Decine21
Capone
3 /10 decine21

Capone

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

El ocaso de la vida del gángster más infame de la historia y su deterioro mental.

3 /10 decine21

Crítica

Decadencia y caída

Decadencia y caída

Tras ser arrestado por delito fiscal en 1931 y pasar en la cárcel cerca de nueve años, el gángster Al Capone fue puesto en libertad vigilada por motivos de salud en 1939. Vivió desde entonces recluido en su propiedad de Palm Island, en Miami (Florida), junto a su esposa Mae y algunos allegados. Fueron años de gran declive físico y psíquico, hasta su fallecimiento en 1947. Capone tenía tan sólo 48 años.

Una película fallida. Era de suponer que los últimos años de la vida del famoso mafioso de Chicago constituían un tema atractivo, proclive a ofrecer aspectos originales de su personalidad, de su vida cotidiana, quizá también se prestaban a dar una perspectiva adecuada para echar una mirada moral hacia su vida pasada, hacia sus crímenes abyectos, o al menos para lanzar algunos cabos hacia el pasado que permitieran al espectador hacerse una idea razonable de la personalidad de quien fue el señor de la mafia estadounidense durante los años de la prohibición. Pero nada de nada.

El guionista y director Josh Trank (Chronicle) se queda absolutamente a medio camino. Se dedica solamente a presentar a Capone en un estado físico y mental deplorable, presa de la rampante sífilis cerebral que acabaría con su vida. El deteriorado protagonista se muestra todo el tiempo con mirada sangrienta, alucinada, babeando y sin poder controlar sus esfínteres, balbuciendo cosas sin sentido, al tiempo que su cabeza imagina cosas, flashes quizá de su pasado (o quizá ni eso), mientras su mujer y otros familiares procuran ayudarle de la mejor manera posible. En cualquier caso la historia no va a ningún lado y Trank se limita tan sólo a apuntar cuestiones de poca monta, como las dificultades financieras que aquejan a la familia, el acecho policial con la intención de descubrir la localización de unos millones de dólares supuestamente escondidos por Capone o la existencia de un hijo secreto del mafioso.

El resultado es defectuoso, aburrido, reiterativo, inane. Una verdadera pena es echar por tierra el sólido trabajo técnico (excelente fotografía de Peter Deming) y el esfuerzo estéril de un actor tan potente como Tom Hardy, quien hace más de lo que puede en un papel lleno de delirios y sin mucho sentido, la verdad. Algo parecido le sucede a Linda Cardellini, desaprovechada como esposa esforzada y cariñosa.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales