Decine21
Borning: Asfalto en llamas
4 /10 decine21

Borning: Asfalto en llamas

Børning 3

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

El asfalto está que arde, las ruedas giran a toda velocidad y los coches tuneados recorren la senda montañosa de Trollstigen, en Noruega, pasando por Suecia y Dinamarca con destino Nürburgring. Allí, Roy debe ganar una carrera o quedarse sin su prometida, Sylvia; todo por una apuesta que este amante de los bólidos chalado perdido hizo después de beber demasiado con su ahora rival, Robin, a quien también le gusta la guapa novia.

4 /10 decine21

Crítica

Pasados de vueltas

Pasados de vueltas

A punto de casarse con Sylvia, con quien ya tiene una hija, la leyenda de las carreras de coches ilegales Roy Gundersen acude a la despedida de soltero que le han preparado sus amigotes. Pero por culpa del alcohol, besa a Robyn, una alemana que se ha colado en la celebración. Para colmo de males, se jugará a la novia en una carrera con la mala suerte de que la pierde, pues la tal Robyn llega la primera al grito de "Éste no es el hombre que tú te mereces", y resulta que tuvo un idilio lésbico con Sylvia en el pasado. Al final, Robin retará a Roy: si quiere recuperar a su chica deberá vencer la carrera Nürburgring en Alemania.

Sí, así arranca este film, no hemos perdido la cabeza a la hora de reseñarlo.

Esta sinopsis tan disparatada corresponde a una insólita producción noruega, titulada en su versión original Børning 3, mientras que el título español oculta que se trata de la tercera entrega de una saga de éxito en el país nórdico. Por suerte, parece que da un poco igual conocer las dos entregas precedentes. Todo indica que la saga ha nacido a rebufo del éxito de A todo gas, aunque los más veteranos reconocerán que las competiciones clandestinas en las que participan los protagonistas por carreteras ordinarias recuerdan más a las de Los locos de Cannoball, pues aquí también aparecen pilotos que tratan de camuflar sus vehículos para que no les detenga la policía, por ejemplo, unos tipos hacen que su Cadillac parezca un coche funerario, por si cuela la excusa de que conducen rápido para no llegar tarde al entierro.

Como cabe suponer, la interpretación de Anders Baasmo Christiansen, que encarna al protagonista, y del resto del reparto, va acorde con el surrealista guión, resulta imposible creerse a nadie. Sobre todo desentona que los personajes conduzcan coches americanos, y se comporten como si fueran Burt Reynolds en los 70, y vivieran en Iowa en lugar de ser daneses. Lo peor: a veces se recurre a efectos especiales por ordenador que habrían parecido llamativamente malos hace veinte años. 

Se puede decir algo bueno de este film. Resulta tan delirante que los espectadores se lo pueden tomar con humor y hasta disfrutarlo.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales