IMG-LOGO

Biografía

Juan Diego

Juan Diego

77 años

Juan Diego

Nació el 14 de Diciembre de 1942 en Bormujos, Sevilla, España

Premios: 3 Goya (más 1 premios)

Actor con coraje

14 Octubre 2010

Es uno de los actores españoles más prestigiosos, queridos y eficaces del cine y el teatro español. No hay papel que se le resista a Juan Diego, que siempre da lustre a cualquier producción, por modesta que sea.

Juan Diego Ruiz Moreno nació en Bormujos (Sevilla), el 14 de diciembre de 1942. “Pasé una infancia completamente normal en el medio rural”, ha dicho. Aunque le encanta su pueblo, al que según explica regresa casi siempre en Semana Santa, no le gustaban las tareas del campo por lo que decidió convertirse en actor, y estudió en el Conservatorio de Música y Declamación, en Madrid.

Siempre fue un idealista que quiso cambiar el mundo metiéndose en política. Mientras muchos se granjean enemigos por esta causa, el carácter jovial y amistoso del actor le hace ser muy apreciado incluso por aquellos que tengan la ideología contraria. Empezó como militante del Frente de Estudiantes Sindicalistas, una organización estudiantil y falangista. Pero acabó haciéndose miembro del Partido Comunista de España.

Desde que Juan Diego empezó a actuar en el teatro, dejaba sorprendidos a los espectadores con obras como “Esperando a Godot”, que tuvo mucha repercusión. En 1971 encabezó una sonada huelga de actores junto a Concha Velasco, para conseguir la reducción de la jornada laboral de los actores.

Debutó en televisión en la serie Mi hijo y yo, y tras convertirse en un habitual de la pequeña pantalla, saltó al cine con Fantasía... 3. Sin embargo, su auténtica consolidación en este medio le llegaría con Los santos inocentes, impresionante adaptación de la novela de Miguel Delibes, dirigida por Mario Camus. Interpretaba a un arrogante e insensible ‘señorito andaluz’ que ha quedado en el recuerdo como uno de sus mejores trabajos.

Homenajeó a la profesión actoral en El viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán Gómez, y realizó una convincente encarnación del Caudillo, Francisco Franco, en Dragon Rapide. Aunque a finales de los 80 decidió centrarse más en su carrera en las tablas, con montajes memorables, como ‘El lector por horas’, ocasionalmente interpretaba papeles en el cine en títulos como Jarrapellejos, Pasodoble, La noche oscura o Jamón, Jamón.

Ganó el Goya al mejor actor de reparto por El rey pasmado y París Tombuctú, y el correspondiente al mejor actor por Vete de mí, donde interpretaba a un actor cincuentón en horas bajas, y padre de otro Juan Diego: Juan Diego Botto.

Entre sus mejores trabajos destaca el sacerdote en crisis de fe de You’re the One, a las órdenes de José Luis Garci, y el padre desesperado de Padre Coraje, miniserie televisiva dirigida por Benito Zambrano. También encarnó a uno de los responsables de la matanza de Puerto Hurraco, en El séptimo día.

Desde 2005 tiene un gran éxito televisivo por su papel de comisario Don Lorenzo, uno de los personajes más populares de Los hombres de Paco. Combina la grabación de la serie con películas como Casual Day o Lope.

De carácter tímido, y poco dado a airear a sus intimidades en los medios de comunicación, se sabe que cuando cumplió 58 años se convirtió en padre de una criatura.

Goya
2007

Ganador de 1 premio

Goya
2000

Ganador de 1 premio

Goya
1992

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
El cover

2020 | El cover

Dani es un joven con un gran conflicto interior que le paraliza: ama la música, pero tiene miedo a fracasar como su padre, y sufre pensando que es uno más, como su abuelo, por lo que decide no intentarlo escondiéndose en su autenticidad. Ese verano, entre su trabajo de camarero y las noches con los amigos, conocerá a Sandra. Con ella descubrirá la lucha de los cantantes anónimos, el amor y qué significa no ser uno más.

A pesar de todo

2019 | A pesar de todo

Sara, Lucía, Sofía y Claudia son cuatro hermanas cuyas vidas y personalidades son diametralmente opuestas. Tras la muerte de su madre, Carmen, las cuatro hermanas volverán a reencontrarse en Madrid para despedirse de ella y por un breve espacio de tiempo aguantarse, conocerse y aceptarse en esta estrambótica comedia de enredo.

Oro

2017 | Oro

Hubo una época en que Agustín Díaz Yanes apuntaba maneras de gran director, su debut tras las cámaras con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto hace ya más de dos décadas. Su posterior trayectoria ha sido irregular, aunque la taquilla le sonriera con la adaptación del héroe novelesco de Arturo Pérez-Reverte Alatriste. Ahora también toma como punto de partida un relato del escritor, además de una trama aventurera con telón de fondo histórico, la América de los conquistadores del siglo XVI, y también con esa misma mirada triste y desencantada, que busca rebajar la épica de la posible gesta, abundando en los aspectos de pura ambición, envidia, lujuria y violencia, aunque, un querer sin querer, admirando el valor de unos hombres que se enfrentaban a obstáculos sin cuento en territorio desconocido. En ese sentido, sigue la línea de la también fallida 1898, los últimos de Filipinas, dando en su mirada acomplejada una de cal y otra de arena. Hasta la música de Javier Limón se diría que se contagia de esas medias tintas, pues a ratos se arranca en una nota que parece va a ser el inicio de la genial partitura de Ennio Morricone para La misión, pero no, claro que no. Ante el esfuerzo desarrollado en lo que sin duda es una producción ambiciosa, con espléndida fotografía selvática de Paco Femenia, la pregunta del millón es “¿qué pretende transmitir al espectador Agustín Díaz Yanes?”. No es fácil saberlo, y ello se traduce en la carencia de emociones genuinas. El referente fílmico claro es Aguirre, la cólera de Dios, de la que toma prestada entre otras muchas, la idea de la voz en off de un cronista de la expedición. Pero francamente, se queda a años luz del imitado film de Werner Herzog, lo que entrega no funciona como cuadro de la avaricia desbocada por el reluciente oro. Ni siquiera hay una reflexión digna de ese nombre en torno a los nativos. Tenemos una expedición comandada por un anciano oficial, que lleva consigo a su señora esposa, deseada por sus hombres, y a una criada. La poca determinación del líder de la expedición es manifiesta, nunca nos creemos a su personaje, y el empeño en mostrar la fuerza de una mujer con personalidad, con la cara de Bárbara Lennie, parece responde sólo a satisfacer una cuota feminista de pantalla. Tampoco es fácil aceptar al resto de comparsas, a pesar del esfuerzo de las composiciones de Raúl Arévalo, Óscar Jaenada y José Coronado. Algunos pasajes son como viñetas sueltas, que parecen querer obligar al espectador a comulgar con ruedas de molino, véase la aparición de Juan Diego como una suerte de reverso luminoso del coronel Kurtz de Apocalypse Now con acento andaluz, o todas las escenas que protagoniza un caricaturesco fraile dominico.

3/10
No sé decir adiós

2017 | No sé decir adiós

José Luis es viudo, tiene una autoescuela en el pueblo, en Almería, donde vive con su hija Blanca, casada con Nacho y con una hija adolescente. La otra hija, Carla, trabaja en Barcelona como comercial agresiva, que aspira a crecer profesionalmente. Los primeros síntomas de un cáncer de pulmón incurable para el progenitor, propician el reencuentro familiar. La situación es dura y especialmente Carla se niega a aceptarla, frente al recurso a paliativos, ella desea otros doctores que den "soluciones". Una historia triste. Tremendamente creíble, porque la deshumanización de la sociedad avanza a grandes pasos, y el cariño, la frustración y la impotencia se dan la mano con demasiada frecuencia, faltan resortes en las personas para afrontar situaciones tan antiguas como el hombre, pues si hay algo que sabemos todos es que la muerte siempre nos alcanza, tarde o temprano. Resulta difícil calibrar si el debutante en el largo Lino Escalera es totalmente consciente del calibre de su propuesta, porque la lección que viene a extraerse de sus fotogramas es que se muere como se vive, y cuando la vida está vacía, la muerte puede convertirse en una lenta agonía sin sentido, en la que se incluyen los que siguen viviendo. El estilo del film es desabrido, las interpretaciones del trío principal, sobre todo Nathalie Poza y Juan Diego, de lacónica brusquedad, sólo Lola Dueñas ilumina un poco la oscura tragedia cotidiana, ella al menos tiene calidez y sentimientos que expresa, aunque trate a su marido en paro como a un trapo, o viva en la fantasía de ser actriz, objetivo que no parece que pueda ir más allá de la pura afición. La película se llevó 4 premios en el Festival de Málaga.

5/10
Incierta gloria

2017 | Incerta glòria

1937, en el Frente de Aragón. Lluís de Brocà, teniente republicano, llega a su nuevo destino en el pueblo donde también sirve su inseparable amigo Juli Soleràs. Éste se preocupa más que él por una amiga común de Barcelona, con la que el oficial tuvo un hijo, llevándoles comida. Por su parte, Lluís vuelca toda su atención sentimental en Carlana, criada que tuvo dos hijos no reconocidos con el terrateniente local, asesinado cruelmente por los anarquistas. Ésta le pedirá ayuda para falsificar papeles que demuestren que su señor al presentir su destino se casó con ella para garantizar el futuro de los niños… Si en su trabajo más destacado, Pan negro, de 2010, Agustí Villaronga reconstruía los duros años de la postguerra, ahora sitúa la acción en plena contienda civil española. Incierta gloria adapta la novela homónima, clásico de las letras catalanas, de Joan Sales, catalanista y comunista, pero a pesar de esto último también católico, que como consecuencia ofrece una visión más compleja y realista de lo habitual de la Guerra Civil, que desde la perspectiva republicana, reconoce los errores de su bando. Como consecuencia, el film del mallorquín resulta menos maniqueo de lo que se suele ver en las numerosas incursiones del cine español en esta temática en las últimas décadas. Aquí existe algún personaje del bando ‘rojo’ guiado por el idealismo, pero otros, más exaltados, se dejan llevar por la ira, y el odio, lo que da lugar a asesinatos, y quema de iglesias y conventos. Describe realidades poco divulgadas de los milicianos, como el fervor a la Virgen en las fiestas populares, o que pese al ateísmo y la persecución religiosa se sigue celebrando la Navidad. Agustí Villaronga tiene a su servicio a algún actor que se luce, en especial Núria Prims, con su Carlana, prototipo de los inevitables aprovechados, que en un conflicto nadan entre ambas partes, sólo preocupados por medrar. También brilla Oriol Pla, como Juli Soleràs, chiflado con corazón. El tercero con mayor peso, Marcel Borràs, realiza un loable esfuerzo, pero no acaba de estar bien explicado del todo su personaje Lluís de Brocà, que primero ignora a la madre de su hijo y a éste, luego les acoge y les adora… Tampoco tienen la misma calidad todos los secundarios, pues realiza una labor encomiable Luisa Gavasa, que aprovecha su origen aragonés, pero en cambio el gracejo natural de Fernando Esteso juega esta vez en su contra, pues rompe la tensión dramática, y no se entiende muy bien por qué se recluta a Juan Diego para un personaje que sólo aparece brevemente en dos secuencias. En suma, la irregularidad marca el conjunto, pues por un lado el responsable de Tras el cristal vuelve a mostrarse como un gran creador de atmósferas, con un personalísimo sello personal. Por otro, no logra remontar un guión al que le falta una reescritura para remendar agujeros, o evitar pasajes que no acaban de funcionar, como las metáforas equinas para explicar la pasión naciente del teniente hacia la señora, muy poco sutiles (“echa de menos al señor, porque era el único que le montaba”). Y por supuesto, la masturbación de éste, que ya no puede más, por si alguien no lo había cogido. No es el único detalle truculento, pues resulta llamativa el empeño del director en desnudar a sus personajes, venga a cuento o no.

5/10
Anochece en la India

2014 | Anochece en la India

Ricardo es un tipo amargado por una enfermedad que le tiene clavado en una silla de ruedas. Su cuidadora rumana Dana tiene que tener una paciencia infinita a la hora de hacer su trabajo. El caso es que se supone que Ricardo tuvo una vida estupenda en el pasado en la India, era su época hippy. Y ha decidido vender todo lo que tiene, dejar España e ir a morir a ese país. Chema Rodríguez, director y guionista de Anochece en la India, debuta en la dirección de largometrajes de ficción con esta fallida irregular road-movie; antes había coescrito el guión de La gran final, que también transcurría en países exóticos. A pesar de contar con un actor con tantas tablas como Juan Diego, no logra despertar el necesario interés narrativo. El personaje de Ricardo es decididamente antipático, casi odioso, el gracejo que le pone el actor con el “no me jodas, no me jodas”, puede despertar una sonrisa una, dos veces, pero acaba siendo cansino. Su decisión de viajar a la India no emociona, porque realmente faltan referentes para entenderla. Aunque más grave es todo lo relativo al personaje de Dana, empeñada en acompañar a su insoportable jefe, las motivaciones que se nos apuntan –enamoramiento, cierto detalle relacionado con su maternidad...­– resultan escasamente convincentes. Poco puede hacer la esforzada Clara Voda para remediarlo. Ni siquiera el viaje responde a una mínima lógica narrativa. De pronto estamos en Rumanía, sin que nada nos prepare para ello, o nos encontramos en la frontera con Irán... Entran y salen personajes de nulo interés como el que fuera marido de Dana, o la enfermera rubia maciza... Escuchamos canciones lánguidas en inglés… En fin, quiere ser cine trascendente, importante, pero no llega demasiado lejos. Así hasta esa estancia en solitario en medio de ninguna parte de la pareja protagonista, que precipita un final que deja frío, pese a sus pretensiones emotivas.

2/10
Toledo

2012 | Toledo | Serie TV

Drama histórico español ambientado en el siglo XIII en la capital de la corte castellana de aquel entonces, Toledo. Bajo el reinado de Alfonso X El Sabio, Castilla pone fin a la guerra santa contra los musulmanes tras décadas de lucha. La decisión del monarca no es del agrado de algunos hombres poderosos cercanos a él, pero cuenta con el apoyo de uno de sus principales soldados: Rodrigo Pérez de Ayala, que convertido en magistrado de la ciudad intentará mantener la paz y hacer que judíos, musulmanes y cristianos convivan sin altercados. En este contexto histórico, el protagonismo recae especialmente en el magistrado y sus dos hijos, que luchan por intentar hacer una vida normal olvidando el pasado, en concreto el asesinato a manos de los musulmanes de la madre y el primogénito de la familia. Romances prohibidos, complots, traumas infantiles, ambición, egoísmo en una época donde la espada se imponía no pocas veces sobre la tolerancia. Toledo nos sitúa de lleno y desde el principio en un ambiente de sirvientes, vagabundos, comerciantes, recaudadores de impuestos, ricos caballeros, influyentes religiosos… toda una época dentro de los muros de una ciudad medieval fielmente reflejada gracias a una dirección artística notable que no escatima esfuerzos en vestuario y decorados. Lógicamente también se le saca jugo al escenario real, con calles empedradas rebosantes de vida y en donde aparentemente se respira la paz. Una paz que ni el alto clero ni la nobleza desean frente al rey y los soldados que sí apuestan por ella. He aquí cuando surge el conflicto, una trama con tintes novelescos, por momentos previsible, donde cada personaje, cuitas personales y vivencias paralelas aparte, aporta su granito de arena a la intriga que reina en palacio. Cabe destacar el excelente trabajo de Juan Diego (Los hombres de Paco) en la piel de un envejecido Alfonso X. No se quedan atrás una gran Patricia Vico (Hospital Central), la reina consorte Volante, y quizás el que más carácter imprime a su personaje, Eduard Farelo, el magistrado de la ciudad y principal hilo conductor de la serie. Es de alabar también las interpretaciones de dos jóvenes actores, Jaime Olías como el infante Fernando, y de la joven Paula Rego. Al guaperas de la serie, Maxi Iglesias (Física y Química), que da vida al hijo del magistrado, aún le queda un hervor.

4/10
Insensibles

2012 | Insensibles

Ópera prima de Juan Carlos Medina, hasta ahora cortometrajista. Él mismo se ha encargado de escribir el guión junto con Luiso Berdejo, uno de los autores de [Rec]. En Insensibles, los médicos diagnostican a David un cáncer. Prestigioso neurocirujano que sufrió un accidente de automóvil, David necesita ahora urgentemente un trasplante de médula, de un familiar directo, para reducir el riesgo de rechazo. Sólo podrían ofrecérselo sus padres, pero resulta que fue adoptado en circunstancias extrañas. En la búsqueda de su madre biológica, David descubrirá que su origen está relacionado con un grupo de niños encerrados en un asilo de los Pirineos, en los años 30, que sufrían un extraño mal que les hacía insensibles al dolor. Medina se revela como un realizador con fuerza que dará que hablar, sobre todo con el potente arranque de Insensibles, en el que una niña descubre a una amiguita con el brazo ardiendo sin sentir nada. Los primeros minutos prometen una reflexión metafórica sobre el sentido del dolor físico y emocional, para avisar al individuo de que algo va mal, aunque finalmente la cinta parece centrarse más en los efectos de la mentira y las relaciones paternofiliales. Destaca la sugerente fotografía de Alejandro Martínez (Hierro). Pero aunque el film logra crear la suficiente intriga como para que se siga con cierto interés, el guión acaba siendo exagerado e inverosímil. No parece que el objetivo principal de Insensibles sea apuntarse al carro de las películas guerracivilistas de 'recuperación de la memoria histórica' y similares, pero alcanza cotas surrealistas en sus secuencias de represalias del bando franquista. Además, algunos pasajes reiterativos desvelan la condición de primerizo del realizador. Insensibles cuenta con un reparto irregular. Los niños realizan un gran trabajo, sobre todo Ilias Stothart y Liah O'Prey (los segmentos de cuento gótico infantil estilo El laberinto del fauno son lo mejor). También se lucen Tómas Lemarquis, caracterizado con abundante maquillaje. Pero el grandioso Juan Diego no acaba de estar a su altura habitual, mientras que el protagonista, Álex Brendemühl, no acaba de encontrar el tono de su personaje, y aunque sus diálogos en catalán resultan creíbles, en castellano parece estar recitando.

5/10
Todo es silencio

2011 | Todo es silencio

El veterano José Luis Cuerda vuelve a adaptar una novela de Manuel Rivas, 13 años después de La lengua de las mariposas. El escritor y periodista coruñés se ha encargado personalmente del guión adaptado. Todo es silencio transcurre en dos tiempos. Comienza en 1969, cuando Fins y Brinco, dos niños de Noitía, un pueblo costero, rivalizan por atraer la atención de Leda. Los tres preadolescentes ayudan ocasionalmente a algunos de sus vecinos a descargar la carga de Mariscal, cabecilla de una red de contrabandistas y cacique local, que tiene comprada hasta a la pareja de la Guardia Civil que vigila la zona. El segundo segmento transcurre 20 años después, cuando Fins regresa al lugar convertido en agente de narcóticos, y se encuentra que Brinco ha tenido un hijo con Leda y se ha convertido en uno de los más destacados componentes de la cuadrilla de Mariscal. Un personaje cinéfilo de Todo es silencio, que a ratos intenta recuperar el tono de los westerns clásicos, comenta en un momento dado que sólo hace falta John Wayne y un caballo para rodar una película. Se podría decir metafóricamente que José Luis Cuerda cuenta con su John Wayne –un reparto plagado de eficaces actores como Juan Diego, Chete Lera y Miguel Ángel Silvestre– y hasta dispone de caballo, tal y como se conoce popularmente a la heroina, droga que le proporciona al realizador una temática –el narcotráfico en Galicia– de enorme interés. Y sin embargo, con estos elementos, Cuerda no hilvana una película, o al menos no una demasiado redonda. Uno de los principales problemas son los diálogos que le proporciona Manuel Rivas, con frecuencia larguísimos, más literarios que cinematográficos. Por regla general los actores no parecen conversar entre sí, sino que cada uno suelta una especie de monólogo que le hace parecer desconectado del resto del elenco. Mientras que algunos de los actores salen al paso, como los anteriormente citados, a otros como Quim Gutiérrez o Celia Freijeiro se les atragantan sus textos. Aunque en Todo es silencio José Luis Cuerda describe lugares y ambientes con encanto que despiertan la nostalgia, como la escuela abandonada de los indianos o la cantina local, fracasa por completo con los estallidos repentinos de violencia que tratan de imitar lejanamente la fórmula de El padrino. ¿Por qué se ha metido en camisa de once varas el responsable de El bosque animado al pretender narrar una historia que incluye un tiroteo y por momentos debería tener tono de thriller? El salto temporal no está conseguido, porque se supone que apenas ha cambiado nada en el escenario de la acción, pero es que efectivamente, no parece que hayan transcurrido dos décadas, sobre todo porque la ambientación viene a ser más o menos la misma, y varios personajes siguen estando exactamente igual. Además, algunos fragmentos son tan tópicos que rompen el dramatismo, como los hippies descubiertos por los niños bañándose desnudos y dando rienda suelta a sus pasiones en la playa, o el sacerdote que en sus contadas apariciones sólo parece preocuparse por aquellos que le donan dinero, aunque éste proceda de la delincuencia. Pero el principal escollo de Todo es silencio viene a ser su falta de intensidad dramática. Pese a que se toma mucho tiempo para describir que Fins, Brinco y Leda han estado unidos desde su infancia, no parece que les afecte demasiado lo que les ocurre de adultos.

4/10
Que se mueran los feos

2010 | Que se mueran los feos

Eliseo tiene el apodo en el pueblo de “el feo”, y desde luego este tipo cojo, calvo y desdentado, que regenta una carnicería, no es el más guapo del lugar. Él soñaba con ir a la ciudad y dedicarse a la música –con otros tres mozos tenía y tiene una banda–, pero no pudo ser. Además, después de morir su madre, debe ocuparse de la granja, pues su hermano “pasa del tema”. Hasta tiene la cara dura de no acudir al sepelio materno, y mandar a cambio a Nai, su mujer. Eliseo acabará encamándose con ella. Comedieta del zaragozano Nacho G. Velilla, quien ya dirigió a Javier Cámara en Fuera de carta. Intenta ser una comedia amable, pero todo es rancio y con muy poquita chispa. Pese a los esfuerzos por explotar la gracia natural de Cámara y Carmen Machi, no hay demasiado espacio para las risas. Asusta un poco la superficialidad con que se trata la infidelidad –está bien en el caso de Eliseo, está mal en el caso de un amigo suyo casado y ligón–, la maternidad, la religión y la homosexualidad –la lesbiana que quiere tener un hijo, y elige de padre al cura–; se puede exhibir, por supuesto, la excusa de que se trata de una comedia, pero sería más honrado decir que sigue los presupuestos de lo políticamente correcto.

3/10
Lope

2010 | Lope

Siglo de Oro español. El soldado Lope de Vega vuelve de la guerra en las Azores, dispuesto a establecerse en Madrid y no volver a servir en el ejército. Tras enterrar a su madre, decide cultivar su pasión por el teatro y los versos, buscando el respaldo del empresario Jerónimo Velázquez. Logrará ganarse su confianza, al tiempo que cultiva una relación amorosa clandestina con su hija, Elena Osorio, y se siente atraído por Isabel de Urbina, de noble familia.El cine hispano sigue haciendo un esfuerzo por abordar tramas interesantes de su apasionante pasado, tras Alatriste y La conjura de El Escorial. Y hay que agradecer el gran esfuerzo de producción, la ambientación histórica es impresionante, y el elenco de actores bastante aceptable. Pero como ocurría en los mencionados títulos, el resultado es desigual. La idea al abordarse libremente la vida de uno de los genios de la literatura española, Lope de Vega, y que remite a Shakespeare enamorado, es ofrecer sus cuitas amorosas, al hilo de su vocación a las letras. Aunque una cosa es la intención, y otra el resultado, un tanto deslavazado.No es fácil dilucidar si es cosa del guión de Jordi Gasull e Ignacio del Moral, o de la puesta en escena de Andrucha Waddington, pero la sensación del conjunto es de escasa vertebración e indefinición de personajes. Valga a tal efecto, un ejemplo. Arranca el film con una carta de Lope dirigida a su madre, y tal recurso epistolar, junto a la muerte de ella, poco aportan a la historia. Se nos indica que al protagonista le importan las apariencias -de ahí ese entierro, por encima de sus posibilidades-, pero luego esto parece inconexo con la posterior descripción del triángulo amoroso, donde los auténticos sentimientos de Lope hacia Elena e Isabel son poco nítidos, y no parecen desde luego en ninguno de los casos los de un enamorado. Es cierto que hay algunas escenas que funcionan -la improvisación de los sonetos, el encuentro de las dos mujeres...-, pero falta el deseable ritmo brioso y domina la frialdad en la narración, con enredos y rencores que no conmueven, y sentimientos y modos de actuar muy básicos, como esas exageradas miradas lascivas de Elena (Pilar López de Ayala) en los primeros pasos del film, o el modo en que se resuelve un juicio. Por otra parte, el conocedor de la obra de Lope echará en falta un mayor recurso a ella, aunque ciertamente, con respecto al caso Shakespeare, el hándicap estriba en que es menos conocida por parte del gran público.

4/10
23-F

2010 | 23-F

Recreación de los hechos históricos que tuvieron lugar en España el 23 de febrero de 1981. Aquel día por la tarde tuvo lugar un intento fallido de Golpe de Estado militar cuando un destacamento de la Guardia Civil, encabezado por el teniente coronel Antonio Tejero, irrumpió pistola en mano en el Congreso de los Diputados, en Madrid, y tomó como rehenes a todos los políticos reunidos en él con motivo de la votación del candidato a la presidencia del gobierno Leopoldo Calvo Sotelo. Los golpistas esperaron en vano durante la noche y la madrugada siguientes a que las capitanías militares de toda España secundaran el golpe, cosa que al final no sucedió, presumiblemente gracias al mensaje de repulsa que el rey difundió por la televisión. La película, estrenada con motivo del 30 aniversario de aquellos sucesos, se ve al modo de un documental y ésa es su mayor virtud pero también su peor defecto. Por un lado, hay un esfuerzo por trasladar objetivamente los hechos a la pantalla, hechos que quedan apuntalados gracias a varias grabaciones de archivo reales que aportan credibilidad a las imágenes de ficción, que contrastan con las anteriores por ser en color. Sin embargo, la puesta en escena tiene algo de montaje teatral, muchos diálogos suenan poco verosímiles y el conjunto resulta opresivo, acartonado. Quizá esto se deba a que el guión únicamente se centra en los responsables del golpe y en las reacciones de los presentes en el Palacio de la Zarzuela, todos situados en localizaciones cerradas, siempre iluminadas con luz artificial. Ese aire apolillado, recargado, por otra parte tan propio de la época, se traslada asimismo a las actuaciones, las cuales resultan a veces tremendamente tópicas en cuanto a varios personajes golpistas (especialmente Tejero y su acompañante), militares y guardias civiles que parecen tener la inteligencia de un mosquito. Salen muy bien parados, por otra parte, Adolfo Suárez y Su Majestad el Rey, heroicos y serenos a su modo. Entre los actores destacan Juan Diego, que da vida al contemporizador, dubitativo y oportunista general Alfonso Armada (entonces hombre de confianza del rey); Mariano Venancio, muy convincente como Sabino Fernández Campo; y Fernando Cayo, quien lidia bien con su difícil personaje del rey y logra resultar creíble.

4/10
Esperpentos

2009 | Esperpentos

Como su propio título indica, Esperpentos está íntimamente relacionada con Don Ramón María del Valle-Inclán. La película supone una interpretación algo libre de tres de las obras del maestro literario: "Las galas del difunto", "Los cuernos de Don Friolera" y "La hija del capitán". De adaptarlas a un guión cinematográfico se encargaron el propio director José Luis García Sánchez y el fallecido Rafael Azcona. Esperpentos está protagonizada por don Manolito y don Estrafalario, que viven los últimos años de la dictadura de Primo de Rivera afanados por encontrar las obras escritas por su gran ídolo, Valle Inclán, y que han sido prohibidas por el gobierno.

5/10
Los hombres de Paco (6ª temporada)

2008 | Los hombres de Paco | Serie TV

De Gaulle pide la dimisión de Paco. Este agente de la Interpol está muy indignado por la desaparición de un informe, y habla con Don Lorenzo para que cese a Paco. Curtis y Kike escuchan la conversación y deciden usar un método para convencer a De Gaulle de las virtudes de Paco. La sexta temporada de la famosa serie continuó manteniendo el favor del público.

4/10
Los hombres de Paco (5ª temporada)

2008 | Los hombres de Paco | Serie TV

De Gaulle, agente de la Interpol, exige la dimisión de Paco. Considera intolerable que éste haya perdido un importante informe. Curtis, Povedilla y Kike se enteran de todo, y deciden aplicarle a De Gaulle el método ‘Yamasuki’. El procedimiento consiste en esperar a que De Gaulle se quede dormido para contarle las virtudes del inspector. Más episodios de la popularísima serie televisiva española que parodia el género policíaco.

4/10
Los hombres de Paco (3ª temporada)

2007 | Los hombres de Paco | Serie TV

4/10
Casual Day

2007 | Casual Day

El "Casual Day", costumbre importada de los Estados Unidos, tiene como objetivo reducir el estrés y favorecer las relaciones personales entre los trabajadores de una empresa. Se trata de pasar un día alejados del ambiente habitual de trabajo, con el fin de mantener distendidas reuniones para evaluar la situación presente y buscar soluciones gratas para todos. La idea de este día de asueto es liberar tensiones y retomar fuerzas y es frecuente que incluya también alguna actividad lúdica que incluya la colaboración en equipo. Pues bien, esta película, debut en la dirección de Max Lemcke, desarrolla uno de estos “Casual Day” de unos cuantos trabajadores de una empresa madrileña. La historia se centra especialmente en Ruy, un joven que lleva poco más de una semana en su puesto de trabajo, y que está pasando por una crisis en su relación con Inés, a la sazón hija de José Antonio, el jefe de Ruy. Ante esta situación, el joven no se siente cómodo, más aún cuando José Antonio atosiga a su pupilo con continuas “lecciones” para triunfar y le coloca a dedo en lo más alto. También trabaja en la empresa Marta, la mejor amiga de Inés, que está bajo las órdenes del machista Cholo, un tipo prepotente que sabe cómo “castigar” a sus subordinados. Y en fin, también pulula por ahí el psicólogo de la empresa, empeñado en “curar” los problemas de algunos trabajadores. Con logrado aire tragicómico, el film critica a las claras la hipocresía presente en muchas empresas, donde la falsedad reina por doquier y los amiguismos, las traiciones y las mezquindades de los empleados son el pan nuestro de cada día. Ciertamente, lo que se cuenta aquí no es muy divertido, quizá porque suena a demasiado real, pero Lemcke imprime un decidido tono desopilante a las situaciones, con lo que resta tensión y aporta algunos momentos sobresalientes. Por otra parte, no estamos ante una película redonda ni especialmente interesante, sino más bien ante una comedia dramática pequeña, aunque original, un film de personajes donde el conjunto de la historia resulta inevitablemente anecdótico y lo mejor es sin duda el trabajo del reparto. Juan Diego demuestra que es uno de los mejores actores españoles, capaz de transmitir una intensidad tal que resulta despiporrante por excesiva. Él regala las mejores escenas de la película, como la de la comida, la del discurso en el coche o la surrealista conversación en el baño. También destacan los formidables trabajos de Luis Tosar y de la semidesconocida Estíbaliz Gabilondo. Es ejemplar el prólogo protagonizado por ésta y por Marta Etura, en una conversación plano contra plano de gran nivel interpretativo.

5/10
Los hombres de Paco (4ª temporada)

2007 | Los hombres de Paco | Serie TV

Paco, deprimido, acude a la consulta de un psiquiatra. Cree que su vida es un desastre y que ha descuidado a su familia. La cuarta temporada cuenta con nuevos actores, como Laura Sánchez, que interpreta a la hermana de Paco.

4/10
Fuerte apache

2007 | Fuerte Apache

Bienintencionada opera prima de Jaume Mateu Adrover, que ha escogido un asunto tan sugestivo como los centros tutelares de menores. Estos lugares sustituyen en buena parte a los antiguos reformatorios, salvo en los casos de chicos potencialmente peligrosos que son recluidos en lugares cerrados. Juan Diego, un actor siempre eficaz, cumple con profesionalidad con su papel de Toni Darder, educador solitario que se considera un fracasado. A pesar de todo, Darder se deja la piel en su trabajo, confiando en alumbrar a sus pupilos. Un día queda al cargo de Tario, un niño magebrí avispado y apacible que, si pone de su parte, podría tener un brillante futuro. El director filma en un tono cercano al documental, a veces cámara en mano, y parece haberse documentado exhaustivamente sobre los problemas de los tutores de los centros de acogida, desmoralizados por la falta de recursos. Aunque no oculta realidades tan duras como la drogadicción y la delincuencia, el film se muestra positivo en cuanto a la posible reinserción de chicos marginales con actitudes para convertirse en ciudadanos respetables. Pero el reparto es desigual, y algunos actores parecen forzados en ocasiones. El film acusa además demasiados bajones de ritmos y no todas las situaciones resultan creíbles.

4/10
El triunfo

2006 | El triunfo

El Nen sueña con triunfar en el mundo de la rumba, género musical en el que destacó su padre. Pero pronto va a descubrir que la relación de su madre con el Gandhi, una especie de `padrino´ mafioso en su barrio, tuvo bastante que ver con la `desaparición´ de su padre durante muchos años. La catalana Mireia Ros hizo en 1997 una pequeña película, La Moños, que era una delicia. Aquí se le va un poco la mano en una historia de sentimientos desgarrados y ex legionarios a los que se les va `la olla´, aunque la directora muestra su buen gusto en momentos como el de los créditos iniciales del film.

3/10
Remake

2006 | Remake

Un grupo de amigos ya talluditos, que vivieron en una comuna hippy años atrás, se reencuentra en su antigua casa, acompañados de sus hijos veinteañeros. El tiempo no ha pasado en balde, y sus ideales –si realmente lo fueron– ahora mismo podría decirse que se los ha llevado el viento. Roger Gual, codirector de Smoking Room, se lanza a dirigir en solitario, y posa su mirada agridulce en la generación del 68, teóricamente generosa en sus deseos de cambiar el mundo, pero que se revela acomodaticia. El film, de atinado reparto, acierta al mostrar su fruto en unos hijos sumidos en perplejidades quizá mayores que las de sus progenitores, por la falta de agarraderos que les permitan afrontar sus problemas.

4/10
El camino de los ingleses

2006 | El camino de los ingleses

Versos sueltos de un poema nostálgico. Trazos impresionistas de un cuadro de la juventud que se fue. Hay que reconocer a Antonio Banderas director su capacidad de riesgo, a la hora de abordar una película ‘rara’, que para atraer al público, sólo tiene su popular nombre. El film, adaptación de una novela de Antonio Soler, transcurre durante un verano. Y aunque las coordenadas espaciotemporales no se definen con un explícito letrero, estamos en la querida Málaga de Banderas, a mediados de los años 70. Con la voz en off de un recién estrenado locutor de radio, que da a sus comentarios sobre el tiempo un tinte de poesía, seguimos el deambular de Miguelito. Éste es un joven al que acaban de extirpar un riñón, y en cuya estancia hospitalaria, gracias a las charlas con su compañero de habitación, ha descubierto que existe “otro mundo”, el de los sentimientos expresados a través del verso. Su primer amor, una joven con la que coincide en la piscina; sus problemáticos amigos y conocidos, con sus circunstancias, que incluyen un suicidio; la profesora, que le da otra visión de la literatura y las cuitas amorosas… Con estos elementos, típicos de las historias iniciáticas, agitados de modo singular en su coctelera, Banderas rememora lo que a la postre parecen, tamizados por la obra de Soler, sus recuerdos juveniles, su ingreso en la edad adulta y sus hasta entonces desconocidas posibilidades. Banderas director demuestra gusto en el encuadre (el arranque en la mesa de operaciones, sin ir más lejos), el montaje y el puntear de la música, aunque llega a hacerse cargante en la premiosa exposición. El tramo final del film, bellamente pasado por agua, es una buena muestra de sensibilidad. Pero pesa demasiado el limitado, limitadísimo horizonte vital de los personajes. Permitiendo una entrada excesiva al erotismo y al sexo sin compromiso –voyeurismo, prostitución, primeras experiencias, lecciones de alcoba…–, las posibilidades de la juventud quedan reducidas al mínimo. El nuevo mundo por descubrir sólo cabe intuirlo, pero Banderas no nos muestra, siquiera, la punta de ese gran iceberg.

6/10
Los hombres de Paco (2ª temporada)

2006 | Los hombres de Paco | Serie TV

Paco, Lucas y Mariano investigan el caso del "cirujano", un presunto asesino antropófago, que recuerda a Hannibal Lecter. Así empieza la temporada de esta parodia de las series policiacas, todo un fenómeno televisivo.

2/10
Vete de mí

2006 | Vete de mí

Vete de mí es una película hecha al alimón por Víctor García León –director y guionista– y Jonás Trueba –coguionista–, que ya habían hecho juntos una película que hacía honor a su título, Más pena que gloria. Los hijos, respectivamente, de J.L. García Sánchez y Fernando Trueba, entregan una comedieta ligera, con algún punto gracioso, en torno a una relación padre-hijo. Santiago es actor, divorciado, vive con una joven actriz desde hace dos años. Guillermo vive con ‘mamá’, y no se centra; miente más que habla, y tiene la cara tan dura como el pedernal. El caso es que el chico es puesto por su madre de patitas en la calle, y se presenta de improviso en la casa paterna, donde va a alterar el ordenado mundo que se ha fabricado. La trama juega a la inversión de roles, hasta su casi convergencia: el padre demuestra ser tan inmaduro como el hijo, en el hijo asoma algo que la gente poco exigente calificaría como ‘responsabilidad’. Juan Diego y Juan Diego Botto están graciosetes, pero la película, una vez planteada, se estanca.

4/10
María querida

2004 | María querida

Lola, una joven periodista, acude a cubrir la concesión del Premio Cervantes a María Zambrano. Inicialmente no tiene mucho interés, pero pronto queda cautivada ante la personalidad de esta intelectual de la República, que tuvo que tomar el camino del exilio tras la guerra civil. Hasta el punto de tomar la decisión de hacer un documental sobre ella. El tándem Rafael Azcona (guionista)-José Luis García Sánchez (director) repite colaboración, con algo más de tino que en su también reciente Franky Banderas. Estupenda la caracterización de Pilar Bardem.

4/10
Torapia

2004 | Torapia

Creyendo que se trata de una vulgar imitación, Basilio, un ladrón de poca monta, le regala un lujoso collar de diamantes a una disminuida psíquica. Cuando se da cuenta del equívoco, ingresa en el sanatorio mental donde está ingresada la muchacha, para recuperarlo. Tras coescribir el guión de Airbag, y codirigir Año mariano con Fernando Guillén Cuervo, el actor Karra Elejalde debuta como director en solitario con esta comedia que también protagoniza, y que se sitúa en la misma onda irreverente y alocada de las anteriores. Además, recuerda a las últimas comedias de Berlanga, por su carácter coral.

1/10
El 7º día

2004 | El 7º día

El 26 de agosto de 1990 la tragedia sacudió al pequeño pueblo extremeño de Puerto Hurraco. La enemistad ancestral entre dos familias del lugar terminó en matanza. Carlos Saura se atreve a recrear los hechos sin nombrar el lugar donde acontecen y cambiando nombres: no en vano, a los habitantes del pueblo no les hizo gracia que el cineasta, con guión de Ray Loriga, revolviera en un pasado que preferirían olvidar. A favor del director hay que decir que narra los hechos evitando los aspectos más morbosos. Y trata de poner una nota de esperanza, contrastando el odio visceral, sobre todo en una de las familias, con un amor entre dos jóvenes que nada entienden de semejantes disputas. El trabajo del entero reparto es sensacional, pero entre todos hay que destacar a Victoria Abril en su papel de vieja amargada, en el que lleva a cabo una transformación realmente notable.

6/10
La vida que te espera

2004 | La vida que te espera

Val, una chica trabajadora que vive en un pueblecito con su padre y su hermana estudiante, es maltratada y retenida por su vecino, el anciano Severo, por una disputa a causa de una vaca. Cuando su padre, Gildo, acude a rescatarla, se produce una pelea, en la que muere Severo. Mientras la policía investiga el caso, Gildo y Val guardan silencio, al tiempo que ésta vive un idilio con Rai, un peluquero, hijo del fallecido. El cineasta cántabro Manuel Gutiérrez Aragón se fue a rodar en su tierra, el valle del Pas, una historia que ha coescrito con Ángeles González Sinde, la prestigiosa guionista de La buena estrella. El montaje es desconcertante, y algunos comportamientos de los personajes desentonan, pero describe el ambiente rural y cuenta con actores brillantes.

4/10
Torremolinos 73

2003 | Torremolinos 73

Un humilde vendedor de enciclopedias recibe una inusitada proposición por parte de su empresa, que le ofrece actuar en una enciclopedia de sexualidad, que se venderá en los países escandinavos, donde el material erótico hace furor. Para ello, debe rodar cintas caseras protagonizadas por él mismo y Carmen, su esposa. El matrimonio acepta empujado por las necesidades económicas, por lo que Carmen se convierte en una estrella del porno en Holanda, mientras que Alfredo se aficiona al cine de Bergman mientras sueña con rodar una película seria. Tanto Candela Peña como Javier Cámara demuestran espontaneidad en esta tragicomedia que describe la España de los 70. El color, tratado digitalmente, recuerda al de las películas de super 8 o a las fotos de la época. Aunque se apoya en gran parte en el típico humor de las comedias ligeras del cine español, el debutante Pablo Bergés describe de forma realista a los protagonistas, con especial acierto en el despertar artístico de Alfredo, y en el anhelo de Carmen de tener por fin un hijo por encima de cualquier otra aspiración.

4/10
El juego de Arcibel

2003 | El juego de Arcibel

La acción se desarrolla en el año 1967, en la república de Miranda, un país imaginario de Latinoamérica, regido por el general Abalorio, un despótico dictador. Por culpa de una extraña confusión, Arcibel Alegría, periodista que escribe sobre ajedrez, es encarcelado por motivos políticos. Alegría pasará muchos años en prisión. Alberto Lecchi (Nueces para el amor) es el director de esta imaginativa cinta política. El cineasta reunió a un selecto reparto, compuesto por reputadas figuras del cine argentino y español.

5/10
Padre coraje

2002 | Padre coraje | Serie TV

Teleserie dirigida por Benito Zambrano, director de esa magnífica película llamada Solas. En esta ocasión lleva a la pantalla una historia basada en hechos reales: la odisea vivida por Francisco Holgado, cuyo hijo fue asesinado a puñaladas en una gasolinera. Este hombre, con identidad supuesta, logró reunir testimonios para inculpar a los asesinos de su hijo. El siempre eficaz Juan Diego es el protagonista de la cinta.

6/10
Smoking Room

2002 | Smoking Room

Si a Gary Cooper nadie le acompañaba para hacer frente a los forajidos en Solo ante el peligro, el mismo problema sufre Ramírez. Y eso que lo que le pide a sus compañeros de trabajo es tan simple como razonable: que le apoyen con una firma para que la empresa habilite una habitación para fumadores. Por el momento, a los riesgos del tabaco, los trabajadores de su oficina tienen que añadirle el del frío al salir a la calle en pleno invierno. Paradójicamente, todos están de acuerdo en la petición, pero nadie se atreve a hacer algo que hipotéticamente podría contrariar a unos superiores, que no conocen, de una multinacional que ha adquirido la compañía. Premiados con el Goya a la mejor dirección debutante, los creativos publicitarios Julio Wallowits y Roger Gual han filmado una de las cintas más originales del cine patrio en los últimos años. Rodada con un estilo cercano al documental, los cineastas formaron para financiarla una cooperativa entre los actores. Todos ellos, por cierto, están sobresalientes en sus interpretaciones naturalistas y cotidianas, especialmente Eduard Fernández y Antonio Dechent. Aunque parezca lo contrario, no es una cinta sobre los peligros del humo, sino que habla de las relaciones humanas, de la crispación y las manías que a todos nos afectan, y que nos empujan, desgraciadamente, a la deshumanización.

6/10
La virgen de la lujuria

2002 | La virgen de la lujuria

Veracruz (México), en los años 40. El tabernero Ignacio Jurado El Mikado se enamora de Lola, una prostituta española. Mantendrá una relación con ella, a pesar de lo mal que le trata y de que le recuerda constantemente que su corazón pertenece a un luchador enmascarado. Cuenta con un guión que no acaba de estar hilado, y el desarrollo de la acción resulta poco creíble.

4/10
You're the one (Una historia de entonces)

2000 | You're the one (Una historia de entonces)

España, años 40. Julia es una mujer joven y hermosa que pasa por el peor momento de su vida al conocer la muerte del hombre del que estaba enamorada, un pintor contrario al régimen. Para salir de su depresión va a pasar una temporada en una finca familiar situada en un pueblecito de Asturias. Allí recordará momentos entrañables de su infancia. La casona está al cuidado de la Tía Gala, su nuera Pilar y el hijo de ésta, Juanito. Todos ellos, junto con otros personajes como el maestro o el cura del pueblo, estrecharán sus relaciones con Julia, una verdadera dama que irradia melancolía y fortaleza a un tiempo, y que brilla tan intensamente como Claudette Colbert en Sucedió una noche, al decir de Juanito. José Luis Garci firma una dirección primorosa, llena de amor por el cine, plena de templanza y serena belleza. La fotografía en blanco y negro es fantástica y fue premiada en el último Festival de Berlín. El reparto está impecable y, salvo la figura del sacerdote, quizá algo exagerada, todos transmiten la discreción requerida en la película. Mención especial para Julia Gutiérrez Caba, flamante ganadora del Goya como Mejor Actriz Secundaria. You're the One... es un rendido homenaje al cine clásico, al pasado, a las raíces. Parece que José Luis Garci no puede desprenderse de las historias íntimas, de pequeñas piezas de la vida cotidiana. Pero el director madrileño tiene un don: su cámara convierte esos pequeños mundos personales en grandes universos capaces de llegar al corazón del espectador y quedarse en él como una fotografía. Algunos quizá echen en falta eso que se llama “acción”, pero es que aquí no hace falta. Todo sucede en el alma de los personajes.

6/10
Fugitivas

2000 | Fugitivas

Tony es una joven de vida algo... desordenada. Con un grupo de “amigos”, entre los que se incluye su novio Juanjo, participa en el atraco a una administración de lotería. Lo malo es que ella y Juanjo traicionan a sus dos compinches, y luego el novio deja a Tony plantada y se lleva la pasta. Los maleantes burlados persiguen a Tony que, para colmo de males, está acompañada de una pobre niña, Laura, sobrina del novio, a la que conducían junto a su padre en Cádiz. La joven, perpleja ante tal cúmulo de circunstancias, verá cómo se despiertan sus instintos maternales gracias a la compañía de la pequeña Laura.   Interesante película del productor de Solas. Dirige Miguel Hermoso, que firmó Como un relámpago, título que pasó como un rayo por las carteleras (de lo poco que duró). No merece tal suerte este título vibrante, que conjuga bien la intriga y el suspense con el perfil humano de sus personajes. La peli se llevó 2 Goyas, a la mejor actriz revelación (Laia Marull) y a la canción (magnífica composición de Manuel Malou).

4/10
El invierno de las anjanas

2000 | El invierno de las anjanas

1898. Eusebio es un pescador que es requerido para partir a la guerra de Cuba. Creyéndole muerto, su enamorada Adelaida, de clase alta, casi enloquece de pena y tendrá que recibir tratamientos en un balneario. Romanticismo desesperado es lo que ofrece este film del debutante Pedro Telechea, quien contó con dos actores en alza por aquel entonces, los jóvenes Eduardo Noriega y la un poquito despechugada Elena Anaya. Pero narrativamente se trata de una historia pobre, torpemente contada, aunque contenga una notable fotografía, bellas localizaciones y los clásicos elementos trágicos de enamorados hasta el tuétano, a lo "Romeo y Julieta".

4/10
Pepe Guindo

1999 | Pepe Guindo

Un viejo actor de teatro hace el papel de un músico anciano, que recibe una llamada de un director de cine, que desea hacer una película sobre su vida. Los recuerdos comienzan a brotar, hasta el punto de que realidad y ficción se confunden. Emotivo film donde, una vez más, Fernando Fernán Gómez demuestra que es un actor como la copa de un pino.

5/10
París Tombuctú

1999 | París Tombuctú

Michel, un anciano cirujano plástico en crisis con problemas de impotencia, emprende un viaje desde París rumbo a Tombuctú. Cuando recala en Calabuch, un pueblo levantino, se topa con un grupo de pintorescos personajes. Luis G. Berlanga no llega a la altura de sus grandes títulos (Bienvenido, Mr. Marshall, El verdugo), pero es fiel al esperpento algo exagerado de su última etapa como director.

2/10
Entre las piernas

1999 | Entre las piernas

Miranda es adicta al sexo. Javier es adicto al sexo. Ambos coinciden en unas sesiones de terapia para curar su adicción: la atracción mutua surge enseguida. Pero ella está casada con Félix, un policía que investiga un crimen relacionado con el mundo del cine, en el que Javier podría estar involucrado. Manuel Gómez Pereira deja de lado la comedia que ha caracterizado sus filmes, aunque no sus típicas coordenadas sexuales, en un thriller un tanto desigual basado en la novela de Joaquín Oristrell. Destaca el reparto de primeras espadas del cine español: Victoria Abril, Javier Bardem, Carmelo Gómez.

4/10
Yerma

1998 | Yerma

Basada en la célebre obra de teatro de Federico García Lorca, la directora Pilar Távora lleva al cine este drama protagonizado mayoritariamente por mujeres. Aitana Sánchez-Gijón da vida a Yerma, una mujer atormentada por el destino que le ha tocado vivir. Desea con todas sus fuerzas tener un hijo para sentirse una mujer completa, pero al no concebirlo, acusa a su marido Juan (Juan Diego) de no darle uno debido a su falta de pasión. En Víctor (Jesús Cabrero) ve el candidato perfecto para ser madre, pero su rígida moral y los valores tan arraigados de una casta sociedad le impiden entregarse a éste. Colabora en el guión José Luis Garci (Volver a empezar, El abuelo, Historia de un beso), y completan el reparto María Galiana y la griega Irene papas, entre otras.

5/10
La novia de medianoche

1997 | La novia de medianoche

6/10
Tirano Banderas

1993 | Tirano Banderas

Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Ramón Mª del Valle-Inclán realizada por José Luis García Sánchez, quien ya se había enfrentado antes con la de Divinas palabras. La historia de Santos Banderas, el dictador de un imaginario país hispanoamericano, y del movimiento revolucionario que trata de derrocarle –que atrajo a García Sánchez porque parecía encajar con sus ideas marxistas–, no es fácil de llevar a la pantalla; sobre todo al basarse este esperpento de un modo tan patente en el lenguaje verbal. De modo que la obra de Valle?Inclán se convierte en manos del director en un film pesado, en el que el esfuerzo por hacer una lectura del autor gallego en imágenes sólo da lugar a algunas secuencias repulsivas, y a un ritmo poco cinematográfico. En el haber del film, el cuidado en la ambientación y el empeño de los actores. Pesa el artificio de la puesta en escena y las dificultades inherentes a una empresa demasiado compleja.

3/10
Jamón, jamón

1992 | Jamón, jamón

Dramón rural ubicado en una zona innombrada del campo español. Silvia, hija de la propietaria de una "bar" de carretera, se queda embarazada de su novio, un niño pijo que es incapaz de escapar de las faldas de su madre, a la sazón dueña de una empresa de ropa interior masculina. Ésta ve con malos ojos la relación de su hijo con Silvia e intenta persuadirle para que la deje. Pero al comprobar la férrea oposición de su hijo, decide contratar los servicios de un joven que ha posado como modelo de calzoncillos en su empresa, para que seduzca a la joven y la aleje de su familia. El film, bien rodado y con una esforzada definición de sus desesperados personajes, tiene un aire melodramático y un ahondamiento en ambientes marginales e inmorales que le acerca al mundo almodovariano. Y por si esto fuera poco, conforme avanza el guión se va mascando más y más la tragedia. Como es habitual en la filmografía de Bigas Luna, el director catalán explicita una y otra vez su exacerbada historia de amor con un continuo y muy grosero recurso al sexo desenfrenado. Javier Bardem y Penélope Cruz interpretaron unos de sus primeros papeles protagonistas.

4/10
El rey pasmado

1991 | El rey pasmado

Pleno siglo XVII en España. En Madrid reina un ambiente distendido en el que la gente hierve en las representaciones teatrales de Lope de Vega. Acaba de subir al trono el rey Felipe IV (Gabino Diego), un personaje inepto y bobalicón sin ninguna actitud política ni capacidad para gobernar. A este joven rey no le gusta la idea de quedarse encerrado en su palacio, escuchando los consejos y las adulaciones de su corte. Quiere descubrir el mundo por sí mismo: el amor, el sexo, la juerga... Así conoce a Marfisa, la prostituta más bella de la corte. El rey se queda embobado con Marfisa, y no quiere ni oír hablar de sus deberes y de sus supuestas obligaciones como monarca. Pronto se conoce en la corte el enamoramiento del rey. Nadie se atreve a mofarse en la cara del rey, y tratan de convencerle de que debe separarse de Marfisa. Adaptación de la novela de Gonzalo Torrente Ballester "Crónica del rey pasmado". Es una notable recreación histórica, que cuenta con brillantes interpretaciones, en especial la de Gabino Diego en el papel del monarca. Ganadora de 8 premios Goya de la Academia de Cine Español. Interesante.

5/10
Cabeza de Vaca

1991 | Cabeza de Vaca

Juan Diego protagoniza esta ciudada producción televisiva sobre el famoso conquistador español, descubridor de las cataratas de Iguazú. Hay una atmósfera verosímil y una puesta en escena muy naturalista.

5/10
La noche más larga

1991 | La noche más larga

Un abogado lleno de ímpetu idealista y mucha determinación se encarga de un difícil caso. Tendrá que defender a un joven acusado de asesinar a un policía, por el que puede ser condenado a la pena de muerte. El abogado no sólo actúa por motivos profesionales, sino porque también se siente profundamente atraído por la hermana del acusado. Cuidado film basado en una novela del periodista Pedro J. Ramírez, ambientada en los estertores de la dictadura franquista en España. Se trata de una película algo rancia, de tristona puesta en escena y de colofón duro. Está, eso sí, magníficamente interpretada.

4/10
Martes de carnaval

1991 | Martes de carnaval

Un escritor se encuentra en una severa crisis, creativa y vital: su dependencia del alcohol, su triste matrimonio, su ausencia de ideas. Su encuentro con los Cigarrones, máscaras del folclore gallego, le abre los recuerdos de un pretérito Martes de carnaval que cambió su destino. Drama pesaroso de atmósfera tristona, al estilo de otros de su autor, Fernando Bauluz (Lágrimas negras).

4/10
La noche oscura

1989 | La noche oscura

Acercamiento a la figura de San Juan de la Cruz, que siempre fascinó a Carlos Saura. El film se centra en el encierro del santo, contra su voluntad, en una celda de un monasterio. Allí, el carmelita encontrará la unión con Dios, que le inspira su célebre "Noche oscura del alma", una de las más altas cotas de la poesía mística. Producido por Andrés Vicente Gómez, el film se rodó en localizaciones del monasterio de Veruela, Toledo, Madrid y en el castillo de Loarre. Aunque seguramente hay una admiración sincera en el cineasta por el personaje que encarna Juan Diego, lo cierto es que se notan sus limitaciones, una visión demasiado humana -se declara no creyente-, que entiende la experiencia de unión con Dios únicamente en clave de amor humano. Ciertamente Juan de la Cruz tiene en mente el Cantar de los Cantares, que usa la figura del amor humano para hablar del divino, pero Saura no acaba de ver precisamente que estamos ante lo inefable, que el santo aspira a un Amor que no se puede expresar con palabras... ni con imágenes. Juan de la Cruz lo hace de modo admirable y desde la humildad en sus escritos, pero el director no lo logra en su película.

5/10
Jarrapellejos

1988 | Jarrapellejos

En 1912, Don Pedro Luis Jarrapellejos es el hombre más poderoso de La Joya, en Extremadura. No hay nada que ocurra sin que él lo sepa o de permiso. Hace y deshace a su antojo todo lo que quiere, porque puede. Pero no todo. La joven y guapa Isabel (Aitana Sánchez-Gijón) no le quiere y él no es capaz de conseguirla. El día que ella y su madre aparecen violadas y asesinadas, cambiarán las cosas. Jarrapellejos conoce a los autores del crimen: su sobrino y el Conde de la Cruz, y mediante sus influencias hará que se corra un tupido velo. Antonio Ferrandis (el eterno Chanquete) realiza aquí el papel de un cacique, tirano y deshonesto en este drama con un amplio panel de reconocidos actores españoles. Aparece una joven Aitana Sánchez-Gijón en uno de sus primeros papeles.

6/10
Pasodoble

1988 | Pasodoble

El director y guionista José Luis García Sánchez contó con la colaboración del gran Rafael Azcona para pergeñar una historia cómica a la española, muy cañí. Aunque la dirección no sea de lo mejor, el resultado sube enteros gracias al espectacular elenco de prestigiosos actores españoles. Narra cómo una familia de gitanos que ha sido expulsada de su casa, decide ocupar un museo en Córdoba, antigua casa de un príncipe ya fallecido. Ni la policía ni los encargados del museo lograrán desalojarlos.

5/10
El viaje a ninguna parte

1986 | El viaje a ninguna parte

Los Iniesta-Galván son una numerosa familia formada por padres, hermanos, primos, tíos... que son además una compañía de teatro que viaja por los pueblos ofreciendo a las gentes lo mejor de sus actuaciones. A través de los años, los miembros de la familia deben aprender a aceptar los cambios que va sufriendo la sociedad, sobre todo con la llegada del cine, debido al cual estas compañías pasaron a un segundo plano. De una manera amena y divertida, Fernando Fernán Gómez dirige, escribe e interpreta esta película llena de rostros conocidos del cine español, como Juan Diego, María Luisa Ponte o Agustín González. La película recibió varios galardones y fue considerada la mejor de su año en España.

5/10
Dragón Rapide

1986 | Dragón Rapide

Reconstrucción del famoso vuelo de Franco en el Dragón Rapide. El avión trasladó al entonces general desde las Islas Canarias, donde estaba destinado, a Marruecos, en julio de 1936, al inicio de la Guerra Civil. El film indaga en las reacciones de los militares, descontentos ante graves sucesos del momento, en los días previos a la contienda. El prolífico Jaime Camino realiza un evidente esfuerzo por ceñirse a los hechos históricos. Lo mejor, la sorprendente transformación del actor Juan Diego, que encarna a Franco.

5/10
El hermano bastardo de Dios

1986 | El hermano bastardo de Dios

Pepe Luis recuerda su infancia en Cuenca, durante la Guerra Civil y posteriormente en la época franquista. Los días del chaval, que vive con su tío y sus abuelos, transcurren como los de cualquier niño normal de la época, jugando y peleándose con otros chicos, deseando el primer amor de una chica, echándole una mano al cura, etc. Mirada tierna a la Guerra Civil desde el punto de vista infantil a cargo de Benito Rabal, que aquí dirige a su padre Francisco Rabal. La ambientación está cuidada, y hay un logrado aire poético en el retrato  de la vida cotidiana.

4/10
Los paraísos perdidos

1985 | Los paraísos perdidos

Una joven regresa a la casa de su madre, a punto de morir, en un pueblo de Castilla. Allí se reencuentra con amigos y conocidos de su infancia. Basilio Martín Patino recorre los cambios acontecidos en España entre las décadas de los 60 y 80, con sólidos intérpretes.

5/10
La corte de Faraón

1985 | La corte de Faraón

Película basada en la zarzuela homónima de 1910 que cuenta en un tono desenfadado y picantón la historia de un esclavo egipcio que se ve acosado por altas damas de la corte. La película tiene como protagonistas a un grupo de actores que interpretan esta zarzuela. La cantante Ana Belén da rienda suelta a sus dos caras más conocidas –la de actriz y la de cantante– en este título que sirve de paso para criticar la censura franquista.

4/10
Los santos inocentes

1984 | Los santos inocentes

En un pueblecito extremeño, durante los años 60. Paco el Bajo, un campesino, intenta salir adelante con su familia, formada por su esposa, Régula, y sus tres hijos Quirce, Nieves y la Niña Chica, retrasada profunda. Además, deben hacerse cargo del hermano de Régula, Azarías, un disminuido psíquico, expulsado del cortijo donde había prestado servicio durante décadas por sus costumbres poco higiénicas. Azarías se encariña con un ave al que llama "milana bonita". La mejor adaptación de una de Miguel Delibes, realmente memorable, un valioso cuadro de las diferencias sociales, donde ciertas clases pudientes miran al resto del mundo por encima del hombro, sin ver personas, solo peones que están a su servicio para hacer lo que les venga en gana. Cuenta con magníficas interpretaciones de todo el elenco, aunque es obligado destacar los trabajos de Francisco Rabal y Alfredo Landa, premiados con todo merecimiento en Cannes. Se le debe reconocer a Camus una extraordinaria capacidad para sacar poesía de las situaciones cotidianas que retrata. El único pero que se le puede poner a Mario Camus es que resultan más creíbles los personajes humildes, los de clase alta son algo estereotipados.

8/10
Dolores

1981 | Dolores

Prescindible documental sobre Dolores Ibárruri, la Pasionaria. Comienza en la época de su infancia, en el siglo XIX, y se detiene en los años de militancia comunista durante la Dictadura de Primo de Rivera.

3/10
Cuentos eróticos

1980 | Cuentos eróticos

Nueve cortos distintos de otros tantos directores en torno al sexo, realizados en plena Transición, durante la época del Destape. Con excepción de algún hallazgo cómico ocasional, prima la falta de calidad.

3/10
El buscón

1979 | El buscón

Segovia, a principios del siglo XVII. Pablos, hijo de un bárbero y una hechicera, entra a servir como criado tras la ejecución de sus padres. Loable intento de llevar al cine la genial novela de Francisco de Quevedo, a la que no consigue llegar a la altura.

5/10
Los comuneros

1977 | Los comuneros

La criatura

1977 | La criatura

Cristina vive con la esperanza de ser madre. Después de varios años intentándolo por fin ella y su marido lo consiguen, pero un accidente con un perro le provoca un aborto. Curiosamente, al poco tiempo ella se hace "amiga" de otro can similar al que la atacó, hasta tal punto que abandona su casa para irse a vivir con el animal. La criatura es una película retorcida del siempre peculiar Eloy de la Iglesia. Su cine no deja indiferente, como ocurre con este título. Ana Belén muestra su cara más dramática y atormentada, mientras que su marido Víctor Manuel se encarga de la banda sonora.

4/10
Colorín colorado

1976 | Colorín colorado

Un elenco de primer orden, claramente lo mejor de la película, no es suficiente para levantar esta comedia costumbrista de la España posfranquista, dirigida con poca gracia por José Luis García Sánchez. La historia se centra en una pareja de ideas liberales y comunistas que desea vivir su amor libremente. Sin embargo, con el paso del tiempo se verán abocados a pasar por el aro en multitud de cuestiones hasta pasar a formar parte de la burguesía común. Destaca el gran José Sazatornil.

4/10
Emilia... parada y fonda

1976 | Emilia... parada y fonda

Adaptación de una novela de Carmen Martín Gaite, sobre una joven que se queda sola con su tía, después de que su hermana se marche de casa, entregándose a diversos amoríos, en cierto modo para contradecir el puritanismo de su parienta.

3/10
La casa grande

1975 | La casa grande

El alcalde del pueblo aloja en su casa a su sobrina y al padre de la chica. La hermosa joven está en el punto de mira de un campesino, pero no está claro si este incipiente amor será posible. Un interesante estudio sociológico de la vida rura.

4/10
Largo retorno

1975 | Largo retorno

Cuando su esposa, Anna, está a punto de morir, David Ortega decide congelar su cadáver, en espera de que la ciencia pueda resucitarla. Cuarenta después, el envejecido esposo tiene la posibilidad de devolverla a la vida, pero tiene miedo de la reacción de la muchacha al despertar y encontrarle cambiado, así como a la sociedad que conocía. Insólita cinta española de ciencia ficción con algunas ideas interesantes en su planteamiento. Por desgracia, el desarrollo no acaba de estar a la altura. Pero está bien rodada, con buen gusto, y cuenta con competentes interpretaciones.

4/10
País, S.A.

1975 | País, S.A.

Un perito agrónomo, aprendiz de gángster, organiza el secuestro de un rico industrial. Surrealista comedia que supuso el debut como director de Antonio Fraguas 'Forges', popular humorista gráfico. Aunque tiene algún golpe de humor logrado, el conjunto resulta agotador.

4/10
Yo creo que...

1975 | Yo creo que...

Curioso docudrama sobre el mundo del cine. Mantiene cierta frescura.

4/10
¿... Y el prójimo?

1974 | ¿... Y el prójimo?

El actor español Ángel del Pozo (Pampa salvaje) debuta en la dirección con esta película dramática que toca el tema de los transplantes de órganos, y cuya historia está igualmente escrita por él. Cuenta el film con un reparto muy apañado de actores españoles, con especial mención para Fernando Rey, Geraldine Chaplin y el protagonista Antonio Ferrandis, quien con su papel logró el premio al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

4/10
El demonio de los celos

1970 | Dramma della gelosia (tutti i particolari in cronaca)

Oreste abandona a su familia por Adelaida, una chica joven a la que acaba de conocer y de la que se enamora perdidamente. Los problemas empiezan para Oreste cuando su enamorada se siente atraída por un joven que acaban de conocer llamado Nello. Oreste no puede soportar formar parte de un triángulo amoroso y los celos comienzan a pasarle factura. Marcello Mastroianni ganó el premio al mejor actor en el festival de Cannes por interpretar a Oreste. Casi dos décadas después, volvió a llevarse este galardón por su trabajo en Ojos negros.

4/10
Algo amargo en la boca

1968 | Algo amargo en la boca

Uno de los más tempranos trabajos de Eloy de la Iglesia, que se muestra inquietante y malsano describiendo las vicisitudes de tres mujeres muy distintas y algo desequilibradas, que viven en la misma casa con su criado, y cuyas vidas se ven alteradas por la llegada de un vivales por Navidad.

5/10
Los flamencos

1966 | Los flamencos

Diego se retira del baile por culpa de una enfermedad. Acaba asesinando a un hombre que le robó el amor de una bailarina. Aburrido musical al servicio de las actuaciones musicales. Intenta obtener cierto dramatismo, pero no lo consigue.

3/10

Últimos tráilers y vídeos