IMG-LOGO

Biografía

W. Earl Brown

W. Earl Brown

56 años

W. Earl Brown

Nació el 07 de Septiembre de 1963 en Murray, Kentucky, EE.UU.
Filmografía
Emboscada final

2019 | The Highwaymen

Miriam “Ma” Ferguson, primera mujer gobernadora de Texas, ha disuelto a los antiguos ‘rangers’ para reemplazarlos por una fuerza policial más moderna, similar a los federales de J. Edgar Hoover. Pero ante la amenaza que supone la prolongada actividad delictiva de la banda liderada por Bonnie Parker y Clyde Barrow, el jefe de policía Lee Simmons la convence para recuperar a Frank Hamer y Maney Gault, dos antiguos miembros del cuerpo, que cazarían a los forajidos al viejo estilo. Arthur Penn enloqueció a la generación de la contracultura con Bonnie and Clyde, estrenada un año antes del mayo del 68, que no condenaba explícitamente los delitos de los protagonistas, a quienes se presentaba como modernos Robin Hood, que ponían en jaque a los ‘malvados’ bancos, que habían provocado la crisis de 1929. Este título anticipó la revolución con la que títulos como Easy Rider, Grupo salvaje y demás removerían los cimientos de Hollywood. De ahí que resulte arriesgado rodar una revisión, condenada a recibir duras críticas antes de su estreno. Más todavía si se toma la opción del especialista en trasladar historias reales a la pantalla John Lee Hancock (The Blind Side, un sueño posible) que ha elegido centrarse en los tipos que atraparon a la pareja, componiendo una visión realista y nada acomodaticia de sus fechorías. En realidad, el cineasta se ha puesto al frente de un proyecto de largo desarrollo, que nació como potencial último vehículo de emparejamiento de los legendarios Paul Newman y Robert Redford. El desmitificador guión de John Fusco (Arma joven) hace hincapié en que los celebérrimos fugitivos en realidad fueron asesinos despiadados, capaces de liquidar policías o ciudadanos sin miramientos, por lo que resulta un error que la multitud les jaleara, como muestra una de las mejores secuencias del film, o que sus entierros congregaran a las masas. Se intenta comprender a los controvertidos en su día Hamer y Gault, para quienes detener a los forajidos a balazos supone un acto de legítima defensa social. Por contra, se ha elegido la opción de no dar voz a Bonnie y Clyde, interpretados fugazmente por dos actores físicamente mucho más discretos que Warren Beatty y Faye Dunaway, quienes suscitaban simpatía del público únicamente por su apariencia, por muy malos que fueran sus personajes. Queda un film bien desarrollado de corte fordiano, pues no sólo recupera temas de los westerns del maestro John Ford, sino que muestra las consecuencias de la Gran Depresión, con campamentos de jornaleros que recuerdan a su obra maestra basada en la novela de John Steinbeck Las uvas de la ira; estos desfavorecidos serían los auténticos héroes de este período. La mayor parte del metraje se apoya en el buen trabajo de Kevin Costner y Woody Harrelson, dos representantes de la ley contrapuestos al estilo clásico de las ‘buddy movies’, el primero obstinado, el segundo un tipo con problemas de alcohol que se convertirá en su conciencia. Cuentan con buenos apoyos de Kathy Bates, cuya cínica política sirve para darle un palo a este estamento, o del actor de peculiar físico John Carroll Lynch (Lee Simmons), que fue uno de los hermanos McDonald en El fundador, anterior trabajo del realizador.

6/10
Deadwood: La película

2019 | Deadwood

Trece años después de la emisión del último capítulo de la serie Deadwood, que contó con tres temporadas, HBO recupera la historia. Durante estos años ha dado tiempo para que la serie original haya ido ganando en prestigio hasta ser considerada una de las mejores series pioneras, junto con otras que marcaron época, como Perdidos, The Wire o Los Soprano. La película presenta a los personajes respetando el paso de los años, al tiempo que el pueblo se prepara para fomar parte del estado de Dakota del Sur: Seth Bullock y Charlie Utter siguen asumiendo labores de sheriff y ayudante; Swearengen domina aún el pueblo desde su local (que ahora se llama "Gem", en homenaje a la prostituta que él mató); Trixie está embarazada y sigue viviendo con Sol Star; el doctor se desvive por los habitantes, en especial últimamente por Swearengen que está gravemente enfermo del hígado. En esta situación regresan al pueblo tres personajes clave: Calamity Jane, Alma Ellsworth, junto con su hija ya crecidita, y el violento Hearst, ahora convertido en senador y que llega con la pretensión de comprar nuevas tierras. No escapa a nadie que esta producción quiere ser un colofón al mundo mostrado en la serie, y lo consigue con eficacia. El conjunto se ve de todos modos como un largo episodio, que va yendo y viniendo de personaje en personaje, humanizándolos algo más y recuperando viejas cuestiones, aunque sin duda el tema central es el ajuste de cuentas con respecto a Hearst, quien nada más llegar será responsable de un asesinato. HBO levanta algo la mano en cuestiones de violencia y sexo, quizá para llegar a un público más amplio, mientras que la puesta en escena sigue siendo excelente.

6/10
Preacher

2016 | Preacher | Serie TV

Black Mass. Estrictamente criminal

2015 | Black Mass

Si hubiera que mencionar un género fílmico genuinamente americano, y el western estuviera descartado, probablemente el cine gangsteril nos vendría inmediatamente a la cabeza. Quizá ante Black Mass. Estrictamente criminal uno puede pensar que ya poco queda que aportar a dicho género, con las aportaciones inolvidables de Coppola y Scorsese. Pero lo cierto es que la realidad siempre logra sorprender. Y al estar basado el film en hechos auténticos bien documentados en el libro de los periodistas del Boston Globe, ganadores del Pulitzter, Dick Lehr y Gerard O'Neill, ser sólido el guión de Mark Mallouk y Jez Butterworth, y cuidada la puesta en escena de Scott Cooper con el respaldo de un gran estudio de Hollywood, el visionado resulta muy grato, si es que se puede usar tal expresión ante una trama criminal y violenta, con chanchullos en el lado de los criminales, pero también en el FBI. Básicamente se nos cuenta la alianza, amistades peligrosas, entre un gángster del sur de Boston, James 'Whitey' Bulger, y un agente del FBI también del barrio y conocido de la infancia, John Connolly. Es la década de 1970, y Connolly propone a Bulger que le pase información que permita desactivar a la mafia italiana, lo que en la práctica le convierte en confidente, aunque tiene la indudable ventaja de despejarle el campo para sus personales actividade criminales. Bulger acepta el trato, e irá copando poder delictivo a medida que transcurre el tiempo, pues los federales no actúan contra él por considerarlo un importante activo. Sin embargo, algunas desgracias familiares le convierte en un hombre básicamente solo, que actúa con pasmosa frialdad a la hora de ordenar asesinatos o cometerlos con sus propias manos. Se nota que la historia sobre el gangsterismo irlandés en Boston daba para más metraje, y que ha habido que meter tijera, por lo que se resiente la humanidad de Bulger, pese al notable esfuerzo interpretativo de Johnny Depp, que vuelve a transformarse físicamente para componer a su personaje; otros elementos que podían haber tenido más peso, la familia o el background católico, quedan diluidos. Y algunas cuestiones como el apoyo de Bulger al IRA, o las relaciones con su hermano senador, apenas quedan apuntadas. De modo que el espectador se queda con ganas de más. Quizá mejor perfilada está "la otra cara de la moneda", Connolly, interpretado por Joel Edgerton, arribista del FBI con la connivencia tácita de los jefes, que empieza a perder los papeles cuando llega un nuevo fiscal. En cualquier caso se incide bien en esa doble moral hipócrita de ciertos personajes narcisistas, que sólo buscan su propio beneficio, aunque se envuelvan de curiosos códigos de honor o del éxito de algunoas operaciones policiales para justificar sus deleznables acciones.

7/10
American Crime

2015 | American Crime | Serie TV

Serie creada por John Ridley, el guionista ganador del Oscar por 12 años de esclavitud. Al igual que en ese film, aborda la cuestión del racismo, aunque aquí sustituye la adaptación de hechos históricos narrados por el propio esclavo que los vivió, y opta por una trama criminal en los Estados Unidos de hoy en día, donde a la discriminación racial suma los temas de las familias desestructuradas y el choque generacional, más la crítica a un sistema legal donde falta mucho para llegar a la aplicación de la justicia. La historia arranca con el brutal ataque a un matrimonio blanco en la localidad de Modesto en California, él muere y ella queda en coma. Los posibles culpables están ligados al tráfico de drogas, ahí está un negro, Carter, adicto y con un pasado violento, con una novia blanca también enganchada a los estupefacientes, Aubry. Además está un posible testigo mexicano, Héctor, que condujo el vehículo de Carter, que le proporcionó Tony, hijo de un inmigrante mexicano que trata de ganarse la vida honradamente. Los padres de las víctimas se personan rápidamente en la acusación. Por un lado están los padres del difunto, Barb y Russ, separados hace años por culpa de la adicción al juego de él; y los de la chica en coma; los cuatro van a averiguar que son hijos son menos intachables de lo que aparentaban. Ridley tiene el mérito de crear una red tupida de interesantes personajes que sirve para ofrecer un cuadro más o menos atinado de la sociedad americana, que pese a sus creencias religiosas, dista de ser totalmente coherente con sus distintos credos y de practicar el perdón en el que se supone creen. Y así incide en la escasez de oportunidades para algunas minorías, negros o hispanos, ciertos complejos y racismos más o menos soterrados, una crispación por algunas incoherencias que en cualquier momento puede estallar. Al querer abarcar mucho, algunas de las relaciones y conflictos creados son algo simplificadores, actitudes como la de la rigidez permanente de Barb o la pardillez de su ex Russ resultan un tanto exagerados. Para decirlo en pocas palabras, a esta serie le falta un poco de optimismo antropológico que la haga más digerible, aunque en algunos personajes, hacia el desenlace, trata de abrir un horizonte a la esperanza. También alguna resolución resulta algo tramposa, sobre todo la del amor interracial. El reparto están bien escogido, con algunos veteranos de peso como Timothy Hutton y Felicity Huffman.

6/10
True Detective (2ª temporada)

2015 | True Detective | Serie TV

Segunda temporada de la serie existencialista creada por Nic Pizzolatto, que aunque renueva por completo trama detectivesca y reparto, se mueve en las mismas coordenadas de personajes policiales angustiados ante un mundo inmoral, que muestra su cara más fea, y aunque ellos tratan de hacer su trabajo, no logran esa satisfacción que se supone a "los buenos" de la función. En esta ocasión los hechos transcurren en torno a población de Vinci, en California, donde hay una trama de corrupción inmobiliaria en el entorno del alcalde, y la aparición del cadáver de uno de sus hombres obliga a la colaboración de tres policías muy distintos. Ray Velcoro es un tipo divorciado y que hace trabajos para el dueño de un casino Frank Seymon, con un hijo de 9 años acosado en la escuela, y al que ayuda de modo poco educativo, por decirlo suavemente; Ani Bezzerides es una policía cuya hermana Athena hace porno en internet, y que no soporta a su padre, una especie de gurú religioso que no parece inmutarse ante el trabajo de Athena; y Paul Woodrugh patrulla las carreteras, y por hacer las cosas bien, le acaban de dar la baja temporal, absurdos de la vida, pero volverá al servicio cuando sea él quien descubra el mentado cadáver. Contra pronóstico Justin Lin, conocido por su trabajo en la saga de acción automovilística A todo gas, sabe como director imprimir la deseada atmósfera opresiva en los primeros episodios. También los actores, alejados de sus típicos papeles en cine –Colin Farrell, Rachel McAdams, Vince Vaughn, Taylor Kitsch–, saben dar un aire sombrío en sus composiciones muy adecuado. De todos modos acaba cargando un tanto ese tono fatalista algo solemne de personajes traumados, no hay nadie normal en la narración, cuestiones como abusos sexuales, dudas sobre la propia paternidad –la esposa fue violada y luego dio a luz– o la identidad sexual y el deseo del hijo que no llega. Visualmente resulta muy atractiva, con imágenes muy simbólicas como la red de autopistas a varias alturas, que evoca la complejidad del ser humano, y los pasajes de acción son muy dinámicos y están muy bien rodados.

7/10
Alma salvaje

2014 | Wild

La historia de Cheryl Strayed, mujer en profunda crisis vital, que a modo de laico Camino de Santiago, decide emprender en solitario la larga marcha a pie de la Pacific Crest Trail, una ruta por el desierto y las montañas de Estados Unidos, que le permitirá recapacitar acerca de su encrucijada existencial, pues sin duda ha tocado fondo, algo tiene que cambiar. Basada en hechos reales, se trata de la adaptación del relato que la propia Strayed consignó describiendo su singladura, y que Nick Hornby (Alta fidelidad, Un niño grande) ha convertido en guión. Tras la dura Dallas Buyers Club, Jean-Marc Vallée vuelve a anclar una película en la realidad, contando una historia extrema, pues por los "palos" de la vida Strayed ha iniciado un particular descenso a los infiernos con su promiscuidad sexual y consiguiente infidelidad matrimonial, y las adicciones. Como el cineasta canadiense no se distingue por su mirada pudorosa, puede imaginarse que el film es bastante explícito a la hora de mostrar el lado feo del comportamiento de la protagonista. Vallée y Hornby se muestra habilidoso en la narración, las más de mil millas y cien días de caminata están jalonadas por encuentros con otras personas y desafíos que invitan a renunciar a la aventura, y que sirven para evocar el pasado con flash-backs muy naturales y así pintar el ancla fuerte que fue para Strayed la figura de su madre Bobbi, con sus lecciones de vida a pesar de los pesares, la enfermedad que les machaca a ella y a su hermano, y la pérdida del rumbo vital. La naturaleza se revela como marco ideal para enfrentarse a los demonios personales e intentar algún tipo de redención, con adecuadas citas literarias, pues ella quiere ser escritora; también resulta inevitable la confrontación con Dios, aunque en este apartado el film resulta superficial, no se va más allá de la protesta contra Él y sus silencios o supuestas pocas atenciones. Frente a otros títulos de estas características, Vida salvaje nunca resulta aburrida, lo que es sin duda un notable mérito. Reese Witherspoon hace un buen trabajo, y resulta muy entrañable Laura Dern encarnando a su madre, un papel que es un regalo. Ambas actrices fueron nominadas al Oscar.

6/10
El llanero solitario

2013 | The Lone Ranger

1869. El joven fiscal John Reid llega a un pueblo de Oeste, en Texas, lugar inhóspito, con la amenaza constante de los indios –ahora en paz inestable con el hombre blanco–, en auge gracias a la construcción del ferrocarril gracias al poderoso Sr. Cole. En el mismo tren viajan arrestados el asesino Butch Cavendish y el comanche Tonto, que van a ser juzgados. Pero antes Cavendish va a escapar, mientras que Reid y Tonto van a formar por casualidad un tándem que salvará la vida de milagro tras el accidente del tren. Una vez en el pueblo Reid contactará con su hermano Dan, hombre de acción que trabaja como Ranger para desgracia de su joven esposa Rebecca. John marchará con su hermano en busca del asesino fugado y de su banda, pero caerán en una sangrienta emboscada... A los pocos minutos de película, y sin ver los títulos de crédito, cualquier espectador será capaz de adivinar que detrás de esta superproducción están los mismos responsables de la saga iniciada por Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra, comenzando por el productor Jerry Bruckheimer, pasando por el director Gore Verbinski y siguiendo con el equipo de guionistas formado por Ted Elliott y Terry Rossio, al que aquí se suma Justin Haythe (Revolutionary Road). En realidad El llanero solitario sigue esquema tan idéntico de la trilogía sparrowiana que es como si Verbinski sólo hubiera cambiado las aguas del mar por las arenas del Oeste. En cuanto a tipologías humanas, ahí están el hombre blanco, justiciero a su pesar, y el salvaje comanche, unidos únicamente por su objetivo común; la diversificación de enemigos; la damisela en apuros entre ambos bandos; y, por supuesto, el botín (sólo que aquí el oro es cambiado por la plata). Al margen de cualquier obra anterior sobre los personajes creados para la radio en 1933 por George W. Trendle y posteriormente desarrollados para la televisión por Fran Striker, aquí los guionistas se las apañan para elaborar un guión sobre el inicio de la asociación entre el enmascarado justiciero y el comanche Tonto, un relato eficaz, aunque quizá algo enrevesado si se tiene que, a la postre, el argumento es simple. Hacia la mitad del film hay claramente un bajón de ritmo, como era de esperar dada su larga duración y la enorme dosis de acción del inicio de la película y a la absolutamente loca secuencia final, en donde asistimos a una ópera de efectos especiales, ritmo frenético, tiroteos y velocidad que no ofrece respiro. Es indudable que estamos ante un perfecto vehículo de entretenimiento, diseñado inteligentemente para la taquilla. Sin embargo, también lo es que se notan sus defectos. Tanto el prólogo como el epílogo resultan superfluos, y canta demasiado su sentido artificioso: servir de anzuelo para el público infantil. Pero, sobre todo, no funcionan bien y empiezan a ser cansinos los enormes contrastes tan típicos en las películas del equipo de Bruckheimer: por un lado, el vaivén continuo entre el humor infantil, tontorrón (al estilo Sparrow), y la seriedad, con algunas escenas violentas que llaman especialmente la atención; por otro lado, hay dosis de realismo cuando se requiere y luego fantasías de cuento de hadas poco digeribles; por último, los efectos especiales resultan demasiado anacrónicos en una ambientación tan clásica como el lejano Oeste, como ya se pudo comprobar en productos fallidos al estilo Wild Wild West. En este sentido, Verbinski homenajea puntual pero claramente a John Ford, con esas preciosísimas tomas de Monument Valley o con el grupo religioso cantando en el tren la legendaria “Shall We Gather At The River”, para luego olvidarse por completo de ese “mood” clasicista. Son remembranzas del "Far West" que terminan pronto para dar paso a enfoques más modernos, sin importar el territorio. En cuanto a los actores, contra pronóstico el que mejor está es probablemente William Fichtner (Black Hawk derribado), que encarna a un psicópata asesino con un rostro poco reconocible. Johnny Depp vuelve a ser Jack Sparrow –sólo que esta vez en lugar de pirata es indio– y genera serias dudas sobre si es capaz de hacer algo diferente. Por su parte, Armie Hammer (La red social) esta correcto, simpático, aunque le falta un poquito de empatía con la historia, con su personaje, con el tono... La chica, una guapa y poco conocida Ruth Wilson (Luther) está poco aprovechada. Se echa en falta además una banda sonora a la altura, aunque se recuperan ciertos ritmos clásicos de Oeste que cuadran la mar de bien.

5/10
Los juegos del Desmadre

2013 | Knights of Badassdom

Cuando a Joe, aspirante a cantante, le deja su novia, sus amigos Eric y Hung deciden llevárselo a pasar un fin de semana de rol en vivo. Y es que Eric y Hung son frikis de las historias fantásticas y junto con otros muchos pirados participan a menudo en aventuras campestres, en donde juegan a batallas, hechizos, luchas con monstruos, etc. Pero, esta vez, un extraño conjuro que pronuncia Eric con un libro mágico se hace realidad, y en medio de la fiesta todos los participantes se verán atacados por una criatura demoniaca. Barata y a ratos divertida parodia de las películas de aventuras fantásticas de toda la vida, al estilo El señor de los Anillos, Dragones y mazmorras o Juego de tronos. De hecho, es gracioso ver a Peter Dinklage (por ejemplo), reírse de sí mismo como caballero con armadura... La película reúne a unos cuantos actores conocidos y la historia tiene el ritmo requerido. Sin embargo, todo es tan friki, tan amateur y tan disparatado que acaba por tener poca gracia.

3/10
Las sesiones

2012 | The Sessions

La polio que padeció en la infancia ha dejado en Mark O'Brien secuelas de por vida, la principal su postración en una camilla y su casi permanente conexión a un pulmón de acero en casa para poder respirar, aunque puede salir a la calle asistido por un respirador portátil. Con 38 años, sus padres ya fallecieron, pero con ayuda de un cuidador puede llevar una existencia medianamente normal, Mark es escritor y poeta, y no le faltan el optimismo, el buen humor y las ganas de vivir. No obstante se encuentra insatisfecho por no poder llevar una vida sexual por su discapacidad. Así que acude a una terapeuta, que le recomienda tener sesiones con una suplente sexual, que le guiará en un número limitado de encuentros en su búsqueda, siempre de modo profesional, aquello no será prostitución ni nada parecido. Como Mark es católico y tiene dudas sobre lo que va a hacer, acude al nuevo cura de su parroquia, que le escucha más como amigo que como pastor de su alma, pues admite desde el principio que no sabe cómo orientarle. Película basada en hechos reales, contados por el propio protagonista en un artículo periodístico. Ben Lewin, director y guionista, padeció la polio de niño, aunque su incapacidad es mucho más leve que la de Mark en Las sesiones. La historia responde a una mentalidad típica de una sociedad hipersexualizada, donde se considera que la vida sin sexo simplemente no es vida; de donde se sigue el corolario de que debe hacerse “lo que sea” para que alguien con los problemas de Mark pueda iniciarse sexualmente, el conformarse con lo que hay sería un desastre, pura frustración, aunque, paradojas, otras limitaciones, como la de no poder dar brincos y jugar al balompié, por decir un decir, no resultarían tan terribles. Lo cierto es que como narración Las sesiones presenta varios problemas. El principal es que faltan datos para entender por qué la cuestión sexual se revela tan crucial para Mark en esa etapa tardía de su vida, ya casi cuarentón, que coincide además casualmente con la aparición en su vida de un nuevo sacerdote; lo normal -más en una persona tan animosa- es que tal problema se hubiera planteado mucho antes. En cualquier caso la visión de una vida afectiva con una mujer que ofrece el film resulta estrecha de miras, más si pensamos que hablamos del “poeta” Mark, que al final busca cumplir las fantasías que se describen en un libro con la frialdad del manual de instrucciones para arrancar un ordenador; aunque añadir “romanticismo” parece poco probable, aunque sea uno de los pocos consejos sacerdotales recibidos, la palabra adecuada sería “compromiso”, imposible en el contexto que nos ocupa. Mientras que del cura se podría esperar una descripción más espiritual -vamos, que parezca lo que se supone que es-, un esfuerzo por aconsejar de verdad, y no simplemente escuchar, manifestar las propias dudas y acabar dando la opinión personal -“a mí me parece...”- basado en una elemental moral de situación; y no convertirlo simplemente en pieza de guión, el amigo que escucha y hace avanzar la historia. Por otro lado resultan tramposas las continuas bromas, juegos de palabras, incredulidad sobre lo que Mark se propone, etcétera, para hacer más simpático el sin duda penoso itinerario del protagonista; igual que la descripción de la profesión de Cheryl Cohen-Greene, aunque justo es reconocer que se apuntan los peligros que se ciernen sobre su vida familiar por lo que no deja de ser natural, la unión de sexualidad y afectividad, que apuntan al enamoramiento. Las sesiones puede ser molesta por su falta de pudor a la hora de mostrar y describir situaciones íntimas. Los actores resultan creíbles, John Hawkes en uno de esos papeles que a Hollywood le encanta premiar de discapacitado, y Helen Hunt, como la suplente sexual, personaje al que dota de ternura y “normalidad”. Menos convincente parece William H. Macy, para empezar por los pelos que luce, pero también por su interpretación de un sacerdote que aunque supuestamente buena persona, parece un poco lelo.

4/10
La asesina de los ojos azules

2012 | Blue-Eyed Butcher

Apañado telefilm inspirado en una historia real y dirigido con corrección por Stephen Kay (Boogeyman, Hijos de la anarquía). Protagoniza la rubita Sara Paxton (Aquamarine), cuyo trabajo funciona más o menos. La historia narra los acontecimientos que envolvieron a Susan Wright. En 2003, después de llevar seis años casados y tener dos hijos en común, fue acusada de matar a su marido Jeff cuando el cuerpo de éste fue encontrado enterrado en el patio trasero de su casa. Nada hace sospechar de la linda Susan, pero la policía la detendrá por haber asestado al fallecido más de un centenar de puñaladas...

4/10
Lazos de sangre (Bloodworth)

2010 | Bloodworth

Han pasado 40 años desde que E.F.Bloodworth (Kris Kristofferson) abandonara a su mujer y a sus hijos a cambio de una vida en la carretera. Ya en el ocaso de su vida, Bloodworth reaparece, teniendo que aceptar las amargas secuelas de su partida. Con su ex mujer Julia (Frances Conroy) mentalmente destrozada y sus tres hijos Warren (Val Kilmer), Boyd (Dwight Yoakam) y Brady (W. Earl Brown) amargados por años de rencor, el único consuelo que le queda a Bloodworth es una floreciente relación con Fleming, el nieto que nunca ha conocido. Pero cuando Fleming conoce a Raven (Hilary Duff), la mujer de sus sueños, ¿la presencia de Bloodworth hará que la historia vuelva a repetirse?

Deadwood (3ª temporada)

2006 | Deadwood | Serie TV

Tercera y última temporada de Deadwood, serie del oeste que se canceló un tanto inesperadamente. Como se sabe sigue la vida cotidiana en un pueblo perdido de Montana en 1877, un lugar fundado por buscadores de oro y en donde el crimen campa a sus anchas. La llegada del poderoso George Hearst, hombre sin escrúpulos decidido a dominar el pueblo, pondrá en vilo el liderazgo del mafioso Al Swearengen (Ian McShane), del sheriff Seth Bullock (Timothy Olyphant) y de los demás habitantes del lugar, que además se prepara para celebrar sus primeras de elecciones. Como es habitual en HBO, la serie incluye algunos momentos de violencia brutal y sexo explícito, muy acorde con el lugar sin ley que se describe, plagado de gentes rudas y sanguinarias. En esta temporada, además de la habitual presencia de Calamity Jane, hace su aparición otro célebre personaje real, Wyatt Earp.

6/10
Un golpe de suerte

2005 | The Big White

Paul barnell, propietario de una agencia de viajes en Alaska, descubre un cadáver en un contenedor, cerca de su oficina. Decide fingir que se trata del cadáver de su hermano, para cobrar el seguro de vida, y así poder mudarse con su esposa enferma a una zona más cálida. Pero un peculiar agente de seguros se obsesiona por descubrir la verdad. Además, unos mafiosos intentan recuperar el cadáver.Segundo largometraje de cine del especialista en series televisivas Mark Mylod, tras Ali G anda suelto. En esta ocasión ha dirigido una comedia criminal, para la que ha contado con un excelente reparto.

4/10
Deadwood (2ª temporada)

2005 | Deadwood | Serie TV

Seth Bullock encuentra dificultades para imponer la ley, tras haber sido nombrado sheriff de Deadwood. Su esposa llegará al pueblo, junto con su hijo. Mientras, la enfermedad se cierne sobre Al Swearengen, que necesitará la inspiración del médico... Interesante serie que recupera elementos del western clásicos y personajes tan legendarios como Calamity Jane. Destaca la dureza con que se retratan las condiciones de vida de los pioneros, en un lugar donde la ley del más fuerte y los intereses personales parecen ser lo único que importan.

5/10
Deadwood

2004 | Deadwood | Serie TV

Personajes de muy distinto pelaje buscan fortuna en el salvaje Oeste. Y acuden al poblado de Deadwood, en Dakota del sur, donde la ley no existe, abundan los buscadores de oro, y los saloones que ofrecen alcohol, juego y prostitutas. Destaca Seth Bullock, un ex marshall, y gente mítica como Wild Bill Hickock y Calamity Jane. La serie de David Milch, cuyo primer episodio dirige Walter Hill, apuesta por el realismo sucio, con un Oeste corrupto y un trasunto de 'padrino', que no duda en eliminar a los que estorban.

5/10
Vanilla Sky

2001 | Vanilla Sky

David es un joven editor, rico, con una novia preciosa llamada Julie. Pero no le basta. No tiene escrúpulos en birlarle la chica al que llama “su mejor amigo”. Sin embargo Julie, debido a los celos, provoca un fatal accidente, donde ella muere y él queda con el rostro desfigurado. Un tiempo después, David está recluido en un manicomio, charlando con su psiquiatra. El millonario, que se cubre la cara con una máscara, ha advertido lo pasajero del aspecto físico, y de la vida misma. Pero se encuentra confuso: aunque recuerda lo desesperado que estaba por arreglar su cara a toda costa, las tribulaciones para lograrlo son en su cabeza como una enorme nebulosa. Remake del film de Alejandro Amenábar Abre los ojos, coescrito con Mateo Gil. Penélope Cruz repite su papel, pero los demás actores son celebérrimos intérpretes americanos. Cameron Crowe, que hasta ahora había escrito siempre sus propias historias, y que se declara fan absoluto del film original, confiesa haber hecho caso omiso de los puristas que decían que no debía hacer el film; y ha procurado mejorar el original, aclarar las partes más confusas, para hacer una variación sobre el mismo tema. Para ello ha puesto el acento en la música y en los aspectos visuales. El título del film, hace referencia a cómo era el cielo en un cuadro de Monet: “Quizá era algo real, quizá no, quizá era sólo la imaginación de cómo es el cielo.”

5/10
Dancing at the Blue Iguana

2000 | Dancing at the Blue Iguana

El Blue Iguana es un club de striptease de Los Ángeles. Regentado por Eddie y Bobby, ahí trabajan por la noche Angel (Daryl Hannah), Stormy (Sheila Kelley), Jasmine (Sandra Oh), Jo (Jennifer Tilly) y Jessie (Charlotte Ayanna), una jovencita que ha sido la última en llegar. Noche tras noche harán sus numeritos eróticos para el público del local, pero todas anhelan otra vida distinta. Fallido drama del director británico nacido en India Michael Radford, quien se aventuraba en un tema espinoso, difícil de mostrar y tratar en pantalla, poco después de su exitosa El cartero (y Pablo Neruda). La película incide en la angustiosa y triste soledad que embarga a las protagonistas, todas con deseos de cambiar pero atrapadas en una vida enfangada en las bajezas humanas. El director no elude la reiteración de numeritos eróticos de barra, alternados con las historias de amor, desamor, dolor y frustración de las protagonistas, seres humanos desvalidos que demandan amor, bien interpretadas por un impresionante reparto.

4/10
Algo pasa con Mary

1998 | There's Something About Mary

Ted se enamoró de Mary en el instituto. Un singular percance le alejó de ella, pero nunca la ha olvidado. Hasta el punto de que 13 años después contrata a un detective privado para encontrarla. El problema es que el detective también se enamora. Como casi todo el mundo que se topa con chica tan mona y dulce. Los hermanos Farrelly debutaron con Dos tontos muy tontos, una comedia con cierta gracia, y algo de sal gruesa. La crítica se cebó con ella. Ahora llega Algo pasa con Mary, de enfoque parecido, y se califica de audaz comedia. ¿Quién tiene razón? Pues todos y ninguno. La historia es divertida, en su estilo paródico del romanticismo. Cameron Díaz da chispa al film como chica ingenua un poco a lo Marilyn Monroe. Las canciones están bien seleccionadas y los gags del perrito son desternillantes. Pero es cierto que el tono de algunos de los chistes... Sin duda que el del fijador para el pelo ya ha hecho historia.

6/10
Bella Mafia

1997 | Bella Mafia

Miniserie de televisión emitida en España por Tele 5, que fue dividida en dos partes. Parte de una novela de Lynda La Plante, guionista de los primeros capítulos de la magnífica miniserie policiaca inglesa El principal sospechoso (1991-1993), con Helen Mirren de protagonista. Bella Mafia transcurre en Sicilia, cuando el capo Don Luciano comienza a tener problemas al rehusar traficar con las drogas de Carolla, un mafioso americano. En represalia, éste asesina a su hijo. Lo que no sabe Carolla es que el niño que cogió en adopción es, en realidad, un nieto secreto de Don Luciano. Una venganza sobre lo sucedido tendrá lugar al cabo de los años.  Aclamado producto con un reparto de lujo que incluye a Vanessa Redgrave, Franco Nero, Dennis Farina, Nastassja Kinski y Jennifer Tilly.

6/10
Scream

1996 | Scream

Un peligroso psicópata aterroriza a los adolescentes de una pequeña población norteamericana. Con una inteligencia inusual y un macabro sentido del humor, perpetra una serie de asesinatos en serie sin que la policía pueda hacer nada para evitarlo. Todo el mundo es sospechoso de ser el misterioso asesino enmascarado. Wes Craven dirige este film, auténtico hito en el género de terror, que generó dos secuelas e inspiró al menos a una quincena de films (Sé lo que hicisteis el último verano, Destino final, Leyenda urbana.....) Un brillante grupo de jovenes y guapos actores encabeza el reparto entre los que destacan David Arquette, Neve Campbell (Juegos Salvajes), Courteney Cox y Matthew Lillard. Craven consigue, con el guión de Kevin Williamson, elaborar una renovación del género, dándole un toque que aleja a la película de los films de terror protagonizado por adolescentes de los años ochenta (Viernes 13, Pesadilla en Elm Street), a los que, sin embargo, homenajea.

6/10
Un vampiro suelto en Brooklyn

1995 | Vampire in Brooklyn

Un vampiro llamado Maximiliam viaja desde la exótica isla donde vive hasta Brooklyn para encontrar pareja y tener vampiritos. En la ciudad norteamericana halla a Rita, una joven hija de un mortal y un vampiro, y Max intentará hacerla vampiresa, pero las cosas no serán fáciles. Comedia negra con un tono terrorífico, dirigida por Wes Craven. Fue uno de los títulos más conocidos de Eddie Murphy en los 90, aparte de la saga de Superdetective en hollywood. Le da la réplica Angela Bassett, en este film en general bastante flojito.

3/10
Lazos de sangre (Bloodworth)

2010 | Bloodworth

Han pasado 40 años desde que E.F.Bloodworth (Kris Kristofferson) abandonara a su mujer y a sus hijos a cambio de una vida en la carretera. Ya en el ocaso de su vida, Bloodworth reaparece, teniendo que aceptar las amargas secuelas de su partida. Con su ex mujer Julia (Frances Conroy) mentalmente destrozada y sus tres hijos Warren (Val Kilmer), Boyd (Dwight Yoakam) y Brady (W. Earl Brown) amargados por años de rencor, el único consuelo que le queda a Bloodworth es una floreciente relación con Fleming, el nieto que nunca ha conocido. Pero cuando Fleming conoce a Raven (Hilary Duff), la mujer de sus sueños, ¿la presencia de Bloodworth hará que la historia vuelva a repetirse?

Deadwood (3ª temporada)

2006 | Deadwood | Serie TV

Tercera y última temporada de Deadwood, serie del oeste que se canceló un tanto inesperadamente. Como se sabe sigue la vida cotidiana en un pueblo perdido de Montana en 1877, un lugar fundado por buscadores de oro y en donde el crimen campa a sus anchas. La llegada del poderoso George Hearst, hombre sin escrúpulos decidido a dominar el pueblo, pondrá en vilo el liderazgo del mafioso Al Swearengen (Ian McShane), del sheriff Seth Bullock (Timothy Olyphant) y de los demás habitantes del lugar, que además se prepara para celebrar sus primeras de elecciones. Como es habitual en HBO, la serie incluye algunos momentos de violencia brutal y sexo explícito, muy acorde con el lugar sin ley que se describe, plagado de gentes rudas y sanguinarias. En esta temporada, además de la habitual presencia de Calamity Jane, hace su aparición otro célebre personaje real, Wyatt Earp.

6/10

Últimos tráilers y vídeos