IMG-LOGO

Biografía

Antonio Meliveo

Antonio Meliveo

Antonio Meliveo

Filmografía
Mi gran despedida

2019 | Mi gran despedida

La historia de tres amores que se entrecruzan: el de Puri, dispuesta a todo por ajustar cuentas con su pasado; el de Milagri, que guarda más secretos de los que su naturaleza le permite, y el de Sara, cuya inminente boda convoca a un variopinto grupo de mujeres para festejar su compromiso en un día que promete, en principio, ser feliz para todas ellas…

El intercambio

2018 | El intercambio

Como regalo por su quince aniversario Jaime y Eva se dirigen a una noche de intercambio de parejas para “oxigenar su relación matrimonial”. Lo que se postulaba como una noche de juego, desinhibición y revitalización para este matrimonio, se convierte en un enredo entre cuatro paredes cuando Jaime descubre que los compañeros de juego no son quienes decían ser…

Lejos del mar

2015 | Lejos del mar

Film completamente fallido, seguramente sembrado de buenas intenciones en el regreso del cineasta Imanol Uribe a territorio etarra tras Días contados, y cerca del mar tan presente en Bwana y La carta esférica. Pero deja pasmado, si se nos permite usar este adjetivo, contemplar una cinta con una estructura dramática tan inconsistente, que se da vueltas y revueltas sin avanzar hacia ningún sitio, con frases y situaciones sonrojantes, que se intentan justificar bajo el paraguas de una frase que podría ser “han sufrido tanto”. La idea es que Santi ha salido de la cárcel, y parece que ahí ha sido un preso ejemplar, que tomó bajo su protección al yonki Emilio, al que va a visitar a su pueblo en Almería. Pero se cruza casualmente con una doctora, Marina, que se desmaya al reconocerle. Pues se trata de un etarra, el hombre que disparó a bocajarro a su padre cuando ella era una niña. Con tal planteamiento, Uribe y su coguionista Daniel Cebrián intentan explorar en la psicología de estos personajes. Pero la cosa no funciona en absoluto. Y es que a los elementos traumáticos que afloran en este cuadro, se suma la situación familiar de ella, casada y con un niño, con discusiones e incomunicación entre marido y mujer. Y no existe vertebración, en la jaula de personajes, la mayoría planos y bastante grillados, el más sensato parece el etarra; pero nada pueden hacer Eduard Fernández y Elena Anaya para levantar mínimamente la película. Todo es gratuito –no sólo los ridículos desnudos playeros– y carece de explicación, disparar para curar, idas y venidas a Madrid, relaciones disparatadas, escándalos en primera plana de los periódicos. Una pena, vaya.

2/10
Historias de Lavapiés

2014 | Historias de Lavapiés

Largometraje de ficción sobre la vida de personas normales y cotidianas en un momento determinado de sus vidas. Con el madrileño barrio de Lavapiés como escenario es inevitable el trasfondo social. En un barrio de contraste de culturas y clases con una estrecha convivencia se producen a veces conflictos, violentos y éticos, pero que en ocasiones favorecen el diálogo y la solidaridad.

El país del miedo

2014 | El país del miedo

Carlos, padre de familia de mediana edad, no cree que sean ciertas las acusaciones de Sara, su esposa, convencida de que su asistenta le roba dinero de la cartera. Para sorpresa del matrimonio, el culpable resulta ser Pablo, su hijo, extorsionado por Marta, espabilada y salvaje niña de 13 años que le hace la vida imposible. Cuando Carlos trata de detener el chantaje, descubre que le resulta imposible defenderse, por lo que sufre a su vez también el acoso de la diabólica joven. Debut en el largometraje del realizador, productor y guionista Francisco Espada, hasta el momento cortometrajista. A pesar de su inexperiencia y del escaso presupuesto, en El país del miedo se atreve a abordar una complicada adaptación de la novela homónima de Isaac Rosa, pues por mucho que se den casos en la realidad, y de que en el libro pueda estar muy bien explicado, no resulta sencillo mostrar en pantalla a un adolescente intimidando a un adulto físicamente más fornido. Para darle categoría de doble salto mortal, el cineasta ha cambiado al matón, un chico en el original, por una adolescente. El ridículo resultado produce en el espectador un sentimiento de vergüenza ajena. Sin pretenderlo, Espada reproduce el efecto buscado por el conjunto británico Monty Python con el conejo supuestamente inofensivo de Los caballeros de la tabla cuadrada, que de forma inesperada podía acabar con la vida de temibles guerreros con armadura. Se han visto en la pantalla chavales de ambos sexos temibles, en títulos como La profecía, El pueblo de los malditos, La huérfana o ¿Quién puede matar a un niño?, donde sus responsables lograban el milagro, pero no es el caso. Ni el siempre sobresaliente José Luis García Pérez puede remontar un personaje de adulto superado, sobre el papel demasiado ingenuo y con pocas luces para poder realizar la vida normal que se le presupone. Por lo demás, El país del miedo sólo podría ser recordada, si acaso, por “So Far and Yet So Close”, de Antonio Meliveo, candidata al Goya a la mejor canción original. Efectivamente, tiene una gran calidad, desperdiciada cuando aparece ilustrando una pobre puesta en escena, con unas imágenes sosas de la puerta de los protagonistas.

2/10
Los muertos no se tocan, nene

2011 | Los muertos no se tocan, nene

En el Logroño de finales de los cincuenta, el joven Fabianito de catorce años, asiste sorprendido a la organización del velatorio de su bisabuelo, ilustre ciudadano logroñés. Fabianito descubre el amor en este inoportuno momento, mientras la familia espera impaciente la llegada del alcalde. Los acontecimientos y las visitas se suceden de una forma incontrolable para la familia, visitas que generan las situaciones más cómicas e inesperadas.

Esperpentos

2009 | Esperpentos

Como su propio título indica, Esperpentos está íntimamente relacionada con Don Ramón María del Valle-Inclán. La película supone una interpretación algo libre de tres de las obras del maestro literario: "Las galas del difunto", "Los cuernos de Don Friolera" y "La hija del capitán". De adaptarlas a un guión cinematográfico se encargaron el propio director José Luis García Sánchez y el fallecido Rafael Azcona. Esperpentos está protagonizada por don Manolito y don Estrafalario, que viven los últimos años de la dictadura de Primo de Rivera afanados por encontrar las obras escritas por su gran ídolo, Valle Inclán, y que han sido prohibidas por el gobierno.

5/10
3 días

2008 | 3 días

Un satélite se sale de su órbita. Lluvia estelar. Un meteorito se dirige hacia la Tierra, y los científicos consideran que las probabilidades de supervivencia tras el impacto son nulas. Se desata el pánico en todas partes, incluido un pueblecito de la España profunda. Son los años 80 o así, y la trama se centra en una mujer mayor, viuda, y en su hijo Alejandro. A ambos les preocupa que los presos de una cárcel se han fugado, y que podría hacerles una visita un personaje que acabó allí por la intervención de un hermano. De modo que se dirigen a una modesta finca en medio de ninguna parte, donde están los cuatro nietos de la mujer, pues sus padres no han dado señales de vida desde que se ha desatado el miedo colectivo. Curiosa película. Muy estilizada, con cuidadísima fotografía e inspirados encuadres. Se apunta a la moda del “cine apocalíptico”, del que son muestras recientes Soy leyenda o Monstruoso. Aunque con un tono que no acaba de encontrarse a sí mismo. Al principio hay inspiradas escenas del terror de las masas. Luego se apuesta más por un mundo solitario, de polvo y cenizas, que se diría deudor del cine nórdico de tesis, o del mismísimo Tarkovsky. Abundan entonces las escenas reiterativas de los niños y su malhumorado tío. Y cuando aparece en escena el inquietante psicópata de Eduard Fernández, aquello se convierte en una peli de género, un thriller muy violento, que juega de modo algo desagradable con la violencia infligida a unos pobres niños. Da un poco de pena este esforzado film, producción de Maestranza y Green Moon, compañía de Antonio Banderas, porque es un querer y no poder. El guión de F. Javier Gutiérrez y Juan Velarde explora territorios poco transitados por el cine español, pero resulta demasiado críptica su plasmación en imágenes –nunca se entienden del todo los asuntos de familia del pasado–, y acumula personajes y situaciones que conectan poco con la trama principal –los sucesos en la torre, el amigo al que quieren rajar, la joven embarazada...–.

4/10
Prime Time

2008 | Prime Time

Un futuro lejano, en el que la delincuencia se ha disparado y se han incrementado las medidas policiales. Elena, una idealista psicóloga, discute con Jaime, su novio, cuando irrumpen en el apartamento unos tipos uniformados portando armas, que les secuestran sin motivo aparente. Despiertan en una sala circular sin ventanas, junto con otras cinco personas, que desconocen también por qué están allí. Un vídeo les explica que son los concursantes forzados de un programa televisivo. Todos ellos esconden un oscuro secreto por el que los espectadores les van a juzgar. Si se vota que deben ser expulsados del concurso serán ejecutados. La audiencia aumenta brutalmente tras las primeras muertes. Luis Calvo Ramos debuta con un thriller esforzado, de interesantísimo punto de partida, que podría haber dado lugar a un film muy superior. El guión, coescrito por el propio Calvo Ramos, echa mano de la ciencia ficción para analizar una sociedad descompuesta en la que ha crecido brutalmente la depravación, y en la que triunfa la telebasura. Quizás comete el cineasta el error de primerizo de querer abarcar demasiados temas: la explotación del morbo en la pequeña pantalla, la pederastia, el racismo, la corrupción, el terrorismo, el aumento de los controles de seguridad en detrimento de la libertad, y hasta el tráfico de mujeres. Y claro, hace realidad aquello de que ‘quien mucho abarca, poco aprieta’. Todo ello tiene un enorme interés, y la premisa de un grupo de individuos retenidos en un lugar cerrado ha dado lugar a las interesantísimas Cube y Saw. Incluso en España se rodó la digna La habitación de Fermat. Además, se estrena en un momento en el que proliferan en España las apariciones de delincuentes en la pequeña pantalla (Luis Roldán, Julián Muñoz), por lo que el tema central está de actualidad. El problema del film de Calvo Ramos es que el guión es predecible y los personajes demasiado planos, y no evolucionan. Además, tiene un reparto irregular. Mientras que Leticia Dolera y Alberto Amarilla resultan convincentes, otros actores, como Pablo Puyol, resultan involuntariamente hilarantes.

4/10
El camino de los ingleses

2006 | El camino de los ingleses

Versos sueltos de un poema nostálgico. Trazos impresionistas de un cuadro de la juventud que se fue. Hay que reconocer a Antonio Banderas director su capacidad de riesgo, a la hora de abordar una película ‘rara’, que para atraer al público, sólo tiene su popular nombre. El film, adaptación de una novela de Antonio Soler, transcurre durante un verano. Y aunque las coordenadas espaciotemporales no se definen con un explícito letrero, estamos en la querida Málaga de Banderas, a mediados de los años 70. Con la voz en off de un recién estrenado locutor de radio, que da a sus comentarios sobre el tiempo un tinte de poesía, seguimos el deambular de Miguelito. Éste es un joven al que acaban de extirpar un riñón, y en cuya estancia hospitalaria, gracias a las charlas con su compañero de habitación, ha descubierto que existe “otro mundo”, el de los sentimientos expresados a través del verso. Su primer amor, una joven con la que coincide en la piscina; sus problemáticos amigos y conocidos, con sus circunstancias, que incluyen un suicidio; la profesora, que le da otra visión de la literatura y las cuitas amorosas… Con estos elementos, típicos de las historias iniciáticas, agitados de modo singular en su coctelera, Banderas rememora lo que a la postre parecen, tamizados por la obra de Soler, sus recuerdos juveniles, su ingreso en la edad adulta y sus hasta entonces desconocidas posibilidades. Banderas director demuestra gusto en el encuadre (el arranque en la mesa de operaciones, sin ir más lejos), el montaje y el puntear de la música, aunque llega a hacerse cargante en la premiosa exposición. El tramo final del film, bellamente pasado por agua, es una buena muestra de sensibilidad. Pero pesa demasiado el limitado, limitadísimo horizonte vital de los personajes. Permitiendo una entrada excesiva al erotismo y al sexo sin compromiso –voyeurismo, prostitución, primeras experiencias, lecciones de alcoba…–, las posibilidades de la juventud quedan reducidas al mínimo. El nuevo mundo por descubrir sólo cabe intuirlo, pero Banderas no nos muestra, siquiera, la punta de ese gran iceberg.

6/10
La semana que viene (sin falta)

2005 | La semana que viene (sin falta)

Teo Morales es el dueño de un pequeño taller de “tunning” en una zona obrera de Madrid. Es un buen tipo y sus empleados le quieren, pero lo cierto es que las pasa canutas para llegar a fin de mes. A sus acreedores siempre les responde lo mismo: “la semana que viene, sin falta”; y su ex mujer le reprocha continuamente que ni siquiera le paga la pensión del hijo de ambos. Podría vender el taller a una inmobiliaria, pero no quiere rendirse. Y cuando un incendio asola su lugar de trabajo y descubre que su agente de seguros le ha estafado y que no tiene derecho ni a un euro, tomará una resolución desesperada. Simpática comedia española, amable y con personajes bien cuidados, que de la noche a la mañana se convierten en “granujas de medio pelo”. El trabajo de Imanol Arias es meritorio, aunque no pueda dejar de recordar a Antonio Alcántara.

4/10
María querida

2004 | María querida

Lola, una joven periodista, acude a cubrir la concesión del Premio Cervantes a María Zambrano. Inicialmente no tiene mucho interés, pero pronto queda cautivada ante la personalidad de esta intelectual de la República, que tuvo que tomar el camino del exilio tras la guerra civil. Hasta el punto de tomar la decisión de hacer un documental sobre ella. El tándem Rafael Azcona (guionista)-José Luis García Sánchez (director) repite colaboración, con algo más de tino que en su también reciente Franky Banderas. Estupenda la caracterización de Pilar Bardem.

4/10
El embrujo del sur

2003 | El embrujo del sur

El pionero de la animación española Juanba Berasategui, versiona para el público más joven Los cuentos de la Alhambra de Washington Irving. El propio escritor norteamericano, que pasó toda su vida viajando por Europa, es el protagonista. Durante un recorrido por Andalucía, Irving intenta rescatar a la última descendiente de Boabdil, con ayuda de su nuevo amigo ruso.

6/10
Padre coraje

2002 | Padre coraje | Serie TV

Teleserie dirigida por Benito Zambrano, director de esa magnífica película llamada Solas. En esta ocasión lleva a la pantalla una historia basada en hechos reales: la odisea vivida por Francisco Holgado, cuyo hijo fue asesinado a puñaladas en una gasolinera. Este hombre, con identidad supuesta, logró reunir testimonios para inculpar a los asesinos de su hijo. El siempre eficaz Juan Diego es el protagonista de la cinta.

6/10
Fugitivas

2000 | Fugitivas

Tony es una joven de vida algo... desordenada. Con un grupo de “amigos”, entre los que se incluye su novio Juanjo, participa en el atraco a una administración de lotería. Lo malo es que ella y Juanjo traicionan a sus dos compinches, y luego el novio deja a Tony plantada y se lleva la pasta. Los maleantes burlados persiguen a Tony que, para colmo de males, está acompañada de una pobre niña, Laura, sobrina del novio, a la que conducían junto a su padre en Cádiz. La joven, perpleja ante tal cúmulo de circunstancias, verá cómo se despiertan sus instintos maternales gracias a la compañía de la pequeña Laura.   Interesante película del productor de Solas. Dirige Miguel Hermoso, que firmó Como un relámpago, título que pasó como un rayo por las carteleras (de lo poco que duró). No merece tal suerte este título vibrante, que conjuga bien la intriga y el suspense con el perfil humano de sus personajes. La peli se llevó 2 Goyas, a la mejor actriz revelación (Laia Marull) y a la canción (magnífica composición de Manuel Malou).

4/10
Solas

1999 | Solas

Sevilla. Una mujer de pueblo ha acudido a la ciudad para acompañar a su marido, ingresado en un hospital. Se ve forzada a compartir piso con su hija María, que dejó el campo hace tiempo para malvivir en permanente estado de crispación en la gran ciudad. Poco a poco vamos conociendo a los personajes. La madre, cargada de bondad y cariño, recia, atenta a los detalles. El marido, un tipo machista y bastante insoportable, celoso y posesivo. La hija, desilusionada, pero a la que la maternidad no deseada con un tipo al que no ama puede cambiar la vida. Y un vecino, anciano y solitario, al que hace compañía un perro, y que traba amistad con la madre. Peliculón. Repetimos: peliculón. Este film es una completa sorpresa. Director desconocido (solidísimo Benito Zambrano), actores desconocidos (formidables María Galiana, Ana Fernández, Carlos Álvarez-Novoa). Pedro Almodóvar confesaba que esta peli, maravilloso canto a la maternidad, es la que más le había gustado en 1999. La historia es buena y logra emocionar. Los personajes resultan cercanos y bien definidos. Temas como el amor, la aceptación de los hijos como un regalo en contraposición al aborto, o la buena cara ante las contradicciones, son tratados con hondura y sin efectismos. Con toda justicia el film tuvo el Premio del Público en Berlín y a los actores en Tokio. También se alzó con siete Medallas del Círculo de Escritores Cinematográficos y cinco premios Goya.

9/10
Plenilunio

1999 | Plenilunio

En la vida suceden cosas horribles, nos dice Plenilunio. Jovenzuelos de aspecto imberbe se transforman en psicópatas violadores de niñas. Padres sin mala voluntad pero en Babia, ahogan la personalidad de sus hijos. Parejas de amigos se ponen los cuernos entrecruzándose. Gente sin nombre ni apellidos te puede poner una bomba en los bajos de tu coche por ser policía. Los nervios destrozan la salud mental de una esposa. Y cuando aparece en el horizonte un atisbo de salida, no es fácil tomarla. Sí, la vida es compleja: plantea muchas preguntas, y da pocas respuestas. Imanol Uribe ofrece una visión cansada de la existencia, de gente que ha pasado por mucho y tan sólo ha encontrado islotes de felicidad dispersos y poco duraderos. La base literaria del film la proporciona Antonio Muñoz Molina y el guión lo firma Elvira Lindo. A la arquitectura narrativa poco hay que reprocharle. Quizá alguna frase solemne... La interpretación de Miguel Ángel Solá y Adriana Ozores es buena. Y Juan Diego Botto, que evita la exageración, hace una composición perfecta del psicópata: quemado en su trabajo y con su familia, musitador perpetuo de su fracaso personal, con carencias afectivas y complejos sexuales notorios...

4/10

Últimos tráilers y vídeos