuestamente más dramáticos y emotivos, cuando Toretto acude a visitar la tumba de su novia Letty, resulta involuntariamente hilarante para los espectadores españoles, por el nombre completo de la fallecida, que aparece en la lápida. Posiblemente para el guionista no hace alusión a ningún personaje público que él conozca.

4/10
Avatar: Edición especial

2009 | Avatar

Edición especial de la película más taquillera de todos los tiempos. La "nueva" película incluye 8 minutos más de metraje. Un gancho muy típico para seguir recolectando dinero. Quien quiera ver qué ocurre en esos casi 10 minutos, tendrá que acudir al cine para volver a disfrutar de Avatar en 3D. Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la natureleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Avatar

2009 | Avatar

Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la naturaleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Batalla en Seattle

2007 | Battle in Seattle

El actor irlandés Stuart Townsend –despedido por Peter Jackson, que le había contratado para interpretar a Aragorn, en El señor de los anillos– debuta como director con esta cinta protagonizada por Charlize Theron, su novia. Protagonizada por personajes ficticios, tiene como fondo sucesos reales, las protestas que tuvieron lugar en Seattle en 1999, durante la reunión de la Organización Mundial de Comercio (O.M.C.). A esta ciudad del estado de Washington acudieron a manifestarse entre 50.000 y 100.000 personas, entre sindicalistas, anarquistas, ecologistas y militantes de organizaciones variopintas. Aunque su objetivo era en un principio protestar de forma pacífica, la escalada de violencia se fue intensificando, hasta que se generalizaron los enfrentamientos entre antidisturbios y manifestantes, la ciudad se convirtió en un caos, y se declaró el estado de emergencia. Townsend, que también ha escrito el guión, se ha propuesto ofrecer el punto de vista de todas las partes implicadas, los manifestantes, los agentes de policía, los delegados que acuden a la reunión y los ciudadanos de Seattle. Salvando las distancias, su modelo sería Bloody Sunday (Domingo sangriento), excepcional cinta de Paul Greengrass. Se puede decir que el film de Townsend tiene a su favor que las secuencias dramáticas –que se alternan con imágenes de los auténticos sucesos– resultan bastante convincentes. En esto tiene mucho que ver que Stuart Townsend sabe dirigir muy bien a los actores. Algunos realizan estupendos trabajos, como Ray Liotta (el alcalde) o Woody Harrelson (un agente de policía traumado por la pérdida de su hijo). No puede evitar Townsend que su visión de los sucesos parezca excesivamente incompleta. Sus manifestantes están motivados por nobles ideales que despiertan la simpatía del público, pero no es capaz de explicar por qué la O.M.C. es un obstáculo para que se cumplan esos objetivos. Resulta especialmente brillante un diálogo entre dos manifestantes, que llegan a la conclusión de que antes de sus protestas nadie sabía lo que era el FMI. “Ahora, tampoco lo saben”, dice uno de ellos, y el otro replica: “Pero por lo menos saben que es algo malo”. El film disimula muy poco –menos que otros títulos similares– hacia dónde se dirigen las simpatías de su director. Éste explica mejor las posturas de los manifestantes que la del alcalde, por ejemplo, desbordado por los acontecimientos. De la misma forma, sólo da voz a los delegados que disienten de la política de los países ricos. Y muestra con una gran crudeza secuencias de brutalidad policial.

5/10
Aullidos (2006)

2006 | The Breed

Un grupo de amigos vuela hasta una isla, donde pasarán unos días en un idílico refugio. El sitio fue el lugar elegido años atrás por unos científicos que realizaban extraños experimentos con perros. Inesperadamente, una de las chicas es atacada por un can salvajemente violento. Resulta que la isla está llena de criaturas similares, de prodigiosa inteligencia. El especialista en terror Wes Craven apadrina como productor ejecutivo el debut de su discípulo Nicholas Mastandrea, que frecuentemente ha colaborado con él como director de la segunda unidad. El argumento, lleno de tópicos, parece un cruce entre Los pájaros y Cujo, pero los sustos funcionan y cuenta con la actriz Michelle Rodríguez (Resident Evil, Perdidos). A pesar del título, no tiene nada que ver con el film ochentero de Joe Dante.

2/10
BloodRayne

2005 | BloodRayne

Es lamentable que con semejante plantel de actores se realice una película tan mediocre como BloodRayne, pero, en fin, esa parece ser la seña de identidad de Uwe Boll. Aquí, el director alemán adapta el videojuego del mismo nombre para contar una historia de acción fantástica, con algún toque de humor. La historia tiene lugar en la Rumanía del siglo XVIII y la protagonista es BloodRayne (Kristanna Loken), una damphir –mujer medio humana, medio vampiro– que trabaja para una sociedad secreta encargada de perseguir las amenazas sobrenaturales.

2/10
Perdidos (2ª temporada)

2005 | Lost | Serie TV

Jack, Kate y Locke volaron con dinamita la misteriosa escotilla de la isla. ¿Qué habrá dentro? Jack prefiere ser cauto, pero Locke y Kate se precipitan al interior. Mientras, Michael y Sawyer han quedado en el mar, a la deriva, sobre restos de madera, tras ser asaltados por "los otros", que se llevaron a Walt. La 2ª temporada de la serie más original de los últimos años cierra algún interrogante, pero abre muchos más. Como el misterioso contador que hay que reactivar cada cierto tiempo, o la película que habla de un extraño experimento que se desarrolla en la isla. Llegan además nuevos personajes, como la dura policía interpretada por Michelle Rodríguez, también supervivientes del avión que iban en la cola y cayeron en otra parte de la isla. Y se producen algunas muertes. Tal como acontecía en la temporada de arranque, los personajes recuerdan hechos dolorosos del pasado, actuaciones erradas por las que ahora tienen que purgar. En ese sentido destaca la incorporación de un africano, Eko, cuyo hermano sacerdote murió en trágicas circunstancias.

6/10
Asesino

2004 | Control

Un peligroso psicópata es juzgado y condenado a muerte. En el último momento, unos agentes del gobierno impiden que sea ejecutado, para probar con él una droga que supuestamente rehabilita a los asesinos. Pero él se escapa del laboratorio y acude a vengarse del tipo por culpa del cual le detuvieron. Ray Liotta interpreta al asesino protagonista de este thriller con toques de ciencia ficción, de prometedor punto de partida que recuerda a La naranja mecánica, de Kubrick.

4/10
S.W.A.T.: Los hombres de Harrelson

2003 | S.W.A.T.

Por desobedecer órdenes en una operación de rescate de rehenes, Jim Street y Brian Gamble, dos miembros de los S.W.A.T., son expulsados del equipo y degradados. Gamble abandona de malas maneras el cuerpo policial, mientras que Street acepta un puesto inferior en espera de una nueva oportunidad. Ésta llegará con Dan “Hondo” Harrelson, comandante al que asignan el reclutamiento de cinco agentes para formar un nuevo equipo de S.W.A.T. La primera misión del grupo será escoltar a un recluso fuera de Los Ángeles. Se trata de Alex Montel, un peligroso narcotraficante que ofrece una desorbitada recompensa a quien pueda liberarle de la policía, lo que atrae la atención de numerosos mercenarios. Otra adaptación al cine de una serie. Le ha tocado esta vez a Los hombres de Harrelson, aquella serie de los 70 sobre los S.W.A.T., siglas de Special Weapons And Tactics (Armas y tácticas especiales), una unidad de la policía de Los Ángeles especializada en operaciones especiales. El todoterreno Samuel L. Jackson y el cada vez más consagrado Colin Farrell protagonizan esta típica pero amena cinta de policías, con personajes estilo cómic, que ofrece básicamente lo que promete: mucha acción. Las resultonas explosiones y las secuencias de tiros permiten que el espectador disculpe la tardanza en arrancar, y que los policías rebeldes que desafían las normas estén bastante gastados.

6/10
En el filo de las olas

2002 | Blue Crush

Las cosas de la vida. Susan Orlean, uno de cuyos artículos ha dado lugar a la compleja Adaptation. El ladrón de orquídeas, también escribió un reportaje sobre unas chicas surferas que ha dado lugar a un título mucho más ligero. Escenas de surf espectaculares (las olas son de impresión, con la cámara situada en los lugares más inverosímiles), nenas en bikini y sus devaneos amorosos, integran un film muy veraniego.

4/10
Resident Evil

2002 | Resident Evil

Clonaciones, alteraciones de ADN, etc. Sólo hace falta ojear la prensa cada día para darse cuenta de que la ambición científica no conoce límites. Esta película se une a lo que se puede considerar un subgénero, dentro de la ciencia ficción, que intenta avisarnos de los peligros de los experimentos exagerados. Es extraño encontrar una película procedente de un videojuego que se esfuerce por esbozar un argumento, en lugar de decantarse por una sucesión de fuegos de artificio a lo Tomb Raider. Y la cosa sorprende todavía más si tenemos en cuenta que el guionista y director no es otro que Paul Anderson, responsable de Mortal Kombat, tan similar a los marcianitos originales que los personajes sólo peleaban entre ellos durante todo el metraje, y aún así, apasionaron a los aficionados a la consola. No ganará el Oscar al mejor guión original, pero logra mantener en vilo a los aficionados al género con una combinación de clásicos como La noche de los muertos vivientes y Aliens, el regreso. En La Colmena, un gigantesco laboratorio de la corporación Umbrella, tiene lugar un accidente con un virus manipulado genéticamente. En algún punto de ese lugar, Alice se despierta, pero su estado de amnesia le impide recordar cómo ha llegado hasta allí. De repente, se encuentra con un grupo de militares, que investiga el suceso e intenta llegar hasta la computadora, la Reina Roja, para desconectarla. Durante esta aventura descubrirán que los empleados han muerto, aunque esto no impide que campen a sus anchas en busca de carne humana para alimentarse, cual muertos vivientes. Otros peligros acechan en el lugar, como unos demoníacos perros zombie y una extraña criatura generada por una mutación genética. Por supuesto, no falta una buena sucesión de patadas y guantazos que hará las delicias de los aficionados a la acción. Rememorando aquello de “las chicas son guerreras”, ellas son las que más “leña” reparten, especialmente la estrella de la función, Milla Jovovich, especializada en mujeres de carácter tras Juana de Arco. Le acompaña Michelle Rodríguez, a quien hemos visto atizar mamporros en Girlfight y A todo gas.

5/10
De madrugada

2001 | 3 A.M.

Hershey, un jugador de baloncesto retirado, comienza a ejercer de taxista nocturno en Nueva York. Pero un peligroso psicópata amenaza a sus compañeros de profesión, por lo que tras la muerte de uno de ellos, Hershey se une a dos colegas para tratar de detener ellos mismos al asesino. Debut como realizador del afroamericano Lee Davis, que antes ejercía ocupaciones variopintas en las películas de su mentor, Spike Lee. Está protagonizada por Danny Glover, coprotagonista de Arma Letal, al que acompaña alguna vieja gloria, como Pam Grier (Jackie Brown).

2/10
A todo gas

2001 | The Fast And The Furious

Brian (Paul Walker) es un poli loco del motor. Le encantan los bólidos y él mismo tiene un “buga” preparado por él que no tira nada mal. Por las noches se une a un grupo de gente como él a los que les encanta correr con sus coches por las calles de Los Angeles. Pero lo hace por trabajo, no por placer. Pues busca a unos ladrones que pertenecen a ese mundillo de la velocidad. Pronto se hace amigo de Dominic Toretto (Vin Diesel). Lo malo es que quizá esté relacionado con el caso que investiga. Carreras a todo trapo. La emoción de los motores puestos al límite, con sonido ensordecedor, la adrenalina disparada y la música a tope. Y por su fuera poca cosa, también hay tiempo para enamorarse. Rob Cohen, que ya filmó con Sylvester Stallone automóviles destrozados en Pánico en el túnel es el responsable de la cinta.

5/10
Girlfight

2000 | Girlfight

Diana Guzmán es una adolescente que vive en Brooklyn con Sandro, su difícil padre, y Tiny, su hermano. Un hecho casual le lleva al gimnasio donde Tiny recibe con desgana clases de boxeo. Lo de repartir estopa atrae su atención: puede ser una forma de descargar adrenalina y, quién sabe, quizá acabe gustándole. Héctor, un entrenador, acaba aceptándola entre sus pupilos. La guionista y directora Karyn Kusama resume su sencilla y eficaz película como “el clásico relato de un don nadie que acaba siendo alguien”. La prometedora Michelle Rodríguez compone un personaje que Kusama compara al Terry Malloy de La ley del silencio y al Tony Manero de Fiebre del sábado noche. Entre puñetazos y duros entrenamientos no falta la inevitable subtrama amorosa con otro aspirante a boxeador.

5/10

Últimos tráilers y vídeos