Decine21
Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan
6 /10 decine21

Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan

Crock of Gold: A Few Rounds With Shane MacGowan

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Combinando imágenes de archivo inéditas de la banda y de la propia familia de MacGowan, junto con animaciones de, entre otros, el ilustrador Ralph Steadman, Crock of Gold es una celebración del poeta punk irlandés Shane MacGowan, cantante y compositor principal de The Pogues. Película producida por Johnny Depp.

6 /10 decine21

Crítica Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan (2020)

El cantante con alcohol en las venas

El cantante con alcohol en las venas

Documental sobre el carismático músico irlandés Shane MacGowan (1957), un hombre de vida ajetreada, a menudo peleado con el mundo, siempre borracho, con una juventud rebelde y anárquica, que él enderezó de algún modo liderando la banda rock-punk The Pogues, fundada a comienzos de los años 80 y en donde permaneció siendo “alma mater” hasta su expulsión del grupo en 1991. En esos años MacGowan recuperó, con su estilo agresivo y pendenciero, la música tradicional irlandesa para colocarla en lo más alto del panorama musical. Dirige Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan el británico Julien Temple, gran especialista en la realización de documentales, a menudo de temática musical. Con este trabajo consiguió el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián.

Shane MacGowan es todo un personaje. Aunque no se conozca su música, lo cierto es que no deja indiferente su vida. Su infancia la pasó en la granja familiar de Tipperary, en la Irlanda rural, un lugar que él siempre idealizó y que alimentó más tarde su acendrado nacionalismo, pues su familia simpatizaba fuertemente con el IRA. Aunque educado en un ferviente catolicismo, MacGowan abandonó la religión en su pronta juventud, cuando se trasladó con su familia a Londres. Entonces llegaron sus años más rebeldes, fue expulsado del colegio, empezó a tomar drogas, a llevar una vida muy insana, violenta en todos los aspectos, que le llevó a diversos desequilibrios, hasta ser internado y temer por su vida. El alcohol era su perpetuo compañero, al que se unió la música cuando se sintió fuertemente influido por la potencia de los Sex Pistols. Fundó entonces el grupo The Pogues, que reivindicó con su poderosa voz las canciones del folclore irlandés. MacGowan se rebeló pronto como un personaje excesivo, visceral, pero también como un letrista excepcional, inquieto intelectualmente, un poeta del rock cuyas canciones fueron punta de lanza del sentimiento irlandés en Inglaterra, en los años en que la violencia del IRA era insoportable. Para la posteridad han quedado temas como “Fairytale of New York”, “If I Should Fall from Grace with God”, “Rainy night in Soho” o “Summer in Siam”.

El documentalista londinense Julien Temple (Joe Strummer: Vida y muerte de un cantante) demuestra ser un formidable comunicador cinematográfico. Sus trabajos biográficos nunca aburren. A la ya de por sí estrafalaria vida de MacGowan se suma una narración muy original, llena de ritmo y muy variada, que mezcla todo tipo de recursos para huir de la monotonía. Desde esas imágenes nostálgicas del pasado irlandés, hasta los planos animados de su época más desequilibrada por las drogas y el alcohol, pasando por las grabaciones de sus conciertos y por los documentos históricos de la difícil convivencia angloirlandesa en de los años 80.

Por supuesto se ofrecen también en Crock of Gold: Bebiendo con Shane MacGowan diversas entrevistas con familiares y con el propio Shane MacGowan, que no dejan indiferentes. Algunas de estas conversaciones pertenecen a su época de juventud, otras a su madurez y otras a tiempos más actuales, éstas con interlocutores tan singulares como el líder del Sinn Féin, Gerry Adams, o el actor Johnny Depp, amigo de MacGowan y coproductor de este documental. Son estas entrevistas las que muestran la triste consecuencia del pasado del protagonista. Completamente ido, con escaso dominio de los músculos faciales y casi sin fuerzas para articular las palabras, se diría que el alcohol sustituye a la sangre en sus venas. Ofrece el cantante una penosa imagen que invita a la compasión, especialmente en los momentos del homenaje musical que recibió por su 60 cumpleaños en el National Concert Hall de Dublín, a manos de amigos y cantantes, y en donde recibió un emotivo reconocimiento a manos del presidente de Irlanda por su contribución a la música tradicional irlandesa.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales