Decine21
La casa del lago
6 /10 decine21

La casa del lago

The Lake House

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Reparto

Sinopsis oficial

La casa del lago

Con la sensación de que es el momento para efectuar un cambio en su vida, la Dra. Kate Foster (Sandra Bullock) abandona su trabajo en las afueras de Illinois para trabajar en un ajetreado hospital de Chicago. Algo que le da reparo dejar atrás, sin embargo, es la bellísima y original casa que ha estado alquilando, un refugio amplio y de alto diseño con enormes ventanales que dan a un tranquilo lago. Es un sitio que le hace sentirse totalmente libre. De camino a la ciudad, Kate deja una nota en el buzón dirigida al próximo inquilino de la casa del lago, pidiéndole que le envíe el correo que le llegue. Pero cuando el siguiente inquilino llega, ve algo muy diferente. Alex Wyler (Keanu Reeves), un talentoso pero frustrado arquitecto que trabaja en una sede de construcción cercana, encuentra la casa del lago muy abandonada: polvorienta, sucia, y el jardín invadido de maleza. La casa tiene un significado especial para Alex. En los tiempos felices la edificó su padre (Christopher Plumer). Alex se compromete a devolver a la propiedad su belleza original. No hace caso a la nota de Kate hasta días después. Alex le escribe. Ambos pasan por un momento de su vida en el que están luchando con sus decepciones pasadas e intentando comenzar de nuevo.

6 /10 decine21

Crítica La casa del lago (2006)

Amar más allá del tiempo

Amar más allá del tiempo

Remake de un film del coreano Lee Hyun-seung, que a su vez adaptó una novela de Jiro Asada. El planteamiento es muy original, y combina una historia de amor romántico, con las paradojas típicas de las películas de viajes en el tiempo. La idea es que una doctora va a desocupar su preciosa casa en el lago, y deja una nota en el buzón para el próximo inquilino. Cuando éste la recoge, vemos un paisaje muy diferente, con la casa en estado de abandono. Tras la extrañeza inicial, pronto averiguamos que Kate y Alex han ‘conectado’ en años diferentes, y que su forma de comunicarse a través del tiempo serán las notas introducidas en el buzón. Se desarrolla así una relación entrañable en que ambos aprenden a conocerse, y a enamorarse. Pero se diría que su amor es imposible… A no ser que traten de forzar el encuentro, en el pasado o en el futuro.

Suena complicada la trama, y el mérito del argentino Alejandro Agresti en su debut hollywoodiense es que logra hacerla comprensible, proporcionando los elementos de entendimiento con acierto, y acudiendo a buenas soluciones visuales. La pareja Sandra Bullock-Keanu Reeves, que ya demostró buena química en las dos entregas de Speed, funciona, e incluso la ‘blandura’ que se les suele atribuir ayuda a la historia, pues se evitan los aspavientos que podrían acompañarla.

Sobre su experiencia en Estados Unidos, donde Agresti ya lleva afincado un tiempo, comenta el director: "Aquí muchos directores fueron inmigrantes, desde William Wyler a Billy Wilder. No es fácil venir y hacer cualquier cosa, el sueño es ése, poder contar con las herramientas y hacer un buen cine, historias bien contadas. Espero poder hacerlo."

Contador de historias

El argentino Agresti quedó anonadado por los medios que maneja Hollywood para rodar un film, o por el hecho de que Keanu Reeves conociera y apreciera su película El sueño de Valentín. Pero él sobre todo se ve como un contador de historias, y hace la siguiente declaración de principios: “Sería fantástico que el cine de ficción vuelva a entender para qué sirve. Que vuelva a simplemente querer contar bien historias interesantes (como si esto fuera poco). Dejemos al arte dramático del cine un poco en paz de política y de modas. Hagamos cine para unir a la gente, no para separarla por pensar distinto, no para excluirla porque narramos como eunucos snobs, no para mirarla de costado porque genuinamente no entienden, y sobre todo, dejemos de echarles la culpa por esto. La culpa es de los que hacemos cine. No nos olvidemos que los tenemos ilusionados sentados a oscuras.”

Una chica romántica (o no)
Una chica romántica (o no)

Desde luego, Sandra Bullock no es ajena para nada al cine romántico. Ahí están para demostrarlo en su filmografía títulos tan sugerentes como Mientras dormías, Siempre queda el amor, Amor con preaviso o En el amor y en la guerra, que como puede verse tienen amor hasta en el título.

Sin embargo, en su vida personal, no parece creer en el amor para siempre en el matrimonio: “No fui educada para ‘llevar un vestido blanco en una boda’. Me educaron para ‘tener una vida lograda, superame a mí misma y lograr lo que quiera lograr en términos de felicidad’.” Lo que, a decir verdad, no suena demasiado romántico. Además, curiosamente, Sandrita se casó el año pasado con el productor Jesse James, cinco años más joven que él… vestida de blanco.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales