IMG-LOGO

Biografía

Anna Mouglalis

Anna Mouglalis

42 años

Anna Mouglalis

Nació el 26 de Abril de 1978 en Nantes, Loire-Atlantique, Francia
Filmografía
Baron noir

2017 | Baron noir | Serie TV

El socialista Francis Laugier se enfrenta, en la segunda vuelta de las elecciones, al presidente de la república de Francia, Jean-Marc Auzanet, de centro-derecha. Pero cuando se va a celebrar en televisión un debate decisivo, su delfín y alcalde de Dunkerque, Phillippe Rickwaert, recibe una llamada de un amigo policía, que le pide quedar con él cuanto antes. Una vez que se encuentran, el agente le advierte a Rickwaert de que le van a detener esa misma noche por financiación ilegal del partido. El político pide ayuda a sus colaboradores más próximos, para destruir pruebas contrarreloj, y reponer una enorme cantidad de dinero que falta en la caja. Y al tesorero, Joel, le ruega que asuma él la responsabilidad ante las autoridades y los medios de comunicación, para que el escándalo no afecte a la campaña... Eric Benzekri y Jean-Baptiste Delafon, que habían coincido en la comedia 16 ans ou presque, poco conocida fuera de Francia, están al frente de una serie que engancha con su dibujo hiperrealista de las cloacas de la política. Va en la línea del largometraje español El reino, que se estrenó después, pero la serie gala tiene la valentía de poner nombre a los partidos en los que militan los personajes. En cualquier caso, no parece que se ataque a una ideología determinada, sino más bien a los tipos sin escrúpulos que en su lucha por el poder anteponen sus intereses personales a la moral y a los ciudadanos a los que piden su confianza. Repasa las lacras de la política: corrupción, compra de votos, manipulación, chantajes. Hasta los espectadores más informados en las tácticas sucias que desvelan cada día los periódicos, recibirán 'lecciones' de jugadas ilegítimas que se pueden llevar a cabo, por ejemplo, cómo invalidar una mesa electoral provocando una pelea, como se ve en el segundo capítulo. Resulta especialmente escalofriante una subtrama sobre la aprobación de una ley educativa, donde parece que sólo importan los intereses personales. La ficción se enriquece con el increíble trabajo de Kad Merad, que ha quedado en el recuerdo con personajes entrañables, como el empleado de Correos de Bienvenidos al norte, o el profesor de educación física de Los chicos del coro. Pero aquí compone a un maquiavélico individuo, digno sucesor de Frank Underwood, de House of Cards. Sorprende menos Niels Arestrup, a un elevado nivel, pero su Laugier en el fondo recuerda a su capo mafioso de Un profeta. Se debe citar también el trabajo de la menos conocida Anna Mouglalis (Romance criminal), como Amélie Dorendeu, asesora de Laugier, que va cobrando importancia conforme avanza la serie

7/10
Il giovane favoloso

2014 | Il giovane favoloso

Giacomo Leopardi nació en Recanati en 1798. Fue un niño prodigio que creció bajo la mirada implacable de su padre, un hombre que poseía una biblioteca que era la envidia de los grandes cortes de Europa.

Kiss of the Damned

2012 | Kiss of the Damned

Paolo, guionista, se queda absolutamente prendado de Djuna, una bella joven, mientras están en un videoclub. Van a tomar algo y después ya no pueden olvidarse mutuamente. Pero en los días siguientes a Paolo le cuesta demasiado acercarse, porque Djuna se lo impide. En realidad, ella es un vampiro y no desea hacerle daño al joven del que se ha enamorado. Sin embargo, tras saber la verdad, Paolo insiste en estar junto a ella. Oscuro y oportunista film de vampiros que claramente se aprovecha del tirón de Crepúsculo, de moda en el momento de la producción. Pero Kiss of the Damned, sin embargo, pretende contar una historia seria, rozando el terror y con fuerte componente sexual, un poco al modo de la serie True Blood, aunque no tanto. Entre el reparto destaca la presencia del "héroe", Milo Ventimiglia, el humano enamorado.

4/10
Mammuth

2010 | Mammuth

Serge acaba de retirarse, pero cuando va a arreglar los trámites administrativos relativos a su pensión, descubre que en la mayoría de sus empleos su vida laboral no consta en el registro. Para conseguir recibir el dinero que le corresponde, Serge es animado por su mujer para emprender un viaje hacia los lugares donde tuvo sus primeros trabajos. A bordo de su vieja motocicleta "Mammoth" (que le valió el apodo de "Mamut") retomará el contacto con ex compañeros de trabajo y familiares a los que hacía mucho que no veía... Desigual tragicomedia francesa, que se diría que no acaba de encontrar el tono y que desconcierta con respecto al destino de la historia, a cuyo guión le falta aplomo... una idea clara y más segura que transmitir. La pareja formada por Benoît Delépine y Gustave de Kervern (Louise-Michel) rueda con imagen de grano duro y con profusión de primeros planos y cámara en movimiento. Con ese realismo narrativo ofrece una curiosísima 'road-movie' anclada a un pintoresco personaje que va encontrando frikis en cada etapa de su camino, y que inevitablemente se irá encontrando más y más a sí mismo y a su pasado. Sin embargo, al cabo de los minutos sus aventuras se estancan totalmente y acaban por transmitir muy poco al espectador. Casi todo resulta monótono, triste y vacío. Esto no es óbice para que haya humor negro y bastantes momentos de risa, pero reina ante todo la perplejidad, e incluso los momentos algo surrealistas, como las relaciones con la sobrina majara. De cualquier forma, aunque en ese cúmulo de escenas algunas son vergonzantes –como la que tiene lugar en casa del primo–, en general domina un cierto aire tierno –ese pasado trágico que acompaña a Mamut– y también patéticamente divertido –como el encuentro de los cuatro hombres en el restaurante–, aspectos que derivan absolutamente del sólido personaje principal, un perdedor como pocos. Gran contrapunto es la presencia de su mujer (grande Yolande Moreau, que impactó con Séraphine), que ofrece algunos de los momentos tragicómicos más logrados. De cualquier forma lo mejor del film es la labor taciturna de un inmenso Gérard Depardieu, a quien lo de “mamut” desde luego le viene al pelo, y también la soberbia partitura musical de Gaëtan Roussel.

4/10
Gainsbourg (Vida de un héroe)

2010 | Gainsbourg (Vie héroïque)

Biopic inclasificable del célebre cantante francés Serge Gainsbourg. Joann Sfar dirige su propio guión, basado en su novela gráfica, de extraños tintes surrealistas que tal vez hagan las delicias de los admiradores entregados de antemano, pero que para un público corriente resulta sencillamente cargante. No ayuda además el metraje excesivo, que supera ampliamente las dos horas. El film sigue a Lucien Ginsburg –el auténtico nombre del artista– desde su niñez, en los años de la Francia ocupada por los nazis, a su éxito como cantautor, mostrando entre medias su intentona fallida de ser pintor, sus múltiples relaciones sentimentales, la estrecha relación con su familia judía... Así dicho, suena a drama biográfico convencional, pero la aportación de Sfarr es mostrar casi todo el tiempo al protagonista acompañado por su otro yo, “la gueule” o “la jeta”, que vendría a ser su subconsciente, que le invita a la desinhibición y el desenfreno. Este otro yo es una especie de monstruo repulsivo, que parece recién sacado de El laberinto del fauno, y que la verdad, aparte de dar pie a extrañas escenas oníricas, poco aporta argumentalmente, o como simple subtexto. Hay que reconocer a Sfarr el mérito de abarcar gran parte de la trayectoria de Gainsbourg, sin que haya una irritante sensación de detallismo y acumulación de datos. Y el actor que lo encarna de adulto, Eric Elmosnino, aguanta el tipo. Pero el precio es un ritmo premioso, una mirada superficial a las aventuras amorosas –imposible saber si en Gainsbourg, Brigitte Bardot, Juliette Gréco y Jane Birkin, hay amor, o puro entretenimiento, y poca hondura vemos en el tratamiento de la paternidad del protagonista...–, la cosa sabe a poco. Hay poco espacio para la emoción genuina, aunque la trama esté salpicada con inteligencia por los temas musicales del artista.

4/10
Romanzo criminale

2005 | Romanzo criminale

El veterano actor, guionista y director italiano Michelle Placido adapta una extensa novela de Giancarlo de Cataldo. Relata con pelos y señales la historia real de la Banda de la Magliana, que se llama así por un barrio de Roma, y que en los 70 se hizo con el control del crimen organizado de la capital italiana. Como Érase una vez en América, del también italiano Sergio Leone, narra la vida de los protagonistas desde que inician sus actividades criminales siendo unos chiquillos. El Frío, El Líbano, El Dandi y El Negro son atrapados por la policía. Años después, están en libertad y ponen en marcha un plan para controlar el tráfico de drogas y otros ‘negocios’ ilegales en Roma. La propuesta obtuvo buenas críticas y éxito de público en su país, además de obtener la friolera de 8 premios David di Donatello –los Oscar italianos– e inspirar una serie televisiva homónima. Michelle Placido se ha decantado por una puesta en escena muy americana, que recuerda por momentos al estilo de Malas calles, de Martin Scorsese, o Reservoir Dogs, de Quentin Tarantino. Integra muy bien la historia en el contexto de la historia italiana de finales de los 70, hasta los 90, insertando grabaciones de acontecimientos destacados, como el asesinato de Aldo Moro. Aunque los guionistas han eliminado muchas subtramas y personajes del libro, quizás deberían haber limado mucho más, puesto que el resultado es un film ambicioso, con tantas acciones y personajes que a veces el espectador corre peligro de perderse ligeramente. Además, se alarga en exceso. Estamos ante un film violento y realista, de ritmo ágil, que sobre todo resulta ilustrativa en su descripción del crimen organizado italiano, en la línea de la posterior Gomorra. De paso indaga en temas como la corrupción, la lealtad, la amistad, la venganza, el odio y la traición. Entre los prodigiosos intérpretes, destaca Pierfrancesco Favino (el Libanés).

6/10
Novo

2002 | Novo

Como Guy Pearce en la celebrada Memento, Eduardo Noriega sufre aquí de una rara enfermedad por la cual sólo recuerda lo acontecido en los últimos diez minutos. Pero en lugar de tatuarse el cuerpo, lo apunta todo en una libreta. Y cuando una chica se interesa por él, decide experimentar el sexo siempre como si fuera la primera vez. Jean-Pierre Limosin dirige una película difícil por su sofisticación, a ratos bastante obtusa, de tinte intelectualoide y muy “naturalista”. Todo muy francés, aunque junto a Noriega, la española Paz Vega cuente también con un pequeño papel.

3/10
La vie nouvelle

2001 | La vie nouvelle

Seymour, un militar destinado en Kosovo, se va unos días de permiso a la ciudad de Sofía, donde se desliza por una resbaladiza espiral de lujuria al encapricharse de una prostituta. Se trata de una curiosa puesta al día del mito orfeico, algo que ya se hizo, con bastante mejor fortuna, en Orfeo negro.

3/10
La cautiva

2000 | La captive

Simon tiene a la joven Ariane retenida en su casa de París. No la deja salir sola y la vigila y la interroga sin cesar para saber todo sobre ella y conocer sus deseos. Es una obsesión desenfrenada que no le deja tranquilo. Drama de Chantal Akerman basado en una novela de Marcel Proust, donde el protagonista es un joven frustrado con una obsesión enfermiza. El tono intimista y el ritmo lento del film no gustarán a todos.

4/10
Gracias por el chocolate

2000 | Merci pour le chocolat

Un matrimonio. Ella, es ejecutiva de una fábrica de chocolate. Él, un prestigioso pianista. Tienen un hijo. Un día se presenta en su casa una joven, estudiante de piano. Ella ha averiguado que, recién nacida, estuvo a punto de ser intercambiada por el hijo. Y, visto su talento musical, surge la duda. ¿Hubo tal intercambio? El suspense está servido. Atmósfera inquietante. Claude Chabrol la crea con pasmosa sencillez, para hablar de “la perversidad considerada como mal absoluto”. En el grupo de actores destaca Isabelle Huppert, que comenta: “Sobre el papel las escenas parecen anodinas y carentes de acción. Pero a medida que las interpretas, como por arte de magia, van tomando cuerpo.”

6/10

Últimos tráilers y vídeos