IMG-LOGO

Biografía

Waldemar Young

Waldemar Young

Waldemar Young

Filmografía
Man-Proof

1938 | Man-Proof

Triángulo amoroso que surge cuando planea sobre el matrimonio constituido por Franchot Tone y Rossalind Russell la sombra del divorcio, y aparece en escena otra mujer, Myrna Loy. El film de Richard Thorpe adapta un relato de Fanny Heaslip Lea, que ella misma convirtió en novela. Y ofrece la posibilidad de ver a Myrna Loy en un papel inusual, el de la que puede dar al traste con la unión de la pareja casada. Thorpe ya había trabajado con la actriz en Doble boda. Curiosamente, parece que la metro alimentó la rivalidad de las actrices, para que ambas temieran que la otra podía quitarle futuros papeles, y así se esforzaran más en sus interpretaciones.

5/10
Deseo

1936 | Desire

Divertida comedia de enredo, con su toque melodramático. Aunque la dirige el romántico impenitente Frank Borzage, la producción corrió a cargo de Ernst Lubitsch, que durante un año fue jefe de producción de Paramount, y de hecho rodó algunas escenas antes de que el director titular se incorporara al rodaje. La película describe la relación entre un ingeniero que al fin va a poder disfrutar de unas vacaciones en Europa, entre Francia y España, y una seductora mujer que roba joyas ayudada de un par de cómplices. Para pasar un collar robado por la frontera, ella coquetea con el otro, y oculta el material comprometedor en el equipaje del ingenuo ingeniero. Pero claro, entre dimes y diretes, surgirá el amor. El film introduce algunos gags muy inspirados, como el de Gary Cooper soltando un enérgico discurso, supuestamente ante su jefe, algo que se revela falso -la cámara se mueve, y nos muestra que no hay nadie delante del actor-, se trata sólo de un ensayo; tal idea tiene el remate perfecto cuando Cooper al fin está ante su jefe, sumiso, y éste le concede las vacaciones que le iba a pedir sin ninguna dificultad.

7/10
Buffalo Bill

1936 | The Plainsman

Buffalo Bill fue un famoso soldado estadounidense que luchó en la guerra civil y que fue célebre también por dedicarse al espectáculo. Además, luchó por los derechos de los indios y de las mujeres de su época. La película empieza cuando acabada la Guerra de Secesión, el vaquero Wild Bill Hickock se entera de que los pieles rojas se están armando con rifles, con lo que decide poner cartas en el asunto, entrando en contacto con Buffalo Bill. James Ellison da vida a Buffalo Bill. Gary Cooper interpreta al vaquero Wild Bill y Jean Arthur a la exploradora Calamity Jane, también personajes reales, que se dice tuvieron un romance. Cecil B. DeMille dirige este western de aventuras biográfico, todo un clásico del género.

6/10
Tres lanceros bengalíes

1935 | The Lives of a Bengal Lancer

En plena dominación británica del territorio indio, el teniente McGregor recibe a dos oficiales del ejército que les instruirá para su misión, que será luchar contra las tribus de Mohamed Khan. La disciplina, el orden y la jerarquía propias el ejército estarán presentes, pero también habrá camaradería y compañerismo en esta película de aventuras y acción de Henry Hathaway. El film optó a los Oscar en ocho categorías, incluyendo mejor película. Gary Cooper es el mayor reclamo de esta cinta. A pesar de contar con un reparto mayoritariamente masculino, la bella Kathleen Burke aporta frescura a la trama, dando tregua a la parte más bélica del film.

6/10
Sueño de amor eterno

1935 | Peter Ibbetson

Peter y Mary fueron amigos siendo pequeños y pronto se enamoraron. Después de mucho tiempo sin volverse a ver se reencuentran de nuevo. Peter es un importante arquitecto y Mary está casada con un duque. Ambos, que siguen sintiendo algo el uno por el otro, se reencuentran en sus sueños, único momento para poder estar juntos. Romántica película ambientada en el siglo XIX, de amores frustrados por las circunstancias cotidianas. Es considerada un clásico dentro del cine fantástico y muy representativa para la escuela surrealista del momento. Destaca la fotografía de Charles Lang, en un suave blanco y negro. Los amantes Gary Cooper y Ann Harding emocionan.

6/10
Las cruzadas (1935)

1935 | The Crusades

Típica producción de Cecil B. DeMille, rodeada de gran espectáculo y poco rigor histórico. Adapta la novela 'Las cruzadas: santos y hombres de hierro', de Harold Lamb, que tomaba como personaje central al Rey Ricardo "Corazón de León". Tomándose libremente la versión, el director traslada la acción de la Tercera a la Primera Cruzada, apostando por un tono decididamente romántico con una trama sobre la historia de amor entre el rey y Berenguela (una bella Loretta Young), hija del rey Sancho de Navarra. También incluye el enfrentamiento entre Ricardo (Henry Wilcoxon) y el árabe Saladino (encarnado por Brian Keith). Para la recreación de la batalla de Acre fueron necesarios diez mil figurantes, algo habitual en la megalomanía de su autor. La fotografía de Victor Milner fue candidata a la estatuilla.

6/10
Cleopatra

1934 | Cleopatra

No es tan conocida como la monumental versión de Joseph L. Mankiewicz, que puso en números rojos, muy rojos, a la Fox. Pero la aproximación de Cecil B. DeMille a la legendaria reina de Egipto no desmerece del film citado en despliegue de medios, y hasta cabe decir que tiene una estructura dramática más convincente. El triángulo amoroso entre Cleopatra, Julio César y Marco Antonio da pie a escenas tan inolvidables como la de la reina envuelta en una alfombra en forma de regalo, o la de la seducción en la lujosa barcaza que navega por el Nilo. También funciona muy bien todo lo que rodea a un posible envenenamiento, o el pasaje lleno de dignidad, en que el veterano general advierte con nobleza a Marco Antonio acerca de cómo se está labrando su ruina. Como no podía ser menos en una película de DeMille, hay escenas espectaculares de batalla, con muchos figurantes, en el enfrentamiento de Roma y Egipto, aunque concentradas y presentadas casi como si formaran parte de un noticiario de la época.La película es una verdadera 'perita en dulce' para su protagonista, Claudette Colbert, que sabe conjugar la majestuosidad de Cleopatra con unos adecuados matices pícaros. La actriz ya había trabajado con DeMille en El signo de la cruz. El director se encuentra en su salsa con el despliegue fastuoso del misterioso Egipto, con un muy característico toque 'kitsch', donde abundan las hermosas danzarinas, y el vestuario sexy, con una radiante Colbert, auténtica reina de la función. Por supuesto, el film contiene los sucesivos amores de Cleopatra, primero por Julio César, quien pretende utilizarla para sus propios intereses, pero que acaba sucumbiendo a los idus de marzo; y luego por Marco Antonio, donde cambian algo las tornas, pues ella es claramente la seductora y él quien sucumbe a sus encantos, comportándose como un chiquillo. Curiosamente, Colbert tenía fobia a todo tipo de bichos, de modo que para preparar a la actriz para la escena final con una serpiente, se le ocurrió un truco: apareció con un enorme ofidio al cuello en el plató, lo que despertó las protestas de la actriz; cuando le dijo que lo haría con una más pequeña, y sacó una serpiente de tamaño muy inferior, se solventó el problema.El casting de Marco Antonio fue completamente casual. Cuenta DeMille que andaba buscando actor, sin saber a qué carta quedarse. En éstas, viendo metraje de unas pruebas de caballos, vio que otros cineastas estaban visionando su material. Y escuchó una voz masculina, que sonaba a inglesa, que le gustó. “Olvide los caballos”, le dijo al proyeccionista, “sólo quiero que vuelva a pasar ese fragmento”. Preguntó el nombre del actor, y le dijeron, “Harry Wilcoxon, aunque le hacen llamar Henry”. Su réplica fue: “Harry o Henry, será Marco Antonio”.

6/10
Pecadores

1932 | Sinners in the Sun

Debut en el cine sonoro del director Alexander Hall, uno de los grandes nombres de la comedia norteamericana y autor de títulos tan redondos como El difunto protesta (1941). Hall (1894-1968), se centraría a partir de aquí en la dirección, después de haber sido montador y actor en el cine mudo. En Pecadores muestra la indecisión amorosa de una modelo de Nueva York que no sabe si elegir a un mecánico o a un filántropo. Por supuesto, toda la trama está puesta al servicio de Carole Lombard, una de las rubias más célebres de los años 30, que aquí está en su ambiente repleto de sofisticación y gestos picantes. Entre los secundarios encontramos al joven galán Cary Grant.

4/10
La isla de las almas perdidas (1932)

1932 | Island of Lost Souls

Primera versión de la célebre novela de H.G. Wells sobre un científico que vive en una isla donde convierte a los hombres en bestias. Cuando el náufrago Edward Parker (Richard Arlen) llega a dicho lugar encuentra a un extraño doctor llamado Moreau (impagable, divertido y excesivo Charles Laughton) que lleva a cabo unos maquiavélicos experimentos. A destacar la presencia de Bela Lugosi y de la sensual Kathleen Burke moviéndose con los rasgos de una pantera, en una película convertida en uno de los hitos del cine de terror de la época, y siendo una de las pocas producciones que Paramount dedicó a este género. Hay que reconocer, por otro lado, que el maquillaje no daba para mucho en la reconstrucción de los hombres-bestia. Dicho argumento tendría dos versiones más: La isla del Dr. Moreau (1977), con Burt Lancaster en el papel del profesor chiflado, y La Isla del Dr. Moreau (1996) con Marlon Brando en uno de los papeles más irrisorios de su carrera.

7/10
Ámame esta noche

1932 | Love Me Tonight

Maurice es un sastre de París que acude al palacio de un duque para cobrar unas deudas. Allí conoce a la bella princesa Jeanette, de la que se enamora, y trata de aparentar ser un barón para conquistar su corazón. Destacado film de Rouben Mamoulian y uno de los primeros en integrar el sonido, además de incorporar novedosas técnicas de montaje nunca antes vistas, como la cámara lenta. Los números musicales, las canciones 'Love me tonight', 'Isn't romantic', y el romance aderezado con toques de humor hicieron de esta película un clásico de aquellos años. El cómico Maurice Chevalier (El teniente seductor, Gigi) y la guapa Jeanette MacDonald (El desfile del amor) son la pareja protagonista.

6/10
El milagro de la fe

1932 | The Miracle Man

Una banda de ladrones se mueve hasta un pequeño pueblo con el fin de evitar a la policía. En ese nuevo lugar, el líder de la pandilla verá una nueva oportunidad de estafa.  Película protagonizada por Chester Morris (Rejas humanas) y Sylvia Sidney (Una tragedia humana), además de contar con el mítico Boris Karloff (La novia de Frankenstein) en un papel secundario. A pesar de ser un film no muy conocido y recordado, resulta ser entretenido durante la mayor parte del metraje.

5/10
El signo de la cruz

1932 | The Sign of the Cross

Una de las más brillantes y polémicas películas históricas del épico Cecil B. DeMille, que ya en el cine mudo había dado muestras de su magna visión cinematográfica con títulos como Los diez mandamientos (1923) y Rey de reyes (1927). En esta ocasión, y sobre el texto de una obra de Wilson Barrett, nos cuenta la historia de cómo Nerón incendió Roma culpando de ello a los cristianos para justificar su persecución de cara al pueblo. Aunque lo más destacado de la función acabó siendo el latente erotismo mostrado por Claudette Colbert (como la malvada emperatriz Poppea), bañándose en leche de cabra ante la atenta y lasciva mirada de Nerón (un superlativo Charles Laughton). Además, la película estaba repleta de orgías, sadismo y otras actividades sexuales, estrenándose íntegra ya que todavía no estaba instaurado el código censor. DeMille ya había dirigido una primera versión sobre el tema en 1914. Para este remake gastó 650.000 dólares, rodándola en tan solo ocho semanas. Constituyó un enorme éxito de taquilla y obtuvo una nominación al Oscar a la mejor fotografía (Karl Struss).

7/10
Chances

1931 | Chances

Drama romántico que transcurre durante la Primera Guerra Mundial cuando dos hermanos tienen algunos enfrentamientos al enamorarse de la misma muchacha. Cuando marchan al frente, las rencillas por este hecho hacen que su rendimiento en las trincheras se resienta. Película al servicio del actor Douglas Fairbanks Jr., hijo de la megaestrella del cine mudo. De hecho, este film fue rodado como una producción muda aunque en algunas copias le fueron incrustados diálogos. Contiene excelentes escenas de batallas aéreas.

5/10
Ladies Love Brutes

1930 | Ladies Love Brutes

Basada en la obra teatral “Pardon My Glove”, de Zoe Akins, el film es una producción Paramount de bajo presupuesto en el que brillaba con luz propia su protagonista femenina Mary Astor (1906-1987), que sin ser especialmente atractiva fue una estrella tanto del mudo como del cine sonoro. Ella es una mujer divorciada que se enamora de un rudo individuo (el actor George Brancroft), que no parece estar muy cómodo en el ambiente social de ella. Los problemas se multiplican cuando los hijos de la mujer son secuestrados por un peligroso gángster. Del resto del reparto sobresale Fredric March (1897-1975), que rápidamente se convirtió en estrella de la Paramount además de ser reconocido como un atractivo y talentoso actor ganador de dos Oscar en 1931-32 (El hombre y el monstruo) y 1946 (Los mejores años de nuestra vida).

4/10
El milagro de la fe

1932 | The Miracle Man

Una banda de ladrones se mueve hasta un pequeño pueblo con el fin de evitar a la policía. En ese nuevo lugar, el líder de la pandilla verá una nueva oportunidad de estafa.  Película protagonizada por Chester Morris (Rejas humanas) y Sylvia Sidney (Una tragedia humana), además de contar con el mítico Boris Karloff (La novia de Frankenstein) en un papel secundario. A pesar de ser un film no muy conocido y recordado, resulta ser entretenido durante la mayor parte del metraje.

5/10

Últimos tráilers y vídeos