IMG-LOGO

Biografía

Wilson Mizner

Wilson Mizner

Wilson Mizner

Filmografía
Duro de pelar (1933)

1933 | Hard to Handle

Al igual que hizo con Paul Muni en ¿Qué hay Nellie?, el director Mervyn LeRoy también prescindió del registro gangsteril de James Cagney en esta comedia donde es un agente de prensa que se convierte en promotor de un maratón de baile. Lo cual está muy bien para ir conociendo las historias de los diferentes personajes que intervienen en el mismo, entre ellos el de la ganadora Mary Brian (1906-2002), una secundaria que comenzó en el cine mudo y se retiró del espectáculo a finales de los 50, sirviendo en todo tipo de géneros y estilos. Cagney está muy enérgico en su papel, y en un momento determinado se autoparodia al hacer un anuncio de pomelos (que era la fruta que estrellaba en el rostro de la chica en El enemigo público (1931)). Broma que volvería a repetir en Uno, dos, tres, de Billy Wilder (1961).

6/10
Pequeño gigante

1933 | The Little Giant

La época de la prohibición está casi finiquitada, de modo que el contrabandista de alcohol Bugs debe pensar en otra ocupación que le permita presentarse como pacífico ciudadano. De modo que monta una sociedad en California, supuestamente respetable. Pero claro, Bugs ha vivido demasiado tiempo fuera de la ley para convertirse de la noche a la mañana en un tipo honrado. Además, como tiene contactos gangsteriles... Comedia en el mundo gangsteril, donde Edward G. Robinson demuestra estar tan a gusto como cuando encarna a un mafioso en serio. Hay buenas risas con el esquema de "elefante en una cacharrería", y es un buenísimo apoyo la interpretación de Mary Astor.

6/10
Gloria y hambre

1933 | Heroes for Sale

Ya su idóneo título en español nos prepara para asistir en poco más de 70 minutos a una de las más contundentes crónicas sociales de la historia de Norteamérica. A través del personaje de Tom Holmes (encarnado por un sobresaliente Richard Barthelmess), vamos conociendo la desintegración de un país que comenzó tras la I Guerra Mundial y que le llevó desde los “felices años 20” a la Ley Seca, el dinero fácil con negocios sucios, el crack del 29 y la Gran Depresión. Una soberbia muestra de cine de gángster que, salvada de entrar en el código censor, también toca aspectos polémicos como la droga, el sexo y la corrupción. Wellman utilizó vagabundos auténticos para ambientar su relato, en la que fue la película con la que terminó el contrato para Warner Bros.

8/10
Veinte mil años en Sing Sing

1932 | 20,000 Years in Sing Sing

Una de las mejores cintas de temática carcelaria de la historia del cine, con un ritmo trepidante en sus escasos 75 minutos de metraje y una magnífica dirección a cargo de Michael Curtiz. Su argumento procede del libro de Lewis E. Lawes donde un gángster va a parar a la penitenciaría de Sing Sing, considerada una de las más duras del país. Allí mostrará un díscolo comportamiento que le hace ser confinado a aislamiento, participa en una fuga y tiene diversos altercados. Tras conseguir un permiso de fin de semana, ajustará cuentas con sus adversarios. Fue la única unión en pantalla de Bette Davis y Spencer Tracy. Su nueva versión ya carecía del encanto y la fuerza de ésta, estrenándose en 1938 con el título de Castle on the Hudson.

8/10
Hombre de leyes

1932 | Lawyer Man

Adaptación de una novela de abogados de Max Trell, que Dieterle rodó con su habitual eficacia en tan sólo 21 días. Para el papel principal se pensó en un principio en una estrella Warner, como Edward G. Robinson, pero por cuestiones de fechas se le tuvo que sustituir por el galán William Powell, que adopta su pose más cínica para el personaje y, a la postre, resulta ser lo mejor de la cinta. Un humilde abogado de Nueva York comienza una meteórica carrera al mostrar pocos escrúpulos en los casos que le van proponiendo. Gracias a sus conexiones con los bajos fondos y a ciertos favores políticos, llegará a lo más alto al ser propuesto como juez del distrito.

5/10
Barrio chino

1932 | Frisco Jenny

A pesar de su título en español, nada que ver con el barrio ubicado en Barcelona. Se trata de uno de los numerosos melodramas que William Wellman realizase para la Warner y en el cual se cuenta la trágica vida de Frisco Jenny, una mujer obligada a entregar a su hijo en adopción. La casualidad hará que sea acusada de un crimen y perseguida por su propio hijo que, naturalmente, no sabe que ella es su verdadera madre. A pesar de ser un guión original de Wilson Miner y Robert Lord, su trama guarda ciertos paralelismos con La mujer X, de la que se hicieron varias películas. Un vehículo promocional para lanzar al estrellato a Ruth Chatterton (1893-1961), distinguida dama del cine y el teatro norteamericano que después se convirtió en novelista y que, precisamente, había sido nominada al Oscar por la versión de Madame X de 1929.

5/10
Viaje de ida

1932 | One Way Passage

Dan Hardesty es un hombre acusado de asesinato que viaja en barco, escoltado por un policía, desde Hong Kong hasta la prisión norteamericana de San Quintín. Durante el trayecto encuentra a Joan, una frágil muchacha, enferma del corazón, de la que se enamora. Dan intenta escapar, pero regresa cuando se da cuenta de que Joan sufre un ataque. Es entonces cuando planean un futuro en México. William Powell y Kay Francis son la pareja enamorada en una producción de la Warner con algunos de los condimentos utilizados por dichos estudios para sus películas de gangsters. Una fábula romántica, con final feliz, que volvería a ser llevada a la pantalla en 1950 como Til We Meet Again.

6/10

Últimos tráilers y vídeos