IMG-LOGO

Biografía

Charles Dance

Charles Dance

73 años

Charles Dance

Nació el 10 de Octubre de 1946 en Redditch, Reino Unido
Filmografía
The King's Man: La primera misión

2020 | The King's Man

Cuando un grupo formado por los tiranos y las mentes criminales más malvadas de la historia se une para desencadenar una guerra que matará a millones de personas, un hombre tendrá que luchar a contrarreloj para detenerlos. Los orígenes de la primera agencia de inteligencia independiente.

Godzilla: Rey de los monstruos

2019 | Godzilla: King of the Monsters

Una interminable película de destrucción masiva, con mucha acción, demolición, explosiones, misiles y peleas de monstruos. La familia Russell –con los padres Merk y Emma formando parte de Monarch, una agencia gubernamental zoológica que investiga a míticas criaturas–, quedó destrozada en 2014, cuando el despertar de enormes monstruos se llevó la vida del benjamín. Mark se dio al alcohol,  mientras que Emma ha tratado de descubrir la forma de calmar las iras monstruosas, trabajando en el mundo de las ondas de determinada frecuencia. La que ha pagado el pato es Madison, su hija adolescente, que quiere a ambos progenitores y no sabe a qué carta quedarse. Mark volverá al tajo cuando Emma y Madison caen en las manos del ecoterrorista Alan Jonah; entonces se entera de que no hay una ni dos, sino hasta 17 criaturas gigantescas localizadas en las profundidades de la Tierra, una auténtica familia de monstruos no muy bien avenida. Además de Godzilla, andan por ahí pululando una hidra de tres cabezas, Ghidorah, y la “polillita” recién nacida Mothra. Sus orígenes podrían remontarse a antiquísimas civilizaciones, en que convivieron con la humanidad pacíficamente. Si la trama descrita en el párrafo anterior suena a disparatada, como si no tuviera pies ni cabeza, es que tal vez sea así. Porque la verdad, casi nada de lo que ocurre tiene mucho sentido. El mundo está en peligro, hay quien piensa que eso es bueno, que debería haber una selección “natural”, o tal vez una extinción de la especie humana, y que tampoco pasaría nada. Los papás harán lo que sea por su hijita. Los militares todo lo quieren solucionar a base de bombazos, la boca se les hace agua pensando en que van a probar nuevas armas. Y por supuesto, hay tipos heroicos que se sacrificarán y darán su vida no se se sabe bien por qué. Así que lo importante es ver a los monstruos darse de bofetadas, y poco más. Ello servido cansinamente por un director no demasiado conocido, Michael Dougherty, que tiene el dudoso honor de ser también coguionista. Por otro lado, tenemos a un montón de actores conocidos, pero que no pensamos que sean la “cabeza del león” (o de los monstruos) del presupuesto, y que poco tienen que hacer más allá de poner cara de susto, o de decirse “qué dura es la vida”, ahí tenemos a Vera Farmiga, a la chiquita de Stranger Things Millie Bobby Brown, al “prota” de Silicon Valley Thomas Middleditch, y al actor de carácter británico Charles Dance, por citar a unos pocos.

4/10
The Widow

2019 | The Widow | Serie TV

Entretenida miniserie de intriga británica, escrita por los hermanos Harry y Jack Williams, que colaboran con los directores Oliver Blackburn y Samuel Donovan, todos bregados en series televisivas como Liar. Sigue las tribulaciones de Georgia Wells, viuda prematura cuando su amado esposo Will emprende un viaje al Congo que termina en accidente aéreo sin supervivientes. Años después, con una Georgia que no levanta cabeza, surgen noticias de que Will podría estar vivo. Paralelamente seguimos las evoluciones de unos niños soldado en la selva del Congo, y los intentos de un tal Ariel Helgason por someterse a un tratamiento que le devolvería la vista, y que resulta ser un superviviente del avión siniestrado, de cuya existencia nadie sabe, y es que el accidente puede que no fuera tal, sino un atentado en toda regla. Técnicamente bien realizada, juega con flash-backs y forward-backs, y con giros sorpresivos y subtramas capaces de atrapar al espectador. Puede que la serie no sea perfecta, es uno de esos productos de factura técnica impecable, pero realizados a toda velocidad. Pero engancha razonablemente, porque sabe presentar una amplia galería de personajes, y tocar diferentes palos temáticos: la infancia que se termina antes de tiempo, la actitud cínica y mercenaria de quien sólo se mueve por dinero, el deseo de conocer la verdad, aunque duela, las dificultades que afrontan los países africanos... Kate Beckinsale sabe combinar en su personaje fortaleza y fragilidad, y está arropada por buenos secundarios como Charles Dance.

6/10
El misterio del dragón

2019 | Viy 2

Jonathan Green, revolucionario cartógrafo inglés, viaja a China para trazar un mapa que le ha encargado el zar Pedro el Grande de Rusia. Pero este mandatario, sustituido por un impostor, ha sido encerrado en la Torre de Londres, con una máscara de hierro que oculta su rostro. Comparte celda con el Maestro, anciano oriental que se ocupaba con su hija de recortar el te curativo que nace en las pestañas de un dragón, pero este ser ha sido secuestrado por una malvada bruja al frente de poderosos hechiceros. Por casualidad, Pedro el Grande intercepta una paloma mensajera que Green envía desde Oriente a su amada, Miss Dudley. Y la utiliza para enviar a esta dama su propio mensaje: si le ayuda a salir de la prisión, a su vez podrá salvar a Green, que va a ser ejecutado por quienes usurpan el trono de su país. La producción de aventuras ruso-checo-ucraniana Transilvania, el imperio prohibido –curioso el título en español, ya que no transcurría en Transilvania– adaptaba el relato conocido en España como “El viyi”, de Nikolai Gogol. Puesto que cosechó un enorme éxito en su zona de origen, el mismo director, Oleg Stepchenko, vuelve a ponerse tras las cámaras, y también ejerce como coguionista de una secuela, esta vez financiada entre Rusia y China, por lo que se mezcla mitología de ambos países. Quizás el arranque resulta un poco lioso para quienes desconozcan la primera entrega, pero una vez arranca la acción se puede seguir sin dificultad por los recién llegados. El conjunto parece mezclar los espectáculos clásicos de aventuras de Hollywood, con las cintas de acción y fantasía de Hong Kong al estilo de Una historia china de fantasmas. También se nota que quiere recordar a Piratas del Caribe, pero no cuenta con un presupuesto tan abultado como los filmes de la famosa saga, por lo que se tiene que recurrir para la mayoría de escenarios a gráficos de ordenador, un tanto rudimentarios. Puede parecer excesiva (mucha acción, muchos personajes, un metraje que se extiende demasiado, etc.) y algo ingenua, pero divertirá al público más joven y a quienes estén dispuestos a recuperar a su niño interior, sobre todo por las imaginativas coreografías de acción. Jason Flemyng repite al frente del reparto en la piel del aventurero Green, muy alejado de sus personajes más conocidos, como el ladronzuelo de poca monta de Lock & Stock, o el padre en El curioso caso de Benjamin Button. Entre los recién llegados resalta la actriz china Yao Xingtong, que muestra un gran talento para las escenas de combate. Los productores han recurrido como secundarios a dos viejas estrellas, Jackie Chan, como el Maestro, y Arnold Schwarzenegger, carcelero que promete la libertad a los reclusos que puedan derrotarle en combate, una tarea imposible. Ambos comparten una memorable escena de lucha, y además aportan humor.

6/10
La chica del tambor

2018 | The Little Drummer Girl

Años 70, tras los atentados de Munich. Un comando palestino trata de aniquilar a un agregado israelí en Alemania, pero acaba muriendo su hijo. El oficial de inteligencia británico Martin Kurtz propone al Mossad formar un equipo de contraterrorismo para desarticular a los terroristas, de los que se sabe únicamente que está liderado por Khalil. Sólo se cuenta con una pista, que éste tiene un hermano, Salim, novio de Anna, una activista occidenntal. A Kurtz se le ocurre suplantar a Anna, para infiltrarse en la célula. Para ello, pedirá al agente Gadi Becker que capte a Charlie, una joven y enérgica actriz. Ya existía otra versión de la novela de John le Carré, en formato de largometraje, protagonizado por Diane Keaton en 1974. A la hora de convertir el relato en una serie, no parecía a priori que el coreano Park Chan-wook fuera el más adecuado para dirigir los seis capítulos (como por otra parte Susanne Bier tampoco parecía la mejor para El infiltrado, otra obra del autor). Sin embargo, el autor de Oldboy sorprende con una puesta en escena muy elegante que apenas se distingue de la de las mejores producciones británicas, sin renunciar a los característicos colores intensos de sus imágenes, sus juegos de sombras y desenfoques y los temas de cabecera de su cine, como la falsedad, la venganza, y los planes meticulosamente preparados.  Cuenta con buenos trabajos de Alexander Skarsgård (Becker), y Michael Shannon (Kurtz), pero esta ficción supone sobre todo la consagración –tras Lady Macbeth– de Florence Pugh (Charlie), que demuestra que tiene un gran futuro en un papel complejo, pues da vida a una intérprete que se hace pasar por entusiasta de la causa palestina, desconociendo los datos del conflicto, y dejándose llevar por la pasion que siente por Becker, el hombre del que se ha enamorado.

6/10
The Crown (3ª temporada)

2018 | The Crown | Serie TV

La tercera temporada de The Crown arriesga, y mucho, con el cambio casi al completo del reparto, empezando por la actriz que interpreta a Isabel II, Olivia Colman, que reemplaza a Claire Foy. Porque en realidad no ha pasado un largo período de tiempo entre los hechos narrados en la segunda temporada y la que aquí arranca. Sin embargo, se logra el milagro de que aceptemos la propuesta, con un original artificio, mostrando a la reina la nueva serie de sellos que el servicio postal propone con su efigie, y en que se reemplaza a Foy por Colman. Y en efecto, es de esperar que para las próximas temporadas, el contar con una actriz de más edad sea acertado, no hay que exagerar a la hora de mostrar su envejecimiento. La serie creada por Peter Morgan continúa con el esquema que tan eficaz se ha demostrado previamente. Van avanzando los años 60 y 70, hasta el jubileo de la reina, y somos testigos de algunos acontecimientos políticos y sociales que debe afrontar Gran Bretaña, de los que no es el menor la recesión económica, lo que implica un rescate por los “primos” americanos, y protestas del sector minero. También de momentos estelares de la historia de la humanidad, como la llegada del hombre a la Luna. Y ello con los primeros ministros que semanalmente despachan con la Reina, esas audiencias a las que se incorporan Harold Wilson, laborista, muy bien interpretado por Jason Watkins, que le da un aire popular, tranquilo, torpón y pragmático adecuados, y el gris Edward Heath. Además, se presentan otros sucesos dramáticos de envergadura, como la tragedia de la escuela de Aberfan, por el colapso de una escombrera, que da pie a uno de los momentos más emotivos. Hay mucha inteligencia en el enfoque de Morgan, que procura que en cada episodio se aborden cuestiones que quedan cerradas, como por ejemplo la estancia de Carlos en Gales para aprender el galés, antes de ser proclamado príncipe; lo que no impide que se desarrolle posteriormente el personaje del joven heredero, que se siente desconectado de su familia, incomprendido hasta el punto de acabar sintonizando con el duque de Windsor,  también por su primera historia de amor, con una tal… Camilla. Así, las cuestiones de estado conviven con los acontecimientos familiares de un clan tan singular como el que preside la reina Isabel II, donde no se pueden dar pasos en falso, por una opinión pública que lo escruta todo. Tiene mucha fuerza el desarrollo de Felipe de Edimburgo –está mejor Tobias Menzies, que su predecesor joven, Matt Smith–, sobre todo con sus crisis de la mediana edad, y el modo en que maneja la llegada de un nuevo pastor para el servicio religioso de los domingos. La dificultad de madurar y aceptar la propia edad y posición que la vida nos ha deparado también afecta a la princesa Margarita, muy bien interpretada por Helena Bonham Carter, o a lord Mountbatten, al que da vida Charles Dance. Y resulta sorprendente el personaje de la princesa Alicia, la madre de Felipe, a la que se concede un inesperado papel redentor. Imposible e innecesario es describir en estas líneas todos los conflictos y situaciones que se plantean. Baste decir que Morgan no se pierde en una madeja cada vez más complicada y rica en matices, y que sabe dotar de unidad al conjunto, con resonancias que encantarían al mismísimo Willliam Shakespeare.

9/10
Euphoria

2017 | Euphoria

Las hermanas Emilie y Ines Thompson se reencuentran después de un tiempo en que habían perdido el contacto. Ambas se dirigen a un lugar innombrado, ubicado en medio de un bosque de un desconocido país europeo. Ines se deja llevar por su hermana. Cuando llegan al idílico paraje Inés conocerá la verdad: Emilie está enferma y en aquella institución piensa pasar los últimos días de su vida antes de morir. Una película bastante deprimente, que aporta muy poco. Somos testigos de las discusiones y tiranteces entre hermanas y el pasado saldrá a la luz. Pero el guión de la también directora Lisa Langseth no resulta en ningún momento estimulante y el lineal desarrrollo no ayuda a generar empatía por lo que estamos viendo. El film trata del suicidio indoloro, la eutanasia en toda regla, pero es incomprensible que se eludan reflexiones sugerentes y apenas sucedan hechos relevantes, al margen de unas cuantas lágrimas por aquí y por allá. El conjunto se salva el desastre completo porque las dos actrices protagonistas, Alicia Vikander y Eva Green, tienen sobrado oficio para hacer bien su trabajo. Pero la película es del todo decepcionante.

3/10
That Good Night

2017 | That Good Night

Cuando cae la nieve

2016 | Despite the Falling Snow

Años 50, siglo XX. Alexander, un funcionario ruso en misión cultural en Estados Unidos, huye de la comitiva soviética y es acogido por los estadounidenses, mientras pregunta desesperadamente por su esposa Katya. Ésta es una mujer rusa que espía en Moscú para los norteamericanos y que tiempo atrás recibió la misión secreta de engatusar a un alto funcionario ruso –el tal Alexander–, mano derecha de un ministro del gobierno soviético, para sacarle información. Muchos años despúes, tras la caída del muro de Berlín, la sobrina de Katya marchará a Moscú para investigar los hechos. Film que nos traslada con nostalgia a la época más caliente de la Guerra Fría, con un remarcado tono clásico e incluso una puesta en escena antigua, bien ambientada con una fotografía cálida, recargada, cuando se habla del pasado. No estamos ante un thriller moderno, en donde las balas silben y el peligro se masque en cada esquina; aquí, digamos, el mundo del espionaje sirve únicamente de telón de fondo –aunque algo de intriga hay–, de simple humus para narrar una historia de amor que empieza levemente y que acabará por ser pieza central. Esa perspectiva, sin embargo, hace que el guión acabe buscando demasiado el efecto emotivo, romántico, y en cierto modo provoca que el conjunto tome un aire más convencional. Además adquiere en ocasiones un peligroso aire de culebrón, especialmente acentuado en la trama más reciente y menos lograda, en donde la guionista y directora británica Shamim Sarif deja su sello lésbico personal, tema central de sus dos películas anteriores. Contada en tres tiempos diferentes, Cuando cae la nieve entretiene, pero va poco a poco perdiendo fuelle. Quizá lo más reseñable es al fin la composición de Rebecca Ferguson (Misión imposible: Nación secreta), que interpreta a dos personajes diferentes (tía y sobrina). Desde luego, se toma muy en serio a su personaje de Katya, y atrapa con su modélico look a lo Ingrid Bergman y una composición muy convincente.

5/10
Orgullo + prejuicio + zombis

2016 | Pride and Prejudice and Zombies

El universo de Jane Austen ha sido adaptado al cine y a la televisión en numerosas ocasiones. A veces, es el caso de "Orgullo y prejuicio", adaptando libremente la trama para la ocasión a nuestros días (El diario de Bridget Jones), e incluso convirtiendo la narración en un musical al más puro estilo Bollywood (Bodas y prejuicios). Ahora la idea, convertida primero en novela por Seth Grahame-Smith (el mismo tipo que convirtió al presidente Lincoln en un cazavampiros), es cruzar la historia de las hermanas Bennet en la Inglaterra del siglo XIX con una plaga de zombies y técnicas de combate de las chicas guerreras que beben del cine oriental. El resultado es... pintoresco. Porque de entrada no es fácil señalar a qué público se dirige la película, ya que los fans de Austen quedarán desconcertados por los excesos sanguinolentos con cabezas que explotan, mientras que los incondicionales de los sustos y las vísceras pueden rechazar las escenas de réplicas y contrarréplicas sofisticadas de la obra original de la escritora inglesa. Ciertamente, es una película entretenida, pero desequilibrada. Su fuerza principal reside sin lugar a dudas en Austen, la psicología de los personajes, donde se incide en lo fácilmente que nos podemos dejar guiar por el orgullo y los prejuicios a la hora de tomar decisiones en la vida, lo que ocurre en dos individuos tan inteligentes como la aguda Elizabeth Bennet –que claramente sobresale entre las hermanas– y el sombrío pero justo Mister Darcy. Las tribulaciones amorosas de las hermanas, con el ridículo clérigo Collins, el guaperas Bingley y el falso Wickham, más los distintos intereses de los padres de las chicas y de la tia de Darcy, conforman una base argumental tan poderosa, que los añadidos zombis son un acierto sólo parcialmente. Mostrar a unas chicas peleonas, o imaginar el modo de encajar los zombis como algo que forma parte de la realidad cotidiana, funciona a ratos: lo de las moscas tiene gracia, pero el ejercicio de teología ficción en la iglesia de san Lázaro resulta bastante ridículo. Los actores funcionan muy bien, Lily James demuestra que puede pasar de ser una inocente Cenicienta a una Elizabeth Bennet de armas tomar, y Sam Riley parece tomar el camino canónico de Colin Firth para componer a su Darcy.

5/10
Antes de ti

2016 | Me Before You

Lou Clark es una joven de gran corazón, reparte bondad allá donde va. Acaba de perder su trabajo como camarera, con el que contribuía al sostenimiento de la modesta casa familiar, con unos padres en paro y una hermana que se quedó embarazada siendo una adolescente y que está criando a su hijo. Pero le surge la opción de un trabajo como cuidadora de un tetrapléjico, Will Traynor, hijo único de una familia ricachona que vive en una auténtica mansión, un castillo. Aunque Lou no tiene ninguna experiencia, y el joven sobre ruedas está amargado por su situación, es contratada. Y puede que traiga un poco de luz a ese desdichado hogar, aunque a su novio, preparador físico, no le hace la cosa mucha gracia. El film podría definirse como la versión romántica "pastelona" de Intocable; también podría verse como Downton Abbey en la actualidad y con el foco en el discapacitado. Pero sería hacer buena a esta película británica bastante torpe y de corto alcance, a la que para darle algo de dramatismo, se añade la cuestión del suicidio asistido –"muerte digna" la llaman algunos–, aunque sin el calado necesario, ni siquiera como presunta película militante. La desconocida Jojo Moyes adapta su propia novela, y otra casi primeriza, Thea Sharrock –tiene en su haber algún episodio de la serie británica ¡Llama a la comadrona!– dirige. Ambas no logran el necesario equilibrio, el conjunto está muy descompensado, y resulta muy poco creíble. Es todo excesivamente reiterativo –los esfuerzos de ella por alegrar la vida de él, el vestuario hortera de ella, el novio corriendo a todas horas y hablando de sus logros...–, y las cuestiones serias –el amor incondicional, la aceptación de las propias limitaciones, el dejar el "nido"...– se tratan con tanta levedad y sin ápice de emoción, que dejan frío al espectador, lo que tiene su mérito en una cinta tan empalagosa. Poco pueden hacer para salvar la función los actores, los guapitos pero no grandes genios de la interpretación Emilia Clarke (Juego de tronos) y Sam Claflin (Los juegos del hambre: En llamas).

4/10
Underworld: Guerras de sangre

2016 | Underworld: Blood Wars

Aunque lleva un tiempo enfrentada a los suyos, Selene vuelve a integrarse en una comunidad de vampiros, por mediación de Thomas, padre de su aliado, David. El clan necesita que les entrene, pues la guerra contra los licántropos se ha recrudecido tras la llegada de Marius, un nuevo líder, que busca a la hija de Eve, la hija de Selene, híbrido de ambas razas monstruosas, por el poder de su sangre. Quinta entrega de la saga licántropo-vampírica, que se estrena cuatro años después de la anterior, Underworld: el despertar. Por eso se inicia con un resumen de toda la saga que sorprende porque a pesar de su brevedad condensa de sobra todo lo ocurrido hasta ahora, lo que da que pensar que una vez establecidas las bases en la amena entrega inicial, apenas ha ocurrido nada que justifique que la saga se haya alargado tanto. Por desgracia, esta nueva tampoco añade gran cosa, pues consiste en una sucesión de secuencias de acción que tienen una cosa en común: ninguna de ellas resulta novedosa, ya se han visto otras muchas similares en esta franquicia, y otras del mismo corte. Kate Beckinsale se limita a lucir palmito enfundada en su traje de cuero, y esta vez parece menos motivada, quizás afectada por la ruptura sentimental –acontecida durante el rodaje– con Len Wiseman, director de las dos primeras entregas, que desde entonces se limita a ejercer como productor ejecutivo. Éste cede en esta ocasión la silla del realizador a Anna Foerster, hasta ahora dedicada a capítulos de series, también directora de fotografía en títulos como Asalto al poder. Pero se limita a imitar el estilo de los filmes precedentes, con bastante torpeza. También pretende recordar el tono épico de las batallas de Juego de tronos, quizás por eso se ha reclutado a Charles Dance, habitual de la serie de HBO, para uno de los villanos. Fracasa sobre todo en la batalla final, muy poco realista. Y teniendo en cuenta que el relato empezaba con una historia de amor entre la protagonista y un humano, resulta un error que se haya olvidado por completo a los ciudadanos corrientes, pues se hace difícil identificarse con ningún personaje.

4/10
El niño 44

2015 | Child 44

Año 1953. El agente secreto de la policía soviética Leo Demidov investiga la muerte de su ahijado, arrojado a las vías del tren. Todo apunta a que el culpable está también relacionado con los asesinatos de otros niños, pero en su departamento nadie quiere que continúe indagando, la idea es cerrar pronto el caso buscando una explicación peregrina. Además, Demidov tendrá que defender a su esposa, Raisa, acusada de traidora, lo que provoca que ambos sean exiliados a provincias, sin posibilidad de volver a Moscú. Juntos no cejarán en su empeño por capturar al psicópata. El sueco Daniel Espinosa triunfó a nivel internacional con Dinero fácil, lo que le dio la oportunidad de demostrar ampliamente su talento para rodar en inglés con El invitado. El británico Ridley Scott le produce El niño 44, adaptación de la primera novela de Tom Rob Smith, que alcanzó el éxito internacional cuando se publicó en 2008. A su vez, se basaba libremente en la historia real del asesino en serie ruso Andréi Chikatilo, que entre los 70 y los 90 asesinó a 52 personas, la mayoría niños. Aquí la acción ha sido trasladada dos décadas atrás, para hablar del estalinismo más duro. Sus horribles crímenes dieron lugar al notable film Citizen X, con Stephen Rea, Donald Sutherland y Max von Sydow. Cuenta como guionista con Richard Price, autor de títulos como El color del dinero, y varios de los mejores episodios de The Wire (Bajo escucha), que desarrolla con corrección la historia, mientras que el citado Espinosa logra una ambientación tan oscura e inquietante como efectiva. El niño 44 recuerda en cierto sentido a La noche de los generales, que también trataba sobre la búsqueda de justicia en medio del horror totalitarista. Pero pone los pelos de punta al pisar su propio terreno, pues aborda una realidad poco tratada por el cine: en la 'utopía' comunista no podía haber asesinos en serie. Se suponía que eran un producto del decadente sistema capitalista, por lo que cuando ocurrían de verdad se ocultaban. El niño 44 cuenta también el desencanto histórico ante el comunismo. El británico Tom Hardy aporta su habitual brillantez interpretativa a su personaje, un héroe de la Segunda Guerra Mundial que sufrirá en sus carnes la verdadera naturaleza del régimen. Le acompaña una correcta Noomi Rapace, que sin estar a su mejor nivel, resulta convincente, y secundarios de probada eficacia, como Gary Oldman, en la piel de un oficial, Vincent Cassell, un oscuro superior del protagonista, y Joel Kinnaman, su principal rival, que representa lo peor de la idiosincrasia bolchevique.

6/10
La dama de oro

2015 | Woman in Gold

Una historia narrada en dos tiempos acerca del cuadro "Retrato de Adele Bloch-Bauer" de Gustav Klimt, que se exhibe en el Belvedere de Viena, y cuya propiedad reclama la anciana judía Maria Altmann, tras fallecer su hermana, y el anuncio, por parte de las autoridades de Austria, de una nueva ley de restitución de obras de arte expoliadas por los nazis. Aunque inicialmente no se implica a fondo en el caso, el joven abogado Randol Schoenberg, también con ilustres antepasados judíos en Austria, acepta encargarse de la reclamación, que se encuentra con mil y un obstáculos, pues la célebre pintura de Klimt, también conocida como "La dama de oro", es una de la joyas de la galería del Belvedere, casi un símbolo nacional, aunque es claro que perteneció a la familia Altmann y que la retratada es una tía suya. La descripción de la lucha legal, que incluye el traumático regreso de la anciana desde Estados Unidos al país del que huyó durante la Segunda Guerra Mundial, se combina con sus recuerdos de las vejaciones que padece su familia de manos de los nazis. Simon Curtis, con una carrera forjada en la televisión británica y director de Mi semana con Marilyn, entrega una película cuya trama atrapa, vibramos con esta historia auténtica acerca de los esfuerzos de una anciana para, de algún modo, hacer las paces con un pasado que no deja de atenazarle. Mientras que la mirada del joven abogado sirve para que el espectador que mira con cierta distancia las injusticias de la historia se implique emocionalmente, de modo que no piense que el olvido o la ignorancia son las mejores fórmulas para pasar página ante lo ocurrido tiempo atrás. El film hace pensar en incursiones británicas recientes basadas en hechos reales como Descifrando Enigma y La teoría del todo, pues de nuevo tenemos una magnífica producción –detrás están los hermanos Weinstein, especialistas en cazar Oscars con filmes como éste–, con una cuidadísima recreación de las dos épocas en que transcurre la trama, en que vemos muy bien fotografiados Viena y Los Ángeles, mostrando de modo convincente el cuadro de Klimt, con buena partitura musical, y grandes trabajos actorales, donde vuelve a sobresalir una auténtica "reina", Helen Mirren, y aguantándole bien el tipo Ryan Reynolds. Pero igualmente están estupendos los secundarios de las dos épocas. Resultamente especialmente interesante la matizada idea de que el tiempo restaña heridas pero tambien puede insensibilizar hasta el punto de caer en la injusticia, o en el no-reconocimiento de lo que en el pasado se hizo mal, con el peligro consiguiente de que puedan repetirse los errores en el futuro.

7/10
Victor Frankenstein

2015 | Victor Frankenstein

A Daniel Radcliffe le está costando más de lo que se esperaba encontrar su sitio fuera de Hogwarts. Esto explica que el ex niño mago haya elegido protagonizar esta revisión del mito de Frankenstein, pero desde el punto de vista de Igor, sicario del protagonista, en cierto modo la misma jugada de Maléfica, reinvención de La Bella Durmiente, desde la perspectiva de otro personaje, en aquella ocasión la villana. El jorobado Igor proviene posiblemente en realidad de El jovencito Frankenstein, no de la novela de Mary Shelley, donde no aparecía, ni del film de James Whale, que contaba con un jorobado, pero llamado Fritz. 1860, el deforme Igor despierta risas entre el público del circo en el que vive recluido, cuando le maltratan los payasos en cada función diaria. A pesar de su apariencia poco agraciada, se trata de un tipo con inquietudes, que aprende en libros sobre anatomía humana, y gracias a ello consigue salvar de la muerte a Lorelei, bella trapecista, que ha sufrido un accidente, lo que deja boquiabierto a uno de los espectadores, el doctor Frankenstein. Éste ayudará a escapar a Igor, y conseguirá quitarle la joroba, dándole una apariencia normal, antes de que se convierta en su asistente, de cara a sus peligrosos experimentos. Radcliffe demuestra ser un actor convincente, que aprovecha un guión que logra dar profundidad a su personaje. Quizás a James McAvoy le ha tocado lidiar con un doctor Frankenstein más convencional, en su línea trágica, aunque el británico logra resucitarlo con su potencia habitual. Ambos tienen a su alrededor a actores de primera, como Jessica Brown Findlay (Downton Abbey), que aporta una dimensión romántica al film, y Andrew Scott (impagable Moriarty de Sherlock), que compone un inspector Turpin que representa el punto de vista religioso, aunque el tema (muy presente en la novela original) del debate entre la fe y la razón, aquí acaba en un plano muy secundario. Como cabe suponer, el film no se detiene en el contenido, sino que enseguida se centra en la acción (en esta ocasión el monstruo de Frankenstein adquiere vida sabiendo kung-fu). Queda en todo caso una diversión ligera, pero más o menos amena, que se beneficia de la ambientación gótica, y del buen hacer del realizador Paul McGuigan (El caso Slevin).

5/10
Michiel de Ruyter: El Almirante

2015 | Michiel de Ruyter

Siglo XVII. Holanda ve amenazados sus dominios por británicos, alemanes y franceses. Además está al borde de la guerra civil. Su arma más poderosa es su armada, pero sólo un hombre es capaz de usarla para salvar a su país de sus enemigos: Michiel de Ruyter. Recreación histórica de las hazañas de Michiel de Ruyter a cargo del director holandés Roel Reiné, que parece especializado en secuelas de escaso interés, como La carrera de la muerte 2 o El rey Escorpión 3. Aquí sin embargo hace una elogiable labor y entrega un extenso film de aventuras a la antigua usanza que por momentos resulta bastante entretenido. Cuenta con un reparto solvente, en donde destaca Charles Dance y su compatriota Rutger Hauer.

6/10
Diez negritos

2015 | And Then There Were None | Serie TV

Estupenda adaptación televisiva de la celebérrima novela de Agatha Christie a cargo de la BBC, en un formato de miniserie de tres horas. La producción es impecable y cuenta con un reparto de aúpa, lleno de rostros conocidos. La historia sigue a un grupo de diez personas que se reúnen en la isla Soldier, próxima a las costas de Devon. Sobre cada una de ellas pesa un crimen e irán muriendo una a una.

7/10
Transilvania, el imperio prohibido

2014 | Viy

A principios del siglo XVIII, cuando el cartógrafo Jonathan Green emprende un viaje científico a Europa del Este. Tras atravesar Transilvania y los Cárpatos llega a un pequeño pueblo perdido rodeado de una densa niebla que lo hace parecer un lugar maldito. La gente que habita el lugar no se parece a ninguna que Green haya podido ver antes. Han cavado un profundo foso para defenderse. Pero ¿de qué?

Descifrando Enigma

2014 | The Imitation Game

El director noruego Morten Tyldum escoge una historia real para rodar su primera película en inglés, la adaptación del libro de Andrew Hodges realizada por un guionista debutante, Graham Moore. Con mucho talento y jugando en la estructura con tres tiempos narrativos, describe la contribución al desenlace de la Segunda Guerra Mundial del gran matemático y experto en computación Alan Turing, que lideró el equipo de criptógrafos de Bletchley Park en Inglaterra, responsable de romper el código de cifrado que los nazis utilizaban en sus comunicaciones con el uso de la máquina Enigma. Producen la cinta los hermanos Weinstein. Gran mérito de Moore y Tyldum es el modo en que se imbrican el presente, en que la casa de Turing sufre un asalto con robo, y de la investigación policial empiezan a asomar indicios de tareas de espionaje, pero también de posible homosexualidad; los años de la guerra, que ocupan la mayor parte del metraje, con la petulancia e insensibilidad de Turing en el trato con la personas –sus superiores y los miembros de su equipo–, pero también con su admirable genialidad; y sus años de jovencito estudiante en el internado de Sherborne en Dorset, con la afinidad que siente por un estudiante algo mayor que él, Christopher Morcom. La narración, bien apoyada por montaje, fotografía y partitura musical, fluye con un ritmo asombroso, donde se conjugan la intriga, la humanidad de los personajes, el drama pero también el humor, propiciado éste en gran parte por la arrogancia en parte inconsciente del protagonista. Lo cierto es que hay un buen puñado de escenas modélicas en su concepción, y parece latir de fondo en todo el film la idea de que no sólo estamos descifrando Enigma, sino que de Turing también estamos rompiendo su código, para descubrir lo que encierra su aparente frialdad, pues en el fondo y paradójicamente es una persona hipersensible. Incluso el título original, "The Imitation Game", alusión al conocido artículo de Turing "Computing Machinery and Intelligence", tiene su subtexto a la hora de aludir a las capas con que se protege de los demás. Tienen fuerza los componentes del grupo que trabaja con Turing, la única chica del grupo –Joan Clarke, compuesta por Keira Knightley–, o el líder desbancado Hugh Alexander, Matthew Goode. También los superiores de inteligencia –el comandante Denniston, Charles Dance, que no traga al matemático, y el contacto con el gobierno Stewart Menzies, Mark Strong–, o el policía intrigado por el enigma Turing –Rory Kinnear–. Lo cierto es que ésta es una de esas películas que merece un premio a su reparto al completo, aunque por supuesto hay que destacar entre todos a Benedict Cumberbatch, que como Turing demuestra ser uno de los grandes actores del momento. El film quiere ser una reivindicación de las contribuciones científicas y patrióticas de Alan Turing, que sufrió un proceso por “indecencia y perversión sexual” en los años 50 por su condición homosexual. Algo que ya acometió en Reino Unido la mismísima reina Isabel II, que le concedió en 2013 un indulto de todos los cargos que se le imputaban. De todos modos, Tyldum tiene la inteligencia de aludir a la cuestión sin convertirla innecesariamente en “causa belli”.

7/10
Juego de tronos (4ª temporada)

2014 | Game of Thrones | Serie TV

La cuarta temporada de Juego de tronos adapta los capítulos finales de "Tormenta de espadas", tercer libro de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin, que debido a su extensión no cupo en la tanda de episodios anterior. Las noticias de la muerte de Robb Stark, su madre, Catelyn, y su entorno más cercano causan furor entre sus enemigos, los Lannister, en Desembarco del Rey, donde está a punto de tener lugar la boda entre el maquiavélico Joffrey Baratheon y Margaery. Pero durante el festín tiene lugar un acontecimiento inesperado que pondrá en serios aprietos a Tyrion Lannister. Su hermano Jamie Lannister toma clases para aprender a luchar con la mano izquierda, tras perder la derecha, y libera a Brienne para enviarla en ayuda de las hijas de Catelyn Stark. Mientras, en el norte Jon Nieve ataca a los traidores de la Guardia de la Noche que se han refugiado en el Torreón de Craster. Al otro lado del mar, Daenerys ha reunido un enorme ejército a base de liberar esclavos para recuperar el Trono de Hierro. Entre las principales novedades destacan la incorporación del actor chileno Pedro Pascal como el vengativo Oberyn Martell. Por lo demás, Juego de tronos mantiene las constantes de los capítulos precedentes, una trama centrada en la lucha de poder político defendida por un reparto solvente, en el que destacan nombres como Peter Dinklage, Iain Glen o Lena Headey, y una lujosa producción que permite una recreación realista del mundo de los libros. Si bien la serie continúa distinguiéndose por su escasez de referentes morales, y sus constantes recursos al sexo y a la violencia más extremos, la cuarta temporada ha creado polémica incluso entre sus seguidores más incondicionales. Uno de los capítulos incluye una agresión sexual no presente en los libros, que se salda sin consecuencias aparentes, por lo que se acusa a HBO de presionar para que aumenten las secuencias sórdidas, y de poner en peligro la coherencia argumental de su mayor éxito de los últimos años, dando un giro hacia el efectismo y los excesos gratuitos.

5/10
Juego de tronos (3ª temporada)

2013 | Game of Thrones | Serie TV

Mientras, Mance Rayder y su ejército de salvajes continúan su inexorable marcha hacia el sur, más allá del muro. Por su parte, Daenerys Targaryen, al mando de tres dragones, trata de formar un ejército para reclamar el Trono de Hierro. La tercera temporada de Juego de tronos, la exitosa serie de HBO, basada en los libros de George R.R. Martin, mantuvo el nivel esperado. Destacan los esfuerzos del actor Nikolaj Coster-Waldau por humanizar a su hasta ahora maquiavélico personaje. La trama desemboca en la Boda Roja, uno de los momentos más impactantes de la reciente historia televisiva.

6/10
Underworld: el despertar

2012 | Underworld Awakening

Kate Beckinsale regresa a la saga de acción creada por su marido, Len Wiseman, que dirigió las dos primeras entregas. En esta cuarta ha preferido ejercer como productor y guionista, para centrarse en el remake de Desafío total (Total Recall), donde también tiene como protagonista femenina a la británica. Tras la precuela, Underworld: La rebelión de los licántropos, donde la presencia de Beckinsale era testimonial, parecía que la serie daba a su fin, pero los resultados en taquilla no fueron malos, lo que ha obligado a Wiseman y compañía a tejer una nueva vuelta de tuerca que estire el chicle. Así, esta vez los humanos han descubierto que existen los vampiros y licántropos enfrentados desde tiempos inmemoriales. Atemorizados, intentan exterminarles. Selene, la guerrera vampírica, acaba en coma, y se despierta en un sofisticado laboratorio de Antigen, una megacorporación. Descubrirá que han pasado doce años, que los hombres lobo han quedado debilitados y apenas salen a la superficie, que todo indica que su amado Michael ha fallecido, y que mientras estaba en coma dio a luz a una niña. En Antigen no parecen dispuestos a dejarla huir con su hija, ya que la están estudiando para crear una vacuna que impida que los humanos se conviertan en vampiros o licántropos. No aporta nada nuevo, pero por otro lado tampoco engaña a nadie. Ofrece secuencias de acción a mansalva, con muchos efectos especiales con los que, entre otras cosas, se ha creado un megalicántropo alterado genéticamente que le pondrá las cosas difíciles a la protagonista. Ésta no parece haber evolucionado a pesar de la experiencia maternal, pues Beckinsale sigue en forma corriendo de un lado a otro, enfrentándose a enemigos durante todo el metraje y poco más. Tiene como antagonista nada menos que a Stephen Rea, que se lo toma en serio en la medida de lo posible. Dura poco, 88 minutos, pero se tarda aún menos en olvidarla. En suma, todo va en la línea de Resident Evil, otra franquicia de mujer guerrera con otro matrimonio de actriz-director al timón.

4/10
Juego de tronos (2ª temporada)

2012 | Game of Thrones | Serie TV

El joven y cruel Joffrey Baratheon ocupa el Trono de Hierro. Jon Nieve se integra en una expedición hacia el norte de la Guardia de la Noche. Mientras, la pequeña Arya Stark viaja de incógnito para reunirse con los suyos en Invernalia. Su hermano Robb dirige la guerra contra los Lannister, mientras que entra en escena un nuevo contendiente, Stannis Baratheon, que reúne un ejército para conquistar Poniente. Esta temporada de la exitosa serie Juego de tronos adapta más o menos fielmente la novela "Choque de reyes", segunda entrega de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin. Pero no cuenta con el efecto sorpresa de su predecesora, y acaba desarrollando demasiadas tramas que a veces parecen enlazadas aleatoriamente. Además, acusa la desaparición de algún personaje, como Eddar Stark (Sean Bean). En general ocurren menos acontecimientos de interés que en el arranque de la serie, pues la acción parece concentrarse en las campañas bélicas. Se mantiene, eso sí, el tono hiperviolento y sexualmente subido de tono que parece el sello inequívoco de HBO.

5/10
Templario

2011 | Ironclad

Reconstrucción de un episodio histórico real, la batalla por el Castillo de Rochester, que tuvo lugar en el siglo XIII. Tras firmar la Carta Magna, que reconoce los derechos de los ciudadanos de Inglaterra, el rey Juan persigue a los que firmaron el documento, para asegurarse el control total del reino. El valeroso caballero templario Thomas Marshall, recién llegado de las cruzadas, el barón Albany y otros nobles perseguidos por el ejército del Rey Juan, se refugian en el citado castillo, donde sufren un brutal asedio. Una dama casada con un aristócrata, Lady Isabel, se siente atraída por Marshall, y tratará de seducirle a pesar de que éste trata de respetar su voto de castidad monástica. Templario se apunta a la última onda de películas revisionistas en relación al tema de las Cruzadas, como En tiempo de brujas, El reino de los cielos, Solomon Kane, etc., con una visión simplista en la que los Cruzados son los malos absolutos de la película y están arrepentidos por haber partido a la guerra contra unos idealizados musulmanes. Su visión de la época resulta un tanto tópica y claramente anticristiana. Por otro lado, su tratamiento de uno de los temas principales, la castidad, podría haber dado más juego, pero acaba resultando excesivamente simplista. También llama la atención su descarnado recurso a la violencia, a veces repetitiva e innecesaria, como en la sucesión de mutilaciones que sobreviene hacia el final. Sin embargo tiene a su favor un elenco de actores excelente, en el que destaca el papel protagonista de James Purefoy, como templario atormentado y heroico, y de Paul Giamatti, memorable como el maquiavélico rey Juan. También llaman la atención los legendarios Brian Cox y Derek Jacobi, y la siempre eficaz Kate Mara. El realizador Jonathan English, que hace honor a su apellido, pues es británico, rueda con pulso, se luce en las secuencias de acción, y logra una reconstrucción excesivamente oscura pero convincente de la época, a pesar del ajustado presupuesto (25 millones de dólares).

5/10
Juego de tronos

2011 | Game of Thrones | Serie TV

La acción tiene lugar en Poniente, un continente inventado. Robert Baratheon se proclamó rey de los siete reinos de este lugar, tras una guerra civil. El monarca acude en busca de Eddard 'Ned' Stark, señor de Invernalia, al que nombra su mano derecha, y le asigna la tarea de descubrir la causa de la muerte de su antecesor. Para ello, Ned viaja a Desembarco del Rey, la capital, donde se ve envuelto en una compleja trama.Mientras, Viserys Targaryen, heredero del trono usurpado por Robert Baratheron, permanece en el exilio, en otro continente, pero ansía recuperar la corona. Para ello, casa a su hermana Daenerys con Khal Drogo, líder de los Dothraki, que le presta su numeroso ejército para recuperar el trono. Además, la Guardia de la Noche, tropa que vigila la frontera, tiene que investigar unos extraños acontecimientos.Uno de los mayores éxitos recientes de HBO, que adapta la saga de novelas "Canción de hielo y fuego", de George R.R. Martin. A pesar de su tratamiento explícito del sexo y de la violencia (la obsesión por las muertes horribles del autor George R.R. Martin se muestra aquí con todo lujo de detalles), se trata de una serie de gran calidad que a pesar de sus elementos fantásticos mantiene un tono bastante realista. Los personajes son muy atractivos, y las tramas políticas y luchas de poder atrapan al público.Además, una de sus grandes bazas es el reparto. Sean Bean realiza un gran trabajo como Eddard Stark, un papel muy en la línea de Boromir, su rol en El señor de los anillos. Lena Headey vuelve a ser reina, como en 300, el film que le hizo popular. Y sobresale especialmente Peter Dinklage, como el carismático Tyrion Lannister.

6/10
Caballeros, princesas y otras bestias

2010 | Your Highness

Tadeo y Fabio son dos príncipes del medievo, hijos del gran rey, que se aprecian mutuamente, pero cuya personalidad no puede ser más diferente. El primero es grosero y pícaro, más bien cobardica, sólo piensa en sí mismo. Mientras que el otro, heredero al trono, es un guaperas valiente y triunfador, capaz de realizar hazañas casi sin pestañear. Recién llegado de brillar en una gesta en que ha vencido a un cíclope, Fabio presenta en sociedad a su prometida Belladona, rescatada de tan temible enemigo. Pero pronto es secuestrada por el malvado Leezar, que pretende engendrar de ella un dragón, la noche en que confluyan en el cielo dos lunas. Los dos hermanos acudirán al rescate, uno de mejor buen grado que el otro. Parodia de las películas de aventuras medievales, no tiene la gracia de los Monty Python de Los caballeros de la mesa cuadrada, ni siquiera la de la saga animada Shrek. Juega con las frases grandilocuentes que se asocian a las tramas de caballería -en alguna ocasión aislada graciosas-, entremezclándolas con una sarta de zafiedades que no cesa, y que agota a cualquiera, también porque son expresiones anacrónicas. Entre medias está la trama del rescate, con algunos elementos que recuerdan a La guerra de las galaxias -el sabio pervertido, una especie de Yoda, o el pájaro mecánico, una suerte de R2D2- y la aparición estelar de Natalie Portman, que hasta en un engendro como éste demuestra ser buena actriz, lo que no impide que nos preguntemos, ¿qué hace una chica tú en una peli como ésta?

3/10
Contraataque

2010 | Strike Back

Serie británica centrada en las misiones bélicas y anticrimanles de la Sección 20 del Servicio Secreto británico (MI6), una especie de grupo de élite militar capaz de llegar hasta los criminales y las conspiraciones más peligrosas. Se basa en las novelas de Chris Ryan. Ofrece la serie grandes dosis de acción y violencia con escenas bélicas rodadas con pericia y medios suficientes como para crear una atmósfera verosímil. Dentro de su buscado realismo, no escatima tampoco escenas subidas de tono, con sexo bastante explícito, y un tono jocoso a la hora de presentar las andanzas de los dos actores principales, Sullivan Stapleton y Philip Winchester, que encarnan a Damien Scott y Michael Stonebridge. Son éstos los exponentes del brazo armado de la sección 20 y a ellos se debe en gran parte el atractivo de la serie. A lo largo de los años bastantes actores conocidos han ido participando esporádicamente en varios episodios.

6/10
La trampa del asesino

2007 | The Contractor

Un ex agente de la CIA es solicitado para desenmascarar a un terrorista. Pronto se dará cuenta de que ha sido creado por su propio preparador. Entretenido aunque rutinario thriller de acción, perfectamente diseñado para ser protagonizado por un actor al estilo Wesley Snipes. Funciona más o menos la trama y el resultado mejora con el trabajo en el reparto de alguna cara conocida como las de Lena Headey y Charles Dance, que luego coincidirían en la serie Juego de Tronos.

4/10
Scoop

2006 | Scoop

Tras ponerse serio en Match Point, Woody Allen retorna a la senda de la comedia ligera con un punto de intriga, que tan buenos resultados le ha dado en títulos como Misterioso asesinato en Manhattan. El film arranca con la muerte del célebre reportero Peter Lyman, que ni siquiera en el más allá puede resistirse a seguir su instinto periodístico. Conocedor en su viaje por el averno de algunos datos en torno a un asesinato, escoge comunicar dicha información a Sondra (Scarlett Johansson), una joven estudiante de periodismo. Y lo hará a través del más célebre número de magia del ilusionista Sid Waterman (Woody Allen). La investigación le conduce hasta el encantador Peter Lyman (Hugh Jackman), miembro de una aristocrática familia. Una gozada de película, capaz de despertar risas de buena ley. Allen cumple con el rito de entregar un film anual, y está verdaderamente sembrado a la hora de discurrir gags y juegos de palabras, a la vez que nos hace dudar acerca de cómo resolverá la historia. Aunque el tono es humorístico, no faltan diatribas a las ínfulas que se gastan los ‘chicos de la prensa’ o al afán de morbo de tantas personas. Además, vuelve a abordar el tema de ‘crimen y castigo’, donde de nuevo viene a decir que no existe la impunidad, una ‘corrección’ a Delitos y faltas que ya había apuntado, en forma de remordimientos, en Match Point.

8/10
Désaccord parfait (Desacuerdo perfecto)

2006 | Désaccord parfait

La actriz Alice d'Abanville y el director Louis Ruinard filmaron en tiempos cinco títulos míticos, además de vivir una apasionada historia de amor. Pero ella se largó un día a Inglaterra, y él nunca supo los motivos. 30 años después Ruinard va a recibir un premio a toda su carrera, que debe entregarle su antiguo amor. Comedia nostálgica a la francesa, bastante "modernilla" en sus planteamientos y no demasiado sutil, que mira con ironía los egos típicos de los artistas. Destacan los agudos diálogos y réplicas entre los veteranos Jean Rochefort y Charlotte Rampling, y la escena increíblemente hilarante de la cena en casa del empresario de cacahuetes.

4/10
Miss Marple (2ª temporada)

2006 | Agatha Christie's Marple | Serie TV

Cuatro casos de intriga que debe resolver la señorita Marple, la madura heroína detectivesca creada por Agatha Christie, aquí interpretada por la británica Geraldine McEwan. En "Un crimen dormido" una joven de buena posición le pide ayuda por ciertas visiones que está experimentando en su recién adquirida casa en la costa. Todo podría tener que ver con un pasado infantil en la India que había olvidado. En "El caso de los anónimos", el veterano de guerra Jerry Burton y su hermana buscan la tranquilidad mudándose a vivir a un pueblecito. Pero allí resulta que alguien comienza a envenenar a la gente por medio de cartas anónimas. En "El cuadro", Marple comienza a investigar en una residencia de ancianos tras una muerte y una desaparición. Y en "El misterio de Sittaford", Clive Trevelyan, miembro del parlamento británico, es asesinado y todo parece relacionado con el hallazgo de una tumba egipcia.

6/10
Viaje a los confines de la Tierra

2005 | To the Ends of the Earth | Serie TV

1812. El aristócrata británico Edmund Talbot se enrola en un viaje en barco que le llevará desde Inglaterra hasta Australia. La travesía estará llena de dificultades, entre ellas las desaveniencias de la tripulación y el capitan con respecto el refinado joven, demasiado inmaduro e insolente. Para Talbot será una experiencia de maduración para conocerse a sí mismo. Brillante adaptación de la novela de William Golding (El señor de las moscas) a cargo de David Attwood que logra ofrecer una entretenida miniserie. Estupenda definición de personajes, de tiras y aflojas, para componer la situación histórica de una época donde las clases sociales marcaban el futuro de las personas. Desstaca el rol protagonista de Benedict Cumberbatch en uno de sus primeros papeles destacados.

6/10
Don Bosco

2004 | Don Bosco

La vida de San Juan Bosco (1815-1888), fundador de los Salesianos. La película recorre los momentos más importantes de su vida, desde su infancia en Turín hasta cómo va interesándose por los más jóvenes, por su vida y su educación, en un momento de Italia donde los cambios sociales se dejaban notar mucho en la pobreza de las familias. El film recoge también las miles de dificultades con que hubo de enfrentarse el santo turinés. Se trata de un extenso telefilm rodado por Lodovico Gasparini (Lourdes, Soraya), especialista en realizar bipics televisivos. Bien ambientado y cuidadosamente producido por la RAI, está protagonizado por Flavio Insinna.

6/10
Enrique VIII

2003 | Henry VIII | Serie TV

Miniserie que repasa la turbulenta vida sentimental del monarca inglés Enrique VIII que se casó en seis ocasiones. Todas y cada una de las esposas aparecen en esta historia, incluida la española Catalina de Aragón a quien le da vida Assumpta Serna.

5/10
Swimming Pool

2003 | Swimming Pool

Película en la línea mórbida y homoerotizante de François Ozon, que sigue bebiendo de su gran referencia, Fassbinder. Cuenta cómo una autora inglesa de mediana edad, soltera, que vive con su padre y escribe novelas de misterio al estilo Agatha Christie, prepara su nuevo libro. Amargada y cínica, piensa que su editor no la cuida. Éste, en desagravio, le ofrece su casa de campo en Francia, para que escriba con tranquilidad. El sitio es placentero, ella se relaja, la novela está en marcha. Pero altera la paz la llegada de la hija del editor, una especie de Lolita. Ozon juega al equívoco. La escritora, una reprimida en apariencia, sigue morbosamente la vida sexual de la chica (¿lesbianismo sugerido, envidia de su promiscuidad?), aunque quizá lo hace porque le sirve de motivo literario. De pronto, la película adquiere entonces tintes policiales, el primero de varios vuelcos narrativos inesperados. Y es que a pesar de sus enfermizas obsesiones, Ozon demuestra dominio de la narrativa cinematográfica, cambiando de tono, arriesgando. Están muy bien las dos actrices protagonistas, Charlotte Rampling y Ludivine Sagnier.

4/10
Ali G anda suelto

2002 | Ali G Indahouse

Ali G es un personaje cómico de la televisión británica, que convirtió en celebridad al actor Sacha Baron Cohen (Borat) En su paso a la pantalla grande, Ali G se encadena en una estación de autobús para salvar el centro de ocio de su barrio, que va a ser clausurado por las autoridades. Así llama la atención del primer ministro, que busca un joven intelectual como asesor sobre los problemas de la gente de su edad. El doblaje español es obra de Gomaespuma.

3/10
Foyle's War

2002 | Foyle's War | Serie TV

Serie detectivesca británica que sigue la tradición literaria de ese país al estilo Agatha Christie, no en vano su creador Anthony Horowitz estuvo al frente de muchos episodios de la serie Poirot, basada en el personaje creada por la dama maestra de los relatos de misterio. En la primera temporada, situada en 1940, sigue las andanzas del detective de la policía Christophe Foyle, viudo y con un hijo combatiente como piloto de la RAF. Le toca resolver diferentes casos de asesinatos en una pequeña población al Sur de Inglaterra –Hastings, en Sussex–, con el telón de fondo de un conflicto bélico, la Segunda Guerra Mundial, que lleva unos meses en curso. Cuenta con la colaboración de su chófer, la soldado Sam Stewart, y de Paul Milner, un sargento lisiado. Las cuatro historias, de hora y media de duración, auténticas minipelículas. se siguen con interés y están muy bien ambientadas. Tienen la virtud de combinar intrigas en que se debe descubrir al responble de un crimen, con algunos de los problemas que surgen en la retaguardia durante la guerra: el modo de tratar a los alemanes e italianos que viven en Inglaterra, los antisemitas simpatizantes con la causa nazi que piensan que su país se ha equivocado de mando, la objeción de conciencia, la operación de Dunkerke, los bombardeos... Michael Kitchen encarna con flemática sobriedad a su flemático personaje, que se queda solo cuando su hijo parte al frente, y la pelirroja Honeysuckle Weeks aporta el contraste como la pizpireta conductora de su automóvil.

6/10
Un mundo azul oscuro

2001 | Tmavomodrý svet

Un grupo de pilotos checos van a echar una mano a los británicos de la RAF en los años de la Segunda Guerra Mundial. Se batirán el cobre en la terrible Batalla de Inglaterra. Dos de los pilotos son Franta y Karel, buenos amigos: hasta que se enamoran de la misma mujer, Susan, cuyo marido ha desaparecido en combate. La trama recuerda un poco a Pearl Harbor, y el film lo dirige con buen pulso el checo Jan Sverák, que ganó un Oscar con Kolya. El director, además de entregar intensas escenas bélicas protagonizadas por los Spitfire ingleses, se preocupa de insuflar vida a sus personajes, y de describir atinadamente el espíritu de camaradería que reina entre los compañeros de armas.

6/10
Gosford Park

2001 | Gosford Park

Méritos no le faltan al veterano director Robert Altman, aunque sólo sea por su habilidad para componer este enorme puzzle costumbrista de tan numerosas piezas. Estamos en 1932, en algún lugar de la campiña inglesa, donde se emplaza la enorme finca de Gosford Park, con la suntuosa mansión –un palacio en toda regla– de Sir William McCordle. Allí tiene lugar una concurrida reunión de caza de amigos y parientes –algo que recuerda a La regla del juego, del maestro Jean Renoir–, los cuales, acompañados cada uno de sus sirvientes, conforman la flor y nata del dandismo. Pero entre los invitados no reina precisamente la amistad; más bien se llevan otros vicios “elegantes” como la envidia, el rencor o la hipocresía. En fin, que da igual que se trate de un apolillado conde adinerado o de la última cocinera de la lista: todos arrastran su personal baúl de miserias secretas. Pero la encantadora reunión de sociedad se pondrá patas arriba cuando un asesinato llene de estupor a todos los invitados. La película tiene su punto fuerte en la cuidada ambientación y en la esmerada planificación para mostrar la alteridad de entre siervos y señores. Gracias a un montaje vivo y preciso se hace imposible relajarse. La expectación ante el inmenso reparto de personajes –un verdadero laberinto de nombres– acaba diluyéndose en el enorme tapiz de formalismo presente en Gosford Park, hasta dar lugar a una obra coral de sutiles reacciones psicológicas, gestos y miradas. A todo eso contribuye eficazmente el envidiable reparto: un elenco de actores y actrices que encarnan perfectamente la gélida flema británica que el experimentado Altman traslada con virtuosismo a la pantalla. La película ganó el premio al mejor guión en la última ceremonia de los Oscar.

5/10
Hilary y Jackie

1998 | Hilary and Jackie

Inglaterra, años 50. Dos hermanas muy unidas: Hilary y Jackie. Ambas aman la música, y dedican parte de su tiempo a tocar un instrumento. Una de ellas, Jackie, tiene un don especial: con el tiempo llega a ser la legendaria violoncelista Jacqueline du Pré. Y se casa con el prestigioso pianista y director de orquesta Daniel Barenboim. Hilary, en cambio, está destinada a llevar una vida normal: se casa, forma una familia... El amor de las dos hermanas se mantiene, pese a ciertas diferencias: Hilary hubiera querido gozar del talento de Jackie, y ésta de la vida familiar normal de aquélla. Intenso drama basado en hechos reales. Anand Tucker refleja con acierto la relación de las dos hermanas protagonistas: las dos actrices que les dan vida, Emily Watson y Rachel Griffiths, fueron, con toda justicia, candidatas a los Oscar. Aunque Watson aprendió a tocar el celo cuando tenía catorce años, tuvo que dar clases de nuevo para hacer creíble a su personaje. Parte fundamental del film es la música: estupendos temas originales y buena selección de clásicos. En algún caso se han usado las grabaciones originales de Jacqueline du Pré.

7/10
Michael Collins

1996 | Michael Collins

El irlandés Neil Jordan escribe y dirige un film que había anhelado hacer durante años. Un cuadro de la independencia de su país, a través de los rasgos y motivaciones del carismático líder Michael Collins. La película describe sus actuaciones, desde el levantamiento de Pascua de 1916 hasta su muerte en atentado terrorista, en 1922, en circunstancias no aclaradas. Jordan fustiga sin contemplaciones el dominio británico sobre la isla, de modo que los atentados promovidos por Collins se presentan como la única manera de obtener la independencia. Sin ahorrar crudeza al mostrar estas acciones violentas, el director las rodea de un aura romántica, al estar dirigidas sobre todo hacia las fuerzas de ocupación, y porque se contraponen con las duras represalias de los ingleses, como la matanza del estadio, una de las secuencias mejor resueltas del film, de gran belleza plástica. Jordan da con la estructura narrativa idónea. Marca con precisión los avatares históricos, como señales en el camino, que guían el relato. Y a la vez insufla vida a los caminantes de la historia: Michael Collins, generoso y legendario (magnífico Liam Neeson, premiado en el Festival de Venecia); Eamon de Valera (Alan Rickman), primer presidente irlandés, político y al que se presenta como envidioso del carisma de Collins; Harry Boland (Aidan Quinn), cuya amistad con Collins se resiente por una disputa amorosa y diferencias políticas; Ned Broy (Stephen Rea), espía en campo británico; Kity Tiernan (Julia Roberts), con el corazón dividido entre Boland y Collins... La humanidad y señas de identidad de los personajes enriquecen la narración, evitando que caiga en la fría exposición de hechos. Afirma el director que su película es "simplemente, una lección de historia". Pero es inevitable plantearse si es posible un cine histórico. ¿Hasta dónde ha de sujetarse a los hechos ciertos conocidos? ¿Con qué margen se cuenta para la conjetura? Jordan, además de tomar partido por la causa irlandesa, carga las tintas en la utilización política de Collins por De Valera en las negociaciones con los ingleses, y arroja la duda sobre la posible implicación del presidente en el asesinato de Collins. El director narra una epopeya, y todos los elementos del film apuntan en tal dirección. Pero la puesta en escena, prodigiosa, conjuga a la perfección drama intimista con acción. Los movimientos de masas están perfectamente coreografiados, el suspense de la entrada en una fortaleza inglesa es sobrecogedor; y a la vez, está la soledad del héroe, sus dudas, bien reflejadas en imágenes. La fotografía de Chris Menges da un maravilloso y realista aire de época, gracias a una rica paleta de grises, azules, verdes y marrones; la partitura de Elliot Goldenthal contribuye al aire épico. La narración en montaje paralelo de algunas escenas —una serie de atentados nocturnos, el asesinato de Collins— son de un vigor formidable. El León de Oro a la mejor película en el Festival de Venecia 1996 está plenamente justificado.

7/10
Space Truckers (Transporte espacial)

1996 | Space Truckers

Un grupo de aguerridos soldados deben defenderse en una base de Tritón, una de las lunas de Neptuno, del ataque de un cyborg letal, que resulta que ha sido creado por sus propios jefes. Uno de los reyes de la serie B, Stuart Gordon, dirige este film de ciencia ficción que tiene algo de despiporrante, aunque a veces tal efecto se logre de modo inconsciente, o eso parece.

3/10
Exquisita ternura

1995 | Exquisite Tenderness

Carl Schenkel continúa el camino que se marcó en Jaque al asesino y narra la historia de un psicópata traumatizado por un suceso de la infancia: la muerte de su hermano, que le condujo a la profesión médica. La obsesión por curar a enfermos terminales hace que no le importen los medios que utiliza para lograrlo, aunque supongan la experimentación con humanos y su muerte. Schenkel podía haber hecho un film interesante ‑el comienzo en blanco y negro era sugestivo, si no fuera porque el director se plagia a sí mismo en su trabajo anterior‑ pero se deja guiar por los aspectos más truculentos de la historia hasta extremos difícilmente soportables por el espectador con un mínimo de sensibilidad. Además, las concesiones eróticas son totalmente gratuitas. Demasiado efectista, Schenkel estira como un chicle una situación unidimensional, con personajes que carecen de cualquier matiz. El argumento es confuso y apenas está trabajado, como lo demuestra el torpe desenlace. Sólo se ha puesto esfuerzo en concebir escenas que asusten al público. Y la verdad es que tal esfuerzo no merecía la pena.

3/10
Luna de porcelana

1994 | China Moon

Rachel es una mujer de Florida, casada con un hombre borracho y violento. Su matrimonio hace aguas. Un día rachel mata a su marido en defecsa propia. Kyle, un detective de policía se enamora de ella y ambos planean ocultar el cadáver. Sin embargo, el compañero de Kyle irá investigando por su cuenta. Thriller policiaco con vena romántica y el toque necesario de intriga para enganchar al espectador. La trama no es nada del otro mundo, pero el sólido reparto sostiene la película.

5/10
Desvío al paraíso

1994 | Desvío al paraíso

El Paraíso es un complejo residencial algo abandonado que necesita un portero. Un buen día llega Quinn (Charles Dance), que desea el puesto, y pronto se ganará la confianza y la simpatía de los vecinos. Pero Quinn no tardará mucho en mostrar la persona que realmente es. Segunda película de Gerardo Herrero (Al acecho, Las razones de mis amigos) que no fue muy bien acogida por el público. De todos modos, el director logra recrear una atmósfera angustiante en este thriller, gracias en parte a las localizaciones que fueron en un cálido y algo agobiante Puerto Rico. La gran baza son unas interpretaciones notables y un guión rico, cuyo éxito reside en sugerir mediante pequeños matices y lograr un conseguido suspense. La película se rodó en inglés y además de Charles Dance, entre el reparto destaca Assumpta Serna y la pequeña Katrina Gibson.

6/10
El último gran héroe

1993 | Last Action Hero

Un fascinante despliegue de medios y unos efectos especiales espectaculares son las señas de identidad de esta superproducción. Danny Madigan es un adolescente, ferviente admirador del súper héroe de acción en las pantallas Jack Slater (Arnold Schwarzenegger). Un buen día en que recibe una entrada de cine con poderes mágicos, Danny se introduce en la gran pantalla y, junto a su ídolo, pasa a ser un personaje más dentro de una película donde todo es posible. Sin embargo, los malos de la película se apoderan de la entrada mágica y se trasladan al mundo real. Jack y su pequeño amigo tendrán que darse prisa para detenerlos y que no sea demasiado tarde... John McTiernan (Jungla de Crista: la venganza) ha demostrado con creces sus habilidades para dirigir películas de acción. Hasta el forzudo Schwarzenegger da también cuenta de un fino sentido del humor. Acción y diversión de la buena para toda la familia.

4/10
Century

1993 | Century

Finales del XIX. Paul Reisner, un joven y prometedor médico judío, empieza a trabajar en una prestigiosa institución médica. Al principio parece un lugar idílico, pero pronto descubre que es una tapadera para intereses oscuros. Clive Owen protagoniza esta versión de época de La tapadera, estrenada el mismo año. El film hace hincapié en la importancia de la evolución científica de la época.

5/10
Alien 3

1992 | Alien³

La tercera entrega es una de las más terroríficas de la historia de la ciencia ficción. Una refinería subterránea que fue campo de trabajos forzados, alberga hoy una comunidad de convictos que eligieron permanecer indefinidamente en la que fue su cárcel. La teniente Ripley aterriza en un vehículo espacial accidentado. Aparentemente, ella es el único superviviente. Pronto descubrirán que en la nave se encontraba un inoportuno visitante. Repite Sigourney Weaver, como Ellen Ripley, papel que le dio la fama. Las secuelas han sabido mantener el nivel y David Fincher supo darle vidilla al guión más flojo, de esta entrega, de trama carcelaria.

5/10
El fantasma de la ópera (1990)

1990 | The Phantom of the Opera

Christine es una joven cantante con talento para la música que se convierte en la pupila favorita de Gerard Carrierre, el director de la ópera de París. Cuando éste muere, el nuevo director la reemplaza por su esposa, que tiene menos talento, y la envía al departamento de sastrería. Por el teatro aparece un individuo enmascarado conocido como 'el Fantasma', que aterroriza a los trabajadores del lugar. Penúltimo trabajo del prestigioso realizador británico Tony Richardson. El director de Tom Jones versiona para la pequeña pantalla la célebre novela de Gaston Leroux. Destaca el veterano Burt Lancaster (Gerard Carriere), en una de sus últimas interpretaciones.

5/10
La isla de Pascali

1988 | Pascali's Island

1908. Los lánguidos días de Basil Pascali transcurren en la isla griega de Nisi, fronteriza con el imperio otomano, que ha devenido para él en su pequeño y personal mundo. Allí elabora desde hace veinte años concienzudos informes para el sultán turco, que nadie lee, porque francamente, nada digno de reseñar ocurre allí. Pero un día llega a la isla un arqueólogo inglés que tal vez tenga algo que ocultar.Elegante cine británico, dirigido por el guionista de Atracción fatal. La trama sirve para presentar la psicología de personajes variopintos que recalan en la isla, y para mostrar el ambiente de la zona previo a la Primera Guerra Mundial. Domina un tono melancólico, en el que apenas sucede nada. Gran reparto, con mención especial para Ben Kingsley y Helen Mirren.

5/10
Pasiones en Kenia

1987 | White Mischief

En los años 40, una pareja de recién casados de la alta sociedad se instala en Kenia. Pero ella se siente atraída por un cínico conde. El autor de El cartero (y Pablo Neruda) adapta una novela de James Fox (II).

4/10
El chico de oro

1986 | The Golden Child

El chico de oro es un pequeño Lama con extraordinarios poderes, del que depende el futuro de su nación. Una malvada secta le ha secuestrado, y le tienen encerrado en una jaula. Una atractiva mujer se pone en contacto con Eddie Murphy, para que le ayude a rescatar al pequeño Lama. Pero la cosa no va a resultar sencilla. Un grupo de malvados son capaces de cualquier cosa para impedir que Murphy triunfe. No cuentan con que, aunque esté metido en el peor de los aprietos, Murphy siempre conserva el buen humor y un carácter decidido y dicharachero que desesperaría a cualquiera. Después del éxito de Límite: 48 horas (1983) junto a Nick Nolte, el simpático Eddie Murphy vuelve a la carga. Se trata de una película entretenida, repleta de acción y de los hilarantes golpes de humor de su protagonista. Muy divertida para pasar un buen rato.

4/10
Plenty

1985 | Plenty

Susan Traherne es una mujer que estuvo colaborando con la resistencia en la Segunda Guerra Mundial, y pasaba información secreta a unos hombres que en algún momento fueron héroes. Pasado el tiempo, Susan lleva una vida llena de recuerdos pero en la que intenta hacerse aún su propio hueco. Film independiente de Fred Schepisi (La casa Rusia) que se basaba en una obra de David Hare. Está protagonizado por Meryl Streep, con la que el director volvió a contar para Un grito en la oscuridad. La actriz había dado ya muestras de que era una intérprete de altura y se encontraba en un buen momento de su carrera. En la cinta sale acompañada de Sam Neill, Ian McKellen o el cantante Sting.

5/10
La última primavera

2004 | Ladies in Lavender

Cornualles, 1936. Las hermanas Jane y Ursula Widdington se encuentran en la playa con un joven amnésico que ni siquiera sabe cómo ha llegado hasta allí. Deciden alojarle en su casa y poco a poco descubrirán su origen polaco, y su excepcional maestría con el violín. Esforzado debut de Charles Dance, secundario de películas como Michael Collins y Gosford Park. Dance se revela como un excelente director de actrices, sacando lo mejor de las veteranas Judi Dench y Maggie Smith, así como del joven Daniel Brühl, protagonista de Good Bye, Lenin!. Con un guión menos esquemático, unos personajes de mayor hondura y un director experimentado estaríamos ante una gran película. Pero el film tiene sin duda su lado entrañable y sentimental, con el que el espectador puede enganchar.

5/10
La última primavera

2004 | Ladies in Lavender

Cornualles, 1936. Las hermanas Jane y Ursula Widdington se encuentran en la playa con un joven amnésico que ni siquiera sabe cómo ha llegado hasta allí. Deciden alojarle en su casa y poco a poco descubrirán su origen polaco, y su excepcional maestría con el violín. Esforzado debut de Charles Dance, secundario de películas como Michael Collins y Gosford Park. Dance se revela como un excelente director de actrices, sacando lo mejor de las veteranas Judi Dench y Maggie Smith, así como del joven Daniel Brühl, protagonista de Good Bye, Lenin!. Con un guión menos esquemático, unos personajes de mayor hondura y un director experimentado estaríamos ante una gran película. Pero el film tiene sin duda su lado entrañable y sentimental, con el que el espectador puede enganchar.

5/10

Últimos tráilers y vídeos