IMG-LOGO
La gran mentira
6 /10 decine21

La gran mentira

The Good Liar

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

La gran mentira

El estafador profesional Roy Courtnay (Ian McKellen) tiene en su punto de mira a Betty McLeish (Helen Mirren), una adinerada mujer que acaba de quedarse viuda. Y su objetivo es quedarse con todo. Pero a medida que van conociéndose, lo que tenía que ser otra sencilla estafa en su carrera delictiva, se convierte en un juego peligroso.

6 /10 decine21

Crítica

Viudos pero no revueltos

Viudos pero no revueltos

Roy Courtnay y Betty McLeish son dos ancianos que viven en Londres, ambos viudos, que conciertan una cita tras conocerse en internet. Aunque escépticos acerca de que el encuentro pueda resultar bien, congenian casi al instante. Y poco a poco van estrechando lazos, disfrutando de la compañía mutua. El que desconfía de Roy es Stephen, el nieto de Betty, a quien no deja de recordarle que es un desconocido. Y hay motivos para recelar, pues Roy es un estafador profesional, que con su socio Vincent acaba de orquestar un timo para inversores ambiciosos. En el caso de Betty, la meta es hacerse con el control de sus abundantes bienes.

Bill Condon adapta una novela de Nicholas Searle con guion de Jeffrey Hatcher, que ya escribió un libreto con célebre detective entrado en años, Mr. Holmes. El film se ve con agrado gracias a su genial pareja protagonista, Ian McKellen y Helen Mirren son dos actores estupendos. Por lo tanto, todo el juego envolvente de Roy, junto a la credulidad de Betty, se acaba aceptando, aunque algo se subleve en el imaginario del espectador, al que dan ganas de gritar en más de un momento a la protagonista, "pero por favor, ¡no seas idiota!". En los tiempos que corren, como es de suponer, no se puede concebir que una mujer con papel principal en una película sea tonta, por lo cual, se adivina que en algún momento Condon se sacará algún conejo de la chistera y se volverán las tornas.

Y quizá aquí radica el principal problema del film, que tal conejo resulta bastante tramposo. Se supone que el hecho de que el nieto Stephen esté escribiendo su tesis sobre un conocido nazi anticipa la sorpresa del pasado de timador y timada, pero verdaderamente está traído todo bastante por los pelos, y al final acabamos asistiendo a la enésima historia de venganza –en Hollywood y alrededores desconocen palabras como "perdón" o el concepto de "pasar página" o de "acudir a los tribunales"–, en que uno acaba tomándose la justicia por su mano.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.