Decine21
The Crown (4ª temporada)
8 /10 decine21

The Crown (4ª temporada)

The Crown

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Se acerca el final de la década de 1970 y la Reina Isabel y su familia se encuentran preocupados por salvaguardar la línea de sucesión, encontrando una pareja apropiada para el Príncipe Carlos, que sigue soltero a los 30 años. Durante este tiempo se empieza a sentir el impacto de la política divisoria introducida por la primera mujer Ministra de Gran Bretaña, Margaret Thatcher. Además, surgirán tensiones entre ella y la Reina que no harán más que empeorar a medida que conduce al país a la Guerra de las Malvinas, generando un conflicto dentro de la Commonwealth. Dentro de toda esta vorágine, el romance del Príncipe Carlos con la joven Lady Diana Spencer es la historia de cuento de hadas que el pueblo británico necesita en este momento, pero, tras las puertas del palacio, la Familia Real Británica cada vez está más dividida.

8 /10 decine21

Crítica

Dama de hierro, princesa del pueblo

Dama de hierro, princesa del pueblo

Sin duda que a medida que The Crown se acerca a la actualidad, el desafío para su creador Peter Morgan se acrecienta, pero sigue demostrando su exquisito talento para la escritura y creación de sugerentes situaciones. En la década de los 80 le toca afrontar, en lo que a política se refiere, la convulsión social que supone la llegada al número 10 de Downing Street de la primera mujer que dirige un gobierno británico, la conservadora Margaret Thatcher, decidida a hacer justicia a su apelativo de “dama de hierro”. En efecto, mujer en un mundo de hombres, acomete reformas de entidad que dejan a muchas personas en la calle sin trabajo, aplicando las reglas del juego que ella conoció en su hogar, cree que las personas han de saber salir adelante, y que el Estado no puede dedicarse a resolverles todas las papeletas.

En los diez capítulos de la cuarta temporada tienen peso importante las mujeres. Por supuesto la reina Isabel II, a la que de nuevo dota de carisma, autoridad y humanidad Olivia Colman. Y también la mentada primera ministra, de la que se subraya su fuerte personalidad, pero con una interpretación de Gillian Anderson no del todo lograda, con sus hablares lentos y algo impostados, y con la imagen algo chocante y pueblerina que se da de ella y su esposo a propósito de su estancia en Balmoral. De todos modos, algunos de los momentos compartidos por Colman y Anderson en las audiencias son eléctricos.

También están las dos mujeres importantes para el príncipe de Gales, Camila Parker, a la que no puede dejar de amar, a pesar de que ella está casada y tiene hijos, es su confidente y primer amor; y Diana Spencer, retratada como una jovencita ingenua, que se enamora de verdad de Carlos, pero que enseguida acusa la falta de amor del marido –el ser segundo plato– y la pobre acogida del resto de la familia real, aunque la consideren “la esposa perfecta” para el puesto de princesa de Gales. Tremendamente sola y con un trastorno alimentario, las dificultades pronto asoman en el matrimonio. Emerald Fennell y Emma Corrin hacen muy bien sus papeles. Además tiene presencia la princesa Margarita, de nuevo estupenda Helena Bonham Carter que se debate entre la aceptación de su posición y el deseo de ser más relevante. Y más al fondo, tendríamos a la princesa Ana y a la reina madre.

Me he permitido este repaso algo detallado de personajes femeninos, pero no querría que se me malinterpretara, también algunos varones tienen su importancia. Sin duda que han interiorizado y hacen muy bien sus roles Josh O'Connor como el príncipe de Gales, siempre como dividido y torturado en su corazón, y Tobias Menzies como el duque de Edimburgo, quien ha asumido su papel consorte a costa de grandes sacrificios, ha entendido algo crucial que explicará a Diana en el último capítulo. Y aunque segundario, el señor Thatcher es fantástico.

Como ha ocurrido en las temporadas anteriores, la serie combina la evolución de los dramas personales de los personajes con las cuestiones políticas del momento, aunque estas no tratan de recogerse en toda su hondura. De modo que la revolución conservadora, los atentados del IRA o la Guerra de las Malvinas están ahí, y sirven para apuntalar ideas y como subtexto, pero sin la pretensión de ofrecer un análisis sociológico y político exhaustivo. Como en otras ocasiones, cuestiones episódicas, como la del intruso del Palacio de Buckingham o el viaje a Australia, funcionan muy bien para hablar de la necesidad de conocer los problemas del hombre de la calle, o de la dificultad e incluso imposibilidad de cortar ciertos cordones umbilicales, Carlos con Camila, Australia con el Reino Unido.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
loading...

También te pueden interesar

Últimos tráilers oficiales