Decine21
Saint Maud
6 /10 decine21

Saint Maud

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Maud, una joven y devota enfermera llega a la casa de Amanda, una famosa bailarina postrada en su aislada casona a causa de una enfermedad. Al principio, Amanda se muestra intrigada por esta joven religiosa que consigue distraerle de su mala salud. Maud, a su vez, está hechizada por su nueva paciente. Pero Maud no es todo lo que parece. Vive atormentada por un violento secreto de su pasado y por momentos de éxtasis que cree recibir directamente de Dios. Maud se convence de que ha sido enviada a Amanda no simplemente como enfermera, sino para cumplir un propósito divino. A medida que pierde el control sobre su conexión con la realidad, los cuidados de Maud se convierten en una misión letal para salvar el alma de Amanda, por todos los medios.

6 /10 decine21

Crítica

Salvación, perdición

Salvación, perdición

Una cinta de terror malsano, escrita y dirigida por la británica Rose Glass, bebe estilísticamente en la creación de una atmósfera de La semilla del diablo de Roman Polanski y El exorcista de William Friedkin, o más recientemente pueden detectarse conexiones con cintas como El faro y A Ghost Story. Pero todo ello no copiando en los llamados eufemísticamente guiños u homenajes, sino con personalidad propia.

La trama sigue a Maud –lo de Santa Maud va con ironía–, una enfermera católica que alimenta la impetuosa piedad del converso. Se ocupa de los cuidados paliativos de Amanda, una antigua profesional de la danza que sufre una enfermedad terminal y está en silla de ruedas. La enferma se interesa por la fe de la otra, quien a su vez se hace la ilusión de que tal vez podría atraerla a la religión. Aunque no parece tarea fácil, pues la hedonista Amanda se consuela con el tabaco, el alcohol y el sexo.

El film arranca con unas imágenes de Maud en un claustrofóbico cuarto de baño que permiten que el espectador intuya que no está muy bien de la cabeza. Pero con una banda sonora perturbadora, planos bastante cerrados, la voz en off de Maud en plegarias y monólogos interiores, más los rostros lacónicos de ella y Amanda, se apuntala la apuesta por una calculada ambigüedad que desconcierte al espectador, o le exaspere en el caso de que sea medianamente impaciente. Porque tal vez la protagonista tiene auténticos éxtasis místicos, o acaso su deterioro psíquico es terrible y no aguanta las burlas o menosprecio de los otros, o quizá el demonio la quiere tentar con una enamoramiento lascivo de su paciente.

Con estos elementos Glass configura una cinta sólida con sorpresa final, pero irritante en bastantes tramos, y que desde luego no es de las que te alegran el día elevando tu confianza en la bondad humana y divina. Cuenta con el buen y sobrio hacer interpretativo de Morfydd Clark y Jennifer Ehle.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales