IMG-LOGO

Biografía

Austin Abrams

Austin Abrams

Austin Abrams

Filmografía
Efectos colaterales del amor

2020 | Chemical Hearts

Henry Page es un adolescente de esos que no entienden lo que se suele decir de esa etapa vital, que si el desconcierto, las hormonas disparadas, una infelicidad sin aparente motivo... A él no le ha pasado nada de eso... hasta ahora. Porque en su último año de instituto se incorpora a su clase una chica muy especial, Grace Town, que lleva una muleta, y a la que le encantan los poemas de Pablo Neruda. Un profe, detectando el talento literario de los dos chicos, les pide que se encarguen del periódico del instituto. A él le encanta la idea, pero la otra muestra cierto desapego. El caso es que arrastra el trauma de la muerte de su novio en un accidente de automóvil, que a ella le dejó coja, de ahí que guarde las distancias con los que le rodean. Pero tal vez la atracción entre los dos ayude a Grace cara a que cicatricen las heridas del alma... O no. Adaptación engolada de una novela de Krystal Sutherland, sigue a dos adolescentes poco convencionales, la media de los chicos de su edad no muestran precisamente sus mismos gustos “culturetas”, reconozcámoslo. Esto ya es un lastre para que el espectador al que va dirigido el film conecte. Pero es que el director y adaptador de la novela, Richard Tanne, demuestra muy escaso sentido del ritmo y aporta pocas ideas capaces de sacar de la modorra al público potencial, todo suena a pretencioso y pelín pedante, incluida la subtrama lésbica metida con calzador. En realidad se muestra tan anodino como en Michelle & Obama, la película también romántica en que describía el amor entre el luego presidente Barack Obama y su mujer Michelle. Las averiguaciones sobre Grace en internet, las reuniones del equipo de redacción para pensar temas para el periódico, las consideraciones sobre la muerte o la primera experiencia sexual de Henry no revisten excesivo interés; ello por no hablar de las explicaciones biológicas, lo que ocurre en un cerebro con penas de amor. Y la pareja protagonista, Lili Reinhart y Austin Abrams,, no tiene la chispa que permita salvar estas obvias dificultades.

4/10
Historias de miedo para contar en la oscuridad

2019 | Scary Stories to Tell in the Dark

Una pequeña localidad de Estados Unidos, en 1968, cuando el ex vicepresidente republicano Richard Nixon está a punto de enfrentarse en las elecciones al demócrata Hubert Humphrey. En Halloween, la joven aspirante a escritora Stella Nicholls, y sus amigos, llevan a Ramón, emigrante mexicano que les ha salvado de unos matones, a una auténtica mansión encantada, donde se supone que una tal Sarah envenenó a varios niños. Allí, Stella encontrará un libro, donde se escriben solos relatos con final trágico que se convierten en realidad. Creador en 2016 de la serie animada Trollhunters, inspirándose en experiencias personales de su infancia y otras fuentes, Guillermo del Toro quizás se sentía en deuda con el realizador noruego André Øvredal, responsable del falso documental Trollhunter, con el que no guarda relación, salvo por la presencia de las mismas criaturas fantásticas. Es posible que por esta razón haya decidido apadrinar su segundo trabajo estadounidense (tras la interesante La autopsia de Jane Doe), en este film en el que el mexicano ejerce como productor y creador de la historia original. Parte de una serie de libros, compuestos por historias independientes de terror, de Alvin Schwartz, que publicó el primero en 1981. En realidad el punto de partida del guión sirve como excusa para ir enlazando pequeños relatos de miedo procedentes de estos volúmenes, aunque también se introducen elementos de It (aquí también los protagonistas forman una pandilla juvenil, y se despierta la nostalgia con una ambientación del pasado, en este caso sesentera) y de las películas de los 80 de Amblin presentadas por Steven Spielberg. De La noche de los muertos vivientes, que los protagonistas contemplan en un autocine en el arranque, se hereda el afán de salpicar un relato fantaterrorífico de ciertas lecturas políticas, pues de aquí se deducen sobre todo una crítica a la Guerra de Vietnam –los jóvenes de la época eran reclutados en masa para acudir al frente– y también se habla de la discriminación hacia los emigrantes mexicanos, habiéndose filmado en la era Trump. Mantiene el interés del espectador, con una buena ambientación, y algún que otro susto bien construido, como el de la criatura bajo la cama. El reparto juvenil, encabezado por Zoe Margaret Colletti (desconocida con cierta experiencia en filmes como Annie) logra dar la suficiente entidad a sus personajes como para que preocupen al espectador. Encarna a su progenitor el carismático Dean Norris, cuñado de Walter White en Breaking Bad, que tiene una presencia muy secundaria.

6/10
Euphoria

2019 | Euphoria | Serie TV

Una de esas series supuestamente juveniles, al menos por la edad de los personajes, atravesada por un deprimente nihilismo. Sigue los avatares de Rue Bennett, una adolescente que, se supone, trata de superar su adicción a las drogas –eso creen al menos sus padres–, aunque el consumo de tales sustancias es para ello algo básico para seguir soportando su existencia. ¿Cómo ha caído en eso? Rue nació cuatro días después de los ataques terroristas del 11-S. ¿Pasó algo en el útero? ¿Tal vez sus padres vieron demasiadas veces las imágenes de las Torres Gemelas derrumbándose, y transmitieron su tristeza a la pequeña? El caso es que desde pequeña le diagnosticaron todo tipo de trastornos, y la atiborraron de pastillas, y ha acabado con la adicción antes descrita. Por su fuera poco, el ambiente en el que se mueve es de familias disfuncionales, con chavales tremendamente superficiales y hedonistas, enganchados al hedonismo en todas sus formas, también en el consumo de imágenes pornográficas, las nuevas tecnologías, texting y sexting, cumplen su perverso papel. Los adultos se mueven entre la preocupación sincera pero ineficaz, o en el abuso de los menores, siguiendo sus propios vicios. Sam Levinson, creador de la serie, es conocido sobre todo por ser hijo de su padre, el gran director Barry Levinson. El chico ha aprendido el oficio, pero lo que cuenta interesará sobre todo a un público nicho amante de tramas retorcidas, poco se puede rascar en esta serie repleta de escenas de sexo y de un lenguaje subido de tono, que pueda ser estimulante o aleccionador para quien pase por una situación semejante a la de la joven Rue. A veces el tono hace pensar en Girls. Invita a pensar en muchos momentos que apenas tenemos algo que se pueda llamar libertad o libre albedrío, hay mucho de predeterminación en las vidas de las personas, y poco se puede hacer para cambiar, al final hay que, simplemente, vivir, o sobrevivir, y buscar una euforia artificial como buenamente se pueda. El reparto cuenta con mucho actor desconocido, la más popular es la protagonista, Zendaya, que desde niña ha sido modelo, cantante y bailarina, y ha pasado por producciones de Disney Chanel, antes de convertirse en la novia del Spider-Man adolescente Tom Holland. Aquí aborda su papel más “arriesgado” hasta la fecha, en una producción que claramente no es recomendable para el público joven.

4/10
Qué fue de Brad

2018 | Brad's Status

Brad Sloan peina canas. Con 47 años y un único hijo a punto de matricularse en la universidad, siente que no ha hecho en la vida todo lo que hubiera querido, vendría a ser un fracasado. Mira en su entorno, piensa en los que fueron sus amigos de la facultad, y la conclusión es clara: ellos han triunfado. Quien no trabaja en la Casa Blanca es director de cine o viaja en el jet privado de su propia empresa, e incluso hay quien se ha prejubilado y holgazanea todo el día en una idílica playa acompañada por dos mujeres despampanantes. Él en cambio vive en Sacramento, encauzó sus ideales montando una ONG tecnológica que hace de intermediaria entre buenas causas y donantes, y se casó con una mujer afable que nunca se quejó de nada. ¿Le ha faltado ambición? El viaje que emprende con su hijo Troy para buscarle universidad en la zona de Nueva York podría tal vez devolverle la confianza, planificar para él el futuro que no ha sabido trabajar para su propia vida. Una muy notable película de Mike White, director y guionista, que hasta se reserva un pequeño papel actoral. Aparte de otro film tras la cámara, El año del perro, había firmado antes dos libretos de interés, los de The Good Girl y Escuela de rock. Aquí se diría que ha alcanzado una deseable madurez, a la que seguramente no sea ajena el hecho de haber rodado el film justo a la misma edad que el protagonista, muy bien interpretado por Ben Stiller, en quizá el mejor trabajo de su carrera como actor, el papel le va como anillo al dedo. Porque la película sabe combinar el toque de comedia con un necesario tono agridulce para hablar de la crisis de la mediana edad, ese momento que invita al balance existencial, qué he hecho con mi vida, y de la frecuente tendencia a la autocompasión de tantas personas a las que no les va tan mal, pero que tienden a mirarse demasiado el ombligo. El film acude sabiamente a la voz en off, sin abusar de ella, y también a pasajes en que Brad fantasea acerca de cómo podrían haber sido las cosas, o cómo pueden ser aún, sorprende el equilibrio logrado, porque todo podía ser excesivo o reiterativo y no lo es en absoluto. Y funciona muy bien el confrontamiento generacional, del padre con el hijo –también Austin Abrams hace un buen trabajo de chico millenial con sus cascos y cierta indolencia, pero con ilusiones que no deberían echarse a perder–, o del padre con Ananya, una amiga de Troy, en su conversación nocturna en una cafetería. Además, la mirada a los amigos de Brad, en que se desplaza la mirada distorsionada inicial a otra más ajustada, también es muy medida, y se beneficia del trabajo de unos actores bien entregados a la causa, Michael Sheen, Luke Wilson, Jemaine Clement y el propio White. Y resulta encantadora, Jenna Fischer, la esposa, la conversación matrimonial en el arranque no tiene precio.

7/10
Puzzle

2018 | Puzzle

Agnes (Kelly Macdonald), una madre de los suburbios, descubre su pasión por los rompecabezas, algo que le llevará a introducirse en un mundo desconocido para ella.

Tragedy Girls

2017 | Tragedy Girls

Sade Cunningham y McKayla Hooper, dos estudiantes de instituto maquiavélicas, están decididas a lograr seguidores en redes sociales a cualquier precio. Llegarán a cometer asesinatos para después aparecer en vídeos online como investigadoras de lo ocurrido, o criticando a la policía por no ser capaz de resolverlos. Cuando en su ciudad aparece un peligroso asesino en serie, lo atrapan y retienen. Segundo largometraje como realizador de Tyler MacIntyre, tras el poco conocido Patchwork. Se agradece que haya concebido el film como advertencia del lado oscuro de las redes sociales, que alimentan el narcisismo de la juventud. Logra algún momento hilarante, gracias a que no se toma muy en serio. Por desgracia, no consigue una buena interpretación ni siquiera de Josh Hutcherson, que ha mostrado talento en cintas como Los juegos del hambre, mientras que las dos protagonistas, Brianna Hildebrand y Alexandra Shipp, resultan a todas luces exageradísimas. Sobran los excesos de humor negro, y que, por si alguien no ha captado el mensaje, dentro de la trama una profesora imparte una clase sobre la parte mala de Twitter.

4/10
Grass Stains

2017 | Grass Stains

Ciudades de papel

2015 | Paper Towns

Desde que se mudó a la casa de enfrente cuando era sólo una niña, Quentin se quedó prendado de la enigmática Margo Roth Spiegelman. Pronto se hicieron amigos, pero con los años dejaron de hablarse. Ella se convirtió en una chica carismática, de gran éxito en el instituto, rebelde y con ansias de libertad; él siguió siendo un tipo formal, buen estudiante, con sueños de estudiar Medicina... Pero la ilusión del amor renacerá en Quentin cuando, en su último año de instituto, Margo se planta una noche en su habitación y le propone largarse por ahí unas horas. Lo pasarán en grande haciendo gansadas, ríen, conectan. La sorpresa será que a la mañana siguiente Margo desaparece... Satisfactoria adaptación de una novela de John Green a cargo de Jake Schreier (Un amigo para Frank). Como ya ocurriera en su anterior obra llevada al cine –Bajo la misma estrella–, Green ofrece un retrato de la juventud con cierta sensibilidad y nostalgia, compatible con la ligereza y la frivolidad propias de la modernidad, y con una clara sublimación del primer amor serio, el típico de los últimos años de instituto, el último eslabón de la juventud antes de comenzar la vida adulta. La historia de Ciudades de papel es de una gran simpleza, pero el director narra con sabiduría, la trama se despliega con fluidez y se sigue con gusto, aunque no deja de tener acentos tópicos. Probablemente que la cosa funcione admirablemente se debe al trabajo del protagonista, Nat Wolff, quien demuestra un madurísimo talento al componer a su personaje, tipo bueno, de corazón grande, que lleva todo el peso de la película. Su admirada musa, personaje más tópico, lo encarna correctamente Cara Delevingne, mientras que los amigos de Quentin –el cerebral y prudente Radar; el alocado y salido Ben– ayudan a componer un grupo de amigos convincente, simpático, que ofrece algunos momentos divertidos sin necesidad de acudir a las gracietas burdas de tantas películas juveniles. La película, ligerita en términos generales, ofrece también una reflexión interesante acerca de la vida, de la evolución hacia la madurez. No basta con dejar pasar los años, con tomar decisiones a la ligera, deslumbrados por el oropel que nos rodea (una carrera, un amor). Para construir la propia vida es imprescindible encontrarse primero a uno mismo, pues de lo contrario se corre el riesgo de convertirse en una persona de papel, como esas ciudades imaginarias del título que sólo existen en los mapas.

6/10
The Walking Dead (6ª temporada)

2015 | The Walking Dead | Serie TV

Rick y su grupo ya forman parte de los tranquilos habitantes de la utópica Alexandria. Una comunidad donde poder vivir tranquilo parece posible. Pero la aparente seguridad de esta comunidad tiene grietas que se vuelven más profundas con el paso de los días. Las amenazas del exterior son constantes y los antiguos residentes deberán ponerse al día con las duras enseñanzas de nuestros supervivientes, aunque muchos de ellos han dejado de lado la violencia y el instinto natural que los ha mantenido vivos. Este paulatino cambio de papeles generará con ictos que llevará al nuevo grupo a luchar por su hogar, codo con codo, lo defenderán a toda costa, contra cualquier amenaza. Incluso si la amenaza viene de dentro.

Ticking Clock (Al límite)

2010 | Ticking Clock

Lewis es un periodista que encuentra el diario de un asesino, en donde especifica cuales son los pasos a dar para matar a su próxima víctima. Investigando por su cuenta, las pistas le conducen a un chaval huérfano de 9 años que vive en una casa de acogida. Thirller convencional y violento protagonizado por Cuba Gooding Jr. (Oscar por su trabajo en Jerry Maguire) y por Neal McDonough, a quien vimos en la fabulosa serie Hermanos de sangre.

4/10

Últimos tráilers y vídeos