IMG-LOGO

Biografía

Rafael Azcona

Rafael Azcona

81 años ()

Rafael Azcona

Nació el 24 de Octubre de 1926 en Logroño, España
Falleció el 24 de Marzo de 2008 en Madrid, España

Premios: 7 Goya

El guionista que nunca existió

25 Marzo 2008

Rafael Azcona, decano de los guionistas españoles, y responsable de varios clásicos indiscutibles, ha fallecido el lunes 24 de marzo, como consecuencia de un cáncer de pulmón. Su esposa ha explicado que fue incinerado, como era su deseo. Tenía 81 años y había sido galardonado con el Premio Nacional de Cinematografía. Además, recibió seis Goyas como guionista y otro más de carácter honorífico. Su especialidad eran las historias de personajes de la calle, humildes, a los que retrataba con realismo, aunque exageraba sus características hasta un nivel estrambótico y esperpéntico.

Aunque sus trabajos tiraban a ser ácidos y corrosivos, de la figura de Rafael Azcona destaca su gran humildad. No le gustaba acaparar el protagonismo, y durante muchísimo tiempo rehusaba acudir a actos públicos y homenajes. Tan es así que, como nadie le había visto y tenía en su haber demasiadas películas notables, durante un tiempo circuló el rumor de que Rafael Azcona no existía. Se llegó a decir que Luis García Berlanga, José Luis García Sánchez, Marco Ferreri, José Luis Cuerda y Fernando Trueba habían conspirado para inventárselo y para poner su nombre como responsable de los guiones de sus películas. Esta leyenda urbana le hacía mucha gracia al propio Azcona, que dejó que circulara hasta el final de su vida, cuando empezó a animarse a dar conferencias y a acudir a recibir algún que otro premio.

Nacido el 24 de octubre, de 1926 en Logroño, desde pequeño ya encaraba la vida con mucho humor. “Yo fui bajito desde niño. Recuerdo con tristeza aquellos días de mi infancia... Todos los niños eran más altos que yo, y las personas mayores, siempre tan sensatas, decían al verme: este crío parece imbécil... ¿Por qué no engorda como todo el mundo?”, comentó Azcona en sus memorias, tituladas precisamente Memorias de un señor bajito. Durante la posguerra, decidió abandonar su tierra natal, para ir a la capital de España en busca de fortuna. Allí intentó ganarse la vida como novelista, y se hizo amigo del humorista Antonio Mingote, que le apadrinó para trabajara en la revista ‘La Codorniz’. En aquella legendaria publicación, empezó a retratar las penurias de la España de la época con humor, pues siempre defendió el valor terapéutico de la risa. “No es bueno reírse de todo, pero no reírse de nada es terrible”, explicó Azcona.

El italiano Marco Ferreri se fijó en una de sus novelas, El pisito, y le contrató para que coescribieran juntos la adaptación. Azcona siempre comentaba que fue Ferreri quien le enseñó los trucos del oficio, porque por aquel entonces no sabía cómo se elaboraba un guión. “Me explicó que trazara una línea para dividir el folio de arriba a abajo. A la izquierda debía escribir la acción, y a la derecha los diálogos”, recordaba el veterano Azcona. “Me dijo que el secreto de la profesión estaba en que lo escribiera de tal forma que leyendo lo de la derecha no se entendiera lo de la izquierda”.

La experiencia fue tan satisfactoria para ambos, que repetirían poco después con El cochecito, otro clásico de la comedia española. Su película conjunta más escandalosa fue La gran comilona, por su chocante argumento –cuatro amigos se encierran en un caserón para comer hasta morir–, que se interpretó de muy diversas maneras, desde una crítica al consumismo salvaje, hasta una constatación del nihilismo surgido tras los sucesos de mayo del 68.

Luis García Berlanga, con quien había coescrito Se vende un tranvía, de Juan Estelrich, le reclama para coescribir con él Plácido, ingeniosa sátira de las costumbres navideñas de la época. Sin duda, Berlanga fue el director con el que mejor se complementó Azcona. Su unión dio lugar a títulos memorables como El verdugo, probablemente su mejor guión cinematográfico, pues a pesar de tratar un tema tan espinoso como la  pena de muerte, lo hizo con elegancia y humor. Juntos colaboraron también en Las pirañas, ¡Vivan los novios!, Tamaño natural, Moros y cristianos, La vaquilla, un episodio del film colectivo Las cuatro verdades y también en La escopeta nacional y sus dos secuelas: Patrimonio nacional y Nacional III. “Tenemos un método de trabajo bastante curioso. Berlanga y yo nos reunimos, charlamos muchísimo en un bar, en torno a unas cervezas, de todos los temas posibles menos de la película. Y luego me voy a mi casa y empiezo a escribir el guión”.

Le requerían bastante en Italia, donde era conocido por sus trabajos con Ferreri. Además, varios directores españoles eran tan conscientes del talento de Azcona que recurrían a él casi siempre. Por ejemplo, José Luis García Sánchez (La corte de Faraón, Franky Banderas, El rey del río, Tranvía a la Malvarrosa, etc.), José Luis Cuerda (El bosque animado, La lengua de las mariposas) y Fernando Trueba (El año de las luces, Belle Epoque, La niña de tus ojos), aunque su filmografía es bastante larga. Siempre les cedió a los directores el protagonismo, se situó en un segundo plano, y comentaba que un guionista debía ser consciente de que sus trabajos eran para que luego se hicieran cambios de última hora. “El autor de un film es siempre el director. Para mí eso está tan claro que no comprendo el afán ansioso de algunos por proclamarlo”, comentó Azcona, que siempre bromeaba sobre su profesión. “De una actriz de Hollywood decían que era tan tonta que se acostaba con los guionistas”, dijo en una ocasión. Siempre le gustaba dar consejos a los jóvenes guionistas. “Si te reúnes con un productor y te pregunta si tienes algún proyecto en mente, dile que sí, pero es mejor que te calles. Ni se te ocurra comentarle ninguna idea. Porque él siempre tendrá en mente hacer una película con el actor de moda o algo así, y si tu idea no le sirve, llamará a otro guionista”. Y es que hablaba con mucho humor de los productores. “Siempre dicen que lo más importante de una película es el guión, pero si se les pregunta por qué nos pagan tan poco a los guionistas, simplemente se ríen”. 

Goya
2009

Ganador de 1 premio

Goya
2000

Ganador de 1 premio

Goya
1998

Ganador de 1 premio

  • Goya de honor
Goya
1994

Ganador de 1 premio

Goya
1993

Ganador de 1 premio

Goya
1991

Ganador de 1 premio

Goya
1988

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los muertos no se tocan, nene

2011 | Los muertos no se tocan, nene

En el Logroño de finales de los cincuenta, el joven Fabianito de catorce años, asiste sorprendido a la organización del velatorio de su bisabuelo, ilustre ciudadano logroñés. Fabianito descubre el amor en este inoportuno momento, mientras la familia espera impaciente la llegada del alcalde. Los acontecimientos y las visitas se suceden de una forma incontrolable para la familia, visitas que generan las situaciones más cómicas e inesperadas.

Esperpentos

2009 | Esperpentos

Como su propio título indica, Esperpentos está íntimamente relacionada con Don Ramón María del Valle-Inclán. La película supone una interpretación algo libre de tres de las obras del maestro literario: "Las galas del difunto", "Los cuernos de Don Friolera" y "La hija del capitán". De adaptarlas a un guión cinematográfico se encargaron el propio director José Luis García Sánchez y el fallecido Rafael Azcona. Esperpentos está protagonizada por don Manolito y don Estrafalario, que viven los últimos años de la dictadura de Primo de Rivera afanados por encontrar las obras escritas por su gran ídolo, Valle Inclán, y que han sido prohibidas por el gobierno.

5/10
Los girasoles ciegos

2008 | Los girasoles ciegos

  Una trama muy novedosa en el cine español. Ambientación en la época inmediatamente posterior a la guerra civil, represión implacable de los vencedores, policías sádicos con las familias de los vencidos, curas libidinosos, curas manipuladores... El “Cara al sol” por partida doble... En fin, por si alguien no lo ha pillado, lo del párrafo anterior pretendía ser una ironía, pues estamos ante la enésima incursión de la cinematografía patria en la triste guerra fraticida, y como es habitual, desde una óptica de los vencidos muy poco sutil. Ignoramos si la trama original de la novela de Alberto Méndez se aguantaba sobre el papel, pero podemos constatar que no lo hace sobre el celuloide. El film describe la tragedia que le toca vivir en Orense a una familia, los padres Ricardo y Elena, los hijos Elenita y Lorenzo, tras el final de la guerra. El padre es un hombre significado de izquierdas, se oculta en un escondite secreto de la casa familiar. La hija huye con su novio fuera de España (o eso pretende), así que Elena vive la ficción de ser una viuda con un niño. Mientras Salvador, diácono que tiene intención de ordenarse sacerdote, vive una cierta crisis después de los horrores que ha visto en el campo de batalla. Sus dudas vocacionales conviven y se alimentan con su obsesión lasciva por Elena desde el primer momento en que la ve. Firman el guión del film el fallecido Rafael Azcona y José Luis Cuerda, quien también dirige. Una vez planteada la situación, con la metáfora de "los girasoles ciegos", que alude al desconcierto de los personajes, el conjunto resulta tremendamente reiterativo, y muy poco creíble. Que nadie detecte los deseos lujuriosos de Salvador hacia Elena resulta complementa inverosímil, y que éste la siga por la calle como un tímido colegial, que cuenta “trolas” al superior del “cole” donde da clases, producirá sonrojo en cualquier espectador inteligente. Y ver a Ricardo blasfemando a grito pelado por la ventana, en un momento en que se viene abajo, resulta sencillamente patético. Muchos episodios se añaden al metraje sin que contribuyan a la progresión –los avatares de hija y novio, el registro nocturno…– y el gran drama que debiera ser el obligado encierro, en ningún momento parece tal. Con tal panorama, lo mejor del film es Maribel Verdú, que aguanta el tipo en un film que hace aguas por todas partes.  

2/10
María querida

2004 | María querida

Lola, una joven periodista, acude a cubrir la concesión del Premio Cervantes a María Zambrano. Inicialmente no tiene mucho interés, pero pronto queda cautivada ante la personalidad de esta intelectual de la República, que tuvo que tomar el camino del exilio tras la guerra civil. Hasta el punto de tomar la decisión de hacer un documental sobre ella. El tándem Rafael Azcona (guionista)-José Luis García Sánchez (director) repite colaboración, con algo más de tino que en su también reciente Franky Banderas. Estupenda la caracterización de Pilar Bardem.

4/10
Franky Banderas

2004 | Franky Banderas

Avelino Lechuga, actor en paro que sobrevive actuando como payaso en fiestas de cumpleaños, intenta hacer famoso a Paquito, un niño sorprendentemente dotado para la cancion. Esperpéntico retrato de la España cañí, que recuerda al cine de los 60. Con guión del veterano Rafael Azcona, José Luis García Sánchez hace debutar en la pantalla al niño Raulito, cantante lanzado a la fama por Rosa León, mujer del cineasta. La cinta parodia el cine de niños prodigio, de Joselito, Marisol y otras pequeñas glorias, criticando la codicia que lleva a veces a explotar a pequeños artistas.

3/10
La marcha verde

2002 | La marcha verde

1975. En vísperas de la muerte de Franco, los marroquíes organizan la "marcha verde" en territorio de el Sahara Español. Entretanto, una compañía de musicales de tres al cuarto será enviada a la zona para animar a las tropas españolas. La verdad es que tiene muy poca gracia esta comedia de José Luis García Sánchez (como casi toda su filmografía). Falta calidad en todo: en la puesta en escena, en el guión, en los gags humorísticos, en la interpretación... Además, la historia, peregrina y burda, resulta apolillada y cutre, con nulo atractivo.

2/10
Son de mar

2001 | Son de mar

En un pueblecito costero vive Martina, una joven muy sensual que se enamora de Ulises, su profesor de literatura. Ambos inician una apasionada relación hasta el punto que ella queda embarazada y se casan. Pero pronto, Ulises desaparece por lo que ella vuelve con Sierra, un antiguo noviete. Bigas Luna (Jamón, jamón, Volavérunt) dirige una película discreta y bastante subidita de tono, basada en la novela de Manuel Vicent. La cosa sabe a mar mediterráneo y a patatas fritas, donde un joven se deja arrastrar por una mujer que desborda sensualidad, y ella queda también encandilada por las historias que él le relata. Jordi Mollà (Historias del Kronen) y Leonor Watling (Los crímenes de Oxford) son la pareja protagonista. La película tuvo dos nominaciones a los Goya al mejor guión para Rafael Azcona y mejor actor secundario para Eduard Fernández. Demasiado premio.

2/10
El paraíso ya no es lo que era

2001 | El paraíso ya no es lo que era

Tres mujeres, Mariángeles, Mercedes y Carmen, deciden escapar de sus vidas rutinarias y tristes en las que se sienten atrapadas y buscar una aventura amorosa en algún lugar lejano. El destino será Túnez, que apara ellas tiene el sabor de lo exótico, aventurero y amoroso. Comedia española dirigida con oficio por Francesc Betriu (La plaza del diamante) que no resulta demasiada atractiva, más allá del dibujo interesante y poco idílico que se hace de la amistad. El reparto de actrices españolas funciona.

4/10
Adiós con el corazón

2000 | Adiós con el corazón

Juan, un cincuentón que aún conserva mucho atractivo para las muejres, es abandonado por su última conquista, al mismo tiempo que aparece una cubanita veinteañera, guapa y simpática, que asegura que es su hija. Apañada comedia dramática que sin embargo ofrece un guión poco estimulante (aunque esté detrás el gran Rafael Azcona), lo que añadido a la sosa puesta en escena de José Luis García Sanchez arroja un resultado algo decepcionante.

4/10
La lengua de las mariposas

1999 | La lengua de las mariposas

Invierno de 1935. Un pueblecito gallego. Moncho, un niño de ocho años, se incorpora a la escuela regentada por don Gregorio, un maestro republicano que procura inculcar en sus alumnos el amor por la libertad y los valores cívicos. José Luis Cuerda, con guión de Rafael Azcona, adapta y entrelaza tres relatos de Manuel Rivas, incluidos en el libro "¿Qué me quieres, amor?". Resulta muy emotiva la relación profesor-alumno, y la historia de amor platónico entre el hermano de Moncho y una chica filipina. La ambientación, fotografía y música están cuidadísimas. Fernando Fernán Gómez está perfecto. Si algún reproche cabe a la realización del film, es por su excesivo parecido con Secretos del corazón, y por su final, algo deprimente, y que no cuadra con la personalidad del simpático Moncho. ¿Afán de revanchismo por épocas pasadas, quizá?

6/10
La niña de tus ojos

1998 | La niña de tus ojos

Estamos en plena Guerra Civil Española. Como una forma más de estrechar lazos entre la España de Franco y la Alemania de Hitler, un equipo de cine español es invitado a los célebres estudios de la UFA en Berlín para rodar la versión alemana e hispana de un film folclórico que se titulará La niña de tus ojos. Fernando Trueba, tras sus éxitos con Belle epoque y Two Much, aborda un film que combina la comedia y drama. Con abundantes situaciones humorísticas, sigue las aventuras amorosas de los distintos componentes del grupo: el director, Blas Fontiveros (Antonio Resines), casado, mantiene un romance con su actriz principal, la encantadora Macarena Granada (una Penélope Cruz que se llevó un Goya). Julián Torralba (Jorge Sanz) es el prototipo de machito ibérico (se lía con la esposa del embajador español), que madurará cuando, al ser confundido con un gitano, sepa cómo se las gastan los nazis. Y así, cada personaje (los divertidos Jesús Bonilla, Neus Asensi, Santiago Segura, Loles León, Rosa Maria Sardá...) tiene su historia: y es que La niña de tus ojos es una película intensamente coral. Trueba caricaturiza al ministro de la propaganda nazi Joseph Goebbels (un tipo mujeriego, que pretende acostarse con Macarena), con la referencia de ese maravilloso film de Ernst Lubitsch titulado Ser o no ser. El gag del baile de Goebbels y Macarena, junto al intérprete (Miroslav Táborský, ganador del Goya al actor revelación), es, quizá, el más divertido de la película. El film triunfó la noche de entrega de los Goya, al llevarse 7 estatuillas. Curiosamente, ganó el más importante (el de mejor película), pero no los de director y guión, que los recogió un sorprendido Fernando León de Aranoa, por Barrio. El director y guionista Gonzalo Suárez, encantado con La niña de tus ojos, dijo sobre Fernando Trueba que es "un director en estado de gracia".

5/10
Una pareja perfecta

1998 | Una pareja perfecta

Un hombre de cuarenta años y un viejo poeta mantienen una curiosa relación amistoso-laboral que se ve alterada por unas fotos con la que chantajean al primero, al pescarle en la cama con una mujer. Aparecerán por ahí también un adolescente, un robo, un chapero, etc. Producto español poco atractivo, inspirado en la novela "Diario de un jubilado" de Miguel Delibes. Lo mejor es quizá el trabajo del veterano José Sazatornil en el papel del poeta venido a menos.

4/10
Siempre hay un camino a la derecha

1997 | Siempre hay un camino a la derecha

Secuela de Suspiros de España (y Portugal), que discurre por los mismos derroteros de astracanada y mal gusto, salpicados de erotismo. En esta ocasión los dos ex frailes imaginados por José Luis García Sánchez y Rafael Azcona se ven abocados a participar en un lamentable programa de telebasura, presentado por un tal Lanzagorta. La crítica legítima a determinados contenidos televisivos sirve de excusa para dirigir diatribas irreverentes contra todo y contra todos, en una historia sin apenas progresión. Los actores no salvan la película.

2/10
En brazos de la mujer madura

1997 | En brazos de la mujer madura

En la guerra civil española, un joven de 15 años va en busca de su madre, que está al otro lado de las lineas enemigas. Pero a medio camino, un grupo de milicianos le corta el paso y le recoge poniéndole bajo su tutela. En el campamento se inicia en el erotismo, y mujeres de todo tipo se sucederán en la vida del muchacho. De todas ellas aprenderá la madurez, la tolerancia, y la confianza necesarias para dominar su vida. Ambicioso proyecto, que trata de dibujar el difícil paso de la adolescencia a la madurez, con el telón al fondo de la guerra civil. La sexualidad se convierte en verdadera obsesión en el joven protagonista, que alcanzará algo de paz cuando conoce a una mujer con el rostro de Faye Dunaway.

3/10
Tranvía a la Malvarrosa

1997 | Tranvía a la Malvarrosa

Iniciación a la vida del joven Manuel, "más inocente que un lirio", que marcha en los años 50 a estudiar a la universidad de Valencia. El tranvía orquestado por Rafael Azcona —guionista, adaptador de la novela de Manuel Vicent—, Andrés Vicente Gómez —productor— y José Luis García Sánchez —director— tiene paradas en 'variados' prostíbulos, en las 'atrevidas' lecturas de Camus y Sartre, en la caricatura grotesca de la religión. El trío responsable consigue no apearse de ninguno de los tópicos más trillados de la España franquista. Tampoco sale airoso del deseo de mostrar la vocación a las letras de Manuel, inspirada parcial y pobremente en "Retrato del artista adolescente" de Joyce. Casi 25 años después de la muerte de Franco, el film desprende un inequívoco aroma a naftalina. Y en su visión degradada del sexo y lo trascendente, ni siquiera tiene la excusa de la crítica sutil: grosero erotismo y triste blasfemia son la tónica. Por muy repintado que esté el tranvía —elaborada dirección de arte de Pierre Louis Thevenet, cuidada música de Antonio Duhamel—, circula por vía muerta.

2/10
Gran Slalom

1996 | Gran Slalom

El film nos cuenta las andanzas de un guardia civil, que conoce a una atractiva mujer al quedarse, tirado en la carretera camino de los Pirineos. A partir de este momento se desencadena una sucesiva cadena de disparatados sucesos, persecuciones, enredos, infidelidades, celos, travestismo, etc. La estancia de unos días en la montaña no va a ser tan tranquila como prometía en un principio. Jaime Chávarri dirige esta película, en cuyo reparto aparecen nombres muy conocidos del cine español: Juanjo Puigcorbé, Laura del Sol, Santiago Ramos, Pilar Bardem y Pepa López. El film entretiene, aunque no aporte nada nuevo; más bien parece una actualización a los años 90 de aquellas comedias españolas disparatadas y para entonces atrevidas, de los setenta.

3/10
La Celestina

1996 | La Celestina

Gerardo Vera adapta el clásico castellano de Fernando de Rojas. El film describe los amores de Calisto y Melibea, y cómo se valen de los servicios de una vieja alcahueta. La pareja de amantes guapines, Juan Diego Botto y Penélope Cruz, no salvan la película.

3/10
El rey del río

1995 | El rey del río

César (Achero Mañas), un joven atrevido y ambicioso, es distinto a sus hermanos. Su madre no pudo criarlo y le dejó con su hermana Carmen (Carmen Maura), y con el marido de ésta, Antón (Alfredo Landa). Elisa (Ana Alvarez) y Fernando (Gustavo Salmerón) son los hijos de este matrimonio. Fernando rivaliza con César, pero siempre anda detrás de él y encubre todas sus gamberradas. Elisa está enamorada en secreto de César. Antón no puede disimular el aprecio que siente por César, que lo aprovecha en detrimento de Fernando. En esta complicada vida familiar, explotan los sentimientos ocultos coincidiendo con la captura por César de un gigantesco salmón llamado el Rey del Río. Una película emotiva y agradable, escrita por el prestigioso Rafael Azcona. Landa y Maura están sensacionales en su papel de padres. Narra una complicada historia de sentimientos familiares con finura, de una manera muy atractiva. Los paisajes que se muestran son espectaculares.

6/10
Suspiros de España (y Portugal)

1995 | Suspiros de España (y Portugal)

Dos frailes, fray Liborio y fray Clemente, dejan su monasterio de clausura, en lastimoso estado de abandono, cuando muere el padre abad. Para uno es el primer encuentro con el mundo; para el otro, sencillamente, un reencuentro con el pasado —hija y amante— que dejó atrás. Comedia picaresca perjeñada por el trío formado por Fernando Trueba, Rafael Azcona y José Luis García Sánchez, se trata de una sucesión de chistes de tono decididamente irreverente, casi blasfemo, en los que la omnipresencia del sexo raya en lo obsesivo. Eso sí, el producto se sirve con unos cuidados diseño artístico y reparto; en este último, destaca Juan Luis Galiardo. Como divertimento, el film carece de interés; en cuanto a sus pretensiones de visión del estado de las cosas, García Sánchez —que dice deber mucho al novelista portugués José Samarago, a quien dedica la película— asegura que «da un pequeño paseo por la historia de España, que no es otra que la de un espermatozoide buscando a ver dónde cae»; lo que da idea de su visión “poubrinha”, dirían en Portugal, y en España, por más directos, cutre.

2/10
El seductor (1995)

1995 | El seductor

José Luis García Sánchez rueda con oficio una película que explora el mundo y los deseos de la adolescencia. Cosme (Antonio Hortelano) es un joven de clase media; tiene 15 años y es buen estudiante. El chico se siente notablemente atraído por Merche (María Barranco), una vecina de su inmueble, casada, de 35 años y que trabaja como fisioterapeuta. Dando rienda suelta a sus deseos, Cosme ideará un plan secreto que le permita eludir las obligadas vacaciones familiares, de tal modo que tendrá todo el tiempo libre que necesita para poder cautivar a su vecina. Película fresca sobre la juventud actual, de tintes sociales y que ofrece algunas secuencias de gran cine. María Barranco (Mujeres al borde de un ataque de nervios) demuestra una profesionalidad sobresaliente y buena dosis de comicidad.

4/10
Tirano Banderas

1993 | Tirano Banderas

Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Ramón Mª del Valle-Inclán realizada por José Luis García Sánchez, quien ya se había enfrentado antes con la de Divinas palabras. La historia de Santos Banderas, el dictador de un imaginario país hispanoamericano, y del movimiento revolucionario que trata de derrocarle –que atrajo a García Sánchez porque parecía encajar con sus ideas marxistas–, no es fácil de llevar a la pantalla; sobre todo al basarse este esperpento de un modo tan patente en el lenguaje verbal. De modo que la obra de Valle?Inclán se convierte en manos del director en un film pesado, en el que el esfuerzo por hacer una lectura del autor gallego en imágenes sólo da lugar a algunas secuencias repulsivas, y a un ritmo poco cinematográfico. En el haber del film, el cuidado en la ambientación y el empeño de los actores. Pesa el artificio de la puesta en escena y las dificultades inherentes a una empresa demasiado compleja.

3/10
Belle epoque

1992 | Belle epoque

Son los días previos a la Segunda República española. Un joven soldado llamado Fernando abandona el ejército y en su escapada llega a parar a la casa de Manolo, un librepensador muy excéntrico. Cuando las cuatro hijas de Manolo: Rocío, Violeta, Clara y Luz, vuelven al hogar, el joven Fernando iniciará una aventura amorosa, intentando enamorar a cada una de ellas, una tras otra, sufriendo continuas decepciones. Fernando Trueba rodó esta comedia que consiguió nada más y nada menos que nueve premios Goya y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, el segundo que fue a parar a una producción española, tras el cosechado por Volver a empezar. Fernando Trueba dirige con una gran eficacia una comedia con muchos puntos en común con El año de las luces, uno de sus grandes éxitos anteriores, también con Jorge Sanz en el papel de un joven obsesionado con las mujeres. Le acompañan grandes nombres del cine español, como Fernando Fernán Gómez, en un papel excepcional. El citado Jorge Sanz y el también joven Gabino Diego aportan el toque de humor justo para no decepcionar, y las actrices Ariadna Gil, Maribel Verdú y Miriam Díaz Aroca también están a la altura. Lo mismo ocurre en el caso de Penélope Cruz, en uno de sus primeros papeles en cine tras Jamón Jamón, que obtuvo con su trabajo un impulso para su carrera en España, antes de cruzar el charco hacia nuevos triunfos internacionales. A pesar de que tiene cierto nivel artístico, y de que acumula momentos divertidos, ofrece una visión tópica de la Segunda República española. Pesa sobre todo su injustificado anticlericalismo, pues el sacerdote interpretado por Agustín González parece una auténtica caricatura. También desluce bastante el film su constante recurso a lo soez.

5/10
Chechu y familia

1992 | Chechu y familia

Es verano y los padres de Chechu se han ido de vacaciones, por lo que el adolescente se queda solo en casa con la compañía de su abuelo Don José y del servicio. El jardinero, la cocinera, la asistenta, y el propio muchacho harán lo que más les apetece, aprovechando la ausencia de los dueños. Comedia muy ligera de Álvaro Sáenz de Heredia, donde destaca la presencia de Fernando Fernán Gómez como el abuelo, y de Antonio Flores haciendo de novio macarrilla de Neus Asensi.

3/10
¡Ay, Carmela!

1990 | ¡Ay, Carmela!

Loa artistas de una compañía ambulante regresan de entretener al bando republicano; son los duros años de la guerra civil española. Caen en territorio nacional y los encarcelan. Salvan el pellejo haciéndo una obra que ensalta los valores de la cruzada nacional. Comedia agridulce firmada por el maestro Carlos Saura, con dos actores que pocas veces han estado mejor. Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en los premios europeos de cine, y Andrés Pajares demostró, contra pronóstico, que es un buen actor. El film ganó 14 premios Goya: casi nada.

4/10
Sangre y arena (1989)

1989 | Sangre y arena

Mediocre coproducción entre España y Estados Unidos, adaptación de la novela homónima del español Vicente Blasco Ibáñez, que ha sido varias veces llevada al cine, la más famosa de ellas la protagonizada por Tyrone Power y Rita Hayworth en 1941. Aquí la batuta la lleva el español Javier Elorrieta, quien contó con la hermosa Sharon Stone (muy mal debía de andar de trabajo allá por 1989) para el principal papel femenino. El desconocido Christopher Rydell se mete en el papel protagonista, mientras que la excelente Ana Torrent (Tesis) cumple interpretando a la dulce Carmen, aunque resulta difícil olvidar a la maravillosa Linda Darnell del film del 41. La historia trata del ascenso a la fama del torero Juan Gallardo, desde que es un mozalbete sin recursos hasta convertirse en figura del toreo. Se casará con Carmen, pero perderá los huesecillos por la explosiva Doña Sol.

3/10
El vuelo de la paloma

1989 | El vuelo de la paloma

Simpática comedia que gira en torno al personaje de Paloma (Ana Belén) una mujer casada, ama de casa, con dos hijas pequeñas. Mientras que su marido Pepe (José Sacristán) es un borrachín pícaro que trapichea en juicios con su cuñado, el pescadero Juancho (Juan Echanove) y el vecino facha Toñito (Antonio Resines), antiguo novio de Paloma, pierden los higadillos por ella. La cosa llega al culmen cuando en la plaza donde está la casa de la familia ruedan una película sobre la guerra civil, cuyo protagonista es el actor Luis Doncel (Juan Luis Galiardo), un galán de tres al cuarto pero toda una celebridad, del que queda prendado Paloma. Film con cierta chispa, con personajes de sainete que componen una especie de historia a lo "13 Rúe del percebe", el film y el supuesto rodaje acontecen en pleno centro de Madrid. El reparto reúne a varias figuras del cine español. El guión es de Rafael Azcona y del director, José Luis García Sánchez.

5/10
Soldadito español

1988 | Soldadit español

Un joven muchacho perteneciente a una familia de militares, se declara objetor de conciencia y se niega a realizar el servicio militar. Esto hace que comience a ser presionado por su entorno para que reconsidere su decisión y no coloque a la familia en el descrédito. Cuento antimilitarista según un buen guión de Giménez-Rico y Rafael Azcona. A pesar del tono de comedia que rodea al producto, el dramatismo se palpa en cada una de las situaciones planteadas, hasta culminar todo trágicamente. Tuvo una aceptable acogida crítica y comercialmente alcanzó los 61.461.732 millones de pesetas (369.392 euros). A destacar su gran reparto con Juan Luis Galiardo, Maribel Verdú, Luis Escobar, Amparo Baró y José Luis López Vázquez.

5/10
Pasodoble

1988 | Pasodoble

El director y guionista José Luis García Sánchez contó con la colaboración del gran Rafael Azcona para pergeñar una historia cómica a la española, muy cañí. Aunque la dirección no sea de lo mejor, el resultado sube enteros gracias al espectacular elenco de prestigiosos actores españoles. Narra cómo una familia de gitanos que ha sido expulsada de su casa, decide ocupar un museo en Córdoba, antigua casa de un príncipe ya fallecido. Ni la policía ni los encargados del museo lograrán desalojarlos.

5/10
Moros y cristianos

1987 | Moros y cristianos

Última comedia del tándem Berlanga-Azcona tras treinta años de fructífera colaboración. Se trata de una especie de recopilatorio de los momentos estelares de la pareja que se sustenta en gastados gags como el del ataúd pequeño, imposibles –y elaborados– planos secuencia, incómodos chistes sobre personajes actuales, y actores representando a los mismos personajes de siempre. Con objeto de reconducir su fábrica de turrones valencianos de Xixona, una familia compuesta por el padre (Fernando Fernán Gómez) y sus hijos (Pedro Ruiz y Rosa Maria Sardà) se involucrará en una demente campaña de publicidad organizada por un histriónico asesor de imagen (José Luis López Vázquez). Los mejores momentos los protagoniza un delirante Andrés Pajares, absolutamente genial como sobrino tarado adicto al sexo, que se preocupa de que un pez pueda ahogarse en la piscina, cree que hay 'gusanos' en su comida japonesa y se extraña de que hayan multado a su furgoneta al estar parada.

5/10
El bosque animado

1987 | El bosque animado

Delicada, entrañable y divertida adaptación del clásico literario de Wenceslao Fernández Flórez, sobre los habitantes de la mágica Fraga de Cecebre. Destaca el trabajo coral del magnífico reparto.

6/10
El pecador impecable

1987 | El pecador impecable

Don Honorio es un hombre cincuentón que aún vive dominado por su posesiva madre, doña Aurora, una mujer que lleva a su hijo a misa, le hace partícipe de su colección de sellos, le arrastra a sesiones de bingo y, sobre todo, se encarga de que ninguna mujer le seduzca. Pero a la muerte de su progenitora, el mundo de Honorio sufre una radical transformación.

El año de las luces

1986 | El año de las luces

Tras la Guerra Civil, Manolo y su hermano menor son enviados a un hospital porque tienen síntomas de tuberculosis. Allí la vida les cambiará por completo. Fernando Trueba contó con un guión del veterano Rafael Azcona.

4/10
Hay que deshacer la casa

1986 | Hay que deshacer la casa

Ana y Laura son dos hermanas que viven separadas desde hace mucho tiempo. Ana vive en París donde lleva una vida teóricamente moderna y bohemia. Por su parte, Laura reside en Madrid donde ha formado una familia de lo más burguesa. Ambas se reúnen en su Guadalajara natal donde tendrán que poner al día la herencia de sus padres. Este reencuentro estará lleno de recuerdos y de deseos para el futuro más inmediato. Las dos Amparos están estupendas, como siempre, en sus papeles protagonistas. La película está basada en la obra teatral homónima premiada con el Lope de Vega del autor Sebastián Junyet.

4/10
La vaquilla

1985 | La vaquilla

En plena Guerra Civil española unos soldados republicanos planean robar la vaquilla que el pueblo enemigo cocinará en el banquete de la fiesta en honor a la Virgen de Agosto. Esto echaría al traste los festejos, pero animaría a las tropas que sufren escasez de alimentos debido a la guerra. Comedia al más puro estilo del equipo formado por Luis García Berlanga y Rafael Azcona, ambientada en la Guerra Civil y con moraleja de fondo. Hay algunos aspectos tópicos, como las caracterizaciones del comandante franquista (Agustín González), del marqués o del cura, con el anticlericalismo propio de Berlanga, y también excesiva tendencia a la grosería burda. De todas maneras, el tono cómico resta seriedad y maniqueísmo a la visión de la época. La odisea del intento de rapto de la vaca es la parte más divertida del film, que cuenta entre el reparto con actores de la talla de Alfredo Landa, José Sacristán o María Luisa Ponte.

6/10
La corte de Faraón

1985 | La corte de Faraón

Película basada en la zarzuela homónima de 1910 que cuenta en un tono desenfadado y picantón la historia de un esclavo egipcio que se ve acosado por altas damas de la corte. La película tiene como protagonistas a un grupo de actores que interpretan esta zarzuela. La cantante Ana Belén da rienda suelta a sus dos caras más conocidas –la de actriz y la de cantante– en este título que sirve de paso para criticar la censura franquista.

4/10
Nacional III

1982 | Nacional III

Título que cierra la trilogía de la familia Leguineche tras La escopeta nacional y Patrimonio nacional. Aunque en esta ocasión el asunto no salió tal y como el público esperaba, ya que, desde su argumento inicial, parece más una comedia políticamente coyuntural de Mariano Ozores (¡Qué vienen los socialistas!, sería el mejor ejemplo) que una ácida crítica social de Berlanga. El filón ya estaba agotado, notándose cierta dejadez en un doblaje ineficaz, situaciones burdas (los camareros con la rosa en la mano, el truco fallido del brazo de escayola, el top-less limpiabotas...) y situaciones, diálogos y personajes demasiado vistos anteriormente en la serie. La acción tiene lugar en 1981, cuando después del fallido golpe de Estado de Tejero, los Leguineche deciden evadir su capital a Francia aunque, para su desgracia, el partido socialista gana las elecciones.

4/10
127 millones libres de impuestos

1981 | 127 millones libres de impuestos

Discreta comedia española, con motivo del 'boom' inmobiliario. Arturo es el dueño de una empresa constructora, pero está en serios apuros económicos, pues ha de pagar con celeridad un crédito bancario por valor de 127 millones. Está tan desesperado que decide simular su secuestro. Dirige el madrileño Pedro Masó, quien cuenta con un estupendo elenco de actores españoles.

4/10
Patrimonio nacional

1981 | Patrimonio nacional

Continuación de La escopeta nacional, llevando ahora a la familia Leguineche a un lujoso palacio enfrente de la Cibeles. Allí, el marqués (Luis Escobar) y su hijo (José Luis López Vázquez), planean incapacitar a la marquesa para quedarse con el palacio y así poder codearse con la alta realeza española. Al igual que el título original satirizaba las cacerías franquistas, ahora Berlanga y Azcona dan la vuelta a la tortilla y se aprovechan de la nueva situación monárquica española para ofrecer todo un caudal de diálogos y gags (como cuando el coche de caballos del marqués queda a la par que una 'lechera' de la policía nacional) y toda clase de esperpénticos personajes extraídos de la primera entrega, como Luis Ciges como Segundo y Agustín González como el cascarrabias padre Calvo. En el cine Proyecciones de Madrid el público aplaudía espontáneamente al final de cada proyección, algo insólito en nuestros días y sólo recordable durante los años 80 en títulos como Oficial y caballero y Los santos inocentes.

5/10
Puente aéreo

1981 | Puente aéreo

El director y guionista Pedro Masó (La gran familia, Las Ibéricas F.C.) acomete en este picante film una de sus muestras de la moda española del 'cine del destape' de los 80. La historia es de lo más simple: una mujer mayor, que regenta un club de Top-Less, decide llevar a cabo un nuevo negocio. Se trata de llevar a 'trabajar' sus chicas al puente aéreo entre Madrid y Barcelona. Las ventajas son claras: el viaje es breve, y los clientes, adinerados.

2/10
El divorcio que viene

1980 | El divorcio que viene

Comedia picaresca a la española, con reparto impresionante. Dirige y escribe Pedro Masó (La gran familia), en colaboración con Rafael Azcona. La idea es ilustrar la sociedad libertina de la época, los 80, que abría las puertas legales al divorcio en España. El resultado es bastante desastroso y es posiblemente una de las peores películas del director.

3/10
La miel

1979 | La miel

Don Agustín, un profesor, visita a la familia de Paco, un antiguo alumno. La madre de Paco le pide que aconseje positivamente a su hijo, a cambio de dinero. El profesor acaba aceptando presionado por su hermana, que necesita el dinero por su afición desmesurada a jugar en el bingo. Agustín empieza a frecuentar al chico, pero empieza a sospechar que su madre ejerce la prostitución. Primera colaboración del director Pedro Masó con el guionista Rafael Azcona (El verdugo). El film acaba siendo una comedieta típica del cine del Destape, sin demasiado interés. Supuso el debut de Jorge Sanz, que entonces tenía 10 años.

4/10
La familia, bien, gracias

1979 | La familia, bien, gracias

Carlos, padre de familia numerosa que se quedó viudo años atrás, se jubila. También se queda completamente solo cuando su última hija soltera abandona el nido. Para mitigar la nostalgia del pasado, cuando vivía feliz con sus 16 hijos, decide visitarles uno a uno en compañía de 'El padrino', su mejor amigo. Pero los chicos están demasiado absorbidos por sus propios problemas, y apenas le prestan atención. Algunos están casados pero las nueras y los yernos les han cambiado por completo. Tercera entrega de La gran familia, con Pedro Masó –guionista del original– ejerciendo de realizador. Masó escribió con el guionista Rafael Azcona, un film mucho más amargo y desesperanzado que el modelo original, optimista y alegre. El argumento parece influido por la muy superior Cuentos de Tokio, de Yasuhiro Ozu.

5/10
Adiós al macho

1978 | Ciao maschio

Lafayette es un técnico de teatro, que debe aguantar las burlas y abusos de varias actrices feministas de Nueva York. Un día que pasea por la playa encuentra a un bebé chimpancé en el interior de un gigantesco muñeco de King Kong. Tomará la sorprendente decisión de adoptar al animal como si fuera un ser humano. Una de las películas más disolventes y surrealistas de Marco Ferreri, que contó con la colaboración en el guión de Gérard Brach y Rafael Azcona. Explora el cambio de los roles sexuales tradicionales de hombre y mujer, con sus típicos excesos visuales.

4/10
La escopeta nacional

1978 | La escopeta nacional

Despiadada crítica sobre los estertores del régimen franquista en una exhibición del cine de Berlanga y Azcona, con memorables planos secuencia y diálogos que no dejaban títere con cabeza sobre algunos temas –ejército, religión, dictadura– hasta entonces intocables en España. Su acción tiene lugar a comienzos de los años 70, cuando el industrial catalán Jaume Canivell llega a Madrid para participar en una cacería donde también están presentes personas muy bien relacionadas con el Pardo. Lo que pretende Canivell es que un futuro ministro que participa en la caza le financie su proyecto de porteros automáticos. Con un antológico José Sazatornil al frente, tiene uno de los mejores repartos de todo nuestro cine con Agustín González, Mónica Randall, José Luis López Vázquez y un recuperado Luis Escobar como el pervertido e inolvidable marqués de Leguineche. Todo un éxito de público aupado también por críticas como la de un revanchista Fernando Trueba en El País: 'Un filme directo, sin concesiones, salvaje, en el que se destapa y tortura a quienes, durante 40 años, nos han estado haciendo la puñeta'.

5/10
Un hombre llamado Flor de Otoño

1978 | Un hombre llamado Flor de Otoño

Lluis de Serracant es un abogado que desciende de una ilustre familia catalana. Vive en la Barcelona de los años veinte y, durante el día, lleva una vida aparentemente normal, pero es homosexual y, por la noche, trabaja como travestí en un pequeño cabaret con el nombre profesional de Flor de Otoño. Cuando otro travestí es asesinado, Flor de Otoño se convierte en sospechoso del crimen porque la noche anterior ambos habían discutido violentamente. Armengol, protector del travestí asesinado, es también de esa opinión, por lo que, junto con una pareja de matones, espera a Flor de Otoño y tras una terrible paliza le abandonan en la puerta de su casa vestido de mujer.

Mi hija Hildegart

1977 | Mi hija Hildegart

Madrid, años 30. Aurora Rodríguez se entrega a las autoridades porque ha acabado con la vida de Hildegart, su hija, a la que educó para hacerse miembro del partido comunista y consagrar su vida a la liberación de la mujer. Uno de los films menos logrados como director del gran Fernando Fernán Gómez, que adaptó el libro "Aurora de sangre", de Eduardo de Guzmán. A su vez, éste se basaba en hechos reales acontecidos en tiempos de la Segunda República de España.

5/10
El anacoreta

1976 | El anacoreta

Fernando es un hombre maduro que se montó hace 11 años su propio apartamente ni más ni menos que... ¡en el cuarto de baño!, lugar del que no quiere salir. Desde allí escribe mensajes que introduce en botellas y las cuela por el inodoro, con la esperanza de que alguien los reciba. Una joven atractiva, llamada Arabel, se hará con uno de estos mensajes que habla de la reina de Saba. Con la intención de conocer a Fernando, Arabel se hace pasar por la mismísima reina de Saba. Surrealista comedia llena de inteligentes ironías y un humor sarcástico. Protagoniza un divertido Fernando Fernán Gómez, cuyo personaje acaba llevándose a su terreno a todos los demás.

6/10
El poder del deseo

1975 | El poder del deseo

Javier es un joven que trabaja en una empresa de publicidad y un día conoce a Juna, una muchacha ambiciosa de la que se enamora hasta los huesos. Un día, la joven le confiesa que heredaría una fortuna si su tío muriera, así que Juna intenta persuadir a Javier para que asesine a su tío. La película es triste representante de la época del "destape" de los años 70 en España. El otrora prestigioso Juan Antonio Bardem (Muerte de un ciclista) ofrece uno de sus trabajos más pobres al volver a dirigir a Marisol, tras La corrupción de Chris Miller. Ni el guión ni el elenco podían hacer nada para que la historia funcionara.

2/10
Pim, pam, pum... ¡fuego!

1975 | Pim, pam, pum... ¡fuego!

En la posguerra española, una corista llamada Paca se hace amante de un extraperlista, pero en realidad se enamora de un miembro del maquis, que le aporta toda la ternura que no le da el insensible extraperlista. Paca tendrá que hacer equilibrios peligrosos para poder vivir, pues tiene además a su cargo a su padre enfermo. Concha Velasco protagoniza este dramón que pinta una triste y pobre época de España. Dirige con oficio Pedro Olea (El maestro de esgrima), quien cuenta con un siempre formidable Fernando Fernán Gómez en el papel del odioso extraperlista.

5/10
La adúltera

1975 | La adúltera

Una chica de pueblo, se casa con un francés y se muda a la ciudad, donde se ve atraída por otros hombres. Su escasa experiencia de la vida le pondrá a prueba. El guión del ácido Rafael Azcona sabe sacarle punta humorística a las tentaciones de la infidelidad matrimonial.

4/10
La revolución matrimonial

1974 | La revolución matrimonial

Curioso film sobre un matrimonio en crisis, que para salvar la relación deciden simular que son amantes. La trama es de Rafael Azcona, y en opinión del director, José Antonio Nieves Conde, “Mi impresión es que Azcona se limitó a reescribir una historia que ya había escrito como Peppermint frappé. Era una historia demasiado forzada, los personajes carecían de profundidad. La rodé muy profesionalmente, incluso creo que es mi película mejor planificada.”

4/10
No tocar a la mujer blanca

1974 | Touche Pas à la Femme Blanche

El director de El cochecito satiriza el western en esta revisión de la historia del general Custer, que sitúa la acción en París. Con La gran comilona y La última mujer forma una trilogía sobre la desintegración social.

4/10
Tamaño natural

1974 | Grandeur nature

Desconcertante película que parte de una apuesta que Berlanga hizo con Rafael Azcona sobre la posibilidad de vivir durante un tiempo con un maniquí, lo que dio lugar a un argumento ideal para que el director mediterráneo pudiese llevar a cabo en París sus obsesiones fetichistas. Un cuento triste, romántico y estrafalario, que se aparta del resto de la filmografía del director tanto por su realización como por ese tono melancólico centrado en su personaje central: un médico enamorado de una preciosa muñeca hinchable que se trae de Japón, en un modélico alegato sobre la incomunicación y la soledad. A pesar de que casi todo el metraje transcurre en la casa del protagonista –un melancólico Michel Piccoli–, fue un rodaje bastante complejo en lo que a la muñeca se refiere, ya que Berlanga no acababa de encontrar el tono adecuado para que la historia fuese creíble. Finalmente, tras gastarse un dineral en una muñeca que el director rechazó, y eliminar la posibilidad de rodar con una actriz real, Berlanga encargó varias muñecas consiguiendo el efecto deseado en una de ellas.

6/10
La gran comilona

1973 | La grande bouffe

Cuatro amigos, que comparten una vida plana y aburrida, deciden reunirse en una mansión, con la idea de suicidarse, a base de comer hasta reventar. De paso, también pretenden practicar el sexo por última vez, por lo que contratan a un grupo de prostitutas. Cuando todos están cebados, algunos deciden desertar. Famosa comedia dramática, con excepcionales actores, que fue abucheado en su momento en el Festival de Cannes, y que sin embargo obtuvo un inexplicable éxito de público. El director Marco Ferreri y el guionista Rafael Azcona, que habían colaborado con mejor fortuna en El pisito y El cochecito, pretenden criticar la sociedad de consumo, con una visión del mundo un poco negativa.

5/10
Tarot

1973 | Tarot

Un joven se casa con un anciano invidente por necesidades económicas, pero a la vez que mantiene una aventura con otro hombre. Dos grandes cineastas del cine español, Azcona y Forqué, son responsables de este producto setentero de leve terror, que incluye además un reparto con nombres de altura, como Fernando Rey o las norteamericanas Gloria Grahame y Sue Lyon, actrices ya entonces en decadencia.

4/10
La prima Angélica

1973 | La prima Angélica

Singular mirada de Carlos Saura, con guión de Rafael Azcona, a los mecanismos de funcionamiento de la memoria. Con una estructura compleja, cuenta el regreso a Segovia de Luis, un editor cuarentón, para enterrar los restos de su madre en el panteón familiar. Al llegar al lugar de su infancia, los recuerdos de una educación opresiva y su amor por la prima Angélica se apoderan de su mente. Ahora Angélica está casada en un matrimonio infeliz, y él se ve agobiado por los traumas del pasado. Película personalísima de Saura, según se trasluce de sus propias palabras: "Nunca he estado de acuerdo, tal vez a causa de mi experiencia personal, con esa afirmación comúnmente extendida que asegura que la infancia es la época dorada de la vida". Y en efecto, su visión es negativa, viene a decir que las malas experiencias marcan de por vida y no se pueden enterrar. El film fue Premio del Jurado en Cannes, y fue muy polémica en España por la visión negativa de un personaje falangista. Pero en un momento de política cultural aperturista del régimen, tuvo muy buena acogida de público y crítica.

6/10
La cera virgen

1972 | La cera virgen

Película que en clave de musical y con muchos toques de humor critica la hipocresía en la España rural. Las diferencias entre campo y ciudad eran cada vez más evidentes y a los urbanitas había muchas cosas que no les gustaban de sus vecinos del campo. Esta película pone de manifiesto estas diferencias y el doble rasero con el que miden los rurales según los ciudadanos. La temática acaba resultando de actualidad gracias a que se tratan temas como el machismo.

4/10
En el Oeste se puede hacer... amigo

1972 | Si può fare... amigo

Un pistolero pretende que su joven hermana se case pronto con otro hombre. El motivo es que ha tenido relaciones con ella. Pero después pretende matar a su esposo... Comedia del oeste con muy poco recorrido argumental y escasa seriedad, cuya mayor baza es la presencia de Bud Spencer –que siempre se lo pasa genial en este tipo de filmes– y del malévolo Jack Palance. Coproducida por España, entre el reparto destaca además Francisco Rabal, y el guión es obra nada menos que del gran Rafael Azcona (El verdugo).

4/10
Ana y los lobos

1972 | Ana y los lobos

Alegoría sobre la situación sociopolítica española, posible por las circunstancias del tardofranquismo, en que la censura prefería aflojar su control sobre la cultura antes que permitir un escándalo tanto en el interior como allende las fronteras. El film describe la llegada de una institutriz extranjera a un caserón, donde vive una madre con sus tres hijos adultos. La lectura más común de Ana y los lobos es que se trata de una simbología, donde la madre es la España franquista que ha engendrado tres monstruos que representan los tabúes del sexo, la religión y la política; la recién llegada aportaría la visión del exterior. Producido por Elías Querejeta, este film alegórico de Carlos Saura está impregnado de una apropiada atmósfera opresiva.

6/10
Una razón para vivir y una para morir

1972 | Una ragione per vivere e una per morire

Durante la Guerra Civil Americana, un grupo de delincuentes va a ser ajusticiado por el ejército yanqui. Sin ebargo, en el último momento les darán la oportunidad de salvar sus vidas a cambio de llevar a cabo una misión tan peligrosa que es prácticamente suicida. Coproducción europea, entre la acción y el spaghetti-western, que tiene cierto interés gracias al ritmo de la trama y a un reparto estelar de actores carismáticos, como James Coburn, Telly Savalas o Bud Spencer. En el guión intervino el gran Rafael Azcona (El verdugo).

5/10
La audiencia

1971 | L' udienza

Trama delirante del dúo Ferreri-Azcona acerca de un joven que desea una audiencia con el Papa para debatir temas teológicos. El entorno papal pone impedimentos al encuentro y le envían a una misteriosa y bella mujer, con oscuros propósitos.

4/10
El ojo del huracán

1971 | El ojo del huracán

Ruth se separa de Michel al encontrar a otro hombre. Con su nuevo novio la joven decide irse a la playa a pasar el verano; sin embargo, no todo será idílico.

El jardín de las delicias

1970 | El jardín de las delicias

Un constructor queda postrado en silla de ruedas y amnésico tras un accidente. Su familia intenta que recupere la memoria, escenificando escenas del pasado. Gran film de Saura, con un trabajo soberbio de José Luis López Vázquez.

5/10
Las secretas intenciones

1970 | Las secretas intenciones

Un arquitecto casado y una atractiva joven que ha intentado suicidarse cortándose las venas, se conocen y entre ellos surgirá una singular relación. Primero irán uno detrás del otro como el perro y el gato, y más tarde pasarán el tiempo charlando de sus vidas, de la soledad, el tedio y la muerte. Se trata de un denso drama producido por Elías Querejeta y que cuenta entre su reparto con nombres conocidos como el de José Luis López Vázquez, y otros de trayectoria internacional como los de Haydée Politoff (La coleccionista) y Jean-Louis Trintignant (Mi noche con Maud).

4/10
¡Vivan los novios!

1970 | ¡Vivan los novios!

Dos novios planean casarse en Marbella, el lugar natal de ella. Pero la madre del novio, delicada de salud, muere repentinamente. Para evitar el retraso del enlace, deciden ocultar la muerte. Lo que da pie a más de una situación disparatada. Una comedia menor de Luis García Berlanga, coescrita con Rafael Azcona. Rodada en 1970, el film tiene un tono picarón que el tardofranquismo empezaba a propiciar, con extranjeras de buen ver, en una línea que poco tendría que envidiar al cine de Paco Martínez Soria; y lo cierto es que apenas explota las situaciones de humor negro que podían haber propiciado las premisas del film.

4/10
El monumento

1970 | El monumento

El típico sabio despistado, especialista en heráldica, tiene completamente abandonada a su esposa, conocida popularmente por los varones como "el monumento" por razones obvias. Un marqués trata de seducirla. Las risas vienen servidas por el guión a la medida de José María Forqué y Rafael Azcona para la actriz argentina Analía Gadé.

5/10
Los desafíos

1969 | Los desafíos

Tres historias sobre desamores entre padres e hijos, esposos, compañeros de viaje, rodadas a finales de los 60, con producción de Elías Querejeta. Destaca el episodio filmado por un joven Víctor Erice.

5/10
La madriguera

1968 | La madriguera

Un matrimonio vive una vida completamente anodina en un chalet a las afueras de Madrid, "la madriguera" del título. Ella se dedica a matar el tiempo, pues no trabaja ni tienen hijos. Una inesperada herencia trae al hogar un montón de muebles de la familia de ella, que primero van a parar al sótano, pero que poco a poco van ocupando distintos espacios de la casa, con lo que despiertan ciertos fantasmas del pasado. Críptico film con guión donde intervinieron activamente Rafael Azcona y Geraldine Chaplin, que arroja una mirada corrosiva hacia la vacía burguesía. Según Saura, su idea con la película era criticar, en pleno marco de mayo del 68, la idea de la imaginación por la imaginación, que nunca le convenció: "Quería mostrar lo falaz de esa exaltación sin matices".

5/10
Tuset Street

1968 | Tuset Street

Un grupo de hombres jóvenes, solteros, empresarios, expertos en ligar, son asiduos de un bar en Barcelona. Entre ellos está Jordi, por quien la jovencita mariona pierde los higadillos... Un día los amigos se fijan en una cabaretera que actúa en el el cabert El Molino, y deciden apostar a que Jordi no es capaz de metérsela en el bolsillo. Jordi comenzará el acercamiento y lo que parece un juego se va transformando en otra cosa... La diva Sara Montiel produjo este drama agridulce en torno al amor y sus singularidades. Ella se reserva el papel femenino protagonista e interpreta varios números musicales, mientras que Patrick Bauchau hace un trabajo correcto como Jordi. La ambientación sesentera es desde luego uno de los puntos fuertes del film.

4/10
La boutique

1967 | La boutique

Carmen es una mujer infeliz en su matrimonio. Hastiada de que su esposo no le preste la menor atención, decide fingir una enfermedad incurable para ver si así le hace algo de caso. Pero él, sintiéndose culpable, hace mucho más que eso: la monta una boutique para que ella pueda disfrutar los últimos días de su vida. Coproducción entre España y Argentina (en ese país se tituló Las pirañas) en lo que puede considerarse uno de los largometrajes más insípidos de Berlanga, quizá atacado por las modas de su reparto (Sonia Bruno y Rodolfo Bebán) y por un cierto toque hippy que no le favorece en absoluto. A pesar de algún que otro afortunado gag de Azcona, todo el desarrollo de su trama nos la coloca algo alejada del cine iconoclasta y cínico de su autor. Una lástima porque la idea no era del todo desdeñable.

4/10
Peppermint Frappé

1967 | Peppermint Frappé

Julián trabaja como radiólogo en Cuenca. Su enfermera Ana le ama en secreto, pero él no se da cuenta. La llegada un amigo de la infancia, Pablo, especulador inmobiliario casado con Elena, una extranjera, despierta la pasión de Julián por ella. Pero como no es correspondio, debe conformarse con su enfermera, a la que trata de moldear a imagen del objeto de sus deseos. Film simbólico y opresivo de Carlos Saura, rápidamente emparentado con el cine de Luis Buñuel, al que se rinde explícito homenaje con la idea de la hermosa joven tocando el tambor en la Semana Santa de Calanda. La película fue seleccionada para competir en Cannes, pero curiosamente fue boicoteada por el propio cineasta, que se unió así a las protestas de mayo del 68. La interpretación de Geraldine Chaplin le mereció un telegrama de su padre Charles Chaplin donde le decía "por fin encarnas un personaje verdadero, humano, que ama y sufre... ¡Bravo!".

6/10
Un rincón para querernos

1966 | Un rincón para querernos

Vicenta y Antonio acaban de contraer matrimonio. Deciden pasar unos días solos en el campo, huyendo de las masificaciones que se producen en su ciudad, Pamplona, durante las fiestas de San Fermín. El guión tiene algunos pasajes logrados, pero el film está rodado con una puesta en escena discreta, mientras que los actores no llegan a componer personajes memorables.

3/10
Oggi, domani, dopodomani

1965 | Oggi, domani, dopodomani

Intento de prolongar el éxito de Ayer, hoy y mañana, también con producción de Carlo Ponti y presencia de Marcello Mastroainni. El esquema es el mismo, tres historias humorísticas sobre las relaciones hombre-mujer, aunque de diferentes directores. En “L'uomo dei 5 palloni”, de Marco Ferreri, vemos a un tipo tan obsesionado con dar con el punto máximo de inflado de un globo antes de que explote, que se olvida de su prometida. “L'ora di punta”, de Eduardo De Filippo, describe el regreso a Italia de un profesor, que se aloja en cada de un amigo de la infancia. Mientras que “La moglie bionda” de Luciano Salce se centra en la paciencia de un individuo con su rubia esposa, que sólo piensa en cuidar el aspecto físico.

4/10
El verdugo

1963 | El verdugo

Amadeo es un verdugo que acaba de jubilarse. Su hija Carmen no encuentra novio por la macabra profesión de su padre. Finalmente se queda embarazada de José Luis, un empleado de pompas fúnebres que tampoco encontraba pareja por su trabajo. A Amadeo le van a conceder un piso por su condición de funcionario, pero sabe que cuando se lo entreguen ya estará jubilado. Tratará de convencer a José Luis para que acepte convertirse en su sustituto como verdugo, lo que les permitirá conservar el inmueble. Le promete que no tendrá que matar a nadie. Pero cuando se hace cargo del puesto, llega una orden de ejecución, lo que asusta terriblemente y se plantea dimitir aunque esto signifique que se quedará en la calle. Comedia negra que sin duda es una de las mejores películas de Luis García Berlanga, junto con Bienvenido Mister Marshall y Plácido. El realizador aprovecha un inspirado guión de Rafael Azcona que lanza una clara crítica contra la pena de muerte, pero también describe problemas de la España de la época, como la dificultad para acceder a una vivienda, la burocratización, etc. También describe fenómenos como el turismo emergente del momento. Según el propio Berlanga también quería tratar la dificultad del ciudadano para seguir su propio camino en libertad. "Lo importante en la historia es, a mi juicio, la facilidad con que el hombre contemporáneo acaba cediendo a los condicionamientos sociales, se trague inconscientemente -o quizá no- los elementales cebos que las circunstancias le tienden y quede así, sujeto a las garras de un estado de vida que no es el que íntimamente habría deseado", comentó el realizador. Como curiosidad, el director valenciano ha contado en más de una ocasión que la censura le hizo eliminar el sonido de los hierros del garrote vil, que el verdugo lleva en su maleta. Genial la escena de la cueva de Mallorca, con los guardias civiles gritando en las grutas el nombre "José-Luis-Rodríguez". En el reparto destaca especialmente el gran José Isbert, que imprime gran humanidad y humor a su peculiar personaje de Amadeo. Le acompañan unos correctos Nino Manfredi y Emma Penella, e inspirados secundarios como José Luis López Vázquez, María Luisa Ponte, Alfredo Landa y Chus Lampreave. A nivel técnico, destaca la inspirada fotografía del italiano Tonino delli Colli, operador habitual del cine de Pier Paolo Pasolini.

8/10
El poder de la mafia

1963 | Mafioso

Las cuatro verdades

1962 | Les quatre vérités

Plácido

1961 | Plácido

Cuatro años después de dirigir Los jueves, milagro, Luis García Berlanga estrenó Plácido, hoy en día considerada una de sus mejores películas, integrante de la gran terna del director valenciano, junto con Bienvenido Mr. Marshall (1953) y El verdugo (1963). En este caso, la historia acontece durante la tarde de un día de Navidad en una ciudad de provincias. Los pudientes del lugar han organizado grandes festejos bajo el lema "siente un pobre a su mesa". Los actos incluyen una gran cabalgata con actrices llegadas de Madrid, y un sorteo promovido por la marca Cocinex. La idea es promover entre los ciudadanos que ese día la caridad ha de reinar en cada hogar. Entre toda la gente implicada destacan Quintanilla, encargado de la organización, y Plácido, un transportista que anda de un lado para otro intentando pagar la primera letra de su carricoche recién adquirido. Como es habitual en su cine, Berlanga y su guionista Rafael Azcona, pergeñan una aguda aunque sutil crítica social de la España de la época, en donde la disparidad entre pobres y ricos no se podía, aunque se quisiera, ocultar con una caridad ficticia. La película está plagada de personajes entrañables, auténticos, pero Berlanga les llena de sibilina hipocresía al hacerles caer en una caridad oficial, ridícula, vacía de verdadero sentido. Resulta muy original la larga secuencia del enfermo del corazón en casa de los Helguera, rodada y planificada con una pericia impresionante, y que ofrece una crítica mordaz tanto de la filantropía falsa como de la chata idea de la religión que reinaba entre las "beatas" lugareñas. Al menos, ésa es la limitada visión del escéptico Berlanga... Los diálogos se solapan con gran realismo y rapidez, y los momentos cómicos son variadísimos. Destaca sobremanera un impresionante José Luis López Vázquez, cuyo resfriado es claramente heredero del que un año antes tenía Jack Lemmon en El apartamento. Y muy gracioso resulta el pobre comilón interpretado por Luis Ciges.

8/10
El cochecito

1960 | El cochecito

Los talentos de Rafael Azcona y Marco Ferreri se unen para pintar, con trazos de humor negro, un cuadro de la sociedad española de los años 50. El tiempo pasa, pero los problemas e ilusiones de entonces, siguen siendo los de ahora. En El cochecito tenemos a un anciano, que anhela hacerse con un cochecito de inválido para desplazarse a sus anchas por Madrid; y para conseguirlo recurrirá a todo tipo de artimañas. Clásico entrañable.

6/10
Se vende un tranvía

1959 | Se vende un tranvía

Simpático cortometraje escrito, entre otros, por el magnífico tándem de cineastas españoles compuesto por Luis García Berlanga y el guionista Rafael Azcona, que dio lugar a obras maestras del cine español, como Plácido o El verdugo. En este cortometraje Berlanga y Azcona colaboraron por primera vez, y ya se encuadra en el tipo de visión 'berlanguiana' de la posguerra. narra la historia de un tal Julián, un cutre timador, que intenta colocar un tranvía a un rico e inculto agricultor. la crítica social, teñida de farsa con su punto anticlerical son las notas de la historia. En principio iba a formar parte de una serie que sería titulada "Los pícaros", que al final no llegó a realizarse. José Luis López Vázquez da vida al protagonista caradura.

6/10
Los europeos

2020 | Los europeos

La historia de Miguel Alonso, que se gana la vida como delineante, y Antonio, el hijo tarambana de su jefe, que lo arrastra a veranear a Ibiza, donde le han hablado de lo fácil que es ligar con europeas. Tras los primeros escarceos desesperados con unas chicas valencianas que se encuentran a su llegada, los dos amigos van conociendo la particular fauna de juerguistas que pululan por la isla con ganas de pasárselo bien. Mientras Antonio enlaza fiestas y salidas nocturnas, Miguel, más escéptico, prefiere mantenerse al margen. Hasta que se siente seducido por Odette, una francesa encantadora.

María querida

2004 | María querida

Lola, una joven periodista, acude a cubrir la concesión del Premio Cervantes a María Zambrano. Inicialmente no tiene mucho interés, pero pronto queda cautivada ante la personalidad de esta intelectual de la República, que tuvo que tomar el camino del exilio tras la guerra civil. Hasta el punto de tomar la decisión de hacer un documental sobre ella. El tándem Rafael Azcona (guionista)-José Luis García Sánchez (director) repite colaboración, con algo más de tino que en su también reciente Franky Banderas. Estupenda la caracterización de Pilar Bardem.

4/10
La cera virgen

1972 | La cera virgen

Película que en clave de musical y con muchos toques de humor critica la hipocresía en la España rural. Las diferencias entre campo y ciudad eran cada vez más evidentes y a los urbanitas había muchas cosas que no les gustaban de sus vecinos del campo. Esta película pone de manifiesto estas diferencias y el doble rasero con el que miden los rurales según los ciudadanos. La temática acaba resultando de actualidad gracias a que se tratan temas como el machismo.

4/10
Los desafíos

1969 | Los desafíos

Tres historias sobre desamores entre padres e hijos, esposos, compañeros de viaje, rodadas a finales de los 60, con producción de Elías Querejeta. Destaca el episodio filmado por un joven Víctor Erice.

5/10
Se vende un tranvía

1959 | Se vende un tranvía

Simpático cortometraje escrito, entre otros, por el magnífico tándem de cineastas españoles compuesto por Luis García Berlanga y el guionista Rafael Azcona, que dio lugar a obras maestras del cine español, como Plácido o El verdugo. En este cortometraje Berlanga y Azcona colaboraron por primera vez, y ya se encuadra en el tipo de visión 'berlanguiana' de la posguerra. narra la historia de un tal Julián, un cutre timador, que intenta colocar un tranvía a un rico e inculto agricultor. la crítica social, teñida de farsa con su punto anticlerical son las notas de la historia. En principio iba a formar parte de una serie que sería titulada "Los pícaros", que al final no llegó a realizarse. José Luis López Vázquez da vida al protagonista caradura.

6/10

Últimos tráilers y vídeos