saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Ready Player One

Ready Player One

Ready Player One

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Ready Player One

Año 2045, cuando el mundo está al borde del caos y del colapso. Sin embargo, la gente ha encontrado la salvación en OASIS, un enorme universo de realidad virtual creado por el brillante y excéntrico James Halliday. Cuando Halliday fallece, deja su inmensa fortuna a la primera persona que encuentre un huevo de Pascua digital que ha escondido en algún lugar de OASIS, desatando una competición que tiene enganchado al mundo entero. Cuando el joven e insólito héroe Wade Watts decide unirse a la competición, se ve inmerso en una vertiginosa caza del tesoro, controlada por el mundo real, en un universo fantástico de misterios, descubrimientos y peligros.

Galería de imágenes

Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One
Ready Player One

Crítica decine21.com

estrella
7
Regreso al pasado
Regreso al pasado

Futuro próximo distópico. En el año 2045 el mundo real no resulta demasiado atractivo, no ha habido un crecimiento sostenible, mucha gente se hacina habitando en lugares insalubres, como la barriada de Las Torres. En cambio, tecnológicamente, hay un modo de evadirse al que todo el mundo se apunta: la realidad virtual de OASIS permite sumergirse en aventuras alternativas donde puedes moverte anónimamente con un avatar adoptando cualquier identidad y disfrutar de lo lindo. El creador del invento, el visionario multimillonario James Halliday, recién fallecido, ha decidido legar el control de su compañía a quien consiga tres llaves escondidas en ese mundo virtual a modo de “huevos de pascua”, y que obligan a resolver previamente ciertos enigmas. Alguien que podría lograrlo es el joven huérfano Wade Watts, que con el avatar de Percival se mueve como pez en el agua en OASIS. Pero deberá superar los esfuerzos de Nolan Sorrento, empresario sin escrúpulos que tiene un ejército de empleados a sus órdenes tratando de hacerse con el legado de Halliday.

Adaptación del best-seller homónimo de Ernest Cline, coautor del guión con Zak Penn. El primero ya demostró su pasión por La guerra de las galaxias con el libreto de Fanboys (2009), mientras que Penn, habitual guionista en películas de superhéroes, imaginó el argumento de una película con tono comparable al de la que nos ocupa, El último gran héroe (1993). Repleta la trama de guiños ochenteros, con menciones de múltiples videojuegos, pero también de películas y elementos de la cultura pop, perfectamente integrados y muchos de ellos deliciosos, que no es cuestión de destripar en estas líneas, no es de extrañar que Steven Spielberg la haya escogido para regresar al pasado como director: hacía mucho, demasiado tiempo, que el cineasta no abordaba una película de corte fantástico destinada claramente al público adolescente y juvenil, más el nostálgico de los peterpanes que se resisten a crecer, del que se nutre en parte la exitosa serie Stranger Things.

El film es trepidante, no deja un momento de respiro, y en líneas generales resulta sumamente entretenido, combinando la sensación de estar montado en una montaña rusa, con las bromas y conflictos “teen”, que retrotraen a Regreso al futuro. Quizá podía haberse aligerado algo el metraje, y no apabullar tanto con las escenas de acción videoconsolera, pero ciertamente los logros visuales son espectaculares, tanto en el mundo real como en el virtual.

Por otro lado funciona bien el esquema del viaje del héroe aplicado a un adolescente, Percival, con interés amoroso, Art3mis, y aliados dentro del mundo virtual, pero con los que no tiene contacto en la realidad, lo que sirve para aleccionar acerca de no dejar nunca de pisar tierra, aunque sea un “mensaje” leve -igual que la invitación a tener valor para tomar decisiones en la vida, o las advertencias ante el poder de las grandes corporaciones- en lo que sobre todo es un espectáculo palomitero. Los actores están bien, con Tye Sheridan de protagonista, bien secundada por Olivia Cook, la heroína, Ben Mendelsohn, el villano, o Mark Rylance como tecnológo soñador de aspecto realmente insólito.

DVD, Blu-ray, Plataformas digitales
Distribuye: Warner
Extras: Español e inglés 5.1. Documentales.
También te pueden interesar
  • Últimos comentarios de los lectores (2)

    4608 | RMNO5 - 2018-11-24 04:11:42
    No he leído la novela, pero la película es floja, floja. Compré el Bluray porque que me apetecía ver explosiones y efectos especiales, sabiendo que no era buena, y al final resulta una tomadura de pelo.

    Se salva la producción, naturalmente, porque los 175 millones de dólares, invertidos básicamente en lo que cobraría Spielberg y en diseño y proceso de gráficos, dan para mucho.

    Al parecer, en ese futuro casi nadie trabaja y todos están con las gafas de realidad virtual. Hay gente por la calle que no ve por donde va, jugando; al final, grupos de gente corren por las aceras siguiendo los movimientos de sus avatares en el Oasys. Vaya, qué suerte, corren sin cruzar la calzada para que los atropelle un autobús. Y nadie les roba la cartera, oiga.

    Al princio, el protagonista sale de su casa y se dirige a la furgoneta donde tiene su puesto de conexión al juego pasando por unas torres de coches viejos apilados. Qué curioso, en primer plano hay uno al que le falta una aleta y tiene una rueda con su neumático en buen uso perfectamente al aire. ¿En serio nadie quiere esa rueda? Todo es así, gratuito, inverosímil y perfectamente absurdo.

    Los personajes no interesan lo más mínimo, ni en la vida real ni en el Oasys, que resulta infiinitamente irreal. ¿Por qué? Pues porque aparentemente, los avatares pueden ir a donde quieran y localizar la posición de otros y -aun así- en general se pueden mover con relativa facilidad, sin aglomeraciones, y son cuatro gatos. VAmos a ver, en el mundo real a uno le cuesta tiempo ir a los sitios y las aglomeraciones son molestas, a parte de que cuesta dinero entrar en los locales privados. Un mundo virtual con millones de jugadores no puede tener una carrera "mundial" unas pocas decenas de participantes, que se presentan en la línea de salida porque sí. Debería haber una guerra prácticamente para tomar parte. Es solo un ejemplito, pero es que todo va en la misma línea de fantasía adolescente.

    Por otra parte, la idea de que en el mundo virtual un avatar no responde a la personalidad real del propietario se menciona de pasada, pero al final todos resultan muy razonablemente coincidentes y son -claro- adolescentes.

    La intermiente mentalidad infantiloide de Spielberg asoma desatada aquí y no sé si la novela daba más margen para plantear algo seriamente o no. Pero hay novelitas como "El niño con el pijama de rayas" que son la inverosimilitud absoluta y la película las modfica lo suficiente para hacer la historia digerible, por ejemplo, el niño protagonista ya sabe que su país está en guerra y que su padre es militar, lo que resultaba imposible de ignorar en Alemania durante la II Guerra Mundial, como en el libro, donde el niño ignoraba incluso quién era Hitler. Tal estupidez no la menciona la película, claro.

    Las referencias de Ready Player One a elementos de cultura popular y videojuegos de los 80-90, aunque proporcionan alguna escena interesante, resultan excesivos hasta el punto de molestar en conjunto.

    Yo suspendería la película, pero la apruebo por pura nostalgia, por un detalle que pocos habrán identificado, entre los "homenajes" a otras películas. Absurdo tomado literalmente, el ensalmo que desactiva el orbe que protegía el escenario donde se escondía la última llave procede nada menos que de la inolvidable Excalibur (John Boorman, 1981). Profería el mago Merlín en supuesto gaélico antiguo: "Anál nathrach, orth’ bháis’s bethad, do chél dénmha", que habla del aliento de la serpiente y un hechizo de muerte y vida. Texto absurdo en estas circunstancias, pero me encantó oírlo otra vez.

    Resumen: 5 de nota, Recomendar si quieres ver gráficos por ordenador, no has leído el libro, y estás decidido a que las tonterías no te quiten el buen humor. O sea, no recomendar en la mayoría de los casos.
    4039 | Fan decepcionado - 2018-04-05 22:48:45
    Me esperaba mucho más de esta película, no creo que llegue al 3. Podrían poner al principio que cualquier parecido al libro es casualidad. Fallos en la historia desde el minuto 1, personajes y tramas sin desarrollar lo más mínimo, en general, un filme vago y muy poco trabajado que tira mucho del nombre de su director, aunque en este caso el film es mil veces peor que el libro. Tramas tan gordas como la del instituto virtual, el sótano de H, la ciudad natal de halliday, desaparecidas, otras como la de las llaves, suavizadas y no tienen nada que ver con el original, para esto que no se hubiesen molestado y no la hubieran llamado RPO, y así se evitan el copyright. Cambios sin sentido, y que en algunos casos hasta entorpecen la película, una 'resistencia' estereotipada... Si te gustó el libro, haz como si esta película no existiera
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE