IMG-LOGO
El leñador
6 /10 decine21

El leñador

The Woodsman

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
6 /10 decine21

Crítica

El final de la inocencia

El final de la inocencia

Walter acaba de salir de la cárcel. Han sido 12 años entre rejas por un crimen inconfesable. Ahora es un tipo sin pasado, al que le dan trabajo en un taller de carpintería por mediación de un amigo, y que prefiere no hacer migas con nadie para que aquello que le avergüenza no salga a la luz. Su soledad sólo la rompen los encuentros esporádicos con su cuñado (su hermana no quiere verle ni en pintura), un psiquiatra, y el policía que vigila su libertad condicional. Pero no es fácil convertirse en un hombre opaco, y finalmente empatiza con Vicki, una compañera del trabajo, con la que inicia una relación. ¿Será ella capaz de aceptar el horror del pasado y ayudarle en la lucha actual para no recaer?

Durísimo film acerca de la pederastia, que logra poner rostro humano a un criminal convicto, al que le gustan los niños. Con una soberbia composición de Kevin Bacon –merecería el Oscar–, nos sumerge en la lucha interna de alguien que sabe que lo que hizo está mal, y que de hecho aborrece a las personas que tienen su mismo vicio. Pero que no obstante tiene una tendencia arraigada de la que no es fácil escapar, como le dicen las frías estadísticas.

El tema tratado es, como se ve, peliagudo, pero la directora Nicole Kassell, que adapta la obra teatral de Steven Fechter, sabe aproximarse a él con cierta delicadeza, como puede verse en la terrible escena del parque, y con apertura a la esperanza de que todos podemos cambiar. Por eso choca un tanto la crudeza con que describe los encuentros sexuales de Walter con Wicki, aunque se haga con la idea de subrayar que puede estar con una mujer adulta. También resulta extravagante la idea que parece indicar que todo padre es un potencial abusador de sus hijos, una idea que Walter tiene muy metida dentro, parece entenderse que por alguna experiencia personal negativa.

Economía expresiva

El personaje de Kevin Bacon, traumatizado por lo que ha sido su vida hasta entonces, y cuya soledad no vaticina ningún futuro risueño, habla muy poco. Lo cual le gustó al actor: "Creo que resulta más interesante contemplar cómo el personaje reacciona ante el mundo, lo que ocurre detrás de sus pupilas. Esta es una de las cosas bellas del cine y, si puedes hacerlo como actor o como director, es una herramienta muy potente. Me fastidian las escenas de clímax de las películas, en las que el personaje afirma que ‘soy como soy porque...’ Con este personaje, creemos que, cuanto menos se diga, tanto mejor."<?

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.